Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Bolsa desde cero
¿Qué es la bolsa? ¿Cómo invertir en la bolsa? ¿Cómo comprar y vender acciones?

Consejos para invertir en bolsa

Después de tres ejercicios consecutivos de pérdidas, las principales bolsas internacionales presentaron balances positivos el año pasado. Este importante cambio de tendencia ha provocado que la renta variable vuelva a suscitar el interés de muchos ahorradores y ha animado a los pequeños inversores a la compra de fondos y acciones. Pero se abre un ciclo nuevo, atípico, que no tiene nada que ver con los anteriores, en el que será difícil que funcionen viejas y universales teorías. Los mercados son cada vez más sofisticados y por ello, más que nunca, se hace aconsejable el asesoramiento profesionalizado.

Patente recuperación económica
Tras más de tres años de pérdidas y un periodo de inestabilidad política derivada de la guerra de Irak, en el que los mercados “hicieron suelo” (alcanzaron mínimos) a mediados del mes de marzo de 2003, se inició un fuerte ascenso en los resultados bursátiles. La buena marcha de los mercados durante los tres últimos trimestres del año pasado, impulsada, entre otros factores, por las expectativas de mejora de la economía de Estados Unidos, ha despertado el interés de los pequeños inversores por la renta variable.

Los datos macro y microeconómicos confirmaron la esperada recuperación traducida en el aumento de las ganancias anuales producidas en la última parte del ejercicio. En el tercer trimestre de 2003, los resultados, tanto de las empresas norteamericanas como de las europeas, superaron las expectativas más optimistas.
Según el departamento de análisis de la firma de Bolsa Norbolsa, en esta recuperación fue “determinante” la actuación de los bancos centrales de Estados Unidos y Europa - Fed (Reserva Federal) y el BCE (Banco Central Europeo), respectivamente- al bajar los tipos de interés “para minimizar los riesgos de debilitamiento económico y deflación”.

Podría decirse que el atractivo de la renta variable ha subido enteros en las últimas semanas, puesto que continuamos en un contexto en el que se confía en la consolidación de la reactivación estadounidense y frente a la perspectiva de unos tipos de interés bajos. Para Diego Bareño, analista de Morgan Stanley, “la demanda de los consumidores y la inversión de las empresas están impulsando los beneficios empresariales y por tanto, la Bolsa sigue subiendo para alcanzar valoraciones acordes a la situación macroeconómica”.

Momento de invertir
Las teorías sobre la coyuntura económica no siempre funcionan en los mercados. “Nos encontramos ante una situación atípica histórica”, sentencia Alejandro Catá, fundador de la Escuela de Bolsa MGD. “Tradicionalmente un dólar alcista hacía subir las bolsas; ahora nos hallamos ante un dólar bajista y el Nasdaq (índice de valores de crecimiento y nuevas tecnologías de Estados Unidos) lidera subidas con un 40%”.

Catá asegura que el actual es un ciclo nuevo que se opone a las teorías más convencionales que relacionan las altas rentabilidades en Bolsa con tipos de interés bajos. “Los importantes decrementos de marzo de 2003 lo corroboran”. También lo hará, según él, el hecho de que aunque suban los tipos en Estados Unidos a finales de 2004 un 100%, el dinero “se centrará en la renta variable”.

Tal y como explican desde Morgan Stanley, habitualmente una de las razones de la altísima demanda en el mercado inmobiliario ha sido “la fuga de inversores de las bolsas en busca de un refugio seguro”. Aseguran que en 2003 las bolsas subieron más que la vivienda, es decir, que sus rentabilidades fueron mayores.
Esteve Serra i Picola, director de la firma catalana Servicios Financieros Inmobiliarios, considera que, efectivamente, el inversor dirige su dinero según el ciclo económico y que el proceso se está invirtiendo lentamente. “Hasta hace poco el PER (la relación entre la cotización de las acciones y la rentabilidad del capital) era muy alto y ahora el sector inmobiliario es demasiado caro”.

Todos los asesores financieros consultados consideran que es buen momento para invertir en renta variable, siempre con cautela. Bareño afirma que la Bolsa ya ha subido, y mucho. “En 2003 el IBEX subió más de un 28%, el Euro Stoxx 50 un 15,68% y el Dow Jones un 26,35%. Además, la buena situación económica debería hacer que siguiera recuperándose a lo largo de 2004. Pero habrá que estar atentos a las subidas de tipos de interés, previstas para finales de año, que podrían hacer frenar el impulso de los mercados”, asegura.

Cautela
Aunque los analistas aseguran que la actual situación de bonanza económica con bajos tipos de interés y una inflación controlada está estimulando la economía y que es buen momento para invertir en Bolsa, los expertos de Morgan Stanley creen que los mercados han subido mucho en pocos meses y que podríamos asistir a un “recorte de consolidación” en breve.

Alejandro Catá va más lejos; se atreve a aventurar que vamos a tener una tendencia alcista hasta marzo o abril y que luego el mercado va a eliminar los mínimos de diciembre. A partir de esta “parada técnica” de corrección, el mercado iniciará – según Catá- una fase alcista que colocará el Ibex al final de 2004 en la zona de 9.000.

Para Pedro J. Rascón, analista de MegabolsaTrading.com, este esperado proceso correctivo para consolidar la tendencia alcista del último ejercicio sería “hasta saludable”. Por otro lado, Rascón cree que lo más significativo será ver si las empresas serán capaces de utilizar toda la capacidad productiva que el endeudamiento les ha supuesto y si el mercado podrá digerir este consiguiente aumento de la producción, dados los altísimos niveles de endeudamiento ya existentes en los consumidores.

Poner el dinero a trabajar
Cualquier persona, antes de decidirse a invertir, debe reflexionar. La analista de Norbolsa, Esther Achútegui, opina que, como principio, debe invertirse en Bolsa aquel capital que no se necesite para vivir. Si hablamos de plazos, el horizonte es diferente para cada inversor: “a veces depende de la edad que tenga, de las necesidades de liquidez, etc.”. Achútegui comenta que algunos brokers trabajan con plazos de una hora, aunque eso sea “demasiado especulativo”.

Rascón considera que las previsiones de crecimiento para este año rondan un 10-15% para la renta variable europea, en la que invertiría sin dudar, por ejemplo, Serra i Picola desechando los fondos y comprando directamente títulos con un horizonte de 5 a 7 años.”Me movería en el mercado europeo, no en Nueva York ni en Japón”.

El director de la Escuela de Bolsa MGD aconseja invertir directamente en índices “porque para cuando ganan dinero unas acciones el índice lleva haciéndolo meses”. Catá pone un ejemplo: Telefónica comenzó a ganar dinero el 15 de diciembre de 2003 y el Ibex lleva haciéndolo desde marzo. De todas formas, sepa que la inversión mínima es elevadísima, si quiere invertir en el índice directamente, ya que habrá de comprar un grupo representativo de los títulos que lo componen. Sólo un experto puede hacer este tipo de gestión.
Para el inversor de “a pie”, Catá sugiere la compra de Telefónica Móviles “en zonas alrededor de 6,50 euros, con un objetivo de rebasar los 11”. Este especialista, que se considera un autodidacta del análisis del gráfico, siempre trabaja con un año de horizonte. Augura que estas acciones “podrían situarse a fin del ejercicio, y tras una corrección, en los 16 euros”.

Es evidente que hay muchas formas de “poner el dinero a trabajar” en estos mercados tan influidos por factores macroeconómicos, políticos, empresariales, normativos, monetarios y geoestratégicos que dificultan, en gran manera, tanto el seguimiento de su información como su interpretación.

No obstante, veamos algunas premisas prácticas a la hora de jugar en Bolsa:
- Dada la sofisticación de los mercados, más que nunca es aconsejable el asesoramiento profesionalizado. Escoja un servicio que le dé confianza, que tenga conocimientos demostrados y que le transmita información fidedigna.
- Sepa que los buenos consejos han de pagarse pero que nunca está de más saber cuánto le van a costar esos servicios.
- Procure especializarse usted también, en la medida de lo posible, para poder entender cómo se opera con su dinero.
- Márquese unos objetivos y no realice nunca una inversión hasta que se sienta seguro.
- Los profesionales financieros siempre dicen que rentabilidades pasadas no indican ni garantizan rentabilidades futuras. De todas formas, cuestione aquellos servicios de asesoramiento bursátil que no le hayan proporcionado dividendos.
- Como norma general, conviene invertir a un plazo más bien largo y diversificando según el objetivo y perfil de riesgo de cada uno.
- Conviene estar atento a las nuevas formas de inversión-especulación que aparecen en los mercados financieros, como los sistemas automatizados de gestión, una fórmula que está teniendo éxito aunque aún es incipiente en el mercado español.
- Desconfíe de los rumores; llegan tarde y algunos afirman que “nutren a los inexpertos”. Además, un rumor de absorción o fusión siempre puede “morir” en la última reunión.
- Por último, sepa que en la Bolsa se gana o se pierde y que todo inversor tiene "derecho" a perder en sus inversiones y, por supuesto, también a ganar.

Artículo publicado en la revista Consumer

¿Qué Bróker se adapta mejor a tu perfil?

¿Quieres dar tus primeros pasos en bolsa o cambiar a un bróker que se adapte mejor a tus necesidades? Te ayudamos a encontrar el mejor bróker de acciones y derivados que mejor se adapta a ti en menos de 2 minutos. El estudio es gratuito y sin compromiso.


¡Comenzar búsqueda!
Herramienta gestionada por Rankia S.L.

Autor del blog

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar