¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

El seguro. Luces y sombras

Artículos sobre seguros, los productos financieros y el consumidor.

Los famosos Convenios en el seguro de autos.

Estamos muy acostumbrados los mediadores a una cosa que se parió hace años en el sector asegurador, concretamente para el ramo de automóviles, y que recibió el nombre de Convenio de Indemnización Directa Español o CIDE. Los consumidores de seguros alguna que otra vez han oído hablar de que tal o cual compañía o de que su siniestro se pagan por "convenios". Y de ahí a traducir el término en "chanchullo", "apaño", "acuerdo" y toda cuanta traducción peyorativa entrara en la sesera del interfecto ha sido uno. En este post intentaré dejar unas pinceladas básicas para que el lector no profesional entienda de una vez por todas de qué va esto de los convenios. Sus pros y contras y, por encima de todo, unos cuantos trucos que le harán "mejor conductor" y, en consecuencia... mejorará sus expectativas de ser declarado acreedor (el que gana) en un parte CIDE y no deudor (el que pierde). Para empezar, el convenio CIDE surge como una necesidad de agilizar y normalizar las reclamaciones amistosas (no judiciales, no confundir con "entre amigos") que en el entorno pre convenios llegaban a eternizarse. Con el convenio CIDE se consigue, en líneas generales:
  • reducir los tiempos de tramitación. Las aseguradoras se obligan a los siguientes plazos MÁXIMOS: 3 días hábiles por inexistencia de seguro, 7 días naturales por cualquier otro motivo, 7 días naturales para intercambios de las copias de los partes desde su petición). Si no se contesta en plazo, el que no cumple los plazos paga (de ahí la conveniencia de tener una aseguradora con buena tramitación... y que salga caro contratar un seguro sin estructura de servicio).   Leer más

Si, señoras y señores: nos toman por idiotas.


Vamos a suponer que no estoy forrado y no me da igual tirar mi dinero o, cambiando de supuesto, vamos a suponer que soy un tipo duro y no dejo que me tomen por imbecil a la primera de cambio.

Vamos a suponer que acabo de venir del banco, de pedir un préstamo de 200.000 € a 25 años y me han dicho que me hacen un descuento del 0,8% si contrato el seguro del hogar con la aseguradora que a ellos les convenga. Tal vez les parecerá caprichoso eso del 0,8% pero se trata de un caso real, del caso de un cliente, así que he tomado el simulador de préstamos y ¿saben qué les digo? Pues que o ellos son idiotas o nos toman por tal cosa. Se lo voy a demostrar.

Vamos a suponer, en los ejemplos, que el diferencial sobre el tipo es constante tanto en el caso bonificado como en el que no lo es. Supondremos que el tipo de interés básico, de partida, se mantiene estable a lo largo de toda la duración del préstamo puesto que resulta irrelevante que varíe... al fin y al cabo la diferencia está, como el propio nombre indica, en el diferencial entre los dos tipos y no en el índice de partida (el euribor) sobre el que se aplica este.   Leer más

El Seguro de Hogar : ¿son todos iguales?

Con frecuencia los medios publicitarios nos asaltan con ofertas tentadoras que, por aquello de que la mano es más rápida que el ojo y que es la base del arte de cualquier prestidigitador o trilero, hacen que nos deslumbre el precio y nos creamos aquello de que “eres tonto si por lo mismo pagas más”. Resalto lo de “lo mismo” porque de eso, precisamente, va este artículo. ¿Seguro que estamos ante “lo mismo”?

 

También tenemos el otro escenario que nos ha aportado la moderna situación de crisis consistente en que el banco, hasta hace poco nuestro aliado a la hora de incrementar nuestra calidad de vida o las expectativas de negocio, se va transformando a pasos agigantados en una máquina destructora de esfínteres y, a la fuerza, por pura imposición so pena de múltiples desgracias o sobrecostes financieros nos obliga a contratar una retahíla de seguros que según ellos “total tenías que contratarlo, te lo hacemos nosotros y qué más da si todos son iguales”. Tal vez ellos, en su ignorancia, se lo crean pero ¿es cierto que estamos ante “lo mismo”?   Leer más

Hace 25 años que era medianoche en Bhopal





Dominique Lapierre y Javier Moro relataron en un libro titulado "Era Medianoche en Bhopal" la mayor tragedia conocida de la industria química. De hecho, se la conoce también como la Hiroshima de la industria química.

Esta planta había sufrido numerosos accidentes en los que había muerto un trabajador y 25 más habían resultado incapacitados a consecuencia de escapes derivados de instalaciones sin mantenimiento. En 1993 la empresa elaboró un plan de control de accidentes que representaba, de hecho, un mayor recorte de gastos en mantenimiento.

En la noche del 2 al 3 de Diciembre de 1984 la fábrica de pesticidas que la multinacional Union Carbide poseía en Bhopal, situada en el centro de la India, sufrió un escape de unas 42 toneladas de gases tóxicos, principalmente isocianato de metilo. Desde la fábrica se apagó la sirena de alarma para evitar causar el pánico entre la población. La catástrofe subsecuente fue de proporciones aterradoras, descargando una enorme nube tóxica sobre Bhopal que en esos días estaba abarrotada de personas debido a una peregrinación religiosa. Se calcula que ocasionó la muerte directa de más de 20.000 personas en pocas semanas.   Leer más

Corredores ¿Con igualdad de trato ante la Ley?

Desde la entrada en vigor de la Ley 9/1992 de Mediación en Seguros privados veníamos conociendo situaciones en las que un agente abría códigos de producción con varias aseguradoras y comunicaba a sus clientes que era corredor. Lo que realmente era entra más en las categorías de pillastre, timador y asno. Pillastre porque la Ley se lo impedía, exigiéndole exclusividad. Timador porque tomaba el pelo a su cliente aparentando una cualidad profesional que no tenía. Asno porque tan solo precisaba estudiar y aprobar el Curso Superior de Seguros, hacer un proyecto de negocio, contar con medios humanos y técnicos capaces de garantizar la calidad de servicio y un seguro de responsabilidad civil profesional (todo ello viable) para obtener la autorización administrativa y cumplir así su anhelo. He dicho ese "solo" para que el lector se vaya haciendo una idea de lo bien puestos que hay que tenerlos para meterse a corredor y de la barbaridad que se comete cuando uno se hace pasar por lo que no es. Por carencias.
También había quien sacaba códigos a nombre de su mujer, sus hijos, sus primos y ... el perro. Con tal de simular la figura del corredor todo valía. En otros casos, simplemente, unos cuantos chorizos se juntaron en un despacho con un código en una compañía cada uno y compartiendo plato como buenos hermanos seguían simulando y captando incautos clientes.
Y llegó la Ley 26/2006.
La mediación profesional esperaba de ella que se pusiera cerco a los piratas. Si bien la Ley indicaba con claridad que todo aquel que hubiera actuado sin respeto a la Ley anterior sería inhabilitado a causa de su falta de moralidad mercantil he de confesar que no he visto los efectos.
Pocos, además, han hecho uso de la nueva figura del agente vinculado que no es sino el agente multicompañía de antes pero consentido legalmente. Eso sí, al corredor regulado la nueva Ley lo ha cargado de obligaciones formales y documentales que pueden llegar a colapsar al más pintado. Se ha cometido el típico estropicio a la española: al que estaba regulado se lo vigila más de cerca y, con ello, los chorizos se lo están pasando en grande porque ni se fijan en ellos.
También la mediación esperaba que se pondría cerco a las prácticas de la banca: eso de comerciar en una misma sucursal bancaria con aseguradora propia, una agencia y una correduría tenía que acabar por tratarse de figuras incompatibles por Ley. Pero si bien la nueva Ley mantiene la incompatibilidad, de facto se mantienen las mismas prácticas aunque con más brío. E in crescendo...
También la mediación esperaba que se regulara de una forma clara la figura del auxiliar externo (el subagente o colaborador) puesto que podía suponer una fuente de crecimiento importante para las corredurías más modestas pero dinámicas. Fué un absoluto jarro de agua fría puesto que el auxiliar quedó convertido en poco más que un podenco, un can que señala con la pata dónde se ubica el cliente pero incapacitado legalmente para comercializar, explicar un contrato, atender un siniestro o gestionar un cobro por cuenta del corredor, figura que se responsabiliza administrativa y civilmente de los actos del auxiliar.
Pero la DGSyFP resultó implacable en ese punto: el auxiliar debe quedar como mero podenco. Si el corredor quiere distribuir seguros en condiciones tales que su red pueda asesorar, auxiliar en caso de siniestro, etc, debe hacerlo en el marco del artículo 33.2 de la Ley de Mediación de Seguros y Reaseguros Privados. ¿Y qué dice dicho artículo? Veamos:
" Artículo 33- Obligaciones frente a terceros:
2.- En el caso de que el corredor de seguros ejerza su actividad en determinados productos bajo la dirección de otro corredor que asuma la total responsabilidad de los actos de aquél, deberá informar previamente por escrito de ello a su clientela".
Por tanto un corredor solo puede distribuir (si se asesora o presta servicio al cliente) mediante otros corredores que contarán con su correspondiente registro en el PUI de la DGSyFP. Nunca valiéndose de auxiliares.
Y, entonces, surge otro problema: si otros lo hacen ¿porqué yo no puedo hacerlo? ¿Por qué otros pueden crecer montando FRANQUICIAS DE CORREDURÍA con auxiliares externos y yo no puedo hacerlo?
Dirán ustedes que esto es imposible, que la ley es igual para todos. No estoy de acuerdo.
Supongo que la DGSyFP tiene sus motivos para no entrar a valorar el modelo de distribución de seguros que hace el RACC, a través de su red de franquiciados. Me consta que el RACC tiene una sociedad de correduría denominada RACC Correduría de Seguros,SA, vinculada con Universal Asistencia de Seguros y Reaseguros SA. También me consta que tienen franquiciados que no son corredores y, en consecuencia, no están operando de acuerdo con el art 33.2 citado ¿Cómo lo hacen? ¿Qué espacio legal están utilizando que se me escapa por completo? Me gustaría conocerlo para poder crecer como hacen ellos.
Supongo que la DGSyFP tiene sobrados motivos para permitir que una entidad denominada TELEPOLIZA S.A. ofrezca en su web http://www.telepoliza.com/ la posibilidad de abrir locales franquiciados en correduría de seguros, con personal y todo. En dicha web, en sus FAQ podemos ver que se consulta si "¿DEBO TENER CONOCIMIENTOS?" La respuesta contradice lo que emana del artículo 35 y la Disposición Adicional Undécima de nuestra Ley 26/2006 y del Decreto de Formación de agosto 2006 al señalar que ..."aunque son recomendables no son para nada imprescindibles, ya que desde la central nos encargaremos de enseñarte todo lo necesario tanto al franquiciado como a sus empleados" (sic). También resulta curioso que TELEPOLIZA S.A. no aparece registrada en el PUI de mediadores de la DGS si bien si lo está la sociedad TELEPOLIZA & MULTIPLES SERVICIOS AL ASEGURADO CORREDURÍA DE SEGUROS S.L. que cuenta con el registro J2246. Así las cosas quien forma y monta las franquicias podría ni tan siquiera ser una correduría sino una sociedad filial, participada o paralela.
¡Igual hasta asistimos algún día a la creación de franquicias del colaborador!
Otros como CMP Asesoramiento y Mediación Correduría de Seguros S.L. no tienen reservas a la hora de comentar en su web que disponen de 150 "puntos de venta CMP"; yo conozco varios de esos puntos de venta en los que no se comercializa de acuerdo con el 33.2 de la Ley de Mediación.
Si es cierto lo que ha llegado a mis oídos hay algunas grandes (más bien enormes) corredurías de este país que estarían externalizando servicios. De hecho, prácticamente todos. Así, mientras la correduría mantendría un reducido nucleo en el ámbito de la mediación, montaría una empresa paralela de servicios, fuera del convenio colectivo de mediación (pasando al de despachos profesionales, mucho más barato y blando en protección al empleado), en la que se mantendría un call-center para venta telefónica, asistencia a clientes, formalización de contratos y suplementos, gestión de impagados, siniestros, gestión con compañías,... De hecho, la correduría, como tal, practicamente quedaría reducida a una estructura financiera y técnica mientras que el resto de funciones, que constituye el corpus de la atención profesional al cliente estaría en manos de una subcontrata no mediadora. A este esquema bien podríamos llamarlo ingeniería low-cost comprometiendo la calidad en mediación y no sé cómo casarlo con el imperativo espíritu de nuestra Ley; entre otras cosas porque a una correduría se le exige que forme a todos sus empleados con atención al cliente con el nivel B (200 horas) ANTES de empezar a desarrollar sus funciones; esto es, contrato a alguien y lo tendré 5 semanas de formación a full time antes de que pueda atender a un solo cliente pero si lo contrato en mi "Sociedad B" subcontratada, ¡tachán! ya no hace falta formar a nadie, me ahorro el coste del curso (unos 1.500€) y curra desde el primer minuto. ¿Traducimos eso a costes y productividad? ¿Lo trasladamos a competitividad? ¿Por qué no soy rico y poderoso y así podría serlo más y más?
Para enmarcar el problema, cito textualmente algunos retales de nuestra Ley de Mediación.
Abriremos boca con el art 5, donde aparecen las prohibiciones: "1. No podrán ejercer la actividad de mediador de seguros y de reaseguros privados las personas que no figuren inscritas en el Registro previsto en el artículo 52 de esta Ley".
Seguiremos con el art 8.2, relativo a las funciones de los auxiliares externos (quienes auxilian al corredor pero sin ser corredores): " Los auxiliares externos no tendrán la condición de mediadores de seguros ni podrán asumir funciones reservadas por esta Ley a los referidos mediadores. En ningún caso podrán prestar asistencia en la gestión, ejecución y formalización de los contratos de seguro, ni tampoco en caso de siniestro".
Y ahora, a la luz de lo que ya sabemos respecto del marco legal, planteo preguntas que me gustaría tuvieran contestación.
¿Qué puedo hacer yo para que mi negocio crezca como otros si cada vez que leo la Ley que regula mi actividad estoy más convencido de que si hago lo que otros ello puede significar la destrucción de mi empresa y de todos aquellos a quienes haya embaucado?
Si los modelos que he citado son ilegales ¿Para cuando una respuesta de la Administración?
Si los modelos que he citado son legales ¿Para cuando una aclaración adecuada a la figura del auxiliar externo que nos permita a todos operar en condiciones de igualdad de oportunidades?
Si podemos externalizar el alma de nuestra profesión, la atención y el asesoramiento al cliente ¿qué quedará de nosotros en unos años, como no sea una simple máscara fenicia?

Fondos de Pensiones... ¡Fiiiirmes!

¡Precaución! Modo paranoico: ON

Algún día podría suceder que en el folleto de un plan de pensiones podamos observar una franja en negativo que indique en letra de molde:
"CONTRATAR ESTE PLAN PUEDE AFECTAR GRAVEMENTE A SU PATRIMONIO"

Recientemente una entidad financiera comunicaba resultados. Informaba que gestionaba fondos de pensiones por importe de 1.421 millones de euros. Esta entidad declaraba que la gestión de los distintos tipos de fondos le habían reportado ingresos directos por valor de 73,6 millones de euros. Si se refería a los fondos de pensiones, exclusivamente, ello significaría un ratio del 5,18% sobre el patrimonio total del fondo. No está mal. Sinceramente, espero que la cifra de marras contenga un error.

Ahora díganme Ustedes como se logra la magia de alcanzar una rentabilidad del 5% como partícipe. Obviamente para la entidad financiera no es un problema alcanzar rentabilidades positivas de la gestión de fondos su márgen siempre es positivo y ahí es donde me parece que el asunto se tuerce pues la gestora y la depositaria ganarán tanto si el partícipe gana como si pierde. En todo caso, si ese 5,18% se obtiene de los fondos ...¿qué le llega al partícipe, señores?   Leer más

¡Supercliente cabreado al ataque!




La web, como herramienta de comunicación puesta al servicio del consumidor puede ser devastadora para las empresas que no cumplen sus compromisos.


Un hombre llamado Dave Carroll compró un pasaje en United Airlines (dato corregido a propuesta de un visitante anónimo). Es músico y viajaba con su guitarra Taylor valorada en 3.500 $.

Su guitarra acabó destrozada durante el viaje por un inadecuado tratamiento por parte del personal de tierra. Una historia que nos ha pasado a todos cuantos viajamos.

Dave cursó una reclamación ante United Airlines y durante los siguientes nueve meses intentó por todos los medios obtener una solución amistosa. La aerolínea reconocía haber causado los daños pero se negaba a indemnizar. La última llamada de Dave fué atendida por una operadora apellidada Irlweg; una de tantas que le dió largas. Dave le manifestó que iba a componer tres canciones dedicadas a United Airlines y las iba a colgar en la web.   Leer más

Halloween 2.0

"El origen de las famosas calabazas talladas deviene de una leyenda de origen celta (a caballo entre Irlanda y Escocia) sobre Jack "El Tacaño" (Stingy Jack en el original inglés), un granjero que engañaba y mentía a vecinos y amigos. Esta conducta le consiguio toda clase de enemistades pero también una reputación de persona tan malvada que rivalizaría con el mismísimo Satanás." Wikipedia.

Los peques de la casa, en norteamérica, dentro de poco iniciarán su periplo por el vecindario pidiendo caramelos. Su grito de guerra será el de Stingy Jack o Jack O'Lantern, como también se le conoce: "TRUCO O TRATO", gritarán.

Y truco o trato es la disyuntiva que se le ofrece en el negocio asegurador al consumidor en estos tiempos que corren.

Truco, donde no recibe lo que espera o le obligan a contratar a contrapelo cualquier refrito sin gracia ni utilidad.   Leer más

Mucho ruido y pocas nueces.

En el nº 260 de la Carta del Seguro aparece un primer titular que presenta los datos que ICEA ha obtenido tras analizar la distribución del seguro en España en 2.008.

Como este blog debe dar un giro importante hacia la formación y la información al consumidor en materia de seguros, dejando los aspectos propios de la profesión en manos de un nuevo blog de Rankia titulado MEDIADORES DE SEGUROS pues me voy a ceñir a dicho enfoque.

Seguro que Ud, como consumidor, ya tiene el gorro caldeado de tanto anuncio de seguros. Porque yo sí lo tengo. Pones la radio, la tele o te asalta un pop-up en mitad de un crucero por internet y ¿qué encuentra uno? ¡Publicidad de seguros!

Entre teléfonos rojos, gusanitos, perros salsicha, centralitas robotizadas y un sinfín de grandes campañas gestadas por sesudos publicistas nos pasamos un buen rato cada día. Lo normal es que acabemos saturados, pero seguro que el resultado es alucinantemente rentable. O no.   Leer más

El seguro de protección de préstamos


Recientemente he recibido varias consultas referentes a los famosos seguros de protección de préstamos. Me solicitaban un criterio que podía entenderse único o estándar con respecto a los mismos y he tenido que poner acento en la importancia que tiene no solo comprar contrastando ofertas sino también estudiar a fondo  dichas ofertas sabiendo lo que cubren.  El problema consiste en que existen varias aseguradoras (muy pocas) que se dedican a este producto de seguro y con contratos adaptados a la idiosincrasia de cada banco comercializador por lo que incluso un mismo asegurador puede estar ofreciendo condiciones distintas en bancos distintos. Ello genera que uno deba recurrir al muy gallego "depende" y estudiar caso por caso.

En general, como apuntaba más arriba, resulta que este es un producto tocado por poquísimas aseguradoras que con frecuencia proceden de mercados opacos para el consumidor español (los criterios de solvencia, formato societario y regulación son distintos a los que establece nuestra Legislación), con un riesgo de cambio divisa adicional y para más inri hay que recordar que justamente esta especialización del seguro es la que se ha cargado al monstruo AIG en la que solo representaba el 4% de su negocio.   Leer más

Autor del blog

  • Avante

    Artículos y comentarios que hablan del seguro, los productos financieros y el consumidor desde la óptica de un corredor de seguros.

Envía tu consulta

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia· Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar