Ser mediador de seguros tiene miga. Mucha.

Ser mediador de seguros tiene miga. Mucha. 

Probablemente hay pocas actividades en las que haya tanta buena gente oculta, sepultada, bajo una maraña de ineptos, estúpidos, estafadores, mafiosos, chorizos y encantadores de serpientes.

Esos que realmente merecen ser calificados de profesionales dedican horas al estudio, invierten en medios tecnológicos y  en personal cualificado para aportar a su cliente lo que saben que no hallarán fuera de ese selecto círculo que son los mediadores profesionales. También sacrifican producción por no colocar a su cliente aquello en lo que no creen. 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar