Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Historias de la Bolsa.

480 respuestas
Historias de la Bolsa.
18 suscriptores
Historias de la Bolsa.
Página
28 / 33
#406

El Rey desnudo hoy tendría criptomonedas...



Imagino conoceréis la historia del Rey desnudo, es un cuento o fabula que nos contaban de pequeños... no puedo dejar de ver la equivalencia entre las criptomonedas, el criptoarte, y el mundo "paralelo" que algunos están creando para hacerse ricos....

La fabula era este....

Había una vez un rey como todos los reyes majestuoso, y un día llego a su corte un avispado sastre, el sastre le prometió al rey a cambio de una buena fortuna, hacerle el traje mas grandioso que jamás se hubiera visto, hecho con las telas mas bellas que jamás ningún hombre vio antes y que solo los necios no llegarían a ver la grandeza de esas telas y del traje que le iba a confeccionar con ellas.

El Rey, emocionado con tal promesa le ruega al sastre le haga el mejor traje con esas telas únicas...

Un día el sastre acude con el traje terminado a palacio,  el Rey emocionado le espera, el sastre saca nada de un envoltorio y se lo muestra al Rey y le viste ante la sorpresa del Rey que no ve nada, pero en silencio asiste a los retoques del sastre que le dice aquí esta su traje majestad, puede usted hacerme entrega del oro pactado , el Rey ordena pagar al sastre y este desaparece, el Rey desnudo, decide salir a la calle para que su pueblo le va vestido con el traje que según el sastre le otorga una elegancia no antes vista en ninguna corte.

El Rey emocionado y fingiendo que ve lo que solo los necios no verían,  sale montado a caballo totalmente desnudo, atravesando su reino entre una muchedumbre impaciente por ver ese traje tan único... la gente finge verlo por que solo los necios no podrían verlo, y exclaman al paso del Rey gritos de admiración ante semejante traje...

Hasta que llega a la altura de un hombre que avergonzado le señala y grita pero si va desnudo!!!...

Pues bien señores las criptomonedas son el engaño mas grande que ha habido nunca, tal es el engaño que nadie RECONOCE SU AUTORÍA.... 

Al igual que aquel sastre que huyo con su botín... el Rey cambio oro por nada.


Saludos.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#407

Jeremy Grantham reafirma su previsión y dice que ha comenzado el mercado bajista de acciones


 
Jeremy Grantham, el famoso inversionista que durante décadas ha estado pronosticando las burbujas del mercado, dijo que el colapso histórico de las acciones que predijo hace un año está en marcha y que incluso la intervención de la Reserva Federal no puede evitar una eventual caída de casi el 50%.


En una nota reciente, Grantham, cofundador del administrador de activos de Boston GMO, describe que las acciones estadounidenses se encuentran en una "súper burbuja", apenas la cuarta parte del siglo pasado. Y tal como lo hicieron en la crisis de 1929, la quiebra de las puntocom de 2000 y la crisis financiera de 2008, está seguro de que esta burbuja estallará, haciendo que los índices vuelvan a las normas estadísticas y posiblemente más allá.
Eso, dijo, implica que el S&P 500 caiga un 45 % desde el cierre del miércoles, y un 48 % desde su máximo del 4 de enero, a un nivel de 2500.

“No estaba tan seguro sobre esta burbuja hace un año como lo había estado sobre la burbuja tecnológica de 2000, o como lo había estado en Japón, o como lo había estado en la burbuja inmobiliaria de 2007”, dijo Grantham en un Entrevista de Bloomberg “Front Row”. “Me sentí muy probable, pero quizás no tan seguro. Hoy, siento que es casi seguro”.


En el análisis de Grantham, la evidencia es abundante. La primera señal de problemas que señala se produjo en febrero pasado, cuando decenas de las acciones más especulativas comenzaron a caer. Un proxy, el ETF Ark Innovation de Cathie Wood, desde entonces ha caído un 52%. A continuación, el Russell 2000, un índice de acciones de mediana capitalización que normalmente tiene un rendimiento superior en un mercado alcista, siguió al S&P 500 en 2021.



Finalmente, hubo lo que Grantham llama el tipo de "comportamiento loco de los inversores" indicativo de una burbuja en etapa avanzada: acciones de memes, un frenesí de compra de nombres de vehículos eléctricos, el aumento de criptomonedas sin sentido como dogecoin y precios multimillonarios para NFTs.

En estas condiciones, la cartera tradicional 60/40 de acciones compensadas por bonos ofrece tan poca protección que es “absolutamente inútil”, dijo Grantham. Aconseja vender acciones de EE.UU. a favor de acciones que cotizan a valoraciones más baratas en Japón y los mercados emergentes, poseer recursos para protegerse de la inflación, mantener algo de oro y plata, y recaudar efectivo para desplegar cuando los precios vuelvan a ser atractivos.

“Todo tiene consecuencias y las consecuencias esta vez pueden o no incluir una inflación intratable”, escribe Grantham. “Pero definitivamente ya ha incluido la amplitud más peligrosa de sobreprecio de activos en la historia financiera”.



 

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#408

Por qué el mercado será aún alcista en 2022


 
La renta variable, en retrospectiva, siempre se comporta del modo más inesperado, pero, a su vez, de forma sorprendentemente lógica, teniendo presentes los indicadores fundamentales.

Aunque mis pronósticos no suelen abarcar más de un año, preveo que nos aguardan dos o tres años de mercado estupendos; algo que nadie espera y, por ello, es más probable que suceda. Antes de tachar mis palabras de necias, veamos el porqué de mis declaraciones.


En 2022, espero que la bolsa internacional se mantenga plana, con bastantes sobresaltos hasta otoño y, a partir de ahí, repunte con fuerza hasta cerrar el ejercicio con ganancias de dos dígitos.

En enero del año pasado les conté que el ciclo político en EEUU. (un factor decisivo para los mercados mundiales) depararía un 2021 fantástico para las acciones mundiales.

Desde 1925, las bolsas han caído durante el primer año de mandato de un presidente estadounidense en la mitad de los casos, y en la otra mitad han tendido a subir con fuerza.

Así fue en 2021, en el que las acciones mundiales se revalorizaron un 31,9% hasta el 27 de diciembre, mientras que el Ibex 35, muy orientado a las empresas de valor, solo subió un 9,6% (ya expliqué el mes pasado que, en los últimos compases de los mercados alcistas, las acciones de valor suelen rezagarse frente a las de crecimiento).

La renta variable se ha proyectado más allá de los retrasos de las vacunas, los problemas en la cadena de suministro y la variante ómicron para dar la bienvenida a la normalización de la economía y la mitigación del riesgo legislativo.

En los segundos años presidenciales, los mercados históricamente también han caído en casi la mitad de los casos, pero, cuando no lo han hecho, han promediado alzas del 21,1% (en dólares estadounidenses), impulsando las acciones mundiales. Tanta diferencia dificulta la formulación de previsiones: en caso de equivocarse, el error sale muy caro. Los analistas esperan que las acciones suban poco o apenas se muevan, pero el comportamiento de los mercados solo lo anticipan unos pocos.

El coronavirus, la inflación, los precios de la energía, el "endurecimiento" de la política monetaria por parte de los bancos centrales y algunos asuntos más borraron el optimismo del inicio de 2021 y, con ello, se desmoronaron las expectativas de crecimiento del PIB. El Banco de España revisó a la baja su previsión de crecimiento para 2021 del 6,2% en junio al 4,5% en diciembre e hizo lo propio con la previsión para 2022.


Todos estos temores llevan a los inversores a buscar más motivos para inquietarse, como las restricciones por la ómicron, el aumento de los contagios, la persistente escasez de camioneros y la inestabilidad de los precios de la energía; una búsqueda que, al continuar en 2022, nos conducirá a un primer semestre agitado. En EEUU, la crispación política explotará en cuanto empiecen las elecciones legislativas de mitad de mandato, pero esto es previsible. Las acciones normalmente oscilan durante buena parte de los segundos años presidenciales, cerrando el primer semestre prácticamente planas. 

Pero, luego, su tendencia cambia. Prueba de ello es su revalorización registrada en un 83% de los casos en el último trimestre de los segundos años presidenciales, cuando repuntan tras descontar el desenlace de las elecciones de mitad de mandato de noviembre: el implacable bloqueo que impide al Gobierno aprobar reformas de calado y que, en cambio, serena sorprendentemente el clima político. A los parqués les encanta.

En 2022 volverá a pasar, pero a lo grande. Para otoño ya se habrán apaciguado los temores actuales. En todo el mundo, la inflación se moderará tan pronto como remitan los problemas de oferta y de mano de obra antes de lo que la mayoría espera, lo que brindará un clima de tipos de interés a corto y a largo plazo benigno (cosa que pocos prevén). Esto será así pese a que el BCE y la Fed bajen el ritmo de compra de deuda que los mercados ya han descontado. La ómicron es muy contagiosa, pero sus síntomas son relativamente leves.

En 2022 llegará una variante más benigna, pero el mundo aprenderá a convivir con la Covid de manera similar a con la gripe estacional.

A medida que se aplaquen los temores y se disipe la incertidumbre tras las elecciones en EEUU, debería desatarse un espectacular repunte a finales de año. El sesgo de confirmación hace que nadie crea que esto ocurre, por lo que acaba pasando con cierta frecuencia. La exigua mayoría demócrata de Joe Biden en el Congreso pasará a manos republicanas, lo que moderará su afán legislativo. Las acciones descontarán este estancamiento, lo que impulsará ganancias de dos dígitos en el cómputo del año.

Después, el efecto del bloqueo desencadenará un excelente 2023 y, posiblemente, 2024. La renta variable estadounidense se ha revalorizado un 92% de los terceros años presidenciales sin sufrir pérdidas desde 1939. En los cuartos años, la cifra se sitúa en un 83%, anotando un promedio de rentabilidades del 11%. Esto, a su vez, tiene eco en todo el mundo, dado que la correlación del Ibex 35 con el S&P 500 de EEUU es del 0,72, y la del índice general de la eurozona, del 0,82 (muy estrecha, si tenemos en cuenta que 1 correspondería a un movimiento idéntico y –1, a un movimiento completamente inverso).

A principios de 2023, la percepción de que al mercado alcista le quedan años de recorrido podría espolear las compras por miedo a perderse las ganancias, desatando un eufórico esprint final que se alargaría hasta 2024.

Aunque esto sea un buen presagio para el Ibex 35, es indispensable diversificar a escala mundial; el sesgo hacia el valor de la bolsa española la penaliza, pues las grandes empresas de crecimiento son las que toman la delantera en las últimas fases de los mercados alcistas. Por ello, invierta en el sector del lujo francés, en farmacéuticas y biotecnológicas danesas y británicas, y en los gigantes tecnológicos y afines estadounidenses.

Triunfar en el mundo de la inversión depende de comprender lo incomprensible. En 2022, eso significa entender, antes que nadie, que a este mercado alcista aún le quedan años por delante. 


 
Ken Fisher: Presidente de Fisher Investments Europe 

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#409

Todos están convencidos de que su caballo ganará la carrera. Ahí está el peligro


 
Banco Popular es uno de los casos más sangrantes de la Bolsa española. Una entidad, que lideró durante décadas la rentabilidad de la Bolsa española, por dividendo y buen comportamiento (revalorización) de sus acciones. En muy poco tiempo, todo saltó por los aires y cayó en manos del Santander.


Los accionistas quedaron desplumados. Algunos recurren, e incluso ganan sentencias judiciales. Pero es un proceso largo, difícil y muy costoso. Con frecuencia, los bufetes de abogados se llevan la mejor parte. Dicen que estamos en la última parte del ciclo de inversión, donde no hay mucha diferencia entre apostar acciones en el intercambio y recoger caballos en la pista de carreras. Todos están convencidos de que su caballo ganará. (Tiho [email protected]). El peligro está ahí. En la ambición y en la ceguera", me dice un gran especulador de Bolsa.


Un error típico de los inversores, y que yo he cometido en innumerables ocasiones es:

 Vender demasiado pronto una acción ganadora. Para evitar este error yo me he comprometido a no vender nunca una acción si no pasan una de estas tres cosas: Necesito el dinero, la empresa ha dejado de estar alineada con mis intereses, la tesis alcista se incumple.

 Hoy hablaremos de otro error muy típico: Asumir que una acción no puede bajar más.A la hora de decidir dónde agregar dinero a su cartera, puede resultar muy tentador considerar las posiciones en rojo como las que tienen mayor potencial de rentabilidad futura. Después de todo, si una acción ha bajado un 50% en su cartera, es necesario que vuelva a su precio de compra.


Esta falacia es perniciosa, porque esa es exactamente la forma en que un pequeño error puede convertirse en uno gigante. Al agregar a una empresa que tiene un rendimiento inferior en su cartera, puede convertir una posición del 1% que va a cero en una posición del 3% o 5% que va a cero.


He sido culpable de esto hace unos 5 años. Había comenzado una pequeña posición en una empresa de biotecnología muy pequeña llamada Actinium Pharmaceuticals (ATNM). 

Si bien no entraré en los méritos de esta inversión en ese momento, la larga historia es que no salió según lo planeado. Esta pequeña empresa cotizaba un poco más de $ 3 por acción a fines de 2015 cuando inicié mi posición. En octubre de 2016, las acciones cayeron a 1,5 dólares en cuestión de días. En ese momento, se sintió como la inversión de mi vida. Me sentí obligado a duplicar mi posición mientras estaba un 50% abajo.

 Pensé: El precio de las acciones seguramente ha caído lo suficientemente bajo en este punto, ¿verdad? $ ¡1.5 por acción! ¡Esto es un robo! ¿Cuánto más bajo podrían ir?


La respuesta fue, lamentablemente, mucho más bajo. Las acciones cotizan al equivalente de 0,24 dólares hoy antes de factorizar una división inversa de acciones de 1 por 30 que ocurrió en agosto de 2020. Estoy un 92% por debajo de mi precio de entrada de 2015. Estoy un 84% por debajo de cuando promedié la mitad de mi posición de 2015. Afortunadamente, no fui más allá de "doblar" en este perdedor mientras bajaba un 50%. Prácticamente todo el dinero agregado a esta posición se habría desvanecido de la cartera.


La lección que aprendí.


Si una inversión en su cartera se va a deteriorar, no existe un suelo en el que una acción pueda encontrar su base. Una acción puede bajar un 50% o un 80% de su precio de entrada, y siempre tiene espacio para otro viaje del 100% a cero. La forma más fácil de evitar encontrar un perdedor gigante en su cartera es limitar la cantidad que agrega a una posición individual para empezar.


Personalmente, uso el 8% de los fondos de mi cartera (mi base de costos) como el máximo que me permito agregar a una posición determinada. Pero yo iría un paso más allá y diría que tiene la garantía de evitar encontrar un gran perdedor en su cartera si deja sus posiciones que están significativamente derrotadas por sí solas. Hay suficientes oportunidades ahí fuera. Es mejor ignorar sus posiciones en rojo.


Moisés Romero


 

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#410

Re: Historias de la Bolsa.

 
Es sabido que Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, se matriculó a los 18 años en la Universidad de Harvard para estudiar Informática y Psicología. Pero en 2004, cuando estaba en su segundo año de carrera, tras desarrollar como programador algunas aplicaciones para los estudiantes que le causaron problemas con la dirección de la Universidad, con su departamento informático e incluso con algunos estudiantes, dejó los estudios y se trasladó a California, donde en colaboración con otros colegas creó y desarrolló la gran empresa que es hoy Facebook. Otro tanto puede decirse de Bill Gates, uno de los fundadores de Microsoft, que en los años 1970 también se matriculó en Harvard, pero abandonó los estudios dos años después.
Historias de éxito
Casos como el de Zuckerberg y Gates han venido suscitando la cuestión de si quienes abandonan sus estudios universitarios (drop outs) tienen más éxito que quienes los terminan a la hora de crear “unicornios” –esas empresas de nueva creación (start-ups) cuyo crecimiento y capitalización aumenta luego exponencialmente (en EXPANSIÓN Start Up, ayer el emprendedor español Carlos Blanco vaticinaba cuáles serían los futuros 20 unicornios españoles)–. La paradójica tesis de que dejar pronto la Universidad denota singular potencial emprendedor tuvo una de sus primeras manifestaciones en el libro Millionaires drop outs. Biographies of the World’s Most Successful Failures (2006), del consultor estadounidense Woody Woodward.
Aprovechando la polémica sobre esa idea, un equipo de economistas coordinado por el canadiense George Lifchits llevó a cabo recientemente un experimento cuyos resultados se publicaron el pasado noviembre. Partieron de que cinco de las nuevas grandes compañías tecnológicas que se han convertido en unicornios –Whatsapp, Uber, Spotify, Facebook y Twitter– tuvieron al menos dos socios fundadores, de los cuales uno abandonó los estudios universitarios y otro no (por ejemplo, en Facebook, Zuckerberg los dejó, pero su colega Eduardo Saverin, de ascendencia brasileña, se graduó en Harvard en 2006 en Economía magna cum laude).
Pues bien, los investigadores dividieron a los más de 1300 participantes en el experimento en tres grupos. A los del primero, les dijeron: “Algunos creen que es más probable que una start up se convierta en unicornio si la fundó un graduado universitario. Pero esa idea no es aceptada por todos, y hay muchos ejemplos de start ups que se convirtieron en unicornios con un socio fundador que había abandonado la universidad”; y acto seguido les mostraron los cinco socios fundadores de las empresas citadas que se habían graduado (entre ellos, Saverin, de Facebook). Así pues, la segunda frase dejaba claramente entrever que la información sobre el éxito de los graduados universitarios no era representativa, sino que estaba deliberadamente sesgada.
A los del segundo grupo les dijeron exactamente lo contrario (“algunos creen que es más probable que una start up triunfe y se convierte en unicornio si la fundó un drop out”) y, acto seguido, les mostraron los cinco fundadores de las mismas cinco compañías que habían abandonado la universidad (entre ellos, Zuckerberg, en el caso de Facebook). Y al tercer grupo tan sólo les indicaron que “la gente debate si es más probable que un graduado o un drop out sea el fundador de una compañía unicornio”, sin darles información adicional.
Pues bien, en la segunda fase del experimento mostraron a los participantes dos fundadores distintos de start up desconocidas, uno de los cuales era graduado universitario y otro drop out (aunque se les decía que habían sido escogidos al azar de una gran base de datos, en realidad eran nombres y empresas ficticios). Finalmente, pidieron a los participantes que apostaran por uno de ellos como creador de un futuro unicornio, con el aliciente de que si acertaban conseguirían un pequeño premio (al parecer, ¡un modesto dólar!, que en realidad se acabó asignando a los participantes al azar).
¿Cuál fue el resultado? ¿Apostaron los dos primeros grupos de la misma manera, ya que la muestra de triunfadores que se les había mostrado, formada por solo cinco individuos, era poco representativa?
En absoluto. Al apostar, se inclinaron por lo que habían visto: el 87% de los participantes del primer grupo apostaron por el graduado universitario (y sólo el 13% por el drop out); sólo el 32% del segundo grupo apostó por el graduado universitario (la gran mayoría, el 68%, lo hizo por el drop out, en consonancia con los ejemplos que habían visto); y los del tercer grupo, a quienes no se les había dado ninguna información sesgada, apostaron en un 47% por el graduado universitario. Los participantes no sólo se dejaron influir por las muestras sesgadas que se les habían presentado, sino que, al responder a una posterior pregunta, manifestaron, en general, que tenían gran confianza en el acierto de su elección.
Efecto de las muestras sesgadas
Ese descorazonador resultado justifica el título del artículo sobre el experimento: “Las historias de éxito provocan creencias equivocadas sobre el éxito”. Por eso, sus autores critican como engañosos todos esos libros –del tipo del célebre In Search of Excellence (1982), de Peters y Waterman– que, partiendo de un limitado número de casos de éxito, identifican un rasgo común en todos ellos y le atribuyen significado causal, sin molestarse en estudiar si ese rasgo se da también en otros casos de éxito no analizados y, sobre todo, en casos de fracaso empresarial.
El mismo juicio les merece la constatación por Malcom Gladwell en David and Goliath (2013) de que muchos triunfadores fueron inicialmente disléxicos. Sostienen que esos análisis, al limitarse a una muestra no representativa de casos de éxito, pueden incluso, por azar, identificar como factores de éxito rasgos asociados con el fracaso en la población en su conjunto (véase como ilustración el cuadro adjunto, en el que el supuesto “factor de éxito” de la pequeña muestra de éxitos seleccionada –representado por un rectángulo– está más bien asociado al fracaso en el conjunto de la población de éxitos y fracasos).
A los autores no se les escapa que los resultados de su experimento trascienden el mundo de los unicornios y el de los libros sobre empresas, y demuestran la inquietante tendencia del ser humano a sacar conclusiones generales a partir de muestras no representativas, lo que tiene trascendencia en el campo de la política, los medios de comunicación, los tribunales y, en general, en las creencias sociales: “Hay muchos ejemplos de presentación selectiva de hechos ciertos en ámbitos controvertidos (polarizing domains), como el cambio climático, el control de la tenencia de armas, la inmigración, la violencia policial o los programas de protección social. Nuestros resultados indican que debemos prestar más atención al efecto de presentar selecciones sesgadas de ejemplos ciertos”.
Su conclusión me parece acertada y también aplicable a otro ámbito clásico que no citan, en el que mostrarle a un cliente u oyente información cierta pero poco representativa (sesgada) puede conducirle al error: los consejos sobre dónde invertir o a qué juego apostar. También ahí las “historias de éxito”, cuando no son representativas –como la del ganador de un premio de azar– pueden resultar malas consejeras.
La espontánea tendencia humana a sacar conclusiones generales de muestras no representativas y a cometer ese error psicológico que el Premio Nobel de Economía Daniel Kahneman y su fallecido colega Amos Tversky llamaron “ley de los pequeños números” (law of small numbers) –al que Kahneman dedica el capítulo décimo de su espléndido libro Thinking, fast and slow– tiene su reflejo en un viejo chiste de científicos que mencioné tiempo atrás en estas páginas. Tres científicos van de turismo en tren por Escocia cuando, tras mirar por la ventanilla, uno exclama: “¡Caramba, no sabía que en Escocia las ovejas eran negras!”. Otro le corrige: “Debieras decir que en Escocia hay al menos una oveja negra”. Pero el tercero precisa: “En puridad, lo único que sabemos es que al menos un costado de una oveja escocesa es negro”.
El chiste nos provoca risa. Pero para embaucar a los ciudadanos, clientes, lectores u oyentes que no tienen suficiente formación científica y estadística –es decir, a casi todos– no hace falta mentirles: bastar con mostrarles un número limitado de historias ciertas –pero poco representativas– que “confirmen” nuestra falsa tesis.

Manuel Conthe
Presidente del Consejo Asesor de EXPANSIÓN y ‘Actualidad Económica’ 
#411

¿Con qué frecuencia se debe esperar una corrección del mercado de valores?



 
"Acabo de empezar a invertir en 2020 y esta es mi primera corrección real. Sé que las recesiones son inevitables, pero ¿cuánto más crees que puede durar esto?


 ¿Debería cambiar la forma en que invierto ahora que mi cartera está siendo destruida?", preguntaba recientemente un lector. Ben Carlson, de Wealth of Common Sense, la contesta de la siguiente manera: 

El año pasado, la mayor corrección en el S&P 500 fue solo del 5,2%. Al cierre del miércoles, el S&P 500 estaba un 5,5% por debajo de sus máximos. Esa sigue siendo una pérdida relativamente pequeña en el gran esquema de las cosas, pero ya superamos esos pequeños niveles de corrección a partir de 2021.

 Otras partes del mercado se están vendiendo aún más. El Nasdaq 100 ha bajado más del 9%. Las acciones de pequeña capitalización han bajado casi un 16%

Es importante recordar que esto es algo que sucede de vez en cuando en el mercado de valores.

La única razón por la que obtiene altos rendimientos a largo plazo es porque ocasionalmente experimenta pérdidas a corto plazo. Esto es una característica, no un error.

La reducción promedio de pico a valle en un año determinado en el mercado de valores de EE.UU. desde 1928 es de -16,3%. Y puede ver que dos tercios de las veces ha habido una corrección de dos dígitos en algún momento durante el año:

Estos promedios están sesgados un poco más debido a todos los colapsos a lo largo de la década de 1930, pero incluso en tiempos más modernos, las pérdidas en el mercado de valores ocurren con regularidad.

Desde 1950, el S&P 500 ha tenido una caída promedio del 13,6 % anual. Durante este período de 72 años, según mis cálculos, ha habido 36 correcciones de dos dígitos, 10 mercados bajistas y 6 caídas. Esto significa que, en promedio, el S&P 500 ha experimentado:

- una corrección una vez cada 2 años (10%+)

- un mercado bajista una vez cada 7 años (20%+) 1

- un accidente una vez cada 12 años (30%+)

El S&P 500 es probablemente el menos volátil de todos los puntos de referencia, por lo que también puede ayudar a observar otras áreas del mercado de valores.


El índice compuesto Nasdaq más tecnológico se remonta a 1970. Desde 1970 cuento 25 correcciones 2 , 12 mercados bajistas y 7 caídas directas.

Esto significa que, en promedio, el Nasdaq ha experimentado:

- una corrección una vez cada 2 años (10%+)

- un mercado bajista una vez cada 4 años (20%+)

- un accidente una vez cada 7 años (30%+)

El Nasdaq también ha experimentado caídas mucho más profundas que el S&P 500.

Por ejemplo, durante el brutal mercado bajista de 1973-1974, cuando el S&P 500 cayó un 48 %, el Nasdaq cayó un 60 %.

Y cuando el S&P se redujo a la mitad en un 50% durante el desplome de 2000-2002, el Nasdaq cayó un 78% aplastante.

Las acciones de pequeña capitalización también son mucho más volátiles que las acciones de gran capitalización.

El índice Russell 2000 de empresas más pequeñas se remonta a 1979. En ese tiempo ha habido 22 correcciones, 12 mercados bajistas y 7 caídas.

Esto significa que, en promedio, el Russell 2000 ha experimentado:

- una corrección una vez cada 2 años (10%+)

- un mercado bajista una vez cada 4 años (20%+)

- un accidente una vez cada 6 años (30%+)

Y mientras que el S&P 500 tiene solo un mercado bajista con pérdidas superiores al 20% o más (en 2020) desde 2009, el Russell 2000 ha visto cuatro mercados bajistas:

2011: -29.6%

2016: -26.4%

2018: -27.4%

2020: -41.6%

Hay un par de formas diferentes de ver el aumento de la volatilidad de estas otras áreas del mercado.

Por un lado, una mayor volatilidad puede afectar psicológicamente a los inversores y aumentar la posibilidad de cometer un error.

Por otro lado, más volatilidad significa más oportunidades para comprar o reequilibrar a precios más bajos.

Si está ahorrando dinero regularmente, estas correcciones son buenas. Significa que estás comprando acciones en oferta. Los inversores jóvenes deberían preferir los mercados a la baja cuando están en modo de acumulación.

En cuanto a la duración de esta corrección, la verdad es que no lo sabemos.

Los mercados bajistas y las caídas son raros. Si la historia es una guía, hay una mayor probabilidad de que esto sea simplemente una corrección regular en lugar del fin del mundo.

Pero un mercado bajista siempre es posible cuando los humanos están involucrados en la ecuación. 



Carlos Montero.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#412

"GANGA"!: Compre una isla paradisiaca con una villa completamente equipada por tan "solo" 104.000$...en el metavarso


 
Para muchos propietarios, la pandemia de Covid-19 les obligó a cambiar la perspectiva de dónde querían vivir. ¿Por qué quedarse en un apartamento estrecho en la ciudad llena cuando puede hacer Zoom en sus reuniones desde una casa de campo, una mansión eduardiana o una torre Martello?

¿O por qué no comprar su propia isla, completa con villa? Formar parte de una comunidad exclusiva de 100 personas llamada Fantasy Islands, lejos del ajetreo y el bullicio de las concurridas calles de la ciudad, su sitio web lo enumera como la creación de la "poeta pirata" Agadora Humphries.


Y con precios tan bajos como $104.000, es una ganga: menos de la mitad del costo promedio de la casa de un comprador primerizo en el Reino Unido.


Sin embargo, hay un pequeño problema: en realidad no puedes vivir en él porque solo existe en línea. Existe en The Sandbox, un metaverso: uno de los muchos mundos virtuales llenos de activos digitales que van desde vestidos y zapatillas hasta arte y automóviles. Los usuarios compran un recibo digital de la propiedad, un token no fungible (NFT) que se registra en un libro de contabilidad digital compartido conocido como blockchain, similar a cómo se registran las transacciones de criptomonedas.


Bienvenido al futuro de los bienes raíces que señalan los millones de dólares que ya se están invirtiendo en el espacio.

Bienvenido al futuro de los bienes raíces, al menos según los entusiastas, que señalan los millones de dólares que ya se están invirtiendo en el espacio. Para sus detractores, parece una repetición de los mundos virtuales anteriores, con la exageración de blockchain pegada al final.

Los precios comienzan en $ 104,000, menos de la mitad del costo promedio de la casa de un comprador por primera vez en el Reino Unido.

En 1992, mucho antes de que la cadena de bloques se volviera viral, la novela ciberpunk de Neal Stephenson, Snow Crash, abordó la idea de los bienes raíces virtuales.


Jordan Fragen, analista senior de mercado de la compañía de datos de juegos Newzoo, dice que los aspirantes a magnates digitales tuvieron la oportunidad de comprar propiedad virtual en línea a mediados de la década de 2000.


Plataformas como Second Life y el juego de ciencia ficción Entropia Universe, que son anteriores a Facebook, fueron el laboratorio. En 2012, parte de un “planeta” en Entropia Universe se vendió por 2,5 millones de dólares; los propietarios reciben una parte de los ingresos brutos del planeta generados a través de su economía interna y pueden alquilar terrenos para eventos virtuales, como viajes de caza.


Pero incluso esa suma se ha visto eclipsada por una compra de 4,3 millones de dólares en The Sandbox, uno de los metaversos más conocidos. La empresa Metaverse Republic Realm compró el terreno como parte de una empresa que pretende desarrollar con la empresa de juegos Atari, dice la directora ejecutiva Janine Yorio, y agrega que el negocio comenzó como un experimento durante la pandemia.


“Lanzamos el primer proyecto en marzo y rápidamente quedó claro que no era una locura y que había otras personas tratando de resolverlo”, dice ella. La elección de Facebook durante su annus horribilis el año pasado de renombrarse como Meta también ayudó a impulsar el interés en el fenómeno del metaverso, agrega.

Republic Realm lanzó Fantasy Islands en agosto pasado, un desarrollo de 100 islas con villas que los compradores pueden "visitar", remodelar, usar para mostrar sus obras de arte NFT y hospedar a amigos. La propiedad también otorga acceso a un canal exclusivo para miembros en la aplicación de chat Discord . Yorio dice que 90 se vendieron dentro de las primeras 24 horas después de su cotización, sin planes de poner a la venta los últimos 10 en el corto plazo.


Los listados de reventa para Fantasy Islands en el mercado de NFT Rarible van desde 40 ether-1,000 ether, un valor de criptomoneda equivalente a, en el momento de escribir este artículo, $ 104,000 a más de $ 2,6 millones (aunque la oferta más alta en Rarible es un poco menos de $ 1,700 en este momento).


El año pasado, Republic Realm vendió "The Metaflower", un superyate que la compañía describe como "adecuado para fiestas posteriores y retiros en la playa por igual", por $ 650,000 en The Sandbox. El único otro NFT del comprador desconocido en OpenSea, un mercado en línea para NFT, es una lista de botines de fantasía, que incluyen una varita y una corona de dragón que podrían usarse en juegos de rol como Dungeons & Dragons.


Republic Realm también está buscando productos como "una propiedad inmobiliaria de metaverso personalizada" con una cartera diversa de propiedades en diferentes metaversos, construcciones personalizadas y administración de propiedades. Los precios comienzan en 350 ether, más de $900,000.


Una opción más modesta es una tienda personalizable, con alquileres a partir de 20 éter al año (más de $50,000). La proximidad a puntos de interés, como la mansión virtual que está construyendo el rapero Snoop Dogg, probablemente tendrá un mayor valor.


La compañía también compró el metaverso rival Decentraland, construyendo un espacio comercial digital llamado Metajuku, que mide digitalmente 16,000 pies cuadrados, inspirado en el distrito de Tokio Harajuku, conocido por su moda distintiva.
Metajuku, un espacio de compras digital que mide digitalmente 16,000 pies cuadrados, modelado en el distrito de moda de Tokio Harajuku
Decentraland se divide en exactamente 90.000 parcelas de tierra, cuyos precios comienzan en 10.000 dólares. Como en The Sandbox, la ubicación lo es todo. Los terrenos cercanos a plazas públicas como Dragon City, Vegas City y el propio distrito rojo de Decentraland son más caros, independientemente del hecho de que "puedes teletransportarte a donde quieras" con solo hacer clic en un botón, dice Adam de Cata, jefe de asociaciones de Decentraland. .


Yorio ve una oportunidad para que los primeros inversores compren propiedades inmobiliarias de primer nivel que albergarán experiencias interactivas. “Ir de compras es una propuesta realmente emocionante”, dice Yorio. “Podríamos estar los dos en Nike.com, y podemos hacerlo juntos sin estar en el mismo lugar. Podría tomar un par de zapatillas y mostrártelas y podrías decir: 'Simplemente no eres tú'".


La empresa deportiva alemana Adidas compró un terreno en The Sandbox el año pasado y describió su "adquisición de un terreno en la plataforma [como] una forma de expresar nuestro entusiasmo por las posibilidades que ofrece".

Yorio dice que los promotores inmobiliarios del mundo real se equivocan si creen que pueden simplemente hacer la transición al metaverso. “Hemos confundido una industria existente, cuyas habilidades en ladrillos y cemento son inapropiadas para un mundo virtual. Todos los días me despierto con un aluvión de correos electrónicos de desarrolladores inmobiliarios . . . pero nadie necesita apartamentos con servicios en el metaverso”, dice ella. “El metaverso es mejor que la realidad, es diferente a la realidad, eso es lo que lo hará parte de nuestras vidas”.


De Cata se hace eco de ese sentimiento. “Hay un nivel de absurdo en el metaverso, no existen los límites con los que debes lidiar en un espacio físico”, dice. El año pasado, la socialité Paris Hilton fue DJ en un festival de Decentraland organizado en el espacio exterior.
Mientras que aquellos que buscan comprar desarrollos ya construidos pueden recurrir a empresas como Republic Realm, los posibles compradores de terrenos pueden ir directamente a los propietarios del metaverso o a través de mercados como Parcel, el autodenominado "Zillow para el metaverso".

Actualmente, Parcel vende principalmente terrenos virtuales sin desarrollar, dice Noah Gaynor, director ejecutivo y cofundador, lo que refleja el estado inicial del metaverso. Pero ve un futuro brillante en transacciones más complejas.


“También queremos facilitar los alquileres, como si desea que Airbnb su condominio virtual y servicios financieros como hipotecas, y luego también reúna a proveedores de servicios y propietarios”, agrega.


Gaynor dice que ha habido interés de oficinas familiares, fondos de cobertura y personas adineradas que buscan comprar tierras en metaversos junto con inversores institucionales.
Pero el espacio es más complejo para los inversionistas que comprar terrenos fuera de línea, dice Lorne Sugarman, directora ejecutiva de Metaverse Group, que invirtió $2.5 millones en el espacio Decentraland para albergar desfiles de moda virtuales.


Sugarman y Yorio dicen que es poco probable que las oficinas familiares que compran terrenos virtuales no desarrollados aprovechen al máximo su inversión sin equipos de diseñadores de juegos 3D experimentados.

A pesar de todo el entusiasmo por la tierra virtual, no es difícil encontrar escepticismo entre aquellos que han visto esfuerzos anteriores con mundos virtuales. “Los MMO [juegos en línea multijugador masivos] ciertamente han vendido propiedad virtual antes y, desde esa perspectiva, han tenido éxito”, dice Fragen. "Lo que está menos claro es si estos MMO han convertido con éxito estas propiedades en inversiones rentables para sus propietarios de manera constante".


Edward Castronova, profesor de medios en la Universidad de Indiana y autoridad en economías virtuales, es igualmente crítico. “He estado diciendo lo mismo sobre la realidad virtual durante los últimos 20 años. Nunca pensé que fuera un buen modelo, y sigo sin pensarlo". 


Financial Tlmes.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#413

El pánico se apodera de las bolsas: por qué la historia demuestra que no hay que vender cuando todo se viene abajo


 
Las bolsas están viviendo en sus propias carnes el miedo derivado de los excesos vividos en, prácticamente, los últimos 2 años.

La pandemia arrastró a los mercados a un clima de incertidumbre, que más tarde se reajustó con los nuevos máximos históricos en Wall Street. El S&P 500 llegó a despegar más de un 106% desde mínimos, mientras que el Nasdaq cuajó una rentabilidad de más de un 136%. El miedo se disipó.


En las últimas semanas, el temor al impacto de la subida de los tipos de interés con una inflación que no cesa en su empuje ha volteado la escena por completo. Los principales índices han entrado en un proceso correctivo que ha generado en muchos inversores una sensación de pánico.

Las correcciones de la bolsa se traducen en que la media de las acciones cotizadas cede entre un 10% y 20% desde sus máximos recientes. Reflejan una sensación de miedo

¿Está justificado el terror que sienten en sus propias carnes algunos operadores? En algunos casos, no. Y basta con ver la estadística. La mayoría de las veces los mercados se recuperan con velocidad. 

De hecho, según publica Money centrándose en los datos de LPL Financial, por cada vez que el S&P 500 ha caído al menos un 10% desde 1980, el índice ha subido un año después el 90% de las veces y un 25% de media.

"La volatilidad es normal", dice Ryan Detrick, estratega jefe de mercado de LPL Financial.

 "Aunque esto a veces sea incómodo, tienes que pagar para jugar", asegura el experto a la publicación estadounidense.


El ejemplo de las correcciones anteriores como principal referencia


Cuando la bolsa cae, el valor de las carteras se reduce significativamente. Ahí es tentador preguntarte si deberías vender. Es algo comprensible, es cierto. Pero lo más probable es que no sea la mejor estrategia a llevar a cabo. Especialmente, atendiendo a los datos anteriores. 

En su lugar, tal vez habría que preguntarse: “¿Por qué no vender?"

La respuesta es simple: no hay que asustarse. Las ventas de pánico suelen ser la reacción visceral de las personas cuando las acciones se desploman y hay una caída drástica en las carteras de cada uno. 

“Por eso es importante conocer de antemano tu tolerancia al riesgo y cómo te afectarán las fluctuaciones de precios o la volatilidad”, comenta Alfredo Rodríguez, analista independiente, a Business Insider España

También, puede mitigar el riesgo de mercado cubriendo tu cartera a través de la diversificación, manteniendo una variedad de inversiones, incluidas algunas que tienen un bajo grado de correlación con el mercado de valores.

A veces, los rendimientos uno o 2 años después de una corrección son bastante significativos.

Por ejemplo, después de que las acciones tocasen fondo en 2009, el S&P 500, el índice de referencia de Wall Street que se utiliza para medir el comportamiento general de la bolsa subió un 68,6% un año después, y un total de 95,4% 2 años después de ese mínimo. 

Mientras, la rentabilidad a un año tras el colapso del marzo en 2020 fue del 74,8%.

“Esta es la razón por la que realmente no quieres entrar en pánico vendiendo”, dice Detrick en la publicación estadounidense. 

Por supuesto, es tentador: en marzo de 2020, los inversores se apresuraron a dejar su liquidez al margen, sacando 326.000 millones de los fondos de inversión y los ETF, tal y como se observa en los datos de Morningstar. 

Esto evidencia, apunta Rodríguez, que “invertir te ayuda a salvaguardar el dinero para tu jubilación, a usar tus ahorros de la manera más eficiente y a aumentar tu riqueza a través de la magia de la capitalización”. 

¿Por qué, entonces, más del 70% de los españoles no invierte en la bolsa? La razón es la falta de confianza en el mercado debido a la crisis financiera del 2008 y la considerable volatilidad del mercado en otros momentos. 

Además, aquellos que no tienen suficientes ahorros para sobrevivir cada mes generalmente tampoco tienen capital que destinar a la inversión.

Los inversores a largo plazo saben que el mercado y la economía se recuperarán eventualmente, y que deben estar posicionados para aprovecharse de ese rebote. 

Durante la crisis financiera de 2008, la bolsa, efectivamente, se desplomó y muchos inversores vendieron sus acciones. Sin embargo, el mercado tocó fondo en marzo de 2009 y superó sus niveles anteriores con holgura. 

Los que vendieron ante el pánico pueden haberse perdido la subida del mercado, mientras que los inversores a largo plazo que permanecieron en la bolsa finalmente se recuperaron y les fue mejor a lo largo de los años.

“En lugar de entrar en pánico y vender en pérdidas ante una corrección, es mejor adoptar una estrategia con la que cubrir tu cartera y diversificar”, apunta Rodríguez

El peligro está en que, si retiras tu capital invertido en un mal día, ese dinero también podría perderse las mejores sesiones del mercado.

Un inversor que se perdió los 10 mejores días de la bolsa entre 2001 y 2020 habría reducido sus rendimientos en más de la mitad, según la Guía para la jubilación 2021 de JPMorgan Asset Management.






 Por qué no hay que vender cuando la bolsa se desploma | Business Insider España 


No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#414

La historia dice que la caída de acciones inducida por la Reserva Federal no durará



 
¿Deben preocuparse los inversores por si va a continuar la caída en el mercado de acciones? Tal vez no, si cree que los precios de las acciones están cayendo porque los inversores ven aumentos inminentes en el coste de pedir dinero prestado. Históricamente, cuando la Reserva Federal comienza a aumentar las tasas de interés, lo que normalmente hace en pequeños incrementos, el mercado de valores se recupera, según muestra una nueva investigación.

“Es un poco más complicado que decir simplemente: si la Fed va a endurecer la política monetaria, venda acciones”, afirma un informe reciente del operador de divisas Bannockburn Global Forex. "Los datos presentados por Mark DeCambre muestran que, en la mayoría de los casos, el S&P 500 se recupera en el transcurso de la mayoría de los ciclos de ajuste monetario de la Fed".

 
De hecho, cuatro de los últimos cinco ciclos de aumento de tasas coincidieron con un mínimo de ganancias porcentuales de dos dígitos durante el período de aumentos en el costo de los préstamos. En solo un período de aumento de la tasa de interés, 1999-2001, cayó el S&P 500.


Si eso fuera todo, entonces aumentos bien señalados en la tasa de interés objetivo de los fondos federales no deberían molestar demasiado a los inversores.


Sin embargo, hay otras preocupaciones que los inversores deberían tener en cuenta. La número uno en la lista de preocupaciones debería ser una posible guerra al borde de la Unión Europea. Una invasión rusa de Ucrania probablemente haría que las acciones cayeran aún más, mientras que los precios de los bonos del Tesoro, la energía y el trigo seguramente se recuperarían.

En ausencia de un gran conflicto militar, los datos sobre el empleo y la inflación en EE.UU. dominarán los mercados. Es probable que estos dos elementos juntos influyan en gran medida en las próximas elecciones intermedias. El aumento de la inflación es esencialmente un impuesto furtivo sobre los salarios de los trabajadores. A menos que algo cambie rápidamente, los sentimientos negativos en torno a las altas tasas de inflación seguirán superando con creces los beneficios de la caída del desempleo. Históricamente, los estadounidenses votan con sus bolsillos, por lo que se espera que los demócratas reciban una paliza en noviembre.

Además de eso, hay una gran cantidad de reuniones de los principales bancos centrales pendientes, lo que significa que hay mucha anticipación (e incertidumbre) sobre lo que los responsables políticos anunciarán en los próximos días. Y como saben la mayoría de los inversores, la incertidumbre es lo mismo que el riesgo y tiende a generar volatilidad en el mercado.


El informe de Bannockburn se resume de la siguiente manera: “Con la volatilidad de los mercados de valores y el riesgo de conflicto en Europa, el riesgo está absorbiendo oxígeno”. En otras palabras, los inversores permanecerán nerviosos hasta que la incertidumbre se disipe y la volatilidad disminuya. 


C.B.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#415

La batalla entre el trading y la inversión continúa


 
Las caídas del mercado pueden ser desconcertantes. De hecho, Scott Wren, estratega senior de mercado global del Wells Fargo Investment Institute (WFII), dice que a veces pueden obligar a los inversores asustadizos a salir del mercado, en lugar de verlos como oportunidades.

Como lo ve Wren, desde que el S&P 500 rompió recientemente su media móvil de 200 días el 21 de enero y luego se recuperó el 31 de enero, ha sido una batalla entre los traders que buscan ganancias a corto plazo y los inversores que se aprovechan de debilidad para intervenir y comprar acciones.


Los traders tienen su lugar, dijo Wren en una nota, pero una pieza clave del rompecabezas sobre los retrocesos del mercado depende de su perspectiva a futuro, y la de WFII sigue siendo "positiva".


Mirando el balance de 2022, WFII ve un buen crecimiento económico, una desaceleración de la inflación, un mercado laboral mejorado y un fuerte crecimiento de las ganancias corporativas. Por lo tanto, WFII quiere "intervenir y ser compradores cuando el mercado de valores corrija".

Dada esa perspectiva, Wren continúa recomendando los servicios de tecnología y comunicación para los "componentes de calidad y crecimiento de las carteras". Además, Wren dice que los inversores pueden buscar aumentar la exposición a dos sectores cíclicos: el financiero y el industrial. En cuanto a la renta fija, Wren dice favorecer los bonos municipales y las preferentes.

"En el entorno actual, espere más días en los que la volatilidad inducida por los traders se encuentre con compras provenientes de inversores a más largo plazo que buscan aprovechar las oportunidades. Recomendamos ser un comprador", dijo.



 

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#416

Se avecina un ‘shock’, ya que los mercados subestiman cuán ‘agresiva’ tendrá que ser la Fed


 
Los mercados se enfrentan a "riesgos significativos", ya que los inversores aún subestiman cuán "agresiva" tendrá que ser la Reserva Federal durante este ciclo de ajuste monetario para combatir la inflación creciente, dijo Bridgewater Associates, el fondo de cobertura más grande del mundo, gestionado por Ray Dalio, en su perspectiva para 2022. "Los mercados están descontando una reversión suave al bajo nivel de inflación de las décadas anteriores, sin la necesidad de una acción política monetaria agresiva, que en su mayoría sucederá naturalmente por sí solo", dijo el fondo de cobertura más grande del mundo", Vemos un próximo shock entre lo que está a punto de suceder y lo que ahora se descuenta".




Las fuertes caídas del mercado en enero podría no ser el fin de la volatilidad esperada para este año, ya que Bridgewater ve una gran diferencia entre las expectativas de los inversores y la realidad.

"Debido a que hay una gran diferencia entre lo que se descuenta y lo que creemos que es probable, vemos el potencial de grandes movimientos del mercado, lo que por supuesto implica riesgos significativos en los activos", dijo el ejecutivo en su informe.

El problema es que los mercados están valorando actualmente que la Reserva Federal ponga fin a su ciclo de ajuste cuando las tasas vuelvan a subir al 2,5 %, aún por debajo de sus normas históricas. La idea es que será suficiente para bajar la inflación, que actualmente está en 7%, por debajo del 2,5%.

"Los precios actuales sugieren que la postura general de la política monetaria seguirá siendo extremadamente fácil indefinidamente en una economía ya activa, que culminará en tasas nominales estables entre 0% y 2% y tasas reales permanentemente negativas, tanto en EE.UU. como en todo el mundo desarrollado", dijo Bridgewater. "Y se cree que este ajuste mínimo será suficiente para frenar la fuerza de la demanda y volver a controlar la inflación... Las tasas a corto plazo de EE.UU. descuentan una estabilización por debajo del 2% después de uno de los ciclos de ajuste más pequeños registrados, mientras que la inflación vuelve por completo a los niveles bajos que caracterizaron los años anteriores a la pandemia".


Los participantes del mercado podrían ser demasiado optimistas en esta creencia considerando que la inflación está en máximos de cuatro décadas y que la economía de EE.UU. se encuentra en un "ciclo de auto-reforzamiento", destacó el informe.

"Las políticas de Política Monetaria 3 (política monetaria y fiscal coordinada) han funcionado... produciendo ahora un ciclo de auto-reforzamiento de alto gasto nominal y crecimiento del ingreso que está superando la oferta, produciendo inflación... Dada la inercia en el sistema, es poco probable que el actual nivel de crecimiento del gasto nominal y sus impactos en la inflación pueden contenerse sin un endurecimiento monetario agresivo en el muy corto plazo", explicó Bridgewater.

Este entorno podría resultar desafiante para la Reserva Federal y otros bancos centrales de todo el mundo. "Debido a la fuerza del gasto nominal que supera la capacidad de producción, los bancos centrales, y en particular la Reserva Federal, ahora se enfrentan al mayor potencial de un aumento sostenido de la inflación en 40 años. Eso es un desafío suficiente por sí solo, pero la pandemia y las tasas de interés cercanas a cero hacen que las decisiones a las que se enfrentan las autoridades monetarias sean especialmente difíciles", dijo el informe.

Incluso un endurecimiento moderado podría ser "doloroso" para las acciones, que ya registraron pérdidas significativas desde principios de año, con el S&P 500 y el Nasdaq experimentando sus peores meses desde el comienzo de la pandemia.

"En términos de activos, las altas valoraciones y las largas duraciones, impulsadas en gran parte por las bajas tasas de interés y la abundante liquidez, significan que un endurecimiento moderado podría ser doloroso, especialmente en los segmentos más burbujeantes del mercado de valores", agregó el informe.
 

Carlos Montero.


No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#417

“Escuchar a personas desinformadas es peor que no tener respuestas. Mejor una mentira, que una verdad a medias”


 Asegúrese de que estén completamente informados y sean creíbles. Averigüe quién es responsable de lo que sea que esté tratando de entender y luego pregúnteles.

Escuchar a personas desinformadas es peor que no tener respuestas #PrincipleOfTheDay (Ray Dalio). Muy interesante, lo que sigue en estos tiempos de mentiras y de turbulencias.
 
De odios y venganzas, de verdades a medias respecto a la pandemia. André Kostolany, Maestro de los Maestros de la Bolsa y de los bolsistas ya dijo que "una Verdad a medias es peor en Bolsa, que una Mentira...

"En la Vida, en la Sociedad, en la Economía y en las Finanzas sucede lo mismo. La mentira llegó con la aparición de la vida. Animales y vegetales de todas las clases mienten con todo el descaro. Unos lo hacen para evitar ser comidos y otros para comer mejor. Los humanos, parece ser que, somos un compendio de todo lo bueno y lo malo, por eso mentimos más. 

Los camaleones mienten cambiando de color y los más vergonzosos de entre nosotros cambiamos de color cuando mentimos, cosa que viene a ser lo mismo pero al revés. 

 
Hace doce (12) años supimos que Christian Salmon, francés de Marsella, donde nació en 1951, dedicaba su esfuerzo de escritor a revelar la gran mentira en la que vivimos. Vivimos en la gran mentira. Se ve muy bien en la crisis financiera: la percepción de las cosas es más importante que la realidad de las cosas. Esta es una crisis de percepción.


Y si hablamos de política, es lo mismo. Los políticos no argumentan, no abren un debate, sino un teatro, una historia. Storytelling: cuentan un cuento. John McCain ha escrito un libro, Faith of my fathers (La fe de mis padres), y Obama titula el suyo Dreams from my father (Sueños de mi padre)...


Independientemente de que nos guste más o menos Obama, lo cierto es que los dos presentan un teatro virtual, una cadena de posturas que obedecen a los mismos códigos: storyline, timing, framing, networking… La percepción es más importante que la realidad.


“La Historia nos enseña dos cosas: que jamás los poderosos coincidieron con los mejores, y que jamás la política fue tejida por los políticos” –Camilo José Cela.


Tomemos nota en la Vida y a la Bolsa 


Moisés Romero.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#418

“Esto no es 1980”: Así es como evolucionará la inflación y los mercados



 
Esta semana, los inversores estarán atentos a la última lectura de la inflación de EE.UU., que se ha disparado en el contexto de un mercado de valores volátil en 2022. 

“La inflación será el punto de datos que mueva los mercados”, dijo Brent Schutte, estratega jefe de inversiones de Northwestern Mutual Wealth Management Co. “Creo que lo que seguirás viendo es una rotación hacia esos segmentos más baratos del mercado”.

Los inversores han estado nerviosos por sus expectativas de que la Reserva Federal tome medidas de política monetaria agresivas para combatir la inflación elevando las tasas de interés desde casi cero. 

Las acciones sensibles a las tasas y de alto crecimiento se han visto particularmente afectadas en lo que va del año, y algunos inversores temen que la Fed perjudique a la economía si aumenta las tasas demasiado rápido.

“El objetivo de la Fed no es una recesión”, dijo Schutte, quien espera que el ajuste monetario sea más un “ajuste fino” bajo la presidencia de Jerome Powell. “Esto no es 1980”.

Paul Volcker, quien se convirtió en presidente de la Fed en agosto de 1979, ayudó a controlar la inflación vertiginosa elevando agresivamente las tasas de interés de referencia de la Fed en la década de 1980, dijo el cofundador de DataTrek Research, Nicholas Colas, en una nota. “Los fondos federales fueron mucho más altos que la inflación del IPC durante todo su mandato”.

“Especialmente notable es la amplia brecha en 1981-1982, cuando mantuvo las tasas muy altas (10-19 por ciento) incluso cuando la inflación estaba claramente en declive”, escribió Colas. “Esta política provocó una recesión”, dijo, “pero también tuvo el efecto de reducir rápidamente las presiones inflacionarias”.

El índice de precios al consumidor, o IPC, mostró que la inflación aumentó un 0,5% en diciembre, lo que elevó la tasa anual a un máximo de 40 años del 7%. La lectura del IPC de enero se publica hoy jueves.

“Mientras más persista la alta inflación, más desconcertante será para los participantes del mercado”, dijo Mark Luschini, estratega jefe de inversiones de Janney Montgomery Scott.

Una inflación más alta durante más tiempo puede “generar una respuesta mucho más agresiva de la Reserva Federal y, como consecuencia, podría socavar las elevadas valoraciones del mercado en general”, dijo Luschini, “particularmente aquellos sectores de crecimiento como la tecnología que ya han sufrido durante el último mes".

La vivienda, la energía y los salarios se encuentran entre las áreas que llaman la atención de los inversores y analistas mientras monitorean el aumento del costo de vida durante la pandemia, según los estrategas del mercado.

Los analistas de Barclays esperan que "las presiones inflacionarias se moderen ligeramente en enero, principalmente en la categoría de bienes básicos", según su nota de investigación del 3 de febrero. Pronosticaron que el IPC general aumentó un 0,40% el mes pasado y un 7,2% durante el año pasado.

En cuanto al IPC subyacente, que excluye los alimentos y la energía, los analistas esperan que los precios subieran un 0,46% en enero a un ritmo de 5,9% en 12 meses.

Mientras tanto, el aumento de los precios de la energía es parte del marco inflacionario que “estamos observando junto con todos los demás”, dijo Whitney Sweeney, estratega de inversiones de Schroders, en una entrevista. Los precios elevados del petróleo son preocupantes, ya que los estadounidenses terminan sintiendo los elevados precios de la gasolina, lo que deja a las personas con menos ingresos disponibles para gastar en la economía, dijo Sweeney.

“Los precios de las materias primas en términos más generales no muestran signos de disminuir y, en cambio, continúan con una tendencia al alza”, dijeron los analistas de Deutsche Bank en una nota de investigación. “Será mucho más difícil lograr que las cifras de inflación bajen si una serie de materias primas importantes continúan mostrando ganancias considerables año tras año”.

Profundizando en el papel de la energía durante la inflación de la década de 1970, Colas de DataTrek escribió en su nota que el ex presidente de la Fed, Volcker, no "dominó por sí solo la inflación y la volatilidad de los precios a principios de la década de 1980 con una política de tasas". Recibió algo de ayuda de dos áreas, incluida una fuerte caída en los precios del petróleo y cambios en el cálculo de la inflación de viviendas, dijo Colas.

Los precios del crudo subieron de $1 a $2 por barril en 1970 a $40 en 1980, pero luego vieron una caída del 75% de 1980 a 1986, según muestra la nota de DataTrek. Después de alcanzar su punto máximo en noviembre de 1980, el petróleo fue "prácticamente directo a $ 10 por barril en 1986", escribió Colas. “Los precios de la gasolina siguieron la misma tendencia”.

Volcker también recibió ayuda para controlar la inflación de la Oficina de Estadísticas Laborales, cambiando su cálculo de la inflación de viviendas para eliminar el efecto de las tasas de interés, según DataTrek. Los costos de la vivienda, como el alquiler, representan una parte significativa del IPC y es un área de inflación que tiende a ser más "pegajosa", razón por la cual los inversores la están observando de cerca mientras intentan medir qué tan agresiva debe ser la Reserva Federal para luchar contra el aumento del costo de vida, dijo Sweeney.

“La política monetaria es importante, pero también lo son los factores fuera del control de la Fed”, escribió Colas en su nota. “Quizás los problemas de la cadena de suministro desaparezcan este año como lo hicieron los precios del petróleo en la década de 1980. De lo contrario, la Fed se enfrentará a algunas decisiones difíciles”.

Los estrategas de mercado, incluidos Sweeney, Northwestern Mutual's Schutte, Janney's Luschini y Liz Ann Sonders de Charles Schwab, dijeron que esperan que la inflación comience a disminuir más adelante este año a medida que los cuellos de botella de la cadena de suministro se alivian y los consumidores aumentan su gasto en servicios a medida que la pandemia retrocede.

El aumento de la inflación desde los cierres de la pandemia ha estado relacionado con los bienes, dijo Sonders, estratega jefe de inversiones de Charles Schwab. Dijo que la demanda elevada de los consumidores disminuirá a medida que el COVID-19 afloje su control sobre la economía, lo que podría dejar a las empresas con un exceso de productos, en contraste con la escasez que ha ayudado a impulsar la inflación.

Mientras tanto, “el alza del IPC subyacente sigue siendo impulsada principalmente por el aumento de los precios de los automóviles y, en mucha menor medida, de la ropa y los muebles”, según Eric Liu, jefe de investigación de Vanda.

“Los costos de los servicios de transporte, principalmente en forma de tarifas aéreas volátiles, siguen siendo una fuente” de variabilidad mes a mes, escribió en una nota enviada por correo electrónico publicada a fines de enero. “Y el crecimiento del precio de la vivienda continúa aumentando, aunque a un ritmo mucho más lento que la inflación en automóviles, muebles, etc.”






Liu estima que el dato del IPC de esta semana podría estar por debajo de las expectativas del consenso, según su nota. Eso se debe en parte a que los precios de los autos usados parecen haber alcanzado su punto máximo a mediados de enero, dijo, citando datos de CarGurus. La disminución de los costos de transporte, como las tarifas aéreas y de alquiler de automóviles, también podría reducir el IPC subyacente en enero, dijo, citando datos de Estados Unidos del sitio de análisis de tarifas aéreas Hopper.

Mirando más ampliamente la inflación, Sonders de Charles Schwab dijo que está prestando mucha atención al crecimiento de los salarios, ya que también tiende a ser "más rígido".

A medida que aumentan los salarios, también lo hacen los costos laborales para las empresas. “Luego pasan esos costos más altos al cliente final” para proteger sus márgenes de beneficios, dijo. Al ver que su costo de vida aumenta, los trabajadores piden salarios más altos para compensar eso, creando potencialmente una "espiral" de inflación.

Un sólido informe de empleos de EE. UU. el viernes mostró que los salarios promedio por hora aumentaron un 0,7% a $31,63 en enero. Durante el año pasado, los salarios aumentaron un 5,7%, el mayor aumento en décadas. 



Carlos Montero.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#419

Re: Historias de la Bolsa.

gracias harruinado por la labor que nos entregas....

Quien tiene dinero tiene en su bolsillo a quienes no lo tienen

#420

Re: Historias de la Bolsa.



De nada un saludo!.😉

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar