Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Historias de la Bolsa.

506 respuestas
Historias de la Bolsa.
17 suscriptores
Historias de la Bolsa.
Página
29 / 34
#421

¿Será el metaverso la panacea para los inversores?

 
El metaverso supone una buena oportunidad de inversión, pero los expertos resaltan que "aún queda mucho camino por recorrer", con lo que habrá que esperar a que se desarrolle más para que los retornos se materialicen.

Lo que actualmente se identifica como metaverso es un entorno inmersivo en 3D compartido por múltiples usuarios, en el que se puede interactuar a través de una interpretación digital de nuestra imagen física, conocida como avatar.

Esta industria ocupó los titulares de la prensa internacional en octubre de 2021, cuando Facebook anunció el cambio de nombre de la matriz a Meta con el objetivo de unificar las actividades del gigante de las redes sociales con el metaverso.

Según un informe de Grayscale, el sector podría presentar una oportunidad de ingresos de hasta un billón de dólares (877.443 millones de euros).

De hecho, videojuegos como Fortnite y Roblox ya han creado metaversos para sus jugadores en línea y celebrado conciertos virtuales con artistas como Ariana Grande y Travis Scott, que han reunido a más asistentes que las actuaciones en vivo, según señala Fidelity International en un informe.

"El potencial podría ser impresionante, pero la tecnología necesita mejorar antes de que el metaverso pueda ser adoptado de forma generalizada", destaca Fidelity International.

"Los visores de realidad aumentada necesitan que se mejore la potencia de cálculo, la duración de la batería, los proyectores y el diseño de los marcos para ser comercialmente viables, y este desarrollo llevará tiempo".

Coincide el consejero delegado y cofundador de la plataforma de inversión Heytrade, Ramiro Martínez-Pardo: "Aún hay mucho trabajo por hacer y dudas que resolver. Ahora bien, lo que resulta indudable es que aquellas empresas e inversores que sean capaces de imaginar e implementar nuevos modelos de negocio en esta nueva realidad se beneficiarán de una oportunidad única que hoy estamos simplemente empezando a vislumbrar".

Además, Fidelity International no ve muy claro cómo van a trabajar los "gigantes de internet" para desarrollar un espacio que sea abierto y diverso.

Por eso, considera que los inversores deben de tener en cuenta esta tendencia en sus inversiones, pero "tal vez no inmediatamente". "A más largo plazo, podría tener un gran impacto en las empresas en toda la cadena de suministro de la tecnología mundial y, eventualmente, en el resto de la economía 2D", concluye.

La directora de inversión sénior de renta variable asiática de Abrdn, Pruksa Iamthongthong, ha destacado recientemente que el metaverso "podría acabar siendo un avance tan importante como lo fue internet en los años 90", en tanto que otros lo han calificado como "la evolución natural de internet".

Si bien su desarrollo está aún en una fase muy temprana, Iamthongthong ve oportunidades en el 'hardware', soporte de infraestructuras y las plataformas virtuales, en tanto que desde un punto de vista geográfico, ha destacado China y Corea.

Las empresas asiáticas, en general, serán las que desempeñen un papel más importante en ese sentido, desde el montaje y la distribución del hardware hasta el desarrollo de plataformas centralizadas y descentralizadas.

Martínez-Pardo ha puesto de relieve que la industria que se encuentra a la vanguardia de este proceso es la del 'gaming', "donde tanto 'hardware' como 'software' llevan años avanzando a un modelo inmersivo con modelos de negocio propios creados alrededor de la identidad de los jugadores".


EL PAPEL "CLAVE" DE LA CIBERSEGURIDAD

La Fundación Bankinter sostiene en un informe publicado esta semana que en ese proceso la ciberseguridad tendrá un papel "clave", después de los episodios de ataques informáticos de gran envergadura que tuvieron lugar el año pasado.

"Tejer redes de seguridad lo suficientemente contundentes como para articular sistemas que protegen al usuario no es una tarea sencilla, pero sí necesaria", ha incidido.

Desde Nextep Finance creen que la clave para aprovechar esta nueva revolución tecnológica es apoStar por empresas más pequeñas frente a grandes jugadores del mercado como Meta.

"La compra de Activision por parte de Microsoft es un buen ejemplo, así como las compras realizadas por Facebook. Nos enseñan que la clave para rentabilizar la tercera fase de la revolución digital es encontrar esas empresas más pequeñas por las que los grandes jugadores pagarán millonadas para contar con su tecnología y el 'know how' de las que ellas carecen", ha destacado el socio fundador y director de estrategia de la firma, Víctor Alvargonzález.

Alvargonzález considera además que este tipo de inversión no se debe hacer con fondos tradicionales, sino que es necesario apostar por los ETF, porque "permiten afinar el tiro y centrar la inversión en grupos de valores claramente relacionados con el objetivo perseguido".


2022 NO SERÁ UN BUEN AÑO PARA LAS TECNOLÓGICAS

Los valores tecnológicos tuvieron un buen comportamiento en los mercados en 2020 y 2021, pero los analistas apuntan a que los buenos rendimientos no se van a repetir este año.

El gestor de fondos de la gestora Oddo BHB, Patrick Suck, ha destacado que aunque las perspectivas fundamentales y de crecimiento nunca han sido mejores para estas empresas, hay vientos en contra como la finalización de los confinamientos --que penalizan a las empresas que se benefician de ellos--, el aumento de la inflación y los tipos de interés y las elevadas valoraciones. 

#422

El mercado de fusiones y adquisiciones cerró 2021 con cifras récord y se espera un mejor 2022

 
El mercado de fusiones y adquisiciones cerró 2021 con cifras récord tanto por número de transacciones como por importe y la firma de servicios profesionales PwC anticipa que seguirá "en plena actividad" este año, según su informe 'Global M&A Industry Trends: 2022 Outlook'.

En concreto, el año pasado se registraron a nivel mundial más de 62.000 operaciones, un 21% más que en 2020, en tanto que el importe ascendió hasta los 5,1 billones de dólares (4,5 billones de euros), un 57% más, unas cifras que incluyen 130 "mega operaciones" por encima de los 5.000 millones de dólares (4.422 millones de euros).

"El mercado de fusiones y adquisiciones está marcando el camino hacia la recuperación económica de la crisis generada por la pandemia. En los próximos meses, esperamos que la actividad de M&A siga desempeñando un papel fundamental para las compañías que se enfrentan a la disrupción tecnológica y a la creciente presión de los accionistas e inversores por crear valor en sus compañías y carteras", ha destacado el socio responsable de transacciones de PwC en España, en EMEA y en el mundo, Malcolm Lloyd.

Si bien la firma tiene una perspectiva optimista este año, el informe señala que existen algunas incertidumbres, como el aumento de los tipos de interés, la evolución de la inflación, el incremento de la presión fiscal y de la regulación, que podrían afectar a la actividad.

Las firmas de private equity están presentes en un mayor número de operaciones: en torno al 40% de las que tuvieron lugar en 2021 contaron con la participación de estos fondos, que ya aglutinan el 45% del valor de las transacciones, frente al 30% de los últimos años.

Esas firmas cada vez tienen más presión por parte de los inversores pese a la abundancia de liquidez, según destaca el informe, especialmente para generar retornos y crear valor en un entorno de tipos de interés al alza, múltiplos más altos y un mayor peso de las cuestiones ESG.

Las sociedades de adquisición de propósito especial (SPAC, por sus siglas en inglés) continuarán teniendo un papel importante en el mercado este año, después del repunte de las salidas a Bolsa a través de este tipo de entidades.

El informe revela que en la actualidad quedan casi 500 sociedades de esta clase cotizando que aún no han anunciado ninguna operación y que tendrán que hacer algún movimiento antes de finales de 2022 o principios de 2023.

La competencia entre grupos corporativos, fondos de private equity y SPACs hará que las valoraciones de los activos se mantengan altas.

Desde un punto de vista corporativo, PwC espera que el impulso de la digitalización, la innovación y los nuevos modelos de negocios disruptivos sigan alimentando la actividad de fusiones y adquisiciones.

Las cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno influirán cada vez más en las estrategias, en tanto que los máximos ejecutivos empezarán a apostar por las desinversiones, a medida que revisen sus negocios y apuesten por aquellos que les ofrezcan una mayor rentabilidad en el largo plazo.

Todas estas tendencias afectarás especialmente a los sectores financiero, de consumo, energético, sanitario, industrial y tecnología 

#423

Churchill dijo la famosa frase: "Nunca dejes que una buena crisis se desperdicie"



 
Los miedos se multiplican: guerra en Ucrania, subida de tipos, estanflación. Churchill dijo la famosa frase: "Nunca dejes que una buena crisis se desperdicie". Las acciones chinas frente a los bonos corporativos muestran claramente que cada pico de rendimiento (FUD) fue una gran oportunidad de compra dentro de dos o tres años.

Hemos estado ocupados concentrándonos en las acciones chinas desde que comenzó el FUD a fines del verano pasado", señala Tiho [email protected] 

Las Bolsas están sobrevaloradas. Va a llegar un crash. Todo el mundo lo dice. Los mejores analistas vuelven a insistir en que la burbuja de Wall Street va a explotar y que nos arrastrará a todos. Ahora que los tipos están a cero o negativo, que la economía global se envalentona y que los denominados expertos recomiendan vender Bolsa, es el mejor momento para hacer lo contrario. Los crash anunciados nunca se producen, porque de ser así todo el mundo sacaríamos provecho de ellos.

 Los crash llegan cuando nadie lo espera, pero cuando llegan en lugar de llorar y de rasgarse las vestiduras hay que aprovecharse de ellos", me dice uno de mis gurús favoritos, que añade: "Lo esperado no sucede, es lo inesperado lo que acontece (Eurípides de Salamina)" 

 
Goetzmann & Kim estudiaron los crash con datos de 101 mercados bursátiles mundiales desde 1692 hasta 2015. 

Las caídas anuales extremadamente grandes del mercado de valores suelen ir seguidas de rendimientos positivos Esto no es cierto para descensos menores. Este patrón no parece estar impulsado por fricciones institucionales, crisis financieras, shocks macroeconómicos, conflictos políticos o problemas de supervivencia.


A propósito de este asunto, el analista jefe de un banco de inversión londinense me comentó hace unas semanas "que nunca en la historia de la Bolsa se ha escrito y pronunciado tanto la palabra crash como se ha hecho ahora.

Seguimos cerca de 1.000 informes al año. En el 85% de ellos aparece el término crash de una manera u otra, cuando la media histórica, en términos de aparición de esta palabra, apenas ha sido del 5%. Está claro, por tanto, que no habrá crash. La Bolsa bajará, claro, pero cuando baje será de otra manera.


Los sabios y estudiosos de los mercados resucitan en los últimos días decálogos de inversión, que siguen vigentes ¡quién lo iba a decir!, tras el paso del ciclón tecnológico y del dominio de las máquinas y sus algoritmos. Uno de ellos, el que perdurará por los siglos de los siglos es el referido a las grandes oportunidades de inversión que brindan los crash y los colapsos financieros, y, al revés, que la complacencia y la euforia conducen al crash y a los colapsos.



Moisés Romero.



No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#424

“Los inversores minoristas han sido desplumados rápida y espectacularmente”


 
El auge de SPAC que comenzó a despegar en 2020, junto con un montón de otros esquemas ridículos de transferencia de riqueza, ha estado implosionando de manera más amplia, sin limitarse a EV SPAC. Estas Compañías de Adquisición de Propósito Especial recaudaron toneladas de dinero, a menudo involucrando a celebridades que promocionaron esta basura en las redes sociales para que los inversionistas minoristas más tontos se las tragaran.

 Después de que las SPAC comenzaran a cotizar en bolsa, compraron nuevas empresas con valoraciones enormes. La fusión hizo que la puesta en marcha fuera la empresa que cotiza en bolsa. Los Insiders hicieron una matanza en este proceso sin importar lo que pasara.

Este esquema de salir a bolsa a través de SPAC elude muchos de los requisitos de divulgación y otros requisitos a los que están sujetas las OPI clásicas. Pronto, varias de estas empresas estaban siendo investigadas por la SEC y el Departamento de Justicia. Y el despojo de los inversores minoristas ha sido rápido y espectacular.

Los nueve fabricantes de vehículos eléctricos y de baterías para vehículos eléctricos que se muestran aquí están perdiendo enormes cantidades de dinero. Todos ellos compiten con las compañías más grandes que existen: fabricantes mundiales de automóviles, camiones y baterías. Las acciones de cuatro de ellos se han derrumbado en más del 90% desde sus máximos. El que menos se derrumbó  está abajo un 60%. Es probable que algunos de ellos lleguen a $0.




Tampoco se trata de pequeñas cantidades de dólares. Pongamos dos ejemplos: 

Nikola, una de las caídas del 90%, una vez tuvo un valor de $ 34 mil millones. Ahora vale $ 3.2 mil millones, más de $ 30 mil millones de pérdida.

Nikola se hizo pública a través de una fusión con una SPAC. El acuerdo fue aprobado por los accionistas en marzo de 2020. Las acciones posteriores a la fusión comenzaron a cotizar en junio de 2020. En noviembre de 2020, la compañía reveló que la SEC y el Departamento de Justicia la estaban investigando y a su fundador Trevor Milton después de que le atraparan mintiendo a los inversionistas. La empresa hizo un poco de limpieza y barrió al fundador. En diciembre de 2021, resolvió la investigación de la SEC por $125 millones.

Los inversores que compraron la exageración han sido masacrados. El viernes, las acciones cerraron a $ 7.79, un 90% menos que el pico en junio de 2020.

Lordstown Motors se hizo pública mediante una fusión con SPAC, un acuerdo que se anunció en octubre de 2020. En marzo de 2021, la empresa reveló que la SEC la estaba investigando. En julio de 2021, la compañía confirmó que ahora el Departamento de Justicia estaba investigando su negocio, su acuerdo SPAC y su informe de pedidos anticipados de vehículos. La compañía echó a su CEO y CFO.

Sus acciones cerraron el viernes a $ 3.04 por acción, un 90% menos que el pico en febrero de 2021.


 Wolfstreet 

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#425

Cuando hay grandes sumas de dinero en juego, lo mejor es no confiar en nadie". Agatha Christie


 
Desconfía de todos y de todos. Incluso de los insiders. Los chivatazos, el sé de buena tinta, te pueden ocasionar la ruina. En los últimos meses, uno de los mejores bancos de inversión que he conocido en mi trayectoria profesional me ha recomendado tres valores, que, según ellos, contaban, siguen contando, con buenos fundamentos. O sea, auténticos chollos.

Tres valores, que, en efecto, han rendido a sus accionistas buenas cuentas y buenas noticias. Tres valores, no obstante, que se han pegado tres batacazos importantes, con caídas promedio del 35% en un abrir y cerrar de ojos. La experiencia me dictó poner pocos huevos en estas cestas, pero los puse llevado por la codicia. 

Y los huevos se han roto. Para eso sirven los soplos, los chivatazos, que decimos en nuestro argot. Huye de los rumores, de los soplos de buena tinta. Las buenas noticias no se cotizan y si lo hacen su efecto apenas dura un par de horas. Hay un fenómeno contra el que no se puede luchar: contra el sentimiento de mercado", me dice un viejo lobo de la Bolsa española, ya jubilado.


"Cuando hay grandes sumas de dinero en juego, lo mejor es no confiar en nadie". Agatha Christie #Fuedicho


“Si no hay sentimiento de mercado, las noticias positivas se agotan en el mismo día. No hay interés. El inversor final no mira las valoraciones cuando está decidido a romper la hucha y meter su dinero en Bolsa.

 El inversor final sigue ausente y, con él, el sentimiento de mercado no existe. En los últimos diez años he leído en varios medios, de manera recurrente, frases como “las tres últimas sesiones bajistas dejaron al parqué plagado de gangas y los inversores aprovecharon la ocasión para comprar…"


"Si usted sigue los movimientos posteriores a los que los medios definen caza de gangas, comprobará que los índices se desinflan. Entonces ¿dónde están las gangas? ¿No eran gangas los precios de hace 1.000 días? ¿No eran gangas los precios con un Ibex a 15.000 puntos? Esto de las gangas es como los chollos de las rebajas en los grandes almacenes, que ni son chollos ni rebajas. Hay una cosa básica, una verdad indisoluble, que los palmeros no podrán cambiar nunca: EL SENTIMIENTO DE MERCADO. Contra él nada se puede hacer.

 Por eso, considero que no es el momento de hacerse rico. Si los inversores siguen apostando por el intradía se quedarán cacareando y sin pluma, se los van a llevar por delante. Calma y a esperar...”,


“Recuerde lo del SENTIMIENTO DE MERCADO, una frase célebre hace veinte años, pero que ha desaparecido en la vorágine de Casino en que se han convertido los mercados. El SENTIMIENTO DE MERCADO hace que las cosas sean buenas o malas, que las cotizaciones suban o bajen sea cual fuere el nivel del índice en ese momento...”


"La psicología en el ser humano es muy variable según las circunstancias a las que esa persona se enfrente. En concreto, en el mercado bursátil, esto se hace patente y nos podemos encontrar con variaciones de la psicología de mercado, desde situaciones de máxima confianza y optimismo, hasta situaciones en las que sentimos temor o verdadero pánico..."


"¿Hablamos de gangas? En más de una ocasión he escrito de afamados cazadores de gangas que de tanto comprar lo que ellos creían gangas se arruinaron. No obstante, a medida que mayor ha sido el deterioro de las cotizaciones y peores las expectativas en lo que respecta a los beneficios empresariales y económicas, mayores son las posibilidades de adquirir acciones a buen precio, encontrar alguna ganga, porque del mismo modo que el mercado ha exhibido una enorme capacidad de anticipación en este peor escenario, también manifestará una gran flexibilidad a la hora de incorporarse a un futuro económico mejor. 


En ambos procesos, en el de caída y en el de subida, siempre se producen reacciones exageradas. Ahí puede estar la ganga. No olvidemos, sin embargo, que el término ganga va históricamente unido al de desahucio, simples baratijas, abalorios…"


Moisés Romero 


No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#426

Los inversores deberían ignorar el riesgo de los grandes eventos macro como la posible guerra Ucrania vs Rusia


 
La intimidante presencia del ejército ruso en la frontera con Ucrania es el último evento macro que tiene a los inversores preocupados por los mercados de valores. También es el evento macro más reciente que la mayoría de los inversores harían bien en ignorar. Nos preocupamos por cuestiones específicas y destacadas porque queremos protegernos contra las pérdidas que pueden ocurrir si se hacen realidad nuestros peores temores. La ironía es que la forma más segura para que los inversores obtengan pérdidas consistentes y sustanciales es pasar de un riesgo de alto perfil al siguiente, tomando decisiones consistentemente malas en el camino. 

Todos hemos visto los gráficos que ensalzan las virtudes de adoptar un enfoque a largo plazo para invertir en acciones. Muestran cómo los mercados han producido fuertes rendimientos a pesar de las guerras, las recesiones y las pandemias. Son una gran ilustración de los beneficios de un enfoque a largo plazo, pero no nos dicen todo.



Lo que no muestran son todos esos problemas críticos que preocupaban a los inversores pero que nunca se cumplieron. Siempre nos enfrentamos al siguiente gran riesgo para los mercados; la clave para una inversión exitosa es encontrar formas de ahogar este ruido.

Hay dos razones clave por las que esto es increíblemente difícil de hacer:

Primero, cómo los medios y la industria sirven para avivar en lugar de sofocar los impulsos de comportamiento dañinos al obsesionarse con el último riesgo macroeconómico. Es mucho más interesante especular sobre las implicaciones potencialmente dramáticas de una situación determinada que repetir algunas lecciones aburridas sobre el comportamiento sensato de los inversores.

En segundo lugar, debido a que algunos eventos han importado en el pasado y otros importarán en el futuro, nos sentimos obligados a actuar en todo, en caso de que el problema actual realmente tenga un impacto. Imagínese si ocurre un desastre después de que les digamos a todos que ignoren el riesgo.

Aunque podemos estar seguros de que hay algunos eventos que causarán pérdidas dramáticas (a corto plazo) para los activos de riesgo; descontarlos es absolutamente el mejor curso de acción para la mayoría de los inversores a largo plazo. Esto se debe a una serie de razones:

No podemos predecir eventos futuros: actuar de forma preventiva para hacer frente a los riesgos importantes que representan una amenaza para nuestras carteras requiere que hagamos pronósticos precisos sobre el futuro. Algo en lo que los humanos son notoriamente terribles.

No sabemos cómo responderán los mercados: No solo necesitamos pronosticar un evento en particular; también necesitamos entender cómo reaccionarán los mercados. ¿Qué hay en el precio? ¿Cómo reaccionarán los inversores en conjunto? Incluso si tenemos suerte en el punto uno, no hay garantía de que anticipemos con precisión las consecuencias del mercado financiero. Tomemos como ejemplo la pandemia de coronavirus: si a principios de 2020 hubiéramos podido ver el futuro y observar los datos económicos del año siguiente, casi con certeza habríamos tomado una serie de terribles decisiones de inversión. Al invertir, incluso la previsión podría no ser suficiente para salvarnos de nosotros mismos.

Vale la pena detenerse a reflexionar sobre estas dos primeras razones. Pronosticar eventos y su impacto en los mercados es un problema insondablemente complejo de resolver. Es increíblemente improbable que tengamos éxito en ello.

2016 es un ejemplo útil de este problema. Tanto para las elecciones de EE.UU. como para el Brexit (dos obsesiones por el riesgo macroeconómico en ese momento), los inversores se equivocaron con ambos elementos: el pronóstico de los votos (aunque fueran binarios) y la reacción del mercado ante ellos. Se pasaron años y meses pontificando sobre el posicionamiento para esos eventos, y muchas personas muy inteligentes se equivocaron en todo.   


Cuando se plantean preguntas como: “¿Qué estás haciendo en tu cartera sobre Rusia/Ucrania?” Es útil desglosar lo que realmente se pregunta aquí, que es: “Con información limitada y un alto grado de incertidumbre y complejidad, ¿ha realizado una evaluación precisa del resultado probable del tenso enfrentamiento político/militar entre dos países? , y luego juzgó la reacción del mercado?

La respuesta debería ser no.

Si la respuesta es sí, entonces estamos mostrando un alto grado de exceso de confianza.  

Somos deficientes en la evaluación de riesgos de alto perfil: tendemos a juzgar los riesgos no por la probabilidad de que sucedan, sino por su importancia. Este es un problema real para los eventos macro porque la atención que reciben los hace ineludibles, por lo que sobrevaloramos enormemente su importancia en nuestro pensamiento y toma de decisiones. Por eso es tan problemático que los medios y la industria se centren en ellos: nos hace creer que los riesgos son más graves y tienen más probabilidades de materializarse.  

Necesitamos estar siempre en lo cierto:Incluso si tenemos suerte y acertamos al ajustar nuestra cartera para un evento en particular, eso no es suficiente: debemos seguir teniendo razón. Tomar una decisión de inversión audaz y correcta sobre un solo evento es una cosa, pero ¿qué pasa con el próximo que se presente? Necesitamos hacer un juicio sobre eso también, no podemos deshacer todo nuestro buen trabajo anterior. A largo plazo, tener razón sobre cualquier macroevento prominente individual es probablemente más peligroso que estar equivocado, porque nos animará a hacerlo de nuevo.

La mayoría de los eventos no tendrán importancia para nuestros rendimientos a largo plazo: el comentario de Daniel Kahneman de que "nada en la vida es tan importante como crees que es, cuando piensas en ello" podría usarse en relación con eventos a corto plazo y nuestro largo plazo. En el momento en que los estamos experimentando, los eventos macro pueden parecer abrumadores y abarcadores, pero a largo plazo es probable que se desvanezcan y se vuelvan insignificantes.   

No es que los eventos macro nunca sean significativos para los mercados. Habrá incidentes en el futuro que conducirán a pérdidas salvajes en las acciones; simplemente no podremos predecir qué los causará o cuándo sucederán. Tratar de anticipar cuándo ocurrirán, en lugar de aceptarlos como una característica esperada de la inversión a largo plazo, conducirá inevitablemente a peores resultados. 

Si nos encontramos constantemente preocupados por el próximo gran riesgo que amenaza a los mercados, hay cuatro pasos que debemos tomar:

1) Restablecer nuestras expectativas: Invertir en activos de riesgo significa que experimentaremos períodos de severa caída. No son algo que podamos evitar, son inevitables. Son la razón por la que los rendimientos de los activos de mayor riesgo deberían ser superiores a lo largo del tiempo. No podemos tener las recompensas a largo plazo sin asumir los costos a corto plazo. Necesitamos tener expectativas realistas desde el principio.

2) Verificar que tengamos las inversiones correctas: la advertencia para ignorar los riesgos de los grandes eventos macro es que estamos invirtiendo de manera sensata de una manera que sea consistente con nuestros objetivos a largo plazo. Si tenemos el 100 % de nuestra cartera en acciones rusas, podría tener sentido estar un poco ansiosos por los acontecimientos recientes. Cuanto más vulnerables son nuestras inversiones a un solo evento, más probable es que hayamos tomado algunas decisiones imprudentes.    

3) Comprometerse menos con los mercados financieros y las noticias: no hay mejor manera de aislarnos del ruido del mercado a corto plazo y convertirnos en mejores inversores a largo plazo que desconectarnos de los mercados financieros. Deje de revisar nuestra cartera con tanta frecuencia y apague las noticias financieras. 

4) Educarnos sobre el comportamiento, no macro y mercados: lo que realmente importa a los inversores no es el último evento macro o los movimientos recientes de los mercados, sino la calidad de nuestro comportamiento y toma de decisiones. Necesitamos cambiar nuestro enfoque. La industria de gestión de activos puede hacer mucho para ayudar aquí porque en la actualidad hace poco más que promover el ruido y la acción innecesaria, inflamando nuestras peores tendencias de comportamiento.

Siempre que tengamos la diversificación adecuada, el riesgo de inversión real que surge de los principales eventos macro no es el problema en sí, sino nuestra respuesta de comportamiento ante él: las decisiones imprudentes que probablemente tomemos debido a los temores que albergamos.

Necesitamos encontrar una manera de preocuparnos menos por los mercados y más por nosotros mismos.


 Behavioural Investment 



No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#427

Los traders activos en bolsa en Robinhood y eToro confirman lo que sabemos hace mucho de trading y listos


 
Twitter está lleno de traders que afirman que ganan dinero haciendo inversión activa. Puede que mientan o puede que simplemente sea el sesgo del ganador, pero lo cierto es que todos los estudios indican que llevar esta práctica es una mala idea.

Sí, la publicidad de Robinhood y eToro siempre hacen hincapié en que es posible hacerse rico simplemente haciendo trading, pero la realidad es demoledora. Si alguien dudaba de que hay mucho "listo" que realmente no lo es tanto no hay más que mirar los datos.


Las pérdidas de los inversores activos

Los propios datos sacados de Robinhood son brutales: los usuarios de este broker online son más activos y están más pendiente de la acción que está de moda, invierten en ella y pierden más que la media.

Para eToro los datos no son mejores: el 80% de los usuarios de eToro que hacen day trading pierden dinero.


Pero la cosa no acaba ahí: el 97% de los day traders brasileños pierde dinero; la mayor parte de los day traders de Taiwan pierden dinero (equivalente al 2,2% de su PIB); y un largo etcétera de estudios que indican en la misma dirección: los inversores activos, los que más pendiente están en el mercado y hacen trading todos los días, son los que pierden más dinero.


¿Por qué sigue habiendo gente que lo intenta?

Estamos en la época en la que es más fácil invertir. E invertir bien es posible: hay fondos de inversión indexados muy baratos, tanto de los estándar como los cotizados, que permiten diversificar de una forma sencilla y barata. Pero claro, hay que pensar en el largo plazo.



Los intermediarios ganan poco con esta estrategia. Donde realmente ganan los brokers es cuando sus usuarios están haciendo trading de forma constante. La publicidad de estas plataformas sumado a las ganas de destacar de algunas personas indican un camino a los invesores, pero es un camino erróneo.

Hay que olvidarse del day trading e invertir con calma, pensando en el largo plazo y nunca eligiendo individualmente acciones, sino conjuntos de ellas que diversifiquen del riesgo individual. No queda otra. Todo lo demás es simplemente jugar a la lotería.


Los números de los traders activos en bolsa en Robinhood y eToro confirman lo que sabemos hace mucho de trading y listos (elblogsalmon.com) 



No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#428

Re: Historias de la Bolsa.

Son los tiempos que vivimos, tu curso en directo tiene seis visitas diarias con un beneficio real diario de cientos de euros

Ahora cambia la portada por esto:


Y titulo
Tu puedes
Ya veras las visitas
 
#429

Re: Historias de la Bolsa.



Si jajja, bueno cada uno tendrá sus motivaciones, el hombre parece necesitado de amor y de lujos.... ya que ese es su reclamo... jajaja, pone mujeres y coches de lujo para promocionar sus cursos...

Mira hace años ya se ha inventado la pastilla para no perder pelo e incluso recuperarlo, la mayoría de la gente no lo sabe, y buena parte de culpa es de los vendedores de mágicos elixires, bueno diría que no lo sabe el 90% de la población mundial, ya existe un fármaco que tardó por cierto mas de 25 años para ser aprobado, y no existe uno ya existen muchos con el mismo fin de detener la alopecia e incluso recuperar parte de lo perdido, pero en concreto ese fármaco tardo 25 años para poderse aprobar ya que exige de estudios clínicos y seguimiento de los casos de muchos años para comprobar su veracidad....

En cambio existen elixires que todo el mundo conoce que salen anunciados en tv, con grandes anuncios anunciando algo que no sirve de nada, y pero aún!!! existen los temidos injertos de pelo!!! que en el trading equivalen a los bróker, estos están interesados que la gente se ponga pelo se gaste 5000 euros por ponerse 4 pelos que suelen caerse gran parte de los implantados, y que no son la solución al problema por que el problema es causado por una enzima que se llama la reductasa, y que solo puede controlarse mediante la medicación mediante el fármaco o mas bien fármacos que ya existen en el mercado y curan e incluso pueden invertir el proceso de crecimiento del cabello, si el folículo todavía no se ha cerrado por completo.

Pero la gente prefiere pagar tirar su dinero en basura que se anuncia en TV, o en remedios extraños mezclando cosas... prefieren perder su tiempo y su dinero en vez de buscar verdadera INFORMACION, pero es que a aparte existe unos potentes grupos de presión que no dejan se puedan anunciar estos medicamentos insisto medicamentos como medicamentos que curan la alopecia, ya que esos grupos ganan mucho dinero con los injertos que no sirven mas que para poner un parche a un problema que solo se soluciona con el medicamento que insisto ya esta probado que funciona y que lo avalan cientos de informes médicos que se han publicado durante los últimos 20 años.

Pero la gente va a lo que SE ANUNCIA, pagan de mas por cosas que no SIRVEN cuando la solución verdadera es mas barata, es mas eficaz solo hay que informarse e ir en este caso a buen tricólogo para que les ponga un tratamiento eficaz contra la alopecia, y no se dejen embaucar por los interesados que les quieren sacar su pasta con injertos que no son eficaces en el largo plazo, o necesitaran varios y no tendrán pelo ya para quitárselo de otras zonas...


Hay que usar la lógica de las cosas, si un tío pone un ferrarí y dos chavalas para captar la atención de la gente, por algo será.... ya se que mis videos son cutres, y se oyen un poco mal ,se oye mas a mi pájaro cantar que a mi jajajajajaj.... pero eso es como es la vida, natural, sin efectos, sin conservantes ni colorantes.... la realidad no vende gusta mas la fantasía.


Un saludo.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#430

Re: Historias de la Bolsa.

 
La publicidad explota la autoestima, coloquialmente llamada ego 

Tengo un amigo veterinario de éxito y le ha dado por el trading ahora 

-Gregorio, que no tienes experiencia ni tiempo, perderás 

-Enverto yo soy un tío de éxito y esto esta chupado 

-Mira hablando de otra cosa le ha salido un bulto al perro, voy a comprar un libro y tratare de curarlo que yo soy un tío de éxito también 

-Estas loco, mataras al perro 

Te das cuenta Harruinado lo absurdo de la conversación, así funciona la cosa 

Luego sigo que tengo unos cortos al rojo vivo
#431

Re: Historias de la Bolsa.

 
Ni que decir que ahora el café lo toma en el bar de al lado 

Las mujeres estos problemas de autoestima no los tienen, no hay ni una en trading. Por cierto aquella chica que quería aprender que habrá sido de ella ya no ha aparecido mas y eso que parecía muy interesada

Pues si, es lo que mata al comerciante, la poca inteligencia de saber escuchar y un ego desmedido 

Luego comentare del barbero, este le pega a las criptos 

Sigo con los cortos, madrecita… 
#432

Re: Historias de la Bolsa.


Si hay algunas chicas que hacen trading e incluso que dan cursos, como Paquita, bueno Francisca, otra que vende cursos y escribe libros.. no hay muchas pero si que existen...


Bueno hace lo que hacen todos, decir que hacen y poner una operación ganadora sin dar mas detalles que presumir de lo que ha ganado con esa operación que ni siquiera se ve realmente y ni dice como lo ha presuntamente conseguido...

Como puedes ver de EGO también va servida...

 Método Francisca Serrano: ¡Duplicar cuenta de 5.000 En Real y en Vivo! (parte 1) - YouTube 

Saludos.



No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#433

Re: Historias de la Bolsa.

 
Ya se ya se que te estas riendo. Pues si el Gregorio es muy bueno con las mascotas pero en esto nuestro es muy malo, seguro que ahora me negara el saludo de por vida, el colmo es que no quiere aprender 

En todo hay excepciones pero las mujeres son muy pragmáticas y en este juego no entran, fíjate que en el foro no aparece ni una, a pesar de algún alias que se ve equivocoso

Ese pragmatismo no se tiene en los hombres que es lo que te quería decir desde el principio, realmente yo estoy asombrado y esto lo digo en  serio, salen por el yotube cuatro cantamañanas que no dicen mas que tontearías, uno en concreto en un día tenia 150.000 vistas y un Sr. Harruinado con datos fidedignos y lecciones que esas que si pueden cambiar la vida a cualquiera, lleva 30 visitas

¿Te das cuenta lo que tiene el prójimo entre oreja y oreja? Si, exactamente eso 


Por cierto mis cortos, bien, jjj 
 
#434

"Las guerras son para comprar"


 
Los conflictos bélicos y los consiguientes ataques provocan miedo entre los consumidores, generan menos confianza en los inversores y un crecimiento negativo a través de cierre de fronteras y medidas de emergencia. A la mayor parte de los mercados globales, las escaladas bélicas le van mal...menos a EE UU y al Templo de todos los Templos de la Bolsa, a Wall Street.


Y esa es mi pregunta ¿se repetirá este fenómeno con la invasión de Rusia a Ucrania?", me dice J.L. analista londinense, que añade "recuerdo que en agosto de 2014, el comentario del premio Nobel de la Paz y entonces presidente estadounidense, Barack Obama dejó un mensaje polémico cuando dijo que "en determinadas circunstancias las guerras son necesarias". Busco en mi archivo y encuentro lo que sigue. Ilustrativo al máximo:

Desde el análisis de los mercados existe una interpretación a esto: las fuertes caídas bursátiles duraderas en el tiempo, en muchas oportunidades han generado conflictos bélicos importantes.


Desde 1695 hubieron subidas en las bolsas que llevaron a la gran euforia de 1710-1720 que terminó con la fortuna del célebre Isaac Newton. El abanderado de la época de la razón, cayó en la codicia y la euforia de las grandes burbujas.


Desde 1720 hasta 1790 hubo una gran caída que duró prácticamente 70 años, y le quitó a los índices casi el 99% de su valor, o sea, entró en un gran ostracismo. Recién a partir de allí, se vio una gran recuperación.


Estos derrumbes crearon entre 1770-1815 años de guerras de independencia en América, la decapitación del rey de Francia y fin de la monarquía en ese país. En este último caso, en el que el pueblo muerto de hambre se abalanza sobre Versalles para luego ajusticiar al monarca, el rey, se puede apreciar el estado de crispación social, y cómo cuando llega a niveles muy altos desemboca en la peor de las manifestaciones: la guerra, el asesinato, la guillotina.


Luego, hubo un gran avance hasta aproximadamente 1838, donde se vivió una gran euforia, con 48 años de subidas para ubicarse en niveles muy similares a los de 17201. Allí sobreviene una caída que fue de cerca de entre el 70 y el 75% de su valor desde 1838 que, en realidad, fue una tendencia de ajuste que recién culmina hacia 1862.


Este descenso, que duró 25 años hasta que pudiera revertirse, fue el protagonista de la Guerra de Secesión en los EE.UU., que se produjo luego de la caída bursátil tan importante en el país.


Luego, sobrevino un nuevo y vigoroso avance desde 1862 hasta 1929 que desembocó en la gran euforia y burbuja financiera que llevó a la Bolsa de valores de 5 hasta niveles de 440 puntos.


Pero entre 1929 a 1932, el índice Dow Jones se derrumbó de 440 a 40 puntos entre 1929 y 1932, lo que generó la Gran Depresión de 1930 y desembocó en la Segunda Guerra Mundial, que culminaría en 1945.


La Bolsa de Nueva York subió dese 1932 hasta 1966 y su indicador de referencia alcanzó los 1.000 puntos por primera en su historia, aunque, en 1974 se desplomó hasta los 574, tiempos en los que sobrevino la guerra de Vietnam, que tuvo a los EE.UU. como protagonista.


Desde 1981, con Ronald Reagan como presidente, el Dow Jones comenzó una gran tendencia positiva y alcanzó los 2.750 puntos en agosto de 1987. Sin embargo, en octubre de 1987 cayó un 40% en tres días (conocido como Black Monday).


Pero recién en el derrumbe de 1990 se generó una recesión pequeña en los EEUU, junto con una rápida guerra: la de Kuwait. Para cuando los cazabombarderos arreciaron Bagdad, en enero de 1991, el índice ya estaba subiendo nuevamente.


El Dow Jones siguió con su meteórica alza hasta los 12.750 puntos y el Nasdaq alcanzó la marca de los 4.840 en marzo de 2000. Desde allí, los mercados se desplomaron hasta bien avanzado 2002 con pérdidas que rozaron el 30% para el primero y el 80% para el segundo.


Entre 2001 y 2003 se desató la lucha contra el terrorismo, donde el mundo presenció la caída de las Torres Gemelas (11 de septiembre de 2001), la guerra de Afganistán y, luego, la de Irak.


En el lapso que va desde 2007 hasta comienzos de 2009, ocurrió un nuevo derrumbe del Dow Jones, donde perdió casi el 60% de su valor en poco menos de un año y medio. Allí, no ocurrieron conflictos bélicos importantes, sólo escaramuzas como la de comienzos de 2009 en la franja de Gaza, entre Israel y Palestina.

Extraído del libro El poder de los mercados, de Roberto Ruarte (editorial Turmalina)




La primera Guerra del Golfo parece haber sido más turbulenta para los mercados. Pero en retrospectiva, desearía haber comprado Dow Jones en 1990 o 1991.
Dividend Growth [email protected]




Moisés Romero





 

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#435

"Realmente alcanzamos el pico estúpido": los inversores de élite en Wall Street dicen en privado que el mercado está...



 

"Realmente alcanzamos el pico estúpido": los inversores de élite en Wall Street dicen en privado que el mercado está a punto de sufrir un cambio cataclísmico


 
De vez en cuando en Wall Street hay lo que se llama un "lavado": un cambio catastrófico en el mercado al que no sobreviven franjas de la comunidad inversora. Wall Street está al borde de tal evento. Entonces, si quieres "lágrimas multimillonarias", las tendrás. ¿Por qué ahora? Bueno, después de más de una década de mantener las tasas de interés cerca de cero, la Reserva Federal va a subirlas varias veces para combatir la inflación.





En el mundo de las finanzas, estas alzas son como jugar con la gravedad de la Tierra. Los activos que alguna vez fueron atractivos (compañías que usaban capital barato para crecer rápidamente sin obtener ganancias) serán rechazados. Algunos de los inversores que se comieron esas historias de crecimiento cerrarán. Esto no es una caída puntual. es el comienzo de un mercado bajista


Y según las conversaciones con algunos de los inversores más elitistas de Wall Street, está claro que esta caída no será un proceso de meses. Tardará un año o más.


"Creo que habrá algunas personas que realmente se han excedido se lastimarán gravemente", me dijo un inversor de valor multimillonario.


- Se acabó la temporada tonta, amigos


Antes de la pandemia, el problema más apremiante para los bancos centrales de todo el mundo era la serpenteante recuperación de la crisis financiera. El crecimiento fue lento y la inflación estuvo muy por debajo de su objetivo, lo que llevó a la Reserva Federal y a otros a mantener las tasas de interés históricamente bajas para alentar a los bancos a otorgar préstamos y estimular la economía. Un efecto secundario de facilitar el préstamo de dinero fue que todo tipo de ideas basura podían obtener financiación y todo tipo de empresas basura podían permanecer en el negocio. Combine eso con una aplicación laxa de la ley corporativa y tendrá un Wall Street sin consecuencias. Los inversores estaban impacientes por acumularse en compañías que usaban métricas fantásticas, como WeWork, y disfrutaban cada declaración de los CEO multimillonarios que prometían tecnología llamativa pero que constantemente no la entregaban, como, por ejemplo, Elon Musk.


Y eso fue antes de que millones de estadounidenses aburridos y confinados en sus hogares saltaran al mercado a través de Robinhood y otras aplicaciones de trading. Armados con sus cheques de estímulo de la era de la pandemia, compraron criptomonedas, acumularon posiciones en compañías de cheques en blanco llamadas SPAC y se unieron a foros de mensajes que afirmaban que acciones como AMC y GameStop iban "a ir a la luna". Inundadas de capital, las empresas, especialmente en tecnología, vieron cómo sus valoraciones abandonaban la atmósfera de la Tierra y se establecían en algún lugar de Saturno. Los vendedores en corto fueron sacrificados. Los inversores de valor se escondieron.


"Realmente alcanzamos el pico estúpido, pero el pico estúpido se extendió más allá de lo verdaderamente, verdaderamente estúpido y luego fuimos a las compañías de metales de tierras raras del fondo del océano estúpidas", me dijo el inversor de valor.


Este es el tipo de burbuja que un profesional financiero debería ver formarse, una en la que los inversores pierden de vista los fundamentos como la rentabilidad y el flujo de efectivo y adoptan una especie de espíritu de Beanie Baby. Para ser justos, en Wall Street puedes ganar mucho dinero bailando al ritmo de la música en una fiesta de burbujas. O puede quedarse junto a los bocadillos y mirar. Lo que no puedes hacer es fingir que la música nunca se detendrá.


La pandemia le dio a los bancos centrales un problema económico diferente: la inflación, como resultado de cadenas de suministro delgadas como el papel, la falta de trabajadores y el nuevo hábito de comprar en línea de todos. El objetivo de la Reserva Federal es mantener la inflación en torno al 2%, y en los años posteriores a la crisis financiera, la economía de EE.UU. fracasó constantemente en alcanzar ese punto de referencia. Ahora, gracias a la pandemia, la inflación está por encima del 7%.


El libro de jugadas de la Fed para combatir la inflación es arrojar un poco de agua fría sobre la economía en forma de aumentos en las tasas de interés. Eso significa que la deuda se vuelve más costosa de pagar y los inversores comienzan a observar más de cerca cómo las empresas generan efectivo contante y sonante, no en 10 años, sino en los próximos trimestres. Ahora es el momento de que las empresas pongan en orden sus finanzas, porque este cambio está ocurriendo rápidamente. Si no pueden, bueno, sabemos lo que le pasó a Pets.com o Terra.


"La gente realmente se convenció de las historias de las acciones", me dijo un vendedor en corto. "Tratamos a los fundamentos como una especie de idea de último momento, pero cuando la burbuja estalla, todo lo que te queda son los fundamentos".


Eso significa que todas esas acciones chicharro, SPAC e historias de crecimiento deben demostrar que su negocio actual vale esas valoraciones altísimas, o desaparecerán con la caída del mercado.


Tomemos, por ejemplo, la clase más reciente de empresas atractivas que cotizan en bolsa. Los últimos años vieron una actividad de fusiones y adquisiciones sin precedentes a medida que las empresas se apresuraban a salir a la bolsa de valores mientras los inversores se mostraban flexibles. Pero el vendedor en corto predijo que esa cohorte de OPI tendría un "rendimiento dramáticamente inferior" al mercado. Compañías como Coinbase (casi un 25 % hasta la fecha), Robinhood (-35 %), Beyond Meat (-19 %) y DoorDash (-32 %) estaban calientes cuando se hicieron públicas, pero ahora se enfrentan a un ajuste de cuentas. Incluso el abuelo de las acciones de crecimiento, Tesla, ha bajado casi un 30% este año.


¿Y esas SPAC? Debido a su estatus regulatorio especial, las empresas que estos vehículos de inversión hacen públicas reciben menos escrutinio que las empresas que pasan por OPI típicas. Esa supervisión laxa y la carrera histórica de empresas que cotizan en bolsa a través del proceso SPAC en los últimos tres años probablemente signifique que hay muchas compañías de baja calidad o francamente estafadoras para que los buscadores de fraudes las investiguen ahora, dijo el vendedor en corto.


Obviamente, mucho dinero ha estado impulsando estas acciones, no solo los traders aburridos que inhalan Reddit que fueron cortejados por las acciones de memes. Y cuanto más tonta se volvía la burbuja más convencidos estaban incluso los inversores más experimentados de sus posiciones.


"Lo que estamos viendo aquí es una eliminación de liquidez", me dijo un administrador de fondos de cobertura con sede en Pensilvania. "La volatilidad existirá hasta que todos estos tipos estén fuera del negocio". Para este inversor, y para muchos en Wall Street que se aferraron a la religión de los balances saludables durante esta burbuja, hay una sensación de schadenfreude sobre lo que va a pasar con aquellos que ayudaron inflar la burbuja. Cuando lo llamé durante una reciente caída en el mercado, él estaba trabajando en su granja. "Estoy en CVS y Occidental Petroleum", dijo mientras explicaba por qué el mercado no le preocupaba. ¿A quién le importa si un montón de basura cae del cielo?"


Los inversores como Cathie Wood, quizás la más optimista de todos los inversores que apuestan por la tecnología Moonshot (en el mejor de los casos) que se incendió durante esta burbuja, pronto descubrirán que muy pocos están interesados en una acción que podría cuadriplicarse en cinco años si no puede mostrar cómo generará el efectivo para financiar su negocio hasta entonces. Wood's Ark Innovation ETF generó una gran cantidad de dinero para los inversores en 2020 hasta su punto máximo a principios de febrero de 2021 (sí, durante toda la locura de las acciones memes). Pero desde entonces, el ETF de Woods se ha derrumbado, perdiendo aproximadamente la mitad de su valor desde su pico hasta su mínimo actual.


Y no son solo unos pocos inversores habituales de la televisión los que se verán arrastrados por el derrumbe del mercado. Se están invirtiendo miles de millones de dólares en modas ridículas en todo el mundo, desde pequeñas empresas de gestión de patrimonio hasta fondos de cobertura famosos.


"Hay un montón de Cathie Woods por ahí que simplemente no están en la televisión todos los días", dijo el inversor de valor. "Yo pondría a Tiger Global en la lista".


En los últimos años, algunos fondos de cobertura han desechado, bueno, la cobertura a favor de convertir sus fondos en empresas de capital de riesgo. Tiger Global es una de esas firmas conocidas por cortejar agresivamente a las nuevas empresas y elevar sus valoraciones a precios astronómicos. Jamie Powell, escribiendo en el Financial Times, lo llamó caprichosamente "pagar y rociar". A medida que cae el Nasdaq, está arrastrando consigo las valoraciones de las empresas emergentes privadas.


En otras palabras, tenemos un largo camino por recorrer, pero esto no es 2008 cuando el colapso de la economía hizo caer el mercado de valores. Esta vez el problema es el mercado de valores y sus valoraciones poco realistas. Wall Street se drogó con su propio suministro, y ahora es el momento de una caída.


- No hay caballero blanco


En la vieja economía existía la "Powell put", una forma abreviada de la creencia entre los inversores de que "Papa Powell" (la espeluznante forma abreviada de Internet para el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell) dejaría que el mercado de valores cayera solo hasta cierto punto antes de que hiciera que la Fed intervenga. Esta idea se calcificó cuando la Fed acudió al rescate después de una fuerte venta a finales de 2018 y principios de 2019.


Como resultado, hay algunos en la tierra de los fondos de cobertura que no creen que Powell tenga el estómago para subir las tasas hasta el punto de controlar la inflación. En una nota de enero a los clientes, Mark Spiegel, el fundador de Stanphyl Capital, escribió que el aumento de las tasas puede conducir a recortes presupuestarios del gobierno a medida que la deuda federal se vuelve más onerosa de pagar. Por eso, reflexionó, la Reserva Federal no subirá las tasas de interés tanto como sea necesario para controlar por completo la inflación. Una serie tan dramática de aumentos podría forzar recortes políticamente dolorosos en el presupuesto federal. "Powell no tiene las agallas para eso", escribió, "ni nadie más en Washington".


Tal vez, pero el presidente Joe Biden no ha señalado que le importe intervenir y salvar el mercado de valores. En entrevistas, él y su personal han enfatizado la independencia de la Reserva Federal y expresado confianza en el manejo del banco central por parte de Powell, al contrario de su predecesor. Y políticamente, el enfoque de Biden está más en los precios de la calle, no en los de Wall Street. En una encuesta reciente de Gallup, cuatro de cada cinco encuestados dijeron que esperaban que la inflación creciera en los próximos meses; en otro, la mitad de los encuestados dijo que el aumento de los precios había causado dificultades a sus familias.


Eso es todo para decir que nadie viene a salvar el mercado de valores. No hay más cheques de estímulo, no más "put de la Fed" y, en base a la incapacidad de los demócratas para aprobar el plan Build Back Better de Biden, no más inyecciones de efectivo importantes provenientes del gobierno federal. La buena noticia es que (dejando de lado la inflación), la economía real se ve fuerte, los salarios están subiendo, el desempleo está bajando y una pandemia en retroceso debería ayudar a despejar las cadenas de suministro obstruidas. 

Va a ser un viaje salvaje para los inversores minoristas durante los próximos uno o dos años, pero si puede apartar la vista de su equilibrio y mantenerse diversificado, se recuperará. Los amos del universo de Wall Street, sin embargo, se enfrentan a un evento de extinción.


Subir las tasas desde su estancamiento de más de una década es nada menos que un cambio de régimen económico. El mercado de valores que teníamos antes no va a volver. 

Tomará un año o dos de que los máximos bajen y los mínimos nunca toquen fondo antes de que todo termine. Después de eso, viviremos en otro mundo. Mientras tanto, póngase su traje de baño y prepárese para el "lavado".

C.B.





 
 

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar