Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Historias de la Bolsa.

409 respuestas
Historias de la Bolsa.
15 suscriptores
Historias de la Bolsa.
Página
27 / 28
#391

Una verdad incómoda: Los profesionales realmente no saben de mercados



Existe la percepción de que los administradores de fondos de bajo rendimiento son un desarrollo reciente y que solo en los últimos años los mercados financieros se han vuelto muy difíciles de superar. 

Pero como nos recuerda un nuevo libro del periodista de FT, Robin Wigglesworth, ya en 1933 se demostró que el número de profesionales financieros que superaban al promedio industrial Dow Jones era consistente con el azar. Como explica ROBIN POWELL, la eficiencia del mercado es una verdad incómoda que la gente todavía no quiere reconocer.

Frente a la elección, escribió una vez JK Galbraith, entre cambiar de opinión y demostrar que no hay necesidad de hacerlo, casi todo el mundo se ocupa de la prueba.


Esa obviedad se ha confirmado una y otra vez a lo largo de los siglos. El primer ensayo clínico mostró, en la década de 1740, que el jugo de limón podía prevenir el escorbuto y, sin embargo, los marineros todavía lo contraían más de 200 años después. Hubo un amplio consenso entre los académicos en la década de 1940 sobre un vínculo entre los cigarrillos y el cáncer, sin embargo, fumar sigue siendo una de las principales causas de muerte en el mundo en la actualidad. Podría decirse que las preocupaciones sobre el calentamiento global se remontan a la década de 1860, quizás incluso antes ; sin embargo, todavía no podemos ponernos manos a la obra sobre cómo abordarlo.

Una verdad inconveniente

Otra verdad incómoda con la que los seres humanos han luchado es que los mercados financieros son muy difíciles de superar. Y, como nos recuerda Robin Wigglesworth en Trillions, su nuevo libro sobre el aumento de la inversión indexada, es una verdad que nos ha estado mirando a la cara durante mucho más tiempo de lo que la mayoría de la gente cree.

Hay muchas conclusiones valiosas de este excelente libro, pero una de las más importantes, en mi opinión, para aquellos que aún no la conocen, es que la eficiencia del mercado no es nada nuevo .

Para Wigglesworth, el “padrino de la inversión indexada” fue el matemático francés Louis Bachelier. Hemos escrito sobre Bachelier varias veces en TEBI. Fue su tesis doctoral, The Theory of Speculation , publicada en 1900, la   que esencialmente explicaba por qué los mercados son difíciles de superar. Pero fue un estadounidense, Alfred Cowles III, quien demostró por primera vez, estadísticamente, lo difícil que es.

¿Pueden los meteorólogos pronosticar?

Cowles, que provenía de una familia de propietarios de periódicos, dejó su trabajo en el Chicago Tribune para concentrarse en las finanzas cuando desarrolló tuberculosis. En 1927 comenzó a recopilar información sobre las inversiones de capital que realizaban las grandes instituciones financieras del momento y sobre las recomendaciones de los pronosticadores de mercado en los medios de comunicación. 


Cowles comparó el desempeño tanto de los profesionales como de los pronosticadores con los rendimientos entregados por el Promedio Industrial Dow Jones, y sus hallazgos se publicaron en 1933 en un artículo titulado ¿Pueden pronosticar los pronosticadores del mercado de valores? Las instituciones financieras, descubrió, producían retornos que eran un 1,20% al año peores que el índice; los pronosticadores de los medios de comunicación estaban a la zaga del índice en un enorme 4% anual.

11 años después, en 1944, Cowles publicó un estudio más amplio, basado en casi 7.000 pronósticos de mercado durante un período de más de 15 años. En él concluyó una vez más que no había pruebas que respaldaran la capacidad de los pronosticadores profesionales para predecir los movimientos futuros del mercado. 

James Lorie y el lanzamiento de CRSP

Pero Alfred Cowles no fue el único en llamar la atención sobre la industria de la gestión de activos mucho antes de la llegada de los fondos indexados. En 1960, James Lorie, decano asociado de la escuela de negocios de Chicago, estableció el Centro de Investigación en Precios de Seguridad (CRSP). Con la ayuda de su colega Lawrence Fisher, experto en informática, se propuso aprovechar el trabajo de Cowles comparando los rendimientos entregados por los administradores de dinero de Wall Street con los rendimientos del mercado en su conjunto.

Cuando se publicaron sus hallazgos en 1964, causaron un gran revuelo. Alguien que invirtiera en todas las acciones de la bolsa de valores de Nueva York en 1926, descubrieron Lorie y Fisher, y reinvirtiera todos los dividendos, habría ganado el nueve por ciento anual en 1960, mucho más de lo que se pensaba anteriormente. Y desde 1950, la tasa de rendimiento anual promedio había sido de más del diez por ciento.

James Lorie tenía poca consideración por los administradores de fondos profesionales. "(Ellos) son profesionales competentes y responsables", dijo en un discurso en 1965. "Sin embargo, lanzar dardos a listas de acciones y fechas es en promedio un método tan satisfactorio para hacer inversiones como lo es confiar en un juicio profesional competente".

La pregunta obvia

Ahora bien, la pregunta obvia aquí es la siguiente: dado que la evidencia presentada por Cowles y Lorie era tan fuerte, ¿por qué tomó tanto tiempo para aprender las lecciones? ¿Por qué los inversores tuvieron que esperar hasta 1975 para obtener el primer fondo indexado minorista? ¿Y por qué la gestión activa sigue siendo el modo de inversión dominante incluso ahora, a finales de 2021?

Probablemente hay muchas razones. El poder del lobby de la industria y los grandes presupuestos publicitarios a disposición de las principales casas de fondos sin duda han jugado un papel, al igual que el crecimiento de los medios financieros, que se paga en gran parte con la publicidad de la industria.

Pero fue el mismo Alfred Cowles quien señaló posiblemente el factor más importante detrás del atractivo perdurable de la gestión activa. Al final de su vida, Cowles fue entrevistado sobre su investigación sobre los pronosticadores de mercado. En el libro de Peter Bernstein de 1992, Capital Ideas: The Improbable Origins of Wall Street , se le cita diciendo lo siguiente:

“Incluso si hiciera mis encuestas negativas cada cinco años, o si otras las continuaran cuando me fuera, no importaría. La gente todavía se va a suscribir a estos servicios. Quieren creer que alguien realmente lo sabe. Un mundo en el que nadie sabe realmente puede ser aterrador ".

TEBI.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#392

"No apunte demasiado alto. Acepte la complejidad y evite ir a ciegas"


Que nadie diga que es el más listo de la clase de la Bolsa. Salvo los muy, muy, muy insiders.

 La información es abundante. Tanto, que apenas sirve para algo. Tampoco hay instrumentos o gestoras milagrosas en el medio y largo plazo, que es el criterio básico a la hora de invertir en Bolsa.

Huye de los consejos de los compañeros de carrera, amigos cercanos que trabajan en asuntos de Bolsa, vendedores y comerciales de productos financieros, timadores, fanfarrones y de los que dicen que se las saben todas. La Bolsa ha cambiado mucho, demasiado. 

La dispersión del negocio, que era el último elemento de análisis disponible, ha desaparecido, con el auge de las plataformas de negociación, además de la tradicional de Bolsas y Mercados. Ya no sabemos de dónde vienen los tiros ni quién tiene la metralleta en sus manos. Los brokers ciegos nos han introducido en las tinieblas...", me cuenta un viejo lobo de la Bolsa española, que me recomienda el siguiente enlace:



Error 1: Apuntar demasiado alto...


Todo el mundo sabe que, si algo es demasiado bueno para ser verdad, probablemente no lo sea. Sin embargo, cada año millones de inversores anulan su buen juicio y compran inversiones que no pueden cumplir su palabra.

El más agresivo de los fondos de Allianz, el Structured Alpha 1000, tenía como objetivo superar al dinero en efectivo en 10 puntos porcentuales anuales mientras "generaba rendimientos en momentos de subida o bajada de los mercados de renta variable y de baja y alta volatilidad del mercado". Diez puntos porcentuales mejor que el efectivo, en las buenas y en las malas. No lo intente en casa.


Las inversiones de Evergrande eran igualmente optimistas. Según la hija de uno de los inversores de Evergrande, el producto que compró su padre le garantizaba una ganancia anual del 11,5%. ¡Menuda garantía! Los rendimientos de los bonos chinos están por encima de los niveles del Tesoro, con los bonos del gobierno chino a 10 años pagando actualmente un 2,87%, pero no son ni de lejos lo suficientemente altos como para apoyar la promesa casual de un rendimiento del 11,5%.


Cuando me encuentro con este tipo de ofertas, me alejo lentamente, agarrando con fuerza mi cartera. No sólo de ese producto, sino de toda la empresa. Las organizaciones que quieren mi dinero deben ganarse mi confianza, de arriba a abajo.

Error 2: Aceptar la complejidad...

Este precepto no es tan férreo como la primera advertencia, porque no todas las estrategias elaboradas fracasan. Varios fondos de cobertura famosos, sobre todo el Medallion de Renaissance Technologies, han obtenido excelentes rentabilidades a largo plazo utilizando estrategias que no se pueden describir fácilmente. El hecho de que el enfoque de un fondo sea complicado no significa que vaya a ser una mala inversión.

Sin embargo, las probabilidades no favorecen la complejidad, especialmente en el caso de los fondos que cotizan en bolsa. Entre los fondos de inversión y los fondos cotizados, los mejores resultados en 20 años (medidos por los rendimientos ajustados al riesgo) han adoptado enfoques sencillos. Las excepciones han sido un puñado de fondos de bonos que utilizan derivados, como Pimco Total Return (PTTRX).

Aceptar la complejidad suele significar invertir con fe. Pocos de los que compraron los productos de Evergrande o los fondos Structured Alpha sabían lo que tenían. Evergrande informó a los inversores de que utilizaría su dinero para proporcionar financiación a oscuras empresas privadas, mientras que aparentemente hacía lo contrario. Por su parte, los fondos Structured Alpha emplearon tácticas de opciones que sólo han sido apreciadas por los expertos en la materia.


Error 3: ir a ciegas...

Es fundamental recibir noticias puntuales sobre las posiciones de la cartera.

Una cosa es invertir en estrategias enrevesadas que informan de sus posiciones con frecuencia, como ocurre con los fondos cotizados. Aunque pocos accionistas utilizarán directamente esa información, ya que no seguirán de cerca sus fondos (y es poco probable que sepan cómo interpretar los datos si lo hicieran), el mero hecho de informar crea un registro que disuade a los fondos de desviarse demasiado de sus caminos declarados.

Otra cosa es que las instantáneas se produzcan con poca frecuencia. Dependiendo del país de emisión, los fondos de Allianz informaron de sus participaciones trimestral o semestralmente; eso es suficiente para un fondo de inversión típico que gira su cartera gradualmente, pero es un período desesperadamente largo para los fondos que operan con opciones. Dichos fondos podrían comenzar el trimestre invirtiendo de una manera, cambiar durante dos meses y luego retomar su forma anterior. Nadie de fuera lo sabría.

Los productos de Evergrande eran aún más opacos, ya que eran fondos ciegos. Sus propietarios sólo podían confiar en que su dinero se invirtiera tal y como se describía en los folletos de venta, en empresas que eran solventes y podían pagar sus obligaciones. Y resultó que su confianza era errónea.


Moisés Romero-

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#393

Valores pequeños: no desespere. Es cíclico. Desde el 72, superan a los grandes.


Alguien en Twitter tiene la edad suficiente para recordar una época en la que se suponía que las empresas de pequeña capitalización superaban a las de gran capitalización?

 ¿Qué cambió? ¿Fue simplemente la nueva generación de empresas tecnológicas de mega capitalización con pistas de crecimiento sorprendentemente largas? 

¿O empeoró la calidad de las empresas de pequeña capitalización? Sinceramente curioso", se pregunta Otter [email protected] 

"Desde el 72, las superan. Lo mismo ocurre desde 2000. Hay décadas como las de los 90 y 2010 en las que las grandes capitalizaciones superan. Es cíclico.", le responde ValueStockGeek.




El peor de los casos para las empresas de pequeña capitalización, década tras década, es que se mueven ligeramente cuando las de gran capitalización superan. El peor de los casos para las grandes capitalizaciones son las décadas perdidas (por ejemplo, los años 70 y 2000), dado que son más propensos a la exuberancia de los inversores y otras burbujas (tecnología, etc.), dice Nomadic [email protected]


Sí. Casi por definición, las pequeñas capitalizaciones (especialmente el valor pequeño) no van a entrar en una burbuja. Las empresas de gran capitalización lo hacen cada 20 años aproximadamente, atravesando un círculo vicioso de euforia y miedo. La pequeña capitalización avanza un poco, con una reducción ocasionalmente despiadada, pero sin las décadas perdidas, añade [email protected]

Grandes puntos. Creo que una de mis mayores realizaciones de inversión fue que el inversor promedio casi siempre buscará productos de inversión promedio y, dado el riesgo profesional genuino de quienes persiguen estrategias alternativas, es un camino más seguro para subir y bajar con índices importantes.

 Es probable que conserve su trabajo cuando el S & ;P suba / baje siempre que lo siga. Esto presenta una gran ventaja para los inversores contrarios y de bricolaje. 

Es probable que la prima de pequeña capitalización y el valor siempre persista dada la mentalidad típica de seguir el paquete del inversionista / asesor promedio, afirma Nomadic [email protected]

Mar Revuelta.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#394

Mis mayores lecciones de 2021



Las experiencias que todos tenemos al comienzo de nuestras carreras de inversión influyen mucho en dar forma a lo que creemos y cómo actuamos en el futuro. Para los inversores que comienzan en los mercados bajistas, esa experiencia puede hacer que asuman menos riesgos del que deberían durante mucho tiempo y piensen constantemente que el próximo mercado bajista está a la vuelta de la esquina.

 Pero también funciona al revés. Cuando comienzas tu carrera con un desempeño superior significativo en el mercado como lo hice yo, tiendes a pensar que eres invencible. Suele atribuir todo ese rendimiento superior a la habilidad, cuando en realidad gran parte es suerte. Aprendí esa lección de la manera difícil. 

Probablemente el mayor cambio para mí en mi carrera como inversionista se produjo cuando comencé a seguir a algunos de los mejores inversionistas de nuestro tiempo y me di cuenta de que casi todos pasan mucho más tiempo enfocándose en lo que no saben que en lo que hacen. Eso me llevó a darme cuenta de que si quería mejorar, tenía que hacer lo mismo. 



Desde entonces, he tratado de escribir regularmente sobre mis errores y las lecciones que he aprendido al ejecutar estrategias de inversión. Ha sido una parte importante de mi proceso de aprendizaje. 

Entonces, a medida que nos acercamos al final de 2021, quería compartir algunas de las lecciones que he aprendido de este año (y del período de mercado bajista posterior a 2020 en general). 

[1] El mercado es siempre una máquina de votar 

He utilizado la idea de que el mercado es una máquina de votación a corto plazo y una máquina de pesar a largo plazo con bastante frecuencia en mis artículos. Parece lógico que eventualmente el mercado tenga que preocuparse por los fundamentos. Pero el mercado posterior a la pandemia lo ha probado para muchos de nosotros mientras luchamos por explicar lo que está sucediendo en diferentes áreas del mercado y en ciertas clases de activos. 

Pero cuando lo piensas, la realidad es que el mercado siempre es una máquina de votar. La oferta y la demanda y los flujos de capital siempre determinarán qué sube y qué baja. A largo plazo, es muy probable que los fundamentos importen, ya que impulsarán esa votación, ya que lo que está comprando cuando compra un activo, en última instancia, es el valor presente de sus flujos de efectivo futuros. Pero no hay ninguna ley que diga que tiene que ser verdad o que tiene que ocurrir durante un período determinado. Aquellos de nosotros que usamos los fundamentos estamos apostando a que eventualmente otros inversionistas verán lo que están comprando y lo valorarán en base a eso. Creo que es una buena apuesta, pero es difícil saber cuándo sucederá. 


Y eso me lleva a mi próxima lección. 

[2] Es importante comprender lo que realmente significa a largo plazo 

Para aquellos de nosotros que invertimos basándonos en los fundamentos, y particularmente aquellos de nosotros que usamos valor, establecer expectativas es realmente importante. Al principio de mi carrera, pensé que entre 3 y 5 años era el período más largo de bajo rendimiento que podía esperarse usando estrategias de factores. Luego pasé a pensar que diez años era un marco de tiempo más apropiado para juzgarlos. Ahora creo que es más largo que eso. Esto vuelve al punto sobre los fundamentos en el sentido de que no hay un marco de tiempo establecido para cuando las estrategias fundamentales tradicionales puedan tener su día bajo el sol nuevamente. Pero no importa cuánto tiempo sea, la única verdad indiscutible es que la paciencia de los inversores que siguen estas estrategias debe superar ese período de tiempo. Para muchos, eso puede significar refinar lo que realmente es a largo plazo y tener una conversación honesta contigo mismo sobre si realmente estás dispuesto a esperarlo. Que no, 

Lo que me lleva a mi próxima lección. 

[3] Probabilidad sobre certeza 

Digamos que usted es una de esas personas como yo que se las va a aguantar hasta que el valor vuelva a funcionar. Si vas a soportar ese tipo de dolor, las recompensas futuras que vienen con él deben ser una certeza, ¿verdad? 

No exactamente. 

Una de las lecciones más importantes que he aprendido en mi carrera es tratar de ver el mundo en términos de probabilidades. Asignaría una probabilidad muy alta de que la inversión en valor vuelva a funcionar. Pero no es al 100%. Casi nada en la inversión lo es. Ver las cosas en términos de probabilidades es una gran herramienta para gestionar las expectativas y también ayuda al animarnos a todos a mirar hacia el otro lado. Cuando cambio mi proceso de pensamiento de pensar que la inversión en valor definitivamente volverá a pensar que hay un 90% de probabilidad de que ocurra (o la probabilidad que usted asigne), me permite visualizar mejor el tipo de mundo donde ese 10% en el otro. lado se convierte en una realidad y lo que tendría que ser cierto para que ocurra. 

Y esto no solo cubre eventos de baja probabilidad. También cubre aquellos que parecen tener una probabilidad cero. 

Lo que me lleva a mi última lección. 

[4] ¿Entonces estás diciendo que hay una posibilidad? 

Como soy un gran fan de Dumb and Dumber, tuve que usar esa línea para introducir mi última lección. Pero si lo piensa, cuántas cosas han sucedido a raíz de la pandemia que muchos habrían considerado eventos de baja o nula probabilidad. ¿Cuáles son las posibilidades de que un minorista de juegos cuyo negocio no estaba en la mejor forma para empezar y sus tiendas cerraron debido a una pandemia vea que sus acciones se disparan casi un 2000% en un mes? Te habría dicho cero antes de que sucediera. ¿Cuáles son las probabilidades de que alguien convierta $ 8000 en $ 5.6 mil millones en 14 meses invirtiendo en una criptomoneda basada en perros? Si fuera posible asignar una probabilidad menor que cero, lo habría hecho para esa. Pero ambos sucedieron. Es una buena lección para todos nosotros que el estándar que debemos usar para definir la palabra imposible cuando se trata de invertir es mucho más alto de lo que pensamos. 

Al final, la mayor lección de todas para mí es que habrá muchas más lecciones. Cada vez que pienso que he calculado la inversión, tiene una forma de demostrar que no. Si puedo aceptar el hecho de que lo que no sé supera con creces lo que hago, espero poder seguir aprendiendo más lecciones en el futuro, y menos de la manera difícil. 



Carlos Montero.




No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#395

La Bolsa ya cuenta con su propio VAR como en el fútbol. La tecnología permite aumentar la consistencia y la precisión...



Téngalo presente. La Inteligencia Artificial lleva instalada muchos años en las Bolsas. Ahora, llega el video arbitraje, el tan polémico, pero eficaz VAR. Hay dos tipos de asesoramiento financiero: el que se realiza de persona a persona y el que se realiza a través de máquinas (roboadvisor).


Cada uno de estos sistemas presentan sus características particulares, pero quizá la más importante es que en una de ellas hay un sesgo humano y en la otra no y eso presenta sus ventajas pero también sus inconvenientes. Desde Oxford Risk se han centrado sobre todo en analizar no tanto los inconvenientes como sí los sesgos que un inversor debe tener en cuenta cuando acude a recibir un servicio de asesoramiento personal. 

El estudio, efectuado por los expertos en finanzas del comportamiento, reveló que los asesores valoraron de forma «notablemente distinta» el grado de riesgo aconsejable a clientes con la misma información hipotética, y las asignaciones de activos fueron «inconsistentes». Incluso en aquellos casos donde los asesores estuvieron de acuerdo en los niveles de riesgo adecuados, discreparon acerca del tipo de cartera a recomendarles.


El informe, que lleva por título Under the Microscope: ‘Noise’ and investment advice achaca al ruido que rodea al asesor en el proceso de asesoramiento motiva variaciones que resultan imposibles de explicar.

Entendiéndose ese ruido como factores que a priori resultar tan irrelevantes como el estado de ánimo actual del asesor, el tiempo transcurrido desde su última comida o la situación meteorológica. Y también el estatus social del asesor.


LOS GRANDES SESGOS


Por ejemplo, los que contaban con estudios universitarios efectuaron evaluaciones que sugerían riesgos inferiores a la media; del mismo modo, los asesores casados fueron más conservadores que los solteros y los asalariados recomendaron un mayor riesgo que aquellos cuya remuneración se basaba en comisiones u honorarios.


Sin embargo, incluso el mismo estudio puede tener su propio sesgo también, ya que lo que reclama con él Oxford Risk es un mayor uso de la tecnología y los algoritmos para ayudar a los asesores a ofrecer un apoyo más consistente a sus clientes y evitar problemas tanto al evaluar su tolerancia al riesgo como al asignar activos.


«Al igual que sucede en el fútbol con el video arbitraje (VAR), o en el baloncesto con el Instant Replay, el empleo de la tecnología permite aumentar enormemente la consistencia y la precisión», afirma Greg B. Davies, director de finanzas del comportamiento en Oxford Risk. Y añade: “En última instancia, no obstante, si los márgenes son extremadamente ajustados, el árbitro sigue teniendo la última palabra. Así debe ser también en el mundo de la asesoría de inversión”.




Moisés Romero

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#396

"Sigue como estabas. No te muevas. Quédate quieto. Las mariposas necesitan ir de flor en flor para alimentar su corta...



"Sigue como estabas. No te muevas. Quédate quieto. Las mariposas necesitan ir de flor en flor para alimentar su corta vida. Usted como inversor, no"


He contado en alguna ocasión, que las mariposas necesitan ir de flor en flor para alimentar su corta vida. Usted como inversor, no. Con frecuencia es mejor estarse quieto. No es tarea fácil. Usted elige una compañía por su dividendo o buenos fundamentales, o por ambas cosas a la vez. Pasa el tiempo y la cotización no se mueve. La Bolsa sube y su valor no sube.


La Bolsa baja, pero su valor baja. Llegan las dudas y con el paso del tiempo usted se sumerge en un mundo extraño, lleno de confusión. Meses, incluso años después, decide abandonar su posición. Pocos días o semanas después, en cualquier caso muy pocas en comparación con el tiempo que estuvo esperando y con esas acciones en cartera, salta la ficha, comienza a girar la ruleta y el valor, que tanto quiso y, luego odió, echa a andar. Usted se tira de los pelos, se maldice.

 Ya no tiene capacidad de reacción. Lo peor es que muchos empiezan a rotar valores, a cambiar de cartera", me dice L. M. analista en Bolsa, con más de 40 años de experiencia, que recomienda un enlace de año y medio, pero muy actual:


El problema es que hacer una excesiva rotación de cartera suele tener un impacto negativo en la rentabilidad final que obtienen los inversores. Cuanto más se rote, peor. Según un estudio realizado por Allianz Global Investors en Estados Unidos, el inversor medio americano rota su cartera de media el 75% al año. 

Los hombres tienden a rotar más sus carteras que las mujeres, que están más orientadas al largo plazo. Y esa rotación excesiva tiene consecuencias. “Los inversores que más rotan sus carteras tienden a obtener peores resultados. Estos costes de transaccionalidad minoran su rentabilidad en un 3,7% de media”, explican desde la gestora, que recoge Óscar Rodríguez Graña |Funds People.


Aunque este estudio se centra en el análisis del comportamiento de 66.000 inversores retail a lo largo de seis años, lo cierto es que estas jugadas tampoco le suelen salir especialmente bien a los grandes inversores institucionales, que a pesar de contar con más recursos, históricamente también han sufrido las consecuencias de una operativa de rotación que no siempre sale como se espera. 

El error más común: comprar gestores que lo han hecho bien en el pasado reciente y vender aquellos que han funcionado mal. “El problema es que el rendimiento de los fondos contratados se erosionó después de la contratación, mientras que los fondos despedidos vieron mejorar su rendimiento después de haber sido vendidos”, explica Jeffrey Ptak, analista de Morningstar.




“Un buen gestor no se convierte en uno malo de la noche a la mañana”, afirma Sasha Evers, director general de BNY Mellon IM para Iberia y Latinoamérica. Lo que ha funcionado es más fácil de comprar o mantener en cartera. Nadie lo discute. Lo difícil es invertir o conservar algo que haya tenido dos años malos.

 Existen ejemplos muy esclarecedores de fondos superventas con los que ha sucedido esto.

 “Aunque los inversores parecen atribuir mucho peso a la rentabilidad pasada a la hora de tomar decisiones de compra o venta, esto es insuficiente por sí solo. Las rentabilidades son sólo un punto de partida. 

Hay que considerar la rentabilidad junto con otros factores que son más predictivos, como los costes”, destaca Ptak.


Moisés Romero.






No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#397

No se unan a las acciones o activos populares ni compren lo que tienen ya todo el riesgo incorporado


Si bien todo esto suena muy simple, la mayoría de los inversores hacen exactamente lo contrario. Se unen a los contenidos de popularidad y compran lo que tiene todo el riesgo incorporado (a menudo compran con apalancamiento).


Mientras se mantienen alejados de aquellos activos que han caído, ya están valorados en riesgo y se vuelven baratos. Suponiendo que todo lo demás es igual, una inversión sólida es aquella en la que acaba de ocurrir un colapso, despejando los excesos y la especulación. La inversión más arriesgada es muy popular y está sobrevalorada por las narrativas de extrapolación de multitudes de “compre a cualquier precio”. El accidente podría estar a la vuelta de la esquina.", señala Tiho [email protected]


Lo que todo el mundo sabe no me interesa y nunca, nunca pienses en el presente. Intenta imaginar el mundo en 12-18 meses y lo diferente que puede ser. Si está comprando cosas que son populares hoy en día y que todo el mundo tiene mucho tiempo, es una buena forma de perder dinero ". - Stanley Druckenmiller


Los que seguimos la Bolsa al instante sabemos que en la Bolsa, como en otros negocios, la información que tiene todo el mundo no sirve para nada...Si quiere ganar dinero en Bolsa, como en otros negocios, busque proyecciones de futuro. Los datos que todos tenemos encima de la mesa, en las redes sociales, en los medios de comunicación, sirven para muy poco. Son datos del pasado. Y lo que es peor, las máquinas que dominan en el mercado se nutren de ellos para tratar de adivinar el futuro.


Los mejores gurus y analistas del mercado hace tiempo que desenterraron el hacha de guerra y, en un manifiesto poco usual, recomendaron aborrecer las prácticas del pasado, las que aconsejan conducir con la ayuda del retrovisor. En términos económicos y bursátiles desprecian los valores recomendados, que se publican cada día, porque, dicen, son agua de borrajas...", me dice uno de mis gurus favoritos, que sigue:


 ¿Se puede batir al mercado a largo plazo? Puede que sí... Invirtiendo en las categorías menos populares


"Las recomendaciones no son fiables y, con mucha frecuencia, nada rentables. Evitarlas y buscar otras compañías, en las que muy pocos se fijan, siempre es una decisión sabia y muy rentable..."


"Desde hace muchos años hemos leído análisis y predicciones diabólicas; estudios malintencionados y recomendaciones para salir del paso. La procedencia de las mismas es clave a la hora de enjuiciar este fenómeno, que se extiende como una mancha de aceite impregnándolo todo.

 No es lo mismo una recomendación hecha al pie de la barra de un bar, con una cerveza en la mano, que una previsión emanada del Servicio de Estudios de un banco importante, de un banco central o de un organismo supranacional. Una actitud torticera en esta línea ¿podría catalogarse como abuso de Mercado? Que no cunda el pánico. No hay bemoles. Ningún Regulador tomará cartas en el asunto..."


Moisés Romero





No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#398

¿Estás invirtiendo o apostando?



Muchas veces en mi carrera, he escuchado a la gente decir: "El mercado de valores es solo un gran casino" o "Comprar acciones es como apostar". Sí, existen similitudes entre invertir y apostar. Pero cuando se hace correctamente, la inversión a largo plazo no debe parecerse al juego de ninguna manera.


Comencemos con las similitudes. Los traders intradía, que compran acciones individuales en un intento de obtener una ganancia rápida, son similares a los apostadores en una mesa de ruleta. Ambos esperan una jugada de suerte. Si los traders intradía compran con apalancamiento, entonces el riesgo, y la similitud con el juego, solo aumenta. He leído estudios que afirman que los traders intradía ganan dinero aproximadamente el 50% del tiempo. ¿Quieres adivinar qué sucede el otro 50% del tiempo?

Las posibilidades de ganar dinero aumentan enormemente cuando alguien invierte con sensatez. Para mí, eso significa un par de cosas. Primero, posea una combinación diversificada de fondos indexados de bajo costo y eficientes en impuestos. En segundo lugar, manténgalos a través de los inevitables altibajos de los mercados financieros, idealmente durante décadas.


En otras palabras, está en una buena posición para ganar dinero como inversor siguiendo algunas reglas bien conocidas. Cualquier casino que valiera la pena para los jugadores que siguieron una estrategia igualmente simple no duraría mucho.


Entonces, ¿por qué se comparan con tanta frecuencia la inversión y el juego? Bueno, a corto plazo, invertir puede parecer una apuesta. Eliges algunas inversiones, pones el dinero que tanto te ha costado ganar y esperas lo mejor. Si tus inversiones suben, es porque eres inteligente. Si tus inversiones bajan, entonces tienes mala suerte.


Visto a corto plazo, el mercado puede generar muchos días de inactividad. La suerte parece predominar. Solo a largo plazo mejora la vista. Durante décadas, las probabilidades de ganancia son mucho mayores en los mercados financieros que en la mesa de dados.


Quizás esté pensando: "Pero los casinos y los juegos de azar son divertidos". Incluso te dan bebidas, comida y, a veces, incluso habitaciones "gratis". Como alguien que ha visitado un casino una o dos veces, solo con fines de investigación, por supuesto, estoy totalmente de acuerdo con usted.


Si solo juega lo que puede permitirse perder, los casinos pueden ser una maravilla. También diría que las cenas caras y las entradas para partidos que ofrecen los corredores de bolsa son similares a las bebidas y las habitaciones gratuitas que ofrece el casino. Alguien está pagando por ellos, y probablemente sea usted.


C.B.






No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#399

Efecto enero: la historia demuestra que, de media, los años que empiezan mal, lo tienen difícil para recuperarse


Hacemos caso al efecto enero en las Bolsas o miramos para otra parte?

 Históricamente, cuando el S&P 500 baja en enero, los retornos de los próximos 11 meses son drásticamente peores. 

Pero el efecto enero está lejos de estar garantizado, los efectos tienden a desarrollarse en algún momento entre seis y ocho años de cada diez según la historia. Para decirlo de otra manera, hay una buena posibilidad de que el efecto no se desarrolle en absoluto.

Puede ganar dinero con el tiempo, pero eso es muy diferente de ganar dinero constantemente cada año. 

Entonces, si el efecto de enero ocurriera este año, así es como puedes jugarlo. Habría comprado acciones de valor de pequeña capitalización a finales de diciembre, generalmente aquellas que han tenido 12 meses malos en términos de su desempeño histórico en términos absolutos y en relación con otras acciones. 

Entonces también eliminaría cualquier apuesta de impulso de la mesa para enero porque la estrategia tiende a ser mucho más débil para el mes. Finalmente, habría intentado aumentar la exposición de las acciones durante los primeros días de enero para beneficiarse del efecto de cambio de mes, que a menudo puede ser positivo. Aunque, la volatilidad también puede ser mayor.


Qué nos dice la historia: “La historia demuestra que, de media, los años que empiezan mal, lo tienen difícil para recuperarse. Sin embargo, un enero bueno puede ayudar al mercado a continuar subiendo durante el año. Esta tendencia es preocupantemente consistente, cumpliéndose en 78 de los últimos 86 años. Pero, a pesar de este mal comienzo, el año acaba de empezar y queda mucho tiempo para que veamos una recuperación durante el mes”, señalan desde J.P.Morgan AM .


Rentabilidad S&P 500 en el año

La historia también demuestra que en periodos de fuerte agitación de las bolsas los inversores tienden a salir de la renta variable. El último ejemplo lo vimos el pasado mes de agosto, cuando el estallido de la crisis china derivó en reembolsos en productos que invierten en esta clase de activo.


¿Es esta una estrategia correcta?

 Según Fidelity, la respuesta es no. “Una de las consecuencias más graves para la inversión que se derivan de seguir a la manada es que los inversores terminan comprando cuando los precios están altos y vendiendo cuando los precios están baratos.

Además, evitamos las pérdidas, ya que sentimos el dolor de una pérdida aproximadamente el doble que la alegría por una ganancia”, afirman desde la entidad. 

Algunos de los inversores más exitosos ilustran la idea de que invertir en las bolsas puede ser una empresa compleja, aunque lucrativa, que requiere sólidas habilidades de análisis, una mentalidad racional y cerebral, un horizonte a largo plazo y paciencia a partes iguales.


Más: Cuando el S&P500 aumenta durante el Rally de Santa Claus Y los primeros 5 días del año, el año completo aumenta un 14.1% en promedio frente al rendimiento promedio del año del 9.3%. ¿Si enero es más alto? Esto llega al 17,3%. ¿Si Q1 también más alto? 19,2%. Un objeto en movimiento tiende a permanecer en movimiento ...(vía Ryan Detrick, [email protected])


Moisés Romero






No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#400

Las principales lecciones que he aprendido durante 25 años de trading...



1. Las predicciones son una pérdida de tiempo:


A lo largo de los años, he escuchado innumerables predicciones y predicciones. La gran mayoría se equivocó o estuvo tan mal sincronizada que fueron inútiles. A Wall Street le encantan las predicciones porque eso es básicamente lo que están vendiendo. Los brokers y asesores convencen a los clientes de que pueden predecir el futuro mejor que ellos y, por lo tanto, debe confiarles su dinero.


La verdad es que no son las predicciones las que producen buenos rendimientos. Es su estrategia, reacciones y la forma en que lidia con la inevitable buena y mala suerte lo que determinará su éxito. Se desconoce lo que depara el futuro, pero si estamos preparados para las sorpresas, podemos encontrar formas de ganar.


Siga adelante y haga predicciones, pero esté preparado para equivocarse gloriosamente. Esté preparado para altibajos y cosas que nunca antes imaginó. Reaccione de manera decisiva a una estrategia clara que funciona mucho mejor que las predicciones y los pronósticos.




2. Centrarse en la selección de acciones:


Se gasta una gran cantidad de tiempo, dinero y energía hablando sobre “el mercado” y lo que puede hacer. Parece que es lo correcto, pero al final, lo que le dará las mayores ganancias es elegir las acciones adecuadas en el momento adecuado.


Las grandes ganancias en el mercado provienen de encontrar las acciones adecuadas y luego usar una estrategia para administrarlas a medida que se mueven. Solo necesita unas pocas acciones realmente grandes para obtener ganancias excepcionales. No son fáciles de encontrar y tendrá que lidiar con muchos perdedores y errores en el camino, pero siga buscando las próximas acciones importantes y no se distraiga con todos los demás problemas que existen.




3. Disciplina:


El mayor error que cometen la mayoría de los inversores y traders es la falta de disciplina. El bloque es nuestro enemigo. No actuamos cuando las acciones están débiles y no recogemos beneficios cuando tenemos las acciones adecuadas.


En general, la mejor forma de disciplina de trading se produce cuando se adopta el poder de venta. Vender es la herramienta más poderosa que tenemos, pero muchos temen usarla. Una venta no es más que una forma de seguro y se puede deshacer en un abrir y cerrar de ojos. Nos ayuda a controlar nuestras emociones y nos da una sensación de fuerza cuando se convierte en parte de nuestra rutina.


El inventario debe gestionarse con cuidado. La búsqueda básica solo lo protegerá hasta cierto punto. Reducir las pérdidas de forma agresiva es la base para obtener grandes beneficios.


4. Usa gráficos:


Las mismas personas que tienen demasiada confianza en su capacidad para predecir eventos macroeconómicos suelen descartar los gráficos como malabarismos, pero no captan el punto principal. Los gráficos son útiles porque proporcionan un marco para la disciplina. Hay millones de formas de usar gráficos, pero la esencia de cada método es minimizar las pérdidas y permitir que fluyan las ganancias.


Los gráficos son su mejor herramienta para desarrollar una metodología de negociación que le permitirá implementar los puntos principales que planteo aquí. Los gráficos le ayudan a ver visualmente el sentimiento y la psicología presentes en el mercado en su conjunto, así como en las acciones individuales.


No piense en los gráficos como dispositivos predictivos. Piense en ellos como un mapa que le ayudará a desarrollar una estrategia para la próxima batalla.


5. Sea agresivo:


Se ha citado a George Soros diciendo algo como "No se trata de si tienes razón o no, sino de cuánto dinero ganas cuando tienes razón y cuánto pierdes cuando estás equivocado".



Esto es en lo que trabajo en mi trading más que en cualquier otra cosa. Para realmente obtener grandes beneficios, es esencial tomarse en serio la compra cuando sea el momento adecuado y ser asertivo a la hora de vender cuando algo no está funcionando.


Es un cliché, pero reducir las pérdidas rápidamente y dejar que los ganadores corran es el corazón y el alma de un gran trading. Cuanto más agresivo sea al hacer esto, mejores serán sus resultados.


6. No tema perder en las operaciones:

Las operaciones perdedoras son solo parte del proceso de encontrar operaciones ganadoras. No hay vergüenza en elegir una acción que resulta ser un fracaso. Si no tiene operaciones perdedoras, probablemente no esté asumiendo el riesgo suficiente. La única forma de producir grandes beneficios es aceptar el hecho de que existe un riesgo y que una operación puede no funcionar.

Una vez que acepta el hecho de que las operaciones perdedoras son inevitables, puede lidiar con ellas rápidamente y sin gran angustia emocional. Tratar de no tener nunca una operación perdedora a menudo evitará que nunca opere con las acciones que pueden producir las mayores ganancias.

A menudo, tomo posiciones pequeñas en una situación de muy alto riesgo como una forma de ayudarme a evaluar si quiero ser más agresivo o no. Si la operación inicial es ganadora o perdedora no es la cuestión importante al acechar la operación.

En última instancia, no importa cuál sea su promedio de bateo. Lo que importa es que anotes algunas carreras.

7. Los beneficios se producirán de forma desigual:

El mercado es y siempre será cíclico. Atraviesa altibajos de diversa magnitud de forma irregular. La forma más fácil de lidiar con ese hecho es aceptarlo. Descubrí que la regla 80/20 o el principio de Pareto tiende a aplicarse. Haré el 80% de mis ganancias el 20% del tiempo; el otro 80% del tiempo, avanzo poco.


El problema es que nunca sabemos cuándo ocurrirá ese período de máxima productividad.

 Debemos estar constantemente alerta y listos para entrar en acción cuando se presenten condiciones favorables. Cuando ocurren, tenemos que aumentar nuestra agresividad y ganancias mientras podamos.


Un rasgo que comparten los traders efectivos es la capacidad de ser paciente y hacer poco durante largos períodos de tiempo, y luego moverse de manera repentina y decisiva cuando sea el momento adecuado. Pasar de un estado mental paciente a uno más activo es un comportamiento que debe cultivarse.


Los traders a menudo se vuelven impacientes y pesimistas cuando el mercado no coopera, y eso los hace menos preparados para las oportunidades que eventualmente se desarrollarán. Solo tenemos que seguir conectándonos, y ese 20% de las veces, cuando el mercado nos recompensa, eventualmente ocurrirá.


8. Ningún enfoque de trading es intrínsecamente superior, así que desarrolle su propio estilo

El mejor enfoque del mercado es muy subjetivo. A algunas personas les va muy bien con el seguimiento de tendencias y el impulso. A otros les va igual de bien con juegos de valor y fundamentos. Lo que funcione mejor dependerá de cómo ve el mercado y la metodología que utilice para proteger el capital y encontrar nuevas acciones para comprar.

Trabaja en desarrollar un estilo que tenga sentido para ti. Si no funciona tan bien como le gustaría, siga modificándolo. La clave para navegar por el mercado es encontrar un estilo que tenga sentido en un entorno que a menudo es aleatorio e inconsistente. Uno de los grandes retos del mercado es que lo que mejor funciona siempre cambia. La sincronización del mercado puede ser la mejor en un momento o el impulso de la pequeña capitalización en otro momento. No desea reinventar constantemente su enfoque, pero es importante tener un estilo que se adapte al mercado en constante cambio.

9. Trabaje para mantener sus cuentas lo más cerca posible de los máximos:

Nada es más improductivo que compensar las pérdidas. Si pierde la mitad de su dinero, debe doblarlo para volver a igualar. Si es celoso de mantener sus cuentas cerca de los máximos, obtendrá mejores resultados a largo plazo.

La inversión de comprar y mantener a largo plazo a menudo se promueve sobre la base de que le permite capitalizar su dinero y que es lo que hace que inversores como Warren Buffett tengan tanto éxito. Lo que muchas personas no reconocen es que no es necesario tener una sola acción para obtener resultados compuestos cuando mantiene sus cuentas en niveles altos y continúa produciendo retornos. Puede hacer esto igualmente bien, si no mejor, con operaciones agresivas, siempre que se concentre en mantener las cuentas en sus máximos.
La capitalización no funciona cuando sufre grandes reducciones y pérdidas, y eso les sucede tanto a los inversores a largo plazo como a los traders a corto plazo. Si se equivoca por el lado de no sufrir grandes pérdidas, producirá mejores rendimientos a medida que aumenta su capital.


10. Mantenga una mentalidad positiva:

No puede producir grandes beneficios si siempre espera lo peor. El optimismo es lo que le permite aprovechar la oportunidad y beneficiarse de ella. El pesimismo es un buen enfoque cuando quieres proteger el capital, pero para ganar dinero tienes que estar seguro de que otra gran oportunidad está a la vuelta de la esquina y, si haces el trabajo, la encontrarás.
Lo que me ayuda a mantener una mentalidad positiva es la creencia de que el mercado proporcionará un suministro constante de nuevas oportunidades si sigo buscando. Incluso cuando estamos en medio de un feo mercado bajista, sigo siendo optimista de que eventualmente terminará y las oportunidades serán mejores que nunca.


El mercado no es fácil, pero todos los días tenemos la capacidad de ganar dinero si nos mantenemos enfocados y trabajamos en él. Mientras tenga capital, tiene la oportunidad de producir retornos considerables. Lo único que puede detenerte eres tú.


Estoy convencido de que cualquier trader que incorpore estos 10 principios en su enfoque de mercado tendrá una fuente de ingresos que le durará el resto de su vida.


(Fuentes: James "Rev Shark" DePorre, colaborador de Real Money, es autor de "Invertir como un tiburón: cómo un hombre sordo sin trabajo y capital limitado hizo una fortuna invirtiendo en la bolsa de valores")


No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#401

“Perdí casi todos los ahorros de mi vida en bolsa. Esta es mi historia”


Me molesta un poco cuando veo una historia estos días sobre una persona que hizo una apuesta tremendamente especulativa en los mercados que dio sus frutos y los hizo ricos de la noche a la mañana. No me malinterpretes, no me importa que otras personas ganen dinero. El dinero no discrimina entre el ahorro lento y metódico y la especulación loca. Una ganancia es una ganancia. Bien por ti si ganaste un montón de dinero a toda prisa. Mi problema con estas historias es la gran cantidad de prejuicios de supervivencia involucrados. Por cada ganador que aprendemos sobre quién hizo una matanza con opciones o acciones de memes o shitcoins, hay miles y miles de personas que fueron aplastadas o lo perdieron todo tratando de enriquecerse rápidamente. 

En el mundo de Instagram de compartir solo las mejores partes de ti mismo, no hay tantas historias sobre las desventajas de la especulación. 



Es mucho menos doloroso aprender de los errores de los demás. 

Así que fue refrescante leer esta historia escrita por un tipo que perdió los ahorros de su vida apostando en las opciones de compra de Alibaba. 

No me agrada el dolor financiero de los demás, pero escuchar historias de advertencia sobre lo que sucede cuando la especulación sale mal puede ser útil para aquellos que están considerando hacer una gran apuesta con los ahorros de toda su vida. 

La historia de este chico me recuerda a la persona que nunca festejó en la escuela secundaria y que decide volverse loco su primer fin de semana en la universidad: 

“Soy superconservador. No gasto nada. Mis gastos mensuales rondan los $ 2,500 al mes.

 Pago $ 900 al mes de alquiler. Las tres compras más importantes que hice en los últimos 10 años fueron mi computadora portátil en 2014, que costaba alrededor de $ 1,500; mi auto, en 2017, que costaba alrededor de $ 2,700, $ 2,800; y luego, recientemente, me compré un nuevo iPhone, que nunca antes había hecho, por $ 1300. Por lo general, uso los teléfonos viejos de mi mamá cuando compra uno nuevo.  

Parecerá estúpido, pero me considero conservador desde una perspectiva inversora. Tenía $ 300,000 en una cuenta de ahorros de alto rendimiento y ganaba como $ 1,000 al año con ella, lo cual era ridículo, pero había estado siguiendo el mercado con bastante frecuencia.”  

Desafortunadamente, tomó estos ahorros y apostó en opciones de compra vinculadas a Alibaba. 

Una vez que esa apuesta comenzó a ir en su contra a lo grande, en lugar de asumir sus pérdidas, se duplicó en un intento de alcanzar el punto de equilibrio: 

“Mi mamá me dijo el 13 de abril: Sal hoy. 

Y podría haber sido ego. Podría haber sido solo una estupidez, ignorar los hechos. pero mi convicción era alta. Si escuchaste a la "gente inteligente", todos dijeron que subiría. Así que pensé, Oye, esto se recuperará. 

Y a medida que aumentaba mi salario, ahorré otros $ 100,000. Entonces, en julio, puse otros casi $ 100,000. Básicamente, transferí todo el efectivo líquido que tenía y maximicé mi cuenta. Si mi empresa no me hubiera pagado a fines de julio, no habría pagado el alquiler el 1 de agosto. Mi mamá me dijo que no lo hiciera. Y aun así lo hice. Cuando invertí los otros $ 100.000, me dijo que venda mañana, venda mañana, venda mañana. Yo no escuché. Fue estúpido, un nivel extremo de codicia y toma de riesgos.” 

Cuando usted toma una apuesta financiera tan enorme, casi no hay ningún consejo que alguien cercano a usted pueda dar que le haga cambiar de opinión. Una vez que estás en esta profundidad, básicamente te conviertes en un portero que mantiene consejos razonables fuera del club. 

Este fue el resultado: 



La buena noticia es que el autor de este artículo parece haber aprendido la lección. 

La mala noticia es que un error gigantesco como este impacta más que solo su dinero. El explica: 

“Cuando perdí el dinero, las cosas de las que me arrepentí no fueron en realidad perder el dinero. Me di cuenta de que simplemente no tenía otras pasiones. Desde hace tres años, todo lo que he hecho es trabajar. No puedo pensar en un fin de semana en el que me estuviera divirtiendo. ¿Cómo de estúpido es eso? “ 

Esta es una buena lección para la especulación, pero también para la vida en general. Sus finanzas se extienden más allá de su sueldo, tasa de ahorro o rendimiento de la inversión. Pueden tener un gran impacto en su vida personal. 

Su trabajo y sus finanzas consumieron su tiempo y juventud hasta cierto punto. Esos años nunca volverán y, en muchos sentidos, eso es incluso más caro que el dinero. 

Siempre puedes ganar más dinero. Nadie puede crear más tiempo. 




Carlos Montero.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#402

Utilicemos el método Bogle para saber qué nos espera en las bolsas en los próximos 10 años


¿Tratando de averiguar qué tipo de rentabilidad de las acciones estadounidenses podemos esperar durante los próximos 10 años? 

Nadie lo sabe con certeza, por supuesto. Pero al menos podemos pensar en ello de una manera razonablemente lógica, utilizando lo que algunas personas llaman el método Bogle.


En un artículo de 1991 para el Journal of Portfolio Management,  el fundador de Vanguard Group, John Bogle, que murió en enero de 2019, presentó un método relativamente sencillo para estimar la rentabilidad de las acciones. Posteriormente, revisó la idea varias veces, incluso en su libro Common Sense on Mutual Funds. Esto es lo que nos dice el método Bogle sobre los rendimientos esperados de las acciones de hoy: 



Dividendos  

Este es el único componente de los rendimientos futuros que se conoce con certeza. Para los compradores del S&P 500 en la actualidad, el rendimiento por dividendo inicial es de alrededor del 1,3%, que es muy bajo según los estándares históricos. Durante los últimos 50 años, el rendimiento del S&P 500 ha promediado un 2,8%. 

Ganancias.  

Al rendimiento por dividendo, Bogle agregaría el crecimiento esperado de las ganancias. Suponiendo que las ganancias corporativas de 2021 lleguen como se esperaba, las compañías del S&P 500 habrán registrado un crecimiento anual promedio en las ganancias por acción del 7.3% durante las últimas cinco décadas, o 3.3% al año después de ajustar por inflación. 


Me inclino a asumir que el crecimiento futuro de las ganancias será similar, pero no hay garantías. Incluso durante períodos de una década, el crecimiento de las ganancias ha sido generalizado. Las ganancias por acción del S&P 500 crecieron un 2,4% anual ajustado a la inflación en la década de 1970, cayeron un 0,7% anual en la década de 1980, crecieron un 4,7% en la década de 1990, cayeron un 1,9% en la década de 2000 y se dispararon un 8,7% en la de 2010. 

Me sorprendió esta variabilidad. Durante los últimos 50 años, nunca ha habido un solo año en el que el PIB real (ajustado por inflación) haya crecido un 8,7%, y mucho menos alcanzando esa tasa durante toda una década. De manera similar, en la década de 2000, cuando las ganancias por acción se redujeron en un 1,9% anual, después de ajustar por inflación, solo hubo un año en que el PIB real fue negativo. 

Aun así, durante las últimas cinco décadas, el PIB real creció un 2,7% anual, similar a la tasa de crecimiento del 3,3% en las ganancias por acción ajustadas a la inflación. Puede haber una desconexión a corto plazo entre los dos porque, digamos, una recesión causa un gran impacto en las ganancias corporativas reportadas, pero el PIB y las ganancias corporativas deberían seguirse aproximadamente entre sí a largo plazo. 

Con base en la diferencia de rendimiento entre los pagarés del Tesoro a 10 años y los bonos del Tesoro indexados a la inflación a 10 años, los inversores en bonos esperan una inflación anual del 2,5% durante la próxima década. Si asumimos que las ganancias por acción crecen 3.3 puntos porcentuales más rápido, estamos viendo un crecimiento nominal de las ganancias del 5.8%. Agregue el rendimiento por dividendo del 1.3%, y eso nos coloca en el 7.1%. 

Esto es lo que Jack Bogle llamó el rendimiento de la inversión del mercado de valores. Pero, ¿es esto lo que obtendrán los inversores? Eso nos lleva al tercer factor del método Bogle ....

Carlos Montero.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#403

“Una de las grandes paradojas del mercado es que lo que parece demasiado alto suele subir más y lo que parece demasiado



Una de las grandes paradojas del mercado de valores es que lo que parece demasiado alto suele subir más y lo que parece demasiado bajo suele bajar." - (William J O'Neil)

 "Contundente, muy real. Añado a esta frase, que casi todo es de esta manera hasta que los movimientos en torno de esos valores de moda estallan y las posiciones se invierten. O lo que es peor, no queda rastro de ellas. Quiebran, desaparecen, se transforman. 

Los ciclos, como pueden comprobar en el gráfico adjunto han existido, existen y existirán, pero muchos participantes en el mercado han claudicado. ¿Modas? Los inversores minoristas están desempeñando un papel más importante en el mercado de valores que en cualquier otro momento de este siglo. 

Cualquiera sea la razón, mucho tiempo libre gracias a la pandemia, las comisiones de cero dólares, las aplicaciones adictivas y gamificadas, los inversores minoristas se han convertido en una fuerza impulsora (vía Axios.com). Dos referencias, dos inquietudes, dos grandes peligros. Cada nueva generación de bolsistas es más peligrosa, que la anterior. Imposible evitar nuevos crash", me dice uno de mis gurús favoritos.

Un gráfico interesante mostrando el número de nuevos máximos del mercado cada año. Gran manera de mostrar los ciclos de los mercados a lo largo del tiempo. Largos grupos de años con nuevos máximos, luego largos períodos sin ellos.





Debes prestar atención a esta tabla. Siempre que las condiciones financieras son "super fáciles", generalmente tiene una corrección que no es tan fácil. 2015-2016: dos caídas cercanas al 20%. 2018: dos caídas cercanas al 20%. 2020 - 

Disminución del 35%. 2021 - ????? Con anterioridad a 2008, los balances de los Bancos Centrales más importantes (Europa, EE.UU., Japón, China, Suiza, Australia, Reino Unido) representaban menos del 15 % del tamaño de los mercados de capitales..."

 "Una de las primeras cosas que hice cuando comencé mi carrera fue leer todo el historial financiero que pude. No se trata solo de las cifras del gráfico en los últimos tiempos, se trata de cómo se comportan los seres humanos ". - Warren Buffett

"Tras la caída de Lehman Brothers se llegó a disparar al 37 %. En la actualidad, nos movemos entre el 30 % y el 50 %, incluso más. Es decir, los Bancos Centrales tienen en sus balances una cantidad de activos equivalente al 30-50 % de todas las acciones cotizadas del mundo. Más: el mercado de valores se ha convertido en un club privado para la élite (vía zerohedge). Así, hay una expresión que se ha hecho famosa en los mercados en los últimos años y es la de que el actual mercado alcista es “el más odiado de la historia”. Quiere decir que a pesar de la fuerte subida que han presentado los mercados de valores en  los últimos años, muchos inversores, condicionados por las últimas crisis financiera, siguen mostrándose descreídos y desconfiados..."


Moisés Romero.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#404

El evento ‘Cisne Negro’ que podría acabar con su cartera y cómo protegerse contra él


 
Las correcciones del mercado de acciones no son lo único que debería preocupar a los inversores, dijo el administrador de fondos de cobertura Roy Niederhoffer, presidente de R. G. Niederhoffer Capital Management. De hecho, otro evento, aunque más improbable, sería mucho más catastrófico.

“Creo que el caso extremo es que la inflación sea tan poderosa que la Reserva Federal no pueda hacer nada al respecto, porque no pueden elevar las tasas de interés por encima del 3%-4%, porque el gobierno no puede financiarse en esos niveles.

 El mercado de valores se desplomaría, sea lo que sea, algo sucede y hace que la impresión de dinero sea la única solución. La inflación es lo único que puede resolver el problema de financiación que tiene el gobierno y, en esa situación, si tienes algún tipo de activo en efectivo, se devaluará no un 30 % o un 50 % como un crash bursátil, sino un 90%, 95%, 99% o más”, dijo.

El fondo de Niederhoffer ha superado las dos últimas caídas bursátiles: la caída de las punto com de 2001 y la Gran Crisis Financiera de 2008, y su fondo ha subido dos dígitos en ambos escenarios mientras los mercados se derrumbaban.

Aunque es poco probable que suceda, este "caso límite" sigue siendo algo para lo que los inversores deben estar preparados, dijo Niederhoffer, y señaló varios activos que podrían protegerse contra este peor de los casos.

“Es muy fácil prepararse para ello: activos de suministro fijo, cosas que son coberturas contra la inflación como los bienes raíces. Creo que el oro es bastante interesante porque en un mundo de tasa real negativa, el oro con un rendimiento del 0% es un activo bastante interesante. 

Y, por supuesto, como hemos dicho, las criptomonedas tienen un fuerte rendimiento positivo y pueden representar inversiones similares a acciones porque el valor creado por el efecto de red de miles de millones de personas que las usan podría aumentar el valor en 10, 100 o incluso 1.000 veces en muchos casos de las monedas más pequeñas”, dijo.


Sobre las criptomonedas, Niederhoffer señaló que los protocolos de Capa 2 como Lightning Network están haciendo que el Bitcoin sea más útil como forma de pago.


“Lightning Network representa una solución para ralentizar los tiempos de transacción donde literalmente puede hacerse en una millonésima de segundo, y eso es transformador. Y, en lugar de costar como lo hace ahora, unos pocos dólares para hacer una transacción de Bitcoin, estás hablando de unas pocas centésimas de centavo”, dijo.


Las innovaciones en la cadena de bloques, como Lightning Network, no solo facilitan y abaratan las transacciones con Bitcoin, sino que también abren el alcance global de Bitcoin y maximizan su potencial como moneda.


“Ahora, abre los micro pagos a personas en países que no tienen acceso a la banca, que no tienen acceso a transferencias de un país a otro, que no tienen acceso a la inversión. De repente, puede cantidades pequeñas para realizar transacciones e invertir, y abre la banca a literalmente miles de millones de personas. Abre un entorno de inversión relativamente estable para las personas que tienen monedas que están por todas partes y también altamente reguladas”, dijo.


El bien público de miles de millones de personas que tienen acceso a la banca a través del Bitcoin supera con creces los costos de su consumo de energía, agregó Niederhoffer.


Si bien el Ethereum puede llegar a $ 10.000 por moneda si el Bitcoin sube a $ 100.000, Niederhoffer dijo que el "cambio", el escenario en el que la capitalización de mercado de Ethereum supera a la de Bitcoin, puede no suceder.

Sus comentarios se producen cuando Ethereum está a punto de experimentar una de las actualizaciones más importantes de su historia este año.

Apodado "The Merge", Ethereum está configurado para pasar de un modelo de prueba de trabajo a uno de prueba de participación, lo que reducirá el uso de energía en un 99,5 %.
Fuera de las dos criptomonedas más grandes, Bitcoin y Ethereum, los inversores harían bien en comprar un índice de las siguientes diez monedas más grandes, en lugar de elegir monedas individuales, dijo Niederhoffer.



 

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#405

Nadie me pregunta por la Bolsa, pero sí por las criptomonedas


 
Curioso fenómeno a nivel personal. Todos los años, en las fiestas navideñas, además de las felicitaciones se han mezclado preguntas, casi siempre inevitables, sobre lo que pienso sobre el devenir de la Bolsa. La sorpresa ha saltado en esta ocasión.

Solo un amigo me ha preguntado sobre unas posiciones en su cartera. Todos han pasado de la Bolsa y me han preguntado mi opinión sobre las criptomonedas. El amigo aludido, también. 

Llamadas, además, desde distintos puntos de España. Mi respuesta común ha sido, que desconozco ese mundo, aunque mi hijo me alertó de ello cuando cotizaba a niveles irrisorios hace unos años. No compró.

 Yo, tampoco. Las criptomonedas, les digo a mis amigos, tienen que ser reguladas para evitar escondites peligrosos como evasión fiscal, trata, tráfico de drogas, blanqueamiento de dinero y demás feos asuntos. Apenas tienen liquidez. Están en manos de unos pocos, que hacen las cosas a su antojo. Con todo, cada día leemos, que este o aquel banco van a ofrecer a sus clientes carteras de criptomonedas. Leemos, también, que consumen energía a niveles, que no son recomendables ni hoy ni ayer.


Es un mercado, con todo, muy poderoso, que apenas atiende lo que gobiernos como China o la India hacen para frenar el ímpetu de las criptomonedas. Tienen buenos cuidadores.

 Desde Elon Musk a Google, que acaba de levantar oficialmente la prohibición que mantenía desde el año 2018 en contra de los anuncios relacionados con los criptoactivos. De esta manera, los anunciantes que ofrecen servicios de exchange y monederos de criptomonedas pueden volver a comercializar sus productos. La medida estará plenamente vigente desde el 3 de agosto. Sin embargo, las ICO se han quedado fuera.

"A partir del 3 de agosto, los anunciantes que publiciten exchanges cripto o billeteras orientadas a clientes en EE UU pueden anunciar estos productos y servicio. Siempre que cumplan con los siguientes requisitos y estén certificados por Google", dicen desde la compañía en un comunicado.

***En este mismo acto la CNMV pone coto a las criptomonedas. El 17 de febrero entrará en vigor los requisitos que tendrán que cumplir las entidades comercializadoras de criptodivisas a la hora de publicitar la inversión en los que son los activos de moda tras haberse publicado en el BOE la Circular en la que la CNMV lleva trabajando desde hace casi un año.

***El inversionista multimillonario Mark Cuban dice que Bitcoin no es, y nunca será, una protección contra la inflación

***El mundo necesita estándares para abordar los riesgos de las criptomonedas y @FinStbBoard debería desarrollar un marco regulatorio global para ayudar. Lea más sobre las políticas necesarias




¿Por qué no me preguntan por la Bolsa? "La Bolsa lleva muchas semanas y meses animándonos con un futuro prometedor, con ilusiones sobre la Gran Rotación desde el mercado de EE UU hacia Europa, pero todo ha sido una pequeña carrera de apenas 100 metros obstáculos. Ni una puta orden. No hay dinero, no hay ideas. Los índices se mueven todos los días, porque están obligados a hacerlo. Los medios de comunicación lo repiten dándole una profundidad al asunto, que no la tiene..."


"Llevo preocupado muchos meses. Treinta años en este negocio y no he aprendido nada ¿O sí? 

Me desvelo por las noches al comprobar que las volatilidades vienen y van a su antojo. Que los bancos se han convertido en auténticos chicharros. Que los chicharros se convierten en estrellas de la Bolsa. 

Que los índices no se detienen. Lo que preveíamos que iba a suceder no ha sucedido. Y mientras, ni un euro en la caja ¿Miedo?

 No, no hay negocio para nosotros. Todo está en manos de los grandes, que son cada vez más grandes. Ese es el gran miedo, porque nos hemos planteado cerrar la sociedad de valores.

 La otra alternativa es reconvertirnos, pero ¿cómo, cuándo y en qué?

 Hemos hecho un seguimiento de los sucesos en los mercados de acciones desde que estalló la Crisis y asomaron los primeros brotes de verdad en la economía española. Hemos hablado con una docena de colegas y más de lo mismo: ni una puta orden y cero comisiones por corretaje. Muchos días nos hemos ido a almorzar sin haber cursado una sola operación. Argumentos suficientes para cerrar y dedicarnos a otra cosa…”, me dice un gran amigo, operador en Bolsa, a punto de jubilarse


Moisés Romero-



 

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar