Historias de la Bolsa.

321 respuestas
Historias de la Bolsa.
15
suscriptores
Historias de la Bolsa.
Página
21 / 22
#301

Este es el analista que anticipó la caída de Evergrande en 2012 y esto es lo que dice ahora


Andrew Left, un vendedor a corto estadounidense al que se le prohibió comerciar en Hong Kong por un informe condenatorio que escribió sobre Evergrande hace años, dice que la crisis de la deuda de los promotores inmobiliarios chinos “estaba por llegar”.

Pero le dijo a CNBC que no cree que la situación de Evergrande indique un problema generalizado para China.


“La situación de Evergrande tardó mucho en llegar y China necesitaba deshacerse de esto de su sistema. Este no es un momento de Lehman y no es sistémico ”, dijo Left a CNBC en un correo electrónico.


Se refería al colapso de Lehman Brothers en 2008, el cuarto banco de inversión más grande del mundo en ese momento, que presentó la mayor quiebra corporativa en la historia de Estados Unidos. Esa quiebra se extendió a otros bancos y desencadenó la crisis financiera mundial.


Left, al fundador de Citron Research, se le prohibió comerciar en los mercados de Hong Kong después de que publicara un informe de 2012 en el que pronosticaba que Evergrande pronto sería insolvente.

Su prohibición de cinco años termina el próximo mes.

En una entrevista por correo electrónico con CNBC, Left dijo: “Todo lo que hablé, desde el apalancamiento hasta el gobierno corporativo, resultó ser cierto, y en lugar de considerar mi informe, el SFC ... me obligó a gastar millones para defenderme”.


Se refería a la Comisión de Valores y Futuros de Hong Kong (SFC), que alegó que Left publicó un informe con información “falsa y engañosa” sobre Evergrande, incluida su acusación en ese momento de que el promotor inmobiliario estaba cometiendo fraude contable.

Tras las acusaciones de la SFC, el Tribunal de Mala Conducta del Mercado de Hong Kong concluyó que Left era culpable . El tribunal es un organismo independiente que examina los casos de mala conducta del mercado, incluido el uso de información privilegiada y la manipulación del mercado de valores.

Las acusaciones de Left, de que Evergrande era insolvente y cometía fraude contable, parece que nunca se han probado. En 2015, el tribunal rechazó su solicitud para producir registros y documentos de Evergrande.

Evergrande no estuvo disponible para hacer comentarios cuando fue contactado por CNBC. CNBC se comunicó con la Comisión de Valores y Futuros de Hong Kong, que se negó a comentar para este informe.
La escalada de la crisis en Evergrande, el desarrollador más endeudado del mundo, con pasivos de $ 300 mil millones, afectó a los mercados globales esta semana. La firma es el segundo desarrollador más grande de China por ventas y tiene una gran presencia en el país, incursionando en industrias que van desde bienes raíces hasta vehículos eléctricos y servicios de atención médica.

Evergrande ha dicho que podría incumplir con su deuda, con un gran pago de intereses de 83 millones de dólares que vence el jueves. Los analistas también advirtieron que probablemente incurrirá en incumplimiento. Los inversores están siguiendo de cerca los acontecimientos, en medio de temores de un contagio que podría extenderse a otros mercados.

Left dijo que la actual crisis de liquidez de Evergrande demuestra que tenía razón cuando escribió su informe de 52 páginas en 2012. La venta al descubierto es una estrategia de inversión que implica vender acciones prestadas de una acción, con la esperanza de volver a comprarlas a un precio más bajo. y ganar dinero con la diferencia.

“Hace 10 años, escribí cómo la compañía está jugando rápido y relajado con las deudas y usando una contabilidad agresiva para disfrazar su verdadera salud financiera. Continué diciendo que los proyectos favoritos de la compañía están costando miles de millones en todo el financiamiento fuera del balance ”, dijo Left.

“Ahora todo sobre lo que escribí se ha hecho realidad y el pueblo chino está sufriendo. Esto muestra la importancia de la libertad de expresión y las ventas en corto en los mercados ”, dijo Left.
Los inversores chinos enojados se han presentado a las protestas en las últimas semanas, exigiendo que se les devuelva el dinero. Los inversores extranjeros, que incluyen a los principales administradores de activos a nivel mundial, esperan ver si Evergrande podrá pagar dos pagos de intereses que vencen el jueves y la próxima semana.


La crisis acabará con las acciones de la empresa, predijo Left.


“Las acciones no tienen valor en Evergrande y los bonos son cuestionables”, dijo. Las acciones de Evergrande se han desplomado más del 80% en lo que va de año y los rendimientos de sus bonos se han disparado. Los rendimientos y los precios de los bonos se mueven en direcciones opuestas: cuanto mayor es el rendimiento, menor es el precio del bono.



No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#302

¿Cómo evolucionarán la economía y los mercados de acciones mundiales durante el próximo año? Estos son los 4 escenarios


Hay cuatro escenarios que podrían desarrollarse tras la “estanflación leve” de los últimos meses. La recuperación en el primer semestre de 2021 ha dado paso recientemente a un crecimiento mucho más lento y a un aumento de la inflación muy por encima del objetivo del 2% de los bancos centrales, debido a los efectos de la variante Delta, los cuellos de botella de la oferta tanto en los mercados de bienes como en los de trabajo, y escasez de algunos productos básicos, insumos intermedios, bienes finales y mano de obra.


Los rendimientos de los bonos han caído en los últimos meses y la reciente corrección del mercado de valores ha sido modesta hasta ahora, quizás reflejando esperanzas de que la estanflación leve resulte temporal.

Los cuatro escenarios dependen de si el crecimiento se acelera o desacelera y de si la inflación se mantiene persistentemente más alta o se desacelera.

 Los analistas de Wall Street y la mayoría de las autoridades anticipan un escenario de "Ricitos de oro" de crecimiento más fuerte junto con una inflación moderada en línea con el objetivo del 2% de los bancos centrales. 

Según este punto de vista, el reciente episodio estanflacionario está impulsado en gran medida por el impacto de la variante Delta. Una vez que se desvanezca, también lo harán los cuellos de botella de suministro, siempre que no surjan nuevas variantes virulentas.

 Entonces el crecimiento se aceleraría mientras la inflación caería.


Para los mercados, esto representaría una reanudación de la perspectiva de "comercio de reflación" de principios de este año, cuando se esperaba que un crecimiento más fuerte respaldaría ganancias más sólidas y precios de las acciones aún más altos.

 En este escenario optimista, la inflación disminuiría, manteniendo las expectativas de inflación ancladas en torno al 2%, los rendimientos de los bonos aumentarían gradualmente junto con las tasas de interés reales, y los bancos centrales estarían en condiciones de reducir la flexibilización cuantitativa sin sacudir los mercados de acciones o bonos. 

En renta variable, habría una rotación de los mercados estadounidenses a los extranjeros (Europa, Japón y mercados emergentes) y de las acciones de crecimiento, tecnología y defensivas a las acciones cíclicas y de valor.


El segundo escenario implica "sobrecalentamiento". Aquí, el crecimiento se aceleraría a medida que se despejan los cuellos de botella de la oferta, pero la inflación se mantendría obstinadamente más alta, porque sus causas resultarían no ser temporales. Con los ahorros no gastados y la demanda reprimida ya alta, la continuación de políticas monetarias y fiscales ultraflexibles impulsaría aún más la demanda agregada. 

El crecimiento resultante estaría asociado con una inflación persistente por encima del objetivo, lo que refuta la creencia de los bancos centrales de que los aumentos de precios son meramente temporales.


La respuesta del mercado a tal sobrecalentamiento dependería entonces de cómo reaccionen los bancos centrales. Si los responsables de la formulación de políticas se mantienen sin hacer nada, los mercados de valores pueden seguir subiendo durante un tiempo, ya que los rendimientos de los bonos reales siguen siendo bajos. Pero el consiguiente aumento de las expectativas de inflación eventualmente impulsaría los rendimientos de los bonos nominales e incluso reales a medida que aumentaran las primas de riesgo de inflación, lo que obligaría a una corrección en las acciones. 

Alternativamente, si los bancos centrales se vuelven agresivos y comienzan a combatir la inflación, las tasas reales subirían, elevando los rendimientos de los bonos y, nuevamente, forzando una mayor corrección en las acciones.


Un tercer escenario es la estanflación en curso, con alta inflación y un crecimiento mucho más lento en el medio plazo. En este caso, la inflación continuaría siendo alimentada por políticas monetarias, crediticias y fiscales laxas. Los bancos centrales, atrapados en una trampa de deuda por los altos índices de deuda pública y privada, tendrían dificultades para normalizar las tasas sin desencadenar una caída del mercado financiero.


Además, una serie de perturbaciones negativas persistentes de la oferta a medio plazo podrían frenar el crecimiento a lo largo del tiempo y aumentar los costos de producción, lo que aumentaría la presión inflacionaria. 

Estos choques podrían provenir de la desglobalización y el creciente proteccionismo, la balcanización de las cadenas de suministro globales, el envejecimiento demográfico en las economías emergentes y en desarrollo, las restricciones migratorias, el "desacoplamiento" chino-estadounidense, los efectos del cambio climático en los precios de las materias primas, las pandemias, la guerra cibernética y la reacción violenta contra la desigualdad de ingresos y riqueza.


En este escenario, los rendimientos nominales de los bonos subirían mucho más a medida que las expectativas de inflación se desanclaran. Y los rendimientos reales también serían más altos (incluso si los bancos centrales permanecen detrás de la curva), porque el crecimiento rápido y volátil de los precios impulsaría las primas de riesgo de los bonos a más largo plazo. En estas condiciones, los mercados de valores estarían preparados para una fuerte corrección, potencialmente en territorio de mercado bajista (reflejando al menos una caída del 20% desde su último máximo).


El último escenario presentaría una desaceleración del crecimiento. El debilitamiento de la demanda agregada resultaría no solo un susto transitorio, sino un presagio de la nueva normalidad, especialmente si el estímulo monetario y fiscal se retira demasiado pronto. En este caso, una demanda agregada más baja y un crecimiento más lento llevarían a una inflación más baja, las acciones corregirían para reflejar las perspectivas de crecimiento más débiles y los rendimientos de los bonos caerían aún más (porque los rendimientos reales y las expectativas de inflación serían más bajas).


¿Cuál de estos cuatro escenarios es más probable?

 Si bien la mayoría de los analistas de mercado y los responsables políticos han estado impulsando el escenario Ricitos de oro, mi temor es que el escenario de sobrecalentamiento sea más destacado. Dadas las políticas monetarias, fiscales y crediticias flexibles de hoy, el desvanecimiento de la variante Delta y sus cuellos de botella de suministro asociados recalentarán el crecimiento y dejarán a los bancos centrales atrapados entre la espada y la pared. Enfrentados a una trampa de la deuda y una inflación persistentemente por encima de la meta, es casi seguro que se debilitarán y quedarán rezagados con respecto a la curva, incluso si las políticas fiscales siguen siendo demasiado laxas.


Pero a medio plazo, a medida que una variedad de choques negativos persistentes de oferta golpeen la economía mundial, podemos terminar con una estanflación o sobrecalentamiento mucho peores que una leve estanflación: una estanflación total con un crecimiento mucho menor y una inflación más alta. La tentación de reducir el valor real de grandes ratios de deuda nominal a tipo fijo llevaría a los bancos centrales a adaptarse a la inflación, en lugar de luchar contra ella y correr el riesgo de una crisis económica y de mercado.


Pero los coeficientes de endeudamiento de hoy (tanto privados como públicos) son sustancialmente más altos que en los setenta estanflacionarios. Los agentes públicos y privados con demasiada deuda e ingresos mucho más bajos se enfrentarán a la insolvencia una vez que las primas de riesgo de inflación eleven las tasas de interés reales, preparando el escenario para las crisis de deuda estanflacionarias sobre las que he advertido.


El escenario excesivamente optimista que actualmente se cotiza en los mercados financieros puede eventualmente convertirse en una quimera. En lugar de fijarse en Ricitos de oro, los observadores económicos deberían recordar a Cassandra, cuyas advertencias fueron ignoradas hasta que fue demasiado tarde.


Nouriel Roubini (PS)






No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#303

El gestor que ganó más de un 3.700% en marzo de 2020 con la volatilidad cree que el mercado de acciones podría caer otro



El gestor que ganó más de un 3.700% en marzo de 2020 con la volatilidad cree que el mercado de acciones podría caer otro 10%-20%


Septiembre es históricamente el peor mes para las acciones, pero la caída del mercado de la semana pasada todavía tomó a muchos inversores con la guardia baja. El promotor inmobiliario chino, muy endeudado, Evergrande se convirtió en el catalizador que marcó el comienzo de una caída en el mercado mundial.


Si bien los principales estrategas de Wall Street han dicho que la narrativa en torno a la crisis de la deuda de Evergrande que se convierte en el momento Lehman de China es exagerada, los temores siguen siendo palpables. Hasta el martes, el índice Fear & Greed de CNN Business se encontraba firmemente en el territorio del "miedo extremo".

Lo que provocó aún más el nerviosismo del mercado son los riesgos derivados del posible fracaso del Congreso para aumentar el techo de la deuda de EE.UU. La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha dicho que Estados Unidos probablemente se quedará sin dinero para pagar sus facturas en algún momento de octubre, y agregó que "no aumentar el límite de deuda produciría una catástrofe económica generalizada", escribió en un reciente artículo de opinión de WSJ.


- Correcciones del mercado y picos del VIX por delante


Si bien el mercado se recuperó el martes, una venta masiva "modesta y saludable" del 10% se está convirtiendo en una posibilidad real y las probabilidades de una corrección de más del 20% en las acciones estadounidenses también están aumentando, según los estrategas de Morgan Stanley dirigidos por Mike Wilson.


Rob Emrich, fundador de Acruence Capital que gestiona $ 500 millones, ve movimientos de mercado similares en el futuro, especialmente si el techo de la deuda se convierte en un problema real.


"Dios no lo quiera si Estados Unidos sufre una rebaja de la calificación de la deuda, podríamos ver un escenario como el que vimos en 2011", dijo, refiriéndose al Lunes Negro del 8 de agosto de 2011, cuando las acciones mundiales se desplomaron después de que el S&P rebajó la calificación soberana de la deuda de Estados Unidos de AAA a AA +. 

"Podemos ver un desplome de acciones y bonos".


Emrich, un veterano inversor de 20 años, no es ajeno a las caídas del mercado. Para mitigar los riesgos y amortiguar la volatilidad en las carteras de clientes, desarrolló un programa de captura de volatilidad en 2017, que arrojó un rendimiento de más del 3.700% durante la profundidad de la caída del mercado de valores en marzo de 2020.


Su estrategia implicó la compra de opciones de compra VIX por $ 1.35 el 18 de febrero de 2020 y la venta al vencimiento por $ 69.76 el 19 de marzo de 2020. Se realizó una operación idéntica en 85 cuentas, aunque sin duda la ganancia de 3.788,93% se produjo en la porción de superposición y contribuyó entre el 5% y el 12% de toda la cartera, según el peso.


Aunque el VIX no está ni cerca de sus máximos de marzo o incluso de los niveles elevados del lunes, el modelo de Emrich aún indica que el índice podría alcanzar un índice sin precedentes de 125 brevemente antes de autocorregirse.


"Dado el actual régimen de volatilidad y la sensibilidad del mercado, todavía tenemos un 5% de probabilidad de que si vemos un gran aumento, podría perforar los 100 y podría llegar hasta 125", dijo.


- Desglosando el XVOL y otras ideas de trading

Como resultado del éxito de su programa de captura de volatilidad, Emrich ha puesto el programa dentro de un ETF. El ETF de renta variable estadounidense Acruence Active Hedge (XVOL) tiene una exposición de entre el 97% y el 98% al S&P 500 y el resto a una exposición larga a la volatilidad a través de la compra de opciones de compra sobre el VIX.

"Esto está diseñado para ser una posición central en una cartera en la que obtendrá una buena exposición al S&P 500, pero no las caídas significativas o los riesgos que hemos visto en el pasado", dijo. "Y esas opciones de VIX tienen convexidad incorporada para que no necesite mucha exposición para tener un impacto significativo en la cartera".

El fondo administrado activamente será propietario de opciones VIX a un mes en un régimen de alta volatilidad, o comprará opciones por valor de hasta cinco y seis meses en un régimen de baja volatilidad. Además de tener siempre esa exposición prolongada a la volatilidad en un entorno de alta volatilidad, también tiene la capacidad de comprar opciones de venta para beneficiarse de una compresión de la volatilidad.

Otra estrategia que funciona bien en el entorno actual del mercado es la venta de diferenciales de opciones, que implica comprar una opción put a un precio de ejercicio por debajo del precio de ejercicio de la opción put vendida. La compra de la opción put sirve como protección en caso de que la operación no vaya en la dirección correcta, por lo que limita las pérdidas. La estrategia también es utilizada por el ex trader de HSBC convertido en YouTuber de finanzas Rose Han.

Además, si los diferenciales se sumergen, en lugar de asumir la pérdida, los inversores pueden revender ese mismo margen durante el próximo mes.

Emrich agrega que ahora también es un buen momento para reequilibrar las carteras. "El reequilibrio ha sido típico este año en las cuentas imponibles porque la gente tiene muchas ganancias en su cartera", dijo. "Así que probablemente hay muchas cuentas que están atrasadas en su reequilibrio. Siempre que la implicación fiscal sea insignificante, esta podría ser una buena oportunidad para hacerlo en los próximos días".




No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#304

"Los mercados ni son soberanos y ni siempre tienen la razón. Eso es cosa del pasado. Tampoco son racionales"



Creo que tenemos que hacer una distinción entre las ganancias y el rendimiento de la empresa frente a las valoraciones y el comportamiento de los inversores. Tenga en cuenta que después de que las acciones de Microsoft alcanzaron su punto máximo en 2000, el precio de las acciones no alcanzó un nuevo máximo durante 14 años, pero la empresa siguió creciendo.

Los mercados no son racionales. Piense en los canales, los ferrocarriles o el telégrafo, que ayudaron a revolucionar la vida económica en el siglo XIX. En cada caso, los inversores perdieron sus camisetas. Sin embargo, la infraestructura resultante mejoró la eficiencia económica y elevó la calidad de vida de muchos”. 


Apuntes para enmarcar de Intrinsic Investing, sobre los errores que deberíamos haber aprendido de la anterior burbuja tecnológica. Veamos: Durante los últimos cinco años, el S&P 500 se ha apreciado en un 115%, mientras que en los cinco años previos al pico de la burbuja Dot Com, el S&P 500 se había apreciado en un 225%, lo que significa que el mercado actual tendría que apreciarse en otros 50 % de la noche a la mañana para aproximar la tasa de rendimiento que se observó a fines de la década de 1990. El mercado necesitaría ver un aumento similar en los precios para alcanzar el múltiplo de 30x PE al que se cotizaba el S&P 500 en 1999.

Pero de hecho hay focos de lo que parecen ser valoraciones extremas. O dicho sin rodeos, bolsillos del mercado donde los precios de las acciones se han desconectado de cualquier estimación racional del flujo de efectivo que las empresas producirán con el tiempo.
Por ejemplo, Nikola, una empresa que afirma estar fabricando vehículos eléctricos pero que en realidad no tiene ingresos, se negoció a una valoración de 30.000 millones de dólares en junio, antes de caer un 80% desde entonces. Y las múltiples valoraciones de miles de millones de dólares para empresas emocionantes que aún no tienen ingresos no se limitan a Nikola...


Una forma de medir el enorme aumento en las valoraciones de las empresas especulativas es mirando el índice de empresas tecnológicas no rentables que mantiene Goldman Sachs. Desde el inicio del índice en 2014 hasta que comenzó la pandemia, esta colección de negocios tuvo un desempeño inferior al S&P 500 de manera significativa, a pesar de estar compuesto por negocios de tecnología generalmente de rápido crecimiento y emocionantes.
Pero extender el gráfico hasta el día de hoy muestra el sorprendente aumento en las valoraciones que se ha producido entre las empresas especulativas.
Un repunte de más del 300% durante el último año entre las empresas de tecnología no rentables es un orden de magnitud mayor que el repunte que hemos visto en el mercado en general. Este tipo de aumento en las valoraciones se ha aislado principalmente a las empresas verdaderamente especulativas, no a las que generan toneladas de efectivo hoy, incluso cuando crecen bien.


Pero podemos ver en el gráfico que este tipo de empresas están presenciando su primer declive material desde que despegó el rally, habiendo caído ahora más del 20% desde su máximo. ¿Debe una caída de estas acciones provocar una caída del precio medio de las acciones? Si bien no podemos decirlo con certeza, podemos decir que esto no sucedió cuando estalló la burbuja Dot Com.

En el siguiente gráfico, mostramos el rendimiento del índice Nasdaq (zona cero para el exceso de Dot Com) frente a una versión ponderada igual del S&P 500, así como el índice tradicional S&P 500. El S&P 500 está ponderado por capitalización de mercado, lo que significa que el índice tiene posiciones más grandes en las acciones más grandes y posiciones más pequeñas en acciones más pequeñas.

Porque los inversores como nosotros no ponderan la capitalización de mercado de nuestra cartera, sino QUE ponderan nuestra cartera en función de la convicción que tenemos en una empresa y de lo barata que pensamos que es, independientemente de la capitalización de mercado, cuando pensamos en la oportunidad de inversión disponible que establecemos no están obligados a poseer grandes acciones independientemente de su valoración, como deben hacer los inversores pasivos.



Si bien la narrativa del colapso de Dot Com se entiende comúnmente como un colapso de todo el mercado, el gráfico anterior muestra que durante los cinco años posteriores al pico de la burbuja, el índice S&P 500 Equal Weight Index generó un rendimiento positivo del 36%, mientras que el Nasdaq disminuyó. en un 58%. Si observa la línea blanca que representa el índice de peso equitativo S&P 500, verá que a fines de 2001, cuando el NASDAQ había caído casi un 60%, las acciones promedio subieron aproximadamente un 9% a pesar de la caída de Dot Com y los horribles acontecimientos del 11 de septiembre.


El hecho de que el S&P 500 ponderado por capitalización de mercado disminuyó mucho más durante el colapso de las Dot Com fue una función incluso de las empresas más grandes y altamente rentables que cotizaban a valoraciones extremas en ese momento. Como señalamos anteriormente, el S&P 500 era casi un 50% más caro en el pico de la burbuja Dot Com de lo que es hoy.


Por ejemplo, Microsoft cotizó a un PE de 75 en 1999, pero cotiza a un PE de aproximadamente 33 en la actualidad. Walmart cotizaba a un PE de 54 en 1999, pero cotiza a un PE de 24 hoy. Exxon Mobile cotizaba a un PE de 41 en 1999, pero cotiza a un PE de alrededor de 24 hoy, o solo 12 veces lo que ganó la compañía tan recientemente como 2018.


El stock promedio disminuyó entre un 20% y un 30% en 2002 cuando la guerra se desarrolló en Afganistán, la preocupación por los ataques terroristas globales se extendió por todo el mundo y muchas empresas sintieron los impactos de una recesión. Pero no se trataba de valoraciones de acciones excesivamente altas, sino de importantes preocupaciones geopolíticas y económicas. Las disminuciones del 20% al 30% en el stock promedio ocurren con regularidad.


Hubo una disminución del 20% en el cuarto trimestre de 2018, sin embargo, no miramos hacia atrás y reflexionamos sobre un "colapso" que ocurrió. Las caídas de esta magnitud son solo una parte del precio que los inversores en acciones deben estar dispuestos a pagar en busca de sólidos rendimientos a largo plazo. Si fueran predecibles, sería genial esquivarlos. Pero no son predecibles, por lo que debe estar dispuesto a superarlos si desea disfrutar de fuertes rendimientos a largo plazo.


La aceleración digital es real. Es probable que las implicaciones a largo plazo sean mayores de lo que imaginan actualmente incluso los pronosticadores muy optimistas. Sin embargo, muchas acciones apalancadas por estas tendencias, especialmente aquellas que son las expresiones más puras de estas tendencias, probablemente estén sobrevaloradas y parezcan preparadas para causar angustia, o incluso ruina financiera, para los inversores que confunden una inversión individual en acciones como una forma obvia de capturar una inversión larga. megatendencia a largo plazo como la aceleración digital o el auge de Internet de décadas pasadas.


No es suficiente reconocer una gran aceleración de oportunidades. La historia de la era Dot Com nos muestra que la gente en ese momento era demasiado conservadora sobre su perspectiva de las grandes megatendencias. Pero fueron demasiado optimistas en la forma en que expresaron esas opiniones en la selección de valores individuales. A pesar de que Internet era enorme, solo un puñado de empresas en ese momento los capitalizó. Algunos de los mayores ganadores de la era de Internet ni siquiera eran públicos (es decir, Google) o ni siquiera se habían fundado (es decir, Facebook) hasta mucho después de la caída de la burbuja Dot Com.


La lección de la burbuja y el colapso de las Dot Com es no salir del mercado cuando surge la actividad especulativa. Más bien, la lección es evitar aquellas acciones específicas que se valoran especulativamente y ser muy escéptico con las empresas no probadas que afirman que seguramente sacarán provecho de las nuevas y emocionantes tendencias. Es durante períodos como estos cuando la selección de valores se vuelve extremadamente importante.


Por lo tanto, mientras buscamos navegar en un mercado en el que la actividad especulativa está aumentando, haremos todo lo posible para no ser demasiado escépticos sobre los grandes cambios fundamentales en juego, mientras nos mantenemos muy escépticos sobre exactamente qué empresas capitalizarán esas tendencias y pagaremos especial atención a la valoración que se paga por las acciones de aquellas empresas que creemos serán las ganadoras a largo plazo.

Moisés Romero

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#305

Ben Graham y Jesse Livermore los dos grandes maestros se arruinaron al menos una vez y....


Benjamin Graham y Jesse Livermore son dos de los inversores más conocidos de la historia.

 Tanto los inversores como los traders siguen citando liberalmente a Graham y Livermore de forma regular a pesar de que ambos hicieron sus inversiones a principios del siglo XX. Si hacemos un relato de la cinta, notarás muchas diferencias entre estas dos leyendas.

 Graham fue el consumado inversor fundamental bottom-up a largo plazo. Livermore era un comerciante que solo estaba interesado en el precio y la tendencia. Graham veía invertir en acciones como poseer una parte de un negocio. Livermore veía invertir en acciones como negociar un papel basado en el comportamiento de otros participantes del mercado.

Graham fue aplastado invirtiendo durante la Gran Depresión. Livermore ganó $ 100 millones en cuestión de días colocando cortos en el mercado en 1929. Graham se centró tanto en el riesgo como en la recompensa, lo que fue simbolizado por su enfoque en un margen de seguridad. Livermore era más imprudente con el riesgo, por lo que hizo y perdió su fortuna en numerosas ocasiones.

A pesar de sus diferencias, estas dos leyendas del mercado tienen algo en común.

Si nunca ha leído El inversor inteligente de Graham, los conceptos más importantes se tratan en los capítulos 8 y 20. 1

En el capítulo 8, Graham presenta la historia del Sr. Market como una forma de ilustrar el comportamiento maníaco de los inversores a corto plazo. El capítulo 20 cubre la idea del margen de seguridad como una forma de comprender mejor la gestión de riesgos.

Ambos capítulos se mantienen hasta el día de hoy a pesar de que el libro se publicó originalmente en 1949.

Pero el resto del libro puede ser un poco seco. Hay muchas ecuaciones. La mayoría de las acciones analizadas son empresas ferroviarias. Y existe el marco de cómo Graham pensó sobre el análisis de seguridad.

Dos décadas y media después de la publicación del libro, Graham cuestionó si sus ideas iniciales sobre la valoración de acciones aún eran válidas.

Poco antes de su muerte en 1976, Graham se sentó para una entrevista con Charley Ellis que luego se publicó en el Financial Analysts Journal . Había cambiado por completo su opinión sobre la perspectiva del análisis de seguridad que conducía a oportunidades superiores en el mercado:

Ya no soy partidario de técnicas elaboradas de análisis de seguridad para encontrar oportunidades de valor superior. Esta fue una actividad gratificante, digamos, hace cuarenta años, cuando se publicó por primera vez nuestro libro de texto “Graham and Dodd”; pero la situación ha cambiado mucho desde entonces. En los viejos tiempos, cualquier analista de seguridad bien capacitado podía hacer un buen trabajo profesional al seleccionar temas infravalorados a través de estudios detallados; pero a la luz de la enorme cantidad de investigación que se está llevando a cabo, dudo que en la mayoría de los casos tales esfuerzos generen selecciones suficientemente superiores para justificar sus costos.

En otra entrevista , Graham explicó por qué era cada vez más difícil superarlo:

Todos en Wall Street son tan inteligentes que su brillantez se compensa entre sí. Y que todo lo que saben ya se refleja en el nivel de los precios de las acciones,  prácticamente . En consecuencia, lo que sucede en el futuro representa lo que no saben.

Fiel a su forma de inversionista de valor, Graham probablemente fue temprano con estos comentarios, pero esto es más cierto ahora que nunca.


En su libro, Graham expone la idea de comprar compañías netas, que eran acciones que cotizaban con una capitalización de mercado por debajo del nivel de sus activos o efectivo disponible. Estaba disparando peces en un barril con estas inversiones porque se negociaban con descuento. Solo había que esperar a que los inversores se dieran cuenta de la desconexión.

Es más o menos imposible encontrar empresas en las que se pueda invertir y que estén valoradas en estos niveles.

Livermore también vio cómo sus ventajas de ser el primero en moverse en los mercados se desvanecían lentamente, pero las razones eran diferentes a las de Graham.

The Boy Plunger ganó su primer dinero real en las tiendas de baldes de principios del siglo XX. Las tiendas de cubos eran como Robinhood sin la aplicación ni ningún sentido de reglas o regulaciones. Fue el Salvaje Oeste y Livermore básicamente los tomó por todo lo que valían.

De hecho, era tan bueno leyendo la cinta y ganando dinero siguiendo las tendencias del mercado a corto plazo, que eventualmente se vería obligado a usar disfraces para colocar sus operaciones en estas tiendas de cubos, ya que muchos le habían prohibido operar.

Después de comenzar 1930 con una fortuna personal de $ 100 millones, que incluía una serie de propiedades inmobiliarias y un yate, Livermore estaba en quiebra en 1934. Una combinación de apalancamiento, un entorno de mercado de valores terrible y una serie de malas apuestas lo arruinaron.

Esta fue la cuarta vez en su carrera que Livermore quebró. Cada dos veces regresaba más fuerte y ganaba incluso más dinero que sus ganancias inesperadas anteriores. Sin embargo, nunca más pudo capturar un rayo en una botella y por una buena razón.

Los reguladores lo alcanzaron. Tom Rubython explica en su libro  Jesse Livermore: Boy Plunger :

Las reglas del mercado de valores, y lo que constituía un comportamiento aceptable, habían cambiado con el advenimiento de la Comisión de Bolsa y Valores de Franklin Roosevelt en 1934, lo que hizo la vida muy difícil para la vieja generación de comerciantes como Livermore.

 Las nuevas leyes de la SEC lo habían desgastado gradualmente. Ahora, casi todos los métodos que había utilizado para amasar cuatro grandes fortunas, que brevemente lo habían convertido en uno de los hombres más ricos del mundo, estaban prohibidos e ilegales . Mientras se sentaba en su oficina todas las mañanas, todo lo que podía hacer era pensar en los días de gloria, que habían pasado hace mucho tiempo, y en cómo perder las horas hasta el almuerzo.

Al principio, Jesse Livermore rechazó las nuevas leyes, y fue solo cuando leyó los estatutos en detalle que se dio cuenta de que todas las disposiciones de la nueva Ley de Valores parecían estar dirigidas directamente a él. Las acrobacias que había realizado en el pasado ahora eran ilegales.

La formación de la SEC después de la Gran Depresión fue un desastre para Livermore y otros especuladores. Ciertas actividades especulativas que alguna vez fueron legales ahora se castigaban con grandes multas e incluso penas de prisión.

Livermore hizo su fortuna durante una época en la que no había reglas.


Una vez que esas reglas cambiaron, se volvió imposible para él negociar su camino hacia la riqueza una vez más. En 1940, se quitó la vida y murió arruinado.

Los mercados cambian y evolucionan constantemente.

Cada día hay más información, análisis, opiniones y datos disponibles. Nuestro conocimiento de la historia del mercado en sí mismo puede cambiar la forma en que las personas asignan y ven los mercados.

En la década de 1950, el S&P 500 consistía en acciones de ferrocarriles, servicios públicos e industriales. Las acciones financieras no se agregaron hasta fines de la década de 1970.

De hecho, el S&P 500 en sí no se creó oficialmente hasta 1957. Se han recreado todos los datos que la gente como yo usamos antes del tiempo. 2

Los fondos de cobertura operaban básicamente como Jesse Livermore en las décadas de 1970, 1980 y 1990 para obtener una ventaja. Luego llegó Reg FD en el año 2000. El desempeño de estos fondos se ha resentido ahora que la información corporativa debe ser difundida a todos al mismo tiempo.

Todavía puede aprender de inversores y comerciantes legendarios. El historial del mercado aún puede ayudarlo a comprender los riesgos potenciales.

Pero los mercados cambian. Los inversores se adaptan. Se actualizan las reglas. Las ventajas desaparecen lentamente mediante el arbitraje. Las estrategias que obtuvieron mejores resultados en el pasado no funcionan tan bien en el futuro una vez que todos las conocen.

Esto es cierto tanto para los inversores normales como para las leyendas.

Ben Carlson de Wealth of Common Sense.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#306

En algunos periodos será necesaria más paciencia de la inicialmente prevista. Periodos con resultados muy decepcionantes


La Bolsa nunca fue un mercado fácil. De ser así, el mundo giraría alrededor de la Bolsa y nada más. Habría parálisis global. No habría economistas, albañiles, carpinteros, maestros, camioneros, curas, monjas y demás. "El mayor error de muchos inversores es el de hacer proyecciones de rentabilidades lineales.


Den por seguro que en algunos periodos será necesaria más paciencia de la inicialmente prevista. 

Todos creen estar preparados, pero no es lo mismo la paciencia teórica que la real." (vía @TomeuRamon) A medida que la burbuja bursátil finalmente llegue a su punto máximo, resultará claro para la mayoría que los rendimientos futuros esperados dentro de 10-12 años serán MUY decepcionantes. 

Los bonos del gobierno, el crédito y el efectivo lo harán aún peor. Mi predicción es que muchas instituciones, FO y HNW acudirán en masa a activos alternativos. (ví[email protected])


¿Qué rentabilidades esperar en los próximos 10 años según Vanguard?

Fernando [email protected]


Hablamos de fondos de inversión: La Champions de las Gestoras: Cuarto Trimestre 2020. España sigue ocupando el último lugar de la tabla, mejorando apenas su rating frente al del trimestre anterior (ha pasado de 2,58 a 2,59).

Moisés Romero



No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#307

¿Es una corrección para seguir subiendo o las bolsas se acercan al precipio?



Ayer finalizamos un muy mal de septiembre en las bolsas a nivel mundial. En realidad, y para ser justos con la realidad, no ha sido tan malo, pero después de muchos meses de alzas consecutivas, una corrección, por normal que esta sea, ha tenido un impacto claramente negativo en los inversores. Esa sensación negativa se ha trasladado a la sesión de hoy.

Varias han sido las razones para este mal comportamiento de los activos de riesgo en las últimas semanas. Veamos:

Subida de los costes empresariales: Alzas en las materias primas, en los costes energéticos, en los costes laborales, en los costes de transportes... Estas presiones inflacionistas provocarán una reducción en los márgenes operativos de las compañías, y por tanto, caída de beneficios.

Las presiones inflacionistas provocarán a su vez presión a los bancos centrales para salir de sus políticas monetarias ultralaxas. Algo claramente negativo para las bolsas, al menos en el corto plazo.

La crisis energética, ante la subida del petróleo y el gas natural, ha llevado a China a tomar medidas de restricción energética en varios de sus estados. En Europa se ha dejado actuar al soberano mercado. Es decir, la empresa que pueda sobrevivir con costes altos de energía que lo haga, la que no, pues que deje su cuota de mercado para que sí sobreviva.


La incertidumbre política en EE.UU. al no alcanzar un acuerdo para subir el techo de gasto está afectando al mercado también. Aunque Joe Biden ha firmado un proyecto de ley para financiar las operaciones federales, el Congreso tiene un plazo para aumentar o suspender el techo de gasto hasta el 18 de octubre. La incertidumbre continuará.


Subida de las rentabilidades de la deuda. El bono a 10 años de EE.UU. sigue siendo la referencia a seguir en el mercado de deuda.

Como verán, son suficientes motivos de preocupación para que los inversores deshagan parte de sus posiciones en bolsa después de fuertes subidas los meses anteriores.


La pregunta es, ¿esta es una corrección para seguir subiendo o algo más? Nuestra opinión es que estamos solo empezando una corrección bajista o lateral que debería durar varios meses más. Tardaremos tiempo en alcanzar nuevos máximos, así que no hay prisa para tomar posiciones si tienen liquidez para ello.


La estructura técnica del Eurostoxx 50 es claramente correctiva, y podríamos ver descensos hacia la zona de los 3.800 puntos en las próximas jornadas.



C.B.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#308

Si abre los libros de historia financiera, una década posterior a la anterior a menudo genera un resultado completamente


En qué parte del ciclo estamos? Estamos en un punto de inflexión clave. Montos récord de deuda y apalancamiento en el sistema, dondequiera que mire. Si los bancos centrales no logran generar inflación, es casi seguro que la economía se desplome después de los máximos de azúcar de rebote de 2-3 años posteriores al Covid. Enorme carga de deuda sobre los hombros de las economías.



En la década de 1920, muchos creían en la teoría de la utopía de Karl Marx, sin repercusiones. En el 2020 muchos creían en la monetización interminable de la deuda por parte de los bancos centrales, sin repercusiones. La gente, ingenuamente, siempre cree en la salida fácil. No existe tal cosa como un almuerzo gratis. 

Un dato interesante: Si abre los libros de historia financiera, una década posterior a la anterior a menudo genera un resultado completamente diferente. Auge de la década de 1920 -> Busto de 1930 Guerra de los 40 -> Boom de la década de 1950 Inflación de 1970 -> Deflación de la década de 1980 Boom de la década de 1990 -> Busto de la década de 2000(vía Tiho [email protected])


"Monetizar deuda" se ha convertido en una expresión en boca de todos, pero me atrevería a decir que no son demasiados quienes entienden el exacto proceso que tiene lugar en esta operación. Algunos lo asocian a la imprenta, otros a un mero trueque contable sin demasiada trascendencia. Pero ¿qué es exactamente y qué efectos provoca sobre la economía?


La monetización consiste simplemente en que el banco central le presta dinero al Gobierno, ya sea de manera directa o indirecta. Se lo presta directamente cuando los fondos del banco central van a parar directamente al Gobierno (cuando compra la deuda pública en el mercado primario) y lo hace indirectamente cuando el crédito del banco central lo recibe un agente privado que previamente le había prestado dinero al Gobierno (cuando compra deuda pública en el mercado secundario). 

En este sentido, el soporte en que el instituto emisor le presta los fondos al Estado no es demasiado relevante: el banco central puede imprimir nuevos billetitos y comprar con ellos los títulos de deuda pública o puede simplemente reconocer un depósito en favor del Gobierno o del agente privado a quien le ha comprado la deuda pública (como cuando le pedimos una hipoteca a cualquier banco). (vía juan Ramón Rallo)..."


"Especulación por encima de las posibilidades, grandes apalancamientos, que un giro brusco del mercado te pueden dejar en pelotas. Es lo que sucede en estos momentos, como tantas veces ha sucedido en las Bolsas. 

“Una gran cantidad de compras con margen también puede ser perjudicial para el mercado de valores en su conjunto.




Moisés Romero.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#309

"Hubiera sido estupendo vender con el rumor. No lo hicimos entonces. Ahora nos parecería un error no comprar con la...

"Hubiera sido estupendo vender con el rumor. No lo hicimos entonces. Ahora nos parecería un error no comprar con la noticia"



No ha sido un verano tranquilo para los mercados de acciones en China. Tampoco ha sido el más plácido para alguno de los integrantes del Equipo de Inversión de Bestinver. Creemos que no exageramos si decimos que ha habido momentos en los que el pánico se ha apoderado de muchos inversores de las grandes empresas tecnológicas del gigante asiático. Un temor que se ha ido desencadenando al comprobar cómo se cristalizaban una batería de medidas regulatorias con las que el mercado había estado especulando desde finales del año pasado.


Rebobinemos unos meses para recordar de dónde venimos. Todo empezó a principios del pasado noviembre, después de que se suspendiera la salida a bolsa de Ant Financial (participada por el gigante del comercio electrónico Alibaba). Unos días después el gobierno chino filtró un borrador repleto de ideas muy genéricas, que apuntaba al desarrollo de una nueva normativa dirigida a reconducir las conductas monopolísticas de las empresas tecnológicas del país. En concreto, las de las llamadas "plataformas de internet".



Muchos inversores no esperaron a ver en qué se concretaba la citada normativa. Tal vez con la lección “aprendida” de 2018, cuando otra ola regulatoria arrastró a los índices chinos con caídas cercanas al 40% en unos pocos meses (que resultaron ser una estupenda oportunidad de compra), se apresuraron a vender primero y preguntar después. 

Todavía nos acordamos del pasado 11 de noviembre, cuando en tan sólo dos sesiones cinco de las grandes empresas chinas cotizadas habían perdido unos 200.000 millones de euros de capitalización. Alibaba se había dejado cerca de un 15%. Tencent un 11%, JD.com un 17% y la plataforma de reparto Meituan casi un 20%. 

Aquel movimiento brusco y potente suponía la primera sacudida de otras muchas que se han sucedido en estos últimos meses y que han evaporado alrededor de €400.000mn del valor en bolsa de todas estas compañías. Sus títulos se han dejado alrededor de un 25% desde el pasado otoño o un 50% si tomamos los máximos de febrero de este año como referencia.


Muchas de las ideas genéricas que se filtraron en ese borrador son ya una realidad concreta.

 Llegados a este punto, tenemos la sensación de que el viejo dicho de la bolsa de “si está en la prensa, está en el precio” o el de “vender con el rumor y comprar con la noticia” no está aplicando en este caso.

 Se vendió con el rumor, sí… y se sigue vendiendo con la noticia.

Nos parece oportuno pues, explicarles de la manera más factual posible lo que está aconteciendo y compartir con ustedes nuestro punto de vista sobre toda esta situación.


¿QUÉ HA PASADO?


En efecto, desde el pasado otoño el gobierno chino ha implementado más de 40 nuevas regulaciones que afectan principalmente a las empresas tecnológicas más importantes del país. Estamos hablando de compañías como Alibaba (ecommerce), Meituan (food delivery), Pin Duo Duo (ecommerce), JD.com (ecommerce), Tencent (gaming + advertising) o Didi (car hailing) entre otras. Entre estas 40 medidas regulatorias queremos destacar las siguientes:

1. “Choose one from two” (exclusividad forzosa)

Regulación que impide a las grandes plataformas forzar la exclusividad con sus proveedores (merchants). Afecta negativamente a compañías como Meituan o Alibaba en su faceta de ecommerce, aunque beneficia a esta última en su filial de reparto de comida a domicilio “Ele.me”.


2. "Gig Economy" (leyes y derechos laborales)

Regulación destinada principalmente a mejorar la relación contractual y condiciones laborales de los trabajadores poco cualificados y/o a tiempo parcial. Estamos hablando de contribuciones a la seguridad social, máximo número de horas trabajadas, bajas laborales remuneradas, salarios mínimos, etc. Afecta principalmente a compañías como Meituan.


Este fenómeno no se circunscribe al ámbito chino. En muchos estados americanos ya lo estamos viendo y aquí en Europa el pasado mes de febrero la Comisión Europea instó a encontrar una solución homogénea para mejorar las condiciones laborales de este tipo de trabajadores. Todos los países europeos están elaborando directrices y principios sobre los que sustentar una posible ley que regule las condiciones laborales en estos sectores. En España la recientemente anunciada “Ley Rider” se enmarca dentro de este contexto.


3. Sector financiero

Regulación de la que no se conocen los detalles finales todavía y que está pendiente de ser aprobada en los próximos meses. El objetivo principal es asegurar que toda entidad que participe directamente en la generación de crédito, esté supervisada por el regulador financiero y mantenga al menos un 30% de los créditos que genera en su balance. El propósito es asegurar la robustez del sistema crediticio chino.

El principal afectado ha sido ANT Financial, la entidad financiera de la que Alibaba posee aproximadamente un tercio del capital y cuya fuente de generación de beneficios principal es el segmento de crédito al consumo. 

Su modelo de negocio descansa en la generación de préstamos de pequeñas cuantías basados en la calidad de su “scoring”, un sistema de evaluación del riesgo que permite predecir la posibilidad de impago analizando de forma automática la solvencia del cliente a través de sus datos. Generaba negocio para las principales entidades financieras del país, que eran las que asumían el riesgo de crédito, a cambio de una comisión. Un negocio fantástico.


Como decíamos, no conocemos los detalles de la normativa, pero ya en otoño se habló de un nuevo marco regulatorio que podía afectar significativamente al modelo de negocio de ANT y de ahí la suspensión abrupta de su salida a bolsa apenas unos días antes de su debut en el parqué. El gobierno chino puso la venda antes de que hubiera herida, una iniciativa que cualquier inversor institucional debería aplaudir.


Recientemente hemos conocido que el gobierno va a tomar una participación en una de las unidades de negocio de ANT Financial. No se conocen los términos en los que se va a realizar, pero estamos seguros de que esta iniciativa no va a ser aplaudida por los inversores. Se trata de la división que contiene los datos de los usuarios y el objetivo es formular un sistema nacional de puntuación de crédito (como el “FICO Score” en 
EE.UU.), una iniciativa que ya había sido desarrollada por Alibaba (“sesame points”).



4. Protección de datos



La regulación es muy parecida a la europea GDPR de mayo de 2018. Se trata de establecer unos derechos digitales de los usuarios, mediante una serie de principios, sistemas y procesos que deben regir en el tratamiento de los datos que generan, garantizando su anonimidad y previniendo posibles filtraciones.


Afecta a todas las compañías del ecosistema digital sin excepción. Una parte fundamental del modelo de negocio de las compañías digitales es recabar información y datos de sus clientes para mejorar sus servicios y/o productos y monetizar el tráfico que tienen en la plataforma a través de los ingresos de publicidad.


El mayor damnificado ha sido Didi, que no tenía los sistemas necesarios para cumplir con la nueva regulación. En el caso de Didi, al contrario de lo que sucedió con ANT, la regulación y el mayor requerimiento sobre el tratamiento de datos se implementó después de su salida a bolsa, provocando el desplome de sus acciones. Numerosas fuentes aseguran que el gobierno chino advirtió a Didi y sugirió retrasar la salida a bolsa hasta que estuviera resuelto el tema del tratamiento de datos.


5. "Online Gaming"


Regulación que establece el tiempo máximo de juego para los menores en 3 horas semanales (una hora al día de viernes a domingo). Hasta ahora el tiempo de uso para menores estaba limitado a 1.5h al día o 10.5h a la semana.


Afecta principalmente a Tencent, aunque el porcentaje de las ventas de Tencent provenientes de menores de 18 años es inferior al 6%, a nivel de beneficios estimamos que representa cerca de un 3%. El 20% de las ventas del sector de juego de Tencent provienen de mercados internacionales.


6. After School Tutoring (academias privadas de educación)


Regulación que afecta a las compañías de educación privadas como TAL Education, que operan como academias extraescolares para complementar la formación de los niños. El gobierno chino estableció que tenían que cambiar su modelo de negocio y convertirse en entidades sin ánimo de lucro. Una medida drástica que afecta dramáticamente a un grupo reducido de empresas.

Es importante recordar que la educación es un sector regulado en la mayoría de los países desarrollados. Las mayores similitudes las encontramos en Corea, que a principios de la década estableció un marco muy similar al que ahora implementa China. Tampoco debemos olvidar que países de nuestro entorno, como los nórdicos, imponen un sistema público de enseñanza.

Estas son las principales medidas que se han aprobado en China en los últimos meses, entre las que también es necesario destacar otras como la eliminación de los incentivos fiscales para algunas unidades de negocio de las empresas del sector tecnológico. Estamos hablando de las denominadas "Key Software Enterprises". En el caso de Tencent, por ejemplo, la compañía hace unos días cuantificaba el incremento de su tasa fiscal en alrededor de 300 puntos básicos, del 12% al 15%. Del mismo modo, se van a revisar los procesos de fusiones y adquisiciones pasadas y se impondrán multas en el caso de no haberse realizado de acuerdo a la ley y, por último, se especula con la posibilidad de que en un futuro cercano se establezcan nuevas reglas del juego dirigidas a abrir a terceros los ecosistemas (plataformas) de las principales compañías tecnológicas.
 

¿QUÉ PRETENDEN CONSEGUIR LAS AUTORIDADES CHINAS?

No podemos especular con los verdaderos motivos que hay detrás de este intenso proceso regulatorio. Y menos resultar dogmáticos en nuestras conclusiones. En todo caso, creemos que son dos los principales objetivos que persiguen las autoridades chinas. El primero es re-acelerar el crecimiento de la población, que en última instancia debería repercutir en un mayor crecimiento económico a largo plazo. Y el segundo es reducir las desigualdades sociales, uno de los principales riesgos que pueden afectar a la sostenibilidad del actual régimen de gobierno. Vamos a comentar brevemente ambos.


Crecimiento de la población

A pesar de haber abolido por completo la política de hijo único el pasado julio (que ya había sido modificada permitiendo a las parejas tener dos desde 2015), el problema demográfico chino está muy lejos de resolverse. El porcentaje de nuevos nacimientos no deja de caer. Esto supone un problema evidente a largo plazo, no solo en términos de crecimiento económico, sino que afecta a la sostenibilidad del sistema. Es el mismo problema que tenemos en muchos países de occidente, en donde una reducida población activa va a tener que mantener a una importante población jubilada. Que se tomen medidas en este ámbito nos parece bien.

Uno de los motivos fundamentales por los que el número de nacimientos no aumenta es el elevado coste financiero que conlleva tener un hijo en China. Una parte importante de estos costes deriva de la necesidad de contratar los servicios de compañías del sector de “After School Tutoring”. 

El objetivo de los padres chinos es proporcionar la mejor educación posible a sus hijos y aumentar las probabilidades de que entren en alguna universidad prestigiosa, un factor que está íntimamente relacionado con el éxito profesional en China. Un dato1: de media las familias chinas se gastan US$18.000 al año por hijo en academias de este tipo, comparado con un PIB per cápita que se sitúa en los US$10.000.


Otro de los motivos que desincentiva enormemente a las familias chinas a la hora de tener más de un hijo es el alto coste de la vivienda, que ha crecido al 8% anualizado durante los últimos 20 años. El aumento de los precios que no ha ido parejo al aumento de sueldos, dificultando el acceso a la vivienda, un requisito cultural previo al matrimonio y un importante gasto al que los progenitores suelen contribuir.


Es por esto, en nuestra opinión, que el gobierno chino ha decidido regular el sector de las academias extraescolares, para intentar reducir su coste y facilitar de este modo que las familias puedan permitirse tener más de un único hijo.
 
 
Reducción de las desigualdades

A pesar del fuerte crecimiento económico de los últimos años, la desigualdad social no se ha reducido en China. Ha aumentado. Esto supone un problema a largo plazo para la sostenibilidad del partido comunista en el poder y más, conforme el crecimiento económico se vaya ralentizando. Este es el motivo principal detrás de todo el marco regulatorio que hemos visto en el ámbito laboral. El objetivo es asegurar que las desigualdades económicas y sociales se reducen y que la riqueza se distribuye de manera más equitativa.

¿QUÉ OPINAMOS DE TODO ESTO?

Varias son las conclusiones, de nuevo, nada dogmáticas, que sacamos de todo lo acontecido:

  • El aumento de la intensidad reguladora sobre el ecosistema de internet no es algo que aplique únicamente a China. Está pasando en occidente y seguramente es una dinámica que se va a acelerar en los próximos años. La regulación contra prácticas anticompetitivas de las grandes tecnológicas es uno de los objetivos de la Comisión Europea, que ya ha iniciado pesquisas sobre Amazon, Google y Facebook por el uso de datos de usuarios y proveedores que puedan violar las reglas comunitarias de competencia. En Estados Unidos, los demócratas también han impulsado en el Congreso una investigación contra los gigantes de internet por posibles prácticas contrarias a la competencia.
 
  • Las medidas del gobierno chino no nos parecen draconianas. En la mayoría de los casos parecen sensatas y muy similares a las que existen en otros países del mundo desarrollado. Ya hemos comentado los ejemplos de la ley de protección de tratamiento de datos que se implementó en Europa hace un par de años (GDPR) o las diferentes “leyes rider” que se están aprobando en tantos y tantos países.
 
  • Tenemos la sensación de que la inacción de los reguladores sobre el llamado “capitalismo de la vigilancia”, término popularizado por la economista y filósofa de Harvard Shoshana Zuboffo, está llegando a su fin. De hecho, lo que estamos viendo en China podría ser el tráiler de la película que vamos a ver aquí en occidente en los próximos años. Una película que trata sobre qué hacer con el valor económico que atesoran las “Big Tech” con los datos de sus usuarios.
 
  • El gobierno chino no está intentando acabar con sus campeones de Internet. Ni tampoco es un ataque específico a personajes como Jack Ma, como se insinuaba en noviembre cuando la fallida salida a bolsa de ANT Financial. De hecho, Alibaba, la compañía de Jack Ma, se beneficia en algunos casos de la regulación, como con su negocio de reparto de comida a domicilio en el que el jugador dominante, Meituan, ya no va a poder forzar la exclusividad a los restaurantes con los que trabaja.
 
  • El sentimiento predominante entre muchos “comentaristas” en estas pasadas semanas es que el presidente Xi Jinping ha lanzado un ataque a gran escala contra el capitalismo y quiere nacionalizar aquellos sectores privados que considera estratégicos. Si bien estas preocupaciones son comprensibles, sobre todo viendo el desempeño de algunas acciones en las últimas semanas, es necesario ponerlas en perspectiva. En nuestra opinión, la política del President Xi Jinping de “Prosperidad Común para Todos” tiene más que ver con un intento de elevar los salarios de los trabajadores menos favorecidos, que el de lanzar un ataque a gran escala contra los empresarios del país.
 
  • Las actas de una reunión reciente del “Comité Central de Asuntos Económicos y Financieros del Partido Comunista”, presidida por el propio Xi Jinping mencionaba unas palabras del líder chino pidiendo "fomentar el trabajo arduo y la innovación para enriquecerse" y "crear oportunidades para que más personas puedan hacerse ricas”. A lo mejor estamos equivocados, pero en el Equipo de Inversión creemos que el liderazgo chino comprende que se necesita innovación y espíritu empresarial para mejorar la economía y esto requiere los incentivos adecuados.
 
  • El impacto sobre las cotizaciones de las compañías involucradas afecta tanto a inversores internacionales como a inversores locales. El 22 de Julio, cuando se anunció la nueva regulación sobre el sector de educación, el CSI 300, el índice de las 300 compañías más grandes listadas en Shanghai y Shenzhen cayó un 10% (un 20% desde su pico del pasado febrero). El 95% de los inversores de ese índice son nacionales chinos.
 
  • Las autoridades chinas quieren fomentar el crecimiento de la clase media y reducir la desigualdad y valoran, en nuestra opinión, el hecho de que compañías como Alibaba, Tencent, PDD o Meituan hayan democratizado el emprendimiento en el país. Un poco como ha sucedido con Google o Facebook en occidente, muchos pequeños comerciantes han podido acceder a un mercado potencial que en el pasado hubiese sido prohibitivamente caro para ellos (requerían de un local físico, publicidad en TV o radio, etc). Desde este punto de vista, un ángulo que no mucha gente comenta, las barreras de entrada para emprender han disminuido enormemente gracias a la aparición de plataformas como BABA o Tencent en China y Google y Facebook en Occidente.
 
  • Estamos relativamente cómodos con el valor que aportan a la sociedad China, su rol crítico en el desarrollo futuro del país y entendemos que el regulador está asegurándose de que el sector sigue creciendo de manera sostenible a largo plazo.
 

¿CÓMO HA AFECTADO A LAS COTIZACIONES DE NUESTRAS COMPAÑÍAS?

Como decíamos antes, el mercado ha castigado fuertemente a las compañías involucradas en este tsunami regulatorio. Nuestras carteras no han sido inmunes al descalabro, aunque el impacto ha sido leve puesto que el peso de estas posiciones era (y es) razonable y manejable. Antes de estos eventos, en los fondos más grandes -Bestinfond y Bestinver Internacional- teníamos alrededor del 3.5% de exposición, en Bestinver Grandes Compañías un 5% y alrededor de un 12% en Bestinver Consumo Global.


Centrándonos en Alibaba y Tencent, que son las dos compañías chinas que tenemos en todas las estrategias de renta variable internacional, con nuestros números BABA cotiza a 14.7x beneficios de su año fiscal 2022 (que termina el próximo marzo). Para marzo de 2023 el múltiplo baja a 11.9x y en 2024 a 9.7x. Estamos hablando de beneficios (EV/Nopat) reportados. Éstos incluyen un montón de proyectos actualmente en pérdidas entre los que destaca, principalmente, su negocio de la nube.


En nuestra opinión, el desarrollo de la nube (Cloud) es uno de los cambios estructurales más relevantes que hemos visto en los últimos años/décadas.
 
Es una infraestructura absolutamente crítica para el desarrollo de cualquier negocio digital y está en manos de tres jugadores americanos (Amazon, Microsoft y, en menor medida, Google) y dos chinos (sobre todo Alibaba, pero también Tencent). 

Estamos hablando de un oligopolio natural debido a las grandes barreras de entrada que posee (capital financiero y capital humano) y que va a jugar un papel estratégico fundamental en los años venideros.


En el caso de Amazon, hagamos unos cálculos a futuro un poco teóricos, muy simples, pero también plausibles. Asumiendo que la penetración de la nube aumenta desde niveles cercanos al 15% hoy a niveles de 50%, que mantiene su actual cuota de mercado y que genera unos márgenes terminales del 30% -en línea con los que presenta en la actualidad-, su negocio en la nube podría alcanzar una valoración de $750.000mn. Una valoración que obtendríamos aplicándole un múltiplo de 15x al beneficio operativo que podría alcanzar en los próximos 5 años aproximadamente.


El reflejo en China de este activo de Amazon (AWS) es Ali Cloud, que es el líder indiscutible del mercado. Un mercado que está mucho menos desarrollado que el occidental y en el que esperamos que Ali Cloud obtenga ventas por valor de US$13.000mn en marzo de 2022 (frente a los US$62.000mn que esperamos para Amazon). Esa cifra asciende hasta los US$29.000mn en 2023. Asumiendo un margen operativo terminal en línea con el que tiene hoy AWS (30%) y aplicando el mismo múltiplo de 15x del que hablábamos antes, tendríamos que el negocio Cloud de Alibaba valdría hoy $99bn (descontando a un coste del equity de 9%).


Teniendo esto en cuenta, BABA no estaría cotizando a menos de 14.7x beneficios de 2022, sino a 13x. Un múltiplo que se reduciría a 10,4x y 8.7x con los beneficios de 2023 y 2024. Es difícil entender que una compañía tan dominante como lo es BABA en China, con casi 1.000mn de usuarios que realizan transacciones unas 100 veces al año de media, con crecimientos en ventas del 20% y márgenes en la parte de ecommerce cercanos al 75%, cotice a esta valoración.
 
Una valoración reservada a compañías de hardware en declive y no a empresas de software tan rentables y con tanto crecimiento como BABA. Pensamos que es una muy buena oportunidad de inversión a largo plazo.


El caso de Tencent es parecido. Una compañía que posee el activo digital más importante de china (Wechat), que es poseedor de los mejores activos de gaming del mundo, que crece al 20% y con márgenes terminales a nivel agregado superiores al 30%, está cotizando a 15x beneficios operativos de 2022, o 11x los de 2023. Otra compañía con inversiones ingentes que no producen resultados y que a los precios actuales ofrece una rentabilidad del 4% sobre el flujo de caja que va a generar en 2022 y superior al 5% en 2023.


Tencent tiene muchas cualidades, pero si hay una que nos gustaría destacar es que su fundador Pony Ma ha demostrado ser un magnifico asignador de capital durante los últimos 20 años. Ha adquirido participaciones en empresas líderes globales como Sea Ltd, Meituan, Pin Duo Duo, Activision Blizzard o Tesla, por mencionar algunas, cuando cotizaban a unos niveles ridículos comparados con donde están hoy. El track-record es verdaderamente impresionante.


En agregado, estas inversiones tienen un valor bursátil de más de US$250.000mn. Si excluyésemos el valor de esos activos de su capitalización bursátil, para saber qué rentabilidad estamos obteniendo por sus negocios core, Tencent cotizaría con una rentabilidad del 6.5% sobre su FCF reportado en 2022 y del 8.5% en 2023 (de nuevo, incluyendo infinidad de proyectos que requieren mucha inversión y no generan caja). No hace falta ser adivino para saber que también nos parece otra buena oportunidad de inversión a largo plazo.

¿COMPRAR CON LA NOTICIA?

Es indudable que algunos de ustedes pensarán que hemos cometido un error no habiendo vendido estas compañías cuando comenzaron los rumores. No podemos discutirlo a tenor de lo visto en estos últimos meses. De todas formas, tenemos que decirles que cuando evaluamos fríamente los riesgos en los que estamos incurriendo al seguir invertidos en ellas, que evidentemente los hay, y los comparamos con el valor que creemos que vamos a obtener en los próximos años de estas inversiones, nos sigue pareciendo que tienen un hueco (ponderado y razonable) en nuestras carteras.


Hubiera sido estupendo vender con el rumor. No lo hicimos entonces. Ahora nos parecería un error no comprar con la noticia.
 
Atentamente,
Equipo de Inversión de Bestinver




No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#310

Bolsa, el único método ganador es estar siempre invertido


Leo a mucha gente que aún espera caídas en el mercado para entrar ¿Puede pasar? Desde luego ¿Es sensato esperar?


 No. Incluyo gráfica del efecto de perderse 5 días en 28 años sobre la rentabilidad.

El único método ganador es estar siempre invertido. (Albert [email protected]).

 Buena gráfica a propósito de "nos ha llamado uno de los mejores clientes. Está en liquidez máxima, total, al 100% ¿Qué hago? No es el único. Los clientes más jóvenes, y otros ya entrados en carnes y en edad, sufren una especie de síndrome de ansiedad por lo que han visto desde los mínimos de marzo y, por supuesto, el destrozo de la pandemia hasta llegar a esos mínimos ¡Ay de los precios objetivos y de sus creadores!..."



"Los escépticos siguen pidiendo mucha calma y atención hasta que las aguas se serenen y el río de la Bolsa entre por cauce más sosegado. 

Pero la realidad es otra. O estás dentro de la Bolsa o no te comes una rosca. Hace muchos años, más de cuarenta, uno de los mejores bolsistas de Bilbao hizo famosa una frase, que ha seguido viva con el paso del tiempo, y así seguirá: la Bolsa española tiene arrancadas de caballo y paradas de mula.

 Paciencia. Lo curioso es que no es ella sola la que dibuja tal comportamiento. En otros Mercados globales sucede lo mismo. El tren de las ganancias pasa rápido, pero deja buenos rendimientos", me comentaba hace unos días el presidente de una sociedad de Bolsa.


Lo peor es estar fuera del Mercado: Lo ha escrito Carlos Montero:

"El actual mercado alcista en acciones se está acercando a unos asombrosos 10 años de duración, lo que lo convierte en el mercado alcista más largo en toda la historia moderna.

 Los mercados alcistas más largos de la historia son

Rango Mercado alcista Longitud

1 09'-18 '(Actual) 115 meses

2 '90 -'00 114 meses

3 '49 -'56 86 meses

4 '74 -'80 74 meses

5 '82 -'87 60 meses

Es comprensible que esto ponga a mucha gente muy nerviosa", afirmaba Jeff Desjardins en un reciente análisis, añadiendo:

Todo el mundo recuerda el caos de 2008, y con los precios de las acciones en máximos históricos, el miedo a una crisis del mercado es una preocupación válida para muchos inversores.

Toy Robbins, aprovechando los datos y los puntos de discusión de su libro “Selling Unshakeable: Your Financial Freedom Playbook”.

Se basa en los conocimientos de los principales inversores del mundo, como Ray Dalio y John Bogle, para presentar siete hechos indiscutibles sobre crash del mercado, utilizando patrones establecidos a lo largo de décadas de datos.

Al comprender estos siete hechos, podrá prepararse para temporadas recurrentes del mercado financiero, incluido el invierno, y le ayudará a tener una ventaja enorme incluso a muchos inversores sofisticados y experimentados.




Moisés Romero-

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#311

Re: Bolsa, el único método ganador es estar siempre invertido

Vamos a jugar un poco con el título del post...o lo que es lo mesmo: Mareando, que es gerundio.
1- Estar siempre invertido NO significa SER invertido, poldió.

2- Aunque tampoco se deduce, que una vez invertido, haya que estar en posición invertida a la del común de los invertidos (vuelta la burra al trigo)
 
3 - En resumen, que acierta de pleno el autor: Del derecho o del revés, hay que estar siempre invertido. Así siempre gana ...alguien. ¿ O no ?

Salú...nos leemos...o no , según Rajuá dixit.
#312

"Esto no son los años 70" ¿O sí?



Las referencias a la 'estanflación' se han disparado entre los expertos del mercado hasta tal punto que puede convertirse en una narrativa de la que sea difícil escapar. Repite cualquier cosa con la suficiente frecuencia y se convertirá en verdad. 

De todos modos, aunque todavía no tenemos idea de si realmente nos estamos moviendo hacia un paradigma de alta inflación y bajo crecimiento, las referencias a la década de 1970 van en aumento.


Para gran irritación de algunos analistas y también políticos.

El primer ministro Boris Johnson negó el martes que Gran Bretaña estuviera en crisis debido a la escasez de mano de obra o que se enfrentara a una espiral inflacionaria al estilo de la década de 1970.


"Lo que está viendo con la economía del Reino Unido y, de hecho, la economía mundial se encuentra en gran parte en las cadenas de suministro y las tensiones que cabría esperar de un gigante que se despierta y eso es lo que está sucediendo", dijo a la BBC.


Hablando sobre la reunión de la OPEP + y el aumento de los precios de la energía, el economista jefe de UBS, Paul Donovan, instó a sus lectores a recordar que "esto no es la década de 1970, y el mundo consume ahora menos energía".


En Saxo Bank, el economista jefe Steen Jakobsen cree, sin embargo, que la respuesta política masiva a la pandemia tendrá consecuencias en el futuro a medida que los gobiernos busquen abordar los desafíos en materia de desigualdad, infraestructura y cambio climático.


"Los resultados económicos de este nuevo enfoque serán: un gobierno cada vez más grande, regulaciones más intrusivas, interrupciones de la cadena de suministro, inflación, ningún descubrimiento de precios, un giro general hacia la izquierda en el mundo occidental (...)", escribe. .


"Esto podría ser la década de 1970 nuevamente, excepto que esta vez se trata del imperativo político de la descarbonización de la economía, sea lo que sea que eso signifique para el crecimiento real", advierte.

Una forma positiva de ver el ciclo de reapertura es que quizás lo peor en términos de cuellos de botella haya quedado atrás.

"Estamos en un punto en el que el pesimismo sobre los problemas de la cadena de suministro probablemente se esté acercando a un pico y las expectativas de crecimiento se han desvanecido", argumentó el analista de Markets.com Neil Wilson.

"Asimismo, podemos estar en picos de inflación / temores de estanflación".




C.B.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#313

La inflación podría brindar buenas oportunidades de inversión


Saira Malik, CIO, directora de renta variable global de Nuveen, centra su atención en los materiales y la inflación en sus últimos comentarios semanales sobre el mercado. Según Malik, la inflación sigue siendo una fuente de incertidumbre para el sector de los materiales, ya que se desconoce la magnitud y duración últimas de los recientes aumentos de precios y costes.



Los problemas en ambos lados de la dinámica de la oferta y la demanda han creado un entorno especialmente difícil de pronosticar. Malik dice que el clima, un mayor enfoque en las energías renovables y otras políticas ecológicas y los desafíos relacionados con COVID-19 han impedido que las cadenas de suministro globales satisfagan la "demanda sólida y reprimida de los consumidores cuyos ingresos y balances se han visto reforzados por el estímulo histórico del gobierno. " En este contexto, señala que las acciones de materiales, que obtuvieron un fuerte rendimiento superior en el primer semestre de 2021, ahora están rezagadas en el mercado en general en aproximadamente un 5% en lo que va de año, y que dentro del sector, los ganadores y perdedores típicos de la inflación tienen un rendimiento inferior.


"Si bien las condiciones inciertas pueden persistir durante algún tiempo, vemos atractivas oportunidades de inversión en el sector de materiales, especialmente entre las empresas que pueden defender y expandir sus márgenes, independientemente de su posición en la cadena de suministro".


Con este fin, las oportunidades que ve Nuveen incluyen compradores intermedios de productos básicos con poder de fijación de precios gracias al "reconocimiento de la marca y la innovación (como productores selectos de pintura y empaques)", así como "proveedores iniciales de productos básicos específicos donde las previsiones de suministro se enfrentan actualmente a un desafío". pero cuyas tendencias de demanda a largo plazo son duraderas (como ciertos productores de productos químicos y metales)".


Saira Malik

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#314

Esperar a las caídas de bolsa para invertir es una mala estrategia a largo plazo, te contamos por qué


Una de las grandes preguntas que tienen los ahorradores que desean invertir en bolsa es cuál es la mejor manera de proceder para obtener los mejores resultados ¿debemos ir poniendo dinero mes a mes o es una mejor alternativa ir ahorrando y más adelante cuando se produzca una caída invertir todo lo ahorrado hasta ese momento?

Hoy resolvemos está duda de ambas estrategias de inversión a largo plazo. Pero antes de empezar, debemos describirlas.


La primera alternativa tiende a conocerse por dollar cost average (DCA) que parte de la idea de invertir una cantidad fija periódicamente en bolsa, independientemente si el mercado sube o baja.


Comprar en caídas

Comprar en caídas se traduce en ir ahorrando un importe determinado periódicamente en efectivo hasta que el mercado caiga por debajo de una determinada cantidad porcentual desde sus máximos históricos.

Una vez que el mercado caiga lo suficiente, un determinado porcentaje desde máximos, se invierte todo el efectivo ahorrado. A partir de ahí, invertimos periódicamente hasta que el mercado visite máximos históricos. En ese momento, vuelta a empezar, volvemos a acumular efectivo hasta que se produzca la siguiente caída del mismo en términos porcentuales que la anterior.

Esta tiende a ser la estrategia más empleada. Al igual que compramos cualquier artículo cuando está en rebajas, lo mismo ocurre con la compra del mercado cuando ha bajado.

Tomaremos el estudio de Nicolás Maggiulli publicado en Of dollars and data que se ejecuta de la siguiente manera:

Con el DCA invertimos 100 dólares cada mes durante los 20 años. Por el contrario, con la metodología de esperar las caídas, ahorramos 100 dólares mensuales hasta que el mercado cae y se invierte todo el efectivo ahorrado y continúa invirtiendo 100 dólares cada mes hasta que el mercado alcance otro máximo histórico. En ese momento, se vuelve a acumular efectivo hasta que se produzca la siguiente caída del mismo tamaño. Y así sucesivamente durante todo el periodo de 20 años.

Los resultados que se observan en todos los períodos de 20 años desde 1920 hasta 2020 es que la media de rentabilidad de utilizar la estrategia de comprar en caídas durante 20 años oscila entre el -5% y el -13% frente al DCA, dependiendo del umbral de caída que se se vaya a emplear.

Es poco probable que si nos basamos en esperar caídas pequeñas para entrar en el mercado ganemos al DCA a largo plazo frente a si esperamos caídas grandes entre 1920 y 2020: Cuando se utiliza una estrategia de entrar en un umbral de caidas del 10% al 20%, existe una de cuatro posibilidades de derrotar al DCA.


DCA es mejor estrategia

Si usamos un umbral del 50%, la probabilidad de exceder el DCA aumenta a casi a cuatro de cada diez
. Pero esto tiene un precio porque, aunque es más probable que supere el DCA cuando usa un umbral de caída más alto, la rentabilidad final decaerá más (en promedio).

Esto sucede porque la estrategia de esperar las caídas para entrar, tiende a permanecer en efectivo demasiado tiempo. Esos dineros dado que no se capitalizan en la inversión, no aprovechan todo el potencial de la fuerza del interés a largo plazo del mercado.


Esperar a las caídas de bolsa para invertir es una mala estrategia a largo plazo, te contamos por qué (elblogsalmon.com)



No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#315

"6 razones por las que estamos es un nuevo mercado alcista de varios años"


Nada como una pequeña turbulencia de octubre para ayudar a las débiles manos del mercado a ponerse en el lado bajista. Pero no dejes que su negatividad te contagie. Todavía estamos cerca del comienzo de lo que será un mercado alcista de varios años. Aquí hay seis razones para comprar acciones ahora, según Michael Brush.

1. El sentimiento se ha vuelto lo suficientemente bajista

Regularmente hago un seguimiento del sentimiento de los inversores para hacer “recomendaciones” contrarias al mercado. Si bien la mayor parte de su dinero debe estar en tenencias a largo plazo, las entradas cronometradas cuando la mayoría de la gente es bajista le da una ventaja. Ese es el caso ahora. El sentimiento no es extremadamente negativo, pero cayó lo suficiente esta semana como para activar una señal de compra en mi sistema.

También vale la pena señalar que los principales medios financieros se volvieron bastante negativos esta semana, otra buena señal contraria. (No nombraré nombres). Y el hecho de que su negatividad sea una señal alcista en mi sistema no significa que crea que sea determinante. Es solo que los comentaristas de los medios de comunicación de alto perfil son esponjas de consenso. Es un riesgo laboral, que podemos utilizar a nuestro favor como inversores.


Elija sus analistas de los medios financieros favoritos, luego haga lo contrario cuando se vuelvan consistentemente negativos o positivos.


2. La estacionalidad está a nuestro favor


El peor mes para las acciones es octubre, y los días más débiles son el 10 y el 11 de octubre. Luego, este mes sombrío es seguido por la fase estacionalmente fuerte de enero a mayo, cuando el mercado se ve reforzado por la entrada de dinero nuevo. En el medio, noviembre y diciembre puede ser fuerte, ya que las acciones se recuperan de la debilidad de octubre y el final de la temporada de ventas de pérdidas fiscales de los fondos de inversión. Eso termina a finales de octubre.



3. Estamos al final del COVID


No es ningún secreto que el número de casos y las hospitalizaciones han disminuido drásticamente. El año pasado, el clima frío no marcó el comienzo de una temporada de COVID en invierno. Por lo tanto, no es una locura esperar lo mismo este año, especialmente teniendo en cuenta todas las personas que han sido vacunadas o infectadas. La reapertura ayudará a impulsar la economía.


4. Es posible que ya se haya realizado una corrección

Desde el verano, el mercado ha experimentado correcciones continuas en varios sectores. El Russell 2000 bajó más del 10% en agosto, la definición de una corrección. Los cíclicos, el comercio minorista, la tecnología, etc., se han visto afectados. A principios de octubre, el 90% o más de las acciones del S&P 500 y Nasdaq habían caído al menos un 10% desde los máximos de 2021, señala Liz Ann Sonders, estratega jefe de inversiones de Charles Schwab.

En otras palabras, mientras todos buscaban una corrección, es posible que ya haya sucedido. El mercado tiene una forma divertida de engañar a la mayoría de las personas la mayor parte del tiempo.


5. Ha habido una fuerte formación de hogares

Los millennials finalmente se están rindiendo en el sótano de los padres, si es que alguna vez hubo algo de verdad en ese cliché.

Lo que es cierto: están entrando en la edad óptima para el matrimonio y la familia. Además, la economía está en auge, por lo que se sienten lo suficientemente seguros como para lanzarse a la compra de viviendas.

El resultado: la formación de hogares es ahora de alrededor de dos millones por año, más del doble de la tasa de los últimos cinco años. Los compradores de viviendas tienen que comprar muchas cosas para llenar esas casas nuevas. Eso es un refuerzo económico incorporado.


6. El consumidor está asustado, bloqueado y cargado de efectivo

Hay al menos media docena de fuentes naturales de estímulo en la economía listas para impulsar el crecimiento, ya sea que la Fed reduzca o no las compras de bonos, señala Jim Paulsen, economista y estratega de Leuthold Group. Uno es la formación de hogares, mencionada anteriormente. Otro es el bajo nivel de inventarios en las empresas, que tienen que reabastecerse a lo grande. Pero para mí, el más grande es el consumidor, simplemente porque el gasto del consumidor es el gran motor de la economía estadounidense.

La conclusión: los consumidores tienen miedo. Pero tienen mucho poder adquisitivo para aprovechar cuando sus ansiedades se alivian, tal vez a medida que el COVID esté pasando.

Ahora un poco más de detalle. La confianza del consumidor de agosto estuvo en el nivel más bajo desde que comenzó la pandemia, según lo medido por el índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan. Subió en septiembre, pero todavía es baja.


Al mismo tiempo, los consumidores tienen un enorme poder adquisitivo. Los ahorros personales representan alrededor del 12% del PIB. Eso es el doble del promedio a largo plazo de alrededor del 6% al 7%, señala Paulsen. El patrimonio neto en comparación con los ingresos está en niveles récord.


No cometa el error de pensar que solo los ricos se hacen más ricos gracias al mercado de valores. Las viviendas también han aumentado mucho y la mayoría de las personas son propietarias de viviendas. La relación entre la deuda de los hogares y los ingresos personales es la más baja desde 1985.


“Los consumidores están asustados y cargados de poder adquisitivo sin explotar”, dice Paulsen. "Esta mentalidad pesimista combinada con el exceso de poder adquisitivo ha producido históricamente ganancias de mercado sólidas con caídas poco frecuentes", dice. "Esta proporción retrata un mercado alcista que aún está en pañales".


Michael Brush.




No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar