Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
¿Dónde invertir en 2020? Acciones y fondos beneficiados por el Coronavirus

¿Dónde invertir en 2020? Acciones y fondos beneficiados por el Coronavirus

2019 ha sido un año excelente para los mercados. Con el nuevo año,  muchos ya están pensando en cómo invertir en 2020. Por ello, en este artículo mencionamos todos y cada uno de los activos de inversión disponibles, así como las tendencias de inversión y novedades del mundo económico - bursátil.

¿Dónde invertir en 2020?

 

La bola para predecir el futuro no existe. Para tomar nuestras decisiones de inversión tenemos que conocernos bien y plantear qué estamos dispuestos a hacer en un entorno de incertidumbre. Debido a la extensión del artículo, os recomendamos utilizar los atajos que enlazamos a continuación.

 

Activos o vehículos donde invertir

Vamos a repasar los principales activos o vehículos de inversión que tenemos a nuestra disposición, comentando su grado de riesgo y cómo se espera que se comporten en 2020. Te recomendamos consultar este apartado para conocer todas las opciones que tienes a tu alcance.

Depósitos

Esta opción dentro del mundo de la inversión ya no es muy aconsejable. Puede que los ahorradores más adversos al riesgo estén satisfechos a pesar de una compensación tan ínfima, pero ¿por qué no sacar suficiente partido a los ahorros? Al fin y al cabo, poder consumir más en el futuro es algo que en general a todos nos gustaría. Hace años las cuentas llegaron a estar remuneradas con un 4% TAE, que una situación así se vuelva a dar ya parece un sueño lejano. Y la situación en teoría no va a cambiar, no parece que los bancos centrales de todo el mundo vayan a cesar sus políticas expansivas con tal de evitar una recesión económica.

A pesar de que en la Eurozona hay tipos negativos y las cuentas son remuneradas a tipos inferiores al 1%, el BCE es capaz de recortar los tipos de interés incluso aún más. Si descontamos a la rentabilidad la inflación, el depositante pierde poder adquisitivo año tras año; si deseamos obtener rentabilidades decentes hay que hacer los deberes y buscar alternativas a los depósitos.

No obstante, siempre habrán inversores cuya tolerancia al riesgo es absolutamente mínima y que se negarán a buscar alternativas a los depósitos, por ello es conveniente que comparen entre los mejores depósitos aunque los demás vehículos de inversión puedan ofrecer rentabilidades mucho más prometedoras.

Acciones

La bolsa no es un juego. El principal criterio que aplicar es "invertir en lo que uno conoce bien" y sobretodo, si pensamos que hemos encontrado una excelente oportunidad de inversión, ser capaces de tolerar la volatilidad en nuestras carteras. Incluso si hay recesión económica, una empresa financieramente saludable podrá aguantar el impacto.

Si el temor a recesión quita el sueño, una cartera bien diversificada, incrementar la liquidez, invertir en large caps y aumentar posiciones en sectores defensivos podría servir de ayuda. A este propósito puede contribuir también buscar empresas monopolísticas o que cuenten con una ventaja competitiva sólida e irrepetible.

Quien esté interesado a empezar en invertir en bolsa en 2020 es imprescindible escoger un bróker competitivo, para ese fin, la siguiente comparativa de brokers para acciones puede ser de ayuda.

Bonos

La renta fija pública, considerada tradicionalmente como un activo seguro, actualmente remunera al inversor con rentabilidades muy bajas (especialmente en la zona Euro); en el caso del Bund alemán, éstas llegan a ser negativas. No obstante, en esta clase de activo, tanto para renta fija pública como corporativa, existirán siempre oportunidades. Para un inversor adverso al riesgo que no cuente con experiencia en este mercado, puede invertir en fondos de inversión de renta fija capaces de adaptarse a cualquier entorno, explotando estas oportunidades y obtener buenas rentabilidades. Éste es el caso de ejemplos como Buy&Hold Renta Fija FI y Flossbach von Storch – Bond Opportunities RT.

Divisas/Forex

El mercado más líquido del mundo. Es muy popular entre los traders. La libra se ha depreciado sucesivas veces por el miedo al Brexit, en 2020 podría perder incluso más valor debido al mismo motivo. El dólar sigue siendo la principal divisa, no obstante, podría perder valor si la Fed accede a las presiones de Trump para bajar aún más los tipos de interés con tal de conseguir competitividad frente a la zona Euro y China. El Euro también parece que continuará depreciándose, puesto que, por el momento, no parece que el BCE vaya a cesar sus políticas expansivas.

Commodities

Una clase de activo muy popular entre los traders. El oro ha tenido un buen desempeño en los últimos años y es un excelente activo refugio; si al final hay crisis, éste se revalorizará incluso más. Los factores que pueden afectar a las materias primas pueden ser diversos y también depende de qué materia prima; por ejemplo, el precio del petróleo se puede ver afectado por el fracking, eventos geopolíticos y por las decisiones de la OPEP. Para invertir en ellas no es necesario hacerlo de forma directa, ya existen fondos de inversión que lo hacen como el DWS Invest Gold and Precious Metals Equities LC

Criptomonedas

Este activo ha ganado bastante popularidad en los últimos años, no obstante, conlleva mucho riesgo, puesto que la mayoría de los inversores ignoran o desconocen la tecnología Blockchain, por lo que hay que ser precavidos con las modas. Esta tecnología tiene el potencial de cambiar, posiblemente, el mundo en muchos aspectos. ¿Cuándo? Quién sabe. Hay demasiadas criptomonedas, más de 3000, así que un montón de ellas no llegarán a mucho en el futuro.

Todo el mundo conoce a la criptomoneda por excelencia: el Bitcoin. Esta moneda virtual tiene a los responsables de los Bancos Centrales inquietos, puesto que cabe la posibilidad de que la implantación de ésta acabe con la efectividad de las políticas monetarias. Es cierto que ha habido mucho escepticismo alrededor de esta criptomoneda, el cual ha existido desde su creación, y a pesar de ello si hubiéramos invertido en ella desde sus inicios por más que dijesen que estaba cara, habríamos obtenido muchísimo dinero. El Bitcoin también es muy volátil. Los fanáticos del Bitcoin y de la tecnología Blockchain dicen que, a pesar de su elevado precio, la moneda aún se encuentra muy infravalorada. La cuestión es, ¿se revalorizará el Bitcoin en 2020? Pues el halving esta a la vuelta de la esquina. No hay forma posible de saber si las criptos y Blockchain van a revolucionar el mundo tal y como lo conocemos ni cuándo; lo único seguro es que es una inversión de muy elevado riesgo que podría traer ganancias muy prometedoras.

Fondos de inversión

Los fondos de inversión cumplen una función esencial: canalizar el capital de inversores inexpertos hacia los mercados financieros.

El inversor que no sienta confianza suficiente para comprometer su dinero en los activos mencionados anteriormente puede delegar esta cuestión a un fondo de inversión. No obstante, es importante escoger con prudencia cómo elegir un fondo de inversión, no todos los fondos se ajustan a nuestro perfil de riesgo y preferencias:

  • Gestión activa vs pasiva

En primer lugar, debemos tener muy claro qué es la gestión activa y qué es la gestión pasiva.

Una vez lo tengamos bien claro, debemos intentar evitar que, a la hora de contratar un fondo, los profesionales del sistema financiero nos vendan el producto que más le convenga a ellos. Este tipo de actitudes genera mucha desconfianza hacia el sector financiero, por tanto, es primordial ser consciente de los intereses contrapuestos. Uno de estos engaños es la falsa gestión activa. Hay que estar alerta.

El debate de la gestión activa vs pasiva se da con frecuencia en el mundo de la inversión, no obstante, es cierto que los principales índices obtienen rentabilidades muy positivas en el largo plazo a pesar de los años en los que le va mal a la economía y la bolsa; por tanto, incluso para aquel que sea más partidario de la gestión activa, indexar al menos una parte de su cartera es una opción bastante aconsejable.

 

Evolución S&P 500

MSCI World

Fuente: Fondium

Si queremos aplicar una estrategia u otra pero no implicarnos directamente en el proceso de selección de fondos, siempre podremos acudir a un Robo Advisor

  • Fondos por clase de activo

Existen fondos de renta fija, renta variable y renta mixta que históricamente han logrado batir a su benchmark y proporcionan rentabilidades que pueden dejar satisfecho a cualquier clase de inversor dependiendo de su tolerancia al riesgo. Por poner dos ejemplos de cada clase, en renta fija (DWS Invest Euro High Yield Corporates LC y Schroder International Selection Fund EURO Corporate Bond A Accumulation EUR), en renta variable (BlackRock Global Funds - Continental European Flexible Fund A2 y DWS Invest Global Emerging Markets Equities LC) o un mix de ambos.

Una vez más, los Robo Advisor pueden invertir en una combinación de estos activos ajustada al perfil de riesgo del inversor.

  • Fondos temáticos

Los inversores que guardan cierta simpatía o interés hacia determinadas áreas geográficas, sectores o empresas que incorporen prácticas éticas específicas en su código corporativo tienen acceso a fondos temáticos que se adaptan a sus gustos y que además ofrecen buenas rentabilidades. Por ejemplo, si queremos invertir en Asia (Morgan Stanley Investment Funds - Asia Opportunity Fund A), large caps (Robeco US Premium Equities D) y en el sector de la biotecnología (DWS Biotech LC), hay un amplio abanico de opciones donde escoger. Si también nos preocupa la sostenibilidad, lo cual se ha vuelto un tema muy recurrente, también hay fondos que invierten en activos relacionados con el concepto (DWS Invest Climate Tech FC )

Diversas comercializadoras permiten al cliente acceder a esta gran variedad de fondos. Según nuestros intereses, es conveniente comparar las opciones que nos permitan contratar un fondo de inversión.

Planes de pensiones

Este vehículo de ahorro es más relevante que nunca. A estas alturas cualquier lector debería estar familiarizado con "el problema de las pensiones públicas". Este es un problema que se está dando de forma generalizada en el mundo occidental, y esto va a ir a más, puesto que los actuales niveles de natalidad en contraste con el progresivo envejecimiento poblacional son insuficientes para sostener el sistema.

Indagando en la red se pueden encontrar innumerables datos y motivos económicos de por qué el sistema es insostenible, entre ellos cabe destacar que la seguridad social española no sólo se encuentra en situación deficitaria, sino qCue además, éste déficit aumenta año tras año. Algunos países ya han empezado a promover los planes mixtos. En España, hablar de planes privados (o incluso mixtos) aún causa mucha aversión entre la población y debido a ello, los partidos políticos prometen que harán reformas para garantizar el sistema de pensiones públicas. El gobierno tiene dos opciones: o recortar el gasto o subir los impuestos; ambas medidas son muy impopulares. Las cuentas no cuadran, y tarde o temprano habrá que cuadrarlas; hay que prepararse mejor temprano que tarde, antes de que la realidad irrumpa abruptamente pillando desprevenidos a los ahorradores que siempre han confiado en el sistema público de pensiones. A pesar de la obstinación de los políticos por ocultar el problema, existe la posibilidad de que en 2020 por fin empiecen a hablar de planes mixtos.

Por tanto, no es descabellado acudir a este vehículo de inversión, mediante el cual, además, se desgravan fiscalmente las aportaciones realizadas. A la hora de elegir un plan hay que ser incluso más selectivo que eligiendo un fondo de inversión, puesto que la inversión no se puede deshacer hasta dentro de, mínimo, 10 años. Debido a las peculiaridades de este instrumento, conviene informarse debidamente y aprender bien cómo elegir un plan de pensiones. Lo más importante es saber cómo, una vez una vez decidamos recuperar nuestra inversión, evitar el "hachazo fiscal".

Tendencias de inversión en 2020

En 2019 cerramos el mercado con expectativas positivas, sin embargo, la realidad nos ha dado un buen golpe. Nadie se esperaba la aparición de una pandemia mundial que nos ha obligado a mantener distanciamiento social.

En el mundo financiero, una crisis sanitaria de tales dimensiones se traduce en pérdidas, reembolsos, pero también oportunidades.

¿Cómo se ha comportado la bolsa durante el COVID-19?

En cada crisis hay algunos sectores “ganadores” y otros “perdedores”. Pocas empresas han sido inmunes al impacto generado por esta crisis, pero me gustaría resaltar algunas empresas o sectores que han conseguido una gran revalorización ante la situación actual. Las empresas que han presentado un mayor incremento son las farmacéuticas y de biotecnología, que luchan para ver quién consigue primero la vacuna.  A continuación, nos encontramos con las empresas tecnológicas e informáticas que desarrollan softwares que nos permite la comunicación en tiempos de cuarentena, así como para completar nuestras tareas laborales. Por último, no menos importante, las empresas de comercio electrónico y de enseñanza virtual. Ejemplos:

 
Empresa Cotización día 2/01 Cotización día 14/04 Variación
Netflix 329,81$ 409,56$ 24%
Gilead 65,23€ 76,00€ 17%
Pharma Mar 3,89€ 4,35€ 12%
Moderna 19,23€ 34,11€ 77%
Novacyt 0,18€ 5,63€ 3028%
Allmed 20,9¥ 38,2¥ 83%
Regeneron Pharmaceuticals 373,35$ 522,56$ 40%
Zoom Video 68,04$ 141,82$ 108%
Amazon 1.898,01$ 2.245,18$ 18%
 

En estos momentos, también te puedes aprovechar de las bajadas en bolsa para adquirir acciones de grandes empresas, las cuales confías en que en un futuro crecerá. 

¿Cómo nos recuperaríamos de la crisis?

Expertos opinan que la recuperación se dará lugar como muy pronto a partir de septiembre, incluso algunos indican que no será hasta el próximo año. Las teorías sobre cómo se dará lugar la recuperación también son varias:

  • Recuperación en forma de V

En este modelo, el mercado cae rápido, porque se paraliza la economía, pero rebota con fuerza. Esta opción es cada vez más descartada por la magnitud del impacto y la longitud del confinamiento, pero si ocurriera favorecía sin duda a las bolsas a corto plazo.

  • Recuperación en forma de U

Existe más probabilidad de que ocurra este escenario que el anterior. A diferencia de la primera, la recuperación a los niveles iniciales también es más lenta. El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, cree que este es el escenario más probable. "Ahora sabemos que no va a ser una “V”. Va a ser, en el mejor de los casos como una “U” con una gran zanja en el fondo antes del periodo de recuperación. Podemos evitar parecernos a una “L” si tomamos las decisiones adecuadas hoy”

  • En forma de W

A veces, puede haber casos en los que tras una caída en picado, se recupera a un cierto nivel y sufre otra bajada. En este caso, el gráfico toma forma de W. Por ejemplo, tras el colapso financiero de 2008 la curva de la recuperación económica de España se parece más bien a una W, con una fuerte caída en 2008 tras el hundimiento de los mercados financieros seguida de una rápida recuperación, y otra caída desde 2010 algo más moderada provocada por la crisis de deuda pública en la zona euro con su correspondiente subida posterior.

  • En forma de L

Se trataría del escenario más pesimista. Una caída brusca y un largo periodo de estancamiento. Esto lo podemos ver reflejado en Grecia tras la crisis de 2008 y ni los rescates posteriores le ha permitido volver a los niveles iniciales.

Nuevas regulaciones bursátiles y medioambientales en 2020

  • IMO 2020

Esta normativa obliga a los buques de transporte marítimo a emplear fuel oil con un contenido máximo de azufre del 0.5% masa/masa, mientras que antes el límite permitido se situaba en el 3,5%. Las navieras tendrán que reinventarse y encontrar alternativas en el consumo de combustible que les permita evitar afrontar costes adicionales y cumplir con el objetivo de la normativa que es reducir la contaminación medioambiental.

  • Tasa Tobin y Tasa Google

La tasa Tobin supondría un gravamen del 0,2% sobre transacciones financieras y la tasa Google un 3% sobre determinados servicios digitales. Algunos países de la zona Euro apoyan estas reformas impositivas, mientras que la mayoría se opone. La izquierda española ha incorporado estas medidas en sus programas electorales, si logran aplicarlas en España, esto podría incentivar una huida de los flujos de inversión del país.

¿Invertir en tecnología este año?

La tecnología progresa a un ritmo muy acelerado y producirá cambios trascendentales en la sociedad. Las empresas del sector tecnológico irrumpen cada vez con mayor fuerza en los mercados.

 

evoluciónsector tecnológico en el S&P 500

Jürgen Brückner, asesor del fondo Renta 4 Wertefinder pone énfasis en el papel que tomará la tecnología 5G y la inteligencia artificial en el desarrollo del sistema tecnológico. Adicionalmente, la digitalización está avanzando frenéticamente y por tanto se darán cambios muy disruptivos en la economía.

 
Fondos de inversión ISIN Rentabilidad 3a
JPMorgan Funds - US Tecnology Fund I (dist) USD LU0973530180 25,01%
BlackRock Global Funds - World Technology Fund D2 USD

LU0724618946

21,90%
JPMorgan Funds - US Tecnology Fund C (acc) EUR LU1303370156 23,68%
Janus Henderso Capital Funds plc - Global Technology Fund I (acc) USD  IE0002175093 20,12%
Franklin Technology Fund I (Acc) USD LU0626261944 19,82%
 

El creciente interés en la sostenibilidad

La sostenibilidad se ha vuelto un concepto muy popular durante el último año, se ha puesto en boca de todo el mundo. El sector del automóvil se ha puesto manos a la obra y ha comenzado a producir nuevos modelos de coche eléctrico con potencial atractivo para el consumidor. Los gobiernos y organizaciones internacionales emitirán más regulaciones (como el caso del IMO 20) para combatir el cambio climático y la contaminación medioambiental.

Las empresas seguirán empleando la sostenibilidad como recurso de marketing, y lo mismo sucede con los fondos de inversión, puesto que recientemente han surgido muchos fondos temáticos entorno a este concepto. Muchas gestoras incorporarán la sostenibilidad en su estrategia de inversión sistemáticamente y señalan la importancia que ha adquirido dentro de la conciencia social, la cual muestra una tendencia creciente.

En la próxima década iremos abandonando los automóviles actuales para conducir coches eléctricos. Esto obviamente incrementará el consumo de la red eléctrica y puesto que la energía nuclear es bastante impopular, sería interesante analizar hasta qué punto las energías renovables serán capaces de sostener el suministro del sistema eléctrico en el futuro.

Por último, la economía avanzará hacia la descarbonización. Aparte de reducir la contaminación medioambiental, esto también permitirá reducir el precio de la factura de la luz, puesto que el suministro de electricidad mediante energías renovables, en especial la eólica, es menos costoso. Algunas empresas eléctricas ya están cambiando a este modelo pretendiendo intentar ser parte de los precursores de la inversión sostenible; no obstante recordemos que hasta muy recientemente la mayor parte del suministro eléctrico provenía de energías no renovables (al menos en España), que no sólo contaminaban sino que además encarecían la factura de la luz incrementando los beneficios de las eléctricas. 

Conclusión

El mercado es dinámico y se encuentra sujeto a constantes cambios. Lo que hoy resulta válido, puede que en un futuro las condiciones cambien de forma imprevisible. Planificar una estrategia de inversión es primordial, puesto que será nuestro salvavidas ante un entorno adverso. Si nos cuesta definir una estrategia, acudir a un asesor financiero independiente o un robo advisor puede ser una de las alternativas.

A los que habéis llegado hasta aquí os animo a compartir vuestra experiencia en la selección de canales de inversión y cómo se han comportado vuestros fondos durante estos tiempos ¿han caído mucho, poco o todo lo contrario?

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar