Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
El tema de si vamos a un escenario de inflación o deflación es uno de los más interesantes y más en boga de la actualidad; para poneros en antecedentes de las distintas posturas, os sugeriría por la parte de la inflación los comentarios de mi propuesta de renta fija del banco santander, donde un comentarista afirma y razona que vamos a una inflación brutal con un 99,9% de probabilidades; por el lado opuesto, se defiende un escenario de deflación en este interesante hilo del foro de Rankia, y en este artículo en el que se habla de embolia financiera. En mi opinión, ambos escenarios son posibles, tanto la deflación como la inflacion o incluso hiperinflacion; se trata de una discusión interesantísima, que creo que vale la pena desarrollar...

Inflacion vs deflacion 1: Escenario de deflacion

No hace falta mucha imaginación para ver el escenario deflacionista, puesto que en realidad la deflación ya está aquí: El crudo cuesta ahora poco más de la mitad de lo que costaba hace apenas tres meses, y las tensiones en los precios de los alimentos han desaparecido. La deflación está empezando por las materias primas... pero continuará y se extenderá a todos los niveles, y además con fuerza creciente. Vamos a una crisis, lo que significa menor consumo, cierre de empresas (o disminución de su capacidad productiva) y más paro; o dicho de otro modo, una larga lista de candidatos a currantes, dispuestos a aceptar menores sueldos, y una larga lista de empresas con capacidad productiva ociosa, dispuestos a producir para nosotros aunque sea a un precio inferior. El efecto deflación va a ser muy importante en cuanto empiece a afectar a las negociaciones salariales, que son el mayor coste de la mayoría de productos, y es difícil imaginar salarios al alza en un entorno del 20% de paro.

Y hay otro coste que también va a bajar; afortunadamente, en este caso. Hablo del coste financiero, que no suele verse como un componente de la inflación o deflación, cuando en realidad sí lo es... tanto como cualquier otro coste productivo. Ya hemos visto una bajada de tipos generalizada de medio punto, y como no ha sido suficiente, vendrán más; y es cierto que no se ha trasladado al mercado de crédito, porque el crédito ahora mismo está estrangulado... pero de algún modo, acabarán desatascando el sistema, y cuando lo hagan, las bajadas de tipos se trasladarán también a particulares y empresas, que ante los menores costes financieros podrán producir más barato sin ver mermado su beneficio: ya tenemos el efecto deflacionista.

Inflacion vs deflacion 2: Escenario de inflacion o hiperinflacion

El escenario de la inflación también es fácil de argumentar: estamos viendo cómo los gobiernos están poniendo cada día decenas o centenares de miles de millones a disposición de quienes los necesiten (y los necesitan desesperadamente, y van a necesitar mucho más)... ¿de dónde salen esas astronómicas cantidades? Pues hay dos alternativas: o el propio estado se endeuda, o emite más moneda... y genera inflación.

Endeudarse fuertemente tiene un problema, y es que cuanto más deuda emitas, más altos tendrás que pagar los intereses: por una parte, porque aumenta tu nivel de riesgo, y por otra parte, porque se incrementa la oferta de títulos y tienes que ofrecer más para atraer a más inversores. Aparte de eso, aumentar el nivel de deuda tiene un innegable e inmediato coste político, lo que lo convierte en una opción poco atractiva para quien se juega la poltrona cada cuatro años.

Y eso nos lleva a la inflación, vía imprimir moneda. Conviene recordar que el dinero sólo tiene valor en la medida en que su suministro sea estrictamente limitado; si se imprime más y más dinero, primero viene la inflación, luego la hiperinflación, y luego el dinero ya no vale nada. Pero darle a la imprenta no tiene coste político; el dinero pierde valor, y con él pierden valor las deudas contraídas, que es una forma de reducir el endeudamiento. Y sobre todo, yo recuerdo el famoso discurso "Deflation: Making Sure "It" Doesn't Happen Here", del actual comisario jefe, "Helicopter" Ben Bernanke: Si hay peligro de deflación, sacaremos helicópteros que tiren sacos de billetes, y la gente correrá a gastar antes de que pierdan valor, y así acabaremos con la deflación y recuperaremos la economía. Puede parecer una exageración... bueno, obviamente lo es!! Pero no os parecerá tanta exageración si leéis How Japan financed global reflation: Ya se ha hecho!! Aunque fuera sin helicópteros, pero las teorías anti-deflación de Bernanke se aplicaron en el Japón post-puntocom. Dada la extrema gravedad de la situación, si se optara por crear inflación imprimiendo dinero para comprar todo aquello que haya que rescatar, la magnitud del movimiento podría ser tremenda!!

¿Y tanto importa si vamos a inflacion o deflacion ?

¡Y tanto que importa!! La selección de activos de inversión depende completamente de si vamos a una situación de inflación o deflación. En un escenario de deflación, pobre del que esté endeudado, porque a diferencia de lo que ocurre hoy día, su deuda no perderá valor con el paso del tiempo; por el contrario, quien tenga una inversión en renta fija a tipo fijo y largo plazo, como las preferentes del santander que comentábamos, ganaría muchísimo. Por el contrario, en un escenario de inflación el dinero cada vez vale menos, y lo demás cada vez vale más... ¿ganadores? Los que se endeuden a tipo fijo para invertir en vivienda, empresas o sobre todo materias primas.

Y mi opinion: inflacion o deflacion ?

Pues yo veo un poco de cada; ambas medidas no son excluyentes, y supongo que como nadie quiere ni deflación ni una inflación con peligro de derivar en hiperinflación, irán dándole a la imprenta a un ritmo mayor que hasta ahora, pero sin que se vaya de madre; hay que tener en cuenta que el desapalancamiento y la contracción del crédito están reduciendo fuertemente la masa monetaria disponible, así que un poco de imprenta que compense eso puede estar muy bien... aunque sin sacar los helicópteros a la calle!! Y por detallar un poco más mi opinión, diría que veo a los USA más propensos al escenario de inflación, y a Europa más inclinada hacia la deflación, pero en todo caso no es más que conjeturar... lo único cierto es que ambos escenarios, inflación y deflación, son posibles, en base a los supuestos expuestos, y que las decisiones de los políticos que tienen la llave de imprimir dinero marcarán el rumbo final.

Y como veo tan abierto el abanico de escenarios, me gustaría escuchar opiniones de todo tipo; por lo tanto, os invito especialmente a participar con vuestros comentarios, y además declaro abierto un nuevo meme "¿Vamos a un escenario de inflación o deflación?" y voy a pasar invitación a dos excelentes bloggers: GurusBlog y Carlos Lopez (Euribor.com.es).

s2

  1. #29
    Fernan2

    Cuando digo que en un escenario de deflación pobre de los endeudados, no estoy pensando en deudas en divisas, eso es una jugada a tres bandas. Lo que digo es que con inflacion el dinero cada vez vale menos, y si estás endeudado la inflacion le quita valor a tu deuda, pero con deflacion ocurre lo contrario: el valor real de tu deuda aumenta porque por la deflacion el dinero cada vez vale más. Pero insisto, las deudas en divisas son caso aparte.

    Por cierto, es curioso como tres meses después, aún no está claro si inflacion, deflacion o hiperinflacion, aunque de momento deflacion va ganando...

    s2

  2. #28
    Anonimo

    Hola:

    Soy nuevo en esto -en el más amplio sentido de la palabra- y me gustaría plantear una duda al hilo de tu artículo -muy interesante, por cierto-. Se trata de lo siguiente: dices que en un escenario de deflación pobre de los endeudados. No entiendo mucho de economúia y corregidme si me equivoco, pero tengo entendido que en un escenario de deflación una de las medidas que se contempla habitualmente es la depreciación o maxidepreciación -o maxidevaluación- de la moneda decretada por la autoridad de turno -a lo mejor también se puiede decir la autoridad "competente"-. Entonces, si yo tengo un préstamo, por ejemplo, en dólares y esa moneda se devalúa brutalmente y se deprecia con respecto al euro, ¿lo lógico no es que yo deba menos, al cambio? Por ejemplo en una hipoteca.

  3. #27
    Anonimo

    Solución = inflación

  4. #26
    Anonimo

    Personalmente creo que son posibles ambos escenarios, pero de la verdad es que es un momento muy complicado y no hay nada claro. Esto parece un debate muy candente a dia de hoy en la red y un compañero de otro foro se ha currado un impresionante analisis de la situación actual. Lo he colgado aqui y os recomiendo leerlo al 100%, no tiene desperdicio:

    http://www.mercados.elnuevoparquet.com/inflacion-o-deflacion/#more-683

    (Fernan2, si te molesta el link quitalo sin problema alguno eh)

  5. #25
    Anonimo

    Lo más probable es que vaya a haber inflación aunque en general se piense lo contrario:

    1) Las materias primas van a seguir subiendo despues del ajuste tecnico brutal y especulativo que ha habido a la baja. Los precios han subido por un motivo de desajuste entre oferta y demanda, y no creo que ese ajuste haya cambiado de la noche a la mañana. Creo que lleva mucho más tiempo

    2) El coste de los rescates de EEUU y Europa, va a generar un crecimiento mayor de la masa monetaria vía liquidez (impresión papel moneda), nuevas bajadas de tipos, menores costes de financiación que a su vez afectan negativamente al tipo de cambio de esas monedas, lo que les hace importar inflación de otra regiones

    3) El incremento del gasto público y los desajustes en las cuentas públicas vuelven a realizarse de forma importante para solventar esta crisis. Medidas que no se tomaron en el 29, y que las consideran uno de los mayores errores de la Gran depresión. Efecto totalmente inflacionista.

  6. #24
    Anonimo

    Hola, soy nuevo por estos lares a los que llego buscando información sobre lo que viene. Después de mucho leer creo que lo que viene es uno de los peores escenarios, estancamiento e inflación, o mejor dicho un escenario de precios internos a la baja y precios externos al alza y me explico.

    Por un lado la crisis española va a saldarse con un montón de desempleados que van a ir al paro, lo que debe hacer que nuestro estado y todos los europeos que sigan en nuestra senda se endeuden cada vez mas pagando subsidios de desempleo, la demanda interna baja, empresas cierran o reducen su capacidad y los precios de lo producido en casa van a bajar. El problema es que si para solucionar la crisis crediticia y de endeudamiento de los estados europeos damos a la maquina de hacer pasta, que lo haremos, nuestra moneda perderá valor frente a las de los países emergente sin crisis productiva, léase china, Asia, brasil, etc. las bajadas de nuestra moneda harán mas caro comprar en el exterior, qué? petróleo, alimentos, materias primas y productos básicos, que harán que mientras vemos que nos quedamos sin trabajo y nos endeudamos hasta las cejas, encima los precios muchos productos básicos suban y veamos nuestra riqueza nacional y personal irse al “carajo”. Al final el ajuste vendrá vía mejora del empleo cuando una patata sea rentable volver a producirla aquí, para el mercado de aquí.

    El otro escenario posible es que cuando EU y US se pongan a fabricar papel y todo el mundo le siga, la cosa es todavía peor porque la hiperinflación estará asegurada. La sartén por el mango la tendrán los países productores de bienes básicos (sean estos los que fueren o se consideren).

    Por tanto, estancamiento e inflación y bache profundo o hiperinflación. Lo bueno de todo esto, es que oportunidades de hacer cosas nuevas va a haber (por cientos).

    Por último, y dado que es mi primera intervención espero gustosamente que Vds. me la desmonten. Atentamente. Arturo.

  7. #23
    Anonimo

    Muy interesante el artículo y los comentarios.

    Estoy en parte de acuerdo con Valentin. Aunque creo que lo principal es entender los conceptos de Inflación y deflación y el concepto “divisa” o “dinero” y los de “pagar” y “comprar”.

    El proceso económico lo veo con cuatro procesos: Expansión, Boom, recesión, depresión. La inflación y deflación la encontramos en el Boom y depresión respectivamente.

    Dejando de lado los muchos siglos dónde el pago de mercancías o labores se realizaba mediante trueque o intercambio, a partir de 1483 en España se introdujo la noción de “Divisa”. En esas fechas escaseaban las monedas. Se definió un “fondo” (impreso) con el cual se aseguraba que el poseedor tenía derecho a cambiar ese papel por una cantidad determinada de oro o joyas.
    Como es sabido, desde la creación de los bancos centrales, la divisa no es respaldada por oro u otro material de reconocido valor en el mercado económico, sino por la casa impresora, en ese caso el/los banco central/es.

    En otras palabras, el dinero tiene valor en el mercado directamente proporcional a su confianza.

    Sería incorrecto pensar que la divisa pierde o gana valor debido a la inflación o deflación. Por lo contrario, ya que la divisa ha “perdido” valor, mejor dicho, ha perdido “capacidad de compra”, se dice estar en inflación. Por otro lado, cuando la capacidad de compra se incrementa, el proceso económico, que es cíclico, como bien se ha comentado, se encuentra en deflación (estagnación, depresión).

    La inflación no es consecuencia de que existe mucho dinero en curso, sino que porque cursa/existe mucho dinero, tenemos inflación.
    La inflación es el resultado de:
    - .. Especulación en los precios (los precios no se rigen más por oferta/demanda)
    - .. Existe en el mercado una demanda hacia la subida de dichos precios especulativos
    - .. Existe una disposición elevada en el mercado a “endeudarse”
    - .. El dinero se “reproduce” y los “endeudamientos” crecen

    Como consecuencia existe exceso de producción de la mercancía especulativa (el mercado elige siempre una “mercancía” especulativa, en el 1929 fue la radio el boom, 1998-2001 New-Economy internet, 2008 Inmobiliarios), exceso de otras mercancías (hoy, por ejemplo, autos), exceso de divisa circulante, exceso de mano de obra no productiva.
    La inflación se detiene cuando todo ese dinero y excedente producido en este proceso ha sido “incorporado” en el mercado o ha sido “destruido”.
    La deflación es, por lo tanto, el proceso destructivo de los excedentes producidos. Ella será dura, directamente proporcional a su contrapartida, la inflación.
    - destrucción de la sobrecapacidad productiva
    - absorción/desaparición de endeudamientos no rentables (valor del endeudamiento superior al del “bien” endeudado, etc.)
    - reducción del excedente de divisas circulantes
    - desapación de mano de obtra no productiva
    Mi opinión: no encontramos, sin lugar a duda, en principios de recesión y la deflación es, por definición, inevitable.

    La pregunta es: ¿cómo superaremos el proceso de deflación?
    Cómo bien ha dicho Valentin, una posibilidad sería una guerra con posterior reforma monetaria. (el orden no tiene por que ser ese) Pero esta es sólo una posibilidad de muchas.

    USA logró salir definitivamente de la fase “depresión” en los 30 con la entrada en la 2 guerra mundial. Pero más importante es comparar los hechos que produjeron inflación: nueva tecnología (la radio, etc.). En la bolsa invertían desde las amas de casas y sirvientes hasta los empresarios. El valor del dinero llegaba a mínimos históricos, por lo que la “posible” rentabilidad al adquirir préstamos e invertir en la bolsa era una opción muy tentadora. Os suena conocido?
    Diferencia con situación actual: en los 30 existía una tendencia nacionalista muy elevada. La importación era sometida a impuestos excesivos. Hoy en día es exactamente lo contrario: globalización

    Mi opinión: El dólar, o mejor dicho la divisa americana, no perderá su dominio en el mercado internacional. El que se llame dólar o Ameno o que se las transacciones internacionales se realicen con otra divisa (“Phoenix” - The Economist 1988) no cambia los hechos. América es y seguirá siendo la nación que dirija directa o indirectamente el camino económico a seguir.

    Saludos!

  8. #22
    Anonimo

    Denotaciones de Fernan2:
    1. “Valentin, ¿no te parece que con "Helicopter Ben" al mando, podría ser diferente?
    2. ... me sorprende, no que esperes deflación, sino el grado de certeza que muestras.
    ___________________________________

    Respuesta de Valentin:

    Bien sabes que en materia de Inversión no existe la “certeza”, y por lo tanto no existe grado de certeza. Cambia el término, por favor, por “convencimiento propio”, y ubícame en el bando de los deflacionistas. En este entorno recesivo que opino que se nos avecina, no quita que empresas monopolistas puedan incrementar los precios de sus productos (Gas, Luz,...), pero la gran mayoría del resto de empresas no podrán hacerlo.

    En cuanto a “Helicopter Ben” – Inflación, Hiperinflación –

    Me imagino a “Helicopter Ben” echándole un lazo (liquidez) a su caballo (la economía) y montándole para controlarle. Intenta controlar al caballo dándole a veces más cuerda y a veces recortándosela. Solo, que llega el momento en el que el caballo no puede tirar más. Y por mucha cuerda que suelte “Helicopter Ben” (ofrecer crédito), el caballo no se moverá quedando la cuerda suelta en el suelo.

    Es decir, el dinero no caerá del cielo, dado que el dinero entra en nuestro sistema mediante “El Crédito”. Crédito que debe poder absorber el sistema, tanto por empresas como por particulares. “Helicopter Ben” puede poner a disposición crédito, pero si la economía no es capaz de absorberlo, .... recesión al canto.

    Saludos cordiales,
    Valentin

  9. #21
    Anonimo

    La figura del diamante esta haciendo mella en ING, te hipotecastes? Le avisé hace un os meses y su amigo llinares me llevó la contraria, quiero que sepan que ing será el mes que viene historia. Lo dice el gráfico.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar