8
Escuchando el podcast del 18º cumpleaños de Rankia, me han venido algunos recuerdos... y también una reflexión que quiero compartir con vosotros.

Hoy hace 14 años que me incorporé al equipo de Rankia. Fue una decisión arriesgada para Rankia, que tuvo que ampliar capital para asegurarse caja para pagar mi nómina; y fue una decisión arriesgada para mí, que dejaba un puesto cómodo y seguro en una multinacional (Indra) para irme a una empresa con todo por hacer, como era Rankia entonces...

¿Y por qué lo hicimos? Pues sobre todo, porque nos apetecía: a mí Rankia me ofrecía el poder unir mis dos pasiones, la informática y las finanzas; y yo le aportaba a Rankia un tío sin experiencia en web (entonces), pero con pasión, y que conocía el negocio... la experiencia se consigue con el tiempo, pero la pasión se tiene o no se tiene.

En el momento no era una decisión demasiado fácil de defender desde un punto de vista racional; era más fácil ver los riesgos que los beneficios. Pero salió bien: Rankia es hoy una PYME más M que P, en expansión por América y Europa, y yo soy hoy un profesional cotizado, que disfruta en su trabajo, mientras que en Indra han habido EREs desde hace años, y con gente que ha acabado tecnológicamente obsoleta porque alguien tenía que mantener los sistemas del año de la tana que siguen usando los bancos y administraciones públicas.

Resultó que la opción "segura" ha resultado ser la mala, mientras que coger el riesgo es lo que ha acabado dando seguridad... y dinero, y felicidad.

¿Sabéis a que me recuerda esto? A cómo oí a @enrique-gallego describir la "inversión en depósitos". A los depósitos les llamó "la muerte dulce", porque nunca tienes sustos, siempre ves el importe de cuenta que va creciendo (bueno, al menos entonces así era), pero inevitablemente vas perdiendo poder adquisitivo. ¡El riesgo de no coger riesgos!

Y de hecho, no es la primera vez que hablo del riesgo de no coger riesgos... ya lo dejé caer en ¡Hora de ser avariciosos!, y en negrita:

estar en liquidez durante las subidas es la principal razón de que los inversores obtengan rentabilidades inferiores a las de los índices, o a las de los fondos en los que invierten.

¿Es esto una apología del riesgo? ¡Para nada! De hecho, una de las pocas reglas de inversión que he cumplido sin excepciones desde hace muchos años es el no apalancarme nunca; incluso cuando digo ¡Hora de ser avariciosos!, le meto la frase "Apalancarme ni de coña" en el artículo, porque hay riesgos que matan, y ésos hay que identificarlos y evitarlos a toda costa. Cuando me metí a Rankia, ¿qué era lo peor que podía pasar? Pues estar unos meses cobrando del paro, con una empleabilidad razonablemente buena y sin hijos a mi cargo... hubiera sido un problema, pero no un drama. Y ésa es la racionalidad de la decisión: no lo haces porque tienes la confianza absoluta de que saldrá bien, sino porque sabes que, en el peor de los casos, no saldrá demasiado mal.

Así que es importante que, en la inversión y en cualquier otra cosa, sepáis encontrar un nivel de riesgo adecuado para vosotros. Ese nivel será distinto para cada persona, en función de las circunstancias (patrimonio, hijos, edad, lo que sea) y del carácter (algunos dormimos tranquilos con un -30% en marzo de 2020, otros no), pero en cualquier caso, hay que evitar los niveles de riesgo que te pueden matar... pero hay que evitar también los niveles de riesgo tan bajos que no te permiten avanzar. Evitar la muerte dulce de los depósitos, evitar acabar cocidos como la rana.

  1. #8
    08/03/21 15:01
     ! Como me recuerda mi situacion hace treinta y pico de años, en la cual , tras 7 meses de funcionario decido que me voy, porque me aburría como una ostra con 25 años.
     Casi deja de hablarme la familia, mi padre me deniega un crédito de 2 millones de pesetas de aquellos tiempos para fundar "mi mierdecilla empresa".... pero.... ,me fuÍ, pues me veía en 3 años como los sargentos chusqueros borrachos y sin aliciente que conocí en mis tiempos de milicias.
     Es la "estupidez " de ser joven lo que mueve la sociedad. No existe el riesgo cero, y la peor decisión en esta vida es no haberlo intentado.
     Cuando, tras 30 años, dejó de motivarme lo que hacía, lo dejé también, hace ya 3 años...y aquí andamos "controlando" no arruinarnos,  pero , sobre todo para los jóvenes : cuanto más viejo me hago, mas me arrepiento de no haber sido más arriesgado en su momento (eso si, como dice el  Gran Fernand2, controlando el desastre total.... que al final sólo es preder la vida) : La juventud con su  ilusión innata es la mejor arma con la que contamos.  Qué lástima que como decia nosequien " aprendemos lo que es la vida cuando la estamos finalizando"

     Un saludo muy cordial "pa toos"
  2. #7
    06/03/21 07:06
    Muy de acuerdo con lo que has escrito @fernan2. Y por cierto, que grande @enrique-gallego

    No existe la "seguridad" mas que como algo relativo, como bien ilustras con lo acontecido con los ERES. Al final, tomamos continuamente decisiones en un equilibrio entre lo racional y lo emocional, entre lo conocido o supuestamente previsible y lo desconocido. El resultado siempre tiene un grado de incertidumbre. 

    En lo laboral, a menudo no arriesgar conlleva estar n años en un desempeño no motivado y que suele generar una alta insatisfacción. Cada caso es un mundo. No dudo que en Rankia vas a tener asegurados nuevos retos y mejora profesional por muchos años, en los que seguiré leyéndote con mucho interés y agrado, como ya en Mis Finanzas.

    Salu2
  3. #6
    03/03/21 21:11
    Me has convencido Fernando, voy a usar todo el margen del broker para comprar calls de GME.

    Nah, es broma, jeje.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, en la vida como en la bolsa uno tiene que tomar riesgos controlados.

    Me alegro que estés satisfecho con dejar Indra por Rankia. Yo estuve en PwC y estoy muy contento de haber salido de ahí. Aunque lo que tengo ahora tampoco es para tirar cohetes la verdad...

    S2
  4. #5
    03/03/21 01:12
    El límite del riesgo es la imprudencia,  pero muchas veces eso se valora  solo a posteriri.  Grandes forunas se hacen a contracorriente o apostando por un solo valor. Hay tantos estilos como inversiones,  independientemente que sigan una filosofía u otra.
  5. #4
    02/03/21 19:29
    Muy bien explicado. 

    El concepto de "riesgo asimétrico" es algo que debiera explicarse en edades tempranas. La gente asume que lo que tiene riesgo es "arriesgado". 

    En  la vida todo tiene riesgo. El principal riesgo es "estar en el lado equivocado" y es quizás  de lo que más adolece la población. 
    Si eres consciente de ello, y empiezas a funcionar con cálculo de probabilidades la vida se vuelve más sencilla. 
    Otro tema es el tamaño de la "apuesta" . 
    Tú puedes arriesgar 4 años en una startup y una cantidad de dinero (o no), si el posible beneficio es tener algo que crea valor, te da felicidad y una alta revalorización de lo invertido ya sea en dinero o en capital sudor.

    En el caso de Fernando, claramente como comenta él mismo, era un riesgo asimétrico claro. Tenía mucho más que ganar si ganaba, que perder si perdía.

    Sería aplicar el concepto de póker de "Implied Odds"  

    "Implied odds are the amount of money that you expect to win on later streets if you hit one of your outs"

    Enhorabuena, Fernando. 
    Espero verte muchos años más aportando a la comunidad en la forma en que lo haces.



  6. #3
    02/03/21 16:22
    Felicidades Fernando:
    Que tiempos aquellos,los que veníamos de invertia,yo te seguí a Rankia,y aquí estoy contigo.
    Un abrazo!!!
  7. #2
    02/03/21 11:00
    Espero que esos 14 años vayan incrementándose en el tiempo y podamos seguir disfrutando de tus opiniones. Muchas gracias y felicidades! 😉
  8. #1
    02/03/21 08:33
    Enhorabuena por el artículo y por contar tu experiencia de forma didáctica .Muy interesante !!!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar