Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Lo siento amigo, si quieres que me involucre en tus proyectos vas a tener que pagarme

9 recomendaciones

Una de las ideas de las que estoy más satisfecho ha sido la de empezar a cobrar por el tiempo que dedico a involucrarme en los negocios o problemas de terceros.

Hasta hace un par de meses no le cobraba a nadie y las consultas diarias me salían por las orejas. Incluso aunque no les dedicara más de cinco minutos o un par de párrafos a cada consulta, lo cierto es que la distracción que suponía meterme en los problemas de terceros me descentraba mucho de mis propios asuntos.

Ahora en cambio, aunque continúo atendiendo algunas consultas gratuitas que requieren poco tiempo de respuesta, a las otras las despacho echando leches animando al personal a ir a Subastanomics a pasar por caja. 

Algunos lo hacen y otros pasan de largo.

A los primeros les dedico encantado lo mejor de mi tiempo y me involucro a tope en sus cuitas y a los segundos no vuelvo a verles el pelo.

El caso es que uno de estos consultantes me contactó a finales de septiembre contándome que estaba muy interesado en participar en la subasta de una casa de su barrio y pidiéndome que le contara todo lo que debía tener en cuenta para no meter la pata en dicha subasta.

Mi respuesta fue exactamente la que copio y pego a continuación:

Jejeje, Gonzalo, si tuviera que escribir ahora todo los factores importantes que hay que estudiar en una subasta el resultado sería un libro y lo cierto es que hasta ahora no he encontrado tiempo ni ganas para escribirlo. Ya veremos si en el futuro encuentro la motivación necesaria para ponerme a ello.

El éxito de un proyecto requiere concentración y la concentración supone decir que no a muchas distracciones. Lo lamento pero estoy demasiado ocupado con mis propios proyectos como para participar en los proyectos de otros. 

Precisamente para evitar que tantos lectores del blog me pidierais investigar vuestras subastas o me consultarais sobre vuestros problemas judiciales hace unos meses tuve la idea de crear esta serie de consultorías:

Consultorías de Tristán el Subastero

mediante las cuales, previo pago de unos honorarios, acepto involucrarme en vuestros proyectos y en unos días dar un informe completo acerca de la viabilidad de los mismos.

O quizá prefieras contratar esta otra consultoría: http://subastanomics.com/consultoria/hello-tristan/  en la que en una videoconferencia sin límite de tiempo puedo contarte todo lo que tienes que investigar respecto a esa subasta y cómo hacerlo.

 

                                          

 

En este caso, como en tantos otros el consultante dio la callada por respuesta. 

No me importa, es natural. No todo el mundo puede permitirse el gasto de contratar asesoría externa. Aunque prefiero a aquellos que son un poco más educados y me responden que lo estudiarán o que prefieren intentarlo ellos mismos, etc.

Se puede rechazar una oferta de manera educada sin que se vaya a caer el mundo.

El caso es que éste no me respondió.

Y hace dos semanas me encontré con este correo electrónico:

Tristán, no se si te acordarás de mi, soy Gonzalo y hace un mes te pedí ayuda sobre una subasta que me interesaba y me respondiste que no tenías tiempo para ayudarme. El caso es que participé en ella y gané la adjudicación, pero cometí el error de acudir en solitario cuando en realidad estaba comprando a medias con mi novia y ahora el juez no acepta que lo compremos a medias y dice que el piso lo he comprado yo solo. Contraté a un abogado que me dijo que no habría problemas y el juez rechazó su escrito solicitando que la compra sea a medias. Ahora no se que más hacer. Por favor ayúdame aunque sea porque me metí en este lío porque tú no quisiste ayudarme. No te culpo, pero si me hubieras ayudado ahora no tendría este problema. Gracias adelantadas, Gonzalo. PD: Es urgente porque pronto tendré que pagar el resto del precio y no se que hacer.

Lo cierto es que he tenido el mail en la bandeja de entrada durante dos semanas sin saber que hacer exactamente con él. No es que me haya planteado ayudarle, eso ni loco. Lo que he estado dudando era entre ponerle directamente mirando a la Meca o simplemente hacerle un quiebro educado y seguir a otra cosa.

Finalmente he optado escribir este post poniéndole de ejemplo de lo gilipollas que se puede llegar a ser cuando un ignorante con aspiraciones a gran inversor cree estar capacitado para empresas que obviamente le vienen grande. 

Yo soy un gran aficionado al "do it yourself", pero conozco mis limitaciones y se cuando debo parar y pedir ayuda, aunque esa ayuda me cueste dinero. De hecho para los proyectos realmente importantes siempre prefiero los consejos de pago de un profesional a los de amiguetes o a los que se regalan en Google. Entre otras cosas porque al final, siempre, lo barato termina saliendo caro.

 

                                                              

 

Desde que el 1 de septiembre anuncié en este blog la publicación de mi nueva web "Subastanomics, by Tristán el Subastero" he recibido muchas peticiones de ayuda remunerada, unas dos por semana y varias de ellas de gente que estaban interesadas en subastas concretas. 

A algunos de esos lectores les he estudiado yo mismo la viabilidad de la subasta y con otros he mantenido una agradable videoconferencia en la que les he indicado de manera personalizada para esa subasta concreta todo lo que deben investigar en el expediente judicial y los pormenores que deben tener en cuenta cuando visitan el inmueble.

Naturalmente, antes de la videoconferencia me han enviado todo lo que tenían en su poder, como el edicto de subasta, notas simples, descripción del bien subastado, etc. de manera que en la conversación les he podido aclarar todas las dudas. 

Igualmente hemos tratado de todos los pequeños detalles prácticos que hay que tener en cuenta el día de la subasta, como la forma correcta de hacer el ingreso de la fianza, la necesidad de llevar los DNI, la diferencia entre estar casado en gananciales o en separación de bienes y la necesidad de que asistan ambos cónyuges en este último caso, etc.

En cualquier caso, en varias ocasiones he mencionado en el blog que para triunfar en las subastas no hace falta ser un fuera de serie y que lo único realmente necesario es tener mucho sentido común, precisamente lo que le ha faltado al tontaina de Gonzalo porque en qué cabeza cabe que tras formalizar una compra el juez te va a permitir cambiar la titularidad del comprador.

O sea, que no tengo problemas para responder gratuitamente dudas o para asesorar superficialmente sobre problemas que tengan que ver con mi labor profesional, sobre todo si quien me consulta es un lector habitual del blog y ya no digamos si participa activamente en el mismo o si está suscrito a mi Twitter o a mi Newsletter, en cuyo caso les ayudaré encantado, pero al final, si queréis que me involucre a fondo en vuestros proyectos o problemas vais a tener que pagarme.

¿Alguien disiente?

POSTDATA (23-11-14): Un amable lector me ha recomendado este genial artículo de Antonio Burgos que le viene al post como anillo al dedo. Muy recomendable.

 

  1. en respuesta a Solrac

    Cierto, Solrac, y muy bueno

  2. Solrac

    En mi opinión lo del infame Gonzalo es un clarisimo ejemplo de la falta de madurez que invade este país y que se manifiesta de forma clara de dos maneras:

    1. Por meterse donde no debe.
    2. Y sobre todo por no asumir su responsabilidad.

    Fijo que hizo la ESO.

    1 recomendaciones
  3. en respuesta a Aitorbk
    Anónimo 162119

    ¡¡¡Pero si en Málaga te dan los certificados en 1 día!!! Lo complicado es tener la cita para la entrega de la documentación y la celebración del matrimonio (que no se entiende porqué no pueden ser 1 sola), pero si vas a llorarles un par de días seguro que te hacen una boda express, aunque funcionarios al final tienen su corazoncito

  4. en respuesta a luisalfil

    Lo recuerdo perfectamente, Luis, y te agradezco tus amables palabras. Creo que tu punto de vista es exactamente el que hay que tener en estos asuntos.

  5. luisalfil

    No me meto en lo que le pueda parecer caro o barato a la gente, en mi caso no tengo más que dar por bien empleado el que invertí en tu ayuda, la operación no salió porque así debía de ser (no sé si la recordarás), con ello seguramente me ahorré un problema indeseado muchísimo mayor que la cantidad que me costó tu amable asesoramiento y tu acompañamiento en el proceso, no tengo más que palabras de agradecimiento.

    1 recomendaciones
  6. en respuesta a Pablo Barrionuevo

    Es buena idea Pablo. De hecho ya he hecho algo parecido solo que utilizando las diferentes consultorías, de manera que a un señor que lo que me pedía desbordaba el servicio de videoconferencia y al que iba a tener que cobrarle más le dije que contratara otra consultoría diferente cuyo precio encajaba perfectamente con lo que pensaba cobrarle. Eso es algo parecido a lo que tú propones.

  7. en respuesta a Pablo Barrionuevo
    Aitorbk

    El problema es el cambio de contexto: 5 minutos de respuesta llevan 30 minutos de trabajo perdido (falta de concentración).

    Preguntas sin coste (cuánto cuesta no va a costar dinero) = interrupciones = tiempo perdido sin cobrar.
    Hay veces en las que sale más rentable perder clientes.

    1 recomendaciones
9 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar