Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Ecos solares. Apuntes de energía y economía.

La falta de cultura financiera no es el problema de este país

Con tan sólo darse una vuelta por los foros y blogs de esta comunidad percibimos muy claramente que el nivel de cultura financiera de este país no llega a un mínimo que garantice la buena marcha de la economía. Todos conocemos numerosos ejemplos de primera mano. El del vecino/amigo/familiar que pierde decenas horas en informarse sobre las características técnicas del portátil de 500 euros que piensa en comprar desde hace meses, pero que no dudó en firmar una cipotecón a 35 años con cláusula suelo del 5%, es paradigmático. Pero hay otros muchos más cercanos a la economía doméstica, como el que acepta un crédito de Queteden S.L. (aporte aquí el lector una firma que concede préstamos rápidos y se suele anunciar los días laborables por la mañana en la tele) con un TAE del 30% o el que realiza pagos aplazados con la VISA a un TAE del 18%.

Incluso podría aportar mi propio ejemplo (podéis reiros, para eso lo pongo): Yo, una persona con estudios superiores, algún que otro máster, experiencia laboral en el extranjero, unos cuantos idiomas en mi haber, reconocido sentido común y sangre fría según dicen mis amigos y conocimientos económicos bastante por encima de la media para mi tramo de edad, me dí cuenta en 2006 que ampliar el plazo del pago de la hipoteca reducía la cuota mensual del préstamo sí, pero a costa de aumentar el ratio interés/capital en la misma. Ese día me quedé con cara de imbécil, me sentí el ser más imbécil de la galaxia y encima mi mujer se dio cuenta de ello... Menos mal que hice de tripas corazón y la curiosidad me llevó a investigar que estaba pasando. Ahora, tras haber estudiado mucho, la hipoteca se encuentra con un diferencial de sólo el 0.35% sobre el euribor, la cuota muy controlada y todo ello me derivó a descubrir esta maravillosa comunidad que es Rankia y que cada día me hace un poco menos ignorante en materia económica.

En fin, no hace falta escarbar mucho en la realidad de este país para caer en la cuenta de que debería al menos existir una asignatura cuatrimestral en el insituto donde se explicaran conceptos financieros básicos y, ya que estamos, a manejar una hoja excel. Estamos todos de acuerdo en que un problema de este país es que no existe cultura financiera, Tristán el subastero nos cuenta un cuento ejemplarizante al respecto. El problema es que a determinadas oligarquías financieras e industriales les interesa que sea así y por tanto no me hago ilusiones al respecto. Este problema básico es bien grave y creo va a seguir existiendo durante muchos años en esta sociedad hispanistaní.

Y sin embargo, tras leer el artículo del blog de W. Petersen advirtiendo de que las gangas inmobiliarias pudieran tener truco, he llegado a la conclusión de que este problema es menor comparado con otro aún más gordo. El problema gordo-gordo en mi opinión no es que la gente no sepa, sino que no está dispuesta a invertir un poco de dinero para aprender y dejar de ser ignorante en la materia. W. Petersen lo define perfectamente:

... y si no somos capaces de evaluar los problemas que podemos tener en un futuro, la solución es simple y relativamente barata, precisamos consultar a dos profesionales, uno sería un arquitecto técnico (aparejador) y el otro un abogado experto en temas inmobiliarios, es posible que la consulta a estos dos profesionales nos reporte grandes beneficios, o menor dicho ausencia de pérdidas y facturas con las que no contábamos, que por cara que nos facturen sus horas de trabajo ¿a qué precio serán, a 100, a 150 €¿ ¿Cuántas horas precisaremos 2, 3, 4 horas? Convendremos que si adquirimos una finca por los 85.000 € de antes, y nos tenemos que gastar adicionalmente 500 € en asesoría, la finca será igual de ganga o de cara por 85.000, que por 85.500 €.

 

En este ejemplo se trata de pedir consejo sobre una cuestión inmobiliaria, pero es extensible a todos los ámbitos. Un problema grave en España es que la gente en general no se gasta los cuartos en contratar un buen profesional que nos prevenga de sufrir un buen descosido. Lo vemos a diario en todos los ámbitos.

Poca gente contrató a un asesor financiero independiente antes de firmar la hipoteca, "se fiaba del banco". Muy poca gente acude a EAFIs a pedir consejo de inversión bursátil o sobre renta fija, "para eso está el diario salmón". Pocas parejas rotas ponen su proceso de separación en manos de buenos abogados desde el principio, prefieren acudir cada uno a un "amigo" que se lo haga gratis y luego todo sale como el rosario de la aurora tras un juicio salomónico que no satisface a ninguna de las dos partes. Y, como veo en mi barrio con tristeza, se abren muchos pequeños negocios que cierran a los pocos meses porque no se ha pergeñado mínimamente un estudio de mercado que puede hacer cualquier licenciado competente en marketing o empresariales, ni siquiera se ha consultado a algún profesional sobre una estrategia de comunicación para dar a conocer el negocio, no se invierte en buzoneo, no se ha contratado a un API para que busque el mejor alquiler disponible en la zona para el local, etc. En este país nos lanzamos a hacer y deshacer cosas muy gordas sin pedir asesoramiento a profesionales que tienen una visión privilegiada y precios más que competitivos. Racaneamos 100, 200, 500 euros pero pagamos alegremente seguros del hogar, de decesos, todo riesgo del coche, de vida, de accidentes, etc.

¿Acaso contratar a un buen profesional no sería como suscribir una póliza de seguro con amplia cobertura contra imprevistos a la hora de emprender un negocio, adquirir una vivienda o cambiar nuestra situación familiar o laboral? ¿Por qué no entra en los cálculos de la mayoría de la población invertir un poco de dinero en asegurarnos la buena marcha de la trayectoria seguida hasta ahora?

¿Por qué exigimos a los políticos que sean profesionales si nos resisitimos nosotros a a pagar a los profesionales que de verdad saben?

Así pues, y volviendo al título, creo que la falta de cultura financiera no es el problema de este país. El verdadero problema es que nos resistimos a rascarnos el bolsillo para aprender.

Disclaimer

Este post, como todos los que aparecen en el blog Ecos Solares cuando se analizan oportunidades de inversión y/o especulación, es una reflexión que comparto libremente en Rankia por motivos puramente educativos, de incremento desmesurado del ya de por sí desmesurado y soberbio ego personal y de fortalecimiento de amistad y relaciones personales con otros inversores particulares de la Comunidad de Rankia, y nunca se podrá considerar como una recomendación de inversión. El usuario que está detrás del nick "Solrac" no está habilitado para crear recomendaciones de mercado, gestionar carteras ajenas y ni lo hace ni pretende hacerlo al margen de la Ley. Este usuario, en todo caso, sólo ejerce actividades de inversión acogidas en el artículo 62.3 de la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores como excepciones a la aplicación de dicha Ley. La decisión de invertir es personalísima y autónoma y debe realizarse en un marco responsable por adultos formados.

  1. #1

    W. Petersen

    Perdimos la oportunidad, no sé si recuerdas que hace unos pocos años se habló de la asignatura de "educación para la ciudadanía", pero los dos grandes partidos se liaron a leches virtuales, para el contenido de dicha materia, total .... nada en positivo, y mira que era simple, se trababa de darle un contenido mas bien práctico, tampoco es cuestión de explicar que son los derivados financieros, los IRS o los contratos de compra de hidrocarburos en el Mar del Norte, cuatro cosas sencillas que todo el mundo se va a encontrar en la vida, empezando para saber como presentarse a una solicitud de trabajo, como configurar el curriculum, las formas para la entrevista personal. También abrir una cuenta bancaria, como funciona una tarjeta, la hipoteca, algo de contratos tipo, como el alquiler ... pero no, mejor explicamos la calcopirita que si no te dedicas a ciertas ciencias, no verás un jodido trozo en tu vida, es mas interesante en opinión del Sr. Wert y su cohorte de antecesores en el cargo, que mas o menos tal para cual.

    Luego tenemos otro problema, y es que no sabemos priorizar, a menudo el ahorro, el menor coste ... es la prioridad, y como dijo Lawrence de Arabia "para ahorrar dinero, la gente está dispuesta a pagar cualquier precio" en esto yo lo definí en los foros de preferentes, en otra frase que te prometo que ni me di cuenta, y fue Sasha que me indicó que era para enmarcar, y reconozco que la escribí sin mas, sería una de estas frases que todos en alguna ocasión nos salen, será el momento de lucidez que todos tenemos de vez en cuanto.

    Si uno no invierte en la defensa de su patrimonio, tiene un problema bastante mas grave que la “pillada” de preferentes o subordinadas, tiene un problema de actitud.

    Esto es también algo que la gente no acabamos de tener claro, las prioridades.

  2. #2

    vicropa

    Que el sistema educativo omita todo lo que pueda hablar del capitalismo no es casualidad. No hay "cultura financiera" porque el sistema no se lo puede permitir. Es importante ocultar el propio sistema a la gente, si a la gente se le diera formación en capitalismo todo el mundo sería comunista.

    Como anécdota contar que a causa de mi trabajo pude presenciar como una compañera explicaba a gente que acababa de entrar y que iba a participar en la trastienda informática de Juntas de Accionistas en qué consiste una sociedad por acciones y todo eso. Y la gente la escuchaba porque no tenía ni idea del tema. Y eso que eso sí que es algo que se explica en la actual ESO. El españistaní medio no sabe ni qué es una sociedad anónima, qué es repartir dividendos, etc. Es acojonante pero es así.

  3. #4

    Solrac

    en respuesta a vicropa
    Ver mensaje de vicropa

    Fíjate que paradoja. Yo, en cambio, cuanto más sé sobre capitalismo más a favor estoy del capitalismo. Cuando era adolescente era un completo ignorante sobre economía y a la vez era medio comunista. En cambio ahora, por cada día que pasa y aprendo más economia, más me gusta el capitalismo con unas reglas cívicas de juego. Que cosas.

    Claro, que quizás también tiene que ver el hecho de que se están cargando el capitalismo para dar paso al privatizacióndebeneficiosysocializacióndepérdidas-ismo.

  4. #5

    Solrac

    en respuesta a W. Petersen
    Ver mensaje de W. Petersen

    Y otra oportunidad perdida para un gobierno de consensuar una Ley de Educación.

    Joder que país.

  5. #6

    zhong

    en respuesta a Solrac
    Ver mensaje de Solrac

    Solrac, estoy de acuerdo en lo que dices pero....

    Creo que aparte de la decision de asesorarse tambien hay que tener en cuenta la calidad de asesoramiento.

    Donde estan los buenos profesionales y ademas honestos?

    No creo que sea tan facil como tu propones.

    Al final el unico asesor que vale eres tu mismo y tu formacion y sentido comun.

    Pido disculpad por la puntuacion y falta de acentos...

  6. #7

    roschild

    Yo, a nivel de barrio compruebo insistentemente que la gente lo que no quiere
    es que nadie la diga que la decisión tomada YA, es mala, con riesgo, una ruina o una locura y todas sus razones. Como para pagar por ello.
    Es una cosa curiosa pero es lo que hay.
    Lo mas parecido a tirarse a la piscina sin saber si hay agua, que profundidad y desde que altura me tiro.
    Tipical spanish...

  7. #8

    Sasha

    en respuesta a W. Petersen
    Ver mensaje de W. Petersen

    Me van a permitir que haga un apunte serio (a mi entender). Mucho se habla de que hace falta cultura financiera, pero tal vez haga falta una mayor defensa del consumidor. Hablo de proteger aún más a quien no conoce estos temas, no que te enseñen fiscalidad en el bachillerato. A este paso, hablarán de meter una asignatura de mecánica del automóvil para que la gente sepa cómo cambiar líquidos de frenos, el aceite del motor, etc. de sus vehículos, y por supuesto cómo determinar el más idóneo.

    Un mayor conocimiento de todos estos productos financieros podría haber evitado que mis padres acabasen con preferentes en lugar de un depósito, tal vez sí... Lo malo es que esto implica dos consecuencias: 1) deberían, a las edades de entonces (casi 80 mi padre y casi 70 mi madre), tener conocimientos financieros actuales de los productos (recuerden que las preferentes son relativamente recientes); seguir constantemente la evolución no sólo del producto sino de todo aquello que lo rodea, talmente la evolución en bolsa, incluso la rumorología; saber perfectamente todos los productos financieros de riesgo que hay, y cómo funcionan.

    Y 2) ya no podrían acogerse a herramientas de protección como el test MiFID o un asesoramiento profesional. Cierto es que ninguno de los dos se les aplicó correctamente (test confeccionado ya a falta de firma, y el asesoriamiento lo hizo el director que se las endiñó en un ejercicio de imparcialidad de ese tipo), pero son herramientas que existen y que, en circunstancias ideales, bloquean la adquisición de una OS por parte del frutero jubilado... siempre y cuando el comercial de la banca tenga ética.

    Si se protegiese efectiva y decididamente a todo aquél que sin tener ni pajolera idea, o cuanto menos tener la idea justa, se acerca a una sucursal bancaria, no tendríamos que estar liando la que estamos liando y no tendríamos que recurrir a la justicia para que se resuelvan perogrulladas. Joder, señ[email protected], que estamos hablando de amas de casa con pensionistas/jubilados/curritos corrientes a los que un examen visual te da la conclusión de que si están enfrascados con SWAPs, OS o PPr no adecuados para ellos es porque alguien les ha metido en esto y no por voluntad propia. No es avaricia ni ganas de sacar rentabilidad a cualquier costa, por mucho que cualquier mamarracho con un micrófono demuestre que cuando nació tuvo falta de oxígeno en el cerebro con tales aserciones, lo que hay es exceso de confianza. Porque si a tí alguien en quien confías tu dinero te jura y perjura que te está poniendo el dinero en un plazo fijo garantizado y que no te preocupes, como siempre lo ha hecho así no dudas en que sigue cuidando de tí. Y por tanto picas por incauto.

    Recuerden: esto de confiar en el personal del banco ha sido un método tradicional de funcionamiento de nuestros tíos, padres, abuelos, etc. Se ha demostrado incorrecto, vale, pero ha sido así. Y hasta hace unos cuantos años ha funcionado más o menos bien. Ante estos excesos de confianza es donde hay que profundizar en la indefensión del cliente.

    No sé, me da la impresión de que poco habremos avanzado, pensando ahora en la ampliación de capital del Popular. ¿Qué carajo hacen colocando acciones de un banco en las sucursales bancarias a la gente de a pie, de igual manera que ofrecen bolígrafos? Con la que está cayendo la gente anda mosca, pero si te siguen perjurando que esto es seguro y que qué c0ñ0 es eso de decir que somos como Robankia, lo nuestro es serio... Pues la gente sigue picando. Menos, pero pican. ¿O no? ¿Me pueden asegurar que no tienen un vecino con cuenta en el Popular al que le han llamado para ofrecer acciones? ¿Y que encima alguno las ha comprado?

    Si en lugar de eso se les dice a los posibles interesados que se dirijan a la sucursal de la calle Tal, que tiene los colores verde fosforito o que pone en la portada "Banco Rsario Venta de Acciones y otras Lindezas Financieras", entiendo que así quien quiere acciones realmente las quiere y las va a comprar, no cualquier mindundi indocumentado. Este mindundi que compra eso en su sucursal habitual pasa automáticamente de ser de categoría m1€[email protected][email protected] a proteger a carne de cañón financiera. Y le pueden colocar cualquier bazofia, y si va a la justicia el juez le dirá que de qué va diciendo que no controla estos temas.

    Esto no es tema de darle cultura financiera al personal, esto va de proteger al indefenso.

  8. #9

    Eguzkialde

    Creo que el verdadero problema es de confianza.
    Debemos confiar y acto seguido verificar en qué hemos confiado.
    La confianza nos viene del trabajo , de un trabajo arduo.
    Un trabajo arduo está detrás del interés por las cosas.
    El interés (eso que te gusta y no te gustaría jubilarte nunca)es la esencia de la persona.
    Y la esencia de la persona está guardado en el corazón.
    ¿Porqué no empezamos a funcionar con el corazón y no la razón?

    Propongo más corazón y menos razón para todos los días.A partir de ahí la bolsa,los futuros,o el precio del cacao en chicago acabarán siendo anécdotas de la vida.

  9. #10

    W. Petersen

    en respuesta a Sasha
    Ver mensaje de Sasha

    Pues tienes razón, el problema a mi entender es que lo único que se puede hacer es clarificar un poco los sistemas de reclamaciones, que tal como hoy están son como poco “medio lío” y algunos que servían antes, hoy ya no, me refiero a los informes del Banco de España por ejemplo, hace unos años, y sin ser vinculantes igual que ahora, se solían tomar estas “recomendaciones “ como una orden, hoy pues no .... sobre la multitud de sistemas en función del contrario escribí aquí: https://www.rankia.com/blog/economia-domestica/1435498-servicios-reclamaciones
    No obstante le sigo viendo ciertos problemas en la regulación por este camino, el ejemplo lo tenemos cada día en Rankia, donde vemos hipotecados con clausulas de suelo, que aseveran que no se enteraron de ello, y lo que te puedo asegurar es que esto aparece en la oferta vinculante, es una obligación legal incluirlo, y además el notario lo lee ante el cliente. Otro ejemplo es el derecho de tener la escritura 3 días hábiles antes de la firma, que también aparece en la oferta vinculante, pero al parecer son/somos muy pocos lo que tenemos la costumbre de leer estos panfletos... Por lo tanto a mi entender o se implanta una mínima cultura financiera ya en las escuelas, empezando por temas más importantes que la relación bancaria, como es la forma y consejos para presentarse a pedir trabajo, como hacer un curriculum, etc. o mal vamos ....

    Y no hace falta hablar de derivados financieros y contratos atípicos, pero si lo básico, lo que uno en su vida probablemente haga, una cuenta corriente, una a plazo, una tarjeta de débito o crédito, una hipoteca ...

    Mira mi hija antes de iniciar la universidad realizó un modulo de grado superior, y en el que se le impartieron asignaturas de balances empresariales, supongo que porque si abre un negocio del “gremio estudiado”, como poco que sepa entender algo los números, la madre que los parió, le muestran conceptos de balances, pero no la filosofía contable, del cómo funciona, no digo que tenga que aprender a contabilizar facturas, pero entender los principios es lo mínimo para entender luego que son los activos corrientes y los no corrientes (por ejemplo), porque claro ahora (y lo tiene aprobado) esto de corriente se puede confundir con el agua (jejeje).

  10. #11

    Solrac

    en respuesta a Sasha
    Ver mensaje de Sasha

    Tienes toda la razón Sasha, no existen entidades eficaces en este país protegiendo a la parte débil. Al escándalo de las preferentes me remito.

  11. #12

    Solrac

    en respuesta a zhong
    Ver mensaje de zhong

    Existen cientos de miles o millones de asesores zhong. Abogados, licenciados, ingenieros, economistas... Tiene que habir miles que sean buenos y funcione el boca a boca. Limitarnos a ser nuestros propios asesores en todo puede salirnos mucho más caro que buscar un asesor decente, ¿no crees?

    Saludos.

  12. #13

    Fleischman

    Hola Solrac:

    He entendido que consideras un error haber ampliado el plazo del préstamo hipotecario, puesto que de esa manera se pagan más intereses al final. Pero esos son intereses nominales, no reales. Para plazos largos, no tiene sentido sumar las cantidades (no vale lo mismo un euro ahora que un euro dentro de 30 años). Los típicos exceles de cálculo de hipoteca hacen más daño que bien, puesto que suman sin más las cantidades de todos los años y así sale, por ejemplo, que es mucho mejor amortizar en plazo que en cuota.

  13. #14

    Solrac

    en respuesta a Fleischman
    Ver mensaje de Fleischman

    Bueno el error no estriba tanto la consecuencia de la ampliación del préstamo hipotecario, como en que produjo unos efectos que no me esperaba en absoluto y que no deseaba de ninguna de las maneras. Mi falta de conocimiento financiero hizo que me sorprendiera mucho al ver la primera letra tras la ampliación.

    Saludos.

  14. #15

    Madoz

    Es imposible ser un experto de todo, porque el que pretende abarcar mucho, no aprieta nada y por eso sería razonable pagar por un asesoramiento, pero un asesoramiento nunca va a ser todo lo independiente, que desearíamos porque en el sector inmobiliario, las agencias, "supuestamente" independientes han estado siempre con el vendedor y ahora pagan justificadamente su abuso.

    Entiendo que el que se ve en el paro, actuar de intermediario o de asesor es su modo de vida, pero también habría que plantear de si no es normal que se produzca desconfianza, porque en lugar de un cliente, se ha buscado el "mantente mientras cobro" del corto plazo que se descubre a largo plazo como ESTAFA y que es lo que en el crisis desuade a la mayoría, para uso de asesoramiento que se ha demostrado equivocado, aunque sin mala fé en algunos casos.

    Por lo tanto es merecida y necesaria la purga para poder distinguir quién asesoró bien y quién no y el buen profesional permanecerá, pero para saberlo se necesita un aprendizaje MINIMO al que nadie en su sano juicio debería RENUNCIAR.

    Un saludo

  15. #16

    JJOcaña

    ¡Genial artículo!, me ha encantado. Enhorabuena, lo recomendaré.

    Saludos.

  16. #17

    Eurípides

    en respuesta a Solrac
    Ver mensaje de Solrac

    Cuando fuiste medio-comunista es porque tendrías medio-duro solamente. Ahora te va gustando el capitalismo proporcionamente al dinerillo que vas acumulando.... ¿Me equivoco?

  17. #18

    Solrac

    en respuesta a Eurípides
    Ver mensaje de Eurípides

    La verdad es que no Euripides. Cuando era medio comunista creo que tenía incluso más dinero. Lo que sí ha mejorado sobremanera es el nivel de conocimientos sobre como funciona la economía en el mundo.

    Es muy fácil culpar al capital de todos los males cuando no sabes ni lo que es. A medida que voy comprendiendo como funciona, me percato de que no es la existencia del capital (o el dinero) el culpable de los males, sino el uso que haga el ser humano de él. Fenómenos como la concentración de mucho capital en pocas manos sin ponerlo a "trabajar", el aumento de la brecha entre ricos y pobres, una escasa aplicación de fondos a la sociedad en general y el mantener a la población en la ignorancia financiera, fomentan el resurgimiento del comunismo (el Estado como único propietario de los medios de producción) como ideología imperante.

    En mi idealización de lo que debería ser una economía utópica veo a todos los miembros de la sociedad como pequeños capitalistas, pero idealmente asociados en régimen de cooperativa. ¿Acaso hay algo más profundamente capitalista que hacer dueños de una sociedad a todos los que trabajan en ella? Sin embargo sse tiende a pensar en las cooperativas como invento comunista, ¡ni de coña! Las empresas cooperativas son el triunfo del capitalismo sobre el comunismo, porque el capital conquista el corazón del obrero.

    La popularización del capitalismo entre todos es la mejor manera de mantener el comunismo a raya, en ese sentido pienso de forma muy similar a Miguel Boyer (¿Era el Sr Boyer de izquierdas o de derechas, capitalista o comunista? Lo que es seguro es que quiso que todos fueran dueños de una parte de España) Me resulta muy curioso comprobar como triunfan las cooperativas en países europeos marcadamente capitalistas, por ejemplo Alemania o Suiza, por ejemplo.

    Saludos.

Autor del blog

  • Solrac

    Apuntes de energía y economía con el afán de ayudar a democratizar el mundo de la energía. Especulación con derivados del VIX, opciones. Transición energética en marcha... @Solrac_Solar

Envía tu consulta

https://img1.etsystatic.com/024/1/5430244/il_570xN.494352383_escl.jpg
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar