¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
INVERSIÓN, ESPECULACIÓN... y cosas mías

Blog sobre bolsa, banca, preferentes, inversión, especulación y economía.

Titulizacion de hipotecas subprime y crisis subprime

Resumiendo las hipotecas subprime

La definición fácil de hipoteca subprime es con un ejemplo: Una hipoteca subprime es darle una hipoteca de 240.000 euros a una pareja de mileuristas con contrato temporal para que se compren una casa de 250.000 euros, pagando un interés bajo los dos primeros años. Eso sí, la hipoteca subía luego al euribor + 8%...

En el artículo anterior sobre hipotecas subprime ya expliqué con más detalle las hipotecas subprime, y cómo cuando pasaron los dos primeros años, los mileuristas se encontraron con que les subía la cuota una burrada y no podían pagar. Pero ahora llega lo interesante: ¿cómo un problema de pobres mileuristas americanos ha tenido un impacto global? Y la respuesta tiene un nombre algo extraño: Titulización.

Titulización de hipotecas subprime: pasar el muerto a otros...

Antes de la titulización de hipotecas subprime

Cuando una entidad de hipotecas subprime concede una hipoteca, se la apunta en su balance, lo que significa que se lleva los beneficios... pero también asume el riesgo del impago, y debe dejar una cantidad de dinero en concepto de reservas, y ambas cosas (riesgo y reservas) limitan el número de hipotecas subprime que estas entidades pueden conceder.

Titulización: venderlas en un bonito paquete con un bonito lazo

Para reducir riesgo asumido y reservas necesarias, y así poder seguir dando más hipotecas, lo que han hecho las entidades de hipotecas subprime es traspasar a otros las hipotecas, de forma que quien la compra es quien pasa a llevarse los beneficios y a asumir los riesgos... mientras que la entidad de hipotecas subprime se queda con las comisiones y cierra la operación con beneficios y ya sin riesgos, y está en disposición de dar otra nueva hipoteca subprime.

Pero la gracia del asunto no es vender una hipoteca subprime, que sería difícil encontrar quien la quisiera comprar, sino vender un paquete, que es lo que se llama titulización. Si me ofrecen comprar "una hipoteca de 240.000 euros concedida a una pareja de mileuristas con contrato temporal para que se compren una casa de 250.000 euros", yo los mando a la mierda, como cualquiera!! Pero como ya comenté, las entidades de hipotecas subprime cogen un montón de hipotecas (algunas subprime y otras no) y hacen con ellas un paquete, y le ponen un nombre bonito y a venderlas:
[..] empaquetan sus hipotecas y las venden en lotes como derivados de crédito, llamados CDOs (Collateralized Debt Obligations - obligaciones con garantía colateral)... unos instrumentos teóricamente de alta calidad crediticia, pues están diversificados y respaldados por garantías inmobiliarias; incluso Standard & Poors, Moody's y Fitch así lo reconocen.
Claro, suena mucho mejor decir que es "deuda diversificada y con garantías inmobiliarias bien calificada por Moody's" que decir que son "un montón de hipotecas de mala calidad en un pésimo momento del ciclo inmobiliario", pero ambas cosas son ciertas... Naturalmente, las entidades de hipotecas subprime emplearon la primera expresión, dando al mundo una lección de marketing sobre cómo vender "una mierda empaquetada".

La titulización dispersa el riesgo de las hipotecas subprime

Estos paquetes de titulizaciones de hipotecas subprime fueron comprados en un primer nivel por hedge funds, y a su vez hubieron fondos de renta fija y planes de pensiones que compraron participaciones de estos hedge funds, formando un segundo nivel; y hubieron fondos que entraron a un tercer nivel, pues compraron los fondos que habían entrado en los hedge funds... y así, poco a poco, el producto se dispersó y en vez de haber una entidad que asumía el riesgo, cada hipoteca subprime tenía virtualmente millones de pequeños partícipes que ni sabían que su plan de pensiones o su fondo de ahorro conservador incluía también una pequeñísima parte de "una hipoteca de 240.000 euros concedida a una pareja de mileuristas con contrato temporal para que se compren una casa de 250.000 euros".

Crisis subprime = crisis de liquidez + crisis de confianza

Y si la parte que poseía mi fondo de esa hipoteca era pequeñísima, ¿de donde sale la crisis? Incluso aunque no paguen, el impacto será pequeñísimo...

Pues sí, si es sólo una el impacto será minúsculo. E incluso si son muchas las hipotecas que quiebran, el impacto será pequeñísimo a nivel de tercer y cuarto nivel... pero no en el primer nivel, donde sí será muy apreciable!!

Y ese primer nivel es el que desencadena el efecto bola de nieve, del que ya hemos hablado en varias ocasiones en el blog en múltiples contextos. En este caso, al ponerse feo el asunto de las hipotecas subprime, nadie quiere comprar sus emisiones de CDOs, llevando a la ruina a muchas entidades de hipotecas subprime que tuvieron que comerse el riesgo... y arrastrando a los hedge funds de primer nivel, que iban cargados de CDOs!!

Crisis de liquidez

En efecto, los CDOs no son un activo con mucha liquidez de por sí, y cuando se empieza a vislumbrar problemas con las hipotecas subprime, nadie quiere comprarlos a ningún precio. ¿Y qué valoración tiene un producto en donde sólo hay vendedores y no hay compradores? La única respuesta es "prácticamente cero", aunque sea una exageración; es lo que tienen estos [ironía ON] "mercados eficientes" [ironía OFF]. Y cuando la valoración es próxima a cero y uno va apalancado, como suelen hacer los hedge funds, entonces el banco que le ha prestado dinero para apalancarse le da un toque llamado "margin call": No tienes suficientes garantías, tienes que poner más pasta o vendo todo lo que tienes para cobrarme, aunque sea a precios ridículamente bajos. Y si no hay compradores, el mismo banco que emite la petición de garantías puede ponerse de comprador con 0,01 y desplumar legalmente al hedge fund!! O puede pasar al revés: que realmente los CDOs no valgan nada, y que el banco que le ha prestado el dinero para apalancarse haya perdido el dinero prestado al hedge fund.

Crisis de confianza

Llegados a este punto, ya nadie quiere saber nada ni de las entidades de hipotecas subprime, ni de los CDOs, ni de los hedge funds metidos en CDOs... ni de los bancos que han prestado a esos hedge funds!! Nadie se fía de nadie, y todo el mundo se huele que hay suelto un marrón de los gordos, pero no se sabe dónde está. Y entonces ocurre la crisis de confianza: los bancos dejan de prestarse dinero entre ellos, porque prefieren recibir intereses mucho más bajos en deuda del estado, antes que prestar el dinero a otro banco y que sea justo ese el que tenga escondido el marrón de las titulizaciones de hipotecas subprime!!

Y aquí aparece el fantasma del mayor de los males posibles: una crisis bancaria. Rápidamente, todos los bancos centrales inyectan liquidez en el sistema, y se consigue evitar el desastre... pero ya la gente le ha visto las orejas al lobo, y se empieza a subir la prima de riesgo de todos los activos hasta niveles más normales, ya que el riesgo hasta ahora se estaba valorando con una prima ridículamente baja.

¿El resultado? Pues que el impacto total a nivel mundial ha sido 10 veces, o 20 veces, o 50 veces mayor que el total de deuda impagada en hipotecas subprime. Porque lo que hemos tenido no ha sido el resultado de una serie de impagos de hipotecas subprime, que sería algo muy irrelevante teniendo en cuenta la importantísima dispersión de los mismos, sino una vuelta a la cordura. La gente sólo se acuerda de lo que es el riesgo cuando sufre, y llevábamos más de cuatro años sin sufrir, y ya se asumían riesgos demasiado alegremente. Por eso es importante que la crisis no se suavice demasiado y que quien haya asumido demasiado riesgo pague por ello: si acude el gobierno al rescate de las titulizaciones de hipotecas subprime, sólo conseguirán que la gente aumente su apetito por el riesgo, sabiendo que si vienen mal dadas "el gobierno volverá a acudir al rescate".

s2

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo y recomendarlo en las redes sociales, usando los botoncitos de ahí abajo...
  1. #1

    Anonimo

    Hola que Fernand2

    Soberbio analisis el tuyo, en verdad excelente, gracias por compartir y ampliar el horizonte de muchos que como yo, entendemos un poco y vemos muchos arboles, pero no es dificil ver el bosque completo, aunque a mi me queda una duda ojala pudieras orientarme sobre que pasa, tecnicamente estos productos los CODs se basan en que hay una garantia de por medio, casas, departamentos, edificios, etc, algunos de estos inmuebles estan sobrevalorados por la burbuja de precios que hubo e igual y no valian o valen la hipoteca que fue otorgada para su adquisicion, etc y obvio de estos deudores de hipoteca muchos si van a pagar y una parte no, entonces a estos ultimos se les quita la casa, ¿quien es el dueño de estas casas?. ¿los duenos de los titulos de los COD´s? ¿los bancos? porque si fueran los COD´s no seria tan malo comprar todos los titulos de algun paquete y hacerme con 5 mil casas, y que me sigan pagando la parte correspondiente por la hipoteca las personas que aun pueden hacerlo, mas si puedo comprar los precios de los COD´s se puede decir que regalados, igual y mi segumiento esta mal, ojala pudieras orientarme que tengas excelente semana, siempre es un placer leer tu blog.

  2. #2

    Anonimo

    Buenísima exposición

  3. #3

    Valentin

    Distribución del riesgo y manipulación psicológica

    Muy buen resumen. Enhorabuena.

    Es importante saber interpretar los distintos mundos de la inversión. Como observamos, en el mundo de las entidades institucionales/financieras el término es_
    -deuda diversificada y con garantías inmobiliarias de buena calificación crediticia.
    En el mundo del “pequeño” inversor (entre los que nos encontramos los Rankianos) el término equivalente es:
    - “Una mierda empaquetada”. Que empieza a oler mal al más mínimo cambio de temperatura (momento del ciclo inmobiliario).

    La pregunta que debemos hacernos es: ¿ Compran las instituciones financieras, de verdad, estos títulos pensando que son de bajo riesgo?

    Yo creo que no, y que las instituciones financieras saben perfectamente lo que hacen. Son muy buenos y hacen muy bien su trabajo. Una mayor rentabilidad se consigue asumiendo un mayor riesgo, esta lección debemos haberla aprendido todos ya. “El riesgo que una Entidad Financiera no quiera/pueda o desea asumir, lo distribuye entre sus clientes que somos los inversores particulares, y lo hacen en mayor medida a sus cliente más inocentes que no saben de que va el tema”.

    Y para efectuar dicha distribución, el marketing que utilizan es soberbio, capaces de empaquetar o envolver la “la manzana podrida por dentro” en papel bonito de regalo, a sabiendas de que –no en el momento de la venta- pero si en un momento posterior el paquete terminará oliendo a podrido.

    Un saludo
    Valentin

  4. #4

    Anonimo

    Arturo ya te veo venir, quieres comprar a precios por debajo de lo que se puede sacar en la subasta por esas casas, el problema está en que para comprar algo tienes encontrar a alguien que lo venda, no haber órdenes de compra no significa que el valor sea cero, intenta comprar futuros fantasmas a un precio ridícualmente bajo sobre las empresas del IBEX que no sean las 5 ó 6 primeras por capitalización, que no haya nadie comprando no significa que el precio sea cero, otra cosa es en el caso de los hedge funds, que como han comprado a crédito, el banco puede vender esos títulos para recuperar lo suyo, pero piensa que el banco no es tonto y lo que has pensado tú también lo ha pensado él, yo he mirado en la oferta de mi banco y no he encontrado nada por ninguna parte parecido a "gangas hipotecarias de hedge funds ruinosos", lástima, yo que ya tenía preparadas mis claves...

    Otra cosa es comprar deuda corporativa a través de fondos de inversión aprovechando los bajos precios, ahí sí que hay negocio porque esto acabará pasando y ahí hay muy buenos precios.

  5. #5

    Anonimo

    Hola Fernan2,

    Debo confesar que el leer tu artículo me acaba de crear sentimientos enfrentados y un poco de intranquilidad.

    Te cuento...

    Hace cosa de 6 meses en LA CAIXA me ofrecieron unas cédulas hipotecarias. Como no conocía muy bien el producto compré solo 2000 euros, aunque pensé en comprar mucho mas, al final me corté.
    Me dijeron que era un producto LIQUIDO y SEGURO. Líquido ya que si queria desacerme de ellas me las recolocaba la entidad cobrandome 12 euros de comisión de venta. Seguro ya que iba respaldado por la entidad.En este punto lo dije al director de la oficina que si la caja quebraba ya no era tan seguro....
    el se rió y me venció la moto. Moto que yo compré...

    Ahora a raiz de ir leyendo tus artículos, la wikipedia, y alguna cosa mas por ahí creo que comprendo bastante mejor el producto y me empiezo a acojonar un poco por eso decia lo de los sentimientos enfrentados.

    No pretendo culpar a nadie ya que yo tomé la decisión y si no conocía bien lo que hacía debí haberme informado en su momento. Pero me jode que me la hayan colado, aunque sea con una cantidad mas que ridícula de dinero. Sobre todo me jode que estuve a punto de haber metido mucho mas dinero y faltó el canto de un duro.

    Bueno, ahora que me he desahogado de gratis (un psicologo te cobra una pasta por escucharte), van unas duda respecto al producto que tengo:
    si quiero venderlo y no hay comprador ¿me las comeré con patatas? ¿puede darse el caso de que alguien me las quiera comprar por mucho menos de lo que pagué?

    Doy por hecho que la respuesta es SI.

    Bueno, pues eso, que creo que he hecho el pardillo. Ahora mismo me estoy planteando mañana mismo ir y ver si puedo venderlas aunque voy a dejarlo pasar unos dias para tomar la decisión convencido y seguro de lo que voy a hacer.

    Me gustaría oir tu opinión al respecto, si no es mucha molestia.

    Por ultimo darte la enhorabuena por tu blog y las gracias por tus articulos para novatos, creo que esta información es muy util y esta expuesta de manera impecable.


    Muchas gracias.

    PD: hay que ver lo bonito que lo envuelven.

    Tipo de interes: Euribor 3M+0'1%
    plazo: 10 años.
    Pago de interes: trimestral.

  6. #6

    Anonimo

    Un artículo muy interesante.

    Yo tengo una duda medio relacionada con el tema:

    Decía Trichet y otros que hay peligro por el exceso de derivados, ya que se han vendido sin mucho control y su valor supera en bastante al de los activos que representan.

    ¿Este peligro de los derivados, es parte de la crisis subprime o es otro peligro añadido que nos puede caer encima?

    Saludos,
    Vicente.

  7. #7

    El Gallina

    Genial, como siempre. Me alegra ver que regresas de las vacaciones con la escopeta cargada de balas que llaman a las cosas por su nombre.

    Teniendo en cuenta tu artículo se me ocurren algunos comentarios:

    En primer lugar considero que hay que tener muchos grillos en la cabeza, para embarcarse en semejante aventura hipotecaria con un sueldo de mileurista. Espero que este comentario no moleste a nadie. Mi única intención no es otra que hacer una valoración de un riesgo y que cada cual tome sus decisiones.

    Respecto a los que se dedican al negocio de ofertar hipotecas basura, al tratarse de una actividad lícita, supongo que nada se les puede reprochar. Son unos listillos que hacen su negocio y son conscientes de los riesgos que asumen.

    En cuanto a los hedge funds, lo mismo. Saben donde se meten y sus partícipes también deberían saberlo.

    Pero ahora vamos con los fondos de inversión corrientes en los que está la gran mayoría que sólo buscan seguridad y una rentabilidad moderada. Se venden como tales y se dedican a comprar para su cartera ciertas “mierdas empaquetadas”, con el objeto de mejorar un poco la rentabilidad del fondo y así captar nuevas víctimas con mayor facilidad. Sus grandes analistas toman decisiones alegremente con el dinero de otros y se embolsan una pasta. Y si sale mal se le echa la culpa a las agencias de calificación, pero no le perdonan la comisión al partícipe. Y entonces me pregunto: ¿para qué están ellos?

    La moraleja es que el cliente les importa un carajo, sólo es un pardillo al que hay que exprimir con fabulosas comisiones y como muestra de agradecimiento se le obsequia con “mierda empaquetada”.

    En estas batallitas en las que nos metemos estamos sólos. Cada vez estoy más convencido de que la única solución es el bricolaje (háztelo tú mismo). Para ello contamos con tus desinteresados cursos de formación. Y cuando la caguemos al menos nos habrá salido más barato y habremos aprendido mucho más.

    Un saludo.

  8. #8

    Anonimo

    He visto tu articulo pasado por un copy-paste espectacular:

    http://www.burbuja.info/inmobiliaria/showthread.php?t=39346

    Lo comento por que me parece de una jeta terrible el apropiarse del artículo de otra persona sin citar la fuente.

    Por cierto, recibes muy buenas críticas en burbuja.info, aunque creo que alguna vez que escribiste ahí te llevaste alguna que otra descalificación.

    Lo que son las cosas.

    Muy bueno tu artículo.

  9. #9

    Anonimo

    Gallina no te cortes en criticar y referirte a los hipotecados mileuristas con los términos que quieras, piensa que ellos nos están haciendo mucho daño a todos y más que nos harán, ¿te has parado a pensar qué quiere el hipotecado?, pues está bien claro, que los intereses bajen, y eso ¿qué significa?, pues volver a la crisis que dio lugar a unos tipos tan bajos, es decir, su bienestar implica necesariamente que los demás estén jodidos y llegado el caso mucha gente puede perder sus ahorros y sus pensiones por su culpa...

  10. #10

    Anonimo

    Bueno que no se me enfade el bien hipotecado, yo me refiero al mal hipotecado, al que tiene hipoteca al 100% a 30 años o más y que dedica el 50% de su sueldo o más para pagar la hipoteca, este tipo de individuo también acostumbra a implicar a los demás en el pago de su nidito de amor, y si se encuentra en dificultades reclama ayuda al estado a través de los impuestos de los demás igual que reclama ayuda para alimentar a su prole, todo le parece poco, que le den ayudas directas en el nacimiento, desgravaciones fiscales, ayuda para guardería, libros, etc, etc, simepre hay algún político dispuesto a atender sus plegarias por electoralismo y eso es un paso más hacia el abismo de los bien hipotecados.

  11. #11

    Anonimo

    Demasiado buen resumen para ser verdad. Todos los periódicos llevan semanas publicando siempre algo sobre las Subprime y nadie ha sido capaz de sintetizarlo y hacerlo comprensible tan bien como tú.

    Espero que tengas un buen trabajo en el que se valore tan difícil habilidad.

    Este blog es la repera.

  12. #13

    Fernan2

    Por cierto, anónimo, respecto a lo de mi trabajo... ya estaba bien donde estaba, pero gracias al blog ahora estoy de informático en Rankia, uniendo las dos cosas que me gustan (informática y finanzas), así que no me puedo quejar!!

    s2 y gracias por tus deseos

  13. #14

    Anonimo

    Traslado a España de la crisis hipotecaria “subprime”.

    Unos bajos intereses, dan lugar a unas posibilidades de pago REALES, por lo que se concede una hipoteca.

    Tras haber firmado la compra (y la hipoteca) a final de mes -los intereses- suben la cuota al doble, pero no los salarios de los compradores que, en el mejor de los casos, siguen empleados.

    Las hipotecas que se firman en España, en su mayoría, contemplan unos diez años en los que sólo se pagan intereses, por lo que al duplicarse estos se duplica la cuota.

    Muchos, al no poder pagar, nos ponemos a vender y los precios bajan.

    El banco nos puede y debe exigir en ése momento (ley hipotecaria) la minusvalía en la valoración del inmueble.

    Si no disponemos de efectivo para pagar las nuevas cuotas, mucho menos para pagar la minusvalía del inmueble.

    Los bancos están cargados hasta las orejas de hipotecados que no pagan absolutamente nada pero ni se plantean ir a los juzgados, porque ahora, al no haber compradores en las subastas, tendrían que quedarse con una enorme cantidad de pisos.

    En lugar de eso ¡incrementan intereses brutales en la cuenta del deudor insolvente!, con lo que consiguen tener en su contabilidad inventada beneficios inexistentes.

    Ya tenemos aquí las "subprimas" de allí.

    Oyendo una vez tras otra que eso les pasa sólo a “ellos”, siempre recuerdo el chiste de “un español, un inglés y un alemán...”

    ¿O alguien pensó que los americanos tienen un pelo de tontos?.

    Ellos simplemente han hecho YA los deberes.

  14. #15

    Fernan2

    Jose Luis, exageras; pintas el panorama como si todos hubieran comprado su piso en 2006-2007, y no es así. La mayoría de la gente compró bastante más barato de como está el mercado ahora, y esos no van a entrar en el círculo vicioso que describes... por no mencionar que gobierno y bancos harán todo lo que puedan (y pueden mucho, muchísimo) para que no lleguemos a eso.

    s2

  15. #16

    Anonimo

    Fernan2 Ojalá estuviese equivocado.
    Me dejaría cortar dos dedos para estar equivocado.
    Pero los intereses en el 2005 estaban a la mitad que ahora. Y en el 2004. Y en el 2003...
    Y lo peor... hasta los pisos que están entregando ahora se compraron sobre planos hace dos años... con las expectativas de hace dos años y ¡con los intereses de hace dos años!.
    Pero vayamos a casa de "Joao Persoa" que compró en el 2.005 un piso y empezó pagando 900 € cada mes. Le cambió todos los grifos, los enchufes y los interruptores de la luz.
    Con la última subida de intereses, el incremento que ha de pagar al banco equivale a cambiar cada mes todos los grifos, interruptores y enchufes...
    "Me ha subido el piso, con lo caro que era, después de comprarlo".
    Hay muchos Joao´s comprando pisos desde hace muchos años...
    Y si no me crees... ¡¡¡mira como suben los beneficios -inventados- de los bancos!!!
    Beneficios que ya inventaron los japos hace muchos, pero que muchos años... y desde entonces bajan allí los inmuebles.
    Gracias por contestarme Fernan2

  16. #17

    Fernan2

    Gracias a tí por tus comentarios, Jose Luis.

    Respecto a 2005, es cuando fueron los mínimos de intereses; 2005 y 2006 son peligrosos... Pero quien compró en 2003 o 2004 por 200.000 euros, su piso vale ahora 300.000 euros, y eso ya no es peligroso; le costaría venderlo por esos 300.000 euros, claro, porque el mercado está mal; pero podría, en caso de necesidad, vender fácil por 250.000, liquidar deudas y gastos, y todavía habría ganado dinero. Por tanto, sólo son peligrosos quienes compraron en 2005 y 2006 y además apuraron el límite de sus posibilidades económicas. Y en muchos de estos casos, llegado un caso de urgencia, los padres echarían una mano. ¿Con cuantos casos peligrosos de verdad nos hemos quedado? Un 1%, un 2%, un 3%? Menos del 5%, seguro. Y eso no va a hundir el mercado.

    s2

  17. #18

    Anonimo

    Como diría el poeta: el otoño no engaña, la primavera sí.
    Efectivamente, ahora estamos en ésa etapa... los que valían 300 ya sólo valen 250...
    Y los bancos y cajas siguen sin parar de vender "baratísimo" hasta los muebles...-además de prestamistas a particulares y empresas, participan en gran número de inmobiliarias-.
    Y no enviarán a Joao al juzgado aunque le pegue una patada al director en la entrepierna (las letras hace un año que no las paga… ni soñando podría).
    En otra parte, el todopoderoso Greespan se lamenta ahora, al ver los resultados, diciendo que mantuvo los tipos demasiado tiempo demasiado bajos… y sólo los tuvo ¡¡¡TRES AÑOS!!!. – y menuda burbuja que formaron-.
    Aquí hemos “gozado” de intereses negativos desde mediados del 96 ¡¡¡DIEZ AÑOS!!!. Los primeros años fue por euro-peizarnos, los segundos por los atentados de NY y los últimos por despistados (y porque los petrodólares, tras la invasión de Bush en Irak se empezaron a desviar hacia Europa).
    Los bancos ya han hecho todo cuanto han podido: intereses por debajo de la inflación -1.997, 8, 9,2.000, 2.001, 2.002, 2.003, 2.004, 2.005, 2.006- es lo mismo que intereses REALES negativos durante todo ése tiempo (Fuente: José Luis Malo de Molina, Banco de España).
    Pero, los bancos, los dineros, no es que fuesen tontos, simplemente estaban de pesca.
    Por lo que dices los compradores del 2.005 y 2.006, a estas alturas, está claro que han “picado” y deberían de pagar, a final de mes, el doble de lo que creían que iban a pagar (y es imposible que sea menos, ya que, en los años de carencia “sólo” se pagan intereses y estos se han duplicado).
    En el mejor de los casos, ya me estás diciendo que la morosidad real estará (ahora que ha parado la subida de precios y ya no se vende con ganancias en cuanto no se tiene dinero) en el 5%... Y habremos llegado a los USA de hace un par de años.
    Los bancos vienen contando últimamente con una morosidad del 0.7% y una cobertura de un 300%, o lo que es lo mismo… un 2,1% ¿me puede explicar alguien de donde aparece, para pasado mañana el otro 2,9% restante para tapar el agujero del 5% del 2.005 y 2.006? Está claro, inyecciones –de liquidez- para una enfermedad crónica.
    Los precios aquí, como en USA en las mismas circunstancias hace un par de temporadas, bajarán y si antes sólo dejaban de pagar los que no podían pagar porque no les llegaba el dinero, ahora se les sumarán los que no quieren pagar porque no les interesa –pagar un piso más caro de lo que “vale” en ése momento-.
    A los USA cuando pase un año les habremos alcanzado, sino antes.
    Nosotros veníamos del 16% de los 90 (cuando no éramos euro-peos) y nos topamos de frente con los intereses más bajos que los europeos han tenido nunca… y nos hemos dado un atracón “asiático”. Y nos dolerá el estómago durante muchos años. Más que una burbuja hemos asistido al engorde de un globo aerostático.
    Ni el petróleo a cien dólares, ni la pérdida de competitividad, ni la pérdida paulatina de sectores enteros de producción nos preocupa… sacamos la billetera y callamos a cualquiera.
    La bolsa sube como la espuma, en proporción a esos beneficios inventados. Los bancos “son ricos” y espléndidos, tanto que hasta creen estar jugando al parchís, recogen uno y prestan diez.
    Todos somos espléndidos, estamos en el vértice de la pirámide, los reyes del mundo, viajamos por doquier y la euforia nos llevaría hasta el cielo y más allá.
    Es la mejor señal, la luz contra la que se estrellan los insectos, no se sabe hasta dónde llegarán los índices de las bolsas, ni cuánto tiempo durarán los cohetes, veinte minutos o seis meses, pero con ellos se acaba la feria.
    Pero seguimos sin haber inventado nada.
    Los japos ya hicieron antes el camino.
    Recuerdo que en Japón llegaron hasta 40.000 en el índice Nikkei, para caer estrepitosamente y, tras veintisiete años de recuperación y muchas medidas de emergencia siguen rondando el 16.000. Ellos también fueron, en su día, GUAYS. Los inmuebles, a pesar de subir en el resto del mundo durante éste tiempo, en Japón desde entonces ¡¡¡BAJAN!!!.
    Aquí y ahora los bancos presentan las contabilidades inventadas infladas con no-sé-cuantos beneficios inventados, de intereses de mora, de pagadores anónimos -morosos conocidos-.
    Y es que hasta las empresas han mordido el mismo anzuelo. Las dirigen humanos y con mayor o menor formación, contagiados igualmente.
    El concesionario de la marca XXX, donde trabaja Joao Persoa, en éstos últimos años ha tirado la casa por la ventana, se ha hipotecado hasta las cejas, haciendo obras, comprando naves… y ahora, en lugar de multiplicar las ventas… le menguan, justo cuando los intereses le aprietan el nudo de la corbata… De momento va soltando lastre -ha dejado de pagar hasta las camisetas del equipo del pueblo que patrocinaba- y aguanta como puede la tesorería refinanciando deudas…
    Pero no fueron los japos los primeros en equivocarse con los números.
    Ni el lago Maracaibo en Venezuela, escupiendo un millón de barriles de petróleo por jornada, ni sus riquezas mineras fueron capaces de “arreglar” la deuda venezolana.
    Ni todas las riquezas de la Pampa, otrora “la despensa del mundo”, fueron suficientes para contener el incremento de la deuda Argentina.
    Pero yo diría que aquí, como en Japón, el pescado le va a arrancar un brazo al pescador, aunque se puede decir más finamente “hacen falta dos para bailar el tango”.
    El resultado es que ahora los bancos, los gobiernos a la postre, poco pueden hacer para frenar una locomotora que va sin chofer y sin frenos, cuesta abajo, cargada con varios millones de vagones de más de ochenta metros cuadrados cada uno.
    La ventaja aquí, como en el caso de Japón, aún cuando haya un mayor contraste, es que pagadores y deudores conviven puerta con puerta y no a miles de kilómetros, por lo que las soluciones, sin serlo, serán menos drásticas para la población.
    En la generación de recursos, descartados como exportadores de producción, siempre podremos volver a tratar a los turistas como se merecen (vaciándoles las carteras con servicios, pero protegiéndoles ya, de una vez por todas, de los hurtos) y confiar en que el “calentamiento global” no deje a ingleses y alemanes disfrutando en sus piscinas y playas.
    Vaya, Fernan2, me parece que me he excedido.
    En cualquier caso, mi pelo está blanco por completo, me faltan bastantes dientes y el pito cada vez pita menos, así que no creo que me pasara nada con 18 dedos, porque todo esto… lo veo tan claro como el agua, como el aire que respiro, como que dos y dos son cuatro.

  18. #19

    Fernan2

    Pero hombre, Jose Luis, como exageras!! Yo te digo que sólo son peligrosas las hipotecas firmadas en 2005-2006, y tú te vas a que todos los que firmaron en 2005-2006 van a dejar de pagar!! No, hombre; ni todos, ni la mitad, ni la cuarta parte... Algunos no apuraron su capacidad financiera y tienen margen de sobra para seguir pagando; otros tirarán de padres; otros pasarán su hipoteca a yenes y tendrán una cuota todavía más baja que la inicial; otros se lo quitarán de otros gastos... y una minoría muy minoría dejarán de pagar porque no les llegará el dinero.

    El problema se agravaría si la economía se resintiera y empezara a aumentar el paro; ahí sí que se pondría más feo el asunto. Pero eso es algo que no ha pasado y puede no pasar, en USA el empleo no se ha resentido a pesar del pinchazo, y aunque aquí dependemos más del sector inmobiliario, tenemos el comodín de incrementar el gasto público, cosa que nosotros podemos hacer porque tenemos la hucha llena y los americanos no porque se les come el déficit.

    s2

  19. #20

    Anonimo

    Fernan2, tanto he escrito y no me he explicado bien.

    No me refería a que ése 5% en la morosidad de las hipotecas fuese únicamente del 2.005 - 2.006.

    Tampoco quise nombrar el sector público (no sólo el español) que, gobernado por personas contagiadas por la primavera, hacen las cuentas de esta primavera, tan prolongada, para todo el año.

    Y la subida de los intereses nos atraviesa a todos los deudores por igual, estados, autonomías y ayuntamientos incluidos. Las cuentas, ahora, son otras para todos.

    Aunque yo no decía que todo esto fuese a ocurrir mañana, simplemente que estamos asistiendo a los fuegos artificiales del final de la feria y cuanto más duren mejor, que me gustan mucho... por mi que duren mil años.

    Quizás a mi me haya afectado en menor medida la primavera económica porque leo demasiado poco y estoy poco enterado de las magnitudes económicas actuales.

    Pero, si el aumento del paro tiene que ver con la reducción del crecimiento, parece que todo el mundo, ministros, comisarios, etc, lo dan por hecho y por lo que he entendido tenemos a las eléctricas contabilizando beneficios inventados (que teóricamente cobrarán el kw a no-sé-cuanto en el futuro) lo que en realidad son pérdidas, deudas e intereses.

    He oído que tenemos a los bancos contabilizando la multiplicación de los beneficios inventados, ya que, en tanto no haya pruebas "fehacientes" de impago y quieran contabilizar, todo lo que le carguen en cuenta al moroso es "pa la buchaca" de los beneficios.

    He ído que tenemos al sector exportador y transporte que contabiliza pocos beneficios porque el euro está "al doble"... Y aún así pago el gasoil "al doble" -vaya que se ha multiplicado por cuatro-.

    He oído que tenemos al sector de la construción-inmobiliario anunciando el invierno.

    Y tenemos ¡al Sol de España! que, nunca sabré por qué, les gusta a los ricos de otros paises y siempre nos ha acercado al equilibrio financiero.

    ¡Dios te oiga, Fernan2!.

    Ojalá que el sector público y los bancos y los padres y los hijos consigamos mantener el equilibrio, y que siga habiendo gente como tu, bien informada, que nos mantenga viva la llama de la esperanza. Y ojalá yo lea más y me informe de las auténticas magnitudes y me contagie también de esa ola de alegría económica y optimismo que da pie, en la medida de cada uno, a grandes cosas.

    Repito:
    ¡Dios te oiga, Fernan2!.

Autor del blog

  • Fernan2

    Fernando Calatayud; bloguero aficionado a la bolsa e inversiones varias; rails web developer en Rankia y Verema

Envía tu consulta


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar