Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Sean cautos. Se acercan tiempos difíciles.

353 respuestas
Sean cautos. Se acercan tiempos difíciles.
4
suscriptores
Sean cautos. Se acercan tiempos difíciles.
Página
1 / 25
#1

Sean cautos. Se acercan tiempos difíciles.

En estos días difíciles para todos (septiembre del 2016), sé que muchos de ustedes se seguirán sintiendo tentados de deshacerse de sus preciados títulos. Es responsabilidad y nobleza obliga a quienes acumulamos lustros de curtida experiencia, intervenir con mayor contundencia en estos momentos con una recopilación de episodios a la altura de los momentos epicos que marca la actualidad.

Recordarán, devotos amigos, que no ha mucho que consumí mis 59 primaveras, y como les dije, en el 78 cursaba el COU; luego,,, fui un precoz bachiller e ingresé a la Universidad adolescente, lo cual no es raro, dado que si descuentan de mi edad mis casi cinco décadas de experiencia exitosa en bolsa, se darán cuenta de la temprana madurez de mi criterio, a mis 11 años, en la selección de mi portafolios patrimonial. Todo tiene su explicación y a su tiempo les será procurada con el verbo sencillo y el pudor natural que siempre hace gala a adornarme.

A 1968 se remonta el principio de mis experiencias.

Les adelanto que completaba yo mis regalos del Chicle Dunkin, pastelitos Bimbo y los cromos de Amancio, Puskas y Garate, al tiempo que adquiría mis primeros títulos de Maquinaria Textil del Norte (MATESA) a seis enteros, algo menos de 180 de las antiguas pesetas y las Banco de Crédito Industrial (BCI), a 4 enteros y dos quintos, unas 79 de las antiguas pesetas. “Papel de viudo” las llamábamos por aquel entonces en el recreo, donde ya destacaba mi buen ojo en la selección de activos mobiliarios patrimoniales y se vislumbraba mi persistencia en la operativa que, con el discurrir inevitable de los años, me llevaría al triunfo sin discusión alguna.

En aquella época, solo José Luis López Vázquez anunciaba las Matildes para que el vulgo pudieses comprar en el banco y saliese de la rutina del la renta fija.

Líbreme el cielo del peso de mi modestia al recopilar partes del anecdotario de mi inestimable experiencia bursátil en el discurrir de los muchos años; pero, el ejemplo de mi persistencia, será su inspiración en los tristes días que vivimos.

¿El diario de una leyenda viva del largoplacismo?... Quizás. ¿El relato histórico de un triunfador sin par?... Es posible. Todas esas cosas será el amable lector quien pueda decirlo. Yo simplemente diría que se trata de la fabula de un hombre sencillo, humilde y modesto.

Recuerden que ustedes también son foreros de referencia en este estimado foro, no se sientan ofuscados por su falta de experiencia y reciban la mayor de mis consideraciones.

8 recomendaciones
#2

Re: Sean cautos. Se acercan tiempos difíciles.

Volveremos a ver los 7.800 en el Ibex antes de finalizar el año. El crecimiento será menor, los resultados serán peores que el año pasado... pero estamos tan mal?

Es cierto que a mayor noticias positivas en prensa, mayores son las probabilidades de caer.

#3

Re: Sean cautos. Se acercan tiempos difíciles.

NO entiendo lo que dices, pero me mola como escribes.

Método, disciplina y tiempo

8 recomendaciones
#4

Re: Sean cautos. Se acercan tiempos difíciles.

Supongo entonces que has abierto cortos a cascoporro entre el viernes y hoy, y que has vendido call muy en dinero desnudas y comprado puts a granel. ¿lo has hecho?.

Mal camino llevas afirmar que vamos a subir a los 10.000 o que vamos a bajar a los 7800, tienes las mismas opciones de acertar que tirando una moneda.

Un cordial saludo.

Método, disciplina y tiempo

2 recomendaciones
#5

Re: Sean cautos. Se acercan tiempos difíciles.

Simplemente he vendido las inditex, bmw y lvmh que tenía.

Y las volveré a comprar cuando la bolsa corrija. Soy de operativa fácil y de corazonadas.

#6

Sean cautos. Se acercan tiempos difíciles.

Para bien o para mal, uno recuerda el anuncio de José Luis López Vázquez sobre la teleco. Quizá por eso, luego hizo "para redimirse", el inquietante corto aquel de "la cabina" (creo que se puede visualizar por internet).

También recuerdo sociedades que cotizaban y que muy pocos recuerdan. Por algún sitio puse una no muy antigua, pero sí lo suficiente para muchos de este foro: MIA (Meliá Inversiones Americanas).

Quizá, para comprensión del mensaje, hubiese sido mejor poner aquello de "Winter is coming" (lema de la casa Lanninter -creo- porque debo ser de los pocos que no sigue las muchas temporadas de trono en juego, además, a quien le interesa un trono de hierro, del cual, seguramente, salgas con manchas de óxido, jejejeje).

Y aquí llegamos al asunto. Ahora mismo el mercado lleva varias semanas de subida continuada, quizá la corrección sea inminente o quizás no. Esto es el mercado. Por mucho que podamos avisar a los que comienzan, siempre, en todas las ocasiones, las correcciones profundas barren a los que no han sido capaces de generarse unas bases de conocimiento sólidas como defensa. Esto ha sido así, es así y me temo que seguirá siendo así. No sé si por suerte o por desgracia.

Tal vez, en lo que estemos, sean en circunstancias que empujan a la gente a tomar mayores riesgos, quieran o no, para intentar optimizar sus ahorros. Estamos en una época en la que la gente comienza a no poder vivir de su empleo ya que la remuneración que perciben no es suficiente para su mantenimiento. Todo ello en una especie de "rotaciones" laborales en las que aquello de empezar de aprendiz en una empresa y subir en el escalafón conociendo todos los aspectos que la rodean, es algo de antes del diluvio.

Tiempos en los que, por activa y por pasiva, nos venden un producto de amplio espectro: el miedo. Miedo a los terroristas, miedo al futuro, miedo a la situación económica, miedo a la situación política, miedo por la jubilación, miedo por el trabajo... y así hasta aburrirnos o tenernos tranquilos a base de temor, domesticar y aplacar las reivindicaciones de una mayoría que tiene que agachar la cabeza y "tragar" porque tienen que vivir. En parte, esto tampoco en nuevo, ya sucedió así de forma general en épocas y siguió sucediendo parcialmente a mucha gente.

Al final, de lo que tratamos por aquí, es de que algunos, los que de verdad lo intenten con tesón, logren sortear algunas piedras o trampas del camino inversor, que vean opciones y posibilidades, que vean que es posible y que se puede hacer aunque dedicando tiempo y tiempo a esto. Aprendiendo día tras día sin dejarlo nunca ni desistir.

Simplemente es algo tan complicado como eso, tan difícil. Por suerte, ahora los medios son mucho mejores que cuando comenzamos, no hay ni siquiera comparación.

Eso intentamos por aquí. Las dificultades, las solventaremos según vayan apareciendo, como hemos hecho hasta ahora con todas y cada una de aquellas que ya hemos superado. Tampoco podremos evitar que salgan más en el futuro, lo que sí podremos intentar es que nos sucedan con más preparación y conocimiento (experiencia, si queremos llamarlo así).

Suerte a todos.

no desaparece lo que muere, desaparece lo que se olvida

7 recomendaciones
#7

A todo les daré respuesta pero, permítanme que siga ilustrándolos con mis relatos

1968 y los primeros contratiempos.

Habrán sospechado que, viviendo en un pueblo de Valencia, no era fácil adquirir aquel “papel de viudo”, pero siendo el que suscribe (nunca mejor dicho) de familia noble y pudiente -no olviden que, como ya les comenté, “la bolsa era cosa de ricos” y las Matildes eran para la plebe- aferrábame por aquel entonces al asiento trasero del flamante SEAT 1500 familiar en los viajes de mi padre a la capital a visitar al Ministro.

Invitaba en esos desplazamientos a mi vecino Paquito, y al pasar por El Prado camino de Ministerios, a la altura de la Plaza Lealtad, nos bajábamos con la excusa de comprar golosinas y nos despedíamos hasta la tarde. Escondido tras el Monumento del dos De Mayo me subía a hombros de Paquito, me colocaba la gabardina de mi padre y un bigote postizo y allá que entrábamos decididos al regio Edificio de la Bolsa. No pocas veces, como habrán podido imaginar, tuvimos que sobornar al ordenanza de la entrada, pero era una sobrecomisión que estábamos dispuestos a asumir con buen gusto pensando en los gratificantes dividendos que más tarde o temprano se irían sumando a nuestro bien ponderado breviario patrimonial, con el correspondiente y emotivo descuento de cupones recortables.

A nuestro retorno, sin sospechar nada mi padre, yo, y también Paquito, cantábamos alegres “La Chica Yeyé” de Conchita Velasco. Calculen el alborozo y la despreocupación, infantes, y con cartapacios de papel de calidad bajo el brazo, ante la expectativa de estar “bien sentados en la posición comprada” y el largo plazo que sin solución de continuidad se nos avecinaba. Sobre todo cuando el Gerovital ya empezaba a ponerse de moda.

Ya cayendo la noche en la meseta, sobre la, por entonces sufrida, Nacional III, entre los imponentes toros de Osborne, yo, y también Paquito, dormíamos sonrientes bajo los acordes de Radio Nacional de España y el consultorio de Elena Francis que sonaba en el interior del ilustre MILQUINIENTOS (3 enteros y 6 cuartos de los antiguos), automóvil orgullo de Franco y de toda una raza, como no hubo de tener sucesor.

En aquellos días, en la misma emisora comentaban algo de un ataque de Israel a los árabes y que “podría afectar algo a los precios del crudo”. Pensé tranquilo que era exagerado porque a la postre la cosa no duro más que seis días y perdieron los moros.

Un año más tarde, no habiendo cerrado el decenio que vio nacer a los Beatles, el escándalo de falsos créditos de MATESA (caso Matesa) arrastró como cómplice a Banco de Crédito Industrial. Ambas fueron suspendidas a 8 novenos y a 15 sextos de entero, 4 y 2 de los antiguos céntimos respectivamente. Extrañamente el caudillo no condenó a nadie ni ayudó a los afectados, pero lo que me quedó, aún muy mermado, fue inmediatamente reinvertido, pues no sabían aún con quien se jugaban los cuartos y hasta qué punto me hallaba capacitado a mantener la posición.

6 recomendaciones
#10

Re: Sean cautos. Se acercan tiempos difíciles.

Quien sabe,lo mismo el Dow se va a por los 20000 y aquí hasta tenemos gobierno ...o no,quien sabe.Que el mercado ha subido mucho?,para mi no,hemos bajado mucho y solo hemos subido un poco.

#11

Re: A todo les daré respuesta pero, permítanme que siga ilustrándolos con mis relatos

tienes que alargar mas la historia me queda con intriga jajaja

#12

Re: A todo les daré respuesta pero, permítanme que siga ilustrándolos con mis relatos

Bernard Baruch, aquí tienes a un seguidor ( valenciano también ). Gracias por escribir con tanto gusto!!! Me encanta leer tus posts. Estaré atento a nuevas entregas!!! Gracias de nuevo por amenizar mi tiempo.

#13

Re: Sean cautos. Se acercan tiempos difíciles.

Si ya has cumplido 59 primaveras, naciste como poco en el 1957 con lo que en 1978 tenias al menos 21 un años, si eso es ser precoz bachiller y un adolescente universitario,¿Cómo habría que llamar a los alumnos que están comenzando ahora las clases en nuestras universidades con 17 o 18 años?
Saludos

2 recomendaciones
#14

Re: Sean cautos. Se acercan tiempos difíciles.

ya avisa que hay que ser cauto... con los mentirosos ;)

1 recomendaciones
#15

Re: Sean cautos. Se acercan tiempos difíciles.

albricias!...dejadle que siga con el cuéntame bursátil que tiene gracia

Brokers destacados
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar