La palabra en los negocios es Ley

65

A ver qué os parece lo que me ha ocurrido recientemente con una cliente.

Me llamó tres semanas antes de parte de un antiguo cliente, que era su primo, al que yo le había comprado su piso en el 2.002 y tuvimos una reunión en la que me contó lo que estaba buscando. Nada demasiado difícil, un piso de tres dormitorios de unos 80 m2 en una de las ciudades dormitorio cercanas a Madrid. El único problema hoy en día es que salgan subastas con deudas asequibles en vez de las hipotecas exorbitantes que ahora son la norma.

En la reunión estuvo muy simpática y aceptó sin problemas todas mis rarezas. A saber, que me tenía que hacer el poder notarial que mencioné en el anterior post, que mis honorarios eran del 6% innegociable sobre el precio de compra y que tengo la mala costumbre de cobrar a la vez que el juzgado, es decir a la vez que se remata la subasta.

En esta ocasión se dio la extraña circunstancia de que no tuve que buscar mucho porque en el siguiente listado de subastas apareció una que le cuadraba perfectamente, no tenía cargas, la deuda era pequeña y eran los propios demandados quienes vivían en la casa. Todo perfecto, la casa le encantó y muerta de nervios decidió que lo intentaríamos.

El día de la subasta la mujer estuvo también encantadora, la verdad es que es muy simpática, pero unos minutos antes de que se abriera el telón, salió la gitana que llevaba dentro y me soltó:

Por cierto Tristán, no te vayas a creer que por lo poco que te ha costado esta subasta te voy a dar el 6%. Habrá que negociarlo.

No abrí la boca en toda la subasta ni ofrecí puja alguna y justo al final, cuando estaba a punto de adjudicarse a otro subastero, ante los codazos que me estaba dando, simplemente le dije que estuviera tranquila, que todo estaba controlado y que luego se lo explicaba. Al salir le dije que no había nada que explicar, que los acuerdos estaban para ser cumplidos  y que la siguiente vez que quisiera comprar algo en subasta SE LO ENCARGASE AL CORNUDO DE SU MARIDO.

Y ahora añado, por si ella leyese este post, que tuvo muchísima suerte de decirme aquello un minuto antes de la subasta y no un minuto después, porque si me sale con esas tras la adjudicación, ahora mismo estaría yo trabajando gratis para el demandado y puede dar por seguro que no vería el piso por dentro hasta dentro de unos añitos.

¿Qué os parece?, ¿exageré en mi cabreo?, ¿debí haber contemporizado?, ¿hice bien?

  1. en respuesta a Tristán el subastero
    #20
    15/02/11 20:48

    y conste que no me he posicionado sobre el tema advertir o avisar sobre algo que se esta cocinando...no equivale a que nos impote un carajo de la vela...una ley....pues si ya estuviese aprobada y redactada...estariamos hablando de agravantes...

  2. en respuesta a Tristán el subastero
    #19
    15/02/11 20:46

    no es la ley de igualdad de trato...es la ley de igualdad de trato y no discriminacion...ya te digo estamos hablado de cocina de anteproyecto...

  3. en respuesta a 5.....s
    #18
    15/02/11 20:43

    Pero como yo no soy un tarugo adocenado al que le importe lo políticamente correcto, resulta que voy a seguir utilizando las mismas expresiones que popularizaron personajes de la talla de Lope o Quevedo sin importarme un carajo lo que intente imponernos la inminente Ley de Igualdad de Trato a la que sin duda te refieres.

    Chistes y expresiones populares sobre mujeres, mariquitas o negros van a ser prohibidos por estos nuevos curillas tan aficionados a prohibir todo lo que no les gusta. Me encantará ver cómo consiguen imponernos esa Ley.

  4. en respuesta a Tristán el subastero
    #17
    15/02/11 20:35

    es la segunda vez que asi te expresas ...deberías de tener cuidado con expresiones que aunque opiniones...y ademas advierto que ya los asesores de los legisladores estan sugiriendo que este tipo de expresiones sean consideradas discriminatorias ... en fin que no digo que si o que no...pero que al tiempo esta forma de hablar sera apartada...de formas de comunicar...un saludo...

  5. en respuesta a Tebar
    #16
    15/02/11 20:33

    El problema de muchos clientes es el de todos los particulares, que creen que en subasta se compran las cosas a mitad de precio. Si lo hiciera como dices, su cifra ideal no sobrepasaría nunca el 50% del precio real de adjudicación, por lo que al final y a la postre yo solo cobraría el 3% sobre este último precio.

    En veinte años de subastero he probado muchos métodos y creedme, el de la comisión fija sobre el precio de adjudicación es el mejor. Entendiéndose, por supuesto, que yo voy a hacer todo lo posible para comprar lo más barato que se pueda.

  6. #15
    15/02/11 20:22

    Yo también soy partidario de que la palabra o el apretón de manos es Ley, cuando después de hablar o negociar se cierra un trato.
    Tristán has dicho que te gusta conseguir las cosas lo más baratas posible y me parece perfecto porque eso es hacer un trabajo bien hecho.
    Por eso yo soy partidario de otro método o negociación:
    - Se intenta establecer un precio por el que el comprador saldría satisfecho. Sobre ese precio se aplicaría tu 6%.
    - Si consigues la compra por una cantidad inferior, te llevarías un incremento, por ejemplo, de un 25% a un 50% de la diferencia entre el valor previsto inicialmente y el final conseguido.
    - Si es al revés, pues se restaría también la cantidad a convenir. Si la compra se efectuase, siempre habría una cantidad mínima pactada, que por supuesto no tendría porque ser el 6%.

    El ser rígido con una cantidad (6%) sobre el precio final hace que el comprador se pueda llevar un sabor agridulce o amargo, al pensar que se podría haber conseguido por un precio menor. Y te puedo asegurar que cuando se maneja dinero se piensa mucho y se imagina más.

    Que alguna parte quiere poner todo el acuerdo en papeles, perfecto...... pero los gastos los asume ella.

    Saludos.

  7. #14
    15/02/11 19:05

    Entiendo que te lo habrás pasado muy bien viendola comerse las uñas en la subasta, pero supongo que lo más práctico hubiera sido coger la puerta de inmediato.

    Ya puesto a perder el tiempo mejor en ausencia de malas compañías.

  8. en respuesta a Alejperez
    #13
    15/02/11 19:00

    ¿Me interesa que el precio de adjudicación sea lo más elevado posible para que crezca mi comisión? Si, si yo fuera un gitano, pero la verdad es que igual que a los cazadores y a los pescadores les gustan las piezas más cornudas o los pescados más gordos, a mí me molan las compras más baratas. Para mí y para mis clientes.

    Tienes razón en que algunos clientes me lo intentan discutir, pero ya les advierto de antemano que los honorarios son innegociables.

  9. #12
    15/02/11 18:29

    Hiciste perfectamente. La gente piensa que los conocimientos se adquieren por ciencia infusa, y que los que cobramos por algo que nos ha costado mucho aprender, y que muy poca gente sabe cobramos mucho. No te puedes imaginar la de veces que he oído eso, maxime siendo manchego, tierra de adorables gañanes. Te dejo un ejemplo práctico e ilustrativo: (puedes verlo entero, pero me refiero al ejemplo de a partir del minuto 3) http://www.youtube.com/watch?v=X1UDHhzXQzo

    Saludos

  10. en respuesta a Tristán el subastero
    #11
    15/02/11 18:08

    Una pregunta, no veo clara tu "comisión". Si cobras un 6% sobre el precio de compra, te interesa ganar y que el precio sea alto, (al menos en los clientes que sabes que serán "de una sola vez") ¿no te proponen los cliente otras "comisiones"? No sé, otras fómulas que premien precios bajos...., por ejemplo, para un piso de 300.000, te llevas 30.000 si no pasa de 150mil, y, si pasa, el 6% o cosas a sí...

    Es que a mí me regatean por todo en cada projecto, con penalizaciones por pasarnos de tiempo, etc... y siempre hay que andar con cláusulas y demás....

    Saludos

  11. en respuesta a Cheetos
    #10
    15/02/11 17:07

    No creo que sea necesario firmar ningún contrato, aunque si me lo piden no tengo inconveniente en hacerlo para tranquilidad del cliente.

    Yo, en principio me fío de casi todo el mundo, entre otras cosas porque me conozco y se que, si traicionan esa confianza, tengo la suficiente mala leche para meterles en un marrón judicial del que se acuerden para toda la vida.

    Eso sí, quiero que quede muy claro, toda la artillería judicial, sin tener que imitar a Toni Soprano.

  12. #9
    15/02/11 16:09

    Me parece perfecta tu actuación.Va siendo hora de que la gente siga las reglas de juego. Una negociación se cierra antes y punto.

  13. #8
    15/02/11 13:16

    al final en el mundo subasteril,entre pillos anda el juego..
    normal que de miedo este mundillo..

  14. #7
    15/02/11 12:50

    Disculpa por mi intervención plenamente de maruja:

    ¿Por qué dices que el marido es CORNUDO? ¿Qué información te guardas que no has querido compartir con nosotros?

    Lo digo porque en todo el post el marido no aparece, eso sí, dices que ellas es MUY SIMPATICA, hasta el momento final y vas y le llamas cornudo.

    .......

    Perdon, soy una verdulera....

  15. #6
    15/02/11 12:39

    No soporto a ese tipo de personas que basan su capacidad en los negocios en faltar a su palabra.
    En una ocasión negocié un alquiler en una ciudad distinta en de la mia por telefono. Basicamente le comenté a la arrendataria que bajo ningún concepto podría pagar mas de 500€, y que no era ninguna estrategia, que si le parecia bien que OK y si no que gracias por su tiempo. Me comento que ella pedia 650€, pero que se lo pensaría. Un par de dias despues me llama y me dice que OK que 500€ esta bien. Quedamos un fin de semana ya que me tengo que desplazar a la ciudad en cuestión. Veo la casa y me gusta, de golpe cuando sacamos el tema del dinero me comenta que como hablamos, 600€ al mes. Le digo que la casa esta muy bien pero que hablamos 500€, por si lo estaba haciendo por si yo picaba, pero que narices, era o 600€ o nada. Asi que aunque la casa esta muy bien, y con otro tipo de negociación hubiese subido hasta 600€ por principios tenia que mantener mi palabra y no pagar mas de 500€.
    Ahora vivo en la casa de al lado, por 450€.

  16. #5
    15/02/11 12:04

    Lo hiciste perfecto. Si ella no quería pagarte el 6% debería habertelo dicho con suficiente antelación, y tu aceptar o rechazar el trabajo.Las formas son importantes, si uno se pasa de la raya, invita a que los demás también se pasen contigo.U/S.

  17. #4
    15/02/11 10:40

    La pregunta que hace Cheetos sobre firmar un acuerdo de pago me parece relevante.
    De hecho, yo me pregunto si no sería posible incluir dentro del poder notarial la clausula del 6%.

  18. #3
    15/02/11 10:09

    Dios que avariciosa! así hay que hacer, si te dejas se sube a la parra y no te paga. Ahora donde las dan las toman.
    Tristán por las buenas el mejor, pero por las malas... no me haría ninguna gracia que asesorase a nadie en mi contra. En el fondo le hiciste un favor.

  19. #2
    15/02/11 09:51

    Claramente y en contra de lo habitual, te ha faltado mundo en este caso; la dama en cuestion, contentisima por conseguir su piso tan rapidamente y a buen precio, y excitada ante la novedad del riesgo vital subasteril, te estaba proponiendo sumar otros numeros a tu 6%; un 69 o tal vez un 68...
    y encima vas e insultas al pobre marido, como si no tuviera ya bastante aguantando a esta majadera; que decepcion Tristan, que decepcion... no puedo seguir, me voy a llorar al cuarto de baño.

  20. #1
    15/02/11 09:00

    Impresionante, habría merecido más la pena pagar 10 euros por haber estado sentado a vuestro lado y asistir a toda la acción, antes que por ir al cine a ver la última españolada de turno.

    Lo que hiciste me parece correcto, pero me plantea una duda, ¿en serio no firmas ningún contrato de pago por servicio al comienzo de tu trabajo? ¿Tanto confías en la gente? Teniendo en cuenta que, si el cliente te sale listillo vas a tener que trabajar gratis durante un tiempo para recuperar tu merecido salario, ¿no has pensado en limitar el riesgo con algún tipo de contrato al igual que hacen las inmobiliarias?

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar