Rankia España
blog Desde primera línea del frente
Mercados europeos MEFF/Eurex

Temporada de pesca - Cómo aprovechar los earnings para hacerse con buenas empresas a mejor precio

Un lector de este blog me hizo hace poco una muy buena sugerencia a raíz de una conversación que mantuvimos sobre la venta de puts cuando la volatilidad implícita repuntaba, y dado que estos días estamos inmersos en plena temporada de presentación de resultados (o earnings) a ambos lados del charco, me ha parecido el momento idóneo para hacerlo.

Para aquel que quiera indagar en detalle sobre los detalles de la volatilidad implícita y sus múltiples implicaciones (valga la redundancia), pueden releerse  este y este otro post que escribí hace algún tiempo tratando el tema.

De hecho, también traté en su día de forma genérica la operativa en earnings con opciones, que se resume en este post , para tratar de aprovechar mediante diferentes estrategias con opciones los eventos de presentación de resultados.

En este post, el enfoque se va a poner en una estrategia muy sencilla, pero tremendamente beneficiosa, que básicamente consiste en optimizar el precio de entrada en empresas que previamente habremos seleccionado.

Paso 1: Selección de empresas

No nos detendremos en el método de selección de empresas, aquí cada cual que utilice el que más considere conveniente (análisis fundamental, análisis técnico, lectura de posos del café...), aunque desde luego esta sencilla estrategia  propuesta casa perfectamente con la inversión por fundamentales y sobre todo con la inversión value .. El caso es que tengamos en el "target" una serie de empresas que nos gustan y en las que nos gustaría entrar, por el motivo que sea. 

Paso 2: Selección del precio de entrada

Partiendo del punto anterior, y suponiendo que somos inversores tipo value,  habremos establecido un valor intrínsenco a nuestra empresa, y si el precio de cotización actual de nuestra empresa es menor que ese valor intrínseco, tendremos entonces claro que queremos comprar esa empresa, con la esperenza de que en el futuro, el precio acabe igualando ese valor, obteniendo por tanto una plusvalía.  (Éste es, ni más ni menos, que el fundamento de la inversión value).

Pues bien, si tenemos claro que la empresa nos "cuadra", que su precio también, y que queremos entrar.... ¿por qué no buscar una vía para optimizar esa entrada?

Ojo, no estoy hablando de hacer timing. No va de esto. Aquí no se trata de adivinar suelos, ni de soportes, resistencias y esas cosas tan divertidas como inútiles que utilizan algunos.

Se trata de aprovechar el potencial de las opciones, y de ciertos momentos puntuales, para obtener el mejor precio de entrada posible.

Vale pero eso, ¿cómo se hace?.. Pues lo vemos en el siguiente paso..

Paso 3: Pescando en plena temporada alta

Ocurre que con una periodicidad preestablecida, las empresas comunican sus resultados (earnings) trimestrales, semestrales, etc. Lo más habitual es que las empresas comuniquen sus resultados trimestrales consolidados tras finalizar ese periodo, entre 2 y 8 semanas después de finalizar dicho periodo. Así, los resultados del primer trimestre (de Enero a Marzo) se empiezan a comunicar desde mediados de Abril hasta mediados/finales de Mayo, los del segundo trimestre (de Abril a Junio), desde mediados de Julio hasta mediados/finales de Agosto, y así sucesivamente..

Lo que hace, si cabe, aún más interesante a este periodo en el que ahora nos encontramos, es que para muchas empresas su año fiscal acaba en Marzo, por lo que junto con los resultados trimestrales del primer trimestre, se adjuntan los resultados consolidados de todo el año fiscal (de Abril a Marzo).

Bien.. ¿y por qué nos puede interesar querer entrar en nuestra empresa precisamente en estos momentos? 

Pues porque ocurre que, ante la incertidumbre de cómo de buenos o malos serán esos resultados, todas las empresas pasan, en mayor o menor medida, por un periodo de incertidumbre previo a la fecha de presentación. En este periodo de incertidumbre la cotización del precio de la empresa podrá subir, bajar o dar vueltas en círculos: ésto no nos interesa y nos da igual.

Lo que nos interesa es que, debido precisamente a esa incertidumbre, la volatilidad implícita de las opciones de nuestra empresa va a sufrir un alza muy considerable. Esto quiere decir que el mercado espera descuenta un movimiento muy amplio de la cotización (al alza o la baja) tras la presentación de los resultados. En última instancia, el precio de las opciones va a tener un valor muy superior comparadas con el que tendría en cualquier otro periodo. 

Este escenario es idóneo entonces para la operativa propuesta: la venta de puts sobre acciones de la empresa en la que queramos entrar.

Recordamos que al vender puts estaríamos obligados a comprar acciones de la empresa en el caso de que la cotización cayera por debajo de un umbral que nosotros elegiremos (el strike) al precio marcado por, precisamente, ese strike. A cambio, recibimos una prima por ello. Prima que, como acabamos de comentar, depende del precio de la opción, luego a mayor precio de la opción, mayor prima recibida.

Suponiendo que vendemos puts a un strike determinado, los escenarios posibles que se darán tras la presentación son los siguientes,:

  • Escenario 1: El precio de la acción queda por encima de nuestro strike. Nos embolsamos la totalidad  prima recibida y no tendremos obligación alguna de comprar ninguna acción.
  • Escenario 2: El precio de la acción queda por debajo de nuestro strike. Nos embolsamos igualmente la prima, pero ahora tendremos la obligación de comprar tantas acciones como opciones hubiéramos vendido (recordemos que la relación más habitual es 1 opción = 100 acciones). En este caso, habremos comprado la acción con un descuento, marcado precisamente por la prima que hayamos cobrado (pues el precio efectivo de entrada será el precio del strike - prima).

Alguien podrá apuntar, con razón, que si yo lo que quiero es entrar en la empresa, en el caso en que se dé el escenario 1 descrito anteriormente, me llevaré una bonita prima, pero me quedaré fuera de la empresa. Cierto. Pero esto tiene una sencilla solución:

       Dividimos la entrada en 2 partes: con una de esas partes entro al contado antes de los resultados, y la otra parte la reservo para entrar (o no) vía puts.

 

Vamos a ilustrar todo esto con un ejemplo real:

Supongamos que tenemos en el radar a Disney (DIS) .Tras su reciente adquisición de FOX, consideramos que el valor intrínseco de la compañía es superior al precio que refleja la cotización en el mercado, y por tanto, tenemos decidido tomar una posición en ella.

 

 

Disney presenta resultados justo hoy, 8 de Mayo, tras cierre de los mercados, y cotiza en el entorno de los 135 $.

Echando un vistazo a su volatilidad implícita, comprobamos cómo, efectivamente, ha repuntado considerablemente en los útlimos días:

 

Y por último, buscando en su cadena de opciones, comprobamos cómo en el vencimiento más próximo (el de este mismo viernes 10 de Mayo), la VI de sus opciones está particularmente elevada, por lo que vamos a elegir este vencimiento para posicionarnos dentro de Disney.

 

 

Siguiendo la explicación anterior, entramos con 100 acciones de Disney al contado a 135 (por un total de 13500$) , y al mismo tiempo vendemos una put, vencimiento 10 de Mayo, strike 130, por 0.96, recibiendo de momento una prima de 96$, reservando un capital total de 13000 $ en el caso de resultar asignados.

Mañana tras la presentación de resultados, el precio previsiblemente tenga un movimiento brusco (según su VI, se adelanta un movimiento de +/- 4%). Pero también puede no tenerlo...la VI no es garantía de nada. 

En función de lo que haga el precio mañana, tendremos estos 2 escenarios:

    - El precio queda por encima de 130 (nuestro strike): Nos quedaremos con la prima (96$) y las 100 acciones compradas al contado a 135. Nuestro precio de entrada real, por tanto, habrá sido 134.04 (135 - 0.96) para un total de 100 acciones.

    - El precio queda por debajo de 130 (nuestro strike): Estaremos obligados a comprar 100 acciones a 130, sea cual sea el nuevo precio marcado por la acción. Tendremos por tanto 100 acciones adquiridas a 134.04 (135 - 0.96) y otras 100 acciones adquiridas a 130, es decir un total de 200 acciones a un precio promedio de 132.02

 

Mañana tras los resultados, veremos en qué escenario nos encontramos....

Actualización 10/5/2019

Tras la presentación de resultados, las acciones de Disney han bajado más de un 1%, cerrando ayer jueves a 133,59

Por tanto, se ha dado el primer escenario de los descritos anteriormente (el precio ha cerrado por encima de nuestro strike, que era 130), así que nos embolsamos la totalidad de la prima, y no estamos obligados a comprar más acciones si no queremos.

Actualmente, tendríamos 100 acciones a precio medio de 134,04, con el mercado cotizando a 133,59. Ahora, somos libres de aumentar nuestra posición y promediar el precio (ya que si el precio de anteayer a 135 nos parecía interesante, a 133,59 también nos lo debería parecer) o no. Pero en cualquier caso, y es la idea fundamental de esta entrada del blog, es que con independecia de los vaivenes del mercado en el cortísimo plazo, hemos optimizado nuestro precio de entrada en la empresa en la que queríamos entrar:

Si hubiéramos entrado al contado, nuestro precio de entrada sería de 135 (para un total de 200 acciones).  Nosotros tenemos 100 acciones a 134,04, una posición menor a un precio más bajo.

Pero es que además, aunque la evolución del precio hubiera sido otra distinta, esta fórmula siempre resulta más optima,  excepto en un único caso: en el supuesto de que la acción se disparase muchísimo tras los resultados, pues al contado estaríamos disfrutando de la totalidad de la revalorización, mientras que con ésta fórmla sólo tendríamos la mitad de la posición disfrutando de esas revalorizaciones.

Pero como no se trata de adivinar el futuro (de momento yo no he conocido a nadie que lo haga), ni de tratar de adelantarse a lo que va a pasar, sino de optimizar la entrada en una empresa con visión a largo plazo, vuelvo a insitir que esta sencilla fórmula es mucho más óptima.

 

Disclaimer: NO estoy invertido en Disney ni tengo intención de hacerlo, ni de tomar posiciones ni en el lado corto ni en lado largo 

¿Te ha gustado el artículo?

Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

  1. #1

    Fernan2

    Yo sigo sin pillarle el punto a las opciones...

    Ejemplo real: el 3 de enero, Apple abre un 10% a la baja porque sus resultados no gustaron, y yo compro acciones al contado.

    Si hubiera vendido puts, me encuentro perdiendo una cantidad con las puts, y tengo dos opciones:

    Opción 1: Cierro las puts y compro las acciones. He palmado todo lo que han subido las puts, más la horquilla de compraventa y la comisión. Peor.

    Opción 2: Me quedo con las puts en la mano, y con el tiempo bajan de precio. Gano un poco con las puts pero me pierdo una subida enorme de las acciones. Mucho peor.

    Obviamente, si Apple hubiera publicado buenos resultados, vendiendo puts gano lo que me den por la put (menos comisión) y sin venderla no gano nada... por lo que vender puts es simplemente apostar por que los resultados serán buenos, o al menos regulares.

  2. #2

    Borgeby

    en respuesta a Fernan2
    Ver mensaje de Fernan2

    Precisamente la idea de esta operativa es vender las puts con el único propósito de quedarse con la acción si me las adjudican.
    Por tanto, en el ejemplo que pones, la opción 1 no se contempla: la idea no es cerrar ninguna put, sino dejarlas que me las ejerzan si el precio cierra por debajo del strike.

    Si para mi una acción es interesante al precio X, lo será más aún al precio X-Y, no?

    Respecto a la opción 2 que planteas, imagino que te refieres al caso de quedarse con las puts sin que te las ejerzan, pero quedándote fuera (al no haber adquirido ninguna acción) y perdiéndote la subida: eso es precisamente lo que comento en el post, que para evitar este escenario, lo más sencillo es dividir la entrada en 2 partes: una parte al contado, y otra vía puts.

    1 recomendaciones
  3. #3

    theveritas

    Como siempre los que entramos aquí a leer su blog aprendemos, de nuevo un post admirable
    Quisiera poner el énfasis en un tema ... esta semana tenemos show de trump con respecto a la guerra comercial, lo comento porque es un factor exógeno al sistema que podría afectar todos los cálculos

    1 recomendaciones
  4. #4

    Anguera

    en respuesta a Fernan2
    Ver mensaje de Fernan2

    Otra opción sería hacer roll over reduciendo el precio de adjudicación y cobrando prima o simplemente rollar al mismo strike. Creo que vía opciones en caso de bajada es menos arriesgado que teniendo las acciones

  5. #5

    Solrac

    en respuesta a Fernan2
    Ver mensaje de Fernan2

    ¿Y si en vez de abrir Apple con un -10% lo hace con un +10%?

    El que vendió puts se lleva la prima íntegra, pero el que esperó para comprar más barato solo se lleva un palmo de narices.

    Lo bueno de las opciones es que la acción no tiene que subir un 10%, bastaría con bajar un 3% para llevarte la prima igual.

    Las opciones son flexibles, potentes, versátiles... Lo que no son es mágicas, no puedes ganar siempre y mucho, jeje.

    Saludos.

    2 recomendaciones
  6. #6

    Borgeby

    He actualizado el post tras conocerse los resultados de Disney y la evolución del precio.

    1 recomendaciones
  7. #7

    Enrique Roca

    en respuesta a Borgeby
    Ver mensaje de Borgeby

    Con volatilidades bajas comprar opciones (puts y calls) para ganar a un incremento de volatilidad y al movimiento. Para volatilidades altas vender puts.......

    1 recomendaciones
  8. #8

    Borgeby

    en respuesta a Enrique Roca
    Ver mensaje de Enrique Roca

    Efectivamente, esa es, en esencia y resumida en una sola frase, toda la esencia de la operativa con opciones.
    Luego viene lo que los ingleses recogen en un dicho que tienen que dice "el diablo vive en los detalles".. Y las endiabladas opciones están llenas de ellos 😊
    Gracias por la entrada, maestro.

Autor del blog
  • Borgeby

    Navegando por la inmensidad del océano de las opciones financieras, intentado mantener siempre el barco a flote y fondear en puertos seguros.

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar