¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Ecos solares. Apuntes de energía y economía.

Mantras nucleares (IV) - El mito de la energía nuclear barata: Reactores EPR de última generación

Plumas mercenarias somos todos. Pero los hay quienes escriben por dinero, a veces de forma muy triste porque no pueden pagar la hipoteca si no lo hacen, y otros escriben por ideales, ilusión por cambiar el mundo o simplemente por cabezonería. Yo soy una pluma mercenaria del último tipo. Ni me pagan por escribir ni tengo un estómago agradecido, pero cabezón soy un rato. Tengo la tranquilidad de que escribo lo que pienso, y lo que pienso lo hago en completa libertad. Y lo seguiré haciendo mientras el cuerpo aguante.

De entre las convicciones que albergo sobre el mundillo energético, convicciones producto de la razón y sometidas de vez en cuando al análisis crítico y también la autocrítica, quizás la que más convencido me tiene es la insostenibilidad de la energía nuclear. Y no me refiero a que no sea seguro o medioambientalmente inaceptable, pues es algo sobre lo que guardo muy pocas dudas o más bien ninguna, sino a que a la temprana edad de los 16 años ya vi con claridad que a la larga no sería rentable desde un punto de vista estrictamente económico. Bueno, en el fondo quizás nunca la haya sido sin las ayudas de Estado, pero eso es algo complicado de averiguar.

Y es que la tecnología nuclear, al contrario que la inmensa mayoría de las otras tecnologías energéticas, tiene una curva de aprendizaje con pendiente positiva. Es decir, cada modelo más evolucionado es aún más caro que el anterior, principalmente, pero no es la única razón, debido a las crecientemente estrictas regulaciones de seguridad. Es normal, cada accidente nuclear añade más presión a los gobiernos para que nada, absolutamente nada, falle y pueda poner en riesgo a la población o al medio ambiente. Como eliminar ese riesgo completamente es totalmente imposible y cuanto más cerca se quiere la probabilidad del inalcanzable valor "cero" más caros son los sistemas, el coste de las nucleares empieza a tender a infinito. Esto no ocurre por supuesto con otras centrales que albergan menos peligrosidad, ni mucho menos con las tecnologías renovables,las cuales además no hacen sino seguir progresando en la reducción de costes de inversión. Ya lo ilustramos en su día con uno y dos ejemplos en relación a la fotovoltaica.

 

 

Mito Nuclear Número 4. La energía nuclear es barata.

 

Es posible que en los años setenta, cuando los sistemas eléctricos estaban en manos estatales en todos los países y las subvenciones o ayudas directas a la construcción de grandes centrales eléctricas era la norma, una norma que vuelve a resurgir con fuerza actualmente por cierto como ya veremos, se optaba por una tecnología nuclear menos exigente en lo que a medidas de seguridad se refiere porque los Estados accedían a creerse el mantra de que la nuclear es segura. Entonces existían pocas opciones alternativas de producción eléctrica competitivas, por lo que la nuclear era considerada como barata. Que el lector entienda por "barata" lo que considere oportuno. El caso es que ese mantra ha llegado hasta nuestros días. Muchas personas aceptan a regañadientes que la energía nuclear debería fomentarse porque se supone que es barata y no hay alternativa que la iguale.

La energía nuclear debe competir hoy día con otras fuentes de energía eléctrica que no consumen combustible de ningún tipo, que no revisten una peligrosidad tan enorme, que evolucionan a la baja en sus costes y que permiten a los usuarios manejar su propia energía. Las subvenciones a la construcción de las centrales nucleares son mucho más difíciles de conseguir y los sucesivos problemas de operación que dejan al descubierto la peligrosidad intrínseca de su operación encarecen hasta extremos insospechados los sistemas de diseño, seguridad y operación. Incluso cuando se obtienen subvenciones se tratan sobre todo de garantías estatales o respaldos a la financiación de la inversión. Las ayudas a fondo perdido no se llevan porque son astronómicas.

En otros casos, en vez de subvencionar directamente la central, o incluso como mecanismo complementario a la subvención, lo que se hace es acordar un precio de compra de la electricidad superior al coste medio del mercado eléctrico nacional. En este sentido habrá quien piense que no debería meterme en este jardín puesto que mis queridas renovables también son o fueron primadas con un precio de compra de la electricidad superior al del mercado. Y sí, claro que fue así, pero añado que eso fue cierto. Y hablo en pasado porque el sistema de primas está suspendido desde Enero de 2012 en España tras cinco años de experiencia. Y porque ya existen tecnologías renovables que no necesitan de ningún favoritismo según las zonas del mundo que se trate. Tras unos años apoyandoa las renovables vía primas, la curva de aprendizaje ha hecho su trabajo y los sistemas fotovoltaicos y eólicos, por ejemplo, son rentables y amortizables en muchos lugares del mundo, sin primas. Otro cantar es que el gobierno de turno lo permita presionado por la oligarquía eléctrica reinante, claro está.

Pero volvamos al tema que nos ocupa. Para desmontar el mantra de una energía nuclear barata lo primero en que pensé fue en analizar reactores nucleares en construcción o en fase de proyecto en España. Pero no es posible porque no existe ninguno. Y no es porque estén prohibidos. De hecho, la Ley del Sector Eléctrico de 1997 abolió la Moratoria Nuclear introducida por el gobierno socialista durante los años ochenta y desde entonces es perfectamente posible solicitar la autorización para instalar una central nuclear en cualquier parte de España que cumpla los condicionantes legales y técnicos necesarios. El porqué hasta ahora nadie lo ha solicitado es, quizás, materia de fértil debate que dejo para otro artículo.

Así que a falta de ejemplos españoles me he ido a reactores europeos de última generación (de lo bueno, lo mejor). Pero no se crean, me ha costado encontrarlos. La razón es muy sencilla: a pesar del tan cacareado renacer nuclear en Europa sólo existen dos reactores en construcción y otro más en proyecto recientemente aprobado. Los únicos reactores comerciales en construcción en Europa que no son una rehabilitación o retrofitting de una central existente, son el reactor número 3 de Olkiluoto, Finlandia y el reactor número 3 de Flamanville, Francia. En cuanto al nuevo proyecto nuclear se trata de dos reactores idénticos entre sí que han saltado recientemente a la fama por haber obtenido los permisos de construcción así como cerrado su financiación, Hinkley Point C en Somerset, Reino Unido.

Casualmente las tres centrales contarán con tecnología francesa de última generación por parte de la empresa pública Areva, el mayor tecnólogo nuclear del mundo, del tipo conocido como EPR (European Pressurized Reactor), la misma potencia de reactor y hasta con similares costes de inversión finales. El EPR es una tecnología novedosa, de última generación, que debería haber aprendido de los fallos de las generaciones anteriores y haber reducido el precio de las centrales por el mero progreso de la curva de aprendizaje, como pasa con otras tecnologías energéticas que aprenden de sí mismas. Veremos que la curva de aprendizaje en el caso de la nuclear es más bien una curva de olvidazaje.

Para ver con claridad por donde van los costes de la industria nuclear europea en la actualidad podríamos acudir en busca de datos a cualquiera de las dos centrales en construcción, Olkiluoto o Flamanville. Desgraciadamente contamos con muy pocos datos sobre Flamanville debido, creo estar seguro, al monolítico autocontrol francés en lo que a energía nuclear se refiere. Como la connivencia entre las empresas públicas Areva y EDF es absoluta, se extiende una especie de Omertà o Ley del Silencio que impide conocer muchos detalles sobre la obra, así de suyos son los franceses con su electricidad nuclear.

Pero lo de Olkiluoto es distinto porque la prensa lleva años aireando sus miserias cual si de una estrella rota del pop se tratara. Olkiluoto fue el primer reactor tipo EPR en construcción. Dos años después Areva experimentó en casa con el comienzo de la construcción del reactor Flamanville (Francia), el cual francamente no creo que lleguen a terminar nunca porque es lo más parecido a una fábrica de problemas. En fin, la construcción de lo que iba a ser un hito finlandés en el Renacimiento Nuclear en Europea comenzó con gran alborozo en 2005, previéndose su conclusión en 2009. Pero a mediados de 2013, ¡oh, sorpresa! no sólo no estaba finalizada la central, sino que no se preveía que se entregue antes de 2016. Estos 6-7 años de diferencia pesan como una losa en los costes de la obra, especialmente en los financieros, pero la cifra final se ha disparado mucho más por otros motivos que probablemente nunca conozcamos bien. Para colmo, el accidente de Fukushima obligó a Areva a replantear el sistema de seguridad introduciendo nuevas redundancias, buscando ese ideal inexistente del riesgo nuclear cero.

Operación de cierre del edificio de contención con la colocación de la cúpula. Olkiluoto 3.

Operación de cierre del edificio de contención con la colocación de la cúpula. Olkiluoto 3.

Tal y como ha transcurrido la historia, Olkiluoto será sinónimo a partir de ahora de "culebrón nuclear", ninguna otra palabra puede definir mejor que ha ocurrido entre el promotor finlandés, la operadora finlandesa TVÖ, ansiosa de electricidad barata para la industria maderera y papelera, y Areva, la constructora e ingeniería francesa.

En principio, Areva se comprometió a entregar el proyecto llave en mano por un precio prefijado de 3.000 millones € por lo que se entiende que cualquier desviación sobre el plazo de entrega o el presupuesto correría a cargo de la compañía francesa. Ya a primeros de 2009 saltaron los problemas a la arena pública al hacerse evidente el retraso en la fecha de entrega, pues ese año se debía inaugurar la central.  En 2010 ya se hablaba de sobrecostes de 2.100 millones sobre el presupuesto inicial y, por supuesto, Areva no se hacía responsable. De hecho, ambas empresas, TVÖ y Areva, han acabado en la Corte Internacional de Arbitraje demandándose la una a la otra por unos cuantos de fantastillones en concepto de responsabilidad por los retrasos sufridos. Areva sufrió en 2008 unas pérdidas de unos 700 millones de euros debido a la construcción de este reactor que le ha salido bastante rana.

Pero la cuenta sigue sin saldar y la central sin terminar. A fecha de agosto de 2012 se estimaba que Olkiluoto saldrá al menos por 8.500 millones €, un 183% más sobre el precio inicial estimado. Repito, aún quedan, por lo menos, varios años para ver el reactor terminado y los costes de todo tipo siguen subiendo. El reactor número 3 de Olkiluoto tiene el dudoso honor de ser una de las cinco obras de ingeniería más caras del mundo, incluso por delante del colisionador de hadrones.

El gobierno finlandés está tan contento con la aventura que ha recorrido que ha decidido que si ha de haber un Olkiluoto 4 se va a dejar de experimentos y será un reactor del tipo PWR o BWR, de tecnología ya probada. Espero en cualquier caso que, si se decantan por un BWR, la ingeniería haya aprendido de los problemas que ha dado esta tecnología, concretamente ante eventos improbables pero no imposibles, como lo que ha pasado en Fukushima. Mi apuesta personal es que, después de esta experiencia con Olkiluoto 3, no habrá fase 4 o bien dejarán el edificio de la futura central a medio construir. No es la primera vez que un abandono de este tipo ocurriera en países civilizados. Es lo que tienen los desengaños nucleares, desengaños recurrentes por otra parte.

La gigantesca Siemens, que iba en consorcio con Areva, salió tan escaldada del lío de Olkiluoto que decidió abandonar la obra antes de acabar perdiendo muchos millones. Al paso al que va la construcción del reactor quizás no le haya dolido tanto que la Corte de Arbitraje le haya condenado a abonar 648 millones a Areva en compensación por dejarlos tirados, pues quedarse en la obra puede llegar a salirles incluso más caro. Lo que es seguro es que los alemanes aprendieron de la experiencia y aprovecharon el giro energético del gobierno alemán tras Fukushima para renunciar al negocio nuclear. No obstante, Siemens sigue en la obra como subcontrata aportando la sala de turbinas, quizás la maquinaria más importante de una central nuclear tras el propio reactor.

 

Del reactor de Flamanville se sabe poco, pero los costes y los retrasos van en la misma línea. En diciembre de 2012 EDF anunció que los costes iban ya por los 8.500 millones desde los 3.300 millones inicialmente estimados y que la fecha de finalización de las obras se retrasaba en todo caso para nada menos que 2016, nueve años después de la inauguración de la fase de construcción en 2007. No pasó ni un día tras este anuncio cuando su socia italiana ENEL renunció al 12,5% de participación que mantenía en el proyecto así como su cuota de participación en nada menos que 5 reactores EPR futuros.

Así las cosas, no extraña nada que el reactor inglés de Hikley Point C haya salido con unos costes iniciales tan desorbitados. De hecho es fácil comprobar que Areva ha sido bastante realista en cuanto a la estimación de costes de la central  inglesa, como se deduce de la tabla. Bastante realista... siempre y cuando Hinkley Point C no se retrase más aún.

 

Tabla comparación nucleares Europa

 

Hinkley Point C cuenta entre su partenariado con inversión por parte de las compañías chinas CGN y CNNC, aunque la mayoría del capital, el 55%, será ostentado por empresas francesas que son por supuesto, EDF y Areva. Espero que este reactor funcione, porque en caso contrario las posibilidades de los franceses de seguir haciendo carrera en China en joint-venture con el EPR se verán cortadas de cuajo.

El gobierno británico ha decidido no entrar en el capital de la operación y de esta forma decir que no arriesga dinero público. Pero claro, se le ha olvidado mencionar el pequeño detalle de que ha aprobado una línea de crédito gubernamental garantizada de 10.000 millones de libras al proyecto. Que cada cual saque sus conclusiones. Si la construcción del reactor presenta problemas ya saben quienes pagarán el pato, como nos recuerdan los amigos de Greenpeace de Reino Unido.

That means that if the costs of building or running the new plant prove to be far higher than anyone foresaw (which is not unheard of in this industry) and the consortium can’t pay back its debts than the taxpayer will step in and do it for them.

The upshot here is that the taxpayer may be paid through the strike price by the billpayer (who is uncannily similar to the taxpayer) to make sure that nobody who lends money to Hinkley (China/a bank) can lose it.

 

De acuerdo, tanto Olkiluoto como Flamanville están resultando un desastre y van a salir por un pastón superlativo tal que, probablemente, cuesten tres veces más de lo inicialmente previsto si no más aún. Pero, ¿necesariamente ha de ser cara la electricidad que vayan a producir estas centrales co Hinkley Point C a pesar de ello? Veamos que representan los 8.500 millones en la vida de un reactor nuclear de 1.600 MW (datos de Olkiluoto).

Estimando una vida del reactor de unos 50 años, que ya es decir para una central nuclear, y un porcentaje de operación de un 85% sobre el total de horas del año (imprevistos, recargas, mantenimiento), Olkiluoto operará una media de 7.446 horas al año. Como el reactor es de 1.600 MW nos salen 11.913.600 MWh volcados a la red al año. En 50 años la central generará 11.913.600 x 50 = 595.680.000 MWh. Sin tener en cuenta inflación ni costes de amortización del préstamo (lo que encarecería la viabilidad financiera), reformas, etc, vamos lo que es una tasa de amortización simple de toda la vida, dividamos el coste de Olkiluoto entre el número de MWh producidos en esos 50 años para obtener el coste simple por MWh producido:

8.500.000.000 € / 595.680.000 MWh = 14,27 €/MWh

Ea, pues ya está hecho el cálculo ¿no? Pues NO.

Ojo, esto no es sino una idea del precio de la electricidad si la central fuese a costar exactamente 8.500 millones y se pagara el dinero de la inversión a tocateja. Pero evidentemente no es así. No conozco los detalles de la financiación, pero imaginen por simplificar los intereses que puede generar un crédito de 8.500 millones a 10 años a un tipo de interés, digamos, al 5%. A todo esto hay que añadir los costes de operación y mantenimiento de la central. Coste del uranio, operaciones de carga y recarga, sueldos y salarios, fungibles, protecciones, planes de contingencia, contribución a la asociación de turno para esparcir propaganda nuclear y toda una pléyade de gastos asociados. Realmente si uno no es ingeniero nuclear no sabe muy bien a cuanto asciende todo esto. Afortunadamente los ingleses son mucho más transparentes en cuestiones económicas y no se cortan un pelo a la hora de decirte que les cuesta algo o cuanto ganan, ¿verdad?

 

El coste de Hinkley Point C

Para la central nuclear inglesa que consta de dos reactores EPR idénticos a los de Flamanville y Olkiluoto, Areva ha tenido el detalle de actualizar las cifras tras estas dos experiencias y servirse de una estimación de costes más realista. De hecho, sorprende al mirar la tabla anterior como el ratio coste/potencia es muy simlilar (5,37 frente a 5,31 de Olkiluoto, +1% de diferencia tan sólo) al de las otras dos centrales europeas si se mide el coste en euros, aunque todas las transacciones se realizarán en libras esterlinas.

Pues bien, para un ratio de coste tan parecido a Olkiluoto el gobierno inglés ha decidido cerrar  un precio de compra de la electricidad asegurado de 92,5 libras/MWh, lo que al cambio son 108,23 €/MWh. Ya ven que este coste es sensiblemente superior a los 14,27 €/MWh calculados anteriormente en una operación muy sencilla en la que "pica" cualquiera que no considere otros costes más allá del nominal de la inversión, mucho cuidado.

Como el coste de la electricidad en el mercado mayorista inglés es del orden de la mitad de estas 92,5 libras/MWh, se considera que la electricidad generada por la central nuclear Hinkley Point C estará primada frente al mercado. Y bien primada para tratarse de una tecnología barata, por cierto.

En este punto y tras echarle un vistazo a los números, cabe recordar cual es la misión del reactor con tecnología EPR según Areva:

Los principales objetivos de diseño del EPR de tercera generación son aumentar la seguridad mientras proporciona una mayor competitividad económica mediante mejoras a los diseños de reactores de agua presurizada anteriores.

Sin comentarios.

 

Francamente, estoy acostumbrado a oir hablar de primas a la compra de electricidad para tecnologías que tienen algo que ofrecer en el presente (externalidades positivas) y en el futuro (menores costes) que y por ello valga la pena el sacrificio. Es decir, ayudamos todos los contribuyentes a suplir un coste de generación más caro con la promesa, bien de que la tecnología se abarate con el tiempo, bien que haya una serie de beneficios para la sociedad. En el caso de las renovables es fácil de ver que la curva de aprendizaje es claramente decreciente, amén de que existen beneficios medioambientales (no sólo que no generan dióxido de carbono, tampoco generan residuos) y que aumenta la seguridad energética al pasar a depender menos de fuentes extranjeras. Pues bien, el gobierno británico de David Cameron justifica este sobreprecio por razones de seguridad energética.  Me gustaría que alguien me explicara como una central que necesita combustible cien por cien extranjero para funcionar es capaz de proporcionar seguridad energética.

Para colmo, se calcula que el beneficio industrial de la central oscilará entre el 10% y el 15%, según FT. Sin embargo, el gobierno de Su Majestad propone un esquema futuro de incentivos a la fotovoltaica tal que su rentabilidad razonable no sobrepase el 6%. ¿A qué viene esta discriminación si la electricidad generada es del mismo tipo pero con la fotovoltaica es mucho menos peligrosa generarla? Muy sencillo. Un modelo, el basado en la nuclear, mantiene y perpetua un monopolio, una estructura de generación centralizada en muy pocas manos. El otro modelo,el basado en las renovables, democratiza el acceso a la energía y efectúa la transición de un modelo energético caduco del siglo XX a un sistema más descentralizado y con menos pérdidas en la red... y más barato a la larga.

El sobreprecio o prima frente al mercado que se va a llevar Hikley Point, convenientemente actualizada con una prima durante los 60 años que se estima va a estar funcionando (ejem...) se ve mucho más claro si se compara con el coste esperado por el gobierno de otras tecnologías en el Reino Unido:

  • 95 libras/MWh para la eólica marina
  • 85 libras/MWh para biogas de aguas residuales
  • 65 libras/MWh para biogás de vertederos

El porqué de la elección de una central nuclear eléctrica que produce la electricidad más cara que tecnologías renovables (biogás) que no sólo son comerciales, más baratas, eliminan un problema en vez de crearlo (residuos) y además pueden aprovechar las dos terceras parte del calor que normalmente se tira en cogenerar, es algo que escapa a mi entendimiento. Igualmente no sé por qué se empeñan en querer igualar el precio futuro (exagerado, en en mi opinión) de la eólica marina, la cual tiene un potencial inmenso no sólo de generación en todo el mar que circunda a Gran Bretaña, sino de acumulación de energía vía hidrógeno como ya sabe Siemens por sus experiencias en Alemania.

El gobierno inglés ha considerado además que para 2019 (cuatro años antes de supuestamente haber terminado la construcción de Hinkley Point C) la fotovoltaica sería más cara, 110 libras/MWh. Esta cifra no me la creo ni harto de vino y creo que ha sido manipulada burdamente. Estudios independientes cifran el coste en la mitad asumiendo tesis bastante conservadoras. Incluso el NREL de Estados Unidos espera que los costes "soft" de la fotovoltaica sufran una drástica caída a lo largo de esta década. Mi propia impresión es que los costes de la fotovoltaica pueden reducirse por debajo de 1$/W en pocos años, lo que hace a esta tecnología renovable más que competitiva aún, incluso tan al Norte como en Reino Unido, añadiendo tecnologías de almacenamiento.

En resumen, la electricidad resultante de la tercera aventura del renacimiento nuclear en Europa va a pagarse al doble del precio de mercado. Y si el mercado fluctuara, los promotores están blindados por el gobierno británico. Imposible perder (salvo que seas contribuyente inglés). Durante el tiempo de construcción, un mínimo diez años, pero las cosas se pueden complicar bastante como ya hemos visto, se deberá justificar este sobreprecio frente a tecnologías renovables que están viendo como decrecen sus costes de forma escandalosa en todo el mundo. Se inaugure la central en 2023 o incluso más tarde, el contribuyente tendrá que hacerse cargo de un sobrecoste para toda la vida de una tecnología cuya siguiente central será más cara, y no más barata como dicta la lógica.

Por supuesto el enfado ha cundido. Europa ya es consciente de que la energía nuclear no sólo no es barata, sino de que nunca más será competitiva.

El Reino Unido está perdiendo una magnífica oportunidad de ir más allá del 15% de energías renovables para 2020 que tiene como meta acorde a las Directivas Europeas. Mientras sus pozos de gas y petróleo languidecen 10 años después de su particular peak-oil, el país se empeña en seguir dependiendo de tecnología y combustibles extranjeros a precios poco competitivos. Con 10.000 millones de libras, y con muchísimo menos dinero también como nos demuestra Australia con su plan de reducción de costes para la termosolar para 2020 (liderado por el mejor investigador español en la materia, por cierto), hay dinero de sobra para financiar proyectos de investigación que redunden directamente en una reducción de costes de inversión de las fuentes renovables que más abundan en las islas, sobre todo marinas de todo tipo, eólica y geotérmica de baja entalpía, pero también fotovoltaica. Esta reducción de costes posibilitaría que la curva de aprendizaje de las renovables fuera aún más abrupta y se pudiera contar en 2023 con tecnologías renovables punteras en el mundo, plenamente rentables y competitivas, pero también con una industria pujante en el mundo que exportaría su know-how a países que necesitarán mucha ayuda en el futuro. En lugar de ello, el gobierno de Su Majestad se embarca en una aventura carísima y plagada de riesgos que no sabemos como acabará. En diez años pueden pasar demasiadas cosas.

 

Otras entregas de la serie "Mantras nucleares"

Mantras nucleares (I) El mito de la dependencia española de la nuclear francesa

Mantras nucleares (II) - El mito de una España que no puede vivir sin centrales nucleares

Mantras nucleares (III) - El mito de las centrales nucleares españolas que no pueden modular su producción

 

Disclaimer

Este post, como todos los que aparecen en el blog Ecos Solares cuando se analizan oportunidades de inversión y/o especulación, es una reflexión que comparto libremente en Rankia por motivos puramente educativos, de incremento desmesurado del ya de por sí desmesurado y soberbio ego personal y de fortalecimiento de amistad y relaciones personales con otros inversores particulares de la Comunidad de Rankia, y nunca se podrá considerar como una recomendación de inversión. El usuario que está detrás del nick "Solrac" no está habilitado para crear recomendaciones de mercado, gestionar carteras ajenas y ni lo hace ni pretende hacerlo al margen de la Ley. Este usuario, en todo caso, sólo ejerce actividades de inversión acogidas en el artículo 62.3 de la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores como excepciones a la aplicación de dicha Ley. La decisión de invertir es personalísima y autónoma y debe realizarse en un marco responsable por adultos formados.

  1. #1

    johngbra

    Andaba buscando algo así desde que me enteré que Reino Unido iba a construir una central nueva.
    Otra barbaridad es la construcción de centrales nucleares flotantes en Rusia, esto si cabe da más miedo, cualquier cosa con tal de no utilizar las renovables. ¡qué lástima!

  2. #2

    Margrave

    Enhorabuena maestro, por decir las cosas claras.

    Item, más: Francia tiene centrales nucleares igual que setas. Cuando pete una matara a toda Europa, incluido este pais. En el otro extemo, el otro ignorante nuclear es China. Setas, y centrales, ahora que es Otoño de recoleccion de las primeras.

    La energia nuclear, es cara, incontrolable a largo plazo, y un riesgo de extinción para la humanidad. Digolo claro, los paises que mayor estupidez demuestran son Francia y China. El que mas inteligencia Alemania, que las ha mandado a hace puñetas.

    Cualquier otra forma de energia, por muy contaminante que sea, esta exenta del riesgo nuclear de extinción de la especie (solo esta especie corre estos riesgos).

    Y tenemos a la puerta el Shale gas, ya operativo, que mostrara lo que es energia barata, a bajo coste.

    Saludos cordiales

  3. #3

    1755

    en respuesta a Margrave
    Ver mensaje de Margrave

    Y tenemos a la puerta el Shale gas, ya operativo, que mostrara lo que es energia barata, a bajo coste.
    -----------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Con todos lo respetos, el Shale es más de lo mismo; hasta no hace tanto se gastaba 1 barril de petróleo para extraer transportar y refinar 10; si se va al shale gas/oil esa relación de eficiencia necesariamente ha de empeorar.

    Para que te hagas una idea, cualquier finca de 20 km2 Andalucía recibe la misma energía del Sol que la que transporta REE en hora pico: 38 GW. Energía limpia, gratuita y disponible siempre que haya sol.

    Obviamente el entramado de la industria petrolera, gasista, nuclear y a las eléctricas clásicas harán todo lo posible para que la solar renovable no les quite el pastel de las manos.

    Salud.

  4. #4

    1755

    Salud Solrac,
    una de las pegas que se le pone a la solar es que la energía que un panel solar es capaz de producir en su vida útil era inferior a la energía empleada en producirlo.

    Hace unos meses un colega me comentaba que eso ya no era así. Tú que dominas, puedes ampliar el asunto, que me interesa. Gracias.

  5. Top 10
    #5

    Solrac

    en respuesta a 1755
    Ver mensaje de 1755

    Hola 1755.

    Este tema merece un artículo por sí mismo: "El mito de la TRE negativa en los equipos productores de energía renovable". Mira la segunda parte de este comentario, debería servir para aportar una prueba al respecto:
    https://www.rankia.com/blog/llinares/1863178-cabeza-hombros-ibex35-tendencia-secundaria-bajista?page=3#comentario_1866582

    Me llegan cifras de 7 meses para aerogeneradores y menos de 2 años para módulos fotovoltaicos. Es decir, cada equipo al ser fabricado consume un máximo de 7 meses en el caso de la eólica o de 2 años en el caso de la fotovoltaica de toda la energía que son capaces de generar en su vida útil (convencionalmentte se consideran 25 años, pero pueden ser más). Esto sitúa sus TRE en torno a 40 (eólica) ó 12,5 (fotovoltaica).

    Como contraejemplo, el shale gas ya que lo menciona nuestro amigo Margrave. Lo usual es encontrarte TRE en torno a 2 ó 3 en el shale gas. E incluso algunos yacimientos de shale gas tienen TRE menor que uno (es necesario aportar más energía que la que se obtiene), lo que es en sí mismo una aberración termodinámica como una casa.

    Saludos.

  6. Top 10
    #6

    Solrac

    en respuesta a Margrave
    Ver mensaje de Margrave

    Gracias, pero la situación de ver al maestro llamando "maestro" al aprendiz se me antoja extraña, francamente ;)

    Ansioso estoy por ver esos análisis del shale gas. Yo tengo una visión bastante distinta del fenómeno que llaman "revolución energética". Para empezar me da mala espina que la identifiquen con la enésima panacea energética. Y creo que se está gestando una burbuja en el sector de tamaño sideral.

    Mucha precaución con los cantos de sirena energéticos, maestro Margrave.

    Saludos.

  7. #7

    1755

    en respuesta a Solrac
    Ver mensaje de Solrac

    Como contraejemplo, el shale gas ya que lo menciona nuestro amigo Margrave. Lo usual es encontrarte TRE en torno a 2 ó 3 en el shale gas.
    ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Tela con el rendimiento. Y ocurre que el mundo necesita que la disponibilidad de la energía crezca cada año a tasas exponenciales para crecimientos lineales de PIB.

    Salud.

  8. #8

    Greydarr

    Ciertamente los números para la construcción de nuevas centrales nucleares son monstruosos.
    También interesa mirar el tema bajo otro prisma, el medioambiental, que también tiene su repercusión y no pequeña sobre la economía: La nuclear tiene pocas posibilidades de accidente pero de consecuencias muy graves. La quema de combustibles fósiles nos lleva de forma gradual, segura y bastante rápida (25-100 años) a cambios climáticos muy probablemente extremos, claro que para entonces ya ese problema se habrá solucionado por si solo ya que los habremos agotado. Como única opción de futuro están las renovables y el binomio eficiencia-ahorro. Las preguntas y retos son dos: Como llegar a una implantación masiva de esas no tan nuevas tecnologías y la más importante: ¿Estamos aún a tiempo?
    Me resisto a plantear, por inhumana, la otra solución posible a la ecuación que es reducir la población mundial a menos de 1 billón, eso nos daría seguro mas tiempo de reacción.
    Gracias por el post SOLRAC.

  9. Top 10
    #9

    Solrac

    en respuesta a Greydarr
    Ver mensaje de Greydarr

    Gracias por tu comentario Greydarr.

    Cuando hablo de energía nuclear trato de evitar de forma deliberada cualquier argumento medioambiental, de salud humana o animal o de seguridad. Lo hago de forma consciente porque sé que mucha gente que apoya la nuclear lo hace convencida de que es una opción barata y por tanto insustituible y acepta las amenazas derivadas de la nuclear como "mal menor". Por tanto, mi táctica consiste en posicionarme en el mismo plano de la discusión y darles pruebas irrefutables de que no es así, de que eso de que la nuclear es barata un camelo como una casa y que una energía tan peligrosa no puede ser nunca económica. Y que por supuesto es plenamente sustituible No te creas, he convencido a más de uno cuando intento hablar el lenguaje del dinero. Y cuando lo he hecho con las radiaciones, las nubes, los pájaros y el arco iris el resultado ha sido nulo.

    A todo el mundo le duele la cartera.

    Tengo un post pendiente respecto a la internalización de costes ambientales como amablemente me sugieres en otro comentario, pero ya sabes que la tarea en ese campo es inmensa. Creo que empezaré por explicar los números del informe Stern y ya a partir de ahí tiramos del ovillo.

    Saludos.

  10. Top 100
    #10

    Fleischman

    Con el impuesto "de respaldo" ese que se han sacado de la manga nuestros benditos gobernantes, podríamos decir que más que primas tenemos anti-primas... :P

  11. #12

    Javiti

    en respuesta a Solrac
    Ver mensaje de Solrac

    Bueno, además habría que sumar el gasto de por lo menos un paisano con una garrota durante los siguientes 100, 300, 1.000 años... protegiendo un almacén de residuos que me temo por lo poco que sé, que lo pagaremos los contribuyentes.

  12. #13

    Fer_cabo

    El Uranio está barato-barato... ;-)

    Alguien podría preguntar a las eléctricas propietarias de las nucleares en España si son rentables?

    LO SON, y además ENORMEMENTE. Están ya amortizadas, son (serían) las últimas en descolgarse del sistema en caso de bajón de demanda - es decir, funcionan todo el tiempo- y sus costes por Kwh siempre están por debajo del marginal del Pool que, al menos hasta ahora- marca el precio al que se les retribuye.

    Pasa igual con la hidráulica - aunque en ese caso no hay producción asegurada, depende de la hidrolicidad y de cómo esté cada cuenca y cada pantano...

    http://www.mining.com/goldman-sachs-selling-irans-one-time-uranium-supplier-42853/

Autor del blog

  • Top 10

    Solrac

    Apuntes de energía y economía con el afán de ayudar a democratizar el mundo de la energía. Especulación con derivados del VIX, opciones. Transición energética en marcha... @Solrac_Solar

Envía tu consulta

https://img1.etsystatic.com/024/1/5430244/il_570xN.494352383_escl.jpg

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar