¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Blog de Consumerista

Reflexiones sobre consumo, responsabilidad civil, sanidad, medioambiente y ciudadanía.

Ausbanc vs Rankia: honor vs libertades de expresión e información en la red

Llevo ya unas semanas sin publicar nada en el blog, aparte de la felicitación navideña, porque he estado más que entretenido contestando a la demanda de Ausbanc contra Rankia (y luego me he marchado a Grecia una semana, que hay que ver cómo está, todo hecho una ruina...)

Así que voy a dedicar este comentario no tanto a hablar sobre el contenido de la demanda y la contestación, ni a atacar a Ausbanc o defender a Rankia, sino a aclarar algunas cuestiones generales sobre la libertad de expresión y de información en internet, sobre el derecho al honor de personas físicas y jurídicas y sobre los nuevos modelos que supone la red social frente a la postura tradicional del Derecho en estos temas. Y es que a raíz de la publicación de la noticia en el blog y la sección de noticias de Rankia, ha habido un gran número de comentarios y reacciones de apoyo a Rankia (tanto en esos sitios como en muchos otros blogs, que espero me perdonen por no citar a todos) y creo que todos se merecen que aclare algunas cuestiones "técnicas".   Leer más

Exención de regalo

Llegan las Navidades, momentos para reunir a la familia, recordar a los que están lejos, cenar con los amigos que no hemos visto en todo el año. Y, sobre todo, de muchas compras, de un gran gasto económico. Hay que demostrar cuánto queremos a los que queremos por medio de regalos, cuanto más caros mejor. Y bien envueltos, bien empaquetados, que aparente mucho. La apariencia es muy importante. En estos momentos hay que olvidarse de las preocupaciones económicas, de lo que nos cuesta llegar a fin de mes, ya pediremos otro préstamo relámpago (a interés del 27%) en enero. También hay que despreocuparse de la sostenibilidad, de que el planeta se descompone bajo nuestros pies, de que el clima está cambiando y nos va a dejar sin playas y con mucho desierto. Ya reciclamos la basura el resto del año...   Leer más

No podemos conducir por ti. ¡Menos mal!

Hoy le están dando para el forro al Director General de Tráfico porque le han pillado conduciendo a una velocidad excesiva. Todo lo que se le pueda decir se lo tiene bien ganado porque es impresentable que quien está dirigiendo una campaña permanente en defensa de la vida no se puede permitir hacer lo contrario de lo que predica. Y digo en defensa de la vida porque de eso se trata, de salvar vidas. Cuando se establecen unos límites de velocidad, unas prohibiciones de adelantar o de girar, se trata de implantar medidas de seguridad para evitar accidentes con muertos o heridos. Y las reglas son para todos, no vale decir que yo conduzco muy bien, que tengo un coche muy seguro o que soy el Director General de Tráfico para poder saltarse las normas. Me parece que el comportamiento de este señor está en la línea de muchas otras cosas que hacen quienes nos gobiernan (en lo que incluyo a los dirigentes de las grandes empresas): se dice una cosa y se hace otra. Es la política semántica: un discurso con mucho contenido, muy bien construido, para la galería, para convencer a ingenuos, pero que no se hace realidad.   Leer más

Telefónica: el colmo de la desfachatez o cómo hacer del vicio virtud

Las compañías telefónicas están obligadas a prestar el servicio que ofrecen con una determinada garantía de calidad. Esto, que es una obviedad, que es válido para todo profesional, comerciante, empresa de cualquier ramo, parece necesario especificarlo y regularlo en el caso de este sector, puesto que en él parece que el incumplimiento de la norma y la desatención al cliente es la regla general de comportamiento. Por eso, la normativa aprobada establece unos parámetros de calidad en cuanto a la continuidad del servicio, la diligencia en ejecutar las órdenes de baja contractual o de portabilidad del número de teléfono, el tiempo que pueden demorarse en atender las llamadas al departamento de atención al cliente, etc. Esta regulación detallada y rigurosa no sirve de mucho si el organismo supervisor no supervisa ni impone sanciones. Es una nueva obviedad que vengo repitiendo en este blog con referencia a todos los sectores tratados, excepto la Agencia de Protección de Datos y, en cuanto a la diligencia en su contestación y el contenido de sus informes, al Servicio de Reclamaciones del Banco de España.   Leer más

Del asesoramiento financiero en tu banco a la ingeniería financiera

Algunos bancos y cajas se han adelantado a la entrada en vigor de la MiFID y ya han enviado a sus clientes una carta en que les explican en qué les afecta esta norma y cómo deben clasificarles a efectos de la información a suministrarles cuando contraten nuevos productos.

La aprobación de esta norma es importante porque la información suministrada habitualmente es insuficiente para la mayoría de los usuarios, que no tienen formación financiera suficiente para entender los riesgos y operativa de muchos productos del sector. Así, por ejemplo, poca gente sabe que con un fondo de renta fija se corren riesgos, que es posible que baje su valor; e incluso con un fondo monetario: pasó con la quiebra de Enron, que dio lugar a que los fondos que tenían bonos suyos perdieran esa parte de su inversión.   Leer más

Falso discurso ecologista del Gobierno y represión contra Greenpeace

Mientras el Gobierno mantiene un discurso ecologista, hablando de su lucha contra el cambio climático, e incluso ahora el Psoe anuncia que contará con figuras internacionales para elaborar su programa para las próximas elecciones, incluyendo a Nicholas Stern, el autor del famoso informe para Blair sobre las consecuencias económicas de no actuar y las oportunidades de sí hacerlo, sus actuaciones efectivas van por otro lado, salvo un puñado de decisiones de mínimo impacto.

Sigue con su política energética basada sobre todo en la combustión de fósiles, incluyendo el carbón, lo que es la principal fuente de emisión de gases de efecto invernadero. Greenpeace ha emprendido una de sus acciones simbólicas, que pretenden tener gran impacto en la audiencia para lograr una mayor conciencia social y forzar el cambio de políticas, lo que le ha valido la represión gubernamental.   Leer más

De AVEs, socavones y políticas de infraestructuras

Los socavones y hundimientos provocados por las obras del AVE en Barcelona han puesto en cuestión la forma en que se desarrollan las obras públicas. Da la impresión de que es más importante el calendario, para que la inauguración coincida con la campaña electoral, que la seguridad, la eficiencia, el trabajo bien hecho, y el servicio que van a prestar.

A propósito de esto quiero referirme a dos cuestiones concretas: la forma en que se desarrollan las obras públicas y la misma racionalidad de muchas de éstas.

En cuanto a la primera cuestión, estoy convencido de que efectivamente lo más importante es el calendario, la fecha de la inauguración. Las obras de diseñan y contratan para que su inauguración coincida lo más posible con las campañas electorales. Creo que todos podemos recordar casos de infraestructuras inauguradas en fechas próximas a unas elecciones que después es necesario cerrar para concluirlas; o incluso que se abren tras una conclusión precipitada de las obras y que, tras un breve período de uso público, hay que volver a cerrar, aunque sea parcialmente, para corregir diversas deficiencias; o se inauguran en fechas electorales, pero cuando ya llevan un tiempo en uso. Podemos recordar nuevas terminales de aeropuertos convertidas en verdaderos caos; túneles que parecen duchas o estanques; autopistas cortadas por corrimientos de tierras...   Leer más

Alarma: error en vademecum, muy peligroso para bebés

La editorial que edita el Vademecum internacional, la publicación que informa de los medicamentos comercializados, usos aprobados, compatibilidades e incompatibilidades, etc., está remitiendo correos electrónicos a los profesionales sanitarios para advertirles de que hay una errata en la 48ª edición, así como en la edición mini: los indicativos de compatibilidad o incompatibilidad de medicamentos para lactantes están invertidos.

Un error de este tipo debería dar lugar a una reacción mucho más radical y efectiva que el simple envío de correos electrónicos, que la mayoría de profesionales no abren; o de una simple advertencia en la página de inicio de su web. Las consecuencias de que se prescriba algún medicamento equivocadamente como resultado de una consulta de esas publicaciones con semejante errata puede ser fatal para un bebé, por lo que la información debería constituir una verdadera alerta sanitaria y hacerse pública incluso en los telediarios; y retirarse todos los ejemplares para sustituirlos por otros correctamente editados, porque vete a saber por cuánto tiempo andarán rondando por ahí y a quién llegarán una vez que los médicos destinatarios naturales los sustituyan por la siguiente edición. Obviamente, la editorial no querrá pasar el mal trago de tener que hacerse semejante publicidad negativa, pero las consecuencias para la salud, para la vida incluso, de los bebés lo merecen. Deberían tener en cuenta también, si miran más por sus intereses económicos que por los de los bebés y sus padres, la responsabilidad civil que se puede derivar de alguna prescripción errónea por este motivo. Cuando las demandas por responsabilidad médica proliferan, ésto es un caldo de cultivo muy apropiado para que continúen en aumento.   Leer más

¿Nos merecemos estos políticos?

Cuelgo hoy lunes este comentario, que escribí en caliente el viernes pasado al leer la prensa. Pero sigue plenamente vigente. El nivel no ha subido desde entonces.

La primera página de los periódicos de hoy son una muestra de la degeneración de la vida política y de la acción de gobierno que padecemos. Voy a centrarme en la primera de El País.

La noticia principal se refiere a la sentencia sobre los atentados del 11-M: “La sentencia del 11-M desata otra batalla entre PP y PSOE”, y como subtítulos: “Rubalcaba: Señor Rajoy, repita conmigo: ETA no ha sido” y “Zaplana: Zapatero tiene que reconocer que Irak no ha sido”. Se recogen también unas declaraciones de José Blanco y la propuesta de IU de que se vote en el Congreso una propuesta no de ley para que el PP respete la conclusión del Tribunal. No me voy a alargar sobre este tema porque creo que, salvo un sector cerrado a la realidad de seguidores del PP, todos sabemos lo que hay. Lo que quiero poner de relieve es la ceguera de los dirigentes de los partidos mayoritarios, su falta de perspectiva, de sentido común, de talla política. Los máximos dirigentes del PP, entonces en el Gobierno, cometieron un gravísimo error en los momentos y días siguientes a los atentados, cuando quisieron manipular la realidad, los datos que iban apareciendo de las investigaciones policiales, y engañar a la ciudadanía para lograr un mejor resultado electoral. Más que un error, una traición en toda regla a todos los españoles; mintieron sobre la sangre de nuestros muertos para obtener un rédito electoral, para seguir agarrados al poder. Y lo pagaron caro el 14 de marzo. No han aprendido la lección: los responsables del fiasco siguen al frente del partido, y han seguido desde entonces con su mentira, retocada periódicamente a medida que se iba haciendo cada vez más insostenible. Pero la mantienen en su esencia, lo que hará -esperemos- que tengan que volver a pagarlo en las próximas elecciones. Cada vez que Zaplana o Acebes hablan sobre el tema, pierden varios miles de votos. Por cierto, a título de anécdota puedo contar que el día siguiente de los atentados me llamó desde Londres por teléfono un buen amigo y gran periodista que trabaja en la BBC; estaba absolutamente perplejo, con el resto de la redacción, sobre la postura del Gobierno español: mientras todas las informaciones que circulaban por Europa atribuían el atentado múltiple al terrorismo yihadista, nuestro Gobierno seguía imputándolo a ETA; y me preguntaba si sabía de alguna noticia que no hubiese transcendido, alguna clave, alguna explicación que justificase esa postura, porque no sabían muy bien qué tratamiento darle.   Leer más

Mucho ruido

Es ya un tópico que España es un país ruidoso. Cualquier festejo popular, para ser realmente bueno, tiene que meter mucho ruido. Lo mismo que una buena moto. Ejemplo señero lo tenemos en Asturias, en Cangas del Narcea, donde tienen como elemento más destacado de sus fiestas locales la descarga, que consiste en lanzar miles de voladores en unos cinco minutos, con un estruendo realmente ensordecedor; y ¡está declarada de fiesta de interés turístico!

Sin embargo, el ruido es causa de variados problemas de salud, desde las lesiones del aparato auditivo a trastornos del sueño, estrés, problemas estomacales o cardíacos e incluso riesgos en el embarazo. Cualquiera que tenga que padecer los ruidos de la discoteca o restaurante en la planta baja de su edificio; de una calle especialmente afectada por el tráfico o la movida; o por unos vecinos desaprensivos (no digamos ya por la proximidad de un aeropuerto) saben a qué me refiero.   Leer más

Autor del blog

  • Consumerista

    Soy abogado especialista en Derecho del Consumo, sobre todo bancario y de seguros.

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar