Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
16 recomendaciones

Dentro de un par de horas se va a celebrar en Colmenar Viejo una de las subastas más injustas de las que he tenido noticia. Yo no voy a participar porque ya he empatizado con la propietaria y su triste situación y no me apetece nada echarla de casa  a sus sesenta y tantos años.

Hay muchos tipos de morosos y no tengo por qué simpatizar con ninguno, pues ellos tienen su vida y yo la mía y cada uno escribimos libremente el guión de la nuestra: está el pobre iluso que se hipoteca más de la cuenta, o el que simplemente tiene mala suerte en la vida, el borrachín que se lo bebe todo, el drogata, el jugador que se lo gasta todo en el casino, el que lo pierde todo en los negocios o, sencillamente, el moroso empedernido que nunca ha pagado nada a nadie y al que finalmente le han pillado.

Pero la que hoy va a perder su casa no es ninguno de ellos. Esta es su historia:

Trinidad no es una morosa porque hace años que tiene su casa pagada y no tiene ni un solo embargo.  El moroso es su hijo, quien es una mezcla entre los ilusos que se hipotecan más de la cuenta y los que tienen mala suerte en los negocios y un día  -mal rayo le parta-  se le ocurrió la idea de pedir a su madre que le avalara para no se qué de sus negocios.

Ya sabemos que las madres siempre dicen sí y Trinidad no fue la excepción. Su única condición fue limitar el aval hasta 16.000 euros, que era la cantidad que consideró que podría pedir prestada si llegara el momento.

Vale el martes quedamos en el banco y firmas el aval

Eso le dijeron, pero se olvidaron de añadir que iba a ser un aval hipotecario o, lo que es lo mismo, una hipoteca. Cuando llegó, firmó donde le dijeron y se fue del banco si pensar ni por un momento que acababa de hipotecar su casa. El importe completo de la deuda hipotecaria es de 200.000 euros, de los que solo 16.000 afectan a su vivienda. El resto de la deuda afecta a una de las dos viviendas del hijo, que tiene alquilada, mientras vive en otra, también hipotecada por un importe muy superior a su actual valor.

Cuando le llegó en marzo del 2009 la notificación de la demanda se asustó mucho y se enfadó y lloró, pero entre el hijo y  su abogado la convencieron de que no pasaba nada, que todo estaba controlado y que antes de dejarla a ella sin vivienda el banco subastaría las dos casas del hijo, aunque en realidad solo una de ellas (la alquilada) estaba afectada por la hipoteca.

De manera que cuando el pasado agosto le llegó la notificación de subasta con el edicto incluido, Trinidad no hizo mucho caso y se lo dio todo a su hijo para que éste se encargara. Angelito.

Y en estas, el viernes pasado, tras estudiar minuciosamente el expediente, me presento en el piso y le suelto de sopetón que la vivienda  se subasta hoy martes y que si la quiere vender yo estoy dispuesto a comprársela. Casi la mato del susto. Se puso a gritar, a llorar, a negarlo. Decía que era imposible, que cómo la iban a dejar a ella sin casa teniendo su hijo dos pisos en el pueblo y viviendo en un dúplex de dos plantas. No daba crédito. Hay que decir que por pisos similares están pidiendo entre doscientos y trescientos mil euros y que el piso al menos vale ciento ochenta mil euros.

¿Cómo me van a quitar un piso de trescientos mil por una deuda de solo dieciséis mil? Es imposible, estás equivocado

La ayudé a llamar al abogado del hijo, a ella la temblaban las manos y no podía marcar el teléfono, y el tío cachondo dijo tranquilamente que sí, que era cierto, que él ya sabía hace unos meses que la subasta era inevitable y que hablara con el hijo. Fue la peor media hora de mi vida. Llantos y gritos, y el marido, devorado por el alzheimer, sentado al lado sin enterarse de nada.

Como pude le expliqué que la única solución factible sería ir ayer lunes a hablar con el juez y explicarle que, a pesar de las apariencias  (notificaciones y esas cosas), hasta hacía dos días no pensaba que realmente su casa se fuera a subastar y que, dado que la deuda de su piso era ínfima, conseguir un crédito de 20.000 euros no sería difícil, que por favor retrasara la subasta de su lote, que hoy subastaran solo el piso alquilado del hijo y que así ella tendría tiempo para conseguir un préstamo  para pagar la parte de responsabilidad hipotecaria que correspondiera solo a su piso.

Naturalmente los jueces, que a veces suspenden las subastas por chorradas, en casos de justicia como este se suelen mostrar impermeables a toda piedad o comprensión. Y este caso no ha sido una excepción. El juez ha dicho que él actúa solo a instancia de parte y que si el banco no pide la suspensión de la subasta él no puede hacer nada. Vaya por Dios.

Desde el juzgado contactaron con el banco, pero los representantes legales de éste dijeron que o se pagaban las cuotas atrasadas de ambas hipotecas o la subasta seguiría adelante. Ni siquiera les bastaba con la parte correspondiente al piso de Trinidad no, tenía que ser lo de ambos pisos o nada. Casi treinta mil euros en menos de 24 horas.

Todo esto me lo contaron ayer por la noche, en un último intento de que alguien les adelantara el préstamo para impedir la subasta. ¿Ahora el gilipollas soy yo? Lo siento mucho pero no, les dije, lo mío son las subastas, no los préstamos. Imagino cómo acabará la cosa, al final entre unos y otros a esta señora le van a dejar sin casa.

Antes de que los malpensados digan en los comentarios que Trinidad tenía que saber lo que firmaba y que el notario debió advertirle, pensemos que ella tiene más de sesenta años y que, por decirlo de alguna manera, no tiene la formación que hoy en día recibimos todos. No creo que sea tan difícil imaginar a varias personas de nuestro entorno que den ese perfil.

Lo alucinante es que en este asqueroso estado "sobreprotector", donde apenas podemos vivir como hombres libres, donde todo lo que no está prohibido es obligatorio, donde quien no quiere trabajar puede vivir del cuento a costa del resto y donde el "estado de bienestar" se ha convertido en una pesada carga que está a punto de cargarse a la economía productiva, resulta que es sencillísimo atracar a una honrada señora de sesenta años y quitarle nada menos que su casa. Y todo ello sin pistolas, simplemente con un par de leguleyos. Por un lado sobreprotegemos y por otro permitimos que puedan llevarse a cabo tales atracos. Aunque claro, tampoco hay que olvidar el papel jugado por el hijo, ese gran majadero.

Que sí, que ya se que siempre han ocurrido cosas así y que dónde está la novedad. Pues está en que ahora tengo un blog y puedo contarlo.

  1. en respuesta a Subastaman

    Ya, pero una vez he empatizado con los demandados prefiero pasar de largo, que hay más subastas que otra cosa y más que vendrán.

  2. #59
    Subastaman

    No entiendo tristan con tú actitud nada profesional de no asistir a la subasta lo único que consigues es abaratar el piso, si de verdad querías haberla ayudado haber asistido a la subasta para encarecerlo y la mujer hubiera obtenido más sobrante.

  3. FIN DE LA HISTORIA: Como dije, yo no asistí a la subasta, pero como el mundo de los subasteros de Madrid es muy pequeño, finalmente me he enterado del resultado de la misma. La vivienda de Trinidad fue adjudicada en unos 133.000 euros.

  4. en respuesta a Rjavier
    #57
    3...s

    Por cierto sabes como estaban las cotizaciones de las tenedoras de garantías de SACYR...leetelo y despues entenderás el porque no se ejecutan ciertas cosas...incluso a lo mejor enlazas con panama... venga un saludo y no creas que todo tiene un valor monetarista...o ...monetario...

  5. en respuesta a Rjavier
    #56
    3...s

    ...tengo amigos porestos foros a los que me ha costado mas explicarles que entiendan que España...con zapatero o sin zapatero ...no es un chin pun...

  6. en respuesta a Rjavier
    #55
    3...s

    hombre ...pues si y no...vamos que no...Luis del rivero no puede vender lo que no le pertenece...te lo dejare mas claro si este señor quiere vender una parte importante de una empresa estratégica al dia siguiente tiene dos tiros metidos en la cabeza...esto es solo para empezar...

  7. en respuesta a Tristán el subastero
    #54
    Abognet

    lo has clavado, Tristan. Una cosa es aval personal y otra aval real. Para quien no lo sepa, la ejecución hipotecaria solo puede dirigirse contra el inmueble y contra quien aparezca como titular registral, que no tiene por qué coincidir con el deudor hipotecario; por tanto, la acción hipotecaria del 129 LH no se dirige contra los avalistas. Por supuesto, ello no empece a que si con el producto de la casa no se cubre la ejecución, con las limitaciones de responsabilidad de los terceros (114 LH creo recordar,)no pueda persguirse posteriormente contra los titulares del préstamo.

  8. #53
    Rjavier

    Esto me ha recordado EL CASO SACYR.
    SACYR es una empresa dirigida por un señor llamado Del Rivero que empezó en el PP y ha acabado siendo muy amigo de ZP. Ni que decir tiene que el plano "empresarial" no ha cumplido ni una sola de las promesas hechas a los accionistas y practicamente ha hundido la compañia, aunque ya se sabe que lo último que se pierde en una empresa son los sueldazos de los presisdentes y consejeros aunque sean unos perfectos inútiles.

    Según muchos si SACYR se contabilizase con criterios reales estaría en quiebra. Debe una auténtica millonada a la Banca y éste se la va renovando.
    Su mayor activo es un 25% de las acciones de Repsol. Como la ley no se ha hecho para los grandes del Rivero ha intentado vender este paquete a mucho mayor precio que el de mercado, sin importarle a quien (rusos, chinos, ...) ofreciendo lo que no puede, o sea ofreciendo el control de la compañia, algo que solo se puede conseguir legalmente mediante OPA por el 100% e ilegalmente por chanchullo político.
    Pero aquí viene lo bueno, las acciones de Repsol están pignoradas y sin embargo la Banca no ha querido ejecutar las garantías. O sea que en este caso han preferido actuar como "hermanitas de la Caridad" con Sacyr y su pintoresco presidente. Podían y debían haber ejecutado las garantías cuando las acciones cotizaban a 8 euros, pero han preferido tragarse el riesgo para ellos y sin embargo dejar la posibilidad de las ganancias para Sacyr, como así ha sucedido ahora en que las acciones superan los 19 euros.
    Si los bancos hubiesen actuado como lo hacen con todo ciudadano medio moroso, ahora habrían recuperado una parte importante de la deuda y tendrían en su bolsillo una buena plusvalia, pero curiosamente han preferido quedarse con el riesgo de los prestamos de dificil devolución, tragarse el riesgo de devoluación de la garantia y sin embargo renunciar a la posibilidad de la plusvalia.
    Pienso que no es el Sistema o las Leyes lo que falla, sino la falta de ética y preparación de muchos de los que nos dirigen.

    1 recomendaciones
  9. #52
    Jaloke

    ¿Sabemos como ha acabado esto?

  10. en respuesta a Bender
    #51
    Pppons

    Ese es otro problema: el de la enseñanza. Y no tiene solución, de momento. Y a los amos del mundo no les interesa que la tenga, por lo que no tiene. Mejor no entramos. No nos iba a entender nadie. Cuando pienso en el grandísimo porcentaje de dinero que se dedica a la educación y, como es gratis, se desprecia... No entremos en este tema en un blog de subastas.

  11. #50
    Inversius

    Y por cierto, la solución de trinidad es muy sencilla, no es la primera vez que la he aplicado para viejecitas que avalan a hijos o sobrinos. Lo justo es desheredar al hijo, es decir, comprarle la nuda propiedad por 16.000 Euros y ofrecerle el derecho de habitación (es igual que un usufructo pero no se puede vender), o buscar un derecho de habitación de un piso y quedarse con el piso. Es una solución que permite hacer negocio, una viejecita con casa hasta el fin de sus días, y un deudor sin escrupulos sin nada, TODO PERFECTO

    1 recomendaciones
  12. #49
    Inversius

    Lo primero que quisiera decir es que la ley es igual para todos, y debe actuar de la misma manera para una monjita, una viejecita o un chaval melenudo. Y como en la vida real, esto no es así, esto si genera grandes injusticias. He visto como una familia entera de 10 personas se queda sin su piso por 3.000 euros de deuda en Madrid por seguridad social, sin embargo, he visto como en Sevilla una URE decide no ejecutar porque es “barrio con pocos recursos” pensando que ayudaban a gente sin recursos y gracias a esto me he ahorrado mas de 30.000 Euros al prescribir la carga, y estas cosas pasan cuando la ley no se aplica por igual, Y en otro contexto, si la ley no permitiera ejecutar por 16.000 Euros, pues evidentemente el banco no le hubiera dado el crédito. Por lo tanto, la pregunta correcta no es, usted echaría a la viejecita por 16.000 Euros sino la pregunta sería que pasaría si no se le pudiera echar cuando es una viejecita.
    Intimar con los deudores, tiene grandes riesgos, muchos son mentirosos profesionales acostumbrados a mentir y son muy creíbles, todavía recuerdo a una deudora que quedó conmigo y firmamos un contrato para recuperar el bien (pendiente del dinero) porque iba a cobrar un boleto ganador de lotería, es que además muchos deudores viven en tal ilusión que se lo creen ellos mismo lo que dicen y cuando eso ocurre, el resto también llega a creérselo.
    Todos tenemos nuestro corazoncito, no hará ni 6 meses que renuncié a una adjudicación y ayudé a una viejecita de 80 años a recuperar su casa de toda la vida a través de una tercería, pero, esto ha de salir de uno mismo, ella misma dijo que iba a enviar un detalle que nunca envió pero lo volvería a hacer. Jamás pediría a un Juez o a un funcionario de una administración que no cumpla por igual la ley, lo ha de hacer sin mas, otra cosa es que a título particular uno decide ayudar.
    En fin, espero que el Juez no retrase o cancele la subasta, pues sería muy injusto con respecto a los que al resto de los administrados.

    1 recomendaciones
  13. en respuesta a Tristán el subastero
    #48
    Bender

    Y si hubiera una asignatura de "cultura financiera" ¿qué? Desde hace muchos años intento explicar a mis alumnos de 4º de la ESO cuando se habla del tema de interés compuesto en depósitos de lo que son los préstamos y de las consecuencias de entramparse. Les doy una tabla de cuotas mensuales a pagar para un préstamo de 10.000€ a distintos intereses y plazos. Con esta tabla y con una simple regla de tres (o como mucho dos) cualquiera puede calcular o estimar las cuotas de un préstamo, encontrar qué interés máximo se puede permitir en el caso de que suban los tipos, ver en cuánto le sube la cuota, etc.. Justificación: En la vida quizás no tendréis muchos depósitos, pero seguro que tendréis varios préstamos, sea via tarjeta de crédito, hipoteca o financiación de vehículo, electrodomestico etc...

    Al final la pregunta es siempre
    - ¿Esto entra en el examen?
    - En el examen de Matemáticas no, pero en el examen de la Vida sí, porque os puede ir la vida en ello.

    No falla, caida total de bolígrafos.

    Más de uno se acordará en el futuro, cuando sea demasiado tarde.

  14. #47
    Empty

    "Lo alucinante es que en este asqueroso estado "sobreprotector", donde apenas podemos vivir como hombres libres, donde todo lo que no está prohibido es obligatorio, donde quien no quiere trabajar puede vivir del cuento a costa del resto y donde el "estado de bienestar" se ha convertido en una pesada carga que está a punto de cargarse a la economía productiva, resulta que es sencillísimo atracar a una honrada señora de sesenta años y quitarle nada menos que su casa. Y todo ello sin pistolas, simplemente con un par de leguleyos. Por un lado sobreprotegemos y por otro permitimos que puedan llevarse a cabo tales atracos. Aunque claro, tampoco hay que olvidar el papel jugado por el hijo, ese gran majadero."

    Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, arremetemos contra el "estado del bienestar". Y con el agravante que que el "sobreprotegido" es en mi opinión el Banco de Santander. Porque del hijo, del abogado y el juez, mejor ni hablamos.

    Saludos.

  15. #46
    Fernan2
  16. en respuesta a Knownuthing

    Es que este no es un aval usual, sino hipotecario, que significa que lo que firmó la señora fue una garantía hipotecaria para respaldar su aval.

    Por otra parte está muy extendida la creencia de que los acreedores deben primero intentar cobrarse con los bienes del deudor y solo atacar al avalista si no son suficientes. es falso, el banco puede ir directamente a por el avalista.

    1 recomendaciones
  17. en respuesta a Alsur

    El nombre del juez no lo doy ni loco, pero el del banco sí: Banco de Santander.

16 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar