Rankia España
Blog Subastas judiciales
Las subastas judiciales desde la mirada de un subastero

Las subastas de los Juzgados de lo Social

 

Ricardo era un promotor inmobiliario de cierto éxito que hacía edificios en Madrid a principios de los años noventa. Tristán era un marino que había hecho su última singladura en junio de 1991. Ahora era un simple subastero novato. Ambos se conocieron en 1992 por una carambola del destino.

Resulta que Ricardo había vendido una promoción de pisos de lujo situada en la calle Arturo Soria de Madrid. Además, se había quedado con uno de esos pisos para hacerlo su vivienda familiar. Y una mañana, el casi imberbe Tristán se presentó en la casa diciendo que era el nuevo propietario.

 

¿Qué dices, patán, tú dueño de este pisazo?

Como lo oye, señor, aquí puede ver el acta de subasta y el ingreso del precio del remate. Esta casa es mía como que dos y dos son cuatro.

 

Pero... ¿cómo había podido pasar algo así, que por una simple deuda de dos o tres millones de pesetas se perdiera una vivienda valorada entonces en unos setenta u ochenta millones?

Lo que le había sucedido a Ricardo no fue más que la suma de una sucesión de catastróficas desdichas:

Lo primero, que la constructora a la que había contratado para construir el edificio había despedido a uno de sus trabajadores, el cual se quejó a su sindicato y éste llevó el caso ante los Juzgados de lo Social, que son los encargados de dirimir las disputas laborales. Se presentó la demanda y se ganó por incomparecencia de la empresa demandada.

¿Y por qué no compareció la empresa demandada?

Pues por dos posibles razones: O porque ya no existía, algo muy frecuente en ese sector productivo en el que las empresas aparecen y desaparecen en función de los pufos que hayan dejado en el camino. O bien porque se les había notificado fatal la demanda, algo en lo que los Juzgados de lo Social son especialistas.

El caso es que la empresa constructora fue condenada a indemnizar al trabajador despedido, pero no lo hizo porque ya no existía o porque ni se enteró de dicha sentencia.

La segunda desdicha de Ricardo fue que, según la Ley, cuando subcontratas los servicios de otra empresa te conviertes en responsable de todas sus mierdas. La constructora había despedido a un trabajador subcontratado para construir el edificio de la empresa promotora de Ricardo y, por lo tanto, a todos los efectos era como si le hubiera despedido el propio Ricardo.

Y la tercera desdicha se llama Juzgados de lo Social, los peores de un sistema judicial, el español, que cuenta con los peores juzgados de Occidente. Pues bien, en este pozo oscuro de los juzgados de España, los Juzgados de lo Social destacan por su incompetencia, su desatada negligencia y su incapacidad para hacer nada correctamente.

El Juzgado de lo Social había derivado la responsabilidad en la empresa promotora de Ricardo, le había embargado la propiedad y la había subastado sin notificarle nada.

De ahí el careto que se le quedó cuando se encontró frente a un tipo joven y guapo que exhibía con descaro unos documentos que le convertían en propietario de su morada.

¿Pero tan incompetentes son los juzgados de lo Social?

Que a nadie le extrañe, las cosas todavía se hacen así en muchos de esos desdichados juzgados, de los que yo ahora huyo como de la muerte. No me acercaría a ellos ni aunque regalasen golosinas. De hecho, la inmensa mayoría de las subastas que me adjudiqué allí durante los años noventa acabaron suspendidas por las pésimas notificaciones. El peor caso fue el de un bungalow de Ibiza, adjudicado, inscrito y casi vendido, que justo antes de firmar su venta tuve que devolverle a su anterior propietaria porque la pobrecilla pudo demostrar que, aunque se llamaba igual, en realidad no tenía nada que ver con la deudora demandada. 

Pero finalmente, aquella mañana de 1992 la sangre no llegó al río porque Ricardo y Tristán se pudieron entender. Las personas razonables se entienden siempre.

Ricardo entendió que un acuerdo sería mejor que un pleito de inciertos resultados. Nunca se puede saber cómo vas a acabar cuando te pones en manos de un juez. Es mejor gastar algo de dinero en un acuerdo que dormir durante varios años con esa espada de Damocles sobre la cabeza.

Y Tristán también tuvo que entender varias cosas, siendo la más importante que de nada sirve adjudicarte la subasta de tu vida si luego vas a tener tu dinero parado mientras pleiteas para conseguir convertir en realidad esa adjudicación. Pleitear, además, con un resultado más que incierto. Y el coste de oportunidad es demasiado grande, sobre todo en este negocio de las subastas, en el que cada día aparecen nuevas oportunidades de hacer buenos negocios.

Además, Tristán aprendió varias cosas:

1) Que los Juzgados de lo Social son una mierda en lo que a las subastas se refiere.

2) Que participar en subastas en las que no se le haya notificado al deudor puede ser una pérdida de tiempo porque acaban suspendiéndose. Aunque en realidad, en aquellos años eran bastante frecuentes las subastas en las que el dueño se enteraba de que no tenía casa cuando te presentabas ante él con los papeles en la mano. Las notificaciones eran importantes y motivo de suspensión, pero no tanto como ahora.

3) Que las subastas de propiedades valiosas por deudas exiguas no van a ninguna parte, con rarísimas excepciones que hay que saber identificar.

4) Y finalmente, lo mencionado antes, que un mal acuerdo es mejor que un buen pleito. Pero esto último ya lo había aprendido en su primera subasta.

Conclusión, que tras muchas experiencias negativas en los juzgados de lo Social, Tristán ya no investiga sus subastas. Nunca, bajo ninguna circunstancia. La experiencia es la mayor de las escuelas. Llevar más de 28 años invirtiendo en las subastas judiciales es mi mayor activo y el mayor valor añadido que ofrezco en el curso Triunfa Con Las Subastas, en el que los alumnos no solo encuentran la mayor concentración posible de conocimientos sobre este negocio sino que además pueden contar con mi experiencia como subastero que ha participado en algunos miles de subastas y se ha adjudicado varios cientos de ellas.

Jejeje, ya he hablado de mi libro.

¿O a vosotros os ha ido mejor en los Juzgados de lo Social?

 

NOTA: Actualmente estoy de vacaciones fuera de España y este post se ha publicado automáticamente, motivo por el que es posible que no pueda atender tan rápido como me gustaría los comentarios de los lectores. Pero tarde o temprano lo haré.

 

¿Conoces el curso #SUBASTASdesde0?

¿Qué vas a aprender en el curso #SUBASTASdesde0? Entre el 13 y el 20 de abril recibirás 4 clases online que te ayudarán a crear tu estrategia de inversión para maximizar los beneficios de tus inversiones inmobiliarias . Para ir probando, ¿qué te parece apuntarte a la formación previa gratuita?

¿Te ha gustado el artículo?

Publico todas las semanas mi visión sobre las subastas inmobiliarias. Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog.

Lecturas relacionadas
La subasta ideal para novatos
Siendo novato se pasa mucho miedo en las subastas
No hiciste los deberes, novato
  1. #10
    Fiscaly

    Relacionado con el suceso que narra Tristán, siempre que contratéis/subcontratéis servicios relacionados con vuestra actividad, solicitar que os faciliten el certificado de contratistas y subcontratistas: https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/procedimientoini/G303.shtml

    El no hacerlo, os puede llevar a asumir responsabilidades que no son vuestras.

  2. en respuesta a Inversius
    - Ver mensaje
    #9
    Juan1980

    Cuál crees que va a ser el futuro del MWC? Se quedará en Barcelona?

    Porque los organizadores no quieren pagar por la cancelación y las administraciones que han alquilado el espacio para el evento quieren cobrar..

  3. #8
    Inversius

    pues yo empecé 10 años mas tarde tristan con las subastas, ahora que se ha caído el Gsm world me viene a la mente, mi primera experiencia era de 2003, hice una fianza en AEAT con certificado digital de 60.000 euros, en Domingo por la tarde-noche y literalmente me desapareció el dinero, no estaba ni en bankinter ni en Aeat, al día siguiente cogía un avión al Gsm worl en cannes, y desde allí en lugar de disfrutar del evento, los yates al pie del evento lleno de mujeres preciosas o la tecnología, me dedique a llamar a Bankinter y Aeat, porque se había esfumado mi fianza. Bankinter y Aeat aseguraba que era imposible la desaparición del dinero, al final lo que ocurrió que habían hecho todo tipo de pruebas menos el Domingo por la noche, el valor fecha contable Bankinter y Aeat eran diferentes para solo ese momento concreto y por eso el dinero no estaba en ningún lado (supongo en una cuenta intermedia), al director de bankinter que le di la tabarra unos años después ya no estaba en bankinter y se dedicaba a las subastas (vió mi éxito y quiso copiarlo). Fuí el año pasado al Gsm world como casi cada año, y la dimensión era increíble (100 veces mas grande que en cannes como mínimo), lo siento por la mucha gente que se queda sin trabajo, hace unas semanas estuve en Barcelona para una subasta adjudicada al lado de la Fira de Bcn y me contaba un taxista como le salvaba esa semana los ingresos.
    En cuanto a los juzgados de lo social, yo no he tenido grandes problemas, para mi los que menos experiencia tienen, son los de contencioso en el asunto de las subastas, sacan tan pocas que en la época antes del boe, muchos subasteros se pasaban porque sabia que nadie se enteraba cuando sacaban una subasta.

    1 recomendaciones
  4. #7
    Jlbc07

    Yo lo q flipo es q despues de años publiquen via boletin de la provincia q hay un dinero q han dejado en depósitos q no saben de quien es y se quedan tan anchos q si no aparece nadie se lo queda el estado. Y estoy hablando de cientos de decenas de miles de euros de un porron de procedimentos. De verdad desaparecen sus dueños o es son inutiles total....Por cierto a mi por lo menos una vez me han devuelto dos veces un mismo deposito y aun no lo saben....años ya

    3 recomendaciones
  5. en respuesta a Pecks
    - Ver mensaje
    #6
    Jotaerre

    Desde luego, Pecks, pero todavía hay quien lo intenta vía incidente de nulidad de la subasta (he tenido y tengo varios casos así), cuando lo que son nulas (al 99%, nunca te puedes fiar del todo del Juzgado, claro) son sus posibilidades de éxito, como aquí explica el colega:

    https://www.espadagerlach.com/nulidad-de-subasta-con-adjudicacion-firme/

    Como tampoco puede alegarse, por ejemplo y como hacen muchos ante un precario, que su abogado ha recurrido la adjudicación (de la AEAT, SSocial, etc...) vía administrativa, tal cual lo resume la AP de Huesca:

    http://www.poderjudicial.es/search/AN/openDocument/387a5aff202c79c2/20200121

    "A partir de esa adjudicación, el título de propiedad de la demandada quedó sin efecto y sin valor alguno para contradecir el título de los hoy actores derivado de la subasta y del propio título de la demanda, el cual ni mucho menos puede recuperar su eficacia jurídica con fundamento en las supuestas alegaciones de nulidad planteadas en el expediente administrativo de adjudicación de la finca objeto de controversia."

    Saludos,

    4 recomendaciones
  6. en respuesta a Pecks
    - Ver mensaje
    #5
    subastero1983

    Juzgado de lo Penal. Yo quiero pensar que el hombre este tendría una escritura de la finca en una servilleta como se hacia antes... otra cosa no me explico.

  7. en respuesta a subastero1983
    - Ver mensaje
    #4
    Pecks

    ¿Era una subasta de la AEAT o la SS??

    Si no presentó la tercería en su momento, ya después de la adjudicación e inscrita es muy difícil tumbar eso.

  8. #3
    subastero1983

    Tristán al leer lo del Bungalow en Ibiza se parece mucho a un caso mío, esto fue por lo penal el hombre le gustaba robar con cuchillo en mano y para la indemnización subastaron una finca. Realice la mejor puja cubriendo la cantidad reclamada pero con un porcentaje muy bajo pero el hombre desde la cárcel pasaba de la finca. Una vez pagado los ITP y llevado los papeles al RP pongo el cartel de Se Vende.
    Hasta aquí todo normal, a los dos dias recibo una llamada, como vendo esa finca que es de su padre y tiene 80 años!! Me quedo de piedra y le cuento todo lo sucedido y retiro los papeles del registro antes de tenerla inscrita!! Vaya faena el hombre se llama exactamente igual que el delincuente!!! Me imagino el delincuente fundiéndose el sobrante xDD !!!.... el pobre hombre se presento en los juzgados para recurrir y ya pasado un tiempo llamo para ver que paso y que me devuelvan el dinero.... Y ya lo flipe, que el recurso lo perdió el hombre y que como todas las actuaciones fueron correctas la finca es mía!!!
    Que el hombre tendrá que reclamar al catastro que fue el que la debió liar....y nada vuelta a poner el cartel...eso a resumidas cuentas, que la historia continua..

    3 recomendaciones
  9. en respuesta a Joao Manuel
    - Ver mensaje
    #2
    subastero1983

    Vaya tela!!! Yo hace un tres años me adjudique una finca dando el 75% pues después de rematar el hombre recurre y se va para la AP y me indican que espere sentado que va para largo, pues el otro día se me ocurre preguntar ¿Qué es de lo mío? y me dicen si esto lleva resuelto un año!! y yo pensando y cuando piensan comunicarme el resultado???

  10. #1
    Joao Manuel

    mi caso no fue con el juzgado del social pero con la justicia en general. en el 2003 compro una furgoneta nueva y al mes me la roban pongo la denuncia y al dia siguiente me mandan una carta para presentarme con la maxima urgencia en comiseria y cuando me presento el guarda de turno me dice que vaya para casa y que espere otra notificacion porque alguien se habia equivocado con el numero de diligencia. fueron pasando los dias, meses y años y siempre que acudia a una comiseria me decian que la furgo no aparecia. a principios de este año por curiosidad pedi un informe del vehiculo y para mi sorpresa me dice el informe que la furgo habia sido subastada por abandono de la misma, flipante.
    sinvergüenzas.

    3 recomendaciones
Autor del blog
  • Tristán el subastero

    Información y opiniones sobre el mundo de las Subastas Judiciales desde la mirada de un subastero.

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar