¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Subastas judiciales

Las subastas judiciales desde la mirada de un subastero

La que se te viene encima

Uno de los peligros de compartir una propiedad con otros es que el copropietario no lleve bien sus cuentas y que los atribulados acreedores acaben embargándole su mitad indivisa. Generalmente la noticia cae como una bomba y sus compañeros de propiedad, que pueden ser su mujer o sus hijos, pero también sus hermanos o simplemente familiares lejanos que han heredado cada cual su pequeña porción, se suelen llevar un susto de muerte, mayor cuanta mayor sea la cercanía a la propiedad.

Trataré de explicarme. Si solo eres propietario del 15% y vives en otra ciudad y nunca has recibido ni un duro de esa propiedad, pues casi que te da lo mismo lo que acabe ocurriendo con ella. Casi mejor que haya cambios por si al final te cae algo de viruta. Pero si eres el dueño de una mitad indivisa y encima eres el que vives en la vivienda, pues claro que te afecta cualquier cambio y naturalmente que tienes sobrados motivos de preocupación.

¿Por qué debes preocuparte?, ¿qué puede ocurrir con esa vivienda?  Lo usual será que a esa subasta (de solo una parte indivisa) no asistan más que inversores muy profesionales que por supuesto no pujarán el porcentaje del precio que se suele ofrecer en las subastas sino que, teniendo en cuenta la problemática de comprar mitades indivisas, tratarán de comprar la misma por cifras muy inferiores.

Una vez propietarios de esa porción de propiedad el siguiente paso es ofrecer al resto de copropietarios una cifra ridícula por sus respectivas porciones con la velada amenaza de que si no llegan a un acuerdo no les quedará más remedio que instar la disolución judicial, al final de cuyo procedimiento siempre suele haber una subasta, la temida subasta.

Pero ojo, porque esta ya no va a ser la subasta de la parte de otro, sino que ESTA VEZ LO QUE SE VA A SUBASTAR ES LA TOTALIDAD DEL INMUEBLE, la plena propiedad y eso ya afecta a todos los copropietarios, que van a verse de golpe metidos en un lío del que generalmente no tienen ni idea y del que recibo multitud de consultas.

Por eso a los afectados por el peligro de que se va a subastar la mitad indivisa de otro copropietario siempre les recomiendo que bajo ningún concepto permitan que ningún extraño a la familia se haga con ningún porcentaje de la propiedad. Tienen muchas vías para impedirlo, por ejemplo pueden asistir y pujar en la subasta o, mejor aún, pueden ejercer el derecho de retracto contra el que haya resultado adjudicatario de la misma. Y finalmente, si no tienen dinero para otra cosa, también pueden vender su participación antes de la subasta a un indudable mejor precio que el que obtendrán unos meses después, con el enemigo ya en casa.

Lo más importante es que empiecen a mover el culo desde ya en vez de sentarse a esperar los acontecimientos, que suele ser lo más habitual.

 

24 comentarios (mostrando del 21 al 24)

Añadir comentario
  1. #21

    Errete

    Mi caso es el siguiente, soy heredera de una casa junto con 6 hermanos mas, yo tengo el 18% de la propiedad. El caso es que aunque estuve viviendo durante 48 años, y cuide de mi madre hasta que murió, me traslade a mi piso hace un año, pero no me lleve todas mis pertenencias, ahora mi hermano cambio las cerraduras sin aviso y se niega a darme mis cosas, con la escusa de que se compraron con el dinero de mi madre, lo cual es falso, ya que yo no reclamo nada de las cosas de ella, el caso es que no se que puedo hacer ya que dice que puede denunciar si intento llevarme algo que el decida que es de mi madre, el se divorcio hace 3 años y desde entonces vive en la casa. Mi pregunta es:¿ Tengo derecho a entrar en mi casa y coger mis cosas? ya que la casa también es mía, o ya es el dueño y señor de todo.

  2. #22

    Monika2

    Buenos días Tristán, acabo de encontrar tu blog y tengo un problema. A ver si me puedes orientar: hace 4 años me separé de mi marido y debía pasarme una pensión de alimentos para mis dos hijos, cosa que nunca hizo. Mi abogado reclamó una ejecución de sentencia, pero el ha ido eludiendo trabajos y lleva una deuda acumulada de 23.000 euros. El abogado propone embargarle los bienes que tiene, que en su caso es el piso que tiene al 50 % conmigo. Y yo debería pujar por el. Mi miedo es que puje cualquier persona y me quede con mis hijos en la calle. Tu que me recomendarías, o hay alguna forma de que solo me pueda presentar yo a la subasta?? Muchas gracias.

  3. #23

    Pecks

    en respuesta a Monika2
    Ver mensaje de Monika2

    Y si lo que quieres es quedarte con el piso, ¿por qué no le compras su 50% antes de ir a subasta? Si son personas sensatas es la mejor opción.

    Si finalmente acaba en subasta lo mejor es que te pongas en manos de un profesional que sepa del asunto y pueda orientarte sobre la mejor estrategia a seguir.

  4. #24

    Monika2

    en respuesta a Pecks
    Ver mensaje de Pecks

    Ya lo hemos intentado, pero no quiere, se le ha ofrecido su parte descontando la deuda que tiene. Se niega. Y la deuda cada mes se hace más grande. Además, piensa que yo necesito el dinero. Así que la opción será buscar un buen abogado...
    muchas gracias.

Autor del blog

  • Tristán el subastero

    Información y opiniones sobre el mundo de las Subastas Judiciales desde la mirada de un subastero.

Envía tu consulta

 


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar