Las tres caras de las subastas judiciales

20

Hace mucho que no teníamos noticias de Manuel González, de SubastaFácil, más o menos desde otoño del 2.010, cuando nos presentó su proyecto de unos cursos a distancia para aprender el negocio de las subastas judiciales con la polémica subsiguiente respecto a las mejoras de postura y su argumentada réplica posterior.  Y de repente... zas, le encuentro en un video de Antena 3, de buena factura, en el que se presentan las tres caras de las subastas judiciales: el demandado, el subastero y su cliente (adjudicatario).

Manuel me cae la mar de bien. No solo no tiene complejos como subastero, como yo mismo, sino que declara sin tapujos que tiene un altísimo ánimo de lucro. Y lo dice así, sin anestesia, como deben decirse estas cosas. Porque el peor aspecto de la corrección política no es su tontería ni su hipocresía sino su intolerancia y su tendencia a reprimir la libertad de expresión. 

¿Vosotros conocéis a muchos capaces de reconocer que les mueve el deseo de lucrarse? Noooo, al contrario, a cualquier empresario que manifieste eso se le echan encima los sindicatos y los poderes públicos. Según la política imperante las empresas se instalan en los municipios para beneficiar a los vecinos y darles trabajo y prosperidad, pero jamás para beneficiarse ellas mismas ni para repartir dividendos entre los socios. Declarar eso sería su fin y no conseguirían los permisos necesarios.

Y lo mejor de todo es que además del deseo de lucrarse, a Manuel le mueve el sincero deseo de hacerlo beneficiando lo más posible al demandado.

 

  1. en respuesta a Jeeppituco
    -
    #24
    23/01/12 12:19

    Garantías no las hay en ningún asunto humano, pero vamos, que yo no sospecharía de la documentación que el banco pueda aportar. Las hipotecas anteriores hay que pagarlas, de golpe en un solo pago o a plazos mensuales, dependiendo del interés que tenga el banco acreedor. Puede que acepten la subrogación o puede que no, ¿quién sabe?

    Pero una cosa es segura, si el demandado las ha dejado de pagar y ya están siendo ejecutadas, de los intereses de demora y las costas judiciales no te salva nadie. Tendrás que pagarlas hasta el último euro si es que quieres evitar que te subastan lo que acabas de adquirir.

  2. en respuesta a Tristán el subastero
    -
    #23
    23/01/12 11:48

    En el caso de quedarme con el bien, y quedar subrogado en las dos hipotecas, entiendo lo siguiente y corregidme si me equivoco:

    1º He de pagar los intereses de demora de y costas, etc., en un solo pago, de las dos hipotecas preferentes.
    2º He de seguir pagando las cuotas de las hipotecas por donde el deudor dejó de pagar.(Y ahí es posible que me la metan doblada, ¿o hay garantías de que no?)

  3. #22
    20/01/12 22:23

    No sé si es peor esta justificación que la de Pepe ;}}}}}

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar