Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
El inversor español tradicionalmente ha invertido en activos inmobiliarios, pero tras la crisis vivida en 2008 y con la brusca caída del precio de la vivienda, muchos de ellos decidieron deshacer sus inversiones y pasar a otros activos como la renta variable o la renta fija.
 
Ya en 2015, parece que el mercado inmobiliario vuelve a repuntar y se está reactivando (aumento de las ventas de viviendas, aumento de las hipotecas concedidas...) tras haber sido uno de los sectores más golpeados por la crisis económica. Pero, ¿ha tocado suelo el precio de la vivienda? según Fitch, el precio de la vivienda empieza a subir tras 7 años a la baja y una corrección de los precios de entre el 35% y el 40% pero advierte que la recuperación del sector será lenta e irregular.
 
evoluciona precio de la vivienda en españa
 

Cómo invertir en el mercado inmobiliario

  • Compra de la vivienda física: esta es la alternativa más común para invertir en el mercado inmobiliario ya que permite al inversor obtener el bien inmueble físico en cartera. La compra de una vivienda física  posibilita un aumento potencial procedente de las rentas de alquiler y un beneficio futuro por el incremento del valor de los inmuebles. Esta opción de inversión tiene el inconveniente del elevado capital necesario para la compra de la vivienda, lo que puede imposibilitar la diversificación de la cartera en otros activos. 

 

  • Plataformas de crowdfunding: existen nuevas alternativas de inversión como las plataforma de crowdfunding inmobiliario. En España Housers es la única plataforma que ofrece al inversor un producto de inversión en vivienda desde 500€ y en multiples proyectos inmobiliarios lo que permite diversificar el riesgo. La rentabilidad anual media que se puede obtener es del 10-12% con la combinación de la rentabilidad del alquiler más la revalorización del activo inmobiliario a través de dividendos. El horizonte temporal recomendado en esta alternativa de inversión es de 3-5 años, pero se pueden vender las participaciones en inmuebles en el marketplace interno para qobtener liquidez en el momento.

 

 
  • Fondo de inversión inmobiliarios: se trata de fondos de inversión Indirect Property que invierten en REITs y empresas de explotación inmobiliaria con diversificación geográfica. Normalmente los ingresos proceden de las rentas de alquiler. Como ejemplo de fondos, comentamos el GVC Gaesco Oportunidad Empresas Inmobiliarias, que cuenta con una rentabilidad anualizada a 3 años del 15% y volatilidad del 8,8% o el AXA Aedificandi con una rentabilidad a 3 años del 18,30% y una volatilidad del 13% concentra el 90% de su cartera en oficinas de Londres y París. 

 

  • SOCIMIS: son la versión española de los REITs o Real Estate Investment Trust de EEUU. Las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria son empresas inmobiliarias cotizadas en el el mercado continuo y el MAB que centran su actividad en rentabilizar los activos mediante el alquiler, y no a especular mediante la compra venta. Las Socimis invierten al menos el 80% en inmuebles urbanos para el alquiler, así como el 80% de los ingresos son procedentes del alquiler de esos mismos inmuebles. Además, las SOCIMIS reparten dividendos del 90% de las rentas derivadas del alquiler y del 50% de los beneficios procedentes de la venta de inmuebles. Las cuatro grandes SOCIMIS españolas son: Axiare, Merlin Properties, Hispania y Lar España.

 

La inversión en el sector inmobiliario es un complemento fundamental en cualquier cartera ya que permite diversificar y obtener un plus de rentabilidad porque a largo plazo los activos inmobiliarios se descorrelacionan de la renta variable.
 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar