La Independencia Financiera y ganarse el pan con el sudor de tu frente.

33 recomendaciones
60

Cuando en el título del post ven la palabra pan, seguro que pensarán que hablamos de la maldición de Aryzta, pero no, antes de eso se produjo un suceso casi tan grave en el paraíso terrenal.

Ya saben el incidente de la manzana, en el que Eva y Adán vienen a enmarronarse a nivel bíblico y pasan de tener todo en su mano casi sin esfuerzo a tener que ganarse el pan con el sudor de su frente.

Adán y Eva se pusieron un poco rebeldes y dios los castigó con aquello de “ganarse el pan con el sudor de tu frente” y hace unos días en plena quedada de Rankia, estuve hablando con varios foreros del tema de la Independencia Financiera (en adelante IF), aquello del objetivo 2035, en fin parece ser que existe en internet y en el mundo real toda una legión de personas que han decidido rebelarse contra dios al estilo Adán y Eva, con el objetivo de no tener que ganarse el pan con el sudor de su frente.

Es una historia vieja, no es de hoy y la conocía antes de la quedada pero aquellas amenas conversaciones hicieron surgir en mi la necesidad de exponer mi visión de ese asunto, pero no como si yo pudiera pontificar, al contrario tiendo a tener cierta simpatía por ese movimiento rebelde que trata de romper con las reglas establecidas. Desde la humildad quería analizar el movimiento y ver que filosofía subyace en su interior, así como ver si realmente están protegiendo su patrimonio de los diferentes escenarios que pueden darse.

Vamos por el principio, los rebeldes tienen un objetivo, crear un capital que los convierta en rentistas y finalmente dejar de trabajar. Ellos tratan de buscar empresas muy solventes que den dividendos crecientes y diversificando la posición no excediendo en cada valor el 5%-10%, diversificar en sectores y monedas, intentando diluir el riesgo. Está bien, analizan las empresas en función de análisis fundamental y no quieren invertir en bitcoin, vamos algo sensato. Les gusta Iberdrola, ebro food, bbva, Santander, Enagás… y en América Intel, IBM, AT&T… vamos empresas bastante razonables nada de chicharros ni aventuras. Buscan el dividendo y el dividendo creciente. A eso le añaden ahorro mensual y reinversión de dividendos y aumento de valor a largo plazo de este tipo de acciones sobrias, serias y aburridas. Esa es la visión simplificada, pero claro lo combinan con ETF’s, Fondos de inversión en fin lo hacen más sofisticada las versiones más avanzadas, pero esa es la idea.

El tema está en que cuando llegan a un punto concreto en el que los ingresos que genera ese capital creado con el ahorro y la reinversión con el tiempo les permite dejar de trabajar cuando llegan a cuarentones, a mitad de esa década se plantea que ya no hará falta ir a trabajar, no habrá que fichar cada mañana, ni discutir con clientes, proveedores, jefes o compañeros, ya se habrá alcanzado el nirvana y con lo que se percibirá del capital se podrá vivir el resto de la vida sin darle un palo al agua.

El tema es que los rebeldes no sé si son muy conscientes de que pueden desatar la ira de Dios, que tal y como castigó a Adán y Eva, puede obsequiarles con escenarios nefastos que podrían destruir sus esquemas.

Veamos primero hablaré de la teoría de la fuente, después  de la filosofía que subyace en este movimiento para finalmente hablar de esos escenarios en los que la venganza de Yahvé puede caer sobre los rebeldes.

Todo esto lo hemos pensado aquellos que nos dedicamos a hacer números y sacar cuentas, hemos pensado alguna vez, ¿Cuánto dinero sería necesario para dejar de trabajar?, ¿Cuánto ahorro al mes y como invertirlo?, ¿y una vez conseguido que escenarios podrían darse que destruyeran mi obra?, cuando haces todo eso llegas a la conclusión de que, aparte de bolsa, inmuebles, divisas, fondos de inversión ETF’s chupiguays con comisiones minúsculas, aparte de todo eso no hay nada como la fuente. Si verán todo nuestro ahorro brota de una fuente, y esa fuente es vender nuestro ocio a cambio de dinero, o sea brota de un trabajo, esa fuente suele defenderte de la inflación pues las rentas que vienen de allí se actualizan, con lo que a pesar de que en términos nominales crezcan en términos reales se mantienen pero no decrecen. Podemos tener todo tipo de activos, pero todos de algún modo pueden destruirse o perder valor, por ello no hay nada como tener una fuente de la que brote cada mes, elixir de cartera de valores o sea dinero. Abandonar la fuente es un peligro porque todo puede torcerse, todos nuestros activo presentes y futuros pueden responder en caso de una responsabilidad civil inesperada, que destruiría nuestra obra, no piensen que puede pasar, puede pasar, pero si conservan la fuente, por lo menos podrán seguir y el SMI no se lo embargarán. Yo también le he dado vueltas a esto de la IF, y tras ponerme negativo en el peor caso posible, que es el que hay que cubrir, porque si no se da no pasa nada, pero si se da estas cubierto, creo humildemente que es imprudente abandonar la fuente.

Otro aspecto filosófico que percibo al leer los blogs y ver las entrevistas que realizan a los gurús de la IF, es que en el fondo rezuman ascetismo por sus poros, y eso no es malo, pero tampoco necesariamente bueno. Verán discuten si un inmueble es un activo o un pasivo, y concluyen casi que es un pasivo, a ver un inmueble como un niño es un activo, que a su vez tiene gastos de mantenimiento, reparación y conservación pero sirve a una utilidad y el hecho de poseerlo implica el uso y disfrute del bien, el tema no es no poseer inmuebles porque ellos nos poseen como dicen nuestros ascetas del IF, el tema es tener las posesiones que nuestras rentas nos permiten tener. El enemigo no es el activo, el enemigo es el endeudamiento, la deuda si te devora. Realmente empiezan a plantear si necesitan coche, o casa, o segunda vivienda, hombre a ver si nos subimos a una columna y nos ponemos a predicar y vivimos del alimento que nos suban los fieles ya hemos conseguido la IF, pero no es eso lo que queremos. No podemos renunciar a las mejores cosas, porque así no tenemos que trabajar por ellas, es un poco un budismo que tiende a anular el yo en la inmensidad del todo, vamos el nirvana. Y no, yo no quiero que nadie renuncia a su individualidad ni a sus sueños, ni a su segunda vivienda, ni a sus vacaciones caras, ni a coches de alta gama y enorme cilindrada. Solo van a vivir una vez aprovéchenlo. Lo que no deben hacer es comprarse todo eso con deuda, eso sí les hará esclavos, pero esa no es la discusión de hoy.

Y ahora vayamos con los escenarios que pueden desatar la ira de dios sobre los rebeldes de la IF.

Un escenario para nada extraño y que podría darse es una crisis brutal al estilo 2008 y Lehman Brothers, no es algo anómalo, a ver es que venimos justo de ahí, por eso los tipos de interés están donde están, el patrimonio acumulado puede verse reducido a la mitad en semanas, los dividendos cancelados, los ETF’s indexados caer un 40%, algunos mucho más que los mismos índices, si ese día llega, ¿serán los partícipes capaces de aguantar algo que quizá no han conocido y resistirán la tentación de salirse y malvender? Los inversores descubren donde está su límite cuando vienen mal dadas. Una crisis como la de 2008 rompería por la mitad los ingresos del rentista y borraría parte del capital.

Otro escenario maléfico sería el de invertir nuestra cartera en valores que se comportaran como el Nikkei a 30 años, si ustedes ven la evolución del Nikkei a 30 años verán que esa falacia que les cuenta de que la bolsa a largo plazo siempre sube, no es cierta piensen que sus valores no suben sino que bajan que no tienen revalorización y que sus dividendos pueden disminuirse si vienen mal dadas, o acaso creen que porque durante 15 años una empresa suba sus dividendos no puede disminuirlos o cancelarlos. Piensen que quizá invirtieron en Telefónica cuando estaba arriba y daba un gran beneficio.

Vayamos con otro escenario, la estanflación de los 70, quizá muchos de los gurús de la IF no estudiaron en la universidad, Historia Económica y no recuerden que una vez unos malvados árabes (que no eran los malos de la película, los malos éramos los occidentales que soltamos el anclaje del dólar con el oro y empezamos a pagar el petróleo con dinero creado de la nada o sea devaluado, en consecuencia ellos solo respondieron a nuestro robo previo subiéndonos los precios del petróleo) nos llevaron a los shocks de oferta, en ese escenario llega el estancamiento, y la inflación, o sea que tus acciones caen de valor porque los beneficios de las empresas caen, los dividendos se reducen o cancelan, y encima tenemos inflación que hace que las rentas percibidas cada día en términos reales sean menores que antes, de forma que lo que parecía una situación desahogada para vivir con unas rentas, no nos alcanza para los gastos mínimos pues en términos reales se reduce nuestro ingreso.

Y ya puestos podemos ir al peor escenario posible, para un capital no protegido de la inflación como sería la hiperinflación, imaginen que por lo que sea en un país al estilo Argentina con inflaciones del 40% anual, eso no es imposible, basta con que la disciplina monetaria se rompa y nos dediquemos a colmar los deseos de justicia social de los bienintencionados, en ese escenario ya da lo mismo si nuestras rentas crecen nominalmente, en términos reales la inflación va por delante y nos mutila. Solo la fuente protegida de la inflación o los inmuebles podrían salvarnos un poco ahí.

 

Como ven hay varios escenarios que pueden desatar la ira de dios que tan bien nos explicó Samuel L. Jackson en Pulp Fiction, en estos escenario la venganza de Yahvé caería sobre ellos:

P.D. Realmente todo esto tiene como objetivo hacer ver que la fuente, lo es todo, no veo buena idea lo de abandonar la fuente.

 

 

 

Disclaimer

El forero Theveritas no está autorizado para recomendarles liquidar sus ETF’s chupiguays con comisiones bajísimas, al contrario ojalá existan siempre, aunque ya vieron como Renta 4, se quedó con el negocio de BNP Paribas y ya les digo yo que gratis no va a salir, porque lo barato es caro y lo que no puede ser es imposible. Por lo demás los amigos de la IF, tienen mi simpatía y respeto, pero en parte me recuerda a aquella historia de los pisos nunca bajan, cuidado que todo se puede estropear.

 

  1. #61
    berebere

    Bueno, con la que está cayendo a ver qué se cuentan los IF

    1 recomendaciones
33 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar