Rankia España Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Deutschland Rankia France Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder
En empieza el próximo webinar Crea tu propio plan de inversión.

Cartera de valores

La cartera de valores es el conjunto de activos en el que se encuentra depositada nuestra inversión. En otras palabras, los activos en los que ha invertido un inversor y en los que, por ende, se encuentra depositado su capital.

El término "cartera de valores" hace referencia al conjunto de activos que posee una persona y en los que, por ende, se encuentra depositado su dinero o su inversión. Al igual que si se tratase de una cartera para guardar dinero, la cartera de valores hace referencia a una cartera ficticia en la que depositamos nuestros valores, o lo que es lo mismo, los activos en los que hemos invertido.



En esta cartera, que funciona como si se tratase de una cuenta bancaria, depositamos todas las acciones, los fondos, los bonos, las divisas, así como todos los activos que adquiramos en los mercados financieros. Además, para adquirir estos activos, previamente, necesitamos tener una cartera de valores.

Por esta misma razón, la composición de una cartera de valores depende siempre del inversor. En función de cuál sea su perfil inversor, podemos hablar de una cartera conservadora, mixta o arriesgada. Y en función del tipo de cartera que queramos, invertiremos el capital en renta fija, renta variable o complementaremos ambas.

Representación de una cartera de valores
Representación de una cartera de valores


En resumen, una cartera de valores es una cuenta bancaria en la que depositamos todos aquellos activos que hayamos adquirido previamente en el mercado. Como decíamos, el porqué de que se llame cartera de valores es que en esta, como si se tratase de una cartera, guardamos esos activos, que también conocemos como valores.

Tipos de cartera de valores


Como decíamos, una cartera de valores, o mejor dicho, la composición de una cartera de valores siempre depende del inversor al que pertenece.

Por tanto, en función del perfil que tenga el inversor, tendrá un tipo de cartera u otra.

Los principales tipos de cartera de valores son 3:

  • Cartera conservadora.
  • Cartera mixta.
  • Cartera arriesgada.

Si es más conservadora, la cartera estará compuesta, principalmente, de activos de bajo riesgo, o lo que es lo mismo, de activos de renta fija. Si la cartera, por el contrario, es más arriesgada, esta estará compuesta de activos de renta variable.

Lo que permite una cartera de valores, también, es construir una cartera mixta, o lo que es lo mismo, una cartera diversificada, la cual, como en la imagen que se muestra arriba, se compone de valores que tienen más y menos riesgo. La diversificación, utilizando una buena estrategia, nos permite compensar el riesgo asumido con unos valores en la cartera con otros que presentan un riesgo menor.

¿Cómo construir una cartera de valores?


Antes de construir una cartera de valores, lo primero que debemos hacer es conocer nuestro perfil inversor. Como decíamos al inicio, nuestro perfil inversor, o lo que es lo mismo, el riesgo que estemos dispuestos a asumir determinará la construcción de la cartera y la composición de la misma.

Después de conocer nuestro perfil inversor, lo que debemos hacer es conocer nuestros objetivos.

¿Por qué invertimos? ¿Qué queremos conseguir con esta inversión? 

Hay que poner nombre a esos objetivos, y definir los pasos, los rendimientos esperados y los plazos para alcanzarlos. Estos objetivos serán determinantes, ya que no podemos obtener una rentabilidad del 37% con un bono de renta fija, en condiciones normales y lógicas.

El siguiente paso sería definir la estrategia. Una vez sabemos el riesgo que estamos dispuestos a asumir, conocemos los objetivos que tenemos y conocemos los horizontes temporales que hemos establecido para alcanzarlos, decidimos la estrategia de inversión, la cual nos dirá qué activos debemos seleccionar para –cumpliendo con el riesgo de ese perfil inversor, sabiendo el objetivo y teniendo en cuenta el horizonte temporal– lograr esos objetivos.

Ejemplo de cartera de valores


Para terminar, veamos un sencillo ejemplo de lo que sería una cartera de valores:

Ejemplo de cartera de valores
Ejemplo de cartera de valores


Como puede apreciarse, cada queso en el gráfico representa el porcentaje de capital que tenemos invertido, calculado sobre el total invertido en la cartera, en cada uno de los valores que conforman nuestra cartera de valores.

Cuando indica que Mapfre representa el 4,78% de nuestra cartera, o que Coca Cola representa el 0,65%, estamos diciendo que el peso de ese activo sobre el total de nuestra cartera es ese porcentaje.
Aquí te dejo 3 brokers más baratos que el tuyo:
Scalable Capital

Sin comisiones

Ver más
Interactive Brokers

+1,5M cuentas de clientes

Ver más
ETORO

Acciones y ETFs sin comisión de compra-venta

Ver más

¿Quieres referenciar esta definición?
Cartera de valores, Francisco Coll, 03 de octubre del '22, Rankia.com

Lecturas relacionadas

Definiciones de por letra

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Configurar
Rechazar todas
Aceptar