Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Historias de la Bolsa.

504 respuestas
Historias de la Bolsa.
17 suscriptores
Historias de la Bolsa.
Página
9 / 34
#121

Cosas que no tienes que hacer si quieres sobrevivir a los mercados..


Nunca ha sido más fácil prestar atención a todo lo que sucede en los mercados, la economía, las empresas individuales o su propia cartera. 

La gente solía recibir sus estados de cuenta impresos por correo mensualmente para saber qué estaba pasando con sus inversiones. Ahora podemos observar los cambios en los valores de mercado instantáneamente.

 Por lo tanto, es más importante que nunca filtrar las cosas que no deberían importarte como inversor. Los analistas de Wealth of Common Sense han elaborado una lista con las 10 cosas a las que no deberías prestar atención si quieres sobrevivir en los mercados financieros. 

1. Cómo de ricas se están volviendo otras personas. A John Pierpont Morgan se le atribuye la cita: "Nada socava tanto su juicio financiero como ver a su vecino hacerse rico". 

Y JP no tuvo que lidiar con amigos, personas influyentes y celebridades que constantemente se jactaban de su estilo de vida y riqueza en las redes sociales durante todo el día. Siempre habrá personas con más éxito, prestigio, dinero y reconocimientos que tú. 

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero no preocuparse por cuánto dinero están ganando otras personas puede ahorrarle mucho estrés y angustia innecesaria. 

2. Lo que pagó por una inversión. John Rekenthaler de Morningstar actualizó recientemente el trabajo de Hendrik Bessembinder para mostrar cuántas acciones superan al mercado de valores: 

Aunque el mercado de valores en sí ha sido sólido, los resultados para las empresas individuales en su conjunto no son tan buenos como cabría esperar en un mercado alcista: 

Aunque el índice bursátil estadounidense Morningstar disfrutó de una ganancia anualizada del 13,90% durante la década, solo el 42% de las acciones individuales terminaron en números negros. Casi la misma cantidad (36%) registró pérdidas en 10 años. El 22% final desapareció. Si bien no investigué el destino de los muertos, la investigación de Bessembinder sugiere que la mitad de las acciones vencidas se adquirieron, con resultados decentes, mientras que la otra mitad se eliminó de la lista, con terribles consecuencias. 


Incluso durante una década marcada por un mercado alcista casi ininterrumpido, las acciones promedio no fueron muy buenas. 

Elegir acciones es más difícil de lo que cree. Comprar y mantener es una estrategia excelente para algunas acciones. Para otros, es el equivalente a la sentencia de muerte de un inversor. 

Solo esperaré hasta que el punto de equilibrio sea un lugar difícil para ser como inversionista porque algunas acciones no regresan ... nunca. 

Existe una delgada línea entre ser disciplinado y obstinado cuando se trata de invertir. 

3. La cantidad de tiempo y esfuerzo que invierte. En muchas áreas de la vida, esforzarse más conduce a mejores resultados. Ese no es el caso cuando se trata de invertir. De hecho, esforzarse más y prestar más atención a sus inversiones a menudo conducirá a peores resultados. 

No hay puntos extra por grado de dificultad cuando se trata de mercados. 

La mayoría de los inversores estarían mejor atendidos haciendo menos, no más. 

4. Estadísticas de rentabilidad de un año. Los rendimientos de un año (o cualquier período de tiempo más corto para el caso) no le dicen nada sobre usted como inversionista. Todo inversor tendrá años buenos y malos. 

La diversificación a menudo parece una tontería a corto plazo. La gestión de riesgos puede parecer inútil. La suerte puede triunfar sobre la habilidad. 

Probablemente no sea tan bueno o tan malo como sugieren sus cifras de rendimiento a corto plazo. Los rendimientos a largo plazo son los únicos que importan. 

5. Tu coeficiente intelectual. La inteligencia emocional es más importante que el coeficiente intelectual al invertir. 

Sí, se requiere cierto nivel de inteligencia, pero como dijo una vez Warren Buffett: “Invertir no es un juego en el que el tipo con 160 CI vence al tipo con 130 CI. Una vez que tienes una inteligencia ordinaria, lo que necesitas es el temperamento para controlar los impulsos que hacen que otras personas se metan en problemas para invertir ". 

Hay muchas personas inteligentes involucradas con los mercados, pero no tantas que tienen control sobre sus reacciones. 

La inteligencia por sí sola no garantiza el éxito en los mercados. 

6. Asesoramiento financiero de multimillonarios. Las personas de gran éxito suelen ofrecer algunos de los peores consejos financieros. Simplemente están demasiado desconectados de la gente normal como para brindar consejos útiles. 

También es importante recordar que estas personas dicen todo el tiempo cosas sobre las que en realidad no actúan. Tienes que estar atento a lo que hacen, no a lo que dicen. E incluso entonces, estas personas no conocen sus circunstancias financieras. ¿Cómo pueden ofrecerle consejos prácticos? 

Y los multimillonarios tienen la capacidad de cometer grandes errores con su riqueza y aún así estarán bien. Si comete un gran error, le dolerá mucho más. 

7. Cuánto podría haber ganado si solo hubiera invertido $ 10k en ...  Odio estas comparaciones. 

Sabes, si hubieras invertido $ 10k en [algo que aumenta un 10,000%], serías fabulosamente rico. 

Oh de verdad, gracias por el consejo. Muy útil. Quizás la próxima vez me lo diga de antemano. 

También es cierto que si pone $ 10k en acciones de Enron, tendría $ 0 en este momento. 

Estas fantasías no tienen ningún propósito a menos que sepa cómo detectarlas con anticipación. 


8. Éxito en otras áreas de su vida. Su mayor riesgo como inversor depende en gran medida de su personalidad, composición emocional y posición en la vida. 

El mayor riesgo para la mayoría de los inversores jóvenes es el hecho de que no saben cómo reaccionarán en determinadas condiciones del mercado. A una edad temprana, no sabes cuánto no sabes todavía y eso puede volver a afectarte. 

Para los inversores más experimentados, su experiencia puede funcionar en su contra si le permite confiar demasiado en sus propias habilidades. Esto también es cierto para las personas que han tenido éxito en otras áreas de su vida. 

Los peores inversores son a menudo aquellos que asumen que el éxito en su carrera se traduce automáticamente en una inversión exitosa en los mercados. No funciona así. 

9. Momento perfecto del mercado. Los inversores pierden demasiado tiempo tratando de encontrar el punto de entrada perfecto para sus inversiones. Ese punto de entrada perfecto solo se conoce con el beneficio de la retrospectiva. Es mucho mejor poner su dinero a trabajar cuando tiene algo de dinero para ponerlo a trabajar y dejar que el interés compuesto compense las compras inoportunas. 

Este es mi recordatorio habitual de que un horizonte a largo plazo puede superar incluso a las inversiones en el peor momento: 

Es divertido ver los rendimientos de los máximos y mínimos para ciertos mercados o acciones, pero nadie invierte de manera constante en los picos o mínimos. 

10. Producir alfa en su cartera. Jason Zweig contó una vez una historia sobre entrevistar a docenas de residentes en Boca Raton, Florida, una de las comunidades de jubilados más ricas del país: 

En medio de las elegantes casas de estuco, el césped bien cuidado, las palmeras que se balancean, el sol y la brisa del mar, les pregunté a estas personas, en su mayoría de setenta años, si habían superado al mercado en el transcurso de sus vidas de inversión. Algunos dijeron que sí, otros dijeron que no. Entonces un hombre dijo: “¿A quién le importa? Todo lo que sé es que mis inversiones ganaron lo suficiente como para terminar en Boca”. 

El objetivo de invertir en primer lugar es lograr sus objetivos financieros, no vencer al mercado.

Carlos Montero.


No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#122

¿Qué pasaría en las bolsas en un escenario de reducción gradual de estímulos?


Con las preocupaciones sobre la inflación y las perspectivas de la política monetaria en los EE.UU. en el centro del escenario, algunos inversores están comenzando a considerar lo que sucedería en un escenario de reducción gradual de estímulos, aunque por ahora el consenso prevé que la Fed se mantendrá en gran medida acomodaticia.


Entre ellos se encuentra Lucio Soso, gerente de cartera de Bellevue Asset Management, quien espera que la Fed considere formas de reducir su programa de QE durante los próximos seis meses mientras mantiene las tasas a corto plazo sin cambios durante los próximos 12 meses.


"Nuestro escenario base con una ponderación del 50% se basa en un aumento en la tasa de inflación general en los EE. UU. al 4%. Esto hace que la Fed comience a reducir los estímulos porque una postura monetaria expansiva está cada vez más desincronizada con una economía en recuperación y una inflación en aumento", dice.


"Esta situación conducirá a la consolidación de los mercados de renta variable. Los bonos del gobierno serán empujados en dos direcciones diferentes, con los precios de los bonos cayendo por temor a tasas de interés más altas o subiendo a medida que los inversores busquen refugio en refugios seguros tradicionales", agrega.


Soso tiene otros dos escenarios, ambos ponderados al 20% cada uno.


En el lado positivo, las acciones estadounidenses continúan subiendo lideradas por la actividad global coordinada de QE. En cambio, el escenario a la baja prevé una corrección impulsada por impuestos corporativos más altos en Estados Unidos, un cambio fundamental en la política de la Fed, mayores riesgos geopolíticos o crecientes infecciones del COVID.

Dicho esto, "cualquier corrección que reduzca el valor de las acciones en un 20% debe verse como una oportunidad de compra", argumenta.




Lucio Soso, gerente de cartera de Bellevue Asset Management

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#123

¿Cripto... que?


Un token digital que se lanzó el lunes y se conoce con el nombre de Internet Computer ya es una de las criptomonedas más grandes del mundo, con un valor de mercado de alrededor de $ 45 mil millones. Eso lo convierte en el octavo activo digital más grande entre los 10 primeros en las clasificaciones de CoinMarketCap.com.


Se supone que el token y su libro mayor digital relacionado ayudan a cualquier persona, desarrolladores de software o creadores de contenido, a publicar lo que quieran en Internet, sin tener que pasar por gigantes digitales como Amazon.com Inc. o Facebook Inc., o para utilizar servidores o servicios comerciales en la nube. La idea es evitar los jardines amurallados corporativos y reducir los costos, según Dominic Williams, fundador del proyecto. Los usuarios podrían crear redes sociales y otros servicios que compitan con los titanes de Internet.


La red subyacente de la moneda utiliza contratos inteligentes o programas de software que ejecutan tareas, compitiendo con otros como Ethereum, un rival más grande. Se está uniendo a muchas otras monedas y redes relacionadas, entre ellas Polkadot, Binance Coin, que intentan robar el trueno de Ethereum.

El debut de Internet Computer se está produciendo cuando las criptomonedas que van desde Bitcoin hasta Dogecoin están en la conversación de todos, desde las mesas de cena hasta el Saturday Night Live, y los precios de muchas monedas están aumentando.


El valor de mercado total de todas las criptomonedas ahora se sitúa en 2,48 billones de dólares, frente a menos de 1 billón de dólares a principios de año. Pero al igual que en el período previo a 2017, es probable que muchas de las llamadas monedas alternativas se estrellen contra la tierra con un ruido sordo.


El Bitcoin estaría entre los 30 países que más energía consumirían del mundo. Si esto lo trasladamos al resto de las criptodivisas, subirían mucho más en esa hipotética clasificación. Esta es una faceta poco conocida de las criptomonedas: El enorme impacto medioambiental que presentan. Un impacto para unos activos, que en algunos casos, representan poco más que una "broma de mal gusto". Veamos lo que señala el especialista Guillermo Barba sobre el Dogecoin, una criptomoneda entre broma y realidad:

Dogecoin es una criptomoneda que, literalmente, comenzó como una broma en 2013 (y que se conoce con la imagen del “perro de los memes”), pero que gracias a su meteórico ascenso de precio se ha convertido ya en la cuarta más importante por un valor de capitalización de 74 mil millones de dólares. Al cierre de este artículo su precio rondaba los 55 centavos de dólar tras alcanzar la semana pasada un máximo de 73 centavos.

Cuando tomamos en cuenta que Dogecoin comenzó 2021 valiendo menos de un centavo, nos damos cuenta de por qué su escalada ha llamado tanto la atención.

El segundo hombre más rico del mundo – según Forbes- y fundador del fabricante de autos eléctricos Tesla, Elon Musk, ha tenido bastante que ver con esta alza, pues a golpe de tuits (publicaciones en la red social Twitter), disparó la popularidad de Dogecoin.

Así, esta “cripto” se ha convertido en el ejemplo más reciente de una burbuja especulativa.

Aunque no hay una única manera de identificarlas y definirlas, hay pistas que nos ayudan. Por ejemplo, cuando un activo alcanza de manera consecutiva durante varias jornadas máximos históricos, enciende una “luz amarilla” de alerta.


Otra señal se puede detectar cuando personas que por lo general no están involucradas en el mundo financiero y de inversiones, comienzan a preguntar y a poner su dinero en esos instrumentos porque alguien les dijo “que ha estado subiendo mucho”.

Esto es justo lo que ha estado ocurriendo con Dogecoin, que tras ser casi desconocida, ha tenido incluso sus “picos” más altos de búsqueda dentro de las tendencias de Google en los meses de enero – febrero y abril- mayo de este año.

De este modo, el activo virtual pasó de la nada a tener un intercambio de volúmenes tan altos, que incluso los inversores han provocado interrupciones en plataformas como Robinhood.

Sin embargo, se necesita mucho más que una broma de popularidad inflada para consolidarse como una auténtica alternativa en el mundo de las criptomonedas.

Expertos como José Rodríguez, uno de los especialistas más prominentes del mundo de las criptomonedas y de la tecnología “blockchain”, también ha advertido sobre los riesgos de Dogecoin.

“Es una criptomoneda con poco desarrollo e integraciones. Durante años estuvo abandonada. Hay mucho ruido y mucha especulación, pero falta ver si se capitalizará con esta entrada de capital de especuladores y apostadores, para que realmente se construya infraestructura y sea algo más que un chiste dentro de las criptomonedas. En caso contrario tendrá una corrección (caída) que les dolerá a muchos.”

Y así ha sido. De hecho, el pasado fin de semana, el propio Elon Musk decepcionó a los fanáticos cuando en el conocido programa humorístico de televisión “Saturday Night Live” terminó reconociendo que “sí, (Dogecoin) es un timo.”

Horas después, su precio se desplomó hasta en un tercio de su valor, y aunque podría tener un nuevo rebote alcista, nadie que no esté dispuesto a perder todo su dinero debería entrar ahí. Así son las burbujas.

En fin. Son varias las lecciones que podemos obtener de Dogecoin, como que cuando un instrumento financiero está en sus “picos” de popularidad, por lo general, ya es demasiado tarde: la fase más redituable de su escalada ha quedado atrás. Tenga cuidado.

La inteligencia financiera obliga a que busquemos las mejores inversiones allí donde pocos miran, para poner nuestro dinero en activos con fuertes fundamentos de demanda y de valor, y que por ello, nos harán ganar más “a la segura” en el futuro. Hacer lo contrario, es una apuesta segura… para perder.








No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#124

Los inversores se apresuran a comprar protección contra la inflación


Los inversores se están cargando con protección contra la inflación, mientras comienzan a ser más cautelosos con las acciones tecnológicas sensibles a las tasas a medida que crecen los temores de un repunte de los precios que pueda obligar a la Fed de Estados Unidos a adelantar un endurecimiento de la política, mostraron los datos semanales de BofA el viernes.


Durante la semana que finalizó el 12 de mayo, los fondos de valores del Tesoro protegidos contra la inflación (TIPS, por sus siglas en inglés) registraron la mayor entrada en 23 semanas, con $ 1.9 mil millones, dijo BofA, citando datos de EPFR sobre flujos de fondos.


Al mismo tiempo, los fondos de acciones dedicados a acciones tecnológicas sensibles a las tasas de interés vieron su primera salida en cinco semanas, aunque solo $ 17 millones.

Normalmente, los inversores premium están dispuestos a pagar por estas denominadas acciones de crecimiento, que se comportan peor durante un repunte económico cuando la inflación y las tasas de interés suben.


En lo que va del segundo trimestre de 2021, el índice Nasdaq, hogar de empresas tecnológicas de rápido crecimiento, se ha mantenido más o menos plano, por debajo del S&P 500, donde empresas "cíclicas" como bancos y empresas de viajes han registrado fuertes ganancias.


Los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años de referencia casi se han duplicado desde principios de año, subiendo de 0,9% a un máximo de 1,77% a finales de marzo antes de retroceder a alrededor de 1,65% este viernes.

"2020 marcó (un) punto bajo secular para la inflación y las tasas de interés", decía la nota de BofA, argumentando que el techo del 2% para la inflación estadounidense en los últimos 10 años ahora podría considerarse como un nuevo piso.

El miércoles, los datos mostraron que los precios al consumidor de EE.UU. aumentaron la mayor cantidad en casi 12 años en abril, ya que la demanda en auge en medio de la reapertura de la economía empujó las restricciones de oferta.

En total, los fondos de capital registraron entradas de $ 25,7 mil millones, mientras que $ 13,6 mil millones se destinaron a efectivo y $ 6,9 mil millones a bonos, dijo BofA.


B.M.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#125

Sombra aquí.. sombra allá.. maquíllate maquíllate...


La industria de la moda rápida está contaminando enormemente, ya que el modelo de negocio se basa en la venta de ropa barata que, en su mayoría, se incinerará dentro de un año de producción. Pero la presión ESG tanto de las empresas como de los consumidores podría representar un riesgo para la industria de la moda de $ 2.500 millones, según UBS.


La industria emite más CO2 que la aviación y el transporte marítimo combinados. También causa alrededor del 20% de la contaminación industrial del agua en el mundo y utiliza 79 mil millones de metros cúbicos de agua por año.


Se necesita hacer algo, pero una solución menos derrochadora no vendrá sin desafíos.

"Se requiere un rediseño del sistema (menos artículos vendidos, artículos que duran más, menos artículos desechados, lograr circularidad, en lugar de reemplazar las prendas convencionales con alternativas más sostenibles", dicen los analistas de UBS en un informe.


Es posible una disminución del 10 al 30% en las ventas de unidades de ropa de alto volumen y bajo valor, dicen los bancos suizos, si el modelo sufre una interrupción significativa.

"Sobre la base de esa interrupción potencial, los analistas del sector de UBS han revisado el impacto en el sector de un escenario de declive más extremo del 20-30%".


Con base en lo anterior, aquí está el consejo de UBS sobre cómo posicionarse en el sector.


UBS
UBS







No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#126

Los datos malos son buenos"


De lunes a miércoles caídas (sobre todo NY) por el miedo a una inflación americana que salió demasiado alta (+4,2%). El jueves un rebote bastante digno (S&P500 +1,2%) por la entrada de cazadores de gangas. Y el viernes continuó inercialmente el rebote, ganando fuerza a medida que avanzaba la sesión gracias a que la macro americana salió floja: Producción Industrial (+0,7% vs +1% esperado), Ventas Por Menor (0% vs +1%) y Confianza Univ. Michigan (82,8 vs 90,4).


Bullard y otros consejeros de la Fed insistieron en que el repunte de la inflación es transitorio, pero parece demasiado repunte como para que el mercado se fie por mucho que insistan en que eso es así. Por eso la corrección de las bolsas fue acusada de lunes a miércoles y, al ponerse los precios más atractivos y salir la macro americana floja, jueves y viernes rebotaron con cierta alegría. Ahora cuanto peor salga la macro americana, casi mejor para las bolsas porque eso enfriará la expectativa de que la Fed tendrá que cambiar sus planes y, por ejemplo, ir disminuyendo el ritmo de compras de bonos (120.000M$/mes). Lo malo es bueno.


Ahora lo malo puede ser bueno, al menos en el frente macro americano

Lo mejor que puede suceder ahora es que la macro americana flojee porque eso enfría la expectativa de que la Fed cambie algo. Así que, tranquilidad y a observar los siguientes datos. Lo que hemos visto hasta ahora no es un cambio de dirección del mercado, sino unas bolsas que van parándose cerca de sus nuevos máximos por causas naturales y que cuando ha salido una inflación demasiado alta han cogido especial miedo a la Fed, como es lógico.
La clave de bóveda ahora es cómo salga la inflación americana hasta julio/agosto. Pero no la inflación aisladamente, sino en combinación sobre todo con el empleo. 

Porque si éste mejorase muy rápidamente (en abril no fue así, sino que decepcionó) entonces la Fed sí podría estar en un apuro y verse forzada a cambiar su estrategia (reducir el ritmo de compra de bonos, p.ej.). 

Pero también otros indicadores colaterales cuentan: el Indicador Adelantado del jueves y el PMI Manufacturero del viernes, por ejemplo. El tono de la macro americana decidirá la dirección de Wall St. durante las próximas semanas. Los siguientes indicadores parece que saldrán neutrales o incluso tirando a flojos, como al final de la semana pasada. Eso ayudaría a estabilizar las bolsas y dejarlas en una especie de compás de espera hasta ver cuánto sube la inflación entre mayo y julio. Las caídas serias son poco probables. Lo que sí es probable es la lateralización de Wall St.



Análisis Bankinter

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#127

"Nada es tan irritante como ver como tus amigos ganan mucho dinero en la bolsa"


Jeremy Grantham es el tipo de inversor que sabe cómo identificar las burbujas del mercado con los ojos cerrados, pero también sabe que no hay nada que pueda hacer para cambiar las conductas y actitudes locas de los inversores. Cuando era joven, especuló en el mercado de valores de una manera algo similar a los inversores que están acudiendo en masa a las criptomonedas en estos días.


"Los compraba siempre por unas pocas semanas o un par de meses y esperaba encontrar a alguien dispuesto a pagar más", dijo en una entrevista el cofundador de la administradora de fondos GMO, con sede en Boston. "Y por un tiempo, funcionó de manera brillante hasta que no lo hizo, y perdí todo lo que había ganado".

La experiencia de ganar y perder dinero así durante algunos años le ha dado a Grantham una visión real de la psicología de los inversores especulativos frenéticos.


"Es muy emocionante, es casi irresistible", recordó. "Como me gusta decir, nada es más sumamente irritante que ver a tus vecinos hacerse ricos, te vuelve loco. Después de un tiempo, incluso Isaac Newton perdió la calma y apostó su dinero en la burbuja del Mar del Sur".


La filosofía de Grantham es que invertir en activos burbujeantes no es una cuestión de inteligencia sino de psicología, que puede ser un poderoso impulsor de la exuberancia irracional. "He estado allí haciendo eso, lo entiendo", dijo. "Sé que no hay nada que pueda decir que cambie su actitud".


Pero el ascenso del 11.000% de la criptomoneda Dogecoin este año debería arrojar luz sobre cuán lejos la euforia del mercado se ha desviado de la realidad económica. Grantham, quien está "emocionado" con su Model 3, dijo que los inversores podrían confundir fácilmente el "precio loco" de las acciones de Tesla con los hermosos autos que fabrica, pero el aspecto revelador de la locura de Dogecoin y el frenesí de GameStop es que realmente no hay nada allí. .


"Realmente se puede ver que este es un juego a corto plazo", dijo. "La gente se está divirtiendo y al final lo perderá todo, y lo siento por ellos porque estoy seguro de que no pueden permitirse perderlo todo".


Donde los inversores pueden adquirir activos baratos

Para los inversores que pueden controlar sus impulsos a corto plazo, Grantham dijo que todavía hay áreas donde los activos baratos pueden generar retornos sostenibles a largo plazo.


"Si está dispuesto a guardar su dinero durante 10 a 20 años, que es el otro extremo del espectro del Dogecoin, cuyo horizonte de inversión es un día, una hora, una semana", dijo, "sí, hay algunos lugares donde parece muy probable que lo haga bien y gane una cantidad decente de dinero".


En su opinión, esa área son los mercados emergentes, que, en su conjunto, están "más baratos que nunca en relación con el S&P". GMO, que es conocido por sus pronósticos a siete años de las principales clases de activos, también ha pronosticado recientemente que el valor emergente está listo para superar a las acciones estadounidenses en más de 11 puntos porcentuales por año durante los próximos siete años.

"Esos países incluyen a China, Brasil, Rusia, etc.", dijo. "Representan casi la certeza de un mayor crecimiento del PIB en una ventana de 10 o 20 años y comienzan más baratos, lo que es una buena combinación".


Grantham recuerda que en 2008, las acciones de los mercados emergentes tenían una relación precio/ganancias más alta que el S&P, ahora se ha movido a la mitad o menos de la mitad del precio que tenía en ese entonces, más barato que nunca.


"Creo que no es una mala historia y es muy probable que termines con bastante más dinero en 10 años si compras eso", dijo. "Y si, además, evita las acciones de crecimiento que han tenido una carrera increíble a nivel mundial durante algunos años, lo hará aún mejor".


'Tendremos un problema inflacionario'


Las acciones de crecimiento han superado a las acciones de valor durante más de una década porque el entorno de tasas de interés más bajas ha sobrealimentado las acciones de crecimiento, que se espera que generen más de sus ganancias en un futuro lejano.


Sin embargo, a medida que avanza la rotación hacia el valor y las acciones cíclicas, Grantham cree que "tendremos un problema inflacionario" ahora más que en ningún otro momento en los últimos 15 a 20 años debido al enorme estímulo fiscal, la escasez en la cadena de suministro y el aumento vertiginoso de los precios de las materias primas.


"Tenemos todas estas pequeñas dislocaciones aquí, allá y en todas partes, que están resultando ser aún más inflacionarias de lo que podríamos haber adivinado", dijo. "Porque cuando no se puede construir un automóvil por falta de una pieza pequeña, no le importa pagar dos o tres veces más por la pieza pequeña. Estas cosas resuenan en los sistemas desde chips súper caros hasta la madera".


Añade que el cuello de botella de los recursos conducirá a una "inflación garantizada a corto plazo" y probables problemas a largo plazo, que podrían agravarse aún más por el problema de la escasez de mano de obra.


"Posiblemente el 5% de nuestra fuerza laboral haya desaparecido temporalmente", dijo. "Las empresas están publicando anuncios para los trabajadores y, por primera vez en sus 30 años de existencia, no obtienen respuesta. Y sabemos cómo lidias con eso cuando estás desesperado, tienes que pagar más".


En este contexto, también está el problema a largo plazo de la disminución de las tasas de crecimiento de la fuerza laboral en el mundo desarrollado y China, cuya población está creciendo a su ritmo más lento en décadas. Todas estas fuerzas apuntan a un cambio de un período deflacionario de 20 años a un entorno inflacionario en el que los precios de los activos podrían bajar.


Siempre iconoclasta e inconformista, Grantham cree que los precios más bajos de los activos son saludables y buenos para la economía a largo plazo.


Su teoría es que los altos precios de los activos han permitido a los inversores acumular su riqueza a una tasa más baja, por lo que ahora los jubilados, que no están acumulando, tienen que vender sus casas o activos a precios mucho más altos. 

Como resultado, a las personas que no poseen casas o acciones se les pide que pongan el doble o más de dinero para comprar la mitad de la casa o cartera que la gente solía tener.


"Esta no es una propuesta atractiva para los jóvenes y no es una propuesta atractiva para la sociedad", dijo. "Así que prosperaremos mucho mejor a largo plazo de manera constante si tenemos precios de activos más bajos y rendimientos decentes. Eso es obvio, pero en una burbuja, se olvidan esas simples verdades".



Carlos Montero.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#128

Las acciones compensarán "con creces" aunque la inflación suba un 20% en dos o tres años, según el profesor Jeremy Siege


Si en los primeros compases de 2021 el temor a la inflación marcaba el terreno de juego de los mercados, los últimos datos indican que el repunte de los precios ya está aquí e irá a más. En esta tesitura, la mayoría de los inversores cavilan qué hacer con su dinero, pero el profesor Jeremy Siegel lo tiene claro: la renta variable seguirá mereciendo la pena aunque la inflación se incendie.


De hecho, según los cálculos del reputado profesor de finanzas de la Wharton School de la Universidad de Pensilvania, la postura acomodaticia de la Reserva Federal frente a las crecientes presiones sobre los precios podría sentar las bases para que la inflación experimente un aumento acumulado de hasta el 20% en los próximos dos o tres años.

Pese a estos casi disparatados niveles en el horizonte y a evidencias como que la alta tasa de inflación interanual dada a conocer en EEUU la pasada semana sacudió inicialmente los mercados, Siegel argumentó durante una entrevista en CNBC que los inversores tendrán pocas alternativas a la renta variable y a otras coberturas tradicionales contra la inflación, dada la perspectiva de rendimientos reales negativos, o ajustados a la inflación, de la deuda pública.

"La historia -explicó el autor del célebre libro para inversores Stocks for the Long Run (traducido al castellano como Guía para invertir a largo plazo)- es que las acciones, además de compensar con creces la inflación, cuentan entre ellas con muchas que arrojan dividendos del 2%, 3%, 4% o 5%. Así que, ¿por qué optar por la renta fija? La diferencia es enorme. Y eso es lo que creo que va a seguir impulsando el dinero en el mercado, a pesar de los temores de que la Fed endurezca su política en el futuro". Apuntalando su tesis, Siegel no dudó en arrojar tierra sobre activos como los bonos o el efectivo dejando más que claro que tienen cero atractivo: "Son lo peor".


Siegel no dejó de reiterar su preocupación por que los estímulos monetarios y fiscales agresivos alimenten la inflación, después de haberse abierto camino en los activos financieros en el transcurso de la pandemia. Con la economía comenzando a reabrirse más plenamente, un fuerte aumento de la oferta monetaria se traducirá sin duda en un rápido aumento de los precios, constató.

En su exposición, Siegel no pudo evitar señalar a Jerome Powell como el presidente de la Fed "más dovish" de la historia al insistir en mantener una postura expansiva a medida que las presiones de la inflación aumentan. El "bache en el camino" para el mercado llegará cuando la Fed finalmente se dé cuenta de que tiene que reaccionar y comience a retroceder, vaticinó el profesor.


Las acciones compensarán "con creces" aunque la inflación suba un 20% en dos o tres años, según el profesor Jeremy Siegel - elEconomista.es



No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#129

La Japonización de la Economía Global ya está aquí


Mucha gente se pregunta por qué Japón tuvo una inflación de precios tan baja durante los últimos 25 años a pesar de un enorme aumento en el balance del BOJ. 

Es porque el dinero en sentido amplio creció extremadamente lento.

 Son datos que hay que seguir en el futuro inmediato en el mundo, ahora que se relajan las medidas de la pandemia y se espera un aumento fuerte del consumo. Ya veremos.


Por lo pronto, la tasa de ahorro de los hogares españoles se situó en 2020 en el 14,8% de su renta disponible, 8,5 puntos por encima de la de 2019 y la más alta de toda la serie, iniciada en 1999, como consecuencia de las restricciones aplicadas para detener el avance del coronavirus. 

En EE UU, que no es un ejemplo histórico en este renglón (consumen más que ahorran), la tasa de ahorro ha pasado en tres años del 5 % al 33 %. Las cifras económicas contradictorias, principalmente en el empleo, cuestionan la idea de que el dinero comenzará a circular como algunos proclaman (o desean).


El BCE se pone al día un poco con el Banco de Japón en la impresión de dinero. El balance del BCE ahora equivale al 76% del PIB.


La economía japonesa es ejemplo de inestabilidad, intensificada desde que el BOJ iniciase sus programas QE hace más de 20 años, entonces tan criticados desde USA y Europa. 

Las últimas décadas han estado marcadas en Japón por el estancamiento económico, desinflación crónica, endeudamiento masivo (ratio de Deuda-PIB en el +253%), dependencia de la asistencia de las autoridades monetarias (el ratio Balance del BOJ-PIB alcanza el 115%) y demás indicios que invitan a reflexionar acerca de la idoneidad y éxito de las políticas hoy a pleno rendimiento en casi todas las regiones económicas del globo y lideradas por la FED.


Hace un año escribía Antonio Iruzubieta que "el presidente de la FED, Sr. Powell reconoció la potencia de las medidas adoptadas, habiendo ido incluso más allá de lo convencional, afirmó que han traspasado muchas líneas rojas:

“We crossed a lot of red lines that had not been crossed before,”

“I’m very confident that this is the situation where you do that and then you figure it out.”

Inquieta casi más la segunda afirmación que el hecho de reconocer públicamente haber excedido los límites, al apuntar que primero han lanzado la artillería y después tocará descifrar el enigma de impacto, consecuencias o sostenibilidad.


La última línea roja cruzada quizá fue la irrupción de la FED en los mercados de deuda corporativa, comprando incluso deuda basura, lo que significa que han cargado sobre los contribuyentes la responsabilidad de empresas ineficientes y con modelos de negocio fallidos. Si caen, la FED asumirá el quebranto.


La FED está replicando las medidas adoptadas anteriormente por el Banco de Japón, con un muy dudoso éxito, vean el volumen de acciones de ETFs adquiridos por el BOJ como porcentaje del total, se ha convertido en dueño y señor de los mercados:


Y LA ORGÍA HA AUMENTADO EXPONENCIALMENTE HASTA HOY


Moisés Romero.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#130

Los bolsillos cambian, los tontos cambian, las acciones cambian, pero Wall Street nunca cambia". Jesse Livermore


La Bolsa es compleja, difícil e imprevisible. Ahí descansa su condición de Mercado Soberano, que, como tal, siempre tiene la razón, aunque cada vez menos. Otra cosa es que la razón esté bien fundamentada, porque las sobrerreacciones abundan. O lo que es lo mismo, la Bolsa tiene siempre SU razón.


Es tan difícil y compleja la Bolsa, que los estudiosos y seguidores trufan sus actuaciones y sentimientos respecto a ellas con mitos, historias, que a veces no existieron, con leyes urbanas y con gráficos, muchos gráficos.

 Líneas de tendencia, que se superponen, con frecuencia, para hallar similitudes de hoy con el ayer. Los gestores que no utilizan este método emplean otros, con las mismas consideraciones y sin que el éxito esté garantizado, que nunca lo está, como sucede con los gráficos.

 La Bolsa, en fin, está plagada de magos, chamanes, echadores de carta y otras especies, que analizan el comportamiento de ayer de los mercados, pero que muy pocas veces aciertan con el comportamiento de mañana. O sea, lo de siempre: la Bolsa sigue ahí, pero con diferentes actores. Y con diferentes valores", me dice el director de Bolsa de una importante gestora de fondos.


Modas, generaciones. 

Solo las Bolsas permanecen.Frases para la historia: "Wall Street nunca cambia, los bolsillos cambian, los tontos cambian, las acciones cambian, pero Wall Street nunca cambia, porque la naturaleza humana nunca cambia". Jesse Livermore. 

"El necio no tiene ambición. El tonto no compite. El tonto vaga sin rumbo fijo. El tonto no tiene propósito. Soy tan tonto" (vía The Irrational [email protected]_trader).


Contaba John P. Hussman, [email protected] que en Wall Street "todos estamos aumentando los precios ahora, anticipándonos a que alguien los haga subir más tarde, en respuesta a los sólidos datos económicos que todos esperamos, y para los que todos ya estamos posicionados".



¿Necesita pruebas de que las cosas cambien con el tiempo? @CreditSuisse muestra cómo Estados Unidos era "sólo" el 15% del mercado de valores mundial en 1900, mientras que el Reino Unido era el más grande con el 24%. Hoy en día, Estados Unidos es casi el 56% y el Reino Unido el 4%. ¿Quiénes serán los próximos grandes ganadores y perdedores?
Ryan Detrick, [email protected]



Moisés Romero


No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#131

No es solo el colapso de las criptomonedas: aquí están todas las burbujas que han comenzado a desinflarse en lo que va..

 
A medida que las acciones se tambalean y los mercados de criptomonedas se tambalean por una fuerte corrección de $ 400 mil millones, los analistas de JPMorgan advirtieron en una nota de investigación de esta semana que otros activos de riesgo en el mercado en general, incluidas las empresas de adquisición de propósitos especiales y las acciones de energía limpia, están comenzando a acercarse al territorio del mercado bajista, corrigiendo las ganancias masivas valoradas en el mercado alcista más largo de la historia mientras los inversores se preocupan por la problemática inflación que se avecina.



Si bien las acciones mundiales solo han bajado un 2,5% desde sus máximos en abril y mayo, algunos índices bursátiles, incluido el Nasdaq, de gran tecnología, han bajado aproximadamente el doble en una señal reveladora de que "los mercados están caros y la inflación está subiendo" lo suficiente como para hacer que los inversores duden de la política del banco central que ha estado apoyando el crecimiento económico, escribieron los analistas de JPMorgan en una nota.


Encabezando el duro revés a las fortunas, el valor de las criptomonedas del mundo, después de triplicarse aproximadamente este año, se ha desplomado casi un 18% desde un máximo del miércoles debido en gran parte a una serie de tweets negativos del multimillonario Elon Musk, un partidario de las criptomonedas que está siendo ahora odiado en la criptomoneda más grande del mundo.


Mientras tanto, las acciones de energías limpias, que se triplicaron el año pasado en previsión de una legislación climática progresista y radical, han caído más del 35% desde enero a medida que el sector tecnológico en general retrocede y la inflación aumenta los precios de las materias primas necesarias para fabricar productos en el campo.


Las grandes salidas a bolsa han sido un sello distintivo del mercado de valores pandémico, con nuevas cotizaciones de Airbnb, Coinbase, DoorDash y más, pero después de subir más del 100% en un año a un pico en febrero, las acciones estadounidenses recién cotizadas han caído un 26%, según el ETF Renaissance IPO.


Se pone aún peor para los SPAC (en sí mismos un indicador de burbuja de mercado) y las empresas que han salido al mercado, que se han desplomado un promedio de casi un 38% desde un máximo de febrero, según el primer ETF SPAC.


Esa gran caída está en línea con la caída del 34% que el ETF ARK Innovation, un fondo invertido en tecnología "disruptiva" y cuya mayor participación es Tesla, ha presenciado desde febrero.


"Todos estos movimientos son consistentes con una reacción en cadena que ocurre cuando los mercados están caros... pero el ecosistema que conecta la economía, los mercados y la [Reserva Federal] no es una planta de energía nuclear destinada al colapso", analistas de JPMorgan liderados por John Normand escribieron recientemente, señalando que los ciclos de mercado pasados han mostrado que alrededor del 80% de "clases de activos aparentemente caras" que colapsan en un ciclo económico terminan volviendo a máximos anteriores en el siguiente ciclo.


Los analistas coinciden en que los esfuerzos del estímulo pandémico sin precedentes de la Reserva Federal han ayudado a elevar las acciones y otros activos a nuevos máximos de precios meteóricos. Sin embargo, las preocupaciones de que la demanda reprimida y una economía inundada de efectivo puedan provocar una inflación problemática y obligar a la Fed a reconsiderar su política están comenzando a sacudir el mercado. Las acciones publicaron su peor semana en tres meses la semana pasada y, al mismo tiempo, otros activos se han vuelto cada vez más sensibles a shocks impredecibles, sobre todo en las reacciones volátiles del mercado de criptomonedas a los tweets calientes y fríos de Musk.


¿Qué vigilar?

"Es posible una corrección del mercado de valores inducida por la inflación, pero es más probable un cambio en el liderazgo del mercado impulsado por la inflación", escribieron analistas de la asesoría de riqueza Glenmede en una nota a los clientes, haciéndose eco de los comentarios de otros expertos que predicen que las acciones de valor en sectores antes castigados como el petrolero y el financiero, liderarán las subidas del mercado este año, a diferencia de los líderes del mercado de tecnología desde hace mucho tiempo.


¿Qué podemos comprar?

Las inversiones notables para protegerse contra la inflación incluyen acciones petroleras, oro y bonos del Tesoro indexados a la inflación (también conocidos como TIPS).


Carlos Montero.



 


No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#132

Consejos para invertir en un 'verano caliente post-vacunas'


 
Con los estadounidenses abandonando sus mascarillas a medida que la pandemia retrocede, podríamos ver un "verano caliente", acompañado de un período fresco en el mercado de valores, dijo la estratega senior de inversiones de Ally Invest, Callie Cox, en una nota el viernes.


Con el período de "vender en mayo y desaparecer" entre el Día de los Caídos a finales de mayo y el Día del Trabajo en septiembre históricamente débil para el mercado de valores de EE.UU., Cox tiene algunas sugerencias para los inversores.


Dice que el S&P 500 desde 1990 ha aumentado un promedio de 0.9% entre el Día de los Caídos y el Día del Trabajo, en comparación con un aumento del 3.6% en los meses previos al Día del Trabajo y un aumento del 4.2% en los meses posteriores al Día del Trabajo. Sin embargo, en los últimos años, los mercados se han opuesto a esa tendencia, y el año pasado el S&P 500 subió un 16% durante el verano.


Para capear los próximos meses, Cox sugiere que los inversores se resistan al sesgo de lo reciente: el hecho de que el mercado haya tenido un buen desempeño en los últimos meses no significa que continúe haciéndolo. Esté siempre preparado para un shock.


Cox recomienda que los inversores tengan algo de efectivo listo para aprovechar en caso de que los mercados caigan, y aconseja a los inversores a largo plazo que superen el miedo a comprar durante una caída profunda.


"Los retrocesos son su mejor amigo cuando planea mantener su dinero invertido durante varios años. Y en una economía fuerte como la que estamos viendo ahora, puede haber un argumento aún mejor para comprar en las caídas", escribe Cox. 

 Callie Cox 



No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#133

“Estamos pavimentando el camino hacia el desastre”


 
"La inflación está aquí y llegó para quedarse en niveles riesgosamente elevados por un buen rato. Pese a esa realidad que cualquiera que haga sus compras habituales puede notar, lo cierto es que las autoridades políticas, financieras y monetarias de muchas partes del mundo continúan desdeñando estas presiones a la baja en el poder adquisitivo de nuestros ingresos, calificándolas de “transitorias”. Pero no será así", comentaba recientemente el analista Guillermo Barba. 

Y es que cada vez parece más evidente que la evolución de la inflación será la principal preocupación macro para los inversores de todo el mundo en los próximos años. Barba señala:

"Sí, es cierto que la baja base de comparación respecto al año pasado – cuando nos encontrábamos bajo un confinamiento masivo casi total y los precios del petróleo se desplomaron incluso a niveles negativos en el mercado de futuros-, presiona al alza la tasa anual de inflación ahora que estamos regresando a la mayoría de las actividades económicas.

Sin embargo, hay de fondo razones fundamentales para que el poder de compra del dinero se siga erosionando de modo preocupante.

La primera y quizá más grave de todas es que, tras el confinamiento forzoso y el cierre de actividades decretados por los gobiernos de todas latitudes y niveles, miles de empresas tuvieron que cerrar sus puertas y echar a la calle a millones de nuevos desempleados. Muchas, quizá la mayoría de ellas, nunca volverán a abrir.

Es decir: hay miles de bienes y servicios de todo tipo que se dejaron de ofertar permanentemente a los consumidores, y los negocios que sobrevivieron, no son capaces de satisfacer de pronto una demanda por ellos que regresa a los mismos niveles – o más altos- que antes de la pandemia. Algo tiene que ceder a esa demanda que vuelve y a una oferta que se contrajo: los precios.


La segunda causa fundamental de la inflación son los históricos estímulos monetarios (tanto la depresión de tasas de interés como la inyección masiva de dinero líquido) de los grandes bancos centrales del orbe, y los estímulos fiscales de gasto público, también sin precedentes.

La Reserva Federal (Fed, banco central) de EEUU ha insistido en que mantendrá su postura acomodaticia durante un período prolongado incluso si la inflación se mantiene por encima de su meta de 2 por ciento anual.

Este “cuello de botella” entre oferta y demanda en países desarrollados como Estados Unidos, agravado por aquellos consumidores que no tendrían capacidad de compra por carecer de un ingreso o empleo, pero que sí la están teniendo gracias a los “apoyos” gubernamentales. Y es que con ellos están presionando la demanda de materias primas y de toda clase de productos, al grado de que muchos estadounidenses han optado por ni siquiera comenzar a buscar trabajo. ¡No lo necesitan porque el dinero les cae solo!

En este espacio hemos hablado de que la escasez de materias primas ya se ha reflejado en el mercado de futuros con una inversión de la curva de contratos, en mercancías alimenticias tan importantes como el maíz, el azúcar, y energéticos como el gas y la gasolina. Lo que esto implica es que los precios continuarán estando presionados al alza."

Pese a lo anterior, los Bancos Centrales parecen estar subestimando los riesgos inflacionistas, y están aplazando las subidas de tipos ahora que todavía se puede atajar este riesgo. Los Bancos Centrales, con sus política monetarias ultralaxas, están castigando a los ahorradores justo cuando las economías necesitan unas bases sólidas de ahorro para crecer de manera sostenida.

Premiar a los deudores en vez de a los ahorradores con tasas deprimidas artificialmente, es pavimentar el camino hacia el desastre.

Ese es el problema de subestimar la inflación, y de no corregir el rumbo – y no parece que se vaya a cambiar- nuestras autoridades financieras y monetarias continuarán hundiendo al país en una prolongada crisis de estancamiento, desempleo e inflación: la socialmente riesgosa estanflación. La advertencia, está hecha. 


Carlos Montero.

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#134

Cómo invertir inteligentemente cuando aumenta la inflación



 
Los precios están subiendo más rápido de lo habitual y la amenaza de la que hablan más inversores es la inflación. La inflación presenta desafíos para los inversores de varias maneras, dicen los expertos.


De manera más simple, a medida que aumenta el costo de vida, sus ganancias no llegan tan lejos. Ese es un problema particularmente molesto para los jubilados, que pueden depender principalmente de sus ganancias para pagar sus facturas, mientras que los más jóvenes también tienen sus cheques de pago (y la alta inflación ha tendido a generar salarios más altos).


“En general, la inflación suele ser negativa para las acciones”, dijo Amy Arnott , estratega de carteras de Morningstar.

Señaló la historia como prueba: entre 1973 y 1981, la inflación aumentó más de un 9% anual. Durante el mismo período, las acciones pierden alrededor de un 4% anual.


Pero que no cunda el pánico, hacerlo nunca ha ayudado a un inversor. En primer lugar, todavía no sabemos si el aumento de los precios se convertirá en la nueva normalidad o si es solo el resultado temporal de una nación que está emergiendo de una pandemia y un año de bloqueos y restricciones. E incluso si los costos continúan aumentando a un ritmo constante durante las próximas audiencias, la historia muestra que las acciones superan la inflación a largo plazo.

El rendimiento anual promedio de las acciones fue de alrededor del 11% entre 1900 y 2017.

El rendimiento anual promedio de las acciones fue de alrededor del 11% entre 1900 y 2017, según cálculos de Steve Hanke, profesor de economía aplicada en la Universidad Johns Hopkins en Baltimore.

Después de restar el costo de la inflación, ese rendimiento anual promedio se mantiene en un atractivo 8%.

Aún así, hay algunas medidas que los inversores pueden tomar para proteger su dinero de la inflación e incluso aprovechar el medio ambiente, dicen los asesores financieros.


Debido a que podría haber un alza en las tasas de interés por parte de la Fed, los expertos recomiendan que no inmovilice demasiado de su dinero ahora en bonos o certificados de depósito a largo plazo. Hacerlo podría llevarlo a perder tasas más altas más adelante.
“Aconsejo a los clientes en la actualidad que se concentren en bonos de corto a mediano plazo y eviten cualquier inversión que tenga ‘largo plazo’ en el nombre”, dijo Doug Bellfy , planificador financiero certificado de Synergy Financial Planning en South Glastonbury, Connecticut.


“Las acciones de crecimiento tienden a tener un peor desempeño porque esperan obtener la mayor parte de su flujo de efectivo en el futuro”, dijo Doll. “Y a medida que aumenta la inflación, esos flujos de efectivo futuros valen menos”.

Señaló a Tesla como ejemplo. “Tesla ha bajado más del 20% este año debido a algunos problemas, pero la inflación y el aumento de las tasas de interés son un factor importante”, dijo Doll.

Cómo aprovechar la subida de precios

A medida que Doll ha estado reduciendo la exposición de sus clientes a las acciones en crecimiento, ha estado aumentando su asignación a acciones de valor, o compañías que cotizan a tasas por debajo del promedio en el S&P 500 .

“Las acciones de valor pueden mejorar un poco durante los períodos inflacionarios”, dijo Doll.

Eso se debe a que estas empresas a menudo pertenecen a industrias, como los sectores financiero y de consumo básico, que se ven menos afectados por la inflación, dijo Doll: “Estas industrias tienden a tener un mejor desempeño porque tienen más poder de fijación de precios y pueden aumentar sus precios con inflación mejor que otras industrias”.


Estos negocios también suelen estar bien establecidos, dijo, por lo que no tiene que preocuparse tanto por la disminución de valor de su crecimiento esperado.
Otro buen partido para los inversores preocupados por la inflación son los valores protegidos contra la inflación del Tesoro , o TIPS, dijo el CFP Nicholas Scheibner , asesor de gestión patrimonial de Baron Financial Group en Fair Lawn, Nueva Jersey.

Estos valores conllevan un riesgo similar al de otras inversiones de renta fija, dijo, pero agregan un monto principal ajustado si aumenta la inflación.


Otras coberturas contra la inflación incluyen invertir en bienes raíces, oro e incluso criptomonedas, dicen los asesores. Este contenido está bloqueado porque no permite cookies.

“Los bienes raíces funcionan bien porque los propietarios y propietarios ven aumentar el valor de sus propiedades”, dijo Doll. “Pero también los propietarios pueden traspasar fácilmente los aumentos de alquiler”. 

El argumento para invertir en criptomonedas u oro en medio de la inflación es que esos activos no se ven dañados por la erosión del valor del efectivo. Sin embargo, ambos son muy volátiles y no deberían representar más del 5% de su cartera, advierten los expertos.





 

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#135

"La inflación es una gigantesca lombriz corporativa"


 
La inflación vuelve a protagonizar las pesadillas de los bancos centrales. El temor a que un auge de los precios frene la tan anhelada recuperación económica para superar la crisis del coronavirus es la comidilla de los decisores de la política económica, pero también de los inversores y de los empresarios.


La Reserva Federal de EEUU no parece inquietarse en público sobre el 4,2% de incremento del IPC en el mes de abril y recuerda que su objetivo de inflación del 2% es una meta promedio, por lo que no prevé tomar medidas para reducirla por el momento.

Sin embargo, los bancos centrales tendrán que tener cuidado. Ya lo advertía el magnate de la inversión Warren Buffett hace 30 años: "la inflación actúa como una gigantesca lombriz corporativa", lo que puede poner en riesgo cualquier intento de resurgimiento de la economía si crece demasiado.

De esta forma, en su carta a los accionistas en 1982, el consejero delegado de Berkshire explicaba que "esta lombriz consume de forma preventiva su dieta diaria de dólares de inversión, independientemente de la salud del organismo anfitrión. Independientemente de los beneficios de una empresa, esta tiene que gastar más en cuentas por cobrar, inventarios y activos fijos para solo igualar el volumen unitario del año anterior".



Buffett explicaba por entonces -cuando la inflación estaba por encima del 10% interanual- que el auge de los precios es más perjudicial cuanto menos próspera es la empresa, porque el sacrificio de efectivo para hacer frente a la subida de costes puede significar "sacrificar el volumen de ventas, la posición competitiva a largo plazo o la solidez financiera".

Por ello, el magnate ya señalaba hace tres décadas que la inflación puede perjudicar más que el impuesto sobre la renta, puesto que puede hacer perder poder adquisitivo pese a tener inversiones con rendimiento positivo.

Además, advertía de cómo la subida de precios ralentiza la economía no solo por la caída de la inversión y el gasto, sino porque se retrae el dinero en circulación: la empresa podría necesitar el dinero líquido a corto plazo y tener dificultades para financiarse.

La Reserva Federal no volverá a reunirse en el Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) hasta dentro de tres semanas, cuando desvelará además sus proyecciones económicas para los próximos meses y años. En las realizadas en abril, estimaban que EEUU terminaría el año con una inflación del 2,4%, casi dos puntos menos de lo que han reflejado los últimos datos. Deberán señalar entonces si es el momento de empezar a enfriar la economía -o dar pistas de que se hará en el futuro próximo- para evitar que la "gigantesca lombriz" siga fagocitando a las empresas.



 La Fed tiembla ante el Buffett de los 80: "La inflación es una gigantesca lombriz corporativa" - elEconomista.es 

No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar