Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

37 respuestas
Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones
Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones
Página
3 / 3
#31

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

Paul Diggle, economista de Aberdeen Standard Investments, previos a la reunión de mañana del BCE que espero que os resulten interesantes.

“Para el jueves estaremos pendientes de tres aspectos de la decisión y de la rueda de prensa posterior del BCE
 
En primer lugar, ¿qué nivel de preocupación tiene la institución que preside Christine Lagarde por la segunda ola del coronavirus que afecta a Europa, así como por la renovada ralentización que está provocando en la economía? La mayoría de los pronósticos no prevén una recesión de doble suelo (double-dip) pero el BCE podría estar más preocupado.
 
En segundo lugar, ¿cómo está preparando el Consejo de Gobierno de la autoridad monetaria una mayor relajación en diciembre? Siempre existe la posibilidad de que realmente relajen la política monetaria esta semana. Pero es más probable que usen el jueves para insinuar una flexibilización en diciembre, cuando se disponga de un nuevo conjunto de previsiones macroeconómicas.
 
Y tercero, ¿va a ofrecer el BCE alguna pista sobre la forma y el tamaño que adoptaría esta flexibilización adicional? Pensamos que lo más probable es un QE adicional, en forma de una extensión del PEPP de 500.000 millones de euros. Pero son posibles otras opciones, y tendrían importantes implicaciones para los inversores”.
#32

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

Análisis de  Mondher Bettaieb-Loriot, director de crédito corporativo de Vontobel AM

Durante algún tiempo, el consejo de gobierno del BCE se ha enfrentado a influencias desinflacionarias, que se han intensificado con la pandemia. Ahora que se está desarrollando la llamada segunda ola de la Covid-19, están ansiosos por ampliar sus programas de compra de apoyo y es probable que lo hagan en su reunión de diciembre.
El paquete abarcaría varios de sus instrumentos ya existentes, como el APP y el PEPP, y no se centraría en una sola herramienta. El consenso prevé que  esas compras adicionales se espera que asciendan a unos 500.000 millones de euros y es probable que se amplíen las fechas de vencimiento.
Se trata de una medida bienvenida, ya que el BCE ha declarado que tal reajuste de sus herramientas es necesario para contener el impacto de la pandemia en las economías europeas, así como en la inflación.
El BCE ha declarado claramente que los riesgos se inclinan claramente a la baja, para citando a la presidenta de la institución, Christine Lagarde, y que era necesario tomar medidas.
La implicación para nuestro mercado de bonos corporativos es que el aumento de las compras crédito reduce tanto el stock como el flujo disponible para los inversores privados. Además, se producirá un efecto de desplazamiento creciente desde el lado de los inversores tradicionales de bonos gubernamentales, dados los bajos y negativos tipos.
Se ha estimado finalmente que el total de todos los bonos denominados en euros en circulación que poseen los inversores se reducirá en 750.000 millones de euros sólo en 2021, una de las cantidades más altas que hayamos visto nunca antes (Fuente Citi Credit Research). La escasez de bonos, y especialmente de bonos corporativos, se intensificará con las acciones del BCE previstas para diciembre. Esto representa un apoyo técnico muy fuerte para nuestro mercado de cara a 2021.
#33

Análisis posteriores a la reunión del BCE

Peter Allen Goves, analista de renta fija europea de MFS Investment Management

 
The ECB is clearly paving the way for further accommodation for December. Lagarde couldn't have been clearer that risks are now tilted to the downside and that the economic recovery was losing momentum.
 
Despite policy being unchanged as expected, the tone of the pre-statement press release and the press conference was dovish. The notable element was the phrase "recalibrate its instruments" with reference to the December meeting. Instruments plural will rightly attract attention. Lagarde was clear not to assume just one instrument will be part of the recalibration exercise.
 
Core rate markets pricing of further easing are validated and rates markets were not disappointed. Eonia forwards continue to price in cuts in policy rates over the next 12m. The reference to "all instruments" being part of the recalibration exercise further pins down the front-end end of core EGB markets. Guidance remains strong which also helps suppress volatility.
 
PEPP's flexibility, and the now near certainty that more easing is coming in some form, is likely to reinforce tight spreads in the EGB space. Given today's meeting, we expect an expansion of PEPP and further policy measures clearly now cannot be ruled out. One overriding objective of ECB policy is to support fiscal policy and guard against tightening financial conditions and "fragmentation risks". The ECB has shown it can do this successfully and from today's meeting, it will likely remain successful in doing so.
#34

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 Aunque es una solo medida monetaria más y no fiscal, vale para preparar el terreno a la verdadera politica eficaz de estimulos de los estados, que pueda venir despues:


No podemos apretarnos el cinturón y bajarnos los pantalones al mismo tiempo

#35

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

BCE: anuncia un paquete de flexibilización navideño: Paul Diggle, senior economist de Aberdeen Standard Investments            
El BCE no hizo ayer ningún cambio en su orientación de la política monetaria, como se esperaba. Sin embargo, estuvo tan cerca como pudo de comprometerse previamente a la flexibilización en su reunión del 10 de diciembre. Esperamos un paquete de medidas de flexibilización, construido alrededor de una expansión adicional de 500.000 millones de euros del PEPP. Sin embargo, la economía de la Eurozona ya se está contrayendo de nuevo en medio de la segunda ola y la escalada de confinamientos, y la decisión de hoy no hace nada para cambiar eso.
- Ayer no se produjeron cambios, pero esencialmente, se han comprometido a una mayor relajación en la próxima reunión: La principal novedad de la decisión del BCE ha sido la inclusión en el texto de la decisión de un nuevo párrafo en el que se afirma que "la nueva ronda de proyecciones macroeconómicas de los miembros del Eurosistema en diciembre permitirá una reevaluación exhaustiva de las perspectivas económicas y el equilibrio de los riesgos". Sobre la base de esta evaluación actualizada, el Consejo de Gobierno recalibrará sus instrumentos, según proceda, para responder a la evolución de la situación". Esto es lo más cerca que puede estar el BCE de comprometerse previamente a una mayor relajación en diciembre. Es cierto que había al menos alguna posibilidad de que el BCE se relajara hoy, por lo que que no lo hayan hecho supone una pequeña decepción. Pero la realidad de la dinámica en el Consejo de Gobierno significa que tienen que esperar un nuevo conjunto de proyecciones macroeconómicas (¡muy débiles!) del personal en diciembre para crear el consenso necesario para las medidas de relajación adicionales.
- Todos los instrumentos sobre la mesa para el "reajuste" de diciembre: Lagarde se esforzó en subrayar que todos los instrumentos del BCE estarán sobre la mesa en diciembre. Nuestro escenario base ahora estima un paquete de medidas construido alrededor de 500.000 millones de euros adicionales para el QE como parte del Programa de Compras de Emergencia Temporal para Pandemias (PEPP). Otras partes del paquete podrían incluir la reducción del tipo de interés de las operaciones de refinanciación a más largo plazo (LTROS - es decir, el aumento de la subvención a los bancos); la ampliación del Programa de Adquisición de Activos (APP) permanente o la incorporación del PEPP en el APP; y la desviación de las compras de activos hacia determinados soberanos. Es probable que no se planteen nuevos recortes de los tipos de interés de los depósitos.
- La escalada de las segundas olas del virus y los confinamientos significan que haremos revisiones a la baja de nuestras previsiones para la Eurozona: Ya habíamos incorporado una renovada contracción mes a mes en septiembre y octubre en nuestras previsiones anteriores, que estaban por debajo del consenso. Pero desde entonces, la segunda ola y el aumento de la severidad de los bloqueos han sido incluso peores de lo que habíamos previsto. Nuestra próxima ronda de previsiones es en noviembre, y en ese momento nuestros pronósticos de PIB e inflación serán inequívocamente rebajados. La única pregunta es cuánto tiempo y cuán profunda es esta nueva contracción, y si envía a la Eurozona a una recesión de doble suelo. Los riesgos están ciertamente sesgados en esa dirección, y la decisión de ayer del BCE no hace nada para cambiar eso.
#36

Incertidumbre positiva, una vía al éxito

Sobre la situación economica actual de no tener certezas economicas con el covid 19 y sobre las intervenciones necesarias en confinamientos y bancos centrales sobre los mercados, en mi opinión, me merece una reflexión constructiva y positiva necesaria:

Incertidumbre positiva, una vía al éxito

  
Dejemos de considerar a la incertidumbre como un terrible fantasma y veámosla como lo que es: un estado favorable a la prosperidad 

 La incertidumbre es el estado natural y permanente del ser humano. 
La buena noticia es que también es un estado favorable a nuestra prosperidad, ya que nos procura oportunidades inesperadas para el éxito. 
Piensa que si viviéramos en un mundo de total certeza y seguridad, no dejaríamos de ser esclavos de nuestro propio destino; y que la incertidumbre es la magia de la vida. ¿Acaso leerías siempre libros de los que conoces el final, o podrías amar a una persona cuyos gestos, palabras y comportamientos fueran en todo momento previsibles? ¡Eso sería como salir con la Siri del móvil! 
---------
 
Dos pretensiones imposibles –ya que no podemos saberlo todo, ni controlarlo todo, ni hay un solo camino exento de incertidumbre–, que nos frustran, desesperan y bloquean.

Lo que hay que hacer es aceptarla y gestionarla para sacar provecho de sus tres manifestaciones: la inseguridad, el caos y el cambio, que paradójicamente son las tres vías más directas hacia el éxito. 

La era de la ansiedad

Asi celebra este pavo al enterarse que no hay navidad

No podemos apretarnos el cinturón y bajarnos los pantalones al mismo tiempo

#37

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

Mark Holman, CEO de TwentyFour AM, boutique de Vontobel AM

La reunión del jueves del BCE nos dejó pocas dudas de que deberíamos esperar alguna acción seria en diciembre por parte de la autoridad monetaria europea, incluyendo la posibilidad de algunas medidas nuevas, aún no utilizadas.

Aunque podemos especular sobre cuáles podrían ser, una cosa de la que podemos estar bastante seguros es que es probable que el Plan de Compras de Emergencia para Pandemias (PEPP) se incremente desde la actual cifra de 1,35 billones de euros. El PEPP se lanzó inicialmente en marzo con 750.000 millones de euros y luego se completó en junio con otros 600.000 millones de euros, por lo que es fácil ver su potencia de fuego incrementada a cerca de 2 billones de euros en la reunión del BCE de diciembre.

Estas cifras tan elevadas deben ponerse en contexto, y dado que los fondos se destinarán en gran medida a los bonos del Estado de la zona euro, debemos considerar el tamaño del programa en relación con el probable aumento de la emisión en este mercado. ¿Quién va a financiar los déficits crecientes de los gobiernos y las subsiguientes montañas de deuda? Según un estudio de Citi, podemos esperar que en 2021 la oferta de bonos de gobiernos de la zona euro ronde el nivel de 1,2 billones de euros, sin embargo, con los pagos de cupones y vencimientos, esto se traduce en una emisión neta de poco más de 400.000 millones de euros. Incluso sin un aumento en el PEPP, se proyecta que las compras del BCE sean superiores a la oferta neta, siendo el mayor beneficiario los BTP italianos. Un gran aumento en el PEPP podría derivar en que el BCE compre cerca del doble de la oferta neta de bonos del gobierno de la zona euro en 2021. Personalmente creo que esto sería un poco de desperdicio de la potencia de fuego del banco central, y preferiría que se utilizara en la promoción de créditos de menor calificación en el mercado más amplio, pero está claro para mí que el cuadro técnico creado por el banco central superará el muro de la oferta inducida por la pandemia.

Una de las conclusiones que extraemos es que todo este entorno no acciona una luz verde para comprar  bonos de los gobiernos de la zona euro (aunque se puede hacerse una excepción con los BTPs, donde el spread con los Bunds se ha estado contrayendo rápidamente), sino para tener confianza en la curva de tipos. Los rendimientos de los bonos gubernamentales de la zona euro están fuertemente apuntalados, lo que significa que creemos que los inversores pueden comprar deuda corporativa con confianza en los euros (con cobertura, por supuesto) incluso con vencimientos más largos, lo que es importante ya que esperamos que los diferenciales de las empresas se reduzcan a medio plazo. Tal vez no pueda decirse lo mismo de la curva de Estados Unidos, donde el argumento a favor de los bonos del Tesoro con vencimientos más largos es por lo menos más equilibrado, con rendimientos entre sesgados y moderadamente más altos. Esto se ve apoyado por la diferencia cada vez mayor en la inflación entre la zona euro y los Estados Unidos.

Nuestra segunda conclusión de la reunión del jueves del BCE fue que el banco central está preocupado por el endurecimiento de las condiciones monetarias causado por los bancos comerciales, como se muestra en la última Encuesta de Préstamos Bancarios del BCE. Esto, por supuesto, tiende a suceder en cada recesión, y es parte del trabajo de la autoridad monetaria neutralizar esto con sus políticas. La institución que preside Christine Lagarde quiere esencialmente que se reduzcan los costes de crédito para la mayor parte de la economía, lo que desde el punto de vista de un inversor de renta fija significa que los márgenes de crédito sean más estrechos. Esto es quizás más urgente que el tema de la oferta de bonos del gobierno tratado anteriormente.

Entonces, ¿qué esperamos? El candidato obvio es otro Repo a largo plazo con un descuento en la tasa de refinanciación, por lo que es rentable para los bancos, pero si nos enfrentamos a la dificultad de los mercados financieros durante un mes antes de eso, es muy posible que veamos la introducción de nuevas medidas para ayudar a reducir los costes de crédito.

De cualquier manera, la reunión del consejo de gobierno de diciembre podría ser la más interesante de Christine Lagarde hasta la fecha.
#38

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

Análisis Franck Dixmier, Director de Inversiones Global de Renta Fija de Allianz Global Investors

Hemos entrado en una fase de experimentación sin precedentes a escala mundial. Primero en el lado delbanco central: ¡nunca han ido tan lejos! Entre marzo y octubre de 2020, el balance de la Reserva Federal deEstados Unidos (Fed) pasó de alrededor de 4,3 a 7,150 billones de dólares, el del Banco Central Europeo(BCE) de 4,9 a 6,7 billones de euros. El balance del BCE ahora representa alrededor del 66% del PIB de laEurozona, el de la Fed el 37% del PIB de Estados Unidos, el Banco de Japón el 136% y el Banco de Inglaterra el35%.

Cifras que aún deberían aumentar a finales de año con la segunda ola de la epidemia.
Sabíamos que su “caja de herramientas” estaba bien surtida. Pero los banqueros centrales nunca han sidotan ingeniosos y ha llegado el momento de revisar su estrategia de política monetaria. La Fed fue la primera en atacar y anunció su nueva política en la reunión de Jackson Hole en agosto. Este movimiento, aunque esperado, marca un punto de inflexión en los dos pilares de su mandato, el empleo y la estabilidad de precios, ya que la Fed se centrará en el futuro en la debilidad del mercado laboral y se fijará un objetivo de inflación promedio. Este nuevo enfoque, que podría inspirar al BCE, no se puede poner en práctica rápidamente, pero ya está planteando interrogantes, en particular sobre la definición de los objetivos
inflación.
Las políticas fiscales también han entrado en un territorio desconocido. ¡La unidad de la cuenta de los planes de recuperación es ahora de cien mil millones! Según el Fondo Monetario Internacional, las medidas tomadas por los gobiernos para amortiguar el impacto de la crisis sanitaria han alcanzado un total de 12 billones de dólares en todo el mundo. Como resultado, se espera que la deuda pública alcance un nivel récord de casi el 100% del producto interior bruto mundial para 2020. La crisis ha hecho añicos todos los principios de austeridad fiscal. En Europa, el pacto de estabilidad se suspendió en la primavera para permitir a los estados miembros aflojar el control sobre el gasto público hasta 2021. Incluso Alemania ha ratificado el
abandono del rigor presupuestario y su "freno de la deuda", consagrado en la ley fundamental de Alemania desde 2011 y que prohíbe al gobierno pedir prestado más del 0,35% de su PIB cada año. 

Finalmente, ¿podríamos haber esperado algún día escuchar al FMI aconsejando a los países que gasten a toda costa, incluso si eso significa aumentar los déficits y la deuda?
Por el lado de la innovación, la Unión Europea no se queda atrás, ya que sus líderes acordaron el pasado mes de julio un plan de recuperación masiva de la economía del bloque con la ayuda de un fondo de 750.000 millones de euros financiado con la emisión de una deuda común, tema que ha dejado de ser tabú.
La ruptura es, por tanto, total, tanto en el ámbito económico y financiero como en el político y social, con consecuencias estructurales a largo plazo.

El tema de la deuda es el más preocupante, especialmente en la zona euro. De hecho, la crisis sanitaria es un catalizador de divergencias entre países. Alemania, que había acumulado superávits presupuestarios en los últimos años, ha roto con su ortodoxia en este ámbito. Pero incluso si su ratio de deuda aumentara en más de 15 puntos en comparación con el año pasado, se limitará al 75% de su PIB en 2021. 

En comparación, Italia prevé un déficit del 12,8% del PIB y una deuda de casi 160 % del PIB, la deuda pública de España se ha disparado hasta el 110% del PIB, y Francia prevé un déficit del 6,7% y una deuda del 120% a finales de diciembre. Tranquilizados por la presencia del BCE a través de su programa PEPP, que ha permitido estrechar los diferenciales desde marzo, estos ratios de deuda pública no son, por el momento, una preocupación para los mercados. 

Pero, ¿cuánto tiempo podrá resistir el BCE, ya mucho más allá de su mandato?
Para los mercados, este mundo turbulento está provocando una pérdida de puntos de referencia, ya que la presencia diaria de los bancos centrales desdibuja las señales y la búsqueda de rentabilidad empuja la desconexión entre los precios de los activos y la realidad económica. También plantea una serie de preguntas:

 ¿existe un límite para el tamaño del balance de un banco central? ¿Qué se hará con este muro de deuda? ¿Cuál podría ser la estrategia de salida de los bancos centrales? ¿Y en qué plazo podemos esperar que vuelva la inflación?
Tenemos una certeza: los bancos centrales no podrán salir de sus políticas acomodaticias en los próximos años y tendrán que seguir pesando en los mercados a diario, y como resultado, continuarán los tipos de interés muy bajos y una represión financiera para los ahorradores. Este contexto debe seguir fomentando el apetito por el riesgo, que podría generar burbujas y desequilibrios financieros, con, al final del día, el aumento de las desigualdades y, en el aspecto político, el auge del populismo. Por lo demás, hoy tenemos más preguntas que respuestas.


Brokers destacados
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar