Acceder

Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

426 respuestas
Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones
3 suscriptores
Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones
Página
9 / 29
#121

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
La rama de supervisión bancaria del Banco Central Europeo (BCE) ha instado a los bancos que supervisa directamente a que reduzcan los riesgos en los que están incurriendo en el segmento de créditos apalancados ('leveraged lending'), tras haber alcanzado un volumen récord en 2021.

El presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria, ha informado a los bancos de que se arriesgan a que les aplican sobrecargos en los requisitos de capital del Pilar 2 en caso de que no atajen a tiempo estos problemas de riesgo.

Según ha indicado el supervisor, a principios de 2021 los niveles de riesgo de los mercados globales de créditos apalancados habían vuelto a sus niveles previos al Covid, mientras que a mediados del año pasado, el nivel ya estaba cerca de los máximos observados en la crisis financiera global de 2008.

Durante 2021, la emisión primaria alcanzó una cifra récord, elevando el 'stock' global de créditos apalancados por encima de los cuatro billones de dólares (3,59 billones de euros) por primera vez en la historia.

Según ha alertado Enria, este crecimiento de los créditos apalancados se ha realizado en paralelo a un deterioro tanto de los estándares de suscripción como de las salvaguardas de protección para los prestamistas. Además, ha puesto el acento en el hecho de que, sin las medidas públicas de protección que se pusieron en marcha en todo el mundo por la pandemia, las pérdidas para los bancos hubieran sido sustanciales en este segmento de las finanzas estructuradas.

De acuerdo con los datos que maneja el supervisor, las "transacciones altamente apalancadas" representaron la mitad de los nuevos volúmenes de transacciones apalancadas en 2019 y 2020. Para 2021, el porcentaje llegó a ser del 60%.

Otra fuente de riesgo que el BCE espera atajar en los próximos meses es el segmento de corretaje preferencial ('prime brokerage'), que es como se denominan al conjunto de servicios de inversión que los bancos prestan a ciertos inversores institucionales, como los fondos de inversión libre ('hedge fund').

En este sentido, Enria ha alertado a los bancos que llevará a cabo exámenes dirigidos e inspecciones 'in situ' para identificar cualquier deficiencia relevante en relación a la gestión de riesgo de crédito de las contrapartes, especialmente en el segmento del corretaje preferencial.

"La asunción excesiva y la mala gestión de riesgos hoy supone plantar las semillas de la inestabilidad financiera de mañana, amenazando la recuperación económica en última instancia", ha alertado el italiano 

#122

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
El Banco Central Europeo ha cifrado este jueves en 100.000 millones de euros la exposición de las entidades del sector bancario europeo a Rusia y ha adelantado que la estabilidad financiera de la zona euro está "contenida".

"Las exposiciones directas de los bancos europeos a sus homólogos rusos parecen manejables, lo que significa que el impacto en la estabilidad financiera de la zona euro está siendo contenida", ha señalado el presidente del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo, Andrea Enria, en una comisión en el Parlamento Europeo.

"Estas exposiciones alcanzan aproximadamente los 100.000 millones de euros, y las entidades sancionadas representan solo una pequeña parte de este total", ha agregado Enria que ha detallado que estas exposiciones directas se concentran en los bancos que operan en Rusia, Ucrania y Bielorrusia a través de subsidiarias.

"Nuestra evaluación de la exposición directa de los bancos a Rusia considera la hipótesis más dura, en la que la exposición se reduzca a cero", ha matizado Enria. En este escenario, la estimación del BCE es que el impacto de capital medio sobre los bancos europeos estaría contenido, se mantendría entre 17 y 19 puntos básicos, e incluso los bancos con más exposición "podrían mantener el cumplimiento con nuestros requisitos".

El presidente del organismo supervisor del Banco Central Europeo ha explicado que las sanciones a Rusia han propiciado una crisis de liquidez en Sberbank Europe, cuyo accionista mayoritario es la Federación rusa, lo que precipitó el riesgo de quiebra en sus subsidiarias en Croacia y Eslovenia.

"RCB Bank, que tiene clientes rusos y es una antigua subsidiaria del banco ruso VTB, decidió terminar voluntariamente con sus operaciones y transformarse en una institución financiera no bancaria", ha explicado Enria.

En un paso más, el presidente del organismo supervisor del Banco Central Europeo ha puntualizado que el sector bancario está preparado para el impacto de la guerra de Ucrania ya que cuenta con una fuerte posición de capital y una buena liquidez.

La situación actual, a juicio de Enria, pone de relieve la importancia de la "ciber resiliencia", ya que los bancos podrían enfrentarse a un posible aumento de "las amenazas cibernéticas en represalia por las sanciones".

Respecto a la inflación, Enria ha señalado que su aumento y la ralentización del crecimiento por la guerra ha propiciado que la situación para los bancos se haya "deteriorado". En este sentido ha puntualizado que el BCE trabaja con un escenario en el que prevé que la inflación suba y luego vuelva a bajar, por lo que no tendría que afectar a la calidad de los activos, sólo en casos de los sectores más afectados por la crisis, especialmente los que dependen de importaciones de energía.

Además, Enria ha señalado que podría darse que la salida de un escenario de bajos tipos de interés no sea "tan suave" sino que puede estar "lleno de baches" pero ha señalado que en las prioridades del BCE para 2022-2022 prepara a los bancos para afrontar el choque de los tipos de interés 

#123

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
El impacto de la guerra en Ucrania sobre la estabilidad financiera de la zona euro ha sido "relativamente contenido" hasta el momento, mientras que la reacción inicial de los mercados apunta a preocupaciones mucho mayores sobre el efecto del conflicto en el crecimiento y la inflación, según ha señalado el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos.

"Para la zona del euro, el impacto de la guerra en la estabilidad financiera hasta ahora ha sido relativamente contenido. En general, los mercados han estado funcionando bien", ha destacado el economista español, subrayando que, a diferencia de lo sucedido en marzo de 2020, al comienzo de la pandemia, "no ha habido carrera por el efectivo".

De este modo, Guindos ha explicado que, si bien tanto los bancos como las entidades no bancarias se han visto afectados, especialmente los pocos con una gran exposición directa a Rusia y Ucrania, las consecuencias económicas no han tenido un impacto considerable en los sistemas bancarios o financieros de la UE en su conjunto.

En este sentido, considera que la reacción inicial del precio de las acciones de los bancos de la eurozona sugería un impacto mucho más fuerte de lo que suponían sus exposiciones directas, inferior al 1% de los activos, lo que apunta a preocupaciones mucho mayores sobre el crecimiento y la inflación, y el impacto que el conflicto está teniendo al amplificarlos.

Por otro lado, el vicepresidente del BCE ha advertido de que la invasión de Ucrania también ha demostrado "cuán vulnerable es Europa" debido a su alta dependencia de las importaciones de combustibles fósiles de Rusia, por lo que acelerar la transición ecológica también es una prioridad clave desde esta perspectiva, no solo para abordar los desafíos ambientales y climáticos urgentes que enfrentamos, sino también para ayudar a aumentar la seguridad energética y proteger la economía de la UE 

#124

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
La baja rentabilidad estructural representa un desafío persistente para los bancos de la zona del euro, por lo que una mayor consolidación del sector beneficiaría la eficiencia y estabilidad del sistema, según el Banco Central Europeo (BCE), para el que debe tratarse de un proceso "impulsado por el mercado" y condicionado a salvaguardas en el plan de negocios, la sostenibilidad del modelo, la gobernanza y la gestión de riesgos.

En este sentido, en su informe bienal sobre 'Integración y estructura financiera en la zona euro', el BCE señala que, a pesar de que el rendimiento promedio del capital ha superado recientemente los niveles previos a la pandemia, la rentabilidad general de los bancos europeos continúa siendo baja.

Entre otros factores, la institución considera que esto tiene sus raíces en las vulnerabilidades estructurales relacionadas con el exceso
ineficiencias de capacidad y costes.

De este modo, plantea que "una mayor consolidación beneficiaría la eficiencia y la estabilidad del sistema bancario", ya que los bancos con modelos de negocio no viables de forma independiente pueden abandonar el mercado sin poner en peligro la estabilidad financiera, mientras que la consolidación transfronteriza dentro de la UE podría ayudar a reducir costes y diversificar las fuentes de ingresos.

Asimismo, apunta que el proceso de transformación digital también podría ser "una palanca" para mejorar la eficiencia y ofrecer nuevas vías para el crecimiento de los ingresos, incluso mediante la expansión de actividades a través de las fronteras.

En este sentido, a pesar de los modestos progresos en la consolidación desde el establecimiento de la unión bancaria, el BCE destaca que la actividad de fusiones y adquisiciones "parece haber cobrado impulso en los últimos dos años".

En cualquier caso, advierte de que varios factores pueden actuar como un freno a las fusiones bancarias, incluyendo los regímenes fiscales o las diferencias en la legislación nacional, por lo que debe buscarse la armonización en la mayor medida posible, incluso para las reglas que no forman parte de las regulaciones bancarias per se.

Aunque las fusiones y adquisiciones bancarias completas siguen siendo predominantemente nacionales, algunas de las consolidaciones más específicas a nivel de líneas de negocio presentan una dimensión transfronteriza y, por lo tanto, también contribuyen a la integración financiera dentro de la UE.

Por otro lado, el BCE destaca en el informe que la combinación de políticas fiscales y monetarias en respuesta a la pandemia se mantuvo bajo control la fragmentación financiera en la eurozona.

"Gracias a respuestas políticas decisivas, la financiación de las empresas y los hogares de la zona del euro se contuvo durante la pandemia, aunque esto requirió un aumento significativo de la deuda pública", señala la entidad.

En este sentido, considera que las principales iniciativas fiscales a nivel de la UE, como el fondo de recuperación 'NextGenerationEU' y las redes de seguridad para empresas y trabajadores, fueron clave para garantizar el riesgo compartido entre los países miembros y compensar los problemas de los canales financieros privados.

Asimismo, defiende que el fondo de recuperación europeo brinda "una oportunidad histórica única" para llevar los mercados de capital de riesgo privado en la zona euro y la UE a niveles similares a los de otras economías importantes y permitiendo así garantizar la innovación suficiente y preparar el terreno para financiar transformaciones tecnológicas verde y digital.

"La pandemia de coronavirus y los recientes acontecimientos geopolíticos han subrayado aún más la necesidad de acelerar la 'transición gemela' verde y digital de la UE", apunta el BCE 

#125

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
El miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) Fabio Panetta ha pedido a los gobiernos que pongan en marcha medidas fiscales para ayudar al propio BCE a atajar la inflación, ya que las causas del alza de precios no proceden de la demanda sino de factores externos.

En un discurso pronunciado este miércoles, el italiano ha alertado de que pedirle a la política monetaria que actúe en solitario contra la inflación en este contexto "sería extremadamente costoso". Panetta ha indicado que un endurecimiento monetario en estos momentos no afectaría directamente a los precios de importación de la energía y los alimentos, que están influenciados por factores globales y por la guerra.

Así, para que el BCE pudiera atajar la inflación debería suprimir "masivamente" la demanda doméstica, lo que solo se podría lograr rebajando de forma considerable la actividad real y el empleo, lo que a su vez afectaría a rentas y salarios.

"Una estrategia de política monetaria y fiscal coherente aliviaría el coste de reducir la inflación", ha subrayado el banquero central. En su opinión, los Gobiernos podrían ayudar a mitigar los precios conteniendo el coste de la energía, ya sea mediante la reducción de impuestos indirectos o incrementando las transferencias fiscales a los hogares más afectados.

En todo caso, Panetta ha incidido en que el mandato de estabilidad de precios del BCE implica que el organismo "no titubeará" a la hora de endurecer la política para salvaguardar la estabilidad de precios si los 'shocks' de oferta se contagiaran a la inflación doméstica desanclando las expectativas de inflación o acelerando el crecimiento de salarios 

#126

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha comunicado que ha dado positivo en Covid-19 y que sus síntomas son "razonablemente leves", por lo que seguirá trabajando desde su domicilio sin que haya impacto alguno en las operaciones de la institución.

"Esta mañana di positivo por Covid-19", ha anunciado Lagarde a través de su perfil oficial en Twitter.

"Estoy vacunada y reforzada, y mis síntomas son afortunadamente razonablemente leves. Trabajaré desde mi casa en Fráncfort hasta que esté completamente recuperada. No hay impacto en las operaciones del BCE", ha añadido.

La presidenta del BCE participó personalmente en la reunión del Eurogrupo mantenida este lunes en Luxemburgo y no tenía previstos más actos esta semana. El Consejo de Gobierno del BCE se reunirá el próximo jueves.

El pasado mes de diciembre, el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, dio positivo también en las pruebas de Covid-19, aunque continuó trabajando desde su casa ya que sus síntomas fueron "muy leves" 

#127

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
El Banco Central Europeo (BCE) culminó en marzo, tal y como estaba previsto, su programa de compras de emergencia contra la pandemia (PEPP, por sus siglas en inglés), al amparo del cual ha realizado compras netas de activos por valor de 1,718 billones de euros, según los datos que ha publicado la autoridad monetaria con sede en Fráncfort.

El volumen de compras netas del programa registrado en el mes de marzo fue el más bajo registrado en los dos años que llevaba en marcha este programa excepcional de estímulos. La única excepción es marzo de 2020 porque en ese momento el PEPP únicamente estuvo activo unos días.

El fin del PEPP supone el inicio de la senda de normalización monetaria que tiene previsto realizar el BCE durante los próximos meses para tratar de atajar la inflación. La autoridad monetaria también tiene previsto reducir a cero las compras netas de su programa estándar de compras de activos (APP, por sus siglas en inglés), abriendo la puerta a una posible subida de tipos a finales de año.

Los 1,718 billones de compras netas de activos suponen que el BCE ha gastado el 92,9% del total de la 'potencia de fuego' del PEPP, bajo el cual se podrían haber comprado activos de forma flexible por un total de hasta 1,85 billones de euros.

Aunque marzo ha supuesto el fin de las compras netas del PEPP, el BCE seguirá reinvirtiendo los vencimientos de los instrumentos comprados que vayan venciendo hasta finales de 2024. Tras esa fecha, el organismo tiene previsto ir reduciendo estos activos en su balance, aunque esta reducción está sujeta a ser gestionada de forma que no interfiere con la política monetaria.

En su última reunión de política monetaria, el BCE informó de que podría reiniciar las compras al amparo del PEPP en caso de que lo considerara necesario para contrarrestar cualquier 'shock' negativo que emane de la pandemia. 

#128

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
Durante la última reunión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), celebrada entre el 9 y el 10 de marzo, varios miembros del Consejo de Gobierno abogaron por iniciar la senda de subida de tipos de interés durante los meses de verano para frenar el alza de precios, según se desprende de las actas de dicho encuentro que ha publicado este jueves la entidad.

Tras finalizar el cónclave del mes pasado, el BCE decidió acelerar la desescalada de las compras netas de activos al amparo del programa APP para finalizarlas por completo en julio. Sin embargo, debido a la incertidumbre del 'shock' producido por la guerra, cambió la orientación a futuro de la subida de tipos.

Hasta entonces, el organismo había dicho que los tipos subirían "poco después" de que finalizaran las compras de activos. Pero en marzo varió esa previsión indicando que cualquier ajuste en el precio del dinero tendrá lugar "en algún momento" después de que finalicen las compras netas de activos. Asimismo, cualquier cambio en los tipos de interés "será gradual".

En cambio, los 'halcones' del Consejo de Gobierno apostaron en la reunión de marzo por poner una fecha límite para finalizar las compras del APP en el verano y no cambiar la orientación a futuro de los tipos. "Esto hubiera abierto el camino para una posible subida de tipos en el tercer trimestre de este año a la luz del deterioro de las perspectivas de inflación", se desprende de las actas.

Durante la reunión, los banqueros centrales también debatieron sobre la posibilidad de que la menor actividad económica en el segundo y tercer trimestre provocará una recesión técnica en tasas intertrimestrales.

De todas formas, pese al impacto inicial en los precios de la guerra, el BCE alertó de que la incertidumbre y el aumento de los riesgos para la estabilidad financiera podrían hacer que el conflicto fuera tanto inflacionista como deflacionista a largo plazo 

#129

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
La deuda de los bancos españoles con el Banco Central Europeo (BCE), que refleja la apelación bruta de las entidades al instituto emisor a través de las operaciones regulares de financiación, se situó en 289.689 millones de euros en marzo, la misma cantidad que la registrada en los meses de enero y febrero.

Según los datos del Banco de España consultados por Europa Press, el incremento fue del 7,8% en comparación con el mismo mes del ejercicio precedente.

Por su parte, la apelación bruta del conjunto del Eurosistema al BCE se mantuvo en 2,201 billones de euros en marzo, una cifra también similar a las de enero y febrero, pero que representa un aumento del 17,45% en el año.

Así, la apelación de los bancos residentes en España al instituto emisor representó en marzo el 13,16% del total del Eurosistema, en línea con el mes anterior y por debajo del 14,33% que suponía en marzo de 2021.


PROGRAMA DE COMPRA DE ACTIVOS

Por otro lado, el volumen agregado de activos adquiridos en España en el marco de los distintos programas de compra de activos implementados desde 2009 por el BCE sumaba 610.411 millones de euros en marzo, un 1,02% más que en febrero y un 23,1% por encima del dato de un año antes.

En el conjunto del Eurosistema, el importe agregado de las compras de activos alcanzó en el tercer mes de 2022 un total de 4,86 billones de euros, lo que implica un aumento del 0,83% intermensual y del 24,94% en el año.

Según los datos del Banco de España, el volumen agregado de compras de activos en España representa un 12,54% del total correspondiente al balance consolidado del Eurosistema, frente al 12,52% de febrero y el 12,74% de un año antes 

#130

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido adoptar una postura de cautela ante los riesgos y la incertidumbre que se están acumulando para la economía europea como consecuencia de la guerra en Ucrania.

En la rueda de prensa posterior a la reunión de política monetaria de este jueves, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, ha asegurado que los riesgos a la baja para la eurozona se han "incrementado significativamente" como resultado del conflicto. Además, aunque los riesgos relacionados con la pandemia hayan descendido, los procedentes de la guerra probablemente tengan un mayor efecto sobre las expectativas económicas.

"La guerra en Ucrania está afectado severamente a la economía de la zona euro y ha incrementado de forma significativa la incertidumbre", ha alertado Lagarde, al tiempo que ha reconocido que el riesgo para la inflación se ha intensificado, especialmente a corto plazo.

En este contexto, el BCE no ha adoptado ninguna nueva medida este jueves. En su lugar, se ha adherido a la hoja de ruta modificada tras la reunión de marzo.

La entidad monetaria realizará compras netas en abril por valor de 40.000 millones, que bajarán a 30.000 millones en mayo y 20.000 millones en junio. Tras esa fecha, el BCE considerará finalizar las compras netas de activos al amparo del programa de compra de activos públicos (APP, por sus siglas en inglés) en el tercer trimestre, siempre que los datos apoyen las previsiones a medio plazo de inflación.

Durante la rueda de prensa, Lagarde ha reconocido que el comunicado emitido este jueves por el Consejo de Gobierno sugiere de forma mucho más segura que las compras netas vayan a finalizar en el tercer trimestre en comparación con lo dicho en marzo. No obstante, ha reconocido que el BCE no ha ofrecido una fecha definitiva todavía de forma intencional.

La próxima reunión de la entidad con sede en Fráncfort es el 9 de junio y, previsiblemente, se adoptarán nuevas decisiones monetarias. No solo es una reunión en la que se publicarán las nuevas proyecciones macroeconómicas de la zona euro, también es la última reunión que tiene lugar en el segundo trimestre del año, por lo que cualquier decisión sobre el fin de las compras netas deberá adoptarse en ella.

En este sentido, la presidenta del BCE ha reconocido que el cónclave de dentro de dos meses contendrá un "elemento de juicio" con respecto a la política monetaria

Lagarde también ha abierto discretamente la puerta a una subida de tipos a corto plazo. La actual orientación a futuro del BCE indica que los tipos comenzará a subir "en algún momento después" del fin de las compras netas. Preguntada por los periodistas, la francesa ha subrayado que "en algún momento después" puede significar una semana o varios meses 

#131

El FMI alerta del riesgo de fragmentación en la eurozona por la retirada del BCE del mercado

 
El anuncio del final de las compras de activos y el esperado comienzo del proceso de normalización de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) pueden contribuir a un endurecimiento de las condiciones financieras en la eurozona, subrayando el riesgo de fragmentación del mercado en la región, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En este sentido, la institución internacional advierte de que los diferenciales de la deuda a diez años de los países del sur de la zona euro, incluyendo España, Italia, Grecia y Portugal, se han ampliado tras el anuncio del final de las compras de activos del BCE hasta situarse por encima de los niveles observados antes de la pandemia en relación al rendimiento del 'bund', el bono alemán a diez años.

Si bien siguen siendo bajos en términos históricos, los diferenciales de los países del sur de Europa se han ampliado desde que el BCE anunció su intención de reducir las compras de activos, "lo que subraya el riesgo de fragmentación del mercado en la zona del euro", apunta el FMI en su 'Informe de Estabilidad Financiera Global' (GFSR).

En este sentido, advierte de que la anunciada liquidación de las compras de activos del banco central de la zona euro puede contribuir a un endurecimiento de las condiciones financieras en la región, coincidiendo con las consideraciones sobre la necesidad de adoptar un estímulo fiscal adicional en Europa para amortiguar el impacto de la guerra en Ucrania, incluido gasto futuro en defensa y clima.

A nivel general, el FMI reconoce que la normalización de la política monetaria de los bancos centrales de las economías avanzadas implica "caminar sobre la cuerda floja" de luchar contra la elevada inflación y salvaguardar la recuperación en un momento de mayor incertidumbre sobre las perspectivas.

De este modo, subraya que el esfuerzo para reducir la inflación de acuerdo con los objetivos de estabilidad y prevenir el desanclaje de las expectativas de inflación requiere de una comunicación cuidadosa y de medidas para prevenir un endurecimiento desordenado de las condiciones financieras.

"Tal endurecimiento, especialmente si interactúa con vulnerabilidades financieras, podría plantear riesgos para la estabilidad financiera y pesar sobre el crecimiento", advierte el FMI 

#132

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha reconocido la posibilidad de que los tipos de interés de la zona euro suban en julio, aunque ha subrayado que dependerá de los datos, después de que el banco central haya desvinculado el primer aumento de la tasa del final de sus compras de deuda, por lo que no es necesario que se produzca automáticamente al finalizar el programa APP.

"Dependerá de los datos que veamos en junio. Desde la perspectiva de hoy, julio es posible y septiembre, o más tarde, también es posible. Miraremos los datos y solo entonces decidiremos", ha señalado Guindos en una entrevista con Bloomberg recogida por Europa Press.

Sobre esta cuestión, el vicepresidente del BCE ha indicado que la institución tiene claro que acabará con el programa APP en el tercer trimestre de este año. "Que suceda al principio o al final es esencialmente un ajuste fino de la política monetaria y, en mi opinión, no es un factor tan determinante per se", ha añadido.

"Habiendo dicho eso, por el momento no veo ninguna razón por la que no debamos interrumpir nuestro programa APP en julio", ha apuntado.

De este modo, si bien ha admitido que "teóricamente todo es posible", Guindos ha recordado que el BCE ha desvinculado claramente el final del programa de compras de la primera subida de tipos, por lo que no es necesario que el aumento de tipos se produzca automáticamente una vez que finalice, y la decisión dependerá de los datos.

"Mi opinión es que el programa debería terminar en julio y para la primera subida de tipos habrá que ver nuestras proyecciones, los diferentes escenarios y decidir. Y nada se ha decidido hasta ahora", ha asegurado.

A este respecto, ha explicado que cuanto más tiempo se mantenga alta la inflación, mayor será la posibilidad de tener cláusulas de indexación salarial en los procesos de negociación colectiva, por lo que ha advertido de que si se observase un desanclaje de las expectativas de inflación y efectos de segunda ronda, este sería un elemento clave para el futuro de la política monetaria.

"Creemos que nos estamos acercando al pico", ha aventurado Guindos al ser cuestionado sobre la evolución de la inflación, expresando su confianza en que comenzará a descender en la segunda mitad del año. "Pero aun así, estará por encima del 4% en el último trimestre", ha advertido.


NO VE RIESGO DE RECESIÓN POR EL MOMENTO

Asimismo, el economista español ha subrayado que una recesión técnica actualmente no forma parte de las proyecciones del BCE, que se actualizarán en junio, aunque ha reconocido que se ha registrado un claro deterioro del entorno económico como consecuencia de la guerra en Ucrania.

"La tasa de crecimiento de la economía europea será muy baja en la primera mitad del año. Pero no creo que vaya a entrar en territorio negativo en esta primera mitad", ha afirmado 

#133

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha indicado que el Banco Central Europeo (BCE) no debería subir los tipos de interés "de forma abrupta" debido a que el contexto económico actual, afectado por la guerra en Ucrania, es de gran incertidumbre.

"Nos enfrentamos a un escenario muy incierto, incluyendo la guerra en Ucrania. En mi opinión, el BCE no debería constituir una fuente adicional de incertidumbre actuando de forma abrupta, sino que debería mantener una senda para nuestra política clara, predecible y suave", ha subrayado el gobernador durante su intervención en un acto organizado por el banco de inversión Goldman Sachs.

Hernández de Cos, que como gobernador del Banco de España se sienta en el Consejo de Gobierno del BCE, también ha aludido al factor "exógeno" del 'shock' de oferta actual. Dado que este tipo de impacto tendrá consecuencias negativas para la demanda, eso de por sí justifica una aproximación gradual a la hora de subir tipos para no endurecer de forma excesiva la política monetaria.

El tercer argumento del gobernador del Banco de España sobre la necesidad de una aproximación gradual a la normalización monetaria es que los tipos de interés naturales en la zona euro están actualmente en un nivel muy bajo. Este factor supone de por sí una fuerza que obliga a una aproximación gradual, según el banquero central.

De Cos ha recordado que los niveles actuales de inflación son "causa de preocupación" para el BCE. Aunque la autoridad monetaria espera una convergencia gradual hacia el 2% a medio plazo, la guerra ha intensificado los riesgos al alza para el encarecimiento de precios a corto plazo.

Preguntado por la fecha exacta de cuándo darán por finalizadas las compras de activos, De Cos ha recordado que en la última reunión el BCE sugirió que los últimos datos apoyaban el fin de las compras en el tercer trimestre. No obstante, el gobernador ha insistido en que la decisión final se tomará dependiendo de los datos más recientes a disposición del BCE 

#134

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha abierto la puerta a que la autoridad monetaria valore empezar a subir tipos durante los meses de verano como medida de respuesta a la situación actual de inflación.

"La misión del BCE es la estabilidad de precios", ha recordado Lagarde tras reunirse este miércoles con el alcalde de Hamburgo, Peter Tschentscher, según recoge la agencia de noticias DPA. Con arreglo a este compromiso, la entidad con sede en Fráncfort tiene previsto dar por terminadas las compras netas al amparo de su programa de compra de activos (APP, por sus siglas en inglés).

En este sentido, la banquera central ha asegurado que "con un alto nivel de probbabilidad", las compras finalicen en el tercer trimestre. Como novedad con respecto al último comunicado de política monetaria del BCE, Lagarde ha agregado que el fin de las compras sea "probablemente en julio".

"Y después de eso, será el momento de mirar los tipos de interés", ha indicado la presidenta. El BCE siempre ha indicado que la subida del precio del dinero se producirá después de que terminen las compras netas de activos. Situar el fin de las compras en julio abre la puerta a que la subida de tipos se produzca durante el tercer trimestre.

La próxima reunión del Consejo de Gobierno del BCE se producirá el 9 de junio. En este cónclave también se publicarán las nuevas proyecciones macroeconómicas del organismo, incluyendo previsiones de inflación 

#135

El BCE prevé una caída de la inflación en la segunda mitad del año aunque seguirá en niveles altos

 
El Banco Central Europeo cree que la inflación se reducirá en la segunda mitad del año si bien se mantendrá en niveles altos, en torno al 4%, en el último trimestre del año y estima una ralentización del crecimiento, que seguirá siendo positivo en el presente ejercicio.

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha detallado que "estamos cerca del pico" y "vamos a empezar a asistir a una caída de la inflación en el segundo semestre del año" si bien los niveles continuarán siendo altos en el cuatro trimestre: "la inflación será superior al 4%".

En la que ha sido su primera comparecencia en la Comisión de Economía en la Eurocámara desde 2019, de Guindos ha descartado un crecimiento negativo para el presente ejercicio aunque ha incidido en que "la hipótesis de referencia es que tendremos crecimiento bajo pero inflación alta" por los altos precios de las materias primas.

En este sentido, el vicepresidente del BCE ha apuntado que la extrema volatilidad de los precios ha provocado "cierta tensión" en los mercados de derivados de materias primas, aunque hasta el momento "no ha habido ningún incidente importante".

Preguntado sobre el impacto económico de la guerra en Ucrania de Guindos ha señalado que "los bancos tienen liquidez y pueden resistir el impacto" aunque ha alertado de que el mayor riesgo de un bajo crecimiento y una alta inflación radica en la "rentabilidad de las empresas" en Europa.

"Estas corporaciones van a reducir su rentabilidad y esto tendrá un impacto sobre los bancos", ha pronosticado el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), que ha argumentado que los grupos corporativos "van a sufrir por los altos precios de los productos energéticos", lo que podría tener repercusiones para los bancos que financian estos grupos.

La exposición directa del sector bancario de la zona del euro a Rusia es "limitada y concentrada", ha expuesto de Guindos, y los bancos "están tomando medidas para reducirla aún más"

Según expuso el vicepresidente del BCE, las instituciones financieras "tienen exposiciones netas limitadas en derivados de materias primas" y los bancos "generalmente" están protegidos por sólidos marcos de gestión del riesgo crediticio.

Así es que "los efectos económicos" de la invasión rusa han sido manejables para el sector bancario de la zona del euro, y el sistema bancario no ha experimentado escasez de liquidez, ha señalado de Guindos, que ha reconocido que las valoraciones de mercado de los bancos han disminuido, principalmente por los altos precios de la energía y las materias primas.

Los productores y proveedores de energía, que utilizan derivados de productos básicos para cubrir el riesgo de su negocio, tienen "exposiciones netas mayores", ha señalado de Guindos.

De lo cual podría derivarse que episodios de "alta volatilidad" en los precios de las materias primas que afecten "negativamente su capacidad operativa" y exacerbar las tensiones en la oferta de materias primas, ha razonado el vicepresidente del BCE