Acceder

Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

415 respuestas
Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones
3 suscriptores
Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones
Página
7 / 28
#91

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
El Banco Central Europeo (BCE) sigue confiando en que los factores que han impulsado la inflación hasta niveles récord en la zona euro disminuyan a lo largo del año, según ha reiterado la presidenta de la institución, Christine Lagarde, subrayando que la entidad se toma "muy en serio" la preocupación que supone para muchas personas el mayor coste de la vida.

"Nos tomamos esa preocupación muy en serio. Así que permítanme reiterar que nuestro compromiso con la estabilidad de precios sigue siendo inquebrantable", ha señalado este viernes la presidenta del BCE en un discurso pronunciado en París.

En este sentido, la francesa ha asegurado que el BCE adoptará las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de su objetivo de inflación del 2% a medio plazo.

No obstante, Lagarde ha recordado que el Consejo de Gobierno del BCE concluyó en su última reunión que aún se necesita acomodación monetaria para que la inflación se asiente en 2% en el mediano plazo.

En cualquier caso, recordó que el BCE acordó recalibrar sus medidas, con una reducción gradual en el ritmo de compras netas de activos, pasando gradualmente desde 80.000 millones de euros al mes a 20.000 millones en el transcurso de 2022, mientras conserva la flexibilidad para responder a diversas circunstancias 

#92

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
El Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) ha nombrado a Eva Murciano Sánchez directora general de Recursos Humanos, cargo que la española desempeñaba de manera interina desde junio de 2021 y que asumirá de manera efectiva el próximo 1 de febrero.

Murciano se incorporó al BCE en 1999 y desde entonces ha ocupado diversos cargos directivos y profesionales en la entidad, donde antes de ser directora general interina de Recursos Humanos desde junio de 2021, ocupó el cargo de directora general adjunta de Recursos Humanos.

Previamente, fue jefa de la división Business Partnering en la misma Dirección General, cubriendo áreas como cultura laboral, adquisición de talento y relaciones con el personal.

El BCE señala que Murciano Sánchez ha desempeñado un papel clave en el impulso de la estrategia de diversidad e inclusión del BCE, destacando que la española ha dirigido revisiones internas recientes que introducen una gestión estratégica de recursos humanos centrada en las personas y las necesidades comerciales, al tiempo que se basa en un enfoque más ágil, orientado al cliente y basado en datos para atraer y desarrollar talento dentro del BCE.

La Dirección General de Recursos Humanos del BCE ofrece una asociación estratégica a las áreas de negocio y servicios del banco central para sustentar la excelencia organizativa sostenible, así como un ambiente de trabajo saludable que fomente el compromiso y el crecimiento personal, añade la entidad 

#93

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
La sobrevaloración del mercado de la vivienda residencial y la situación del mercado hipotecario en algunos países es una causa de preocupación para el Banco Central Europeo (BCE), al constatar que se trata de un fenómeno cada vez más generalizado en la eurozona, según ha reconocido el vicepresidente de la institución, Luis de Guindos.

En este sentido, el exministro español de Economía y Competitividad ha señalado la importancia de las políticas macroprudenciales, señalando que esta evolución de los mercados residencial e hipotecario lleva a plantearse la posibilidad de implementar de nuevo dichas medidas y la necesidad de reconstruir los colchones de liquidez de las entidades bancarias.

"Ante la evolución del mercado residencial de vivienda, la evolución del ciclo de empresas y de los hogares, creo que tenemos que empezar a plantearnos la posibilidad de volver a implementar las medidas macroprudenciales en el espacio bancario", ha defendido Guindos en una presentación organizada por el 'think tank' Bruegel, el Banco Asiático de Desarrollo y el BCE.

De este modo, Guindos ha indicado que el BCE está vigilando muy atentamente la necesidad de comenzar a reconstruir los colchones de capital para hacer frente a las potenciales vulnerabilidades que podrían aparecer por la evolución del mercado residencial en Europa y del mercado hipotecario en algunos países especificos.

En este sentido, el vicepresidente del BCE ha alertado de que la situación de sobrevaloración en ciertos mercados residenciales "está siendo cada vez más extendida y eso es una fuente de preocupación (para el BCE)" 

#94

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
El Banco Central Europeo (BCE) no comenzará a subir los tipos de interés hasta finales del año próximo, un cambio en la política monetaria de la zona euro que el mercado ha comenzado a descontar de forma anticipada, lo que se refleja en la evolución de las rentabilidades de los bonos soberanos, según ha indicado la agencia S&P Global Ratings.

"En nuestra opinión el BCE esperará hasta finales de 2023 para subir los tipos, en primer lugar los tipos de depósito", ha señalado Marko Mrsnik, responsable de ratings soberanos para Europa de S&P Global, subrayando que la entidad dispone de flexibilidad para intervenir si las condiciones empeorasen.

En este sentido, el experto considera que, aunque el mercado ya está anticipando el giro en la política monetaria y el 'bund' ha regresado a terreno positivo, el BCE ha reiterado su compromiso de mantener condiciones favorables. "No prevemos sorpresas este año para no perjudicar el crecimiento en 2022 y pensamos que será paciente", ha añadido.

Dada la flexibilidad del banco central para tomar medidas para evitar la fragmentación financiera en la eurozona y mantener unas condiciones favorables de financiación, la agencia no anticpa un impacto severo en el corto plazo para los soberanos del proceso de retirada o 'tapering' por parte de la BCE, cuya intervención durante la crisis, junto a las medidas de gobiernos nacionales e instituciones europeas, explica por qué no hubo rebajas de ratings.

Además, S&P destaca que la estructura de la deuda en el medio y largo plazo es muy favorable para los emisores soberanos del euro, incluido España, por lo que el impacto de una subida no sería muy importante para afectar a los intereses pagados por la deuda, ya que los Estados siguen refinanciándose a condiciones mejores que hace 2 ó 3 años.

Este jueves, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, ha explicado que el diferente momento de la recuperación económica en el que se encuentran las economías de la zona euro y de Estados Unidos justifica que el BCE no responda con la misma rapidez que la Reserva Federal de Estados Unidos a la aceleración de la inflación.

"El ciclo de la recuperación económica en EE.UU. está por delante del de Europa. Por lo tanto, tenemos todas las razones para no actuar tan rápidamente como uno puede imaginar que lo haría la Fed", ha señalado Lagarde durante una entrevista con la emisora France Inter.

"No podemos actuar de inmediato. Si subo las tasas de interés, esto tendrá un efecto dentro de 6 a 9 meses. El tiempo que se tarda en descender por la cadena de financiación. Pero estamos ralentizando el crecimiento", ha explicado. 

#95

Qué esperar de la próxima reunión del BCE

(según Caixabank Research)
 
Reunión del 3 de febrero de 2022: qué esperamos:
  • Creemos que el BCE en su reunión de la semana que viene no anunciará ningún cambio en sus herramientas de política monetaria. Esperamos que confirme el plan de culminar las compras netas bajo el PEPP en marzo y que se sustituya, de forma parcial, con el APP. En parte, dicha estrategia será apoyada por un tono probablemente más positivo en cuanto a la evolución del escenario económico, ante el menor impacto de ómicron respecto a lo previsto en diciembre y a pesar del mayor riesgo geopolítico en Ucrania.
 
  • En cualquier caso, el foco de la reunión se centrará en la visión sobre la inflación. Esta se situó en diciembre en el 5%, un máximo histórico, y se prevé que durante la primera mitad de 2022 se mantenga elevada, lo que aumenta la presión para que el BCE suba los tipos de interés. No obstante, creemos que la mayoría de los miembros del Consejo de Gobierno reiterará la visión de transitoriedad en el repunte de los precios y que, de este modo, descarte categóricamente subidas de tipos este año. Pensamos que hasta que no se vean efectos más sustanciales de segunda ronda en la formación de precios, como, y principalmente, un mayor repunte en los salarios, el BCE se mantendrá firme y paciente en su gradual proceso de retirada. De confirmarse nuestro escenario, no pensamos que la reunión del BCE de la semana que viene tenga efectos de calado en los mercados financieros.
Condiciones económicas y financieras recientes
  • De acuerdo con los últimos indicadores, la variante ómicron está teniendo un impacto limitado sobre la actividad económica de la eurozona. Sus efectos se han dejado sentir relativamente más en el sector de los servicios que en las manufacturas, tal y como muestran los datos del PMI de enero, pero todos los índices se han mantenido en el terreno expansivo (por encima de 50). Así, prevemos que el crecimiento del PIB será positivo, tanto en el 4T 2021 (se publicará el próximo lunes) como en el 1T 2022, aunque a tasas intertrimestrales moderadas (+0,4% y +0,3%, respectivamente).
 
  • Sin embargo, el foco continúa estando en la inflación, que en diciembre registró un nuevo máximo histórico en el 5% (la inflación subyacente se mantuvo en el 2,6%). De cara a los próximos meses creemos que se mantendrá elevada, pese a la desaparición de los efectos de base de la rebaja de IVA de la segunda mitad de 2020 que elevaban «artificialmente» la inflación en unos 0,3 p. p., pero que finalizará el año por debajo del 2%. Los precios energéticos continuarán presionando al alza la inflación, más aún con el aumento de las tensiones geopolíticas alrededor de Ucrania, que han llevado el precio del barril de Brent por encima de los 90 dólares por barril, un nivel no visto desde 2014.
 
  • En el otro lado de la balanza hay algunos signos que apuntan a una cierta relajación de la presión en las cadenas de producción global (los denominados cuellos de botella). Tanto en las encuestas empresariales como en el índice elaborado por la Fed de Nueva York se observa cierta moderación en dichas tensiones, aunque aún hay mucha incertidumbre al respecto.
 
  • En este contexto, los mercados continúan revisando las expectativas de subidas de tipos del BCE en la misma dirección y los tipos implícitos de los mercados monetarios ya sugieren que la primera subida de tipos del BCE podría ser en el 1T 2023 (en caso de ser de 25 p. b., o en septiembre de este mismo año en caso de ser de 10 p. b.). Esta revisión de las expectativas está siendo acompañada por un alza generalizada de las rentabilidades de la deuda soberana europea (incluso en algunos momentos de la semana el tipo de interés sobre el bund alemán a 10 años llegó a situarse en terreno positivo). Sin embargo, las tensiones geopolíticas están centrando la atención de los inversores y las últimas sesiones han estado dominadas, sobre todo, por una mayor aversión al riesgo que ha provocado deslices en bolsas y en los tipos soberanos.
Los mensajes del BCE
  • A pesar de mantener el discurso de transitoriedad en el repunte de los precios, las sorpresas al alza de los últimos meses y los riesgos alcistas en los precios de la energía empiezan a incomodar al ala más hawkish del Consejo de Gobierno. Tal y como reflejaron las actas de la última reunión, algunos miembros consideran que se concentran muchos riesgos al alza en las actuales previsiones de inflación y estuvieron en desacuerdo con algunas de las medidas propuestas (como la extensión hasta diciembre de 2024 de las reinversiones de los activos del PEPP a su vencimiento).
 
  • Sin embargo, los miembros más distinguidos del BCE mantienen el discurso de que no hay evidencia, por el momento, de que estas fluctuaciones en los precios vayan a perdurar a medio plazo y ven muy improbable una subida de tipos en 2022. En este sentido, se escudan en uno de los pocos indicadores que todavía les da la razón: la evolución de los salarios. Pese a las mejoras en el mercado laboral (la tasa de paro de la eurozona se sitúa en el 7,2%), los salarios no están respondiendo de forma notable y no se evidencian todavía efectos de segunda ronda. De hecho, en las previsiones de diciembre, el BCE espera que las subidas salariales se moderen en los próximos años. En este sentido, el economista jefe Phillip Lane comentó que unos crecimientos salariales del 3% serían consistentes con ver la inflación al 2% a medio plazo, asumiendo una evolución de la productividad en línea con la tendencia histórica (1%). Con todo, en 2022 parece claro que este va a ser el indicador clave que el BCE y los analistas observarán para anticipar la primera subida de tipos.
  • Más allá de los salarios, Lane también destacó que está menos preocupado por la variante ómicron que en la reunión de diciembre, una visión que, de ser compartida por el resto del Consejo de Gobierno, podría mover la balanza de riesgos sobre el crecimiento al alza.
 
  • Por otro lado, Isabel Schnabel ofreció un discurso sobre el impacto de la transición energética en los precios y concluyó que, pese a haber mucha incertidumbre sobre este tema, encarecer las emisiones de gases de efecto invernadero es algo deseable pero que podría suponer un riesgo al alza para la estabilidad de precios a medio plazo.
Perspectivas del BCE a medio plazo
  • El BCE ha empezado a retirar gradualmente los estímulos monetarios. Con los anuncios de diciembre, se espera que en 2022 las compras netas de activos sean la mitad de las que hubo en el año anterior (unos 480.000 millones de euros entre el PEPP, cuyas compras netas cesarán a finales de marzo, y el APP). Sin embargo, el BCE se mantendrá presente en los mercados de deuda soberana a través de las reinversiones del principal a su vencimiento. En cuanto a los tipos oficiales, no esperamos subidas de tipos hasta finales de 2023, cuando creemos que se cumplirán las condiciones establecidas por el BCE (esto es, prever una inflación al 2% desde la mitad de su horizonte de proyecciones hasta el final de este y observar presiones inflacionistas consistentes con el objetivo de inflación a medio plazo).
 
  • En caso de intensificarse los riesgos bajistas, vemos poco probable que el BCE recorte más los tipos de interés al encontrarse estos cerca de la cota de reversión. Probablemente se decantaría por aumentar los programas de compras de activos, dotándolos de flexibilidad, tal y como hizo con el PEPP. Por otro lado, en un escenario de persistencia de presiones inflacionistas, con un mayor aumento de los salarios del previsto actualmente, creemos que el BCE podría adelantar la primera subida de tipos e incluso acelerar la reducción de las compras de activos.

Ricard Murillo Gili. Economista 
#96

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha dejado sin cambios todos sus elementos de política monetaria, según ha informado tras la reunión que ha mantenido este jueves, aunque ha asegurado, como en otras ocasiones, estar preparado para ajustar todos sus instrumentos con el objetivo de que la inflación se estabilice a medio plazo en el 2%.

El instituto emisor ha mantenido sin cambios los tipos de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de facilidad de depósito continuará en el -0,50% y la de facilidad de préstamo, en el 0,25%.

Asimismo, ha indicado, tal y como ya anunció en diciembre, que el programa de compras de emergencia contra la pandemia (PEPP, por sus siglas en inglés) finalizará en marzo de 2022, aunque el BCE no ha hecho referencia a si tiene previsto agotar la 'potencia de fuego' del PEPP, que es de un máximo de 1,85 billones de euros. Lo que sí ha especificado es que las compras durante el primer trimestre serán a un ritmo menor que durante el trimestre anterior.

El horizonte de reinversión de los vencimientos de los activos comprados al amparo del PEPP abarcará hasta finales de 2024. Las reinversiones se realizarán de forma "flexible" en cuestión de tiempos, clases de activos o jurisdicciones siempre que sea necesario.

"La pandemia nos ha mostrado que, en condiciones de estrés, la flexibilidad en el diseño y conducción de las compras de activos ha ayudado a contrarrestar el desajuste de la transmisión de la política monetaria y ha hecho esfuerzos para alcanzar el objetivo del Consejo de Gobierno de forma más efectiva", ha subrayado el BCE en el comunicado.

De esta forma, en caso de que se produzcan nuevas condiciones de estrés hasta finales de 2024, las reinversiones de los vencimientos del PEPP se podrán ajustar. Esta flexibilidad incluirá los bonos de Grecia. En todo caso, el BCE deja la puerta abierta a reiniciar las compras al amparo del PEPP si lo considera necesario.


COMPRAS AMPLIADAS DURANTE 2022

La autoridad con sede en Fráncfort también ha mantenido la principal medida que adoptó en su reunión de diciembre: más compras de activos al amparo de su programa de compras de activos estándar (APP, por sus siglas en inglés).

Hasta ahora, el BCE compraba bajo este programa 20.000 millones netos de activos por mes. Sin embargo, entre abril y junio, el BCE elevará las compras a 40.000 millones por mes (60.000 millones más de lo previsto para el conjunto del trimestre).

En el tercer trimestre de 2022, las compras serán de 30.000 millones por mes (30.000 millones más de lo previsto para el conjunto del trimestre). Desde octubre de 2022, las compras se volverán a situar en 20.000 millones netos mensuales.

El APP se seguirá empleando "durante tanto tiempo como sea necesario para reforzar el impacto acomodadizo" de los tipos de interés. En todo caso, las compras acabarán "poco antes" de que empiece a subir los tipos de interés. Los vencimientos de este programa se reinvertirán durante un periodo de tiempo "prolongado" después de que se suban tipos.

Con respecto a la liquidez bancaria, la entidad con sede en Fráncfort ha indicado que vigilará las condiciones de financiación de la banca para asegurar que el vencimiento de las subastas TLTRO-III no afectan a la transmisión de su política monetaria.


INFLACIÓN Y PIB

El producto interior bruto (PIB) de la zona euro registró un incremento intertrimestral del 0,3% en el cuarto trimestre de 2021, dos puntos porcentuales menos que en los tres meses anteriores, de acuerdo a los últimos datos publicados por Eurostat, la oficina de estadística comunitaria.

Por otro lado, los precios registraron en el mes de enero una inflación del 5,1%, una décima más que en el mes anterior, debido al incremento de los precios de la energía y de los alimentos, marcando su máxima desde que hay registros históricos.

Asimismo, la tasa interanual de inflación subyacente de los países que han adoptado el euro como moneda común, que es el resultado de excluir del cálculo la evolución de los precios de la energía, los alimentos frescos, el alcohol y el tabaco, se redujo en tres décimas, hasta el 2,3%.

Con respecto al desempleo, la tasa de diciembre de la zona euro, la última disponible, se redujo en una décima, hasta el 7%. En el conjunto de la UE, el paro se situó en el 6,4%, también una décima menos.

El próximo encuentro el Consejo de Gobierno del organismo responsable de la política monetaria de la eurozona se celebrará el 10 de marzo de 2022. 

#97

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
La evolución de la tasa de inflación en enero ha sorprendido al alza y sugiere que las subidas de precios continuarán durante más tiempo del previsto inicialmente, aunque el Banco Central Europeo (BCE) confía en que se moderarán en el curso de 2022, advirtiendo de que los riesgos para las perspectivas de inflación "están sesgados al alza" y subrayando que en la reunión de marzo habrá más datos disponibles para evaluar la posición de la entidad.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que ha mantenido sin cambios su política monetaria y la hoja de rutas para la retirada de estímulos, Lagarde ha subrayado que el repunte de los precios en la eurozona responde principalmente a la aceleración de los costes de la energía, algo que sigue confiando en que se modere en los próximos meses, aunque ha advertido de que afectará a la actividad en el comienzo de 2022 por su impacto sobre los ingresos y el consumo de los ciudadanos.

"Es probable que la inflación se mantenga elevada durante más tiempo del previsto, pero esperamos que se modere en el curso del año", ha afirmado la francesa, reconociendo que las subidas de los precios se han hecho más generalizadas.

De este modo, la presidenta del BCE ha defendido la necesidad de mantener toda la "flexibilidad y opcionabilidad" de la política monetaria, añadiendo que el BCE está listo para adaptar todas las herramientas según necesidad.

De este modo, Lagarde ha reconocido la "preocupación unánime" en el seno del Consejo de Gobierno del BCE sobre la inflación y su impacto, que es soportado en mayor medida por los más vulnerables, así como su efecto sobre las perspectivas a medio plazo.

Asimismo, ha indicado que en la reunión del Consejo del próximo mes de marzo, cuando el BCE actualizará su cuadro macroeconómico, la institución dispondrá de más información sobre el impacto de la inflación en los salarios y el mercado laboral, así como en las previsiones a medio plazo.

"Estamos guiados por la estabilidad de precios y tomar los pasos adecuados en el momento adecuado sin precipitarnos", ha afirmado Lagarde, quien ha evitado descartar explícitamente una subida de tipos en 2022, reiterando que no asume compromisos y emplazando a marzo "cuando haya más datos" para poder realizar afirmaciones más completas.

A este respecto, Lagarde ha reiterado que el BCE cuenta con una orientación de futuro en la que identifica los tres criterios que deben cumplirse para poder subir los tipos, añadiendo que "habrá una secuencia y no habrá subidas hasta completar las compras netas de activos" 

#98

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
El presidente del Banco de Países Bajos (Nederlandsche Bank), Klaas Knot, considerado uno de los máximos representantes de la ortodoxia en el seno del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), ha apuntado a que la primera subida de tipos en la zona euro podría tener lugar en el cuarto trimestre de 2022.

"Personalmente, espero que nuestro primer aumento de tipos tenga lugar alrededor del cuarto trimestre de este año... Normalmente subiríamos tipos en un cuarto de punto porcentual, no tengo motivos para esperar que demos un paso diferente", indicó durante una entrevista en el programa de televisión 'Buitenhof'.

Asimismo, apuntó la posibilidad de acometer una segunda subida de tipos a principios de 2023. "Después de eso, si no vemos una espiral de precios y salarios y las expectativas de inflación permanecen ancladas en torno a nuestro objetivo del 2%, no hay muchas razones para que aumentemos las tasas de manera significativa y rápida", añadió.

Las declaraciones de Knot, uno de los 'halcones' del Consejo de Gobierno del BCE, se producen apenas días después de que el pasado jueves la presidenta del BCE, Christine Lagarde, abriera la puerta a una subida de los tipos de interés este año, algo que hasta entonces la francesa había considera "improbable".

Una subida de los tipos de interés por parte del BCE supondría el primer incremento del precio del dinero en más de una década, ya que el último aumento fue adoptado en 2011, bajo la presidencia del francés Jean Claude Trichet.

El banquero central holandés advirtió de que la inflación en la eurozona, que despidió 2021 en un nivel récord del 5,1%, estará por encima del 4% durante la mayor parte de este año. "Creemos que el aumento de la inflación durará dos años, si no más", añadió.

En este sentido, a diferencia de lo que sucede en Estados Unidos, Knot explicó que el alza de precios en la eurozona obedece en gran medida a factores externos sobre los que la política monetaria no puede influir demasiado.

El pasado viernes, el gobernador del Banco de Finlandia, Olli Rehn, compañero de Klaas Knot en el Consejo de Gobierno del BCE, reconocía en una entrevista con el diario 'Helsingin Sanomat', que en ausencia de eventos adversos relacionados con la pandemia o con la situación geopolítica, "lo lógico sería que el BCE subiera los tipos de interés el próximo año como muy tarde".

La próxima reunión del Consejo de Política Monetaria del BCE se celebrará el 10 de marzo, cuando se presentarán al Consejo de Gobierno las nuevas previsiones económicas elaboradas por los economistas del banco central. 

#99

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
El Banco Central Europeo (BCE) asume que las perspectivas de inflación se mantendrán elevadas durante más tiempo de lo esperado, pero sigue confiando en que disminuirán en el transcurso del año, aunque la presidenta de la entidad, Christine Lagarde, ha asegurado que la institución "mostrará la determinación necesaria para garantizar la estabilidad de precios".

En su discurso ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, la francesa ha señalado que, en comparación con las expectativas de diciembre, los riesgos para las perspectivas de inflación se inclinan al alza, particularmente en el corto plazo.

De este modo, ha advertido de que si las presiones de los precios se traducen en aumentos salariales superiores a los previstos o si la economía vuelve más rápidamente a su plena capacidad, "la inflación podría resultar más alta".

"El BCE desempeñará su papel y mostrará la determinación necesaria para garantizar la estabilidad de precios. Pueden estar seguros de que nuestro compromiso de cumplir con esto sigue siendo absolutamente inquebrantable", ha defendido Lagarde.

En cualquier caso, la presidenta del banco central de la zona euro ha recordado que en marzo se conocerán las nuevas proyecciones de los expertos del BCE, lo que ayudará al Consejo de Gobierno a evaluar mejor las implicaciones de las cifras de inflación "sorprendentemente altas de diciembre y enero" para las perspectivas a medio plazo.

Así, examinarán cuidadosamente el impacto de los precios más altos de la energía en la economía y en las perspectivas, ya que, por un lado, el aumento de los costes de la energía puede hacer subir los precios directamente, encareciendo la producción, así como indirectamente, elevando los salarios, mientras que, por otro lado, puede tener un impacto negativo en los ingresos de los hogares y las empresas, reduciendo así la actividad económica y amortiguando las perspectivas de inflación.

"Debemos tener en cuenta que las condiciones de demanda en la zona del euro no muestran los mismos signos de sobrecalentamiento que se pueden observar en otras economías importantes", ha indicado Lagarde, para quien esto aumenta la probabilidad de que las presiones actuales sobre los precios disminuyan antes de afianzarse, permitiendo cumplir el objetivo del 2% a mediano plazo.

De hecho, si bien los indicadores de expectativas de inflación a más largo plazo han ido al alza en los últimos meses, son consistentes con esta expectativa, ha señalado la francesa, subrayando que las medidas basadas en encuestas apuntan a que la inflación volverá al 2% para 2023 y se mantendrá cerca de este nivel a partir de entonces.

"El sólido anclaje de las expectativas de inflación a largo plazo en la zona del euro es un hecho tranquilizador", ha puntualizado.

De este modo, la presidenta del BCE ha reiterado que hay una secuencia definida entre el final de las compras netas de activos y la fecha de subida de los tipos de interés. "No se producirá una subida de tipos antes de que finalicen nuestras compras de activos netos", ha subrayado, añadiendo que deberán cumplirse las condiciones fijadas antes de que el Consejo de Gobierno se sienta lo suficientemente seguro de actuar.

"Las tres condiciones están pensadas como salvaguardas contra un aumento prematuro de las tasas de interés", ha expuesto la francesa, añadiendo que, cualquier ajuste en la política monetaria "será gradual".


REBOTE DE LA ACTIVIDAD A FINAL DE AÑO

Por otro lado, Lagarde ha señalado que la economía de la zona euro ha seguido recuperándose, aunque se espera que el crecimiento se mantenga moderado en el primer trimestre de 2022. Como causa de esta moderación, ha apuntado a la rápida propagación de la variante ómicron, que llevó a la reintroducción de medidas de contención, lo que ha frenado la actividad, además del impacto derivado de los cuellos de botella y la elevada inflación.

Sin embargo, la presidenta del BCE ha destacado que el impacto económico de la actual ola pandémica parece ser menos perjudicial, mientras que hay indicios de que pueden estar comenzando a disminuir los cuellos de botella. "Esto permitirá que la economía se recupere con fuerza nuevamente a finales de este año", ha anticipado.

Lagarde ha señalado que cuando la pandemia termine y la recuperación económica esté asentada, "habrá políticas monetarias distintas". "Habrá no sólo un enfoque a largo plazo sino para mejorar la productividad", ha indicado. Por el momento, la presidenta del BCE ha apuntado que primero se tomarán medidas para reducir la compra de activos y después se aplicarán políticas para subir los tipos de interés.

En un paso más, Lagarde ha señalado que de implementarse actualmente medidas de política monetaria como subir los tipos de interés o terminar con la compra de activos no existen garantías en que tuviera un efecto para mitigar los altos precios de la energía ni poner fin a las roturas en la cadena de suministro, los principales vectores que impulsan la inflación en Europa 

#100

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
El nuevo presidente del banco central de Alemania (Bundesbank), Joachim Nagel, también ha abierto la puerta a que el Banco Central Europeo (BCE) decida subir tipos ya en 2022 como respuesta a la elevada inflación que se está registrando en la eurozona.

El Consejo de Gobierno del BCE se reunió la semana pasada y decidió dejar sin cambios sus instrumentos de política monetaria. Su próxima reunión tendrá lugar el 10 de marzo. Según ha indicado Nagel en una entrevista con el diario alemán 'Die Zeit', si las perspectivas no han mejorado para entonces, él mismo votará a favor de iniciar la normalización de la política monetaria.

"El primer paso sería acabar las compras netas durante 2022. Entonces, los tipos de interés podrían subir este año", ha apostillado el banquero central. Como presidente del Bundesbank, Nagel se sienta en el Consejo de Gobierno del BCE, junto con el resto de gobernadores y presidentes de los 19 bancos centrales nacionales de la eurozona y por los seis miembros del Comité Ejecutivo del BCE.

Nagel ha indicado la reunión de marzo como punto de inflexión porque en dicha reunión el BCE publicará sus nuevas proyecciones macroeconómicas de PIB e inflación. Estas estimaciones tendrían que mostrar una mejora significativa para evitar que el BCE cambie el curso de sus políticas este año, según ha indicado el banquero germano.

En todo caso, Nagel ha subrayado el curso de acción que lleva indicando desde hace tiempo el BCE: cualquier subida de tipos de interés tendrá que venir precedida por el fin de las compras netas de activos.

"En mis estimaciones, los costes económicos son significativamente más altos si actuamos demasiado tarde que si actuamos pronto. Esto también se ve en experiencias pasadas. Actuar tarde nos obligaría a subir tipos de interés de forma más vigorosa y a mayor ritmo. Los mercados financieros reaccionarían entonces con mayor volatilidad", ha afirmado.

Esta valoración por parte de Nagel se produce apenas dos días después de que su homólogo neerlandés, Klaas Knot, apuntara a que la primera subida de tipos podría tener lugar en el cuarto trimestre de 2022.

"Personalmente, espero que nuestro primer aumento de tipos tenga lugar alrededor del cuarto trimestre de este año... Normalmente subiríamos tipos en un cuarto de punto porcentual, no tengo motivos para esperar que demos un paso diferente", indicó Knot el lunes durante una entrevista en el programa de televisión 'Buitenhof'.

El pasado viernes, el gobernador del Banco de Finlandia, Olli Rehn, compañero de Klaas Knot y Joachin Nagel en el Consejo de Gobierno del BCE, reconocía en una entrevista con el diario 'Helsingin Sanomat', que en ausencia de eventos adversos relacionados con la pandemia o con la situación geopolítica, "lo lógico sería que el BCE subiera los tipos de interés el próximo año como muy tarde" 

#101

El BCE eleva ligeramente los requisitos de capital para la banca en 2022

 
Los requisitos y directrices de capital para los bancos europeos han aumentado ligeramente de cara a 2022, después de que el Banco Central Europeo (BCE) haya concluido su proceso de revisión y evaluación supervisora (PRES) de 2021, cuyos resultados indican que las entidades significativas han mantenido posiciones de capital y de liquidez sólidas, y que la mayoría opera con niveles de capital superiores a los exigidos.

De este modo, los requisitos totales y las directrices de capital han aumentado ligeramente para este año, situándose en una media del 15,1% de los activos ponderados por riesgo, en comparación con el 14,9% en la evaluación PRES de 2020.

Asimismo, el importe medio de los requisitos totales y de las directrices de capital de nivel 1 ordinario (CET1) se ha incrementado hasta situarse en torno al 10,6% de los activos ponderados por riesgo, desde el 10,5%.

El incremento marginal del capital total se debe a los requisitos de capital del Pilar 2 (P2R), que han aumentado desde el 2,1% hasta el 2,3% como consecuencia principalmente de la introducción de un requerimiento específico impuesto a las entidades que no han constituido provisiones suficientes para cubrir el riesgo de crédito derivado de préstamos dudosos (NPL) concedidos antes del 26 de abril de 2019.

De este modo, las entidades que aborden activamente su déficit de provisiones de acuerdo con las expectativas del BCE, podrán reducir con rapidez ese nuevo recargo durante 2022 sin esperar a la próxima evaluación PRES.

Asimismo, las directrices del Pilar 2 (P2G), que engloban los riesgos indicados por los resultados de las pruebas de resistencia, han aumentado 0,2 puntos porcentuales hasta situarse en el 1,6%, desde el 1,4%.

En consonancia con las medidas de flexibilización adoptadas por el BCE, las entidades pueden utilizar plenamente sus colchones de capital o su P2G hasta el final de 2022.

En este sentido, el BCE espera que, no más tarde del 1 de enero de 2023, las entidades operen a un nivel superior al de su P2G actual, después de anunciar este jueves que no extenderá las medidas de alivio de capital y apalancamiento introducidas durante la pandemia.

"En general, estamos satisfechos con la forma en que las entidades de crédito han operado hasta ahora durante la pandemia. Han contribuido a la resiliencia de la economía de la zona del euro y han seguido concediendo crédito a los hogares y a las empresas", manifestó Andrea Enria, presidente del Consejo de Supervisión del BCE.

"No obstante, el impacto de la pandemia en la economía aún no ha finalizado. Las entidades deben seguir prestando atención a las posibles consecuencias para su balance y reforzar, en particular, sus marcos de control de riesgos y de gobernanza", añadió el italiano 

#102

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
Seis entidades sometidas a la supervisión del Banco Central Europeo (BCE) incumplían los requisitos mínimos de solvencia fijados por la institución en 2021, frente a las nueve del año anterior, según han revelado los resultados del proceso de revisión y evaluación supervisora (PRES) realizado por la institución.

Solo un número reducido de las entidades sometidas a la supervisión del BCE operan a niveles de capital inferiores los establecidos para el requisito total y la directriz de capital CET1, con dos casos de incumplimiento del requisito combinado de colchón (a nivel de capital total), ha apuntado el presidente del Consejo de Supervisión del BCE, el italiano Andrea Enria.

En este sentido, sin desvelar los nombres de esta media docena de bancos, Enria ha subrayado que este incumplimiento respondía a "problemas estructurales anteriores a la pandemia".

"Se trata de bancos con dificultades de larga duración que buscan gradualmente reconstruir sus franquicias más que un impacto específico causado por la pandemia", ha señalado.

De este modo, el italiano ha anunciado que los resultados indican que las entidades supervisadas son, en general, resilientes y podrían hacer frente a nuevos acontecimientos económicos adversos que pudieran producirse en el futuro.

"Conviene recordar que estos resultados son mejores de lo previsto", ha destacado Enria al anunciar que la puntuación global media del PRES de las entidades supervisadas se mantuvo prácticamente estable en 2021 en comparación con 2019.

"Dado el amplio margen de capital de que disponen las entidades", el BCE ha decidido no prolongar las medidas de alivio introducidas durante la pandemia que permitían a los bancos operar por debajo del nivel de capital definido en el Pilar 2 así como excluir ciertas exposiciones del cálculo de su ratio de apalancamiento.

"El BCE no ve la necesidad de permitir que los bancos operen por debajo del nivel de capital definido por su Guía del Pilar 2 más allá de diciembre de 2022, ni extender más allá de marzo de 2022 la medida de supervisión que les permite excluir las exposiciones del banco central de su ratio de apalancamiento", ha anunciado la institución.

De este modo, a partir del 1 de enero de 2023, el BCE espera que las entidades operen por encima de sus requisitos de capital total y las directrices del Pilar 2, mientras que después de marzo de 2022 la entidad dejará de permitir excepciones al cálculo de la ratio de apalancamiento.

En marzo de 2020, el BCE permitió a los bancos operar por debajo del nivel de capital definido por la Guía del Pilar 2 y el colchón de conservación de capital. En julio de 2020, la institución se comprometió a mantener esta flexibilidad hasta al menos finales de 2022.

Asimismo, en septiembre de 2020, el BCE permitió a los bancos excluir ciertas exposiciones del banco central de los denominadores de sus coeficientes de apalancamiento debido a circunstancias macroeconómicas excepcionales. 

#103

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha asegurado que una respuesta apresurada del banco central a la escalada de los precios podría resultar contraproducente y ahogar la recuperación económica, sin influir efectivamente en los factores que impulsan los precios al alza como la energía y los cuellos de botella.

"Si actuáramos con demasiada rapidez ahora, la recuperación de nuestras economías podría ser considerablemente más débil y los puestos de trabajo estarían en peligro. Eso no ayudaría a nadie", advierte la francesa en una entrevista con 'Redaktionsnetzwerk Deutschland'. "Actuaremos si es necesario. Pero todos nuestros movimientos tendrán que ser graduales", añade.

En este sentido, la presidenta del BCE insiste en que la situación en los Estados Unidos o Reino Unido, donde los bancos centrales han anunciado subidas de tipos inminentes o han dado comienzo ya a las mismas, no se puede comparar con la zona del euro.

"La economía estadounidense está sobrecalentada, mientras que nuestra economía está lejos de eso. Es por eso que podemos, y debemos, proceder con más cautela. No queremos ahogar la recuperación", afirma.

Asimismo, Lagarde reconoce que la política monetaria no puede influir efectivamente en algunos de los principales factores que empujan los precios al alza, como los cuellos de botella de las cadenas de suministro, los precios del crudo o las cuestiones geopolíticas.

"¿Qué puede hacer el BCE al respecto? ¿Podemos resolver los cuellos de botella en el suministro? ¿Podemos transportar contenedores, bajar los precios del petróleo o pacificar conflictos geoestratégicos? No, no podemos hacer nada de eso", responde.

No obstante, la presidenta del BCE defiende que la entidad ya ha comenzado a tomar medidas, puesto que en marzo suspenderá el programa de compras de emergencia por la pandemia (PEPP) y reducirá el volumen global de sus compras netas de activos, ya que acabar con estas es una condición previa para elevar las tasas de interés en un momento posterior.

En cualquier caso, Lagarde reconoce que las cifras de inflación aumentan y eso es algo que el BCE está teniendo en cuenta en sus proyecciones, que serán actualizadas el próximo mes de marzo, cuando el Consejo de Gobierno examinará de cerca la cuestión.

"La inflación puede resultar más alta de lo que proyectamos en diciembre (...) y se mantendrá relativamente alta en los próximos meses. Sin embargo, confío en que retrocederá en el transcurso del año", señala la francesa, que reconoce que los altos precios de la energía no son un fenómeno temporal. "Estarán con nosotros por algún tiempo más", advierte, aunque subraya que el nivel de precios ya es muy alto y es muy poco probable que siga subiendo al mismo ritmo. "Entonces, aunque solo sea por esa razón, la inflación se desacelerará", añade 

#104

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
La deuda de los bancos españoles con el Banco Central Europeo (BCE), que refleja la apelación bruta de las entidades al instituto emisor a través de las operaciones regulares de financiación, se situó en 289.689 millones de euros en enero, lo que supone un incremento del 10,9% (28.479 millones de euros más) respecto a la cifra del mismo mes del año anterior

En tasa intermensual, la deuda de la banca española registró un incremento del 0,04% en enero respecto al cierre de 2021, según datos del Banco de España.

Por su parte, la apelación bruta del conjunto del Eurosistema al BCE se colocó en 2,201 billones de euros al final de enero, lo que supone un descenso del 0,21% en el mes pero un aumento del 22,8% en comparación con el dato de un año antes.

Así, la apelación de los bancos residentes en España al instituto emisor representó en enero el 13,15% del total del Eurosistema, ligeramente por encima del mes anterior.


PROGRAMA DE COMPRA DE ACTIVOS

Por otro lado, el volumen agregado de activos adquiridos en España en el marco de los distintos programas de compra de activos implementados desde 2009 por el BCE sumaba 598.509 millones de euros en el primer mes de 2022, un 1,08% más que en diciembre y un 25,8% por encima de un año antes.

En el conjunto del Eurosistema, el importe agregado de las compras de activos alcanzó en enero 4,75 billones de euros, un 0,9% más que un mes antes y un 27,4% más que en enero de 2021.

Según los datos del Banco de España, el volumen agregado de compras de activos en España representa un 12,6% del total correspondiente al balance consolidado del Eurosistema, frente al 12,58% de diciembre 

#105

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha asegurado que el organismo actuará "a su debido momento" para contener la inflación de la zona euro, al tiempo que ha indicado que es consciente de la preocupación de mucha gente sobre el coste de la vida.

"Nuestro objetivo es una inflación del 2% a medio plazo. Para lograr esto, actuaremos a su debido momento", ha indicado Lagarde durante su intervención en una sesión del Parlamento Europeo.

"Somos muy conscientes de que mucha gente en la zona euro está preocupada por el creciente coste de la vida en este momento (...). Y dicha carga ha recaído principalmente sobre aquellos con ingresos más bajos, que deben afrontar las dificultades del día a día de tener que lidiar con precios más altos", ha indicado la francesa.

En este sentido, Lagarde ha indicado que la inflación permanecerá elevada a corto plazo. Esto se debe a que los precios energéticos siguen siendo la principal influencia alcista, aunque la presidenta del BCE también ha reconocido que las subidas de precios "se han vuelto más generalizadas", con aumentos destacados de muchos bienes y servicios.

"En comparación con nuestras previsiones de diciembre, los riesgos para la previsión de inflación están alineados al alza, particularmente a corto plazo. Si las presiones de precios afectan a incrementos de sueldos mayores de lo anticipado o si la economía recupera rápidamente su plena capacidad, la inflación podría ser más elevada", ha alertado.

El Consejo de Gobierno del BCE celebrará su próxima reunión de política monetaria el 10 de marzo. En el cónclave, la autoridad presentará sus nuevas proyecciones macroeconómicas, que servirán de base para tomar nuevas decisiones ante las "implicaciones" de las "sorprendentemente elevadas" cifras de inflación de diciembre y enero.

Pese a esto, Lagarde ha alejado la posibilidad de que el BCE acometa una subida de tipos en los próximos meses. "Tenemos que tener en cuenta que las condiciones de demanda en la zona euro no muestran las mismas señales de 'sobrecalentamiento' que se pueden observar en otras grandes economías", ha indicado. Además, la presidenta del BCE ha recordado que cualquier subida de tipos solo se llevará cabo después de que se reduzcan a cero las compras netas de activos, algo que no pasará hasta, por lo menos, octubre de 2022 

Brokers destacados