Acceder

Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

404 respuestas
Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones
3 suscriptores
Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones
Página
19 / 27
#271

El BCE rebaja previsiones de inflación, pero advierte del aumento de incertidumbre por tensiones financieras

 
Las nuevas previsiones macroeconómicas del Banco Central Europeo (BCE) representan una moderación más significativa de lo previsto inicialmente de las presiones inflacionistas, aunque los precios seguirán por encima de la meta del 2% del instituto emisor, que ha advertido de que las recientes tensiones en los mercados añaden incertidumbre para la inflación y el crecimiento.

En un comunicado, la entidad presidida por Christine Lagarde ha señalado que su nuevo cuadro macroeconómico se cerró a principios de marzo, antes de la reciente aparición de tensiones en los mercados financieros.

"En consecuencia, estas tensiones añaden incertidumbre en torno a las evaluaciones del escenario de referencia para la inflación y el crecimiento", apunta.

De este modo, antes de las turbulencias financieras, el BCE había revisado a la baja la senda para la evolución de la inflación, debido principalmente a una contribución de los precios de la energía menor de lo esperado anteriormente.

En concreto, los expertos del BCE prevén ahora que la inflación se situará, en promedio, en el 5,3% en 2023, por debajo del 6,3% anticipado en diciembre de 2022, mientras que en 2024 la subida de los precios será del 2,9%, medio punto menos de lo previsto anteriormente, y para 2025 la inflación será del 2,1%, todavía por encima de la meta del 2%, pero dos décimas mejor de lo anticipado anteriormente.

A pesar de esta revisión a la baja, el BCE advierte de que las presiones inflacionistas subyacentes siguen siendo fuertes, ya que la tasa de inflación, excluidos la energía y los alimentos, continuó aumentando en febrero y los expertos del BCE esperan que se sitúe en una media del 4,6% en 2023, por encima de lo estimado en las proyecciones de diciembre.

Posteriormente, esta tasa subyacente descendería hasta el 2,5% en 2024 y el 2,2% en 2025, en un contexto de desaparición gradual de las presiones al alza debidas a las perturbaciones de oferta anteriores y a la reapertura de la economía y en el que el endurecimiento de la política monetaria frena cada vez más la demanda.


CRECIMIENTO DEL PIB.

En cuanto al crecimiento, las nuevas proyecciones de referencia para 2023 se han revisado al alza, hasta el 1% desde el 0,5% anterior, como resultado, tanto del descenso de los precios de la energía, como de la mayor capacidad de resistencia de la economía ante el difícil entorno internacional.

Asimismo, los expertos del BCE esperan que la actividad repunte posteriormente en mayor medida, hasta situarse en el 1,6%, tanto en 2024 como en 2025, respaldado por la fortaleza del mercado de trabajo, el aumento de la confianza y la recuperación de las rentas reales.

No obstante, los pronósticos actualizados para los dos próximos años se sitúan por debajo de los publicados en diciembre, del 1,9% para 2024 y el 1,8% un año después, como reflejo de la orientación más restrictiva de la política monetaria 

#272

Lagarde defiende la solidez de la banca y no da pistas sobre las próximas decisiones del BCE

 
La presidenta del Banco Central Europeo (BCE) ha asegurado que la decisión del Consejo de Gobierno de subir los tipos de interés en 50 puntos básicos, situándolos en máximos desde octubre de 2008, es "robusta y necesaria", aunque ha evitado indicar si la entidad ha variado su postura ante las recientes turbulencias en los mercados financiero, limitándose a subrayar que el banco central dependerá de los datos.

Lo que sí ha aclarado Lagarde en rueda de prensa es que en el Consejo de Gobierno del BCE no hubo ninguna otra propuesta a discutir más allá de la planteada de subir medio punto porcentual, que fue aprobada por "una amplia mayoría" y solo "tres o cuatro" consejeros se opusieron, "no porque discreparan sobre los principios, sino porque querían más tiempo y más datos antes de una subida como la de hoy".

En este sentido, la presidenta del BCE ha reconocido que el reciente episodio de tensiones en los mercados financieros ha incrementado la incertidumbre sobre la evolución de la actividad y de la inflación, apuntando que, si persiste la línea base de las previsiones del BCE, cuya recogida de datos fue anterior a los problemas bancarios de los últimos días, "cuando la incertidumbre se reduzca queda un terreno por cubrir".

"No es posible en este momento determinar en este punto cuál será la senda", ha subrayado la francesa al ser cuestionada sobre las posibles subidas de los tipos en las próximas reuniones, por lo que ha reiterado que esta situación refuerza el criterio de dependencia de los datos del BCE.

En cualquier caso, Lagarde ha hecho hincapié en que el BCE "no renuncia" a su compromiso con la estabilidad de precios y ha subrayado la determinación "intacta" de la entidad para retornar al objetivo del 2% en el medio plazo.

En su reunión de este jueves, el Consejo de Gobierno del BCE decidió elevar los tipos de interés en 50 puntos básicos, tal y como había anticipado que haría, de forma que la tasa para sus operaciones de refinanciación se situará en el 3,50%, mientras que la tasa de depósito alcanzará el 3% y la de facilidad de préstamo el 3,75%.

El instituto emisor prevé que la inflación seguirá siendo "demasiado alta durante demasiado tiempo", subrayando que el elevado nivel de incertidumbre refuerza la importancia de un enfoque dependiente de los datos para las decisiones del Consejo de Gobierno sobre los tipos de interés.

Con esta sexta subida consecutiva del precio del dinero, que se ha situado en su nivel más alto desde octubre de 2008, el BCE mantiene el ritmo de la normalización de su política monetaria, a pesar de las turbulencias en el sector financiero, tras la intervención en Estados Unidos de dos entidades bancarias el pasado fin de semana y el desplome bursátil de la banca europea ante las dudas sobre Credit Suisse.


BANCA SÓLIDA.

En este sentido, el BCE ha afirmado que está haciendo un atento seguimiento de las actuales tensiones en los mercados y está preparado para responder como resulte necesario a fin de mantener la estabilidad de precios y la estabilidad financiera en la zona del euro.

"El sector bancario de la zona del euro tiene capacidad de resistencia y posiciones de capital y de liquidez sólidas", ha defendido la institución en un comunicado, añadiendo que, en todo caso, el BCE cuenta con todos los instrumentos de política monetaria necesarios para suministrar liquidez al sistema financiero de la zona del euro si fuera necesario y preservar la transmisión fluida de la política monetaria.

Asimismo, ha recordado que el Instrumento para la Protección de la Transmisión (TPI) está disponible para contrarrestar dinámicas de mercado injustificadas y desordenadas que constituyan una seria amenaza para la transmisión de la política monetaria en los países de la zona del euro, lo que permite al Consejo de Gobierno cumplir con mayor efectividad su mandato de estabilidad de precios.

En cualquier caso, el BCE ha advertido de que está preparado para ajustar todos sus instrumentos en el marco de su mandato para asegurar que la inflación vuelva a situarse en su objetivo del 2% a medio plazo y preservar el buen funcionamiento de la transmisión de la política monetaria.

Sobre esta cuestión, Lagarde ha recordado las herramientas "fuertes y poderosas" disponibles en la 'caja de herramientas' del BCE y ha expresado su "gran confianza" en la creatividad y eficiencia de los técnicos del BCE por si fuera necesario dotarse de nuevos instrumentos, aunque ha defendido que las facilidades de crédito con las que cuenta el banco central de la zona euro son probablemente más amplias y accesibles que la de la Reserva Federal de Estados Unidos.

"No veo la necesidad de explorar alternativas y si fuera necesario confío en el 'staff' para ver qué puede hacerse dentro del mandato", ha apuntado.

Asimismo, sobre el posible impacto adverso de la subida de tipos anunciada este jueves, Lagarde ha querido recordar que el sector bancario de la eurozona se encuentra actualmente en una posición completamente diferente a la de 2008.

"Tenemos en mente lo que ha sucedido en el pasado, pero confiamos en que la decisión de hoy fue una decisión robusta y necesaria y respecto del futuro somos data dependientes para tener una mejor evaluación de las tensiones financieras", ha expuesto.

De su lado, el vicepresidente del BCE el español Luis de Guindos, ha señalado que las exposiciones de los bancos de la zona euro a las entidades en problemas estas últimas jornadas son limitadas y no están concentradas, añadiendo que el BCE dispone de una caja de herramientas con la que ofrecer liquidez si fuera necesario 

#273

El BCE se reúne para analizar la situación en los mercados financieros

 
El Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), liderado por Andrea Enria, se ha reunido este viernes de manera extraordinaria para evaluar la situación en los mercados financieros y el sector bancario tras las recientes turbulencias, según han confirmado desde el instituto emisor.

"El Consejo de Supervisión se reúne para intercambiar impresiones y actualizar a los miembros sobre eventos recientes en el sector bancario", ha explicado un portavoz del BCE.

La reunión del supervisor bancario se produce apenas un día después de que la presidenta del BCE, Christine Lagarde, defendiera la solidez de la banca europea y expresara la disposición del banco central de suministrar liquidez si fuera necesario.

Este tipo de encuentros 'ad hoc' del supervisor es algo habitual cuando se producen cambios muy rápidos en la situación y, según fuentes conocedoras, ya se habría reunido a principios de esta semana, después de la intervención en Estados Unidos de los bancos Silicon Valley Bank (SVB) y Signature Bank 

#274

El BCE alerta de que la subida de tipos amenaza a los bancos con estrategias "simplistas y obsoletas"

 
La subida de los tipos de interés, que suele ser una buena noticia para los bancos al impulsar sus ganancias, exige también a las entidades más atención a los riesgos de liquidez y de financiación, según el Banco Central Europeo (BCE), ya que un entorno más difícil puede poner en entredicho estrategias de gestión de activos "demasiado simplistas y obsoletas".

En la presentación del anuario como supervisor del BCE, el presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria, señala que las subidas de los tipos de interés y el endurecimiento cuantitativo exigen que las entidades de crédito centren más la atención en los riesgos de liquidez y de financiación.

De esta manera, advierte de que en el caso de que los bancos no adapten rápidamente sus capacidades de gestión de riesgos y de dirección estratégica, un entorno de financiación más difícil podría poner en entredicho las estrategias de gestión de activos y pasivos "demasiado simplistas y claramente obsoletas".

"Existe el riesgo de que esta situación pille desprevenidos a los bancos", señala Enria.

En este sentido, el italiano recuerda que el prolongado período de tipos de interés bajos favoreció un incremento sin precedentes de los niveles de deuda, y algunas entidades menos reguladas o no reguladas asumieron posiciones altamente apalancadas y, en muchas ocasiones, muy concentradas, "que pueden volverse en su contra con rapidez si las perspectivas económicas o el entorno de tipos de interés cambian inesperadamente".

Asimismo, para Enria la normalización acelerada de la política monetaria, mientras que por un lado fue un importante motor de la recuperación de la rentabilidad de los bancos, también puede provocar un deterioro de la calidad de los activos en determinadas carteras crediticias que son especialmente sensibles a los tipos de interés.

"El cambio en el entorno de tipos de interés también podría dar lugar a ajustes desordenados en algunos segmentos del mercado financiero y en las entidades financieras no bancarias, lo que incrementaría el riesgo de contraparte en las entidades que tienen exposiciones concentradas en esos mercados y agentes específicos", advierte.

De su lado, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, apunta que, si bien las subidas de los tipos de interés impulsaron la rentabilidad de los bancos en 2022, en un entorno de endurecimiento de las condiciones de financiación, las entidades deben seguir abordando las preocupaciones acerca de sus marcos de gobernanza y de control interno de los riesgos 

#275

El BCE descarta restringir los dividendos de la banca por las turbulencias financieras

 
El Banco Central Europeo (BCE) no se ha planteado en su labor como supervisor bancario imponer ningún límite a los planes de distribución de dividendos o de recompra de acciones propias por parte de las entidades en respuesta a las recientes turbulencias del sector financiero.

"Eso es algo que definitivamente no estamos considerando", ha aclarado Andrea Enria, presidente del Consejo de Supervisión del BCE, en su comparecencia ante el Comité de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo.

En este sentido, ha explicado que la institución ha revisado ya los planes de distribución de los bancos, así como sus proyecciones de capital incluso bajo escenarios adversos "y nada ha cambiado la evaluación de los mismos".

"No vemos ninguna necesidad de corregir nuestra evaluación sobre las distribuciones", que implican una ratio de payout agregada del 51%, ha afirmado.

Asimismo, el italiano ha subrayado que, a pesar del nerviosismo, la situación actual "es completamente diferente" a la de la pandemia, cuando la institución recomendó suspender el reparto de dividendos porque no tenía visibilidad sobre la calidad de los activos. "Es una solución que ni siquiera hemos considerado", ha apostillado.


DIFERENCIAS CON EL MODELO SUIZO.

Por otro lado, Enria ha reiterado el diferente enfoque en cuanto a la resolución de entidades que aplica en la Unión Europea respecto del implementado en Suiza para el rescate de Credit Suisse.

A este respecto, ha indicado que la legislación del país helvético contiene particularidades sobre el tratamiento del capital adicional AT1, también conocidos como CoCos, que no están presentes en la legislación de la UE.

"Ayer clarificamos que esta aproximación no es posible en el marco europeo", ha recordado el italiano, para quien la cancelación del capital convertible contingente antes de las acciones no sería aceptable en soluciones privadas orquestadas en la UE.

"No solo tenemos marcos de resolución, sino un compromiso político de adhesión con la jerarquía", ha subrayado, añadiendo que, por su conocimiento, en los bancos de la UE no existen cláusulas semejantes a las de Suiza 

#276

El Bundesbank dice que hay que ser "obstinado" en la lucha contra la inflación y seguir subiendo tipos

 
La labor del Banco Central Europeo (BCE) en su lucha contra el aumento del coste de la vida "no ha terminado" y si quiere domar la persistente inflación elevada deberá ser "obstinado" y seguir aumentando los tipos de interés, según señala el presidente del Bundesbank, Joachim Nagel, en una entrevista con 'Financial Times'.

"Si queremos domar esta obstinada inflación, tendremos que ser aún más obstinados", defiende el banquero central alemán, para quien no hay dudas de que las presiones de los precios son fuertes y generalizadas en toda la economía.

Para el presidente del Bundesbank, la tasa de inflación de la zona euro aún debería caer "significativa y sosteniblemente" desde el 8,5% actual antes de que el banco central deje de aumentar los tipos de interés.

"Todavía queda camino por recorrer, pero nos estamos acercando a un territorio restrictivo", señala.

De este modo, el presidente del Bundesbank se posiciona a favor de mantener la hoja de ruta del BCE en su lucha contra la inflación coincidiendo con la reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos, que este miércoles podría anunciar un alza de 25 puntos básicos de su tasa de referencia, a pesar de las recientes turbulencias en los mercados financieros.

En cuanto al rescate del Credit Suisse acordado el pasado fin de semana, Nagel reconoce que es posible que los bancos sean "más cautos" en los préstamos, aunque considera que es demasiado pronto para sacar conclusiones y minimiza los riesgos de contagio para la banca de la eurozona.

"No nos enfrentamos a una repetición de la crisis financiera que vimos en 2008", afirma. "Podemos manejar esto", apostilla.

Las últimas proyecciones del Bundesbank asumen que la economía de Alemania probablemente volverá a contraerse en los tres primeros meses de 2023, lo que sumado al retroceso del 0,4% en el cuarto trimestre de 2022 supondría la entrada en recesión técnica de la 'locomotora europea' 

#277

El BCE ve necesarias más subidas de tipos, pero si se agrava el estrés financiero se plantearía qué hacer

 
El Banco Central Europeo (BCE) sigue considerando necesario elevar aún más los tipos de interés para asegurarse de que la inflación retorne a la meta del 2% a medio plazo, aunque admite que en el caso de un agravamiento de las tensiones financieras, deberá plantearse "qué es lo apropiado".

"Se necesitarán más aumentos. Ese es absolutamente nuestro diagnóstico", defiende el economista jefe del BCE, el irlandés Philip Lane, en una entrevista con el diario alemán 'Die Zeit' en la que explica que si el estrés financiero sigue siendo bastante limitado, "las tasas de interés aún tendrán que subir".

"Sin embargo, si el estrés financiero del que hablamos se vuelve más fuerte, entonces tendremos que ver qué es lo apropiado", apunta Lane, ya que, en su opinión, si la tensión financiera debilita la economía, "automáticamente reduciría las presiones inflacionarias".

En cualquier caso, el economista irlandés subraya que el BCE está siguiendo de cerca la situación y se mantiene "en guardia", aunque subraya que no esperan ver la misma situación que en EE.UU. o en Suiza como el escenario más probable en la zona euro.

"No vemos eso como un problema general en el sistema bancario (...) No hay una extrapolación directa a la zona del euro", defiende Lane, para quien el escenario base pasa por la estabilización de las tensiones.

De este modo, para el ejecutivo del BCE lo que está sucediendo en la eurozona en términos de tensiones es un "efecto indirecto" de EE.UU. y Suiza, pero ha recordado que, como consecuencia de la crisis financiera de hace 15 años, ahora existe una regulación y una supervisión muy estrictas de los bancos.

"Así que nuestra línea de base es que el sistema bancario europeo tiene mucho capital y los bancos han sido prudentes en sus decisiones de préstamo", sostiene Lane, para quien no hay ninguna razón para creer que surgiría un problema importante, añadiendo que, "si lo hiciera, el BCE podría responder".

"Tenemos muchas herramientas, podemos proporcionar liquidez y podemos asegurarnos de no ver los tipos de pánicos bancarios que fueron evidentes en estos ejemplos", asegura 

#278

Lagarde dice que las subidas de tipos "están funcionando", pero aún queda terreno por recorrer

 
La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha señalado que las subidas de tipos acometidas por la institución "están empezando a funcionar", como se refleja en la desaceleración de la subida de precios en la eurozona, aunque ha reconocido que la tasa subyacente de inflación "sigue siendo demasiado alta", lo que sugiere que aún queda margen para seguir subiendo las tasas.

"Está empezando a funcionar", ha señalado Lagarde en un encuentro con estudiantes en Florencia (Italia), al referirse a la subida del precio del dinero en 350 puntos básicos desde el pasado mes de julio, después de que este viernes se haya conocido que la tasa general de inflación de la zona euro se ha moderado en marzo por quinto mes consecutivo, situándose en el 6,9% desde el 8,5% de febrero, su nivel más bajo desde febrero de 2022.

Sin embargo, la francesa ha reconocido que la tasa de inflación subyacente "es aún significativamente demasiado alta", después de que en marzo haya escalado a un nuevo récord del 5,7%. "Eso nos hace saber que aún tenemos un terreno que recorrer", ha apuntado.

No obstante, para la presidenta del BCE, las expectativas de inflación en la zona del euro siguen ancladas en gran medida, algo que ha considerado clave, particularmente por la influencia que pudiera tener su desanclaje en las negociaciones salariales.

"Necesitamos comunicar muy claramente que usaremos nuestras herramientas con la determinación y durante todo el tiempo necesario para lograr nuestro objetivo", ha advertido.

En cualquier caso, Lagarde ha reiterado que el BCE tiene la determinación de cumplir su mandato primario de estabilidad de precios, con una meta del 2% en el medio plazo, para lo que ha subrayado que "la mejor herramienta son los tipos de interés".

En este sentido, ha insistido en que el Consejo de Gobierno del BCE será dependiente de los datos a la hora de tomar sus decisiones reunión a reunión, pero con el objetivo claro de reducir la inflación de manera sostenible. "Haremos lo que sea necesario", ha asegurado.


TESIONES FINANCIERAS.

Por otra parte, en cuanto a las recientes turbulencias financieras, para la francesa es poco probable que suceda en la zona euro algo como lo ocurrido con el Silicon Valley Bank (SVB).

En este sentido, ha recordado que en Europa son examinados muchos más bancos en los test de estrés que en Estados Unidos y además se aplica Basilea III de manera estricta, a diferencia de lo sucedido en Estados Unidos.

Asimismo, ha explicado que en Europa no existe una concentración en un sector tan exclusivo como la que tenía SVB.

Por otro lado, Lagarde ha querido subrayar que las situaciones de Deutsche Bank y de Credit Suisse corresponden "a categorías completamente diferentes", ya que en su opinión "no tienen nada que ver".

"Creo que nuestro sistema es robusto y muy diferente del que era en 2008", ha apostillado 

#279

El BCE nombra a Olli Rehn vicepresidente primero de la Junta Europea de Riesgo Sistémico

 
El actual gobernador del Banco de Finlandia y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Olli Rehn, ha sido elegido vicepresidente primero de la Junta Europea de Riesgo Sistémico (JERS) por un periodo de cinco años, de acuerdo con los votos de los miembros nacionales del Consejo General del BCE.

Rehn reemplazará a Stefan Ingves tras la finalización de su mandato como gobernador del Banco de Suecia. La JERS es un órgano independiente de la Unión Europea responsable de la supervisión macroprudencial del sistema bancario de la Unión y está presidido por la presidenta del BCE, Christine Lagarde. Entre sus funciones están la de "prevenir o mitigar los riesgos sistémicos a la estabilidad financiera en la Unión" que provengan del propio sistema financiero.

Asimismo, la Junta también "contribuye al buen funcionamiento del mercado interno, asegurando que el sector financiero contribuya de forma sostenible al crecimiento económico".

Rehn es gobernador del Banco de Finlandia y miembro del Consejo de Gobierno del BCE desde el 12 de julio de 2018. En el pasado, Rehn fue vicepresidente de la Comisión Europea entre 2011 y 2014. Asimismo, como miembro de la Comisión, Rehn estuvo al frente de los procesos de ampliación entre 2004 y 2010 y de los asuntos económicos y monetarios entre 2010 y 2014.

Igualmente, ha sido diputado en el parlamento finlandés y eurodiputado. De hecho, fue presidente segundo del Parlamento Europeo entre 2014 y 2015. Con posterioridad, fue ministro de Economía de su país entre 2015 y 2016 y se incorporó al banco central de Finlandia en 2017 

#280

Lagarde (BCE) avisa de un posible periodo de larga inestabilidad y menor crecimiento

 
La "relativa" estabilidad disfrutada tras la Guerra Fría "podría estar dando paso a uno de inestabilidad permanente" que reduzca el crecimiento económico, incremente los costes y suma al comercio internacional en la incertidumbre, ha alertado este lunes la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, en una conferencia en el 'Council on Foreign Relations'.

La francesa ha advertido de que la fragmentación de la economía mundial en bloques opuestos es, paradójicamente, un fenómeno global. Lagarde ha afirmado, citando un estudio reciente, que los riesgos geopolíticos "conducen inevitablemente" a una mayor inflación, un menor dinamismo económico y a una contracción del comercio.

Una situación que ha contrastado con la vivida con el orden posterior a la 'Guerra Fría', que permitió el "florecimiento de las instituciones internacionales", la expansión del comercio, y a los bancos centrales "centrarse en estabilizar la inflación ajustando la demanda sin tener que preocuparse en exceso por la oferta".

Así, Lagarde ha animado a desarticular esta tendencia impulsada por la nueva realidad geopolítica "reforzando y diversificando las cadenas de suministro, o ahorrando energía" para crear un "círculo virtuoso" que reduzca la volatilidad, contenga la inflación y espolee la inversión.


POLÍTICA MONETARIA E INTEGRACIÓN

Por otro lado, la presidenta del BCE ha exhortado a los países europeos a abordar "proyectos largamente postergados" como la profundización e integración de los mercados de capitales, que deben afrontarse de forma holística, y no solo desde una óptica puramente nacional.

Lagarde ha asegurado que culminar la unión de mercados de capitales a nivel europeo será "crítico" para saber si el euro continuará siendo en el futuro una de las principales divisas del mundo, o cederá el testigo al yuan chino o la rupia india, por ejemplo.

En política monetaria, ha defendido las subidas de tipos de interés acometidas por parte del BCE como "útiles", porque "están empezando a funcionar", si bien también ha reconocido que el efecto base estadístico, la caída de los precios del petróleo y las menores disrupciones en las cadenas de suministro han jugado un papel a la hora de contener la inflación.

De cara a 2023, la proyección del alza de precios será del 5,3%. A este respecto, Lagarde ha afirmado "que no hay ninguna razón para modificar el objetivo [actual de inflación] a medio plazo del 2%". "Los bancos centrales deben proporcionar estabilidad en una época en la que hay de todo menos estabilidad", ha resumido.

Lagarde se ha mostrado también optimista sobre la capacidad de los europeos para superar estos desafíos, citando como ejemplo la rapidez con la que se ha desprendido de su dependencia del gas ruso, ahorrando más allá del 15% de gas propuesto inicialmente por la Comisión Europea.


COOPERACIÓN INTERNACIONAL

Lagarde ha defendido la cooperación entre Estados Unidos y Europa como una que "trascienda la pura definición de amistad" y que se materialice en lazos y proyectos conjuntos, como aquellos destinados a localizar y explotar de forma conjunta tierras raras. Preguntada sobre si esto puede hacerse sin medidas proteccionistas, Lagarde ha afirmado que sí es posible, pero sin elaborar cómo.

También ha abanderado la cooperación a nivel más general, "porque somos interdependientes"; "lo que pasa en EEUU importa en el resto del mundo, [...] lo que pasa en Europa también puede afectar al resto del mundo", ha señalado.

En referencia a China, Lagarde ha estimado que el papel de Pekín en el sistema financiero internacional puede ser útil para la reestructuración de deudas de países de bajos ingresos y frágiles.

Igualmente, integrar al país asiático en el sistema financiero internacional es razonable, pues "no puede ser que algunas de las grandes economías emergentes [...] obtengan una parte relativamente pequeña del pastel". Además, esto evitaría el refuerzo y creación de instituciones que rivalicen con las ya existentes, fragmentando más la economía.


CRIPTOMONEDAS

La presidenta del BCE se ha referido a las criptomonedas, sobre las que ha dicho que "no son divisas" y que aquellas que aseguran ser "activos son más bien pasivos". A título personal, la gala "tiene sus dudas sobre si deberían siquiera ser reguladas".

"No quisiera dotarlas de regulación cuando, desafortunadamente, la ciberseguridad se está quedando atrás", ha razonado. "No debemos pretender dotarlas [...] de una credibilidad y prestigio que ni merecen ni demuestran", ha añadido.

Asimismo, Lagarde ha asegurado que "respeta que la gente quiera crear instrumentos especulativos", siempre que estén preparados para perder su inversión. Similarmente, ha expresado su preocupación por el interés que las criptomonedas despiertan en unos jóvenes "que realmente no entienden dónde se están metiendo".

En este sentido, la francesa ha defendido el euro digital como un medio de pago seguro respaldado por el un banco central que protegerá los derechos de privacidad de los ciudadanos y que se adaptará a una sociedad cada vez más digital 

#281

El economista jefe del BCE apuesta por subir tipos en mayo si no cambia el escenario de referencia

 
El economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), el irlandés Philip Lane, se ha mostrado partidario de seguir elevando los tipos de interés si persiste el escenario de referencia manejado por la institución, aunque ha subrayado la importancia de la próxima encuesta sobre préstamos bancarios y condiciones de financiación empresarial para evaluar el impacto de las turbulencias financieras.

"Si persiste el escenario de referencia subyacente a las proyecciones macroeconómicas elaboradas por los expertos del BCE de marzo, será apropiado elevar aún más las tasas", ha indicado Lane en un discurso pronunciado en Dublín.

El economista ha defendido que el endurecimiento sustancial de la política monetaria de la eurozona está diseñado para garantizar que la inflación regrese al objetivo del 2% de manera oportuna, tanto asegurando que las expectativas de inflación a largo plazo permanezcan firmemente ancladas como reduciendo las presiones de precios y costes a través de la reducción de la demanda.

En este sentido, ha recordado que un canal importante a la hora de lograr frenar la demanda es el aumento de los costes de financiación a los que deben enfrentarse las empresas, añadiendo que la disminución de la demanda a través de una política monetaria más restrictiva informa de que los aumentos excesivos de precios y salarios "no serán sostenibles".

Por otro lado, Lane ha advertido de que espera que el endurecimiento de las condiciones financieras y los estándares crediticios más estrictos pesen más en la inversión residencial y comercial en los próximos trimestres, ya que los bancos habían informado de mayores restricciones antes incluso de las recientes turbulencias financieras.

De este modo, en el medio plazo, se prevé que la inversión en inmuebles comerciales se vea particularmente afectada por las condiciones crediticias más estrictas, mientras que la fuerte desaceleración proyectada en los precios de la vivienda reducirá la inversión residencial.

A este respecto, el irlandés ha subrayado que la encuesta de préstamos bancarios de abril "será un aporte importante" de cara a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE del mes de mayo y ayudará a evaluar los efectos indirectos de lo sucedido en Estados Unidos y Suiza en la oferta y la demanda de crédito en la zona del euro 

#282

Schnabel (BCE) no descarta que en mayo se suban los tipos de interés en 50 puntos básicos

 
Isabel Schnabel, miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), no descarta una subida de tipos de 50 puntos en mayo, si bien matiza que esta se tomará en función de los datos recibidos.

"Tener en cuenta los datos significa que una subida de 50 puntos básicos no es descartable", ha asegurado Schnabel, que ha avanzado también que la tasa terminal de tipos de interés dependerá de la información que reciba la institución.

Por su parte, la germana ha considerado que la inflación comenzó siendo un desajuste por la parte de la oferta fruto de cuellos de botella y repuntes en los precios de la energía. Ahora, sin embargo, "los factores por la demanda están cobrando importancia".

Además, esta ha confirmado que aunque "la inflación general esté cayendo con relativa rapidez por la contención en los precios de la energía, la subyacente continúa sorprendiendo al alza". Por este motivo, ha confirmado que "está claro que se necesitarán más subidas de tipos", si bien su cuantía estará determinada por las circunstancias.

"Si estuviésemos ante una inminente crisis financiera, esto, por supuesto, no podría ignorarse. Las crisis financieras son desinflacionarias", ha explicado, no sin antes asegurar que "no ve motivos para anticipar una recesión [en la zona euro] en estos momentos".

Así, Schnabel sostiene que "la estabilidad financiera es una precondición para la estabilidad de precios, y viceversa", por lo que ha resaltado la importancia de la regulación financiera, máxime cuando la autoridad monetaria de la eurozona no dispone "de las herramientas necesarias para procurar un sector financiero sólido y seguro", sino que "esa labor debe ser realizada por los reguladores y supervisores".

La próxima revisión de los tipos por parte del BCE tendrá lugar el 4 de mayo de 2023.


EL FACTOR DE CHINA Y GEOPOLÍTICA

De su lado, Schnabel también ha valorado la reactivación de la economía china, "que tendrá su impacto en el crecimiento mundial, y, por tanto, en la inflación". Esto se materializará en el corte plazo.

Después, la economista alemana cree que la fragmentación geopolítica, "que tiene un impacto en la política monetaria por afectar a la tasa natural de interés y a la inflación", es un factor de largo plazo.

De opinión similar es Fabio Panetta, también miembro del Comité Ejecutivo del BCE, y que ha sostenido este lunes que las tensiones geopolíticas podrían afectar negativamente al crecimiento económico y a las tasas de inflación.

"Los 'shocks' geopolíticos podrían derivar en una volatilidad persistente en cuanto a producción final e inflación, con importantes ramificaciones", ha dicho Panetta poniendo la invasión rusa como ejemplo de desestabilización de los mercados energéticos y de materias primas.

Además, el italiano ha avisado de que esta fragmentación podría afectar a la política monetaria del BCE. "La naturaleza cambiante de la globalización podría influir en la tasa natural de tipos de interés", ha concluido 

#283

Los bancos endurecieron sus préstamos más de lo esperado en el primer trimestre, según BCE

 
Los bancos de la zona euro reportaron en el primer trimestre de 2023 un endurecimiento sustancial de sus condiciones de préstamo, que sobrepasó las expectativas de las propias entidades, como consecuencia de la mayor percepción de riesgo en un contexto marcado por las subidas de los tipos de interés y las turbulencias en el sector tras el colapso de varios bancos en Estados Unidos y el rescate de Credit Suisse, según refleja la última edición de la encuesta de préstamos bancarios del Banco Central Europeo (BCE).

"El endurecimiento de los préstamos a empresas y para la compra de vivienda fue más fuerte de lo que esperaban los bancos en el trimestre anterior y apunta a un debilitamiento persistente de la dinámica crediticia", destaca el BCE, que ha venido advirtiendo en las últimas semanas de la relevancia de la información sobre préstamos bancarios de cara a sus decisiones sobre política monetaria.

En este sentido, a mediados de abril, el economista jefe del BCE, el irlandés Philip Lane, ya advertía de la relevancia de la información proporcionada por la encuesta de préstamos bancarios porque permitiría conocer los primeros efectos de las turbulencias financieras de marzo sobre la actividad crediticia en la eurozona.

En concreto, las entidades de la zona euro indicaron un endurecimiento aún mayor de sus condiciones de préstamo a las empresas, con un porcentaje neto del 27% de bancos que reportaron mayores restricciones, el mayor ritmo desde la crisis de la deuda soberana de la zona euro en 2011.

Asimismo, desde el lado de la demanda, los bancos confirmaron una fuerte disminución neta en la demanda de préstamos o disposición de líneas de crédito por parte de las empresas en el primer trimestre de 2023.

De hecho, esta caída de la demanda neta fue más fuerte de lo esperado por los bancos en el trimestre anterior y "es la más fuerte desde la crisis financiera mundial", advierte el BCE, señalando que las entidades informaron de que el principal motor de esta caída fue el nivel de los tipos de interés en un entorno de endurecimiento de la política monetaria.

En cuanto a los préstamos a los hogares para la compra de vivienda, los bancos de la eurozona también informaron de un nuevo endurecimiento neto sustancial de sus criterios crediticios para la concesión de hipotecas, mientras que las restricciones netas fueron menos pronunciadas para el crédito al consumo y otros préstamos a los hogares.

De su lado, la disminución neta en la demanda de préstamos para vivienda se mantuvo cerca de la caída histórica reportada en el trimestre anterior, mientras que hubo una disminución neta menor en la demanda de crédito al consumo y el resto de préstamos a los hogares.

En este sentido, el BCE refleja que el aumento de los tipos de interés, el debilitamiento de las perspectivas del mercado de la vivienda, la baja confianza de los consumidores y la disminución del gasto en bienes de consumo duraderos contribuyeron negativamente a la demanda de


PREVISIONES.

De cara al segundo trimestre, los bancos encuestados informaron al BCE de que esperan acometer un endurecimiento adicional, aunque más moderado, de sus estándares crediticios para los préstamos a empresas y para adquisición de vivienda.

En el caso del crédito al consumo, los bancos de la zona euro anticipan un mayor endurecimiento neto de las condiciones de préstamo a un ritmo similar al del primer trimestre de 2023.

Desde el lado de la demanda y de cara al segundo trimestre del año, los bancos esperan una caída neta adicional de la solicitud de crédito de las empresas, aunque de menor proporción a la observada entre enero y marzo.

Asimismo, los bancos esperan una fuerte disminución neta adicional en la demanda de préstamos para vivienda y una disminución neta algo menor en la demanda de crédito al consumo que en el primer trimestre 

#284

El BCE modera a 25 puntos básicos la subida de los tipos de interés

 
El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido elevar los tipos de interés en 25 puntos básicos, tal y como esperaba el consenso del mercado, de forma que la tasa de referencia para sus operaciones de refinanciación se situará en el 3,75%, mientras que la tasa de depósito alcanzará el 3,25% y la de facilidad de préstamo el 4%.

Con esta séptima subida consecutiva del precio del dinero, que se ha situado en su nivel más alto desde octubre de 2008, el BCE sigue adelante con el endurecimiento de su política monetaria, aunque por primera vez desde que comenzase el actual ciclo de subidas, en julio de 2022, ha reducido la intensidad del alza de los tipos.

"La inflación general ha disminuido en los últimos meses, pero las presiones subyacentes sobre los precios siguen siendo fuertes", ha señalado la institución en un comunicado, donde afirma que las perspectivas de inflación siguen siendo "demasiado altas durante demasiado tiempo", aunque ha destacado que las anteriores subidas de tipos se están transmitiendo con fuerza a las condiciones monetarias y de financiación de la zona del euro.

En este sentido, la tasa de inflación interanual de la eurozona se situó en abril en el 7%, lo que implica un repunte de una décima frente al dato de marzo, mientras que la tasa subyacente, que excluye el efecto de energía y alimentos, se moderó por primera vez en diez meses al situarse en el 5,6%, una décima menos que el mes anterior.

Asimismo, según Eurostat, el producto interior bruto (PIB) de la zona euro creció un 0,1% en el primer trimestre de 2023, el primero con veinte miembros de la moneda única, después del estancamiento registrado en los tres meses anteriores en la comparativa equivalente con la suma de Croacia, mientras que la tasa de paro de la eurozona se situó en marzo en el 6,5%, una décima menos que el mes anterior y su nivel más bajo de toda la serie histórica.

Por otro lado, la encuesta de préstamos bancarios del BCE revelaba esta semana que los bancos de la zona euro endurecieron de manera sustancial sus condiciones de préstamo en el primer trimestre, incluso más allá de las expectativas de las propias entidades, como consecuencia de una mayor percepción de riesgo en un contexto marcado por las subidas de los tipos de interés y las turbulencias financieras.


PRÓXIMAS DECISIONES.

"Las decisiones futuras del Consejo de Gobierno garantizarán que las tasas de política se lleven a niveles lo suficientemente restrictivos para lograr un regreso oportuno de la inflación al objetivo de mediano plazo del 2% y se mantendrán en esos niveles durante el tiempo que sea necesario", ha asegurado la entidad, que seguirá manteniendo un enfoque dependiente de los datos para determinar el nivel y la duración apropiados de la restricción.

En este sentido, el Consejo de Gobierno ha expresado su disposición a ajustar todos sus instrumentos dentro de su mandato para asegurar que la inflación regrese a su objetivo del 2% en el mediano plazo y para preservar el buen funcionamiento de la transmisión de la política monetaria.

La decisión del BCE de moderar la intensidad de sus subidas de tipos se produce apenas un día después de que el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) decidiera subir el tipo de interés en 25 puntos básicos, hasta un rango objetivo de entre el 5% y el 5,25%, dejando además abierta la posibilidad de una pausa en la senda alcista de la política monetaria estadounidense tras las diez alzas consecutivas acometidas que sitúan el precio del dinero en EE.UU. en máximos de 16 años.

De su lado, con la subida de un cuarto de punto anunciada este jueves por el BCE y tras las subidas de 50 puntos básicos en marzo y febrero de 2023 y también en diciembre de 2022, así como de los dos incrementos de 75 puntos básicos acometidos en las reuniones de octubre y septiembre del año pasado, que siguieron a la subida inicial de medio punto porcentual en julio de 2022, el BCE ha elevado el precio del dinero en 375 puntos básicos durante el actual ciclo de subidas.


DEJARÁ DE REINVERTIR LOS VENCIMIENTOS EN JULIO.

Por otro lado, junto con la subida de los tipos de interés, el BCE ha anunciado este jueves que prevé interrumpir las reinversiones de los vencimientos de deuda adquirida al amparo del programa APP a partir de julio de 2023.

En cuanto al programa de compras de emergencia durante la pandemia (PEPP), el Consejo de Gobierno tiene intención de reinvertir los pagos de principal de los valores adquiridos al amparo del programa que vencen hasta al menos finales de 2024.

En este sentido, ha asegurado que seguirá flexibilizando la reinversión de los reembolsos vencidos en la cartera de PEPP, con el fin de contrarrestar los riesgos del mecanismo de transmisión de la política monetaria relacionados con la pandemia 

#285

Lagarde descarta una pausa en las subidas de tipos del BCE

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha asegurado que el Consejo de Gobierno no está pausando el actual ciclo de subidas de tipos, a pesar de haber frenado este jueves el incremento del precio del dinero a 25 puntos básicos, la menor de las siete subidas consecutivas de la tasa adoptadas por la institución desde el pasado mes de julio.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, la francesa ha subrayado que el BCE está aún dentro del ciclo de subidas de tipos. "Está muy claro que el BCE no está pausando. Sabemos que aún queda terreno por recorrer", ha afirmado Lagarde.

En este sentido, ha explicado que el ánimo este jueves entre los miembros del Consejo de Gobierno era de determinación para luchar contra la inflación, añadiendo que hubo una variedad de opiniones, aunque finalmente la decisión de acometer una subida de 25 puntos básicos fue adoptada por un consenso general "muy fuerte".

"Unos pensaban que era apropiado subir 50 puntos básicos y otros 25, pero no escuché a nadie pedir cero", ha precisado la presidenta del BCE para sugerir que la institución aún seguirá subiendo los tipos en futuras reuniones.

Asimismo, la francesa ha defendido la independencia del BCE para tomar sus decisiones al margen de otros bancos centrales, como la Reserva Federal de Estados Unidos, que ayer subió los tipos en 25 puntos básicos y sugirió una pausa en el actual ciclo de subidas que ha llevado a la entidad dirigida por Jerome Powell a acometer diez alzas consecutivas del precio del dinero.

"El BCE es independiente de la Fed, miramos lo que hacen otros bancos centrales y la economía de USA tiene repercusiones en el resto del mundo, pero tenemos nuestro objetivo (...) No somos dependientes de la Fed", ha defendido.

Por otro lado, Lagarde ha insistido en que el alivio en las presiones de precios vinculadas a la energía debe ser aprovechada por los gobiernos para retirar las medidas de apoyo desplegadas durante la crisis energética y así evitar impulsar al alza la inflación a medio plazo.


EL BCE FRENA EL RITMO DE SUBIDAS.

El Consejo de Gobierno del BCE decidió este jueves elevar los tipos de interés en 25 puntos básicos, tal y como esperaba el consenso del mercado, de forma que la tasa de referencia para sus operaciones de refinanciación se situará en el 3,75%, mientras que la tasa de depósito alcanzará el 3,25% y la de facilidad de préstamo el 4%.

Con esta séptima subida consecutiva del precio del dinero, que se ha situado en su nivel más alto desde octubre de 2008, el BCE sigue adelante con el endurecimiento de su política monetaria, aunque por primera vez desde que comenzase el actual ciclo de subidas, en julio de 2022, ha reducido la intensidad del alza de los tipos.

"La inflación general ha disminuido en los últimos meses, pero las presiones subyacentes sobre los precios siguen siendo fuertes", ha señalado la institución en un comunicado, donde afirma que las perspectivas de inflación siguen siendo "demasiado altas durante demasiado tiempo", aunque ha destacado que las anteriores subidas de tipos se están transmitiendo con fuerza a las condiciones monetarias y de financiación de la zona del euro.

En este sentido, la tasa de inflación interanual de la eurozona se situó en abril en el 7%, lo que implica un repunte de una décima frente al dato de marzo, mientras que la tasa subyacente, que excluye el efecto de energía y alimentos, se moderó por primera vez en diez meses al situarse en el 5,6%, una décima menos que el mes anterior.

Asimismo, según Eurostat, el producto interior bruto (PIB) de la zona euro creció un 0,1% en el primer trimestre de 2023, el primero con veinte miembros de la moneda única, después del estancamiento registrado en los tres meses anteriores en la comparativa equivalente con la suma de Croacia, mientras que la tasa de paro de la eurozona se situó en marzo en el 6,5%, una décima menos que el mes anterior y su nivel más bajo de toda la serie histórica.

Por otro lado, la encuesta de préstamos bancarios del BCE revelaba esta semana que los bancos de la zona euro endurecieron de manera sustancial sus condiciones de préstamo en el primer trimestre, incluso más allá de las expectativas de las propias entidades, como consecuencia de una mayor percepción de riesgo en un contexto marcado por las subidas de los tipos de interés y las turbulencias financieras.


PRÓXIMAS DECISIONES.

"Las decisiones futuras del Consejo de Gobierno garantizarán que las tasas de política se lleven a niveles lo suficientemente restrictivos para lograr un regreso oportuno de la inflación al objetivo de mediano plazo del 2% y se mantendrán en esos niveles durante el tiempo que sea necesario", ha asegurado la entidad, que seguirá manteniendo un enfoque dependiente de los datos para determinar el nivel y la duración apropiados de la restricción.

En este sentido, el Consejo de Gobierno ha expresado su disposición a ajustar todos sus instrumentos dentro de su mandato para asegurar que la inflación regrese a su objetivo del 2% en el mediano plazo y para preservar el buen funcionamiento de la transmisión de la política monetaria.


DEJARÁ DE REINVERTIR LOS VENCIMIENTOS EN JULIO.

Por otro lado, junto con la subida de los tipos de interés, el BCE ha anunciado este jueves que prevé interrumpir las reinversiones de los vencimientos de deuda adquirida al amparo del programa APP a partir de julio de 2023.

En cuanto al programa de compras de emergencia durante la pandemia (PEPP), el Consejo de Gobierno tiene intención de reinvertir los pagos de principal de los valores adquiridos al amparo del programa que vencen hasta al menos finales de 2024.

En este sentido, ha asegurado que seguirá flexibilizando la reinversión de los reembolsos vencidos en la cartera de PEPP, con el fin de contrarrestar los riesgos del mecanismo de transmisión de la política monetaria relacionados con la pandemia

Brokers destacados