Acceder

Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

426 respuestas
Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones
3 suscriptores
Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones
Página
18 / 29
#256

Guindos admite el error del BCE con la inflación y asegura que la batalla no ha terminado

 
El Banco Central Europeo (BCE) debió haber reaccionado antes para contener las presiones inflacionistas, según ha reconocido el vicepresidente de la institución, Luis de Guindos, quien admite el error cometido al considerar temporal el aumento de los precios y no descarta más subidas de los tipos de interés del euro más allá de marzo porque "la batalla contra la inflación aún no ha terminado".

"Los bancos centrales y muchas otras organizaciones creyeron durante mucho tiempo que el aumento de la inflación era temporal. Tengo que admitirlo: eso fue un error", señala Guindos en una entrevista con el periódico alemán 'Süddeutsche Zeitung'. "Todos subestimamos la persistencia de la inflación", añade.

En este sentido, si bien el vicepresidente del BCE defiende que la institución ya decidió en diciembre de 2021 detener sus compras de activos netos relacionados con la pandemia y en julio de 2022 comenzó a subir tipos, admite que, con el beneficio de la retrospectiva, la entidad "debería haber comenzado a reaccionar incluso antes".

La tasa de inflación de la zona euro se moderó en enero al 8,5% desde el 9,2% de enero, tras lo que el Consejo de Gobierno del BCE decidió elevar en 50 puntos básicos los tipos de interés y anticipar otra probable subida de igual magnitud en su reunión de marzo.

"Luego veremos qué haremos. No descartaría más subidas de tipos después de marzo. La batalla contra la inflación aún no ha terminado", sostiene el economista español. "No descartaría más subidas de tipos después de marzo", advierte, ya que la tasa de inflación subyacente de la zona euro se mantiene en máximos históricos.


MODERACIÓN SALARIAL Y SUBSIDIOS.

En este sentido, para el vicepresidente del BCE, a pesar de algunos desarrollos favorables recientes para la evolución de los precios, "todavía deberíamos estar preocupados por la inflación" ya que la reapertura de la economía en China está generando una mayor demanda de energía, metales y materias primas, lo que puede generar más presiones de precios, mientras que los salarios también están aumentando.

"Debe evitarse una espiral de salarios y precios", aconseja Guindos, advirtiendo de que las partes implicadas en las negociaciones salariales en curso pueden estar recordando la alta inflación del año pasado cuando se espera que esta disminuya en el transcurso del año, con un 3,6% en el último trimestre de 2023.

"Sin embargo, los sindicatos pueden inclinarse a pedir aumentos salariales excesivos. Tenemos que tener cuidado", añade, recordando que una espiral de precios y salarios podría forzar al BCE a subir los tipos más de lo que hubiera sido necesario. "En una espiral de salarios y precios nadie gana", apostilla.

En este sentido, el exministro de Economía apuesta por que los gobiernos ofrezcan apoyo a los más afectados mediante la introducción de subsidios específicos para mitigar el impacto de la inflación, permitiendo así reducir las demandas salariales y que el BCE no tuviera que endurecer tanto su política monetaria. "Eso beneficiaría a todos", concluye 

#257

Lagarde confirma la intención del BCE de subir los tipos de interés otros 50 puntos básicos en marzo

 
La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha confirmado este miércoles la intención de la institución de volver a subir los tipos de interés en otros 50 puntos básicos el próximo mes de marzo para asegurar la reducción de la inflación a su objetivo del 2% a medio plazo y ha avanzado que después de este incremento, "se evaluará la vía a seguir".

Así lo ha indicado durante su intervención ante el pleno del Parlamento Europeo, donde ha reconocido que, aunque las perspectivas económicas están "más equilibradas", el BCE seguirá con su estrategia de mantener unos tipos de interés "restrictivos" porque esto evitará el riesgo de un cambio al alza de las perspectivas inflacionistas.

Esta subida elevará el precio del dinero al 3,5%, mientras que Lagarde ha avanzado que las decisiones futuras dependerán de los datos y seguirán "una pauta por reunión".

Para justificar su intención, la presidenta del BCE ha indicado que la inflación fue del 8,8%, un dato que "probablemente se revise al alza dentro de poco, cuando se tengan en cuenta los datos alemanes que no se habían incluido en las últimas estimaciones".

"Cayeron también los precios de la energía, pero el aumento anterior sigue notándose en los precios del consumo y, por tanto, la inflación subyacente sigue siendo muy alta", ha explicado, antes de detallar que, "si se dejan fueran la energía y los alimentos, la inflación se sitúa en torno al 5,5%, como en el mes de diciembre".

Lagarde ha animado a avanzar en los próximos 12 meses, antes de las próximas elecciones europeas, porque "queda mucho" por hacer en tres áreas: la integración financiera de la zona euro, las reglas fiscales y la Europa digital.

Se trata de tres proyectos de "gran envergadura" en los que ve necesario progresar para reforzar la integración financiera mientras el BCE garantiza una supervisión bancaria "eficiente y congruente".

"Hay que hacer más, sobre todo si queremos que fluya el capital y cumplir con los ambiciosos objetivos en materia de transición ecológica y digital, sin olvidar el trabajo para completar la unión bancaria", ha incidido.

En este sentido, ha instado a los legisladores a llegar "pronto" a un acuerdo para una revisión de las reglas fiscales que ofrezca un marco más "simple y predecible" y con más participación de los Estados miembro para reforzar el fundamento de la unión económica y monetaria 

#258

El economista jefe del BCE dice que hace falta una "mente abierta" sobre la subida de tipos necesaria

 
La política monetaria implementada por el Banco Central Europeo (BCE) se asegurará de que la inflación regrese a la meta de estabilidad de precios del 2% de manera oportuna, aunque el economista jefe de la institución, Philip Lane, ha subrayado que la incertidumbre sobre la transmisión de las medidas del banco central demanda "una mente abierta" sobre la escala necesaria de subidas de los tipos de interés.

"Requieren una mente abierta sobre la escala precisa del endurecimiento de la política monetaria que se necesitará para lograr este resultado", ha asegurado el economista irlandés durante una conferencia en Londres.

En este sentido, ha expresado la necesidad "revisar periódicamente" la calibración de la orientación de la política monetaria del BCE en consonancia con la información recibida sobre la dinámica de la inflación subyacente, por lo que considera "muy adecuado" el enfoque reunión por reunión del Consejo de Gobierno a la hora de fijar los tipos de interés.

Sobre esta cuestión, Lane ha señalado que la subida acumulada de 300 puntos básicos acumulada en las tasas de interés de la eurozona desde julio de 2022 representa el ciclo de subida de tipos más rápido en la historia de la zona del euro.

Asimismo, ha defendido que el nivel de incertidumbre sobre el impacto de la política monetaria es mayor para la zona del euro que para otras economías, en vista de los cambios estructurales asociados con la formación de la unión monetaria en 1999.

De este modo, según los distintos modelos empleados por el BCE, el importante endurecimiento iniciado en diciembre de 2021 "ha tenido efectos sustanciales" en las condiciones de financiación de la zona euro hasta el momento, mientras que su transmisión a la actividad y la inflación "está empezando a materializarse".

En concreto, el análisis del banco central sugiere que el aumento de tipos acometido desde julio del año pasado se ha trasladado "casi en su totalidad" a las tasas del mercado monetario a corto plazo, transmitiéndose con relativa fluidez entre los segmentos del mercado y las jurisdicciones.

En este sentido, ha señalado que los costes de financiación bancaria están aumentando rápidamente, y las condiciones de préstamo más estrictas a las que se enfrentan los bancos hoy en día para refinanciar sus activos se reflejan en tipos de interés más elevados para empresas y los hogares, mientras que los rendimientos de los bonos bancarios de la zona del euro han aumentado en más de 300 puntos básicos desde diciembre de 2021 y los mayores costes de financiación para los bancos se están trasladando a los prestatarios.

Sin embargo, Lane ha advertido de que el importante exceso de ahorro acumulado por los hogares de la zona euro durante la pandemia seguirá actuando como amortiguador del consumo durante este período de alta inflación y ejercerá una presión a la baja sobre el precio del capital.

"Ambos efectos podrían amortiguar la transmisión de unos tipos más altos a la economía y la inflación", ha apuntado, mientras que, en su opinión, el apoyo a una mayor demanda puede ser solo parcial, ya que una gran parte del exceso de ahorro fue acumulada los hogares más ricos con una menor propensión a consumir y porque también es probable que una parte sustancial se reabsorba a través de una dinámica de endeudamiento más débil y para financiar los aumentos de precios de artículos esenciales como alimentos y calefacción.


IMPACTO SOBRE LA INFLACIÓN Y EL CRECIMIENTO.

Por otro lado, combinando información del análisis basado en modelos e información basada en encuestas y mercados, el BCE calcula que el endurecimiento de su política monetaria ha contribuido a un aumento en las tasas de interés a corto plazo de 90 puntos básicos en 2022, llegando a alrededor de 300 puntos básicos en 2023 y 2024, y 240 puntos básicos en 2025, así como a subidas de los tipos a largo plazo en torno a los 130 puntos básicos.

De este modo, la institución estima que este endurecimiento ya ha reducido la inflación en alrededor de 0,2 puntos porcentuales en 2022, aunque apunta que el considerable decalaje entre las acciones de política monetaria y su impacto en la inflación implican que "la mayoría de los efectos solo se espera que se materialicen a partir de 2023".

Sin embargo, Lane ha advertido de que los impactos sobre el crecimiento del PIB ocurren mucho antes en la mayoría de los modelos, y se espera que "el efecto máximo se produzca este año".

De esta manera, se estima que la inflación será alrededor de 1,2 puntos porcentuales más baja en 2023 y 1,8 puntos porcentuales más baja en 2024 como resultado del ajuste del BCE, mientras que el impacto negativo en el crecimiento del PIB real se estima en alrededor de 1,5 puntos porcentuales en promedio durante los tres años.

Asimismo, los modelos del banco central calculan que reducir su cartera de activos a un ritmo acumulado de 500.000 millones de euros durante 12 trimestres contribuye a reducir la inflación en apenas 0,15 puntos porcentuales y el PIB en 0,2 puntos porcentuales 

#259

El BCE no aprecia signos de un proceso de desinflación en la eurozona

La eurozona aún está lejos de poder cantar victoria en su lucha contra la inflación, puesto que ni siquiera se ha iniciado un amplio proceso de desinflación, según ha advertido la representante alemana en el directorio del Banco Central Europeo (BCE), Isabel Schnabel, para quien una subida de 50 puntos básicos en marzo es necesaria "en prácticamente todos los escenarios plausibles".

"Todavía estamos lejos de cantar victoria sobre la inflación. Ni siquiera se ha iniciado un amplio proceso de desinflación en la zona del euro", ha señalado en una entrevista con Bloomberg en referencia al elevado nivel de la inflación subyacente y apuntando de que la evolución de los precios descontando el efecto de la energía y los alimentos "juega un papel importante" en el pensamiento del BCE.

La alemana ha reconocido que el traspaso de los precios más bajos de la energía a la inflación subyacente puede ser más lento que cuando el movimiento es al alza, aunque confía en que "eventualmente sucederá", por lo que es más importante para la inflación a medio plazo la evolución de salarios y beneficios.

En este sentido, según la información sobre salarios manejada, el BCE aprecia una recuperación sustancial de las retribuciones y espera que el incremento sea de alrededor del 4% al 5% en los próximos años, "lo cual es demasiado alto para ser consistente con el objetivo de inflación del 2%" incluso cuando se tiene en cuenta el crecimiento de la productividad.

"Dado el nivel actual de los tipos y el nivel y la persistencia de la inflación subyacente, es necesario un aumento de la tasa de 50 puntos básicos en prácticamente todos los escenarios plausibles para llevar la inflación nuevamente al 2%", ha defendido Schnabel, añadiendo que es muy poco probable que los datos entrantes pongan en duda esta intención.

De este modo, Schnabel considera que será en mayo cuando el Consejo de Gobierno contará con un panorama más claro sobre la evolución de la economía y del efecto de las medidas de política monetaria, así como de la marcha del mercado laboral, apuntando que en la reunión de marzo del Consejo de Gobierno del BCE "puede ser útil dar una idea sobre la dirección del viaje".

A este respecto, para la alemana sería necesario ver que la política monetaria se está volviendo restrictiva, lo que debería reflejarse en los mercados crediticios, en los mercados laborales y en los diversos componentes de la demanda agregada, antes de decidir en mayo moderar el ritmo de subida de los tipos a 25 puntos básicos

#260

Olli Rehn defiende subir más los tipos y no espera que el BCE pare antes del verano

 
El gobernador del Banco de Finlandia y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Olli Rehn, se ha mostrado partidario de seguir subiendo los tipos de interés y no espera que la institución alcance el nivel terminal de la tasa de referencia hasta el verano.

"Es difícil imaginar que dejaremos de subir las tasas de interés mientras la tasa de inflación subyacente continúe aumentando y sea tan alta", señala Rehn en declaraciones al periódico alemán 'Boersen-Zeitung", añadiendo que espera que se alcance el punto más alto del ciclo de subidas "en el transcurso del verano".

En opinión del banquero central finlandés y antiguo comisario europeo, el BCE debe seguir subiendo la tasa "continuamente" y "preventivamente" más allá de marzo para mantener las expectativas de inflación bajo control y evitar así la necesidad en el futuro de una "terapia de choque" con subidas extremas de los tipos de interés.

"No debemos aflojar demasiado pronto", dice Rehn en referencia a la situación vivida en Estados Unidos a finales de la década de 1970 y principios de 1980, cuando la Reserva Federal se vio sorprendida por una segunda ola de inflación y tuvo que reaccionar elevando bruscamente las tasas, lo que provocó un alto desempleo.

En este sentido, señala la importancia de evitar una espiral de subidas de salarios y precios, por lo que su atención se centra especialmente en las rondas de negociación colectiva actuales, ya que un aumento salarial excesivo podría obligar al BCE a tomar medidas más fuertes para controlar la inflación.

"Es crucial que los salarios solo aumenten tanto que la economía siga siendo competitiva y se evite una espiral de salarios y precios. De lo contrario, tendríamos que tomar contramedidas aún más fuertes si es necesario", apostilla 

#261

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

 
 
#262

BCE esquiva las pérdidas en 2022 por un ajuste contable

El Banco Central Europeo (BCE) logró cerrar el año fiscal 2022 con un resultado equilibrado al dejar a cero su beneficio neto, frente a las ganancias de 192 millones contabilizadas en 2021, después de recurrir a 1.627 millones de euros de su provisión para riesgos y cubrir así las pérdidas incurridas durante el ejercicio a raíz del fuerte alza de los tipos de interés.

De este modo, el instituto emisor de la zona euro explicó que "no se distribuirán beneficios a los bancos centrales nacionales de la zona del euro".

El recurso a la provisión para riesgos financieros se elevó en 2022 a un total de 1.627 millones de euros con el fin de cubrir las pérdidas incurridas durante el ejercicio, en contraste con los 610 millones provisionados en 2021.

"Estas pérdidas se debieron fundamentalmente a los gastos por intereses relacionados con el pasivo TARGET2 neto del BCE y a las minusvalías no realizadas en los valores mantenidos en las carteras de recursos propios y en dólares estadounidenses", explicó la entidad, señalando que, tras el importe liberado, su provisión se redujo a 6.566 millones.

Según refleja la cuenta de pérdidas y ganancias del BCE, en el pasado ejercicio los ingresos netos por intereses ascendieron a 900 millones de euros, por debajo de los 1.566 millones de 2021, principalmente por el aumento de los gastos por intereses resultantes del pasivo TARGET2, que se situaron en 2.075 millones de euros, frente a los 22 millones del ejercicio precedente.

Los ingresos por intereses generados por la cuota correspondiente al BCE del total de billetes en euros en circulación y los gastos por intereses abonados a los banco centrales nacionales en concepto de remuneración de sus activos exteriores de reserva transferidos al BCE se situaron en 736 millones y 201 millones de euros respectivamente, cuando en 2021 fueron cero en ambos casos.

"Estas variaciones se debieron a las subidas del tipo de interés de las operaciones principales de financiación del Eurosistema hasta niveles superiores al 0% desde el 27 de julio de 2022", explicó el BCE, que ha subido los tipos en 300 puntos básicos desde julio de 2022.

Los ingresos netos por intereses generados por los valores mantenidos con fines de política monetaria aumentaron hasta 1.534 millones en 2022, un 52,3% por encima del dato de 2021, mientras que los ingresos netos por intereses procedentes de los activos exteriores de reserva se incrementaron hasta 798 millones de euros, frente a los 197 millones de un año antes.

"Estas subidas fueron resultado principalmente del aumento de los rendimientos en la zona del euro y en Estados Unidos, respectivamente", apuntó el banco central.

Asimismo, las minusvalías no realizadas en el ejercicio 2022 ascendieron a 1.840 millones de euros, muy por encima de los 133 millones correspondientes a 2021, como consecuencia fundamentalmente de las pérdidas no realizadas por precio en los valores mantenidos en las carteras de recursos propios y en dólares estadounidenses debido al aumento de los rendimientos de los bonos

#263

Guindos cobró 366.504 euros como vicepresidente del BCE en 2022

El salario básico de Luis de Guindos como vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) alcanzó en 2022 los 366.504 euros, retribución que representa un incremento anual del 1,48% en comparación con los 361.140 euros abonados el año anterior al segundo ejecutivo del banco central, según ha informado la institución.

En cuanto a la presidencia del BCE, cargo que desempeña Christine Lagarde, el salario básico anual del año pasado ascendió a 427.560 euros, un 1,48% más que los 421.308 euros de 2021.

Los sueldos del resto de miembros del directorio del BCE (Philipp Lane, Fabio Panetta e Isabel Schnabel y Frank Elderson) alcanzaron los 305.400 euros anuales.

De este modo, la remuneración básica de los miembros del directorio del BCE alcanzó el año pasado un montante agregado de 2,015 de euros, frente a los 2 millones de euros en 2021.

Por su parte, Andrea Enria percibió también una remuneración básica anual de 305.400 euros en 2022 por su labor como presidente del Consejo de Supervisión del BCE.

El BCE precisó que los ejecutivos de la entidad y los miembros del Consejo de Supervisión reciben un salario base y un complemento por residencia. Sin embargo, la presidenta de la institución dispone de una residencia oficial propiedad del BCE en lugar de dicha prestación por residencia.

Asimismo, los miembros del Comité Ejecutivo del BCE y el presidente del Consejo de Supervisión también reciben un complemento por representación.

"De acuerdo con lo dispuesto en las condiciones de contratación del personal del Banco Central Europeo, los miembros del Comité Ejecutivo y del Consejo de Supervisión tienen derecho a complementos salariales por residencia, hijos y educación, en función de sus circunstancias individuales", explicó el instituto emisor europeo.

En esta línea, añadió que las prestaciones salariales están sujetas a tributación a la Unión Europea y a deducciones por aportaciones al plan de pensiones y a los seguros médico y de accidentes, mientras los complementos salariales no están sujetos a tributación y no computan a efecto de pensiones.

En 2022, los complementos salariales abonados a los miembros del Comité Ejecutivo y del Consejo de Supervisión y las aportaciones del BCE a los seguros médico, de cuidados de larga duración y de accidentes ascendieron a un total de 1,11 millones e euros, frente a los 1,09 millones de 2021

#264

Lagarde espera que los bancos trasladen las subidas de tipos a la remuneración de los depósitos

 
La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Chtistine Lagarde, ha expresado su expectativa de que los bancos reflejen en la remuneración ofrecida por los depósitos de sus clientes las subidas de los tipos de interés acometidas por la institución, que seguirá elevando el precio del dinero para contener la inflación en línea con el objetivo del 2% a medio plazo.

"Queremos que nuestras alzas de intereses se trasladen al sector financiero, incluidos los bancos. Mi esperanza es, porque queremos que la transmisión monetaria se canalice a través de la economía, que los bancos también reflejen esas subidas de tipos de interés en su remuneración de los depósitos", ha subrayado Lagarde en un entrevista con 'The Economic Times'.

En cuanto a la política monetaria del BCE, la francesa ha recordado que la institución ha aumentado los tipos desde el pasado mes de julio a un ritmo y tamaño sin precedentes y ha reiterado que se llevarán a cabo más subidas si es necesario para devolver la inflación a la meta del 2% de manera oportuna.

"Llevará lo que llevará. Lo que sé es que vamos a devolver la inflación al 2%. Y queremos no solo devolverla al 2%, sino mantenerla allí de manera sostenible", ha afirmado, señalando que los tipos de interés son la herramienta más eficiente en las circunstancias actuales.

En cuanto a la respuesta fiscal, Lagarde ha insistido en que los gobiernos deberían asegurarse de que sus medidas de apoyo sean temporales y dirigir su apoyo a las personas que más lo necesitan.

"Temporal, específico y personalizado. Esos son los tres principios clave", ha resumido 

#265

El BCE no consideró en su última reunión que existan aún riesgos de un ajuste excesivo de los tipos

 
Los miembros del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) consideraron en su última reunión de política monetaria que las preocupaciones sobre un "ajuste excesivo" de las condiciones de financiación por las subidas de los tipos de interés eran prematuras dados los elevados niveles de inflación en la zona euro.

Según recoge la reseña del conclave de banqueros centrales de la zona euro, celebrado el pasado 2 de febrero, los consejeros del BCE apuntaron que, en la actualidad, los tipos oficiales apenas se ajustaban al rango de estimaciones del tipo neutral, mientras que la gran cartera de bonos del Eurosistema seguía proporcionando un acomodo sustancial.

"En general, se consideró que las preocupaciones sobre un ajuste excesivo eran prematuras en los altos niveles actuales de inflación y en vista de la probable persistencia de las presiones de precios subyacentes", recoge el documento que resume las discusiones del Consejo de Gobierno.

De este modo, según revela la reseña de la reunión, si bien se consideró imperativo mantener el rumbo y mostrar determinación en la intención de endurecer aún más la postura del BCE para reducir la incertidumbre, "se expresaron reservas sobre la comunicación propuesta de una intención para la reunión de marzo" de subir otros 50 puntos básicos.

En este sentido, se señaló que la comunicación propuesta no impedía adaptar la postura en marzo en caso de que fuera necesario sobre la base de nueva información, ya que expresar una "intención" era diferente a asumir un "compromiso" 

#266

El economista jefe del BCE aboga por subir tipos más allá de marzo

 
El elevado nivel de la inflación subyacente en la eurozona, que descuenta la volatilidad de los precios de la energía y de los alimentos, apunta a que será necesario continuar subiendo los tipos de interés más allá de la reunión del próximo 16 de marzo, según ha señalado Philip Lane, ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) y economista jefe de la institución.

En su análisis de la evolución de la inflación en la zona euro durante una conferencia en Dublín, el economista irlandés ha destacado que se atisban los primeros síntomas de alivio de las presiones inflacionistas, aunque ha subrayado que estas todavía son muy fuertes.

En este sentido, si bien se aprecian presiones más débiles de las materias primas y energía, así como por la actividad económica y los cuellos de botella en el lado de la oferta, los indicadores de costes relacionados con alimentos y el mercado laboral indican presiones más fuertes, en particular de un mercado laboral ajustado y del crecimiento de los salarios.

De este modo, dado que para el BCE la prioridad de la política monetaria es que la inflación regrese a la meta del 2% de manera oportuna, la información actual sobre las presiones inflacionarias subyacentes sugiere que "será apropiado aumentar las tasas más allá de la reunión de marzo".

A este respecto, Lane ha reiterado que la calibración exacta de las futuras subidas de los tipos de interés más allá de marzo debería reflejar la información contenida en las próximas proyecciones macroeconómicas, junto con los datos entrantes sobre la inflación y el funcionamiento del mecanismo de transmisión monetaria.

Al llevar los tipos a un nivel suficientemente restrictivo y fomentar un período de crecimiento por debajo de la tendencia mediante reducción de la demanda, se contrarrestarán las presiones inflacionarias a medio plazo por encima del objetivo y también se garantizará que no se produce un desanclaje de las expectativas de inflación, ha defendido.

En particular, para el ejecutivo del BCE la disminución de la demanda a través del endurecimiento de la política monetaria de la zona euro "significa que los que fijan los precios y los salarios saben que los aumentos excesivos de precios y salarios no serán sostenibles" 

#267

El 'halcón' austriaco del BCE aboga por subir tipos 0,5 puntos en cada una de las próximas cuatro reuniones

 
El gobernador del Banco Nacional de Austria y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Robert Holzmann, ha defendido la necesidad de que el instituto emisor de la eurozona adopte medidas restrictivas en su política monetaria, con subidas de 50 puntos básicos en cada una de las cuatro próximas reuniones de la entidad, lo que llevaría al 5% el tipo de interés de referencia desde el actual 3%.

"Si queremos que la inflación regrese al 2% en un futuro previsible, tenemos que tomar medidas restrictivas", ha señalado Holzmann, considerado uno de los principales representantes de los 'halcones' en el seno del Consejo de Gobierno del BCE, en una entrevista con el diario alemán 'Handelsblatt'.

En este sentido, el banquero central austriaco se ha mostrado partidario de que el BCE eleve los tipos de interés en 50 puntos básicos en cada una de las cuatro reuniones de política monetaria que tiene por delante, empezando por la del próximo 16 de marzo, así como en las de mayo, junio y julio.

De este modo, para Holzmann sería posible que el punto máximo de los tipos de interés de la eurozona fuese alcanzado en "los próximos doce meses".

Asimismo, para el banquero central de Austria también sería recomendable acometer una reducción del balance del BCE a un mayor ritmo mensual que los 15.000 millones de euros, ya que, en su opinión, el balance del 'Guardián del euro' es muy grande y para reducirlo a un valor razonable, probablemente habría que ser un poco más agresivos 

#268

Lagarde (BCE) asegura que "usará todas las herramientas a su alcance" para devolver la inflación al 2%

 
Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE), ha asegurado que la institución que dirige tomará las medidas que sean necesarias para doblegar la inflación hasta el objetivo del 2%, ha afirmado durante un evento transmitido en LinkedIn.

"Usaremos todas las herramientas a nuestro alcance y haremos todo lo que sea necesario", ha dicho Lagarde de forma similar al "Lo que sea necesario (Whatever it takes)" pronunciado por Mario Draghi, su predecesor en el cargo.

Al margen de cuestiones de política monetaria, Lagarde ha asegurado que la pandemia ha afectado de forma particularmente negativa a las mujeres; desde el incremento de la violencia doméstica en todo el mundo, pasando por las mayores tasas de desempleo femenino, hasta el abandono escolar, que ha afectado a las niñas en mayor proporción que a sus pares masculinos.

Lagarde, además, ha denunciado que haya pocas mujeres en posiciones de poder, tanto en la política como en las empresas: "Es frecuente que cuando las cosas se ponen feas, hay problemas, y te quedas sin opciones, el 'establishment' diga, '¿por qué no prueba una mujer? No tenemos nada que perder'?, ha comentado rememorando sus años como ministra gala de Economía.

La francesa ha defendido, citando diversos estudios e informes, que la inclusión de las mujeres en la vida pública resulta rentable para las entidades y sociedades que la practican.

Asimismo, ha relatado que ella siempre ha intentado incluir a féminas en los procesos de toma de decisión haciéndose eco de las palabras de la ex secretaria de Estado norteamericana, Madeleine Albright, que dijo que "hay un lugar especial en el infierno para las mujeres que no apoyan a otras mujeres".

En cuanto a la guerra de Ucrania, Lagarde ha condenado la invasión por parte de Rusia como "horrible" e "injustificada" y ha loado la valentía del pueblo ucraniano. "[El conflicto] Le ha dado a los ucranianos la fuerza y resiliencia que nadie pensaba que tenían, quizás, ni ellos mismos eran conscientes de ello", ha resumido 

#269

El BCE someterá a la banca a un test de estrés cibernético

 
Los bancos europeos serán examinados por el Banco Central Europeo (BCE) respecto de su capacidad de abordar los riesgos cibernéticos para el sector, según ha indicado el presidente del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Andrea Enria, que espera dar a conocer los resultados de estas pruebas a mediados de 2024.

En una entrevista con el periódico lituano 'Verslo Zinios', el supervisor bancario subraya que el riesgo cibernético representa una de las áreas en las que el BCE cada vez está enfocando más su atención.

"Esa es la razón por la que para el próximo año estamos lanzando una prueba de estrés temático sobre la resiliencia cibernética, que intentará probar cómo los bancos pueden responder y recuperarse de un ciberataque exitoso", explica.

"Es un ejercicio nuevo, y dedicaremos una cantidad bastante significativa de tiempo y recursos, para comprender mejor dónde están las fortalezas y debilidades de los bancos", añade.

En este sentido, el italiano apunta que desde el comienzo de la invasión de Ucrania se han detectado un incremento de los ciberataques, cuyo impacto ha sido contenido en general, pero que representa una preocupación para los bancos de varias regiones de Europa.

"Sabemos que ha habido un aumento significativo de los ciberataques. No podemos atribuir esto a ninguna fuente específica, pero es un hecho que el número de estos ataques ha aumentado desde que comenzó la guerra", admite Enria.

Asimismo, advierte de que muchos bancos subcontratan funciones críticas con proveedores que a menudo se encuentran en otras jurisdicciones y a los que el régimen de sanciones como consecuencia de la guerra en Ucrania a veces puede llegar a afectar, cortando la relación con una contraparte muy rápidamente, lo que puede poner en aprietos a las entidades afectadas 

#270

El BCE sube tipos en 0,5 puntos, hasta el 3,5%, máximos desde 2008, a pesar de las tensiones financieras

 
El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido elevar los tipos de interés en 50 puntos básicos, tal y como había anticipado que haría, de forma que el tipo de interés para sus operaciones de refinanciación se situará en el 3,50%, mientras que la tasa de depósito alcanzará el 3% y la de facilidad de préstamo el 3,75%.
 
En un comunicado, el instituto emisor ha señalado que prevé que la inflación seguirá siendo "demasiado alta durante demasiado tiempo", subrayando que el elevado nivel de incertidumbre refuerza la importancia de un enfoque dependiente de los datos para las decisiones del Consejo de Gobierno sobre los tipos de interés.

Con esta sexta subida consecutiva del precio del dinero, que se ha situado en su nivel más alto desde octubre de 2008, el BCE mantiene el ritmo de la normalización de su política monetaria, a pesar de las turbulencias en el sector financiero, tras la intervención en Estados Unidos de dos entidades bancarias el pasado fin de semana y el desplome bursátil de la banca europea ante las dudas sobre Credit Suisse.

En este sentido, el Consejo de Gobierno ha afirmado que está haciendo un atento seguimiento de las actuales tensiones en los mercados y está preparado para responder como resulte necesario a fin de mantener la estabilidad de precios y la estabilidad financiera en la zona del euro.

"El sector bancario de la zona del euro tiene capacidad de resistencia y posiciones de capital y de liquidez sólidas", ha defendido, añadiendo que, en todo caso, el BCE cuenta con todos los instrumentos de política monetaria necesarios para suministrar liquidez al sistema financiero de la zona del euro si fuera necesario y preservar la transmisión fluida de la política monetaria.

Asimismo, ha recordado que el Instrumento para la Protección de la Transmisión (TPI) está disponible para contrarrestar dinámicas de mercado injustificadas y desordenadas que constituyan una seria amenaza para la transmisión de la política monetaria en los países de la zona del euro, lo que permite al Consejo de Gobierno cumplir con mayor efectividad su mandato de estabilidad de precios.

En cualquier caso, el BCE ha advertido de que está preparado para ajustar todos sus instrumentos en el marco de su mandato para asegurar que la inflación vuelva a situarse en su objetivo del 2% a medio plazo y preservar el buen funcionamiento de la transmisión de la política monetaria.

Con la subida de medio punto porcentual de este jueves y tras las subidas de otros 50 puntos básicos en febrero y diciembre de 2022, así como de los dos incrementos de 75 puntos básicos acometidos en las reuniones de octubre y septiembre del año pasado, después de una subida inicial de medio punto porcentual en julio de 2022, el BCE ha elevado el precio del dinero en 350 puntos básicos durante el actual ciclo de subidas.

La tasa de inflación interanual de la eurozona se situó en febrero en el 8,5%, lo que implica una bajada de una décima frente al dato de enero, mientras que la tasa subyacente, que excluye el efecto de energía y alimentos, escaló hasta un récord del 5,6%.

De su lado, según los últimos datos de Eurostat, el ritmo de expansión de la zona euro se interrumpió en el cuarto trimestre de 2022, cuando el producto interior bruto (PIB) de la región se estancó en comparación con los tres meses anteriores, cuando el crecimiento fue del 0,4%, mientras que en comparación con el cuarto trimestre de 2021, el crecimiento de la zona euro fue del 1,8%.