Acceder

Semiconductores: Un sector poco conocido, pero muy rentable

81 respuestas
Semiconductores: Un sector poco conocido, pero muy rentable
7 suscriptores
Semiconductores: Un sector poco conocido, pero muy rentable
Página
8 / 11
#57

Re: Semiconductores: Un sector poco conocido, pero muy rentable

 
Taiwan Semiconductor Manufacturing (TSMC), uno de los mayores fabricantes mundiales de microchips, incrementó un 13,8% su beneficio neto en el tercer trimestre, hasta 156.259 millones de dólares taiwaneses (4.806 millones de euros), según informó la compañía.

Entre julio y septiembre, las ventas netas de TSMC aumentaron un 16,3% interanual, hasta un récord de 414.671 millones de dólares taiwaneses (12.755 millones de euros).

De este modo, en los nueve primeros meses de 2021, la cifra de negocio de TSMC alcanzó los 1,14 billones de dólares taiwaneses (35.240 millones de euros), un 17,5% por encima de los ingresos contabilizados entre enero y septiembre del año pasado.

"Nuestro negocio del tercer trimestre estuvo respaldado principalmente por una fuerte demanda en las cuatro plataformas de crecimiento, que son teléfonos inteligentes, computación de alto rendimiento (HPC), IoT y aplicaciones relacionadas con la automoción", dijo Wendell Huang, vicepresidente y director financiero de TSMC.

De cara al cuarto trimestre del ejercicio, la multinacional espera alcanzar una cifra de ventas de entre 15.400 y 15.700 millones de dólares (13.313 y 13.572 millones de euros).
Imprimir


 
#58

Re: Semiconductores: Un sector poco conocido, pero muy rentable

En el listado de las 10 empresas más grandes del mundo por valor de mercado todos los nombres son famosos: Apple, Microsoft, Aramco (la petrolera saudí), Google, Amazon, Facebook, Tesla, Berkshire Hataway (desde la que dirige sus inversiones Warren Buffet)… 

¿Tienes un depósito? Averigua con qué fondos ganar más.

La novena es la china Tencent, quizás menos conocida en Occidente, y la décima es TSMC, que corresponde a las siglas Taiwan Semiconductor Manufacturing Company. 


Desde una pequeña isla controla, junto a sus numerosas subsidiarias, casi el 60% de la oferta mundial de semiconductores, y casi el 90% de los más punteros. Tiene clientes gigantes tanto en China (Alibaba por ejemplo) como en EEUU (Apple, Facebook, Microsoft, etc.). Incluso Intel tiene externalizada parte de su producción con ellos.

Empresas como Qualcomm, Apple o Nvidia diseñan circuitos integrados de semiconductores, pero normalmente no tienen los equipos ni las máquinas para fabricarlos, de ahí que necesiten a TSMC.


Es por eso que para muchas tecnológicas y automovilísticas, la evolución de la Covid en Taiwán, que provocó una escasez de suministros desde el pasado enero que aún se nota, sea un factor a vigilar muy de cerca. Y la idea de un posible conflicto armado con China sería una de las peores noticias económicas y bursátiles a escala global. 

Breve historia 

TSMC surgió de la idea de Morris Chang, un graduado en Ingeniería Mecánica del prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts (conocido como MIT). 

Tras 25 años trabajando para Texas Instruments, una compañía, también dedicada a la microelectrónica, decidió crear su propia empresa en 1987

Chang apostó por la especialización. Con apoyo del gobierno de Taiwán orientó su compañía hacia la producción de semiconductores en una época en la que todos los actores de la industria estaban más volcados en diseñarlos que en fabricarlos. 

Aunque al principio el rendimiento de su producto no fue muy esperanzador porque resultaba más lento que los de Intel por ejemplo, poco a poco fueron mejorando la tecnología. El gran salto lo dieron al suministrar a Apple los chips de sus iPhones

Desde entonces no tienen rival en los chips de alta gama. Cuantos menos nanómetros (milmillonésima parte de un metro) tiene un chip, más avanzado o sofisticado es. Los más avanzados tienen en la actualidad 3 nm, pero los de menos de 28 nm ya se consideran relativamente avanzados. 

Qué son los chips 

Los chips, o microchips, son circuitos integrados en una estructura de pequeñas dimensiones de material semiconductor. Sobre ellos, se fabrican circuitos electrónicos, que son uno de los avances tecnológicos más significativos de la historia de la humanidad. Permitieron almacenar información, comunicarla, procesarla, etc. Pero para que estos circuitos funcionen, necesitamos programar esos circuitos sobre materiales semiconductores. 

El equipamiento tecnológico que es necesario utilizar para producir circuitos integrados es muy sofisticado. Y los procesos fotolito gráficos más avanzados no se pueden acelerar a demanda debido a que involucran procedimientos extremadamente complejos que se llevan a cabo en unas instalaciones que deben cumplir unos requisitos muy exigentes. 

Las empresas de semiconductores pueden dividirse en tres grupos. Los productores integrados (IDM, Integrated Device Manufacturers) como Intel, Samsung o Texas Instruments, que diseñan y fabrican a la vez; los diseñadores no fabricantes (fabless, que no fabrican fabs, obleas, solo diseñan) como Nvidia, Qualcom o AMD, y los fundidores puros (pure play foundries), como TSMC. 

En esta cadena de valor de los semiconductores, las foundries como TSMC son el punto crítico. Esto es así porque, en primer lugar, el elevado coste fijo de la fabricación de chips, especialmente los más avanzados (menos de 28 nanómetros), hace financieramente muy costoso tener las unidades de fabricación temporalmente ociosas. 

A su vez, este elevado coste implica unos niveles enormes de inversión, que constituyen una formidable barrera de entrada. En tercer lugar, la complejidad de la fabricación de obleas requiere de un elevado grado de especialización y, además, obliga a que el cliente, el diseñador en este caso, tenga que aportar al fabricante una gran cantidad de información sensible si quiere que el producto se adapte a sus especificaciones.

TSMC es el mayor pure play foundry. En 2020, representaba el 59% del total del mercado de obleas y en los chips muy avanzados (de menos de 10 nm) su cuota se acerca el 90%. El segundo fabricante de obleas es Samsung, a una gran distancia. 

El banco de inversiones Goldman Sachs espera que la demanda de nodos avanzados (de menos de 28 nm) haga crecer el mercado de foundries –donde TSMC es el rey- a un ritmo del 15% anual hasta 2023 para retornar al 10% en 2024-2025. Pero la escasez existe hoy.

La crisis de 2021 

Este año estamos viviendo, por primera vez en la historia, una escasez de oferta de estos chips. Su escasez ha provocado que conseguir una tarjeta gráfica o una consola de videojuegos de última hornada, entre otros dispositivos electrónicos, sea una auténtica proeza. Fábricas de coches paradas o Apple avisando sobre la eventual escasez de iPhones son un síntoma de cómo de dependientes somos de estas piezas de cristal de silicio. 

La economía pospandemia se caracteriza por una fuerte de­­manda insatisfecha, especialmente en el consumo privado, que recibe un empuje adicional por el ahorro embalsado en el periodo de confinamiento. Asimismo, la demanda de reapertura está siendo más intensa en bienes ligados a las tecnologías de la información y comu­­nicación de la mano del auge del teletrabajo y de la edu­­cación a distancia (ordenadores, tabletas, etc.). 

Y estos bienes, a los que sumar la industria automovilística y de electrodomésticos, requieren de elevadas cantidades de chips. Chips que en Europa nadie fabrica. Un desajuste que la Unión Europea pretende solucionar.

Toda la cadena de producción depende de un puñado de compañías, entre las que destaca TSMC. La capacidad de producción de estas compañías ya rozaba el límite antes de que comenzase la actual crisis.

Además, este contexto ha provocado que los fabricantes de circuitos integrados prioricen la producción de aquellos chips que les proporcionan más beneficios, que habitualmente son los más avanzados debido a que tienen un precio de comercialización más alto.

Y esta filosofía ha tenido un impacto negativo en la producción de los circuitos integrados más antiguos que habitualmente alimentan a industrias tan demandantes como lo son la de la automoción o los electrodomésticos, entre otras. 

Según un informe reciente de AlixPartners, el coste para la industria del automóvil mundial de esta escasez rondará este año los 92.024 millones de euros y traerá aparejada la reducción de la producción mundial en 3,9 millones de vehículos.

El 71% de las empresas del S&P 500 citan el impacto negativo de la cadena de suministro en las convocatorias de resultados del tercer trimestre, por lo que las consecuencias económicas de la falta de chips, entre otros productos, se va a poder medir en cifras bastante aproximadas muy pronto.
#59

Re: Semiconductores: Un sector poco conocido, pero muy rentable

 
 
#60

Re: Semiconductores: Un sector poco conocido, pero muy rentable

   
La taiwanesa MediaTek, una de las mayores productoras de microchips para 'smartphones', cerró el tercer trimestre de 2021 con un beneficio neto atribuido de 28.267 millones de dólares de Taiwán (876 millones de euros), lo que supone más del doble que las ganancias contabilizadas en el mismo periodo del año anterior, según ha informado este martes la empresa.

Las ventas netas entre julio y septiembre fueron de 131.074 millones de dólares taiwaneses (4.062 millones de euros), un 34,7% más que en el mismo trimestre del año anterior. La empresa ha explicado que este crecimiento se debe a las "migraciones" a productos con mayores especificaciones o a una mayor demanda para todas las principales líneas de productos.

Los costes operativos fueron de 69.858 millones de dólares (2.165 millones de euros), un 28,8% más, al tiempo que los gastos de venta se elevaron un 39,1%, hasta 5.076 millones (157 millones de euros) y los administrativos se situaron en 2.489 millones (77 millones de euros), un 12,9% más.

La partida de investigación y desarrollo (I+D) se situó en 24.364 millones (755 millones de euros), un 8,1% más.

Aunque los microchips de MediaTek los emplean sobre todo los fabricantes de teléfonos procedentes de China, otros actores como Nokia o Samsung también emplean los circuitos integrados del fabricante taiwanés. 

#61

Re: Semiconductores: Un sector poco conocido, pero muy rentable

 
Cuatro empresas españolas han fundado la primera Asociación Industrial de Semiconductores de España.

El grupo se encuentra compuesto por las compañías Wiyo (Yocto Technologies) Imasenic, Kdpof e ICMálaga, según un comunicado.

La entidad estará presidida por el consejero delegado de Wiyo, Danny Moreno Levy.

La asociación tiene como finalidad dar cobertura a las necesidades nacionales e internacionales, a través de innovaciones 100% diseñadas en España.

Con esta unión, las empresas pretenden lograr los medios necesarios para poder impulsar el diseño y la evolución de semiconductores al nivel de los países más reconocidos en este ámbito.

Al mismo tiempo, buscan abrir la posibilidad a otras compañías internacionales relacionadas con el sector, entre las que se incluyen fábricas (foundries) de micro y nanochips; así como a empresas que sean necesarias dentro del ecosistema para que apuesten por España como un centro tecnológico con opciones y capacidades disruptivas.

"El mercado laboral español no está en línea con la capacidad y necesidad local en el área de semiconductores", ha indicado Moreno Levy.
Imprimir


 
#62

Re: Semiconductores: Un sector poco conocido, pero muy rentable

Qualcomm ha publicado resultados muy buenos
#63

Re: Semiconductores: Un sector poco conocido, pero muy rentable

 
El fabricante alemán de microprocesadores Infineon cerró su año fiscal con un beneficio neto atribuido de 1.169 millones de euros que implica elevar en un 218% las ganancias contabilizadas por la compañía en su anterior ejercicio, después de lograr un último trimestre récord, informó la empresa.

De este modo, entre los meses de julio y septiembre, cuarto trimestre fiscal para Infineon, el fabricante alemán se anotó un beneficio neto atribuido de 464 millones de euros, cuadruplicando el resultado de 109 millones registrado en el mismo periodo de 2020.

Al cierre de su año fiscal, los ingresos de Infineon sumaron 11.060 millones de euros, un 29% por encima de la cifra de negocio alcanzada un año antes, incluyendo 3.007 millones contabilizados en el cuarto trimestre, un 20,8% más.

Las ventas de Infineon en el ejercicio aumentaron un 19,4% en la región EMEA (Europa, Oriente Próximo y África), hasta 2.773 millones de euros, así como un 32% en China, hasta 4.195 millones, y un 23,5% en América, hasta 1.254 millones.

"Infineon ha cerrado el año fiscal 2021 con un cuarto trimestre sobresaliente. Somos más fuertes que nunca y reportamos ingresos de más de 11.000 millones en un año fiscal completo por primera vez, con una rentabilidad significativamente mayor", declaró el consejero delegado de Infineon, Reinhard Ploss.

"A la luz de la continua alta demanda de semiconductores necesarios para la eficiencia energética y un mundo conectado, esperamos que el año fiscal 2022 sea sólido", añadió. 

#64

Re: Semiconductores: Un sector poco conocido, pero muy rentable

 
Hon Hai Precision Industry, matriz de Foxconn Technology Group, la compañía taiwanesa responsable del ensamblaje de la mayor parte de los iPhone que se venden en todo el mundo, contabilizó un beneficio neto atribuido de 94.924 millones de dólares de Taiwán (2.984 millones de euros) en el conjunto de los nueve primeros meses de 2021, lo que supone un incremento del 70% respecto a los beneficios del mismo periodo del año anterior.

El abultado cambio en la rentabilidad de Foxconn se produce en un entorno de amplia escasez de semiconductores (microchips) debido al acusado incremento de la demanda que se ha producido por estos componentes como consecuencia de la digitalización acelerada derivada de la pandemia.

La facturación acumulada entre enero y septiembre fue de 4,104 billones de dólares (129.000 millones de euros), lo que equivale a un incremento del 22,6% con respecto a los ingresos del mismo periodo de 2020, según se desprende de los datos que ha publicado este viernes la compañía.

Únicamente en el tercer trimestre, el beneficio neto atribuido fue de 36.983 millones de dólares de Taiwán (1.162 millones de euros), un 19,9% más que en el mismo periodo del año pasado. Entre julio y septiembre, Foxconn facturó 1,405 billones (44.163 millones de euros), un 8,8% más 

Te puede interesar...
  1. Nvidia impulsa el ‘superciclo’ entre la realidad y la exageración. ¿S&P 6000?
  2. Atención al empleo USA. Bolsas en riesgo?, niveles a vigilar
Brokers destacados