Un día cualquiera en un juzgado del Lado Oscuro

101

Esta mañana vengo de mala leche. A primera hora he estado en uno de mis juzgados favoritos, de esos que por estar en la otra esquina, lejos de todo y de todos, no suelen ser frecuentados por la competencia y he tenido uno de esos encontronazos que te dejan tocado.

Para empezar he tenido que estar cerca de cuarenta minutos intentando desentrañar los secretos del tablón de anuncios. Cómo se puede ser tan chapuceros. Tras tan frustrante labor, me dirijo a una de las empleadas judiciales y le pido ver dos expedientes.

- Querrás decir que quieres ver la Certificación Registral, porque el expediente no se lo podemos enseñar a nadie.

Ya estoy acostumbrado a esta respuesta y se desde hace mucho que discutir es completamente inútil, así que no se porqué esta vez entré al trapo:

- Pues no, lo que quiero ver es todo el expediente.

- ¿Estás personado en el procedimiento?

- No, solo soy un posible postor que necesita enterarse de todo lo relativo a la subasta que se va a celebrar en esta ejecución.

- Vamos a ver, yo te puedo dejar ver solo la Certificación de Cargas, pero el resto del expediente tú no necesitas verlo; es solo para uso interno.

- ¿Cómo que para uso interno? Si te digo que quiero pujar en esta subasta digo yo que eso me convierte en parte interesada y tú no puedes decirme que es lo que a mí me interesa ver o deja de interesarme. Me podrás decir que no te da la gana de que lo vea, pero lo que a mí me interesa ver solo lo se yo.

- Pero es que está prohibido que cualquiera pueda ver los expedientes.

- ¿Entonces cómo es que en este juzgado siempre me los habéis dejado ver? Pregunta a tus compañeros.

- Paco, Juan, ¿Es cierto lo que dice este señor, que siempre les dejáis ver los expedientes que están para subasta?

- Si, claro. Siempre han visto todo lo que quisieron.

- Pues esto no puede ser (dicho por una simple empleada judicial), porque en mi anterior juzgado en Guadalajara solo les dejábamos ver el Certificado.

Se levanta y se mete con el expediente en el despacho de la secretaria. Al cabo de medio minuto salen las dos y la secretaria se dirige a mí:

- Usted no necesita ver más que la Certificación de Cargas

Vaya, por lo visto la tontería es contagiosa.

- Claro que necesito verlo todo. Si me adjudico el bien subastado ¿Acaso no me voy a tener que subrogar en cualquier cosa que figure en ese expediente? En primer lugar, en el edicto no figura la dirección postal correcta, sino datos anteriores a la misma, de la época en que se construyó. Por lo tanto necesito ver las notificaciones para ver en qué dirección está el adosado que se subasta.

Eso para empezar, pero es que también quiero comprobar que no firma las notificaciones otra persona distinta del ejecutado, lo que sería un indicio importante de que el chalet está alquilado.

- Si estuviera alquilado yo se lo advertiría antes de la subasta.

- O no, como le pasó hace un año a un subastero amigo, que la secretaria tampoco le permitió ver el expediente ni luego en la subasta avisó de que una persona había presentado un contrato de alquiler. Resulta que ese subastero tiene ahora el marrón de haber comprado algo con un inquilino dentro.

- Pero yo avisaría de una cosa así.

- Claro que me avisarías. O puede que no. ¿Pero tú crees que una inversión de doscientos mil euros la puedo dejar al albur de que te olvides o no de avisarme? Y además, son muchas las cosas que me interesa ver en el expediente. Por ejemplo quiero saber si los demandados son unos corderitos que se van a ir de la casa balando o los típicos resabiados expertos en recursos a la Audiencia Provincial. Todo eso me interesa y además en este juzgado siempre me habéis dejado ver los expedientes y la última vez que estuve aquí incluso te consulté una duda con el expediente en la mano. 

Una vez que la secretaria se ha visto sin argumentos ha recurrido a lo de siempre. Ha levantado la barbilla y me ha confirmado que solo puedo ver la Certificación de Cargas y que si tengo alguna consulta se la haga a la encargada del expediente.

Lado Oscuro en su estado más puro.

Postdata (13-11-14): Pero no creáis que solo la judicatura tiene un Lado Oscuro, los subasteros también tienen el suyo.

 

  1. en respuesta a Elsaberokupalugar
    Tristán el subastero

    Claro que hay mucha gente que merecéis vivir así de mal aunque solo se viva una vez. Moved el culo de una puta vez y ya veréis que rápido mejoráis de vida.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar