Cruza los dedos en la subasta

14

Esta semana pasada hubo una subasta en Madrid que batió record de asistencia y de precio de VPO. Parece increíble, pero cada vez que sale un buen piso y que el tipo de subasta es ridículo, con una fianza enana, los postores se multiplican como setas y al final el precio alcanzado suele ser bastante más elevado que cuando el precio de salida es más normal. Da igual que los asistentes sean subasteros profesionales que saben, o deberían saber, que el precio de adjudicación nada tiene que ver con el de salida, sino solo con el valor real del objeto subastado. El caso cierto es que si el tipo es barato la subasta se llena de gente.

Atentos a esto los legisladores, que dejen de hostiarse entre sí y, si realmente quieren que las subastas sean un éxito de público y de recaudación, que bajen o eliminen las fianzas. Podrían hacer como en Inglaterra, que solo deposita fianza el adjudicatario, una vez celebrada la subasta.

Pero ese no es el tema de hoy. Lo que quiero contar es la historia de Carlos y Gema, felices adjudicatarios en 1.996 de un magnífico ático de 111 m2 construidos con una terraza nada menos que de 96 m2 (en este caso útiles), plaza de garaje de 20 m2 y trastero, VPO del ayuntamiento de Madrid. O sea, un bomboncito de piso en Las Rosas, uno de los barrios nuevos, junto a la M-40.

Teniendo en cuenta el furor que hay hoy en día con los áticos  -a la gente se le ha olvidado que son fríos en invierno y sofocantes en verano-  se puede comprender que Carlos y Gema se sintieran los más afortunados del mundo. Pero como en las historia reales no siempre se acaba comiendo perdices, las cosas se estropearon entre ellos y el matrimonio se separó, quedándose con la vivienda Gema y la hija de ambos y debiendo irse Carlos, a buscar cobijo a otra parte. Eso sí, aunque no tenía derecho a seguir disfrutando del ático, debía continuar pagando escrupulosamente las cuotas hipotecarias si no quería que el banco se mosqueara y lo sacase en subasta.

Al principio fue así, Carlos continuó pagando su mitad de la hipoteca y las cosas marcharon más o menos regular, hasta que un día Gema decidió que ya era hora de que su novio Pedro se fuera a vivir con ella al ático. No se sabe seguro si fue solo por esto o si ayudó el que un día Gema, que tiene lengua de serpiente, le soltara a Carlos que Pedro tenía la cartera, la polla y el coche más grandes y mejores que los suyos. El caso es que de buenas a primeras Carlos decidió dejar de pagar su parte de hipoteca y se sentó tranquilamente a esperar acontecimientos.

Gema y Pedro pronto se dieron cuenta de que si ellos pagaban la cuota, le estarían pagando la casa a Carlos (a ver quien  es ahora el que la tiene más larga, pensaría este) y que si la dejaban de pagar el banco se la quitaría. Menudo dilema. Como esta es una historia española, al final pudo la inquina y no llegaron a ningún acuerdo y la semana pasada se escribió el capítulo final, por cierto de forma sorprendente.

Las VPO suelen comprarse bastante baratas en subasta porque, aunque se pueden comprar a precio libre,  tras la subasta siguen calificadas de protección oficial y, por tanto, sigue siendo complicado venderlas. Suelen interesar a los subasteros que las quieran mantener como inversión rentable en alquiler o para aquellos cuyos clientes las quieran para vivir en ellas. Por eso no suele haber demasiada competencia y se pueden comprar relativamente baratas.

En concreto ésta salía a 103.000 euros y la fianza era de 31.000, nada si lo comparamos con el valor de la vivienda. Como he dicho, la subasta batió record de asistencia de postores, que apenas cupieron en la sala. Entre ellos estaban Gema y su novio Pedro, que asistieron solo para enterarse del precio de venta, conscientes de que la mitad del sobrante sería para ellos. Andan detrás de comprarse algo a medias y este dinerillo les vendría muy bien para la entrada. Se conoce que el españolito de a pie no escarmienta nunca.

Para ir abreviando, que hoy es domingo, el precio de adjudicación llegó a la friolera de 271.000 euros y según avanzaba la subasta a Gema se le salían los ojos de las órbitas. Como la deuda completa con el banco era solo de 42.000, su mitad del sobrante iba a ser aproximadamente  de 114.500. Y pensar que ella se había llegado a temer que la subasta quedara desierta por culpa de la crisis.

Al ser una vivienda de protección oficial, Gema no habría podido venderla antes de la subasta, a menos que hubiera transcurrido el tiempo fijado en el reglamento. Sin embargo en la subasta cualquiera puede comprarla al precio que sea. Moraleja: Si quieres vender tu casa de protección oficial, simplemente deja de pagar la hipoteca y cruza los dedos.

 

Postdata: Yo no asistí a la subasta pues no me gusta perder el tiempo, pero me han contado que había una cámara de Intereconomía Televisión. ¿Será que van a utilizar las imágenes grabadas para ilustrar el programa sobre las subastas y los subasteros que creo que van a emitir el sábado 15 de mayo a las 21,30 horas en el programa llamado Crónica-7?

  1. en respuesta a Inversius
    #14
    05/05/10 22:16

    La burla comienza cuando comienza cuando a una pareja con un retoño se le entrega una vivienda con ciento y pico metros, una terraza en la que se puede jugar al fútbol y dos plazas de garaje, por no hablar de otras trampas.

    Hay muchas personas que no son ricas que nadie ha ayudado a pagar su vivienda y que son mucho más modestas.

  2. en respuesta a Iuriscivilis
    #13
    04/05/10 18:47

    De burla nada, me explico, hace años, las VPOs no se permitían financiar pues lo financiaba el estado, la legislación cambió y entro la posibilidad que el propietario de la VPO pudiera endeudarse con esta garantía sin ningún límite de cantidades. Aunque legalmente no es así, cargar la propiedad es en cierta manera es venderla a trocitos, el estado necesitaba que los propietarios pudiesen financiarse con financiación ajena para poder llegar a hacer mas VPOs sin poner pasta, y esto en realidad es permitir que el comprador de una VPO pueda vender su propiedad en la práctica.
    La realidad que es si uno quiere vender su VPO superprotegida, acepta una letra gorda y deja que el acreedor se quede con la casa, la Comunidad autónomica nunca entra en ejercer el derecho de retracto en estas operaciones y el registrador no pone pegas.

  3. en respuesta a Landri
    #12
    03/05/10 18:30

    Para una mejor comprensión de lo absurdo de estas situaciones, resulta indispensable leer el artículo de "El Mundo.es " cuyo autor trata este tema, citando como fuente a nuestro amable Tristán, dónde cabe la posibilidad de informarse sobre las excusas que ofrece la administración. El enlace es el siguiente: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/10/16/suvivienda/1255713660.html?a=54e29a0b5665e38560f7f22600e911f0&t=1272896186

    Un saludo a todos.

  4. en respuesta a erkritt
    #11
    03/05/10 16:46

    Gracias erkitt por tu comentario. Efectivamente tienes toda la razón, y la normativa autonómica promociona diferentes tipos de VPP. A pesar de lo cual, sigo insistiendo en la tesis iniciada por Sujeto Pasivo, en la que me parece excesivo que el Estado otorgue un inmueble en propiedad de estas características y mediante unas condiciones de adquisición muy ventajosas.

    A Tristán, muy agradecido por la aclaración. Un saludo a todos.

  5. #10
    03/05/10 15:36

    Una pregunta para los expertos fiscalistas... a la hora de imputar la ganancia patrimonial.. teoricamente el valor de la transmisión es el recibido en subasta y el de adquisición el que tuviera tasado cuando se les adjudicó... con lo cual, y si no me equivoco (otro absurdo más de las vpo) tendrían que pagar una ganancia patrimonial, derivada de una transmisión, por recibir una cantidad que, teóricamente, no podrían legalmente haber vendido la vivienda.. ¿cierto?

  6. #9
    03/05/10 12:48

    Por 40000 EUR los podía haber ido pagando aunque la mitad sean para el ex....

  7. en respuesta a Iuriscivilis
    #8
    03/05/10 10:58

    Si había una errata Iuriscivilis, los 111 metros cuadrados no son útiles sino construidos. No así los de la terraza, que son metros cuadrados útiles, por razones obvias. Ya está corregido.

  8. en respuesta a El sujeto pasivo
    #7
    03/05/10 10:24

    No puedo estar mas de acuerdo sobre las Viviendas Protegidas, es una verguenza , una burla para todos.

  9. en respuesta a Iuriscivilis
    #6
    03/05/10 10:05

    Iuris, existen distintos tipos de VPO, realmente su nombre actual es VPP, vpo dejó de existir con las transferencias a las autonomías. Dependiendo de su tipo, puede haber VPP hasta de 120 m2.

    Por otra parte, nada impide que se pueda construir una VPP más grande, eso sí, su precio máximo siempre deberá ser menor que el que resulte de multiplicar 90 m2 o 120 m2 (en su caso) por el precio máximo por m2 útil.

  10. #5
    02/05/10 23:09

    Con independencia de la dispersa y abundante normativa que regula el régimen de las viviendas de protección oficial (VPO O VPP), de carácter autonómico y estatal, la concesión de una vivienda pública de las características que mencionas: 111 metros cuadrados, terraza de 96 , plaza de garaje de 20 y trastero, me parece una burla del Estado a todos los ciudadanos y una vulneración de la finalidad de la política de protección de la vivienda. Es cierto que hace tiempo que no reviso la normativa, más creo recordar que el número máximo de metros cuadrados era de 90. ¿Tristán no hay ninguna errata en los datos que aportas de la VPO?

    Si son correctos, considero este caso una auténtica inmoralidad, además de que encima la subasta se convierte en un verdadero negocio para los propietarios, pues efectivamente cabe la posibilidad de rematarla por un precio superior al máximo legal, cosa que no ocurre en el mercado de compraventa tradicional – al margen de las prácticas abusivas en esta materia. Un saludo.

  11. en respuesta a El sujeto pasivo
    #4
    02/05/10 22:38

    Cuánta razón tienes Sujeto Pasivo. Hace muchos años los pisos VPO eran más bien modestos, pero de un tiempo a esta parte, no veas cómo han mejorado. Menudo ático y menuda terraza y menuda plaza para dos coches. ¡Y menudo precio de saldo pagaron por él!

  12. #3
    02/05/10 20:35

    Jeje. Que bueno es el estado del bienestar.

    Ciento y pico metros de choza para unos pobres marginados sociales a precio baratito y pelotazo como regalo de despedida.

    Y qué malos son los especuladores que obtienen beneficios arriesgando su dinero.

    AGENCIA TRIBUTARIA: Contribuir es para casi todos. Trincar sólo para unos pocos.

  13. en respuesta a Marcopolo
    #2
    02/05/10 18:22

    Los jueces precisamente por ser jueces no suelen tener miedo de nada. Habría que mirar bien todo el procedimiento para saber porque se ha suspendido. Un error en las notificaciones por ejemplo. Ojo con abogados que suelen echar la culpa de sus fracasos a los jueces.
    Para el resto de los lectores del blog, a ver si se van a tomar al pie de la letra lo de dejar de pagar je-je. Las subastas se sabe como empiezan, pero nunca se sabe como acaban. He visto casos de adjudicaciones de VPO por precios mínimos no llegando a 70.000 euros. Un saludo a ti Tristán y al resto de los lectores. ¡No descansas ni el domingo!

  14. #1
    02/05/10 17:44

    Mi caso es sencillo, nosotros somos la parte ejecutante de la hipoteca
    frente a un delicuente que lleva tres años haciendo ilegalidades, el miercoles pasado un dia antes de la subasta hipotecaria la juez suspendio la subasta, nuestros abogados dicen que es completamente ilegal y que la jueza tiene miedo , alguien puede comentar que puede pasar.
    gracias.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar