24


Desde que Fernan2 tuvo la amabilidad de colocar el buzón en la columna de la derecha del blog, recibo multitud de dudas y hasta ahora he podido contestarlas todas de una manera u otra. Las anécdotas las suelo publicar tarde o temprano y las dudas las cuelgo inmediatamente entre los comentarios para que todos los lectores puedan leer mis respuestas y así aprendamos todos.

Pero también recibo muchas solicitudes de ayuda que van un poco más allá de la simple aclaración de un concepto o del simple consejo. Por ejemplo me piden que opine sobre un negocio inmobiliario que les han ofrecido o sobre una subasta en la que están interesados. Hasta ahora he respondido a todos, a veces me basta con unas pocas líneas y a veces doy una respuesta un poco más desarrollada.

Pero también hay auténticos pedigüeños a los que no les basta con que les resuelva una duda o le eche un vistazo a la nota simple que me envían, sino que aún pretenden que me involucre más.... y que lo haga por la cara.
Para éstos últimos preparé hace unas semanas una contestación en la que les digo que estoy a su entera disposición y que voy a tratar su asunto como propio. Que estoy dispuesto a reunirme con ellos para que me expliquen los detalles y me muestren la documentación que posean, también a reunirme más tarde con la empresa que les haya ofrecido el negocio para valorar mejor la oferta y finalmente a visitar el inmueble para hacer la misma investigación que haría si fuera a salir a subasta y me interesara a mí mismo. Así, les proporciono la completa tranquilidad de no ser estafados.... a cambio sólo les pido 600 euros, pagaderos por adelantado.

No es broma, en las últimas semanas he respondido con ésta propuesta en cuanto los solicitantes de ayuda empiezan a pedir más y más. Sin respuesta, claro.

Por eso me he alegrado tanto al conocer la iniciativa de Francisco Calvo, un conocido subastero de Murcia que ha desarrollado la web www.subastasunicas.es, precisamente para asesorar y dar cobertura a aquellas personas que, sin los conocimientos adecuados, pretenden adquirir un bien en una subasta pública.

Hay tres tipos de personas interesadas en las subastas judiciales:

  • Inversores que no quieren correr ningún riesgo y a quienes no les importa pagarle al subastero una comisión a cambio de tal seguridad. Después de varias operaciones exitosas, algunos acaban convirtiéndose en subasteros.
  • Kamikazes que se creen que todo en el monte es orégano y que entran en las subastas como elefantes en cacharrería. Sólo si tienen suerte, acaban aprendiendo a base de trompadas e incluso pueden acabar siendo subasteros profesionales, si no se han arruinado antes.
  • Inversores que quieren ir por libre pero que se sienten inseguros porque son conscientes de que toda inversión entraña un riesgo, que en subastas es doble riesgo. A veces sólo tienen algunas dudas, que yo les puedo fácilmente aclarar desde mi blog, pero otras veces se trata de dudas mayores.

Para éstos últimos se ha creado Subastas Únicas, cuyo desarrollador Francisco Calvo, cuenta que se le ocurrió la idea al recordar lo mucho que tuvo que sufrir con su primera inversión en una subasta judicial. El servicio que vende éste emprendedor es el asesoramiento continuo desde que el cliente se interesa por una subasta concreta hasta la entrega de llaves e inscripción registral.

Es el propio cliente quien debe hacer todo el trabajo de investigación, pero guiado por el subastero, quien le va marcando el camino y diciendo lo que tiene que mirar y por qué, resolviendo todas las dudas. El precio a cambio de no andar dando palos de ciego es ridículo: 60 euros.

Otros servicios, a petición del cliente, son el análisis profesional de la nota simple actualizada (también 60 euros) y el asesoramiento acerca del capital máximo a invertir en función de los parámetros de la subasta (25 euros).

Hasta ahora, el negocio de las subastas en internet se reducía a webs que venden listas de subastas próximas, webs que venden información acerca de esas subastas y webs de subasteros cuya intención es crecer con franquicias. Por eso este proyecto me ha parecido original, vende algo distinto: asesoramiento personalizado. Y además ha empezado con buen pie, pues la Comunidad de Murcia le ha concedido el sello de calidad CECARM.

A partir de ahora el que solo quiera resolver algunas dudas, aquí me tiene, pero el que quiera algo más de entrega y seguridad en su inversión, ya sabe lo que tiene que hacer....

  1. #24
    16/11/09 16:03

    El precio de "Subastas Únicas" es muy barato y pagar por una información que uno no es capaz de conseguir por sí mismo es lo más natural del mundo.

  2. #23
    Anonimo
    15/11/09 13:13

    Creo que es interesante informarnos de todo aquello que desconozcamos,solo que no te garantiza que te puedas adjudicartelo por muchas razones que todos sabemos como,que se haya suspendido la subasta,otro licitador se lo adjudique,o no resulte atractiva..etc.osea que pagas y solo te lleves la informacion,pero sigo pensando que tb resulta util saber aunque tengas que pagar.saludos.

  3. #22
    Anonimo
    03/06/09 14:27

    No entiendo porque tanta agonia monetaria en inversiones que te dan una tan alta rentabilidad

  4. #21
    02/06/09 12:50

    El espíritu de Rankia es ofrecer formación e información financiera y de otros ámbitos económicos (como el tuyo de subastas), sin ánimo de lucro y con la mayor profesionalidad posible.

    Pero una cosa es lo que aquí se ofrece, y responder dudas, y otra que encima se exija una implicación que, bajo mi punto de vista, no nos corresponde. Ofrecemos mucho a cambio de nada, así que no entiendo las críticas a pedir una compensación económica por esa implicación extra y personalizada.

    Y la verdad, ni 600€ me parece caro para lo que se ahorra uno en una subasta, ni 60€ por tener una "guía de trucos" personal, como si de un juego de consola se tratase. Es más, me parece hasta barato. COmo dice el refrán, el que quiere peces, tiene que mojarse el culo, con perdón.

    Felicidades por el blog, Tristán, sigue así.

    S2

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar