No debiste venir a esta subasta, forastero

21

 

 

Una de las peculiaridades de ser de Madrid es haber sido criado ajeno al hecho diferencial entre españoles. El Madrid de los años 60 y 70 era una ciudad de aluvión en la que se estaba volcando la demografía española. Si me pongo a recordar a mis compañeros de clase, lo cierto es que éramos muy pocos los auténticos madrileños, pues todos o casi todos tenían un pueblo o ciudad de provincias de los que eran originarios.

Y sin embargo, que curioso, nadie hablábamos de ello ni era tenido en cuenta para nada.

Dicen que La Coruña es la ciudad en la que nadie es forastero. Seguro que es cierto, pero para mi que eso también es cierto para Madrid porque no conozco a nadie que diga que aquí le hemos hecho sentirse diferente.

Y toda esa ingenuidad se me cayó en cuanto me embarqué.

Allí, en los barcos, estaban más que claros los hechos diferenciales.

Los que más abundaban -gallegos, vascos, andaluces y canarios- se juntaban más entre ellos que con el resto y aunque el ambiente era en general amistoso, cualquier observador mínimamente despierto no podía sino advertir que allí todos hacían distinciones según fueras de aquí o de allí. 

Para aquél joven Tristán de 21 añitos aquello fue un despertar a la realidad de las tribus de España.

De manera que se podría decir que ya debería estar curado de espantos.

Pero no.

Por lo visto los madrileños debemos seguir siendo los últimos que continuamos sin hacer distingos entre compatriotas.

¿Que por qué menciono esto?

Porque hace unas semanas me fui a Levante con la esperanza de hacer una buena inversión y lo que allí presencié no me gustó nada.

Habría unos doce o quince subasteros locales, de los que no conocía a ninguno porque hace bastantes años que no me acercaba por esa zona. Y además de ellos, estábamos una señora andaluza y yo mismo.

El caso es que en cuanto empezó la subasta y la andaluza abrió la boca todos los locales comenzaron a atizarla hasta en el cielo de la boca. Se la iban turnando unos y otros y las cifran aumentaron a toda leche, de manera que en el primer minuto yo ya me quedé fuera de juego.

Y las pujas continuaban subiendo.

En general me equivoco poco al valorar los pisos subastados, pero a tenor de como subían las ofertas me pareció evidente que esta vez la metedura de pata había sido monumental.

Y seguían subiendo.

Al final solo quedaron uno de los subasteros locales y la andaluza.

Y venga a subir.

Cada vez más lentos, ahora ya de cien en cien euros, pero la cosa no se detenía aunque, según mi opinión, ya estaban rozando el valor que yo le había dado al inmueble.

Finalmente el subastero local se calló y la adjudicataria descansó.

Cuando la pregunté me dijo que NO era subastera, que jamás pensó que iba a comprar tan caro y que había continuado pujando solo para que aquel muerto de hambre no quedara por encima de ella. Y también que cuando vio que la cosa seguía subiendo y subiendo pensó que seguramente se habría equivocado al valorarlo (lo mismo que había pensado yo) y que si el otro seguía pujando por algo sería.

O sea, que la pobre era gilipollas.

(Breve inciso: En plena subasta NUNCA hay que dudar de nuestra propia valoración. Podemos habernos equivocado al hacerla, pero ese no es el momento más indicado para planteárnoslo).

Luego le pregunté al subastero local, quien resultó ser aún más gilipollas.

Cuando le dije cuál era mi valoración me confirmó que era correcta, que eso es lo que valía el piso subastado.

¿Entonces por qué has seguido pujando?                          

"Porque esa señora es de fuera"

Y luego tuvo los santos cojones de decirme que si hubiera sido yo quien pujara a mi me habría hecho exactamente lo mismo.

¿Pero por qué?

"Porque tu también eres de fuera"

O sea, que todavía hay subnormales que acuden a las subastas con el ánimo equivocado, no a hacer buenas inversiones sino a quedar por encima de los demás, no a comprar barato sino a impedir que los forasteros lo hagan.

Lo que me recuerda mucho a cuando era joven e íbamos en moto desde el pueblo de la sierra de Madrid en el que veraneaba a los pueblos de alrededor y los catetos de allí se cabreaban porque decían que éramos forasteros que íbamos a llevarnos a sus chicas.

¡Que pereza de país!

Algo bueno que nos traerán las subastas electrónicas, que acabarán con este aldeanismo pues a partir de octubre les va a resultar muy difícil a todos estos paletos saber si quien está pujando contra ellos al otro lado de la pantalla es de aquí o de allí o de más allá.

Y a vosotros, estimados lectores...

¿Os han hecho los locales piquete en alguna ocasión? 

 

  1. en respuesta a Tristán el subastero
    #20
    09/08/15 22:49

    Pues sí señor. Y de hecho conozco de primera mano como fué la adquisición de un inmueble por parte de un amigo, a través de subasteros en esa época (o un poco anterior). Y por eso me chocó al principio de leerte los comentarios sobre el funcionamiento del ramo. De hecho, se hicieron unos cuantos programas en radio y televisión de la época sobre esta "mafia".

    Salu2

  2. en respuesta a Tristán el subastero
    #19
    29/07/15 19:41

    Pfff. Como me acuerdo de Machado y sus versos

  3. en respuesta a Solrac
    #18
    29/07/15 19:06

    Pues para septiembre tengo preparada otra historia reciente de delaciones y fusilamientos de madrugada. La España más negra sale de ultratumba.

  4. en respuesta a Be quick or be dead
    #17
    29/07/15 18:47

    Hombre Be, que bueno volver a leerte por aquí.

    Respecto al tema, pues no sé. Yo desde luego no sería el valiente que salvaría a toda la cuadrilla con mi dinero...

  5. #16
    29/07/15 10:59

    Chulería hispanistaní aderezada con envidia carpetovetónica. Vamos, la España cerril e ignorante en sí, no hay más.

  6. #15
    28/07/15 23:45

    Aquí viene bien una historia que se cuenta de una batalla en la guerra civil española en la que quedaron sólo dos soldados de 200 que comenzaron la contienda. Uno de ellos era gitano y el otro payo y Franco fue a condecorarlos y le dijo al gitano: tú pide lo que quieras que se te dará y de lo que pidas al payo le daré el doble (por ser payo), ejemplo dijo Franco: si tu pides un millón de pesetas, pues para el payo dos millones; si pides una casa para el payo dos casas; el gitano mosqueado se quedo pensando y dijo: pues que me saquen un ojo.
    Saludos.

  7. #14
    28/07/15 13:53

    Nunca he contado, porque no me gusta señalar con el dedo, lo que pasaba en Barcelona en los años 90. Lo voy a hacer ahora porque supongo que la mayoría de entonces estarán jubilados o fuera de combate y supongo que ahora la cosa no seguirá siendo igual.

    Lo que hacían era ponerse de acuerdo todos los subasteros locales presentes en la subasta para que cualquiera que no formara parte de ese grupo pasara por el aro de llenarles el cazo con la cantidad que a ellos les saliera de ahí o, de no aceptarlo, te lo subían hasta donde hiciera falta, incluso hasta llegar al precio de PVP o, si era necesario, aún más allá.

    Si las cosas se ponían así no les importaba pagar más de la cuenta porque en esos casos lo compraban entre todos y así minimizaban las posibles pérdidas.

    Aunque como es de suponer y tratándose de subastas, pérdidas, lo que se dice pérdidas, nunca habría, porque nadie estaría tan loco como para pujar contra ellos por encima del PVP previsible.

    Los subasteros de Madrid me advirtieron en una ocasión de que la cosa era así y de que haría el viaje en balde, pero no obstante me subí al puente aéreo y perdí mi tiempo y mi dinero, porque la cosa era tal y como me la habían explicado. Me tuve que volver con el rabo entre las piernas.

    Por lo visto el único subastero de Madrid que viajó a Barcelona y participó en varias subastas ganadoras fue uno mayor al que llamábamos La Machina, no porque fuera marica sino porque ese era el nombre de un negocio en el que tenía parte. Ahora tendrá más de ochenta años.

    El caso es que aquellos subasteros de Barcelona sí que eran un grupo cerrado de verdad y lo cierto es que protegían bien el tinglado porque yo no volví y que yo sepa tampoco otros subasteros de Madrid.

    Sin embargo, a Madrid han venido siempre subasteros de todas partes y nunca nadie les ha hecho piquete. Solo una vez lo intentó un gilipollas contra unos que venían a menudo de Levante y nadie le hicimos ni caso. Los de levante venían a menudo y había buen rollo, como con todo el mundo. Ya digo que en Madrid nadie es forastero.

    Pero no me hagáis mucho caso. Solo son historias de los años noventa contadas por el abuelo Cebolleta

  8. en respuesta a Tristán el subastero
    #13
    28/07/15 13:04

    A larga si los locales no tienen competencia de fuera y se pueden repartir entre ellos las subastas a precios de risa salen ganando. Por eso reciben asi a los forasteros porque no estan en su chanchullo, no tanto por nacionalismo. Espero que con internet todo esto se termine, debía haberlo hecho ya hace tiempo que internet lleva mucho implantado.

  9. #12
    28/07/15 08:01

    Es de un aldeanismo, por decirlo suavemente, penoso y miserable.

    En mi trabajo, que tiene poco que ver con el mundo de las subastas, en alguna ocasión he sido 'requerido' por algunos sujetos para otorgarles un trato de favor por el hecho de proceder de la región de España de la que yo también provengo.

    En esos casos, pues debo decir que ocurre lo contrario. Favor cero, rigor máximo.

  10. en respuesta a Azorin
    #11
    28/07/15 07:46

    Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Al menos respecto a las subastas españolas. En general aquí no existen esos piques ni esos malos rollos.

  11. en respuesta a Be quick or be dead
    #10
    28/07/15 07:44

    No lo dudes, Bequick, se trata precisamente de eso, de recibir a los forasteros a pedradas para que no vuelvan. No es un tema nacionalista ni nada parecido. Se trata, simplemente de los del pueblo contra los forasteros, nosotros contra ellos.

  12. en respuesta a Be quick or be dead
    #9
    28/07/15 07:22

    Eso digo yo tambien, puede ser para quitarse competencia y no tanto un tema nacionalista...
    Hay programas en energy y en fdf (y creo que en otra cadena digital) en los que subasteros pujan por contenedores, los ven por fuera unos minutos y se ponen a pujar... ¿como de real son esas subastas? ¿son comparables a las subastas españolas? EN EEUU no tienen problemas nacionalistas pero allí tambien les suben un poco las pujas a los forasteros y a los nuevos.
    Saludos

  13. #8
    27/07/15 23:41

    ¿Y no será una forma de hacer que los "de fuera" no vayan a futuras subastas en esa zona? Igual les sale a cuenta el dinero pujado de más cuando aparecen forasteros si luego éstos se lo piensan dos veces antes de volver a hacerles la competencia.

  14. #7
    27/07/15 21:10

    De éstas situaciones me imagino que todos hemos visto. Una de las que más recuerdo, hace años, mucho antes de la crisis, unas 20 parcelas que salen a subasta de una urbanización en la provincia de Barcelona por deuda y quiebra de la empresa promotora-urbanizadora.
    Preparo la subasta, voy al departamento de urbanismo, me dicen cuales entran en un polígono y cuales otras entran en otro y las que son candidatas a convertirse en zona verde..... ubico una por una todas las parcelas viendo su desnivel, orientación, etc., llegando a la conclusión que solo valen la pena 3 o 4 de todas ellas.
    Llega el día de la subasta y me encuentro 5 o 6 subasteros. Uno de ellos me propone que no participe nadie para que quede desierta, esperando a la segunda e incluso a la tercera (en esa época había primera, segunda y tercera subasta distanciada un mes cada una). Le digo que no, que a mi ya me vale a como salen en primera. Me contesta que entonces no me voy a llevar ninguna a lo que respondo que ya nos vemos dentro.
    Comienza la subasta, las primeras que salen son parcelas con mucho desnivel o mal orientadas, donde pujo de forma ligera, ellos se turnan para pujar, a veces subiendo de golpe y se van adjudicando todas por encima de mis límites.
    Salen las que me interesan, voy a muerte con ellas y ellos se paran en valores similares a las adjudicadas anteriormente, con lo que me llevo 3 de las buenas a un precio ligeramente superior.
    Sale el resto, la mayoría las que serán zona verde. Aqui pujo en algunas y ellos se las van adjudicando, algunas más baratas y otras más caras haciendo a veces subidas altas imagino para asustarme.
    Se finaliza la subasta con el resultado de adjudicarme las 3 parcelas mejores y ellos 8 o 10 entre inclinadas y futuras zona verde.
    Lo mejor, habiendo firmado el acta, le digo a uno de los subasteros que más pujó: Oye, ¿ya sabéis que os habéis adjudicado bastantes parcelas que van a ser declaradas zona verde?......
    Al final la "lucha" que tuvimos valió la pena solo por ver la cara que puso....

  15. en respuesta a Tristán el subastero
    #6
    27/07/15 19:57

    No te creas que es tan raro, es bastante del tendero de antaño, jo me jodo, pero el vecino más .....!!!! y no es patente catalana, es de todo el estado, lo que ocurre que esto de "botiguer" (tendero) tal vez esté algo más establecido en la parte de la península que tenía un comercio mas asentado o más numeroso.

    Y no paga (en su opinión), solo cobra menos, hará menos beneficio (el terreno lo tiene desde hace puede que 20 años ............ cobrar menos no es igual que pagar ........ no es lo mismo (jejeje).

    Esto es como lo de botella medio llena o medio vacía, o lo que dijo Buenafuente en una ocasión, 50 € de tenerlos a no tenerlos son 100 ....

  16. en respuesta a W. Petersen
    #5
    27/07/15 19:15

    Que animal, dispuesto a pagar con tal de joder a su familiar.

    Oye, eso me suena a muy español, ¿seguro que os queréis independizar? (jejeje, es broma)

  17. #4
    27/07/15 16:37

    Esto viene a ser aquello que en Catalunya algunos llamamos "jo quedaré borni, però ell serà cec", mas o menos, que yo me quedaré sin un ojo, pero él quedará ciego ...., se trata por tanto de joder aunque te suponga consecuencias .... ahora recuerdo un caso de un vecino que tiene un terreno, que le vale para una mierda, y tiene posibilidades de comprar algo que si le iba a servir/rentar, el mejor postor es un familiar suyo colindante, con el que está pelado, nada tema de herencias (para variar), pues lo va a vender a un tercero que le ofrece algo menos, la diferencia no es mucha, pero es dinero (no son cuatro duros), pues nada, para que el familiar no se pueda construir la piscina en un terreno al que le da el sol todo el día, que se joda .....!!!! será borrico, a ver si te enteras, el que se jode también eres tú, so tonto !!!!!!

  18. en respuesta a mfmelo
    #3
    27/07/15 14:39

    Completamente de acuerdo con lo que dices, mfmelo, que cada cual que llegue a sus cifras y Dios reparta suerte. Si andamos subiendo solo por jorobar al vecino tarde o temprano nos caerá un sapo gordo y feo, como ese de cincuenta mil de tu amiguete. Seguro que para la próxima se trae la lección bien aprendida.

  19. #2
    27/07/15 13:28

    A mi me lo han hecho muchas veces, sobre todo en la zona de Málaga (capital incluida), pero hago lo mismo que cuando ellos vienen a mi capital habitual, llego a mis cifras y se acabo. En el levante español, en lo que va de año también me han hecho algo parecido, pues nada me vengo para casa con el dinero.
    Hay muchos y buenos sitios donde invertir y poner tu dinero, lo que hace falta es tenerlo; hoy tú te llevas esa pieza y otro día que me cojas a mí con mas ganas y con más liquidez, pues la cosa cambiará y sino pues se fastidia al que le toque comprar. Hace más o menos un mes un buen amigo mío y subastero, me recriminó que por fin había vendido el piso que se adjudicó en una subasta en la que estábamos los dos y, pujando conmigo, lo puso por las nubes, dice que ha perdido por mi culpa 50.000 €, pues amigo mío jódete. Es posible que lea esto, ya que es una persona que está siempre al tanto de lo que son las subastas, tiene bastante dinero propio y de inversores y por esto le digo: sabes que si me interesa una pieza llego a mis cifras, pues no te dediques a joderme, porque no es la primera vez que quien se fastidia al final, eres tú.
    Saludos.

  20. #1
    27/07/15 13:00

    Siempre he despreciado esa actitud chovinista de alguna gente, ¿No entienden que hay otras maneras de vivir y de hacer las cosas y que se puede aprender de ello?.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar