Geografía humana de los lectores de Subastas Judiciales

1 recomendaciones
75

Me dicen que el mejor camino para elevar este blog a un nivel superior es conocer mejor a sus lectores, averiguar quienes son, como piensan, a qué se dedican, cuales son sus problemas y que esperan de mi.

Tengo identificar cada lector tipo y luego personalizarlos dándoles un nombre, una profesión y unas circunstancias y, una vez identificados uno a uno y sabiendo exactamente que buscan cuando entran al blog, escribir directamente para cada uno de ellos.

Uff, aquí hay tomate.

Y como soy un vago y este ejercicio me parece un triple salto mortal más allá de la Puerta de Tannhaüser voy a atajar por la vía de utilizar la chuleta de algunos de los lectores que también se han convertido en clientes, dándome la oportunidad de conocerles mejor.

Estos son algunos de ellos:

FRANCISCO

Francisco vive en Barcelona, tiene 45 años, es informático y lleva casi veinte años trabajando en IBM. Sencillamente no lo soporta más y acaricia la idea de mandarlo todo al carajo y adquirir la libertad de ser jefe de sí mismo, dedicarse a las inversiones inmobiliarias y no volver a acercarse a una pantalla de ordenador salvo para consultar el correo. Su motivación no es el dinero sino cambiar de vida y alejarse del estrés de trabajar en una multinacional.

Entre él y su mujer (también informática) juntan un salario mejor que bueno, lo que les ha permitido hacer varias inversiones inmobiliarias, de las que ahora obtienen algunas rentas. También ha tocado otros palos, como el mercado de valores o incluso una tienda que montaron, pero su conclusión es que su futuro está en el mercado inmobiliario.

Las subastas judiciales le hacen tilín, motivo por el que no se pierde ninguno de los post de Tristán el Subastero.

Está plenamente convencido de sus capacidades y no tiene ningún miedo a entrar en el negocio de las subastas. Lo que le da miedo es cortar las amarras y dar el salto de empezar por su cuenta.

OSCAR

Vive en valencia, tiene 30 años, trabaja en un banco y no está de ninguna manera harto de su trabajo, pero le atraen mucho las subastas judiciales como medio de redondear sus ingresos. Su motivación es ganar más dinero. Por eso devora todo lo que se publica sobre el tema y ha empezado a hacer averiguaciones sobre las mejores subastas de su localidad. Sus ahorros son muy exiguos y apenas le darían para comprar alguna plaza de garaje, pero tomó buena nota de la oferta de Tristán el Subastero acerca de que le interesaban todas las buenas oportunidades que se le ofrecieran y ahora está trabajando activamente en ese camino como vía de aprendizaje y de arrancar en este negocio.

No le tiene miedo a las subastas. Su único problema es la falta de liquidez.

MAITE

Es de Santander, tiene 40 años y hasta hace poco trabajaba de administrativa en una inmobiliaria, por lo que este negocio no le es ajeno del todo. 

Dejar de trabajar le ha hecho pasar más tiempo en casa con sus hijas y se ha dado cuenta de que hay otra vida posible. Una vida en la que no sea necesario salir pitando de casa al trabajo y del trabajo a casa, en la que no existan jefes ni horarios y a poder ser, con poco trabajo y beneficios dignos, sin que sea necesario que sean excesivos. 

Solo quiere pasar más tiempo con sus hijas.

Nunca sintió el menor interés en las subastas judiciales, pero ha llegado a la conclusión de que pueden ser la solución a su dilema pues podría trabajar a su aire, invirtiendo solo lo necesario para tener unos ingresos que sustituyeran su antiguo salario. 

Además, tiene ahorrados unos cien mil euros, lo que es una excelente base con la que empezar.

Su problema es que no sabe por dónde empezar. Aún tiene que aprenderlo todo sobre las subastas.

RAMÓN

Vive en Madrid, tiene 35 años y ya es subastero. Trabajó muchos años en una inmobiliaria, donde aprendió mucho sobre el negocio inmobiliario y, además, a vender casas. Desde que perdió el trabajo comenzó a invertir sus ahorros en pequeñas subastas de la AEAT y de la Seguridad Social y ya ha ganado sus primeros euros. Incluso ha hecho tres incursiones para terceras personas en la primera división, la de las subastas judiciales, llegando a comprar un pisito de Vallecas al que no le va a ver el pelo al menos en 18 meses pues ha tenido la desgracia de comprarlo en el peor juzgado del mundo. 

A pesar de ese patinazo, Ramón está convencido de que este negocio es su futuro y por eso lee los blogs de Tristán el Subastero, porque sabe que aún tiene un largo camino de aprendizaje.

MANUEL

Vive en Zaragoza, tiene 42 años y ni es ni quiere ser subastero. Ha llegado al blog de subastas judiciales buscando información porque se ha enterado por casualidad de que va a salir a subasta un piso en el que está muy interesado.

Está tan motivado con esta subasta que se ha leído medio blog del tirón, especialmente las entradas con la etiqueta "Pesadillas", motivo por el cual ahora no le llega la camisa al cuerpo y está a punto de tirar la toalla.

Le interesa mucho comprar esa vivienda, pero no quiere de ningún modo arriesgar todos sus ahorros en algo tan "peligroso" como una subasta.

ELENA

Vive en Sevilla, tiene 50 años y tampoco quiere ser subastera ni tener nada que ver con ellos. Su problema es que es copropietaria de una casa que heredó junto a sus hermanos y primos y, como la situación económica está muy achuchada para todos, han tomado la dolorosa decisión de terminar de una vez con todas con esta situación que tiene a la familia partida en dos desde que su primo Fermín, el benjamín, se quedó a vivir en la casa con la excusa de que acababa de regresar de estudiar en Estados Unidos y que solo se instalaría ahí durante unos meses, mientras buscaba una casa más adecuada. 

Lo malo es que la casa más adecuada siempre es la que te sale gratis y desde que se coló allí han pasado casi veinte años durante los que no ha pagado ni un duro. Además, la casa es un pisazo grande y valioso y a todos les vendrá bien el dinero que recauden.

Ahora bien, la situación la tiene angustiada y así recaló en este blog, buscando información sobre las disoluciones de proindivisos.

Y aquí me quedo. 

No están todos los que son pero sí son todos los que están.

Naturalmente que habrán quedado fuera muchos lectores/tipo.

Ya de entrada no he mencionado a los subasteros profesionales de toda la vida, pero eso es porque éstos no son los que más me leen, precisamente porque ya lo saben todo sobre las subastas y les aporto poco valor. También he dejado fuera a los muchos abogados que leen e incluso intervienen en el blog (hola, Jotaerre), a los que visitan el blog solo por entretenimiento, a los que lo hacen solo por el morbo de leer las barbaridades que escribe ese subastero, etc.

Y a ti, querido lector...  te pido que me ayudes a perfilar la descripción de mis lectores. Quiero saber por qué recalan en mi blog, cuáles son sus problemas y que esperan de mi.

¿Tendrías la amabilidad de confirmarme si encajas en alguno de los tipos que he detallado?

 

  1. en respuesta a Sacauntos
    #40
    Tristán el subastero

    Pues sí, Ambrosio, en Madrid se está comprando a buenos precios y cruzo los dedos porque la cosa dure aún un tiempo.

  2. en respuesta a Tontom2
    #39
    Tristán el subastero

    ¿Problemón de desahucio, Toni? Pues date prisa en solucionarlo no vaya a ser que llegue antes don Pablo Iglesias y cumplea su promesa de prohibir los desahucios. Lo que no se dan cuenta estos golfos de los medios de comunicación es que con tanta cancha como les están dando y con tanta demagogia barata y tanto veneno hay gente que está empezando a creer que dejar de pagar la hipoteca o el alquiler es un derecho y actúa en consecuencia.

    Ahh y gracias por leerme

  3. #38
    Sacauntos

    Hola Tristán.

    LLevo años leyéndote, sin pensar jamás dedicarme a esto de las subastas, sino como mero medio de aprendizaje de lo que en el mundo real sucede con algo totalmente ajeno a mí hasta que conocí tu blog. Y aunque como te dije, leo casi todos tus artículos, no suelo opinar, pues mi poco conocimiento me lleva a aplicar el dicho de mi pueblo: "Mucho ayuda el que no estorba".

    Yo me identifico más bien con Ambrosio, el posible inversor que ahora mismo está pensando en conseguir un piso en Madrid a un precio sustancialmente mejor que en el mercado, y que ha descubierto que existe otra manera de conseguirlo que leer los anuncios o consultar en "el idealista".

    Gracias por todo lo que nos has dado.

  4. #37
    Tontom2

    Hola Tristan
    Soy Toni, 40, estoy en la costa blanca.
    Enhorabuena por tu blog
    Supongo que yo entro en el grupo de cola. Soy lector asiduo de tu blog (el unico que tengo fijo para leer a diario) pero no estoy dentro del mundillo de las subasta. No intervengo en los comentarios porque apenas tengo nada que aportar (Sobre arquitectura y construcción estuve a punto de comentar en el último post pero tampoco soy un experto).
    He trabajado en arquitectura unos años pero imagina como esta el tema por estos lares.
    Por otro lado gestiono un par de apartamentos familiares en alquiler y justo ahora tengo un problemón de desahucio.
    El blog es muy bueno y te doy la enhorabuena por la forma en que tratas los temas, por la ironía, por tu posicionamiento firme en temas espinosos, por fomentar la participación y por la forma en que amenizas las historias y gracias también a los comentarios de los participantes mas activos.
    En fin, gracias de nuevo y espero que continúes y los demás sigamos aprendiendo.

  5. en respuesta a Montoiro
    #36
    Tristán el subastero

    Desde luego, Montoiro, ya no estás en la sombra porque acabas de salir a la luz. Bienvenido.

  6. en respuesta a Nemmerle
    #35
    Tristán el subastero

    Pues gracias por leerme, Nemmerle, con lectores así da gusto publicar el blog.

  7. en respuesta a Andresgmendoza
    #34
    Tristán el subastero

    No lo descartes, Andresgmendoza, seguro que en los próximos años este negocio se vuelve a poner de moda. Ya sucedió en los noventa.

  8. en respuesta a Beticus
    #33
    Tristán el subastero

    Beticus, conozco la existencia de ese curso desde hace casi dos años y hasta hace poco no tenía opinión sobre él porque desconocía su contenido, pero en lo que va de año me han llegado las quejas de lo menos diez personas. Me cuentan que solo consiste en cinco tomos de texto, si audios ni videos ni nada online, que más de la mitad del contenido es paja de relleno, que las prácticas que prometen no existen y que están teniendo graves problemas por ello. De hecho alguno me ha jurado que les va a demandar si no le devuelven el dinero. Y finalmente parece ser que la bolsa de trabajo que prometen consiste en una llamada al finalizar el curso en la que les ofrecen hacerse franquiciados de SubastaFácil por diez mil euros al año y con unas condiciones que dan risa si no fuera para llorar.

    Tengo pendiente publicar algo sobre esto y si no fuera por la pereza que me da criticar a otros subasteros ya lo habría hecho.

  9. #32
    Montoiro

    Buenos días Tristán

    Yo no se donde encajo...

    Tengo 43 años, empresario o emprendedor como se dice ahora desde.... mi querida madre me decía que ya de niño quería alquilar el baño a los peregrinos que pasaban por enfrente de mi casa......

    En el mundo de la construcción 80% del tiempo.

    Lo que tengo claro es que mi sector es el inmobiliario.

    saludos de otro que le sigue desde la sombra.

  10. #31
    Nemmerle

    Yo no entro en ninguno de esos. Ni tengo inmuebles, ni tengo interés en invertir en inmuebles, y tratar con funcionarios me da urticaria por lo que tengo aun menos interés en invertir en inmuebles en subastas judiciales.

    Me meto simplemente a cotillear porque el tema es ameno, y además se aprenden cosas: se aprende a no avalar, se aprende a no recurrir a un prestamista ... y casi que se aprende a no hipotecarse también.

    Para lo único que me meto en Rankia es para leerte.

    Saludos.

  11. #30
    Andresgmendoza

    Yo soy una mezcla entre Oscar, Maite y Ramón. Por un lado soy Agente de la Propiedad inmobiliaria y ejerzo de Perito Tasador Inmobiliario para los juzgados de Zaragoza (además de ser Administrador de Fincas y otros temas que no vienen al caso). Hace algunos años, me interesé por las subastas judiciales y asesoré a un cliente para la adquisición de Tres pisos que en su momento parecían una buena oportunidad pero que la explosión de la burbuja inmobiliaria han dejado como una operación normalita.

    Por otro lado, como Licenciado en Derecho me interesa todo el tema del Derecho procesal y no descarto volver a entrar en el tema de las subastas algún día. Pero de momento no.

  12. #29
    Beticus

    Hola Tristán.

    Francisco para servirle, aunque mucho más volcado en estos momentos en el mundo bursátil, donde estoy obteniendo pingües plusvalías. Este año y el pasado están sioendo estupendos. y lo seguirán siendo.

    PD: Escucho que una cadena muy conocida de cursos ofrece uno de Subastas Judiciales, no sé si lo has escuchado en la radio.Seguro que si te decidieras a impartir uno, sería mucho más provechoso que ese.

    PD 2: Me he tomado la molestia y te pongo el enlace: http://www.subastasjudiciales.campusesine.com/temario.php

  13. en respuesta a Crayola
    #28
    Tristán el subastero

    Pobre de mi, aunque ya no llevo boina sigo siendo un subastero de pueblo.

  14. en respuesta a capucha
    #27
    Tristán el subastero

    Gracias Capucha, cuando regreses a España no nos dejes a todos sin trabajo.

  15. #26
    capucha

    Hola estimado Tristán,

    yo soy una mezcla de Óscar y Francisco pero como vivo fuera de España no puedo aplicar lo aprendido. Tengo 33 años y leo todo lo que escribes religiosamente. Cuando te descubrí con el primer tema del que te consulté, también me leí en 5 días los 5¿? años de blog en ese momento. No escribo nunca comentarios porque tengo poco que aportar.

    Un abrazo

  16. en respuesta a Tristán el subastero
    #25
    Crayola

    Como gestor financiero he conocido a todo tipo de compradores. De inmuebles y de créditos. Tu problema es que sólo piensas en la lógica del día a día. El que piensa con lógica termina sepultando el pensamiento creativo, que es el que se distancia precisamente del mayoritario. Me contó un caso, un colega de recobros de un Banco muy gordo, que de vez en cuando pasaba por allí un comprador de créditos que siempre buscaba comprar deudas pequeñas, incluso aunque estuvieran en casas de pueblos pequeños y perdidos. Yo le pregunté, ¿y qué hace con eso? ¿lo saca a subasta? "No, no, simplemente se sienta a esperar. Una vez compró uno que estaba en un inmueble aparentemente sin herederos. Al cabo del tiempo le llamó un pariente lejano que había heredado para ver cuánto se debía y cancelar".

  17. en respuesta a Crayola
    #24
    Tristán el subastero

    Puede ser, no lo niego, pero yo ahora apenas miro las partes indivisas porque si falla la negociación para revenderla o para comprar el resto, resulta que en Madrid las subastas de proindivisos son ejecuciones de procedimientos de hace 5/8 años. ¿A qué precio hay que comprar para que en esas circunstancias siga siendo negocio?

    Aunque seguramente en otras localidades la cosa no esté tan cruda como aquí.

  18. en respuesta a Tristán el subastero
    #23
    Crayola

    Yo no estaba allí, pero es una buena compra.

  19. en respuesta a Crayola
    #22
    Tristán el subastero

    Pero tranqui, no te sientas obligado a responder, que lo primero es atender la buena marcha de los negocios.

  20. en respuesta a Crayola
    #21
    Tristán el subastero

    Jo, pues me has dejado con una intriga del diablo... te iba a preguntar qué pintabas en esa subasta y si no serías uno de los que acompañaban al adjudicatario y si éste no sería uno de los copropietarios y en tal caso por qué no se esperó al retracto y...

    Como no recuerdo exactamente todo el texto de tu mensaje, porque lo leí solo por encima para responderlo más tarde, he olvidado también todas las dudas que me suscitó.

1 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar