NO somos tontos, pero nos toman por tales

45

Últimamente están saliendo en libertad muchos hijoputas a quienes se debería haber dado garrote hace más de veinte años y que lo esquivaron porque en Europa hay mucho tontaina que confunde la democracia con la abolición de la pena de muerte y que olvidan que la mayor democracia de la Historia contempla la pena de muerte en su legislación y la practica sin rubor y que países tan demócratas como Inglaterra y Francia también la aplicaron hasta antes de ayer. De hecho, las verdaderas democracias deberían legislarla si de verdad respetaran la voluntad popular.

Ojo, que no me estoy quejando de que el gobierno español esté siguiendo la hoja de ruta acordada entre zapatero y la ETA hace unos años. Supongo que tal acuerdo era la única forma de parar la sangría y por mucho que me compadezca de los familiares de las víctimas, víctimas también ellos mismos, por mucho que me compadezca, digo, me alegro mucho más por las futuras víctimas que ya no lo serán gracias al acuerdo y al escrupuloso cumplimiento de la hoja de ruta.

Supongo que los sobrevivientes del Holocausto o de los bombardeos de Londres o de las masacres de la población civil rusa también hubieran preferido que no se hubiese firmado armisticio alguno en 1945 y que las tropas aliadas hubieran continuado la guerra hasta el completo exterminio alemán. Sin embargo no solo se firmó la paz sino que unos años más tarde Francia y Alemania pusieron los cimientos de lo que ahora conocemos como Unión Europea. 

Y al igual que a los familiares de las víctimas de la Guerra mundial no les haría ninguna gracia la firma de la paz con los alemanes, ahora a los familiares de las víctimas de ETA y a la mayoría más sana de los españoles nos duele el alma de ver salir a los asesinos para vivir en libertad el resto de su vida. 

Y la hoja de ruta no ha terminado. Todavía nos espera lo peor, lo más doloroso.

El siguiente paso le toca darlo a ETA, que supongo que en breve entregará las armas.

Luego le volverá a tocar al gobierno español, que acercará los presos etarras a las cárceles del País Vasco.

Luego ETA anunciará su disolución.

Luego este gobierno o el siguiente, sea del color que sea, transferirá al País Vasco las competencias en materia penitenciaria.

Y finalmente el gobierno vasco les otorgará el tercer grado y el gobierno español sedará nuestro dolor con el cuento de que no ha sido cosa suya sino del gobierno vasco que será quien tenga la competencia y que la Ley es la Ley y que hay que cumplirla y blablablá.

Aún así, a pesar de saber lo que está pasando y lo que aún nos espera, no puedo reprocharle a los gobiernos de España que hayan pensado más en los vivos que en los muertos y que, de ese modo, hayan acordado y estén llevando a cabo la hoja de ruta pactada con ETA hace unos años.

SIN EMBARGO, lo que sí les reprocho es la hipocresía con que lo están llevando a cabo, tratándonos a todos los españoles como a menores de edad y que en vez de explicarnos las cosas tan claras como yo las acabo de explicar nos estén vendiendo la milonga de la ineludibilidad de la sentencia de Estrasburgo y del final de la doctrina Parot, con la nefasta consecuencia de que junto a los asesinos etarras están saliendo a la calle otros torturadores y asesinos de niños como el torturador y asesino de Olga Sangrador o el también torturador y asesino de las tres niñas de Alcasser, cuyo informe forense se ocultó a la opinión pública para evitarnos el dolor que nos produciría conocer la vileza con que se las torturó.

Y como estos dos, muchos más que pronto estarán merodeando en las calles buscando su oportunidad y cuyas futuras víctimas podrán decir que lo van a ser solo por la hipocresía de un gobierno que nos toma a todos por tontos.

Lo que pasa es que aquí hay mucho hijoputa suelto.

 

  1. #50
    04/12/13 23:03

    Estoy totalmente de acuerdo con el planteamiento de Tristan. También defiendo que haya habido negociación (aunque dé asco) pero me quejo de como nos han querido tomar el pelo. Sin embargo, esta postura (llena de criterio) es poco habitual, ya que la gente o no admite el proceso o justifica todo.
    En cuanto al tema de la tan traída y llevada retroactividad, reconozco que va contra la justicia y contra el "estado de derecho", pero por desgracia se ha aplicado bastantes veces en este país y en otros: en derechos laborales, de seguridad social, tributarios, etc. Por ello habría visto aceptable que la "doctrina Parot" la tumbase el Constitucional o el Tribunal Supremo, pero en ningún caso el Tribunal de Derechos Humanos. ¿Va contra los derechos humanos que un criminal condenado a 1000 años no pueda salir a los 20 años? Podrá ir contra la Constitución pero no contra los derechos humanos. Por ese mismo motivo, la Justicia española, podría perfectamente haber incumplido la sentencia de Estrasburgo y no habría pasado nada de nada. En un tema ya tratado por el Constitucional no debería admitirse instancias superiores que no afecta estrictamente a los derechos humanos ¿o es que el propio Constitucional admite que falló nada menos que en contra de los Derechos Humanos? ¿Lo que hoy no va contra los derechos humanos, ayer si iba?

  2. en respuesta a 8........s
    #49
    30/11/13 20:50

    P.d...quise decir arkaitxu...un abrazo

  3. en respuesta a Arkaitxu
    #47
    30/11/13 15:42

    Pues muchos no han mostrado arrepentimiento...es más se nos dice que posiblemente volverán a delinquir...exiliado...si hablamos de esta banda que hace un daño no sólo a las víctimas sino a la sociedad en su conjunto no sólo no se han arrepentido...pues como integrantes de una banda que son asi han sido juzgados y condenados a penas milenarias muchos...pues ese es el daño que han decidido,los jueces que es lo que deberían de penar para que se saldé con las víctimas y la sociedad su conducta culpable...sino que además ...siguen manteniendo la amenaza ... no entiendo lo que quieres decir....un abrazo...

  4. en respuesta a Arkaitxu
    #46
    30/11/13 12:23

    Nuevo craso error; habria que tener algun tipo de relacion con las victimas de un crimen para que se pudiera acusar de busqueda de venganza a quien trate de obtener algun tipo de reparacion por el mismo. Lo que yo digo es que una condena a 10, 20 o 30 años puede ser perfectamente legal si se ajusta a derecho, pero que no tiene que ser necesariamente justa en vista del crimen cometido.
    A mi lo que hagan en Noruega con sus asesinos confesos e irrepentos me trae totalmente sin cuidado, alla ellos con sus problemas, pero preferiria que con los nuestros se utilizaran soluciones economicas, simples y definitivas. Y para demostrar que no es el ansia de venganza lo que me motiva te dire que ni siquiera exijo que sea de cañamo la cuerda que los ahorque, pues no es el sufrimiento del criminal lo que busco, sino reducir el de la sociedad. Con que la cuerda sea barata y resistente yo me conformo.

  5. en respuesta a Exiliado
    #45
    30/11/13 11:24

    Confundes venganza con justicia. Yo desconfío en las leyes que se cambian a golpe de polémica, confío mas en las que se van cambiando después de que se reúnen la gente que se dedica a legislar y las personas que trabajan en reinsertar los presos.

  6. en respuesta a Exiliado
    #43
    29/11/13 21:49

    Algunos se remontan a Nuremberg para buscar analogías...y sólo un repaso por la raf y el como se cumplen las penas en todos los países de europa que se han enfrentado al mismo ...iba a decir problema pero es un eufemismo indigerible...tipo de hijos de putas organizados...y encontrarían en españa un referente único ... Un abrazo...

  7. en respuesta a Arkaitxu
    #42
    29/11/13 21:40

    Confundes injusticia con ilegalidad. Estos individuos son liberados ahora porque se les aplica la ley y el derecho, pues si de justicia se tratara habrian salido hace ya muchos años... en cajones de pino.

  8. en respuesta a Arkaitxu
    #41
    29/11/13 20:17

    Pues algunos han salido dos mil y pico de años antes de a lo que fueron penados...un abrazo...

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar