Diaz Ferrán y Adolfo Domínguez acelerando y dando pie a otra recopilacion (I)

22

En expansión se publica una carta, escrito, panfleto o petición de Gerardo Díaz Ferrán, (aún presidente de la CEOE y supuesto empresario), en el que reflexiona sobre las medidas adoptadas por el gobierno y pide lo que cree que le va a venir bien a los empresarios.

El panfleto es increíble, desde todos los puntos de vista y no me resisto a comentarlo. De hecho dado que más que un artículo es una especie de lista de la compra, carta a los reyes magos o incluso una lista de reivindicaciones, creo que me va a venir bien para tratar de hacer una especie de recopilaciones para ir dando coherencia a este blog. La verdad es que las recopilaciones son algo que me obsesiona bastante, por la sencilla razón de que no quiero perder la coherencia.

Si queremos hacer un diagnóstico, este tiene que ser coherente y debemos tratar de explicar mediante el mismo modelo todas y cada una de las cosas que están ocurriendo. En el caso de que eso no ocurra, simplemente el diagnóstico y las explicaciones o son incompletas o lo más probable es que sean completamente erróneas.

Lo mismo pasa con las medidas propuestas, hay que analizar si son coherentes con los problemas que presenta la economía, cuáles son los efectos esperados, (asumiendo que los planes salgan bien), y que es lo que pasará.

Y esta lista, la verdad es que al tratar todos y cada uno de los puntos que reivindica, me sirve de un esquema fácil para ir haciendo una especie de resumen que ire colgando los fines de semana, y de esta forma ir repasando lo que ya se ha hablado y desde luego me viene muy bien para al final encontrar los post que me pudiesen faltar, (y encontrar la oportunidad de acabar los que tengo empezados que son unos cuantos).

En todo caso, me gustaría aclarar en primer lugar un aspecto que puede inducir a un error. Dado que el artículo en cuestión es un cachondeo de padre y muy señor mío, supongo que mi respuesta, y dado que hablamos del presidente de los empresarios y de que habla en su supuesto nombre, me gustaría primero aclarar un par de detalles:

  • El primero es que creo que necesitamos, y debemos valorar la figura del empresario. Lo necesitamos como el comer, y lo debemos valorar como todo bien escaso.
  • Lo segundo es que cualquier parecido entre alguien que tiene los planteamientos que voy a desarrollar y un empresario es pura casualidad. Un empresario es una persona que organiza los recursos, asume riesgos y crea algo. Busca clientes y les ofrece y se ocupa de que trabajadores y máquinas produzcan. Esto no es lo mismo que tratar de buscar la forma de buscar mercados en los despachos de la administración, buscar la forma de pagar menos por los recursos, (no organizarlos mejor), y pedir, pedir y pedir, esquivando todos los riesgos o echándole la culpa de todos los males a la divina providencia.

En este caso me gustaría comenzar la serie de post, (no tengo ni idea de cuantos serán), recordando un post en el que trataba de contestar a otra carta donde ciertos empresarios se quejaban de la imagen que en la sociedad se transmitía; el post se llamaba “cuando negar es afirmar”, y básicamente se trataba de pedir un poco de coherencia. Tirando de refranero, el resumen lo puedo resumir en el “no se puede estar en misa y repicando”, y un poco más desarrollado, es que está muy bien que pidan lo que les interese, pero por supuesto, llenando los periódicos de reformas, ayudas y peticiones que les vienen bien y sin que tenga noticias de que se plantee ningún sacrificio concreto, no tiene demasiado sentido que quieran quedar como promotores de ONGs, (que por cierto tampoco deberían serlo).

Pero lo peor es que las peticiones que pidan no es que sean justas o injustas, sino que están detrás de esta crisis, sin que se den cuenta, y por tanto traté de plasmar en un post las incoherencias y los errores de los planteamientos en nuestro sistema empresarial, (perdonen los empresarios, por usar ese nombre para estas personas), que titule “Sin que Diaz Ferrán rectifique, Adolfo Domínguez se apunta”. La realidad es que no acabo de entender a estas dos personas, que se supone que viven de vender productos con cierta elasticidad. Tanto el uno como el otro, deberían estar preocupados por la situación de la clase media y buscar bajo todos los medios que prosperen. Al fin y al postre, resulta que ambos dirigen empresas que venden productos que la sociedad paga con la diferencia entre sus sueldos disponibles y los precios que pagan. ¡No acabo de entender el interés en pedir que sus clientes pierdan poder adquisitivo y confianza!. Sobre todo cuando las dos empresas están teniendo gravísimos problemas derivados de la caída de la demanda. Y por supuesto, lo que son las cosas, Adolfo Domínguez, el mismo día que Díaz Ferrán publica el artículo, pronuncia una charla en Barcelona, diciendo exactamente lo mismo.

Pero vamos a ir al lío:

El artículo comienza con una frase que dice: “Con su último paquete de medidas el Gobierno comienza a abordarde manera concreta el problema del déficit público español, lo que reiteradamente hemos pedido los empresarios. No es suficiente para resolver el problema en su totalidad, pero es un gran paso en la dirección adecuada.

La mejor señal del compromiso del Gobierno con el saneamiento de las cuentas públicas es que el ajuste se produce en el gasto, y especialmente en determinados capítulos con elevado coste político. Otro tipo de medidas no hubiera tenido esa credibilidad.”

Está claro que le parecen muy bien las medidas, porque adolece de una miopía increíble. Es difícil no ver que las medidas son un auténtico desastre y que además curiosamente su empresa de referencia, va a ser una de las grandes perjudicadas de las medidas tomadas. Hoy un buen número de personas que tenían ingresos estables, han visto como su poder adquisitivo cae. Estas personas, tienen menos posibilidad para consumir ahora y desde luego, la confianza se ha desmoronado. ¿Es muy difícil saber en qué van a ajustar en primer lugar?.

A veces no acabo de entender a estos empresarios de conferencia y despacho. Si le preguntan al dueño de una cafetería que esté cerca de un polígono empresarial, estoy seguro que estará preocupado por la situación de los trabajadores del polígono. Lo mismo aplicará a las cafeterías situadas cerca de complejos administrativos. Supongo que estarán temblando ante la subida del IVA y la caída de los sueldos de las personas.  Lo mismo irá para las gestorías de estas, los distribuidores de hostelería,… Ese es el argumento que he comenzado y he seguido a cuenta de la aprobación de las medidas tomadas por el gobierno en la serie de tres post “Mandan los idiotas; y el resultado; los funcionarios y pensionistas son los menos perjudicados”.

Es fácil inferir que haciendo a todo el mundo más pobre, el resultado es que nadie viaja y nadie compra ropa. Por lo tanto las dos empresas mencionadas, (y muchas más, de gente que está intentando salvar), van a pasarlo muy mal. Y cuando digo todo el mundo, me refiero a todo el mundo y no solo a pensionistas y empresarios que pueden ser los primeros en notar la medida. Me refiero al post de “Bajada de sueldos de funcionarios; ¿Se busca sólo ahorro?” , en el que hablaba de que la bajada de sueldos de los funcionarios tenía un objetivo que normalmente no se suele decir demasiado. Me refería al efecto arrastre y a la influencia de esta decisión en la fijación de los sueldos del sector privado. Dicho de otra forma, la gran ventaja de la bajada de sueldos de los funcionarios, para las empresas es un ligero ahorro, y una gran arma para bajar los sueldos al resto de trabajadores.

Y esto lo podemos ver en el siguiente párrafo, donde Diaz Ferrán nos lo cuenta de la siguiente forma:

La reducción de los salarios de los empleados públicos es una señal muy importante de cara a la negociación colectiva de 2010 y 2011. El sector público tiene un papel fundamental de liderazgo en la fijación del salario en el sector privado. Dentro del AINC firmado en febrero, nos comprometimos a una importante moderación salarial que para 2010 podría suponer reducciones de salario tal y como ha hecho el sector público. La moderación salarial en los próximos años es esencial para la recuperación de la competitividad y del empleo. Por último, el ajuste se concentra en los dos primeros años, lo que refuerza también su credibilidad

O sea que negro sobre blanco un texto breve y conciso, nos explica en un párrafo lo que yo tuve que justificar en bastantes más. Por supuesto, debemos entender que yo al final tenía que justificar lo que la CEOE pensaba, y evidentemente siendo la CEOE, no hay que justificar nada; ¡llega con afirmarlo!.

En todo caso, nos cuela inmediatamente la necesidad de la moderación salarial como esencial para la recuperación de la competitividad y del empleo. En este caso me gustaría explicar que en esta sencilla frase, nos ha soltado el chantaje. O aceptamos o no habrá forma de mejorar la competitividad y el empleo. Es así de sencillo, así de claro y así de reiterado. De hecho, el discurso de la moderación salarial para mejorar la competitividad y el empleo no es algo nuevo, sino que me gustaría recordar el post sobre “la óptica empresarial”  donde reproduzco una conferencia de 2002, donde se decía exactamente lo mismo, (congratulándose de haberlo obtenido), y establecía los países que estaban desarrollando las recetas que se siguen pidiendo, ¡y los que no!.

Como si de un adivino fuese el presidente del círculo empresarial nos detalló los países que estaban haciendo lo que estimaban correcto, (lo mismo que se sigue pidiendo palabra por palabra y medida por medida), y aquellos que no lo estaban haciendo. El caso es que el tiempo ha dictado sentencia, y nos encontramos con que los países que según el empresario se encaminaban por ese camino hoy son los que mayores problemas tienen, (España, Irlanda,..), mientras que aquellos que se alejaban de las recetas de los empresarios, según los empresarios, eran Alemania y Francia.

Curiosamente se siguen defendiendo las mismas recetas y a lo que parece intentando demostrar que el camino comenzado por los países quebrados era el acertado.

Y hasta aquí llega el de hoy, Y hasta aquí llega el de hoy, Continuará el próximo viernes.

  1. #22
    02/06/10 16:14

    Más madera:

    “Air Comet llevaba años sin presentar sus cuentas consolidadas, a lo que está obligada por ley como empresa, cuando cesó de forma abrupta sus operaciones el pasado diciembre de 2009. Y en un mismo día, el pasado 22 de febrero de 2010, cuando la compañía ya estaba quebrada en la práctica y los plazos legales habían vencido, cumplió: Air Comet aprobó de una tanda las de los tres últimos ejercicios fiscales cerrados. Lo hizo un mes antes de solicitar el concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos).
    Con esta maniobra, los administradores de la sociedad -el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y el vicepresidente, Gonzalo Pascual- pretenden librarse de ser declarados culpables de la suspensión de pagos de la aerolínea. Esa declaración podría conllevar una inhabilitación de 2 a 15 años, a la obligación de indemnizar por daños y perjuicios y, en algunos supuestos, a pagar a los acreedores, total o parcialmente, con su patrimonio. [...]”

    http://www.elpais.com/articulo/economia/Diaz/Ferran/maniobra/librarse/culpa/quiebra/Air/Comet/elpepueco/20100602elpepieco_2/Tes

  2. #21
    01/06/10 06:54

    Los empresarios y políticos del mundo en estos tiempos dejan entrever que necesitan una dosis de sentido común. Su sentido microeconómico es tan estrecho que no les deja entrever el panorama macroeconómico.

    Los empresarios creen que en la empresa hay dos palancas: Una para aumentar ingresos y otra para bajar costes. Resulta que aumentar ingresos tiene un coste, y bajar costes también tiene un coste, que por no ser visible contablemente (costo hundido) o por ser diferido al futuro no se establece relación de causa y efecto, y simplemente se ignora.

    Los empresarios, muchos que van a las prestigiosas universidades a llenarse de creencias religiosas impartidas por gurús empresariales, a veces imponen sus supesrticiones empresariales. En tiempos de Toyota con el sistema JIT (Just In Time) en los 1980s se modificaba el proceso y se podía reducir inventarios y su respectivo coste sin afectar las prestaciones de la empresa. Pero muchos "genios empresarios" reducían los inventarios, pensando que así iba a producirse el cambio de proceso, y lo que lograban era empeorar su servicio. Esto sucede cuando no se tiene conciencia del fenómeno causa-efecto.

    De forma análoga, entre los empresarios y políticos hay un analfabetismo económico, de modo que lo que prevalece son creencias cuasi-religiosas-ideológicas, donde la receta para la salvación es creer en la doctrina y aplicar la receta del teócrata gurú: "no se llega al éxito, si no es por mí".

    En esa visión microeconómica, de analfabetismo macroeconómico, se generalizan prácticas que dañaron la macroeconomía. Ustedes estimables lectores, tienen la oportunidad de educar y alfabetizar en macroeconomía. En el siguiente post he incluido una respuesta que explica cómo funciona una economía y te enseña como corregir las fallas del modelo que hundió a Latinoamérica que al igual que Europa, en los años 1970s tenía una economía vibrante, para que España no sufra el mismo destino.

    Explicación del Cuadro 1.1. Flujo de fondos en una economía simplificada
    https://www.rankia.com/foros/economia-politica/temas/496959-balanza-pagos-mundial

    El analfabetismo empresarial es tal que si le llegas a un gerente de hospital a hablarles de la medicina espacial, o vas donde una empresa constructora y les preguntas si podrían diseñar una base para vivir en la Luna, se ríen de tí. No entienden que la industria aeroespacial ha experimentado crecimiento aún en esta recesión, y tanto es así que el Reino Unido ha creado su propia agencia espacial.

    Y si les hablas de macroeconomía no te entienden si les hablas de nacionalizar la banca para cancelar el déficit estatal con el superavit bancario, porque si no alguien más, consumidor o empresario, tendrá que pagar la cuenta de la crisis y los ajustes del gobierno con una recesión. Para los analfabetos, esa nacionalización de utilidades bancarias es una cosa que atenta contra la superstición del consejo de los gurús: "estado pequeño (¿Haití, Somalia?) es bueno", "si a las empresas les va bien, a la gente le va bien" (de modo que las empresas despiden para ganar utilidades y a la gente le va mal), etc...

    Esa nacionalización es el resultado de entender el modelo macroeconómico, y no tiene nada de comunista o de ideológico. Obviamente a los banqueros no les gusta la idea.

    El problema es que a menor salario o a menor empleo, el tamaño del mercado interno se viene abajo, que es el mismo error que cometieron el FMI y el Banco Mundial en Latinoamérica durante la "década perdida" y a menos que quieras una década perdida, vas a tener que educar. Educa a los niños, a los amigos, a los empresarios, a los activistas, a los políticos, a los periodistas, a todos, para que así entre todos supervisen la adecuada marcha del país.

    Una clase media amplia maximiza las ganancias de los empresarios, pues la pobreza resta clientes.
    Puedes empezar hablando de la frase "un pobre menos es un cliente más" y explicas cómo esta crisis mundial es una crisis donde cada vez hay menos clientes y por eso las empresas se vienen abajo.

    Si has de reactivar la economía, necesitas crear clientes, y la única manera sostenible de hacerlo es incubando empresas de carácter comunitario usando desarrollo de base (root development), y no con subsidio de planilla estatal como está haciendo EUA, porque una vez terminado el suministro estatal, con la incubadora habrá empleos, y con subsidio de planilla no.

    Seguramente pensarás que eres insignificante entre tantos millones de españoles, y pensarás que es una pérdida de tiempo meterse a un partido para estar en los estratos bajos donde te usan en tareas logísticas como burro de carga. Te cuento que te equivocas, porque sí puedes hacer algo.

    Una gran mayoría de personas van de su casa al trabajo y no se detienen a actuar para mejorar el país. Eso ya descuenta bastantes millones. Hay niños y adolescentes que no comprenden la realidad económica y hay ancianos a los que les cuesta movilizarse y ser activistas. Eso descuenta otros tantos millones de personas. Y si descuentas a todos los que no hacen nada más que hablar en el parque o en la esquina de lo mal que está todo, al final eres de la minoría que sí puede hacer algo, y te apuesto a que esa minoría se reduce a unos pocos miles en España.

    Ahora que sabes que es así, debo señalar que participación ciudadana no es meterse como burro de carga al servicio de un partido en el estrato más bajo de jerarquía en lo que llaman "las bases del partido". No.

    Participación ciudadana es venir, de igual a igual, a hablarle al ministro, evidentemente con la cortesía y respeto que pedirás para tí mismo, pero con la vehemencia de una solución. Elabora propuestas, envíasela a distintos políticos, y descubrirás que en el mar de putrefacción política, hay unas pocas almas que quieren levantar al país.

    Muchos piensan que ministros o funcionarios de cierta jerarquía están por encima del ciudadano común, quizá por legado cultural de los tiempos medievales donde la monarquía establecía que eras un plebeyo. El mundo actual no es así. Tu pagas impuestos y eso te convierte en el accionista de la empresa nacional, y el político es un empleado.

    ¿Y si los políticos no escuchan? La prensa suele ser bastante ignorante de temas económicos. Educa a los periodistas, explícales macroeconomía para que ellos mismos saquen sus conclusiones acerca de lo que necesita el país y empujen en sus artículos por ello.

    ¿Y la violencia? Muchos creen que ante la desgracia hay que lanzarse a las calles a protestar. España no es el planeta Pandora de la película Avatar, donde se toma la tierra por la fuerza. Avatar es sólo una película, un cuento. No. En la realidad la violencia no sirve, porque distrae de los objetivos de arreglar el país, y en lugar de solucionar problemas, crea problemas.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar