Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
Entrevista al Equipo Gestor de Dunas Capital Asset Management

Entrevista al Equipo Gestor de Dunas Capital Asset Management

Esta semana hemos tenido la oportunidad de entrevistar al equipo gestor de Dunas Capital para que nos de su visión sobre las distintas tendencias del mercado. Dunas Capital es un grupo financiero de origen español y de carácter independiente que aspira a convertirse en la entidad de referencia para el mercado ibérico en el sector de la gestión de activos, tanto mobiliarios como inmobiliarios, a través de una gama de producto de calidad y de valor añadido. Su gestora, Dunas Capital Asset Management, centra su nuestra actividad en la gestión de fondos y patrimonios de instituciones y terceros, a través de una gestión de activos global, activa y flexible, y cuyos objetivos de rentabilidad se establecen con una preocupación especial por la preservación del patrimonio, mediante una constante evaluación de la relación rentabilidad-riesgo y dentro de los estrictos estándares de control. Están bajo la supervisión de la CNMV y la DGSFP.

 

Entrevista gestores Dunas Capital

El COVID-19 ha traído situaciones improcedentes en los mercados globales. ¿Ha llevado esta crisis sanitaria a algún reposicionamiento de vuestras carteras? ¿Cómo ha sido el comportamiento de vuestros fondos durante el primer trimestre?

Nuestros fondos partían de niveles de riesgo bajos, ante lo ajustado de las valoraciones de los activos de riesgo meses antes de la crisis sanitaria, por lo que aprovechamos las fuertes caídas para ir comprando, tanto renta variable como crédito, llevando el nivel de riesgo medio de nuestras carteras un 30% por encima de su nivel neutral. 

Es cierto que, debido a esas exigentes valoraciones, nuestra cartera tenía un sesgo hacia empresas cíclicas, por considerar que su valoración era más atractiva, y estas empresas sufrieron más que la media en las caídas. Por ello, aprovechamos la caída para incorporar empresas de más calidad a la cartera, a precios mucho más razonables, como Unilever, Fresenius, Facebook, Sanofi o Inditex, pero también para completar posiciones en empresas cíclicas que llegaron a precios de derribo, como Airbus, Valeo o Anima Holdings. Por último, habría que añadir que, tras las fuertes recuperaciones de los precios, hemos ido rebajando las posiciones en renta variable hasta situar nuestros fondos un 20% por debajo de su nivel neutral de riesgo.

 

Las acciones de farmacéuticas y empresas relacionadas han mostrado ser muy populares en la medida que la carrera por una vacuna continúa. ¿Crees que los inversores a corto plazo puedan estar inflando los precios de estos activos?

No se puede generalizar, pero es cierto que, en momentos de risk off, el flujo de los inversores más rápidos se puede llegar a olvidar del valor de las cosas y, en sectores más defensivos como Farma, Cuidado Personal o Utilities, pueden llegarse a pagar múltiplos inadecuados. En el caso de las farmacéuticas que están en la carrera por obtener un tratamiento o vacuna contra el COVID-19, esto puede haberse acentuado. En nuestro caso, ya éramos accionistas de Sanofi, precisamente por la estabilidad de su división de vacunas, y hemos aumentado posición, no porque vaya a obtener la vacuna contra el COVID-19, sino porque creemos que la campaña de vacunación contra la gripe va a ser especialmente fuerte este año, como nos podemos imaginar, y Sanofi es líder mundial en este segmento.

 

La crisis sanitaria seguramente haya dejado cambios irrevocables en algunos sectores, ¿qué cambios crees que se han dado lugar y cómo afectan estos cambios a tus carteras?

Pensamos que esta crisis ha dejado un cambio estructural importante, que es un endeudamiento, aún mayor, del sistema en general, tanto en empresas como en gobiernos. Pese a que los Bancos Centrales, mediante sus compras de activos, están en la actualidad haciendo algo muy cercano a imprimir dinero, estas ayudas en forma de política monetaria y de política fiscal habrá que devolverlas, vía impuestos a las sociedades, a los individuos, al consumo, etc. Por tanto, deberíamos ver menores beneficios y menor renta disponible. Además, están los cambios de costumbres, como el teletrabajo, la digitalización o el distanciamiento social. En este sentido, nosotros ya veníamos confiando en la mega tendencia de la digitalización, a través empresas como CapGemini y Atos, no teníamos en cartera inmobiliario comercial u oficinas por la amenaza del teletrabajo y el e-commerce y tampoco teníamos exposición significativa a transporte de pasajeros, hoteles o restaurantes. 

 

Se comenta mucho que los fondos growth se han comportado mucho mejor que los fondos value ante esta crisis, ¿qué opinión tienes al respecto?

Realmente, nosotros pensamos que las empresas más value se han comportado mal frente a todo, no solamente frente a growth. Los factores de calidad, baja volatilidad, ESG y growth llevan tiempo haciéndolo mucho mejor, a costa de cotizar a múltiplos muy por encima de sus valores medios históricos, ante la creencia de muchos inversores de que sectores como Autos, Bancos, Oil&Gas o ciertas Industrias, se verían muy penalizados ante una desaceleración económica que, en algún momento tendría que llegar, por lo que estas empresas value, en muchos casos, ya descontaban en sus precios recesión o cambio estructural en sus sectores. Lo que no descontaban era un evento como la crisis del COVID-19, por lo que, pese a estar baratas en términos absolutos y relativos al resto del mercado, su mayor ciclicidad y dependencia del crecimiento mundial les ha vuelto a penalizar en las caídas, más en relativo a sectores más defensivos que, como comentábamos, se han visto favorecidos por su efecto refugio. Pensamos que la diferencia de valoración entre empresas cíclicas y el resto del mercado, está en niveles extremos y, como hemos visto en los últimos días, en algún momento tenderá a cerrarse.

 

Son muchos los escenarios de recuperación que oímos constantemente, desde tu punto de vista ¿cuál podría ser el modelo más acertado?

Nuestro escenario base, a partir de las estimaciones de crecimiento de Bancos Centrales y Organismos Supranacionales, es que la fuerte caída en PIB del 2020 no se compensará, con subidas posteriores, como mínimo en 2-3 años. Si a esto añadimos el coste del mayor endeudamiento con el que las empresas y países afrontan la recuperación, pensamos que, a estos precios, el recorrido de las bolsas, en términos generales, es limitado y que la escasa visibilidad, en cuanto a beneficios empresariales, recomienda cautela, por lo que mantenemos pólvora seca esperando mejores oportunidades.

 

¿Cuál ha sido tu experiencia administrado un fondo desde casa?

La experiencia del teletrabajo ha sido muy positiva. Los sistemas han funcionado razonablemente bien y la productividad aumenta, tanto por dedicar más tiempo como por menores interrupciones o distracciones. La capacidad de concentración para analizar empresas, el acceso a los equipos directivos y analistas vía video llamada, han contribuido a mejorar nuestros procesos de análisis y selección de empresas.

 

¿Algún consejo para los inversores?

Nuestras recomendaciones generales son, siempre, pensar en el largo plazo, tener en cuenta las valoraciones de los activos, diversificar entre diferentes clases de activos y, en los momentos de incertidumbre actuales, no perseguir el precio de los activos, tener claro el precio que estamos dispuesto

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar