¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
INVERSIÓN, ESPECULACIÓN... y cosas mías
Blog sobre bolsa, banca, preferentes, inversión, especulación y economía.

Warrants y opciones: similitudes

Los warrants y las opciones tienen muchas cosas en común, y algunas diferencias. Cada uno de ellos es mejor en unos casos y peor en otros, pero hay mucha gente que sólo opera con warrants simplemente por no conocer las opciones, que quizá sería lo óptimo en su caso, así que vamos a verlos...

Empezaremos por las similitudes: Los warrants y opciones son contratos en los que se paga un precio a cambio de recibir una cantidad si el precio de algo está por encima (o por debajo) de un cierto nivel en una cierta fecha. La cantidad recibida por cada contrato será proporcional a lo que se haya alejado el precio del nivel estipulado.


Los conceptos básicos en warrants y opciones son el subyacente, si es PUT o CALL, el strike y la fecha de vencimiento

  • El subyacente es el "algo" al que nos vinculamos. Se pueden contratar warrants y opciones sobre acciones (Santander, Metrovacesa), sobre índices bursátiles (IBEX, Nasdaq), sobre divisas (dólar, yen) y sobre materias primas (petróleo, oro).

  • Los warrants y opciones CALL son contratos en los que cobraremos si el precio del subyacente sube, y los warrants y opciones PUT son los que se cobra si el precio cae. Así, hablaremos de Call TEF o de Put IBEX...

  • La fecha de vencimiento es el último día de validez de los warrants y opciones. Hasta ahí, podemos comprarlos o venderlos, e irán subiendo o bajando según lo que haga el subyacente; pero en la fecha de vencimiento, se hace la liquidación (si no los hemos vendido antes), y se nos pagará lo que nos corresponda (si nos corresponde algo), y dejarán de existir.

  • El strike es el precio a partir del cual empezamos a cobrar; ya vimos el efecto de emplear distintos strikes al final del artículo "Fondos garantizados: Lo que el banco no dice". Por ejemplo, en el caso de un Call IBEX 16.000 15/jun/2007, si llegamos al vencimiento con una opción, y el Ibex está al vencimiento en 14.500, no cobraremos nada (pérdidas del 100% de lo "invertido"); ni tampoco cobraremos si el IBEX acaba en 15.999. Sin embargo, si acaba en 16.100, cobraremos el importe que corresponda a 100 puntos de Ibex, y si estuviera en 17.000, cobraríamos el importe que corresponda a 1.000 puntos de IBEX...

Observar que en el ejemplo anterior, una subida de 900 puntos, un 5,6%, se nos traduce en un subidón de un 1.000%!! Esta es la "golosina" que se emplea para atraer a los "incautos", aunque lo que no te dicen es que para eso tienes que acertar que haya un movimiento fuerte, que sea en la dirección que tú esperas (subir o bajar), y que sea en la fecha que tú esperas (antes de la fecha de vencimiento):


Riesgo de warrants y opciones

  • Si fallas la dirección del movimiento, palmarás, como con todo...

  • Pero ojo, también palmarás si el movimiento que esperas se produce, en el caso de que ocurra después de lo que esperabas (algo muy frecuente).

  • Y por último, si el mercado se pone lateral, también tendrás que asumir fuertes pérdidas, a pesar de que el subyacente no haya subido ni bajado.

Distinto uso de warrants y opciones

Estos contratos, warrants y opciones, pueden verse como un seguro, si los realizamos sobre un subyacente en el que ya tenemos intereses; por ejemplo, si tengo acciones de SAN, puedo comprar warrants y opciones Put SAN, y en caso de que hayan caídas no perderé, porque lo que pierda con las acciones lo ganaré con los warrants y opciones. Claro que si no hay caídas, tendré que pagar la prima a cambio de nada... justo como ocurre con los seguros!! Otra alternativa es el uso de futuros como cobertura, aunque no es exactamente lo mismo: con futuros, uno teóricamente no ganará ni perderá nada; mientras que con warrants y opciones, pierdes la prima si hay caídas, pero ganarás dinero si hay buenas subidas...

Otra posibilidad es emplear warrants y opciones para asegurarse un precio de entrada, en el caso de un valor en el que se ha decidido entrar pero nos falta temporalmente liquidez; son los casos recientes de ACS en Iberdrola o de Acciona en Endesa, que compraron Calls para asegurarse la entrada a un determinado precio, cuando el banco les diera el dinero. Pero también lo podríamos hacer nosotros si por ejemplo en diciembre queríamos entrar en un valor, pero estamos pendientes de vender otro para obtener liquidez, y queremos retrasar la venta hasta enero por motivos fiscales; o si tenemos Endesas y vamos a ir a la OPA, y por culpa de eso vamos hoy justos de liquidez, pero tenemos la certeza de que obtendremos la liquidez en un futuro próximo y queremos asegurarnos el precio actual.

Pero si no se tienen intereses en el subyacente, es lo que se llama "naked options", opciones desnudas (y/o warrants), y son posiciones puramente especulativas en las que lo que se busca es el apalancamiento... es decir, que una subida (o bajada) del subyacente de un 1% se nos transforme en una ganancia (o pérdida) de un 5%, 10% o 20%. Como ya comenté en "Inversión, especulación, ludopatía y ruina", este tipo de operaciones no son nada recomendables para especuladores con no demasiado nivel, pues la especulación es un juego de suma cero, donde lo que gana uno lo pierde otro... y hay jugadores con un nivel altísimo y unas herramientas impresionantes, que a la larga nos pulirán!!


Valor intrínseco, valor temporal y volatilidad en warrants y opciones

Otra cosa que tienen en común los Warrants y las Opciones, al menos más o menos, es la forma de fijación de precios. Sin entrar en alfabetos griegos, que para eso ya están los manuales, la valoración de warrants y opciones tiene dos componentes:


  • Valor intrínseco: Lo que valdría si venciera con el subyacente al mismo precio que ahora. Sólo lo tienen los warrants y opciones "in the money" (ver explicación en Fondos garantizados: Lo que el banco no dice), para los que están "out of the money" el valor intrínseco es cero.

  • Valor temporal: Será mayor cuanto más probable sea que el subyacente acabe por encima (en el caso de los call) del strike. Por lo tanto, será mayor cuanto más lejano esté el vencimiento, mayor cuanto más cerca esté la cotización del strike, y mayor cuanto mayor sea la volatilidad.

El valor intrínseco es fácil de calcular. También es fácil obtener la distancia al strike y el tiempo restante hasta vencimiento... pero la volatilidad no es un dato cierto, por lo que el precio "justo" tampoco es un dato cierto!! Así, para un precio dado, se puede despejar la ecuación y obtener la volatilidad que "descuenta" ese precio (hay calculadoras por internet que lo hacen, no me preguntéis a mí!!).

Hasta aquí, las similitudes; en la segunda parte, "Warrants y opciones: Diferencias", viene lo interesante de verdad: las diferencias... y cuál y por qué conviene usar para cada situación!!

s2



Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo y recomendarlo en las redes sociales, usando los botoncitos de ahí abajo...
  1. #1

    Anonimo

    Fernan2,muchas gracias por el artículo.

    Con las espectaculares revalorizaciones que algunas veces se producen en las primas de las opciones, es posible imaginar fantásticos cuentos-de-la-lechera y construir sólidos-castillos-en-el-aire.
    Yo suelo hacerlo :-)

    Un abrazo.

  2. #2

    Anonimo

    Chico de 20 años: En resumen, tienes beneficios ilimitados pero perdidas limitadas. Aunque el rango de valores para tener una rentabilidad positiva y siempre mucho mayor que los futuros es mas reducida. O sea, como no haya una fuerte tendencia cagada pastoret

  3. #3

    Anonimo

    Hola Fernan2,

    Tendrías que completar el articulo (a mi modo de ver), para dejar más claro que en los warrants el valor de los mismos NO depende tanto del mercado como SI del emisor, que por lo general es un simple trilero.

    Me refiero principalmente a la volatilidad, y tenemos un ejemplo muy cercano, la volatilidad del subyacente es tan importante como la elasticidad, la volatilidad la da la incertidumbre y si esta baja, aunque el movimiento del subyacente sea muy fuerte y vaya a nuestro favor tendremos graves perdidas.

    El ejemplo que comento es el de Endesa, los que tuvieron warrants put el día que tras saberse el precio definitivo de la OPA de E.on por Endesa, pensaban que se estaban forrando (la mayoría de las personas que usan los warrants no comprenden como funcionan ‘de verdad’) se llevaron la desagradable sorpresa de que lo que estaban teniendo eran perdidas fortísimas, superiores al 50%, cuando si tenias un warrant put sobre Endesa y ese lunes con una caída del 3% en Endesa al nivel por debajo de los 38 euros, mirando la elasticidad y demás parámetros que comentas cabria esperar que las plusvalías serían fuertes...

    Pero luego llega el emisor con el cuento de la volatilidad y te dice que como el viernes no se sabia cual seria el valor del precio en la OPA, la volatilidad o incertidumbre estaba por las nubes, y como el lunes ya se sabia el precio de la OPA a 38,75 pues se había despejado la incógnita del precio y la volatilidad o incertidumbre el emisor la bajó a casi cero haciendo que todos, tanto warrants puts como call tuviesen ese lunes fuertes perdidas (los call más aún, claro).

    Otra cosa desagradable de los warrants es que en casi todos hay un spread de uno o dos céntimos (porque la mayoría cotizan por debajo de 1 euro), por lo que para que ganemos dinero, aunque acertemos en lo de call o put y demás parámetros el subyacente a veces deberá moverse mas de un 5%... ¡y eso sólo para no perder dinero!

    Claro que hay gente que gana dinero con los warrants, pero ese % son la mitad de la mitad de la mitad de la mitad de la gente que gana dinero en bolsa 'normal', e incluso de la gente que gana dinero en otro tipo de derivados (100% eficientes) como son los futuros, donde no hay ningún tipo de trilero detrás de nuestras posiciones (y no es por barrer para ‘casa’, sino por ser objetivo).

    Sobre los mercados que suman cero y los que no, me extenderé con detalle y posiblemente en mi blog otro día :), pero está claro que los warrants no son un mercado que suma cero ni de lejos, Societe General, UBS, Santander, etc... ganan del mercado de warrants principalmente lo que pierde su masa de clientes, por mucho 'programa en la radio', 'curso' o 'revista gratuita' que pretendan vender al personal para que gane dinero, juegan con una realidad estadística que va MUY a su favor.

    Un saludo.

  4. #4

    Fernan2

    Hola, Javier -Trackrecord-, me alegro de que un experto en la materia como tú nos dé su punto de vista.

    Obviamente, el artículo estaba incompleto, faltaba explicar las diferencias; ahora ya he puesto la segunda parte, con todo eso comentado. Espero que te guste, y que nos digas lo que opinas del artículo nuevo...

    El tema de los mercados que suman cero y los que no, estoy ansioso de leerte, a ver si no tardas mucho!! Y desde luego, con los warrants hay que quitar lo que se llevan los emisores, y además lo que se gastan en comisiones... y el resto es lo que será de suma cero. Vamos, como la lotería, que gana el estado, gana el vendedor, y entre los demás se reparten lo que queda!!

    s2

Autor del blog

  • Fernan2

    Fernando Calatayud; bloguero aficionado a la bolsa e inversiones varias; rails web developer en Rankia y Verema

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar