Rankia España
Acceder
blog INVERSIÓN, ESPECULACIÓN... y cosas mías
Blog sobre bolsa, banca, preferentes, inversión, especulación y economía.

Invertir en Santander: Puntos a favor y en contra

En mi anterior post dejé claro que el Santander me parece una entidad muy sólida pero no una inversión muy segura, cosa que es lo normal en bolsa (hay muy pocas acciones que sean "inversiones seguras") y que no es ni buena ni mala (hay que comparar la rentabilidad esperada con el riesgo asumido para valorar si una inversión es buena o no). Pero en los comentarios, la discusión se fue más a si el Santander era una inversión buena o mala que a si era una inversión segura (que pretendía ser el tema del post), así que visto lo visto, hoy toca hablar de si conviene invertir en Santander o no. Disclaimer: no tengo posiciones en Santander, ni cortas ni largas, ni pienso abrirlas a medio plazo.

En contra: Al Santander le perjudican los bajos tipos

Los tipos de interés a cero han venido para quedarse durante una buena temporada. Una auténtica bendición para empresas con fuerte deuda e ingresos regulares, como las eléctricas o Enagás, y un palo para las que cobran por adelantado, como las aseguradoras.

Los bancos no cobran por adelantado, pero su negocio es tomar el dinero a precios por debajo de los tipos oficiales y prestarlo a precios superiores. O incluso tomarlo gratis, ya que los saldos de las cuentas corrientes prácticamente no se remuneran. Pero claro, con los tipos a cero, tomarlo gratis no es una ventaja, y tomarlo a precios por debajo de los tipos oficiales no se puede... Y así, uno de los pilares del negocio bancario está completamente hundido.

En contra: Crecientes exigencias en ratios de capital

Antes de Lehman, a los bancos se les exigían unos ratios de core capital del 6%, y con criterios bastante "relajados" (para core capital valían también las preferentes, p.ej.). Pero vino el lobo, se tambalearon los sistemas bancarios de todo el mundo (y algunos cayeron: Islandia, Irlanda, las cajas españolas...), y después de poner dinero público en cantidades vergonzosas para evitar un mal mayor, se tomaron medidas para que esto no vuelva a ocurrir. Y la columna central de la reforma fue reducir el apalancamiento de los bancos, exigiendo ratios de core capital del 10% y del 12% (y además, core capital "de verdad", se acabaron los criterios relajados).

Para los bancos esto no es que sea malo... desapalancar significa menos beneficio, pero también menos riesgo, ¿no? Claro que... en realidad sí que es malo, porque los riesgos de los bancos no iban contra sus accionistas, sino contra los estados (que son los que han asumido las consecuencias cuando han habido problemas), mientras que la menor rentabilidad sí que la sufren los accionistas. Para mí está claro que es mejor así, no es correcto que todos garanticemos las pérdidas y los accionistas recojan los beneficios; pero está claro que para invertir en Santander, esto sí que es peor... incluso más que en otros bancos, porque el Santander se considera un banco sistémico mundial (porque lo es), y por ello se le aplican las máximas exigencias de capital.

A favor: El Santander tiene una dependencia limitada de España

A diferencia del Popular, La Caixa o Bankia, el Santander y BBVA han ido abriendo negocio fuera... el negocio en España sigue flojo, flojo, por más que Mariano diga que todo va bien, y las elecciones podrían darle mando en plaza a Podemos, que le tiene bastante tirria a los bancos, por lo que la internacionalización del Santander es claramente un punto a su favor.

En contra: Salir de España para caer en las brasas

Si bien la internacionalización del Santander ha sumado mucho en los últimos años, justamente ahora se le está volviendo en contra: Brasil, destino de moda para la inversión en época de los BRICs, está ahora en la lista de "apestados" de los mercados; no sólo se ha deteriorado bastante, sino que se le castiga más aún de lo que se ha deteriorado; y a precios de mercado, la importantísima pata brasileña de Santander vale muchísimo menos de lo que valía hace pocos años.

Y la otra gran pata del Santander es el Reino Unido... donde se la juegan al Brexit en pocas semanas. Los fundamentales de este mercado, a diferencia del brasileño, no se han deteriorado, pero no cabe duda que si gana el Brexit le perjudicará bastante a largo plazo... aunque la cotización no lo notará a largo plazo, sino YA.

A favor: los problemas ya están descontados en la cotización

Si bien los problemas son reales, no podemos olvidar que Santander cotizaba a 10 en 2010, a 7 en 2015 y ahora está a 4. Y a la hora de invertir, los problemas que ya estén descontados en la cotización no nos van a hacer daño... lo que hará daño es lo que salga luego y que no nos esperábamos.

Dudosa: ¿es una buena inversión contrarian?

¿Está la gente huyendo de los bancos? ¿Tiene todo el mundo miedo de los problemas que les suponen los tipos cero y los crecientes ratios de capital que se les exigen? ¿Preocupa que otros bancos se vean abocados a ampliaciones de capital como la de Popular?

Hace un par de semanas, cuando salió la ampliación de capital de Popular, tuve la sensación de que sí, de que la banca ya se consideraba un sector "apestado" y que podría ser una apuesta contrarian... pero desde entonces he leído varios artículos apostando por los bancos, y luego llegaron los comentarios de mi anterior post, y ya no lo tengo claro. ¿Qué pensáis vosotros? ¿Veis un sentimiento negativo generalizado alrededor de la banca? ¿es posible que el Santander se mantenga al margen del sentimiento negativo por su tamaño e internacionalización?

Posiblemente en contra: ¿Pueden haber más muertos en el armario?

El Santander no es un banco particularmente sospechoso de "muertos en el armario"; no es un banco de inversión como Deutsche Bank, y en ocasiones ha sido de los primeros en hacer limpieza (p.ej. con los pisos de Seseña). Pero también han protagonizado muchos chanchullos contables... el de Metrovacesa valorada muy por encima de su valor de mercado era muy fácil de ver, por ser Metrovacesa una empresa cotizada y por tanto es muy fácil saber su valor de mercado, y aún así han seguido chanchulleando con esto durante años... ¿qué no harán con activos que no tienen un precio de mercado? Y es que los bancos son un negocio particularmente opaco y que se presta mucho a meter en balance cosas valoradas "a como me conviene"... hasta que huele demasiado y toca hacer ¡otra! ampliación de capital para limpiar lo más gordo.

En resumen...

Invertir en el Santander es entrar en el líder del sector, el más fuerte y el mejor internacionalizado, con productos muy buenos (como la Cuenta 123) con los que periódicamente rompe el mercado y marca a los competidores el camino a seguir. Pero también es coger riesgos, es meterse en un sector con serios problemas y en un banco cuya internacionalización ya no es la gran ventaja que fue en otro tiempo. Por eso la acción ya no está a 10 euros, como en 2010, ni a 7, como en 2015, sino a 4...

Comprar a 4 lo que antes valía 7 o 10 no es un chollo, sino un reflejo de los problemas. Pero una vez los problemas ya están reflejados en el precio, ya no son un problema para el que va a invertir... a corto plazo, las elecciones en UK (brexit) y España probablemente serán el factor que más influya en su cotización, pero a largo plazo, invertir en Santander a 4 euros no parece descabellado... aunque yo prefiero empresas con menos problemas, la verdad

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo y recomendarlo en las redes sociales, usando los botoncitos de ahí abajo...

¿Te ha gustado mi post?

Si quieres recibir un aviso cada vez que publique un post nuevo suscríbete a mi blog haciendo click en el siguiente botón:

Comentarios
19
Página
2 / 2
  1. #21

    Elfino

    El precio de 10€ en 2010 que capitalización suponia?

    Los 4€ de 2016 ?

    Pues posiblemente de 40.000M€ a 70.000M€

Autor del blog
  • Fernan2

    Fernando Calatayud; bloguero aficionado a la bolsa e inversiones varias; director técnico de Rankia

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar