Rankia España
blog Ecos solares. Apuntes de energía y economía.

Previsiones para 2016 en la bolsa de Estados Unidos - mercado bajista, llueve sobre mojado

Debo agradecer a las vacaciones navideñas el no haberme puesto fácil publicar ningún artículo durante varias semanas. Y es que la aparente sequía en la escritura ha tenido su contraparte, digamos, de abundancia creativa, derivada del hecho de poder pensar despacio y dejar todo estrés mental a un lado.

Existe actualmente una corriente en internet de analistas profesionales y aficionados (entre por los que ahora me incluyo) que se animan a publicar prácticamente cada día (entre los cuales no me incluyo), no tanto para aportar ideas en distintos campos, lo que sería muy buena cosa, sino para elegir una idea, retorcerla un centenar de veces, transformarla en otra cosa muy distinta y decir al final como si tal cosa: “¿Véis? Tras cien posts sobre la evolución del índice pepito y decir una cosa, la contraria y hasta su raíz cuadrada, finalmente tenía razón, pero no lo hago por llevar razón, ¿eh?”. Creo que esto no es sino una manera estupenda de quedar en ridículo, porque el lector inteligente al final no quiere que lleve uno razón, bastante tenemos con esforzaros en ordenar las ideas y escribirlas, sino que nos quieren para aprender, debatir y contrastar, para formarse su propio escenario, no para ver a un Dios de la escritura bursátil en acción.

Además es que no existen.

El caso es que mi cabeza ha bullido durante el antirrally navideño con escenarios, ideas, variables que bailan al son de las noticias, muchas de ellas previsibles para mí, y finalmente ha parido una idea, una sola idea fundada en una amalgama de razonamientos e intuiciones variadas. Admiro las películas buenas cuyo guión es el desarrollo, adornado sin excesos, de una sola y simple idea. Esa idea, una cierta previsión de por dónde creo que van a ir los tiros durante este año 2016, es lo que quiero compartir con ustedes, aunque es muy sencilla y, para los vaguetes que no qiueren leer más de 15 minutos, yo ya la adelanto:

 

Con una alta probabilidad tendremos mercado bajista por un buen tiempo.

 

Voy a trufar el desarrollo de esta idea con enlaces a posts anteriores míos para reforzar el argumento de la misma, no para tratar de estar en lo cierto o no, sino para ayudar a construir un modelo mental que creo puede tener cierta coherencia a la hora de estructurar la idea (y ustedes si no se lo creen por alguna razón, les pido que me lo digan cuanto antes).

Voy a centrarme en la bolsa de los Estados Unidos de América, y más concretamente en el S&P 500, porque es quien sigue partiendo el bacalao en el panorama mundial. Aunque el DAX es también un señor índice, considero que va a ir a remolque de USA en los próximos meses (y en los últimos días más bien ha ido por delante… en su camino al inframundo). Al IBEX no quiero ni mencionarlo, me parece que le damos importancia por ser españoles, pero realmente no merece ser considerado ni una mera sucursal del Euro Stoxx 50, mis disculpas a quienes se ofendan.

Finalmente, mi operativa se realiza en un 80% en Estados Unidos o con productos comercializados por mercados de ese país, de ahí mi interés en centrarme en la hermosa y siempre interesante ciudad de Nueva York. Empecemos.

 

Evolución previsible del S&P 500 por arriba: techo de mercado

Antes que nada quiero insistir en el hecho de que NO llevo años previendo un mercado bajista. La primera vez que advertí del riesgo de estar en el lado largo fue el 10 de septiembre, hace tan sólo cuatro meses y gracias a la influencia de mi amigo Scoralstom [1], lo plasmé en el post La que se avecina puede ser menuda [2], donde daba algunas ideas para tirar cortos con una alta probabilidad de éxito. Antes sólo había tonteado con la posibilidad de tirar cortos a mercados muy concretos, como China y emergentes y con escenarios bajistas secoriales concretos o de pequeño recorrido, pero estaba alcista en general en EE.UU., como pueden ver en Seamos positivos: pensemos que esto se hunde. China como excusa para todo, que escribí el 23 de agosto, un día antes del Black Monday.

No es sino con uno de los posts más recientes, de hace tan sólo mes y medio, titulado Por qué creo que Estados Unidos está en pleno techo de mercado donde me mojo a la hora de señalar una cota superior al mercado americano. En él desgrano hasta ocho razones que me llevaban a pensar que era bastante improbable que el S&P 500 traspasara el nivel de los 2.150 durante los próximos meses. Mis amables lectores añadieron el noveno factor: la ingente cantidad de deuda que sostiene el chiringuito junto con la nula voluntad de eliminar siquiera una parte de la misma.

Ese techo, a tenor de lo que publican últimamente analistas que se mostraban optimistas hasta el mismísimo 31 de diciembre pasado, parece ser que se ha confirmado. Con el índice tonteando en el entorno de los 1.900, los problemas chinos (mucho más graves de lo que se barrunta, como veremos a continuación) y una desconfianza generalizada en la marcha de la economía mundial (que no pesimismo, ojo), parece que si tenemos un pull-back en las siguientes semanas hacia la resistencia marcada en color verde, como creo que ocurrirá, no irá muy lejos y caerá a continuación al menos hasta el nivel de los 1.860. Un pullback que, si se da, aprovecharé para tomar posiciones que se beneficien de expectativas bajistas, que no es lo mismo que ponerse bajista, cuidado.

 

Fuente: No lo recuerdo, ruego al autor reclame la autoría. El gráfico está desactualizado, el índice cerró el viernes pasado más cerca de los 1.900 que de los 2.000, pero me sirve para ilustrar los dos niveles de precios relevantes: Los 2.120-2.150 y los 2.000.

 

Confirmada la cota superior del S&P, y que muy bien pudiera ser ya esos 2.000 de la línea verde, queda por ver si hay camino libre hacia abajo. Y vaya si lo hay. Ya dije en su día que no sé hasta dónde caerá la bolsa cuando acabe el ciclo, y pienso que el ciclo está ya acabado, pero que podría perfectamente zamparse un 20% de caída y no por ello perder su tendencia primaria alcista. Recordemos que hablo en todo momento de EE.UU.

Por otro lado, resulta curioso comprobar en el gráfico como el Black Monday del 24 de agosto parece más una anomalía que algo lógico, un fallo de mercado. En su día, en el mismo post que he enlazado anteriormente, propuse que ese evento no fue sino un fallo de distribución derivado del hecho de las anomalías de la bolsa china en plenas vacaciones, con muy poca liquidez disponible. Me sigo ratificando en la idea, hay muchas acciones que distribuir antes de acometer la próxima fase bajista, aunque puede que el proceso esté cerca de terminar.

Un inciso para señalar que, algunos analistas que antaño se mostraban optimistas, incluso en pleno otoño tras el aviso del Black Monday del 24 de agosto, dicen que no se puede apear uno de la bolsa hasta que no caiga un veinte o un treinta por ciento, porque correríamos el riesgo de perdernos “lo mejor”. Creo que esto no es sino un argumento torticero y erróneo para justificar lo injustificable, que tienen miedo a equivocarse, un miedo absurdo por otra parte en un ser humano. La gran mayoría de los inversores, y el cien por cien de los especuladores alcistas, no desea de ninguna de las maneras ver una caída de tal magnitud en sus posiciones. Ese argumento sólo sirve para mis amigos del buy&hold y los expertos en gestión pasiva que utilizan criterios de cost average a la hora de invertir de forma metódica en un índice, pero no para el común de los mortales que están en bolsa a merced de lo que haga la marea.

Así las cosas, y definido, parece, un techo por el momento, ¿qué posibilidades tiene la bolsa americana de bajar, cuánto y a qué ritmo?

 

Evolución previsible del S&P 500 por abajo: Los 1.650 son altamente probables

Y con eso está todo dicho. Es en ese nivel donde espero al índice americano a lo largo del año. Cuando ocurrirá y con que violencia no lo sé. Tampoco si seguirá bajando a partir de ahí, tendremos que estudiarlo sobre el terreno a medida que avance el tiempo. En todo caso lo hará de forma escalonada con sus pull-backs de rigor para atrapar a las sardinillas en la red.

La pauta nos la va a dar la temporada de resultados del primer trimestre. Sería un milagro que los beneficios no fueran menores a los registrados durante el pasado trimestre, 4Q2015. Los beneficios empresariales del S&P 500 están decayendo desde hace varios ejercicios trimestrales. Es de esperar que empresas de materias primas, acereras, energéticas y otras realmente aplastadas por la deflación exportada por China tengan malos resultados, como ya dije en el post Momento crítico y posible "turnaround" en empresas mineras, acereras y petroleras.

Si es el momento de un turnaround definitivo quizás podría ser este. Pero me voy a mojar: Creo que no toca aún y, viendo ese cuadro, me entran más ganas de ponerme corto que largo.

 

Pero estoy viendo señales preocupantes ya en el sector consumo con empresas muy señeras que antaño estaban de moda.

Si tuviera que apostar, diría que pasada la temporada de earnings el S&P 500 estará más abajo que cuando comenzó. El porqué es una mezcla de factores, pero digamos que China es clave para dar el gatillazo al fin del ciclo alimentado con tipos de interés ultralaxos, endeudamiento fácil y una desaforada inversión en capex (tanto en China como en miles de empresas industriales en el resto de Oriente y Occidente) que no se va a recuperar jamás.

Y un acertijo que les dejo: Siendo Estados Unidos un país que exporta inflación desde hace muchos años, y empezando China a exportar deflación desde hace poco... ¿qué pasará cuando inflación y deflación se conozcan?

¿Qué ocurre en el modesto Monte Washington en New Hampshire cuando confluyen vientos tan distintos?

 

China, como no.

La gran mentira china y sólo hemos visto el comienzo, me temo. Las numerosas burbujas chinas que nombré en Seamos positivos: pensemos que esto se hunde. China como excusa para todo están reventando.Y eso que cuando escribí ese post pensaba que China no podría afectar tanto a Occidente... pero si nos hemos tirado años creciendo mucho, pero mucho, con la excusa china, es justo también pensar que vendrá la recesión si este país sufre problemas.

No se trata de China como origen del problema, sino como termómetro de lo que está pasando. Que no es, ni más ni menos, que una contracción brutal y en muy corto tiempo de todo el comercio mundial. Que China exporte menos es problemático para China, y ofrece oportunidad de ver lo cabezones que son sus dirigentes, pero que importe mucho menos productos, no sólo materias primas sino también beemeuves, es una auténtica papeleta para muchos, muchos países, emergentes o no emergentes.

Aunque gran parte de la prensa especializada ha despertado al comprobar que las caídas bursátiles chinas no fueron un acccidente veraniego, no se debe echar la culpa al mercado de valores de ese país. La bolsa china sólo refleja una tremenda desconfianza en su modelo productivo, sus dirigentes, las cuentas de sus empresas y las posibilidades de salir victoriosos de este trance. La gente no quiere vender acciones porque necesite el dinero, sino porque no confían. Nadie en sus cabales se cree los números del gobierno chino, ni siquiera los propios chinos, y esto se ha convertido en un sálvese quien pueda. Y aunque dispusiéramos de números fiables (me comentan que algunos barcos salen de un puerto y entran por otro distinto a sólo dos jornadas de camino para salvar los números frente al burócrata y así parecer que hay entrada y salida de naves...), me temo que, de nuevo, la bolsa se adelanta varios meses al ciclo económico.

Primero fue el crash de 1929 y luego la Gran Depresión, no al revés. Pero no está demostrado que fuera el crash del Dow Jones el que hundiera la economía americana.

En su día decía:

No es sólo China, es todo el mundo dejando de mandar barcos por los mares y otras grandes empresas que están empezando ahora a exportar menos de todo. Cuando esas empresas empiecen a despedir a sus trabajadores no será sino después del profit warning de rigor (que ya se está dando en no pocas empresas, especialmente mineras), que a su vez se dará meses después de lo que está pasando, por lo que ese factor exógeno que es la ralentización brusca del comercio mundial tardará en trasladarse a indicadores como el PIB, el PMI o los datos de empleo. La macro occidental irá retrasada con respecto a los eventos que ya se están dando y será, en mi humilde opinión, poco útil para adivinar si sobreviene un eventual crash bursátil. Australia, Brasil, Sudáfrica, Rusia, México, etc., exportan muchas materias primas pero también importan productos complejos de Europa y EE.UU... y de los que vamos a vender bastantes menos a partir de este verano.
 

Entonces, si no ha sido la bolsa china bajando lo que ha armado esto, ¿qué ha sido? En mi humilde opinión, la devaluación del yuan y las hipótesis que confirma. Decir que no hace falta devaluar para a continuación hacerlo y dejar la puerta abierta a más devaluaciones en el futuro indica que ese país tiene pero que muy serios problemas que todos conocemos y pocos quieren reconocer. Una digestión pendiente de capex de tamaño sideral, una deuda pública y privada disparada... en fin, para que seguir, lo tienen en la prensa. Devaluando el yuan puede que China recupere capacidad exportadora, pero eso iría en detrimento de su tan cacareada transición a una economía basada en consumo y servicios, ¿no? Sólo tiene sentido devaluar si quieres seguir siendo la fábrica del mundo.

Negar el problema, que es lo que hacen los  dirigentes chinos y muchísimos inversores bursátiles, sólo sirve para empeorar las cosas. La negación de una situación y de la propia responsabilidad de uno mismo en ella sólo sirve para hundir economías enteras y carteras de personas candidatas a dar vidilla a foros de pillados. El primer paso para salir de un trance es asumir la realidad. El segundo, aprovecharse de la realidad para darle la vuelta al calcetín.

Claro que, devaluar tiene tres efectos a primera vista, y ninguno de ellos es bueno para Occidente:

  1. Deprime el precio de las manufacturas chinas, la industria occdiental será aún menos competitiva. Los productos semiterminados como el acero aún más baratos, y ya están bastante baratos.
  2. Como encarece el precio de las importaciones de materias primas por parte de China, el volumen total de materias primas fluyendo al país decrecerá... aún más. Todos los países que exportan materias primas a China, emergentes o no, lo pasarán aún peor.
  3. Pero el tercer factor es el que más me preocupa y quizás la razón de que Alemania, primer exportador del mundo, haya visto sus bolsas caer tanto a primeros de año. Un yuan barato encarece las importaciones de productos terminados. Coches de BMW y Audi, máquinas herramienta de Foster Williams, Atlas Copco y Caterpillar, fletes de barcos de Maersk...  ¿sigo?

En mi opinión la bolsa americana no hace sino anticiparse desde hace meses a la recesión mundial que China y su malograda gestión están ya introduciendo en la economía.

 

Y entonces, ¿qué hacer?

Eso no lo diré yo, no puedo recomendar actuaciones. Espero que cuenten con suficiente infomación picoteando de aquí y allá para tomar sus decisiones.

Por mi parte tengo claro que no voy a ir largo de forma neta hasta no ver como se presenta la temporada de resultados del primer trimestre en EE.UU., la cual preveo pobre. Mientras tanto mi sesgo es bajista moderado. Pero ojo, no estoy corto en EE.UU., prefiero operar con derivados de volatilidad como el VXX. En su día, sólo una semana después del black monday, dije que No es momento, aún, de ir contra el VIX (sobre comprar o no SVXY y XIV).

No hay nada que impida que el SVXY pierda el 90% de su valor en pocas semanas o meses.

Y, por otra parte, no hay nada que impida a VXX triplicar su valor en poco tiempo

 

Desde entonces el SVXY ha perdido un 16%,subiendo en el ínterim hasta un 30% en los máximos de noviembre. Una subida que pudo ser aprovechada por especuladores ágiles, pero no por quien confía en "invertir" en ponerse corto en volatilidad y "echarse a dormir", que se ha podido quedar pero que muy bien pillado con el bichito.

Si entráramos en una fase bajista aguda de larga duración como la de 2008 (y yo no sé como de aguda será esa fase), VXX puede multiplicar su valor por cinco sin despeinarse y convertirse en ese "ETF que nunca baja". No hace falta insistir que SVXY podría cotizar tan bajo como los 5$, mucho mucho cuidado con estos instrumentos, no me cansaré de repetirlo. La simulación que hizo en su día Vance Harwood, quien mantiene el sitio Six Figure Investing, es clarividente. Vean el año 2008.

 

 

Habrá quien prefiera permanecer en la bolsa durante años porque no quiere arriesgarse a perder el ciclo alcista cuando llegue. Pero, al igual que nadie sabe que profundidad tiene este ciclo bajista recién comenzado, tampoco nadie podrá decir si le seguirá otro alcista como ocurrió en 2009. Los laterales en bolsa son la norma en según que décadas...

Habrá que permanecer también atentos a subidas de tipos adicionales. Si Yellen sigue confiando en que la economía americana no tiene nada que temer de lo que pase fuera y arrecia con la subida de tipos, la fuga de capitales de los países emergentes que ya se está dando se convertirá en un éxodo. El endurecimiento adicional de los tipos de interés de los países emergentes, devaluaciones a cascoporro, defaults en cadenas de empresas locales con deuda en dólares y la explosión de la burbuja de préstamos y bonos basura (high yield lo llaman los pijos,que "salaos"...) servirá de más gasolina para el fuego. Si por el contrario Yellen diera marcha atrás en la subida de tipos y los resultados USA 1T2016 fueran decentes, el escenario podría cambiar.

Mientras tanto podemos jugar a ponernos cortos en China con un cuidado extremo o a montar spreads donde la pata alcista serán empresas o índices que creemos que bajarán más que otros.

En cualquier caso, sean prudentes.

_________________________________________

[1] Quiero aprovechar para agradecer sus consejos y conocimientos en lo que se refiere a la construcción de ciclos bursátiles no sólo a Scoralstom, sino a Txuska, theveritas, Prometeo13, Enrique Roca y, fuera de Rankia, a la clarividencia de Hugo Ferrer.

[2] Las previsiones de este post, calificado por muchos como "apocalíptico", han resultado aterradoramente ciertas. Adjunto la frase concreta y entre corchetes el resultado hasta hoy para su valoración. En verde si ha habido acierto, en rojo si no ha habido acierto.

  • La banca española cotizará más barata en seis meses o un año, sobre todo por problemas de exposición a Brasil y LATAM y por necesidad de armonizar su situación acorde a Basilea III. [cuatro meses después, el IBEX ha perdido un 9,75%]
  • Sólo salvaría a Bankinter, y no estoy convencido de ello. Un spread Bankinter - SAN o Popular o Sabadell debería salir positivo en estos meses. [Popular ha perdido un 22,35%, Santander un 21,51% y Sabadell un 8,38% mientras que Bankinter sólo se ha dejado un 4,20%. Cualquier spread bancario con el Bankinter en la pata larga ha resultado rentable a lo largo de estos cuatro meses]
  • Mineras como Glencore o Antofagasta están fritas y más aún que las van a pasar por la sartén. Si no nos atrevemos con cortos podríamos montar spreads yendo largos con la minera india Vedanta (VED) que es de las únicas que suben estos días, o con el FTSE. [Glencore se ha dejado nada menos que un 42%, aunque ya el 28 de septiembre escarbó hasta dejarse un 53% de su valor. Antofagasta ha perdido más de un 32%, aunque Vedanta no ha salido mejor librada, un 52% ha perdido. El FTSE por su parte apenas se ha dejado un 3%]
  • "Invertir" en el VIX es muy arriesgado y no lo recomiendo, además hay que estar muy atentos a la cuestión del contango. Pero la compra de calls a medio plazo de VXX, o la compra directa al contado de VXX cuando más bajo cotice puede dar alegrías en breve. Hay mucho miedo contenido. [No sabría decir que es eso de "cuando más bajo cotice", he sido bastante impreciso en esa frase. Pero se observa un suelo bastante claro en el nivel de los 18 tanto en Octubre como en Noviembre. VXX cotiza actualmente cerca de 25, un upside de casi el 38%]
  • Las utilities alemanas parecen baratas a ojos de muchos analistas porque han bajado mucho. Yo creo que en realidad están caras porque vendrán ampliaciones de capital brutales, sobre todo E.ON. RWE sufrirá algo menos. [E.ON se ha dejado un 14%, aunque RWE me ha sorprendido al portarse bastante peor y alcanzar el 43% de pérdida. El 8 de diciembre publiqué el post Análisis de los splits (antagónicos) en RWE y E.ON, donde decía: "yo, que trabajo mejor en el medio plazo, lo que veo bastante claro es que RWE o lo que quede de ella en 2016 va a ser bastante peor empresa que la que existe ahora, que ya tiene mala pinta.", decantándome por E.ON frente a RWE. Está claro que en septiembre sabía menos que en diciembre ;)]
  • Sería milagroso que el Bovespa (Brasil) cotizara más alto dentro de un año. Cortos a Brasil (y otros emergentes fundidos como Malasia, Rusia, etc.) ya he explicado como se pueden realizar sin exponerse a perder más dinero del invertido. [En efecto, el BOVESPA no cotiza más alto, se ha dejado casi un 10%. Además el Real se ha devaluado frente al Euro más de un 6%. Un corto al Bovespa en moneda europea se habría agenciado dos cifras de rentabilidad en cuatro meses.]
  • El Ibex, también llamado "ETF de emergentes" por Txuska, sufrirá la degradación del bono de Brasil a bono basura por Standard & Poors. Un spread CAC-IBEX puede ser ganador a meses vista. No me atrevo a sustituir CAC por DAX debido a la exposición alemana a muchas potenciales tormentas. [Ya hemos visto que nuestro querido IBEX ha perdido un 9,75% y buena parte de la culpa la puede tener Brasil. El CAC no se ha dejado más del 5%, por lo que el spread CAC-IBEX gana 5 puntos. El DAX aguanta incluso algo mejor que el CAC con un -2,4%.]
  • Y ya no estoy largo en Apple tras ver como sus modelos se han samsunguizado. A buen entendedor pocas palabras bastan... me parecería raro que no tocara los 80$. [Apple no ha tocado todavía los 80, pero va camino. Se ha dejado un 12,5%]
  • Tesco me da más mala espina que Drácula en un banco de sangre. No sé por que iba a afectarle toda la movida más que a otros, pero su gráfico me da miedo. [Y aún da miedo a pesar del repunte del viernes pasado. Tesco ha perdido un 27% en estos cuatro meses]
  • La burbuja biotech es muy preocupante. El índice IBB ya ha caído un 13% desde máximos y alberga parte del dinero más miedoso del mercado. [Y ese dinero medioso está volando. Un 16% se fue a finales de septiembre para volver poco a poco intenta recuperar niveles. Pero desde septiembre el ETF IBB ha perdido más de un 10% adicional]
  • Las empresas Ali Baba, Twitter, Netflix siempre me han parecido hipervaloradas o con un negocio que no puede ser rentable bajo las actuales premisas. Escribí en su día respecto a BABA proponiendo una estrategia que no tuvo éxito porque no acerté con el timing, pero todo lo demás sigue siendo perfectamente válido. Jack Ma es un genio, ha sido capaz de estafar (ojo, sentido figurativo) a los yanquis y a Yahoo dos veces y en las mismas condiciones. Sólo por saber predecir perfectamente los techos de mercado deberíamos venerarlo. Pero mejor, tirémosle cortos a su mirror business. [Ali Baba ha ganado un 13% en estos cuatro meses, aunque se desinfla con violencia con la movida china. Lo de Twitter es impresionante, se ha dejado un 25% y es el puntal de dos de mis spreads más rentables. Netflix por su parte ha subido un 15% como un campeón, aunque está hipervalorada, es buena empresa (lo digo como cliente entusiasta]
  • Petrobras. Brasil, petróleo, corrupción. Lo tiene todo. Menos posibilidades reales de salir del hoyo. [El ADR de Petrobras ha perdido un 25% en la bolsa de Nueva York]

Disclaimer

Este post, como todos los que aparecen en el blog Ecos Solares cuando se analizan oportunidades de inversión y/o especulación, es una reflexión que comparto libremente en Rankia por motivos puramente educativos, de incremento desmesurado del ya de por sí desmesurado y soberbio ego personal y de fortalecimiento de amistad y relaciones personales con otros inversores particulares de la Comunidad de Rankia, y nunca se podrá considerar como una recomendación de inversión. El usuario que está detrás del nick "Solrac" no está habilitado para crear recomendaciones de mercado, gestionar carteras ajenas y ni lo hace ni pretende hacerlo al margen de la Ley. Este usuario, en todo caso, sólo ejerce actividades de inversión acogidas en el artículo 62.3 de la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores como excepciones a la aplicación de dicha Ley. La decisión de invertir es personalísima y autónoma y debe realizarse en un marco responsable por adultos formados.

¿Te ha gustado el artículo?

Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

Comentarios
26
Página
2 / 2
  1. #21

    siperono

    Gran post.
    Al SP le espero en el 23,6 de toda la subida desde el 2009 y ahí ver que pasa . El Dow y el Nasdaq ya llegaron a esa zona en verano

    • No creo que pase de ahi

    1 recomendaciones
  2. #22

    Solrac

    en respuesta a theveritas
    Ver mensaje de theveritas

    Eres único resumiendo teoría del ciclo económico.

  3. #23

    Solrac

    A raíz del comentario del forero Mohican donde se pone en duda que las cifras de importación de productos por parte de China van a menos (https://www.rankia.com/foros/bolsa/temas/2629169-pulso-mercado-2015?page=7946#respuesta_3088823), aporto estos datos para arrojar luz sobre el asunto y despejar las posibles dudas:

    China importa muchos tipos de productos, no sólo materias primas. De hecho, las materias primas representan sólo una parte pequeña de sus importaciones. Las dos quintas partes de lo que importa son productos terminados "electromecánica", mientras que el petróleo sólo supone un 12%.

    "China’s main imports are electromechanical products (43 percent of total imports). The country is also one of the biggest consumers of commodities in the world. Among commodities the biggest demand is for crude oil (12 percent of total imports), iron ore (5 percent), copper, aluminum and soybeans."

    El montante económico global de productos importados por parte de China está en franco retroceso al menos desde hace un año. Pueden verlo aquí: http://www.tradingeconomics.com/china/imports

    "Imports to China dropped 8.7 percent year-on-year to USD143.14 billion in November 2015, following a 18.8 percent decline in October. It is the 13th straight month of decline, as a result of declining commodity prices and weak demand."

    Adjunto una gráfica que refleja la evolución de los últimos cinco años. Máximos y mínimos decrecientes por el momento.

    • Evolución importaciones China 5Y

  4. #24

    Juanplf

    "La pauta nos la va a dar la temporada de resultados del primer trimestre". Ya los que van saliendo estos dias apuntan maneras.

    Un saludo.

    1 recomendaciones
  5. #25

    Solrac

    en respuesta a Juanplf
    Ver mensaje de Juanplf

    Mínimos del black monday.

    El lunes debería abrir verde para atrapar mas sardinillas.

  6. #26

    Solrac

    en respuesta a Juanplf
    Ver mensaje de Juanplf

    Si. Lo escribí mal. Quise decir los resultados que publiquen a lo largo del primer trimestre. Los del 4T2015… vaya

    1 recomendaciones
Autor del blog
  • Solrac

    Apuntes de energía y economía con el afán de ayudar a democratizar el mundo de la energía. Especulación con derivados del VIX, opciones. Transición energética en marcha... @Solrac_Solar

Envía tu consulta

https://img1.etsystatic.com/024/1/5430244/il_570xN.494352383_escl.jpg
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar