Rankia España
blog Ecos solares. Apuntes de energía y economía.

El Acuerdo de París por el Cambio Climático y sus consecuencias en los mercados (I)

El objetivo de este artículo que pretendo entregar por partes es aportar una panorámica personal sobre los efectos a medio y largo plazo en los sectores financiero y de inversión de la reciente firma del histórico Acuerdo de París sobre cambio climático. Como la tarea es ingente y necesita de cierta fase de introducción, he decidido dividirlo en varios capítulos. Voy a pasar de largo sobre los detalles del Acuerdo, pues es algo que se puede encontrar fácilmente en internet. El texto en español está disponible aquí.

Tampoco haré valoraciones sobre si con lo firmado llegaremos a 2050 a tiempo o no para evitar el desastre de los 2ºC que sostiene que ocurrirá una abrumadora mayoría de la comunidad científica, respaldada por los hechos y el sentido común. Yo creo que sí llegaremos, pero dado que mi visión es personal y soberana, no quiero que se someta a validación 35 años antes de tiempo. Así mismo, me gustaría evitar en los comentarios todo tipo de generación de polémica (ya a todas luces inexistente desde París) sobre si el cambio climático existe o si es de origen antropogénico. Hay todo un mundo de oportunidades de inversión ahí fuera, ese fue el motivo por el que inauguré este blog:

Considero que ese momento ha llegado. Existen muchas y muy buenas oportunidades de inversión que se empiezan a materializar ahora mismo sin tener que seguir castigando a este mundo. La tecnología avanza a pasos agigantados gracias a la capacidad de previsión humana de anticiparse a los problemas y haber invertido con antelación en fuentes energéticas menos agresivas. Hoy disponemos de opciones bastante menos dolorosas para mantener la economía funcionando. Quizás ha llegado el momento de consumir y no depredar, de pescar sin ensuciar el río y de invertir sin cargarse un ecosistema entero, y todo ello contribuyendo a la economía incluso a corto plazo. Trataré de trasladar esas oportunidades, si las encuentro a buen precio, a la Comunidad.

Primer post del blog Ecos Solares, Bienvenidos. 24 de enero de 2012.

 

Por tanto, no voy perder el tiempo con negacionistas que contribuyen a alimentar pseudociencia. 

Mi intención es interpretar que implica este acuerdo mundial, como culmen de muchos años de esfuerzo global coordinado, en el sector financiero, que decisiones transcendentales activará y que evolución seguirá, con bastante probabilidad, tanto el sistema energético mundial como la elección de inversiones en el sector energético en su sentido más general. Me gustaría prever como van a evolucionar los flujos de capitales durante los siguientes años y hacia donde, en apoyo de las medidas que estoy seguro van a desarrollar los distintos Estados, tengan o no tengan obligación vinculante de hacerlo, así como apuntar algunas pistas sobre donde podrían estar las mejores oportunidades de inversión a medio y largo plazo.

Casi nada...

 

Tuvo que ser París

He estado conteniendo las ganas de escribir desde que comenzó la Cumbre del Clima de París porque no quería anticiparme a una previsible buena noticia. Tenía vibraciones positivas sobre el resultado de la misma por muchas razones, como por ejemplo que 186 de los 195 países firmantes acudían a la misma con los deberes hechos, 186 países con objetivos propios sobre sus emisiones que ya acudían predispuestos a firmar un acuerdo.

También ayudaba el gesto, muy significativo, de que los mandatarios nacionales acudieran el primer día de la Cumbre y no el último, para dar un impulso decisivo a las conversaciones, bastante complicadas, por cierto. Gestos de cara a la galería, pero no exentos de un fuerte simbolismo.

Otra señal que invitaba al optimismo era que los grandes generadores de emisiones de gases de efecto invernadero del mundo, que son China, Estados Unidos, la UE e India, creen, quieren y hasta pueden. El gesto de India de impulsar una alianza solar para reducir los precios (aún más) de la tecnología fotovoltaica, alianza a la que se han alistado 120 países (con la sonada excepción de España, el país más soleado de la región económica más comprometida desde el principio por la reducción de emisiones, la UE), es otra señal de que la cosa van en serio. Si bien hará falta mucha tecnología y cambios de uso en el actual modelo energético para hacer descansar gran parte del sistema energético en una tecnología que sólo produce electricidad, es muy positivo que se mire a la fuente energética renovable con más potencial (con muchísima diferencia sobre su "rival", la eólica) como engranaje fundamental en el motor de la transición energética. También llama la atención que la propuesta parta de India, el segundo país más poblado del mundo, primera democracia por número de habitantes, uno de los más soleados, de entre los que emiten más y "heredero previsible" de la industria china.

Quizás para el lego India es un país de segunda división en renovables, pero no debemos ignorar que es la primera potencia en cocinas solares del mundo¿Cuántos árboles se han evitado cortar en India gracias a las humildes y muy eficaces cocinas solares?

 

 

¿Sigues llamando "molinillos" a los aerogeneradores que aportan la quinta parte de la electricidad de España? Cuesta mucho enterrar mantras energéticos, pero hay que hacerlo rápido y adaptarse, lo recomiendo.

 

Si bien hubiera sido deseable que no sólo fuera vinculante el Acuerdo en sí, sino también los objetivos de emisiones de cada país, creo que hemos de ser realistas. Introducir obligaciones vinculantes desde el punto de vista jurídico sobre estos parámetros industriales sería ponerle en bandeja al Partido Republicano la posibilidad de vetar en el Congreso todo lo que huela a cambio climático. Como españoles estamos muy acostumbrados desde 1986, con nuestra entrada en la CEE, a que unos señores de un Parlamento en otro país tomen decisiones por nosotros. Calculo que el 70% de la nueva legislación española durante los últimos treinta años proviene de Bruselas, no digamos ya si se trata de regulaciones medioambientales, casi todas provienen del Europarlamento y las genera la Comisión Europea gracias a un cuerpo de científicos propio.

 

Lo dice una Directiva Europa, habrá que cumplirlo.

Y asentimos sin más los españoles.

Pero póngamonos en la piel de un dirigente chino o estadounidense y díganme si no se corre el riesgo de que el Congreso de Washington o el Comité del PCCh de Pekín no vea la imposición de límites estrictos como una injerencia internacional en la política doméstica de un gran país... China votó en contra del Acuerdo del Clima en 2009 en Copenhague por razones similares.

Y sin embargo, esta vez todos están de acuerdo. Sí, hay que hacer un esfuerzo. Sí, nuestras empresas están por la labor. Y sí, queremos, pondremos medios, incentivos, lucharemos, más aún de los que hemos puesto hasta ahora, pero por favor... que parezca una iniciativa local, no una imposición foránea.

Eso ha sido en suma el Acuerdo de París.

 

Los grandes países se ponen de acuerdo

Sólo hay que mirar a los grandes países para ser optimista al respecto. ¿Pero, qué se entiende por "gran país" o gran región? ¿Los que contaminan o emiten mucho, los más poblados, los que tienen más industria?

El Protocolo de Kyoto se puede describir como un esfuerzo en un principio "paneuropeo" de reducción de emisiones a escala global. Entiéndase "paneuropeo" como los países de Europa, algunos de corte europeo y poco más hasta sumar 55 países en 1997, entre ellos no pocos países "no alineados". Estados Unidos, la mayor potencia contaminante de entonces, se quiso quedar fuera, así como Australia, Rusia, etc. Desde entonces, es Europa quien tira del carro del esfuerzo (y de las ventajas) de depender menos de los combustibles fósiles. De hecho, la UE es la única región del mundo en la que se emite menos ahora que en 1990

Paulatinamente se han incorporado al esfuerzo global Australia, Estados Unidos y recientemente, Rusia, India y... ¡por fin China! Sí, China es imprescindible y por fin pertenece al club. China no es sólo el mayor emisor en la actualidad de gases de efecto invernadero, sino una pieza clave en la lucha contra el cambio climático porque su sistema energético está demasiado basado en el carbón. Y el carbón, al quemarse, emite unas dos veces más que el petróleo y unas cuatro veces más que el gas. 

 

Para entender el impacto de que estas cinco macrorregiones del mundo por fin estén de acuerdo, nada mejor que verlo en forma de mapa, vía kiteflyfly.

En el siguiente mapa se aprecia de forma relativa que países han emitido más en los últimos años, según la superficie asignada a cada uno. [Año de cómputo: 2013]

 

Se ve claramente que China se lleva la palma en cuanto a emisiones de gases de efecto invernadero (es el país que ocupa mayor extensión en el mapa), no sólo por un desarrollo hipertrofiado descarado, sino por su dependencia extrema del carbón. Le siguen Estados Unidos, que ya no es el primer contaminante del mundo sino "sólo" el segundo, Europa e India. Más lejos quedan Oriente Medio, Japón y Rusia. El color indica el ritmo de aumento de las emisiones durante los últimos años, cuanto más cálido el color (más rojo) mayor incremento de emisiones se ha registrado en el país, y cuanto más frío (más verde) mayor ha sido el decremento de emisiones. Sorprende saber, por ejemplo, que Alemania ha reducido sus emisiones durante los últimos años como una campeona a pesar de haber cerrado una buena parte de sus centrales nucleares, mientras que Noruega, la muy verde y civilizada Noruega que es el principal importador de automóviles Tesla del mundo, va de por libre siendo una de las pocas regiones rojas de Europa. 

Se ve a simple vista que, si en el Acuerdo no entraran China, India, EE.UU. y Europa, no habría nada que hacer. Pues bien, el Acuerdo de París es histórico porque estas cuatro grandes zonas ya están por la labor. Eso sí, una vieja reivindicación de los emergentes, que son los que más crecen en emisiones durante los últimos años, es que se les dé un poco de manga ancha los primeros años, que realicen mayor esfuerzo los países que han contaminado más históricamente para que a los que aún se encuentran en pleno proceso de industrialización les dé tiempo de llegar. ¿Y qué paises son esos que han emitido desde la revolución indsutrial como auténticas chimeneas Manchesterianas? Pues está claro, los primeros países industrializados. En el siguiente mapa se ven más grandes aquellos países que han emitido más desde el comienzo de la Revolución Industrial.

 

 

Europa se siente culpable, y con razón, desde el principio, con Alemania a la cabeza. Pero Estados Unidos es el responsable del 30% del dióxido de carbono presente en exceso en la atmósfera.

Si queremos hablar de responsabilidad individual, nada mejor que elegir el mismo mapa, pero que represente las emisiones per cápita en graduación de color.

 

 

Por supuesto Estados Unidos se lleva la palma del "derroche por ciudadano", pero sólo junto con algunos países árabes. Europa y Rusia no le van a a la zaga.

 

Serán esos grandes países los que tiren del carro...

La lectura que yo hago del grado de implicación de los distintos países en función de sus emisiones pasadas, presentes y futuras que vemos en estos mapas es la siguiente: Ya están todos en el barco y tienen ganas, muchas ganas de remar para llegar a tiempo. Algunos van en mejor forma que otros, pero están todos por la labor por primera vez en la historia y se alegran de que el remero europeo empezara esta empresa hace tiempo. Ahora cada cual está entrenando en casa para ponerse fuerte. Ignoro si llegarán a la meta en 2050, pero sé, intuyo, que quieren y PUEDEN llegar. También intuyo y sé que se van a basar en sus empresas para conseguirlo porque, honestamente, no veo otra forma de conseguirlo.

Mi opinión personal es que Europa claramente  impulsa el proceso desde hace tiempo, pero son los Estados Unidos los que están actualmente destinando más recursos que nadie a una transición energética de gran calado y es China la tierra de las grandes oportunidades, por lo que en no muchos años adelantarán a todos los países, incluído los mejores cumplidores de Europa como Alemania, en impulso climático. Sólo que debe hacerlo con tiento, sin cabrear a sus Congresos y sin dar la impresión de que países extranjeros están cometiendo injerencias en la política interna de estos gigantes.

Hace poco nos desayunamos con la noticia de que el Congreso norteamericano, en un histórico acuerdo bipartito entre demócratas y republicanos, ojo, propone extender los créditos fiscales al carbono con un 30% de bonificación a la inversión más allá de 2016, al menos hasta 2020. Muchas empresas solares, entre ellas mi favorita, Solar City, lo celebró con sesiones del +30% en bolsa. Eso no lo parará ni Donald Trump, el cual cree que los aerogeneradores no son sino "molestos molinillos que entorpecen la visión de sus resorts golfistas". Y no serán los demócratas quienes les harán cambiar de opinión respecto a la necesidad de abrir su mente, sino las tres principales empresas del motor de su país, Ford, Chrysler y General Motors, entre otras, las cuales han firmado una iniciativa conjunta con importantes empresas del sector con el objetivo final de descarbonizar el transporte (con la sonada ausencia de Volkswagen, por cierto).

Los compromisos individuales de los países que forman el acuerdo de París necesitan la colaboración de sus empresas. A su vez las principales empresas del mundo occidental están ya alineados en parrilla de salida suscribiendo acuerdos voluntarios para descarbonizar sus procesos.

Si quieres llegar a imaginar la magnitud del desafío que supone "descarbonizar el transporte", sólo tienes que echar un vistazo a este diagrama.

 

En este diagrama Sankey que resume los flujos de energía en Estados Unidos, se ve muy claramente como el 71% del petróleo se destina a hacer mover las ruedas de camiones y coches y las turbinas de los barcos y aviones. En otros países desarrollados el porcentaje es incluso mayor. En España, por ejemplo, el porcentaje de transporte movido por derivados petrolíferos llega al 92%.

Pero que el petróleo está tan presente en nuestras vidas no significa que no pueda sustituirse de forma gradual.

De hecho, ya se está haciendo. En la matriz energética de muchos países el petróleo empieza a perder importancia desde 2007 como fuente energética, así como el carbón.

 

China tardará más en estabilizar sus emisiones, pero no olvidemos que en ella reside gran parte del problema futuro y que sus ciudadanos pueden salir por peteneras debido a los grandísimos niveles de contaminación registrados, peores cada invierno, que amenazan con crear una bolsa de descontento ciudadano de proporciones bíblicas.

 

... en el entorno económico más desfavorable

Y todo este esfuerzo, toda la batería de medidas acordadas, todos los compromisos corporativos, se han ido a firmar, precisamente, en un momento en que el mercado estaba francamente muy desfavorable. El Acuerdo de París se ha suscrito cuando más baratos están los precios de los combustibles fósiles en téminos históricos. Tenemos que remontarnos muchos años para encontrar un barril de petróleo tan barato, un gas a precio de saldo o una depresión tan formidable en las empresas carboníferas (que incluso ha dado al traste con el cierre del sector del carbón en Reino Unido, país donde comenzó la Revolución Industrial).

 

Precio spot del barril WTI durante los últimos dos años.

 

Precio spot del barril gas USA durante los últimos dos años.

 

Evolución del índice Dow Jones US Coal Index durante los últimos dos años.

 

Ni en mis más húmedos sueños podría haber llegado jamás a acariciar la idea de que los mayores emisores dle planeta se pusieran de acuerdo en reducir emisiones, es decir, en reducir el uso de los combustibles fósiles que precisamente al quemarse generan el 80% de las mismas, justo en plena depresión global de precios.

Inaudito, pero cierto. Está claro que la escala de prioridades ha cambiado. El precio a corto plazo ya no es lo que más importa, sino el coste total a largo plazo de las acciones a tomar.

 

Conclusión

El Acuerdo del Clima de París es un triunfo histórico, tanto por su contenido como por los participantes que lo han firmado. Por primera vez, los grandes emisores del planeta están de acuerdo en reconocer que hay un problema global, causado por la humanidad, y que se debe resolver antes de que las consecuencias en sus propias economías sean catastróficas. El sector privado va a tirar del carro con aún más fuerza, precisamente en el momento más desfavorable de los últimos años, cuando más barata está la energía.

 

En próximas entregas intentaré vislumbrar hacia donde viajará el capital a medio y largo plazo mientras desmontamos algún que otro divertido mantra energético. Incluso es posible que me atreva con un diseño de un "fondo climático" a mi gusto.

Disclaimer

Este post, como todos los que aparecen en el blog Ecos Solares cuando se analizan oportunidades de inversión y/o especulación, es una reflexión que comparto libremente en Rankia por motivos puramente educativos, de incremento desmesurado del ya de por sí desmesurado y soberbio ego personal y de fortalecimiento de amistad y relaciones personales con otros inversores particulares de la Comunidad de Rankia, y nunca se podrá considerar como una recomendación de inversión. El usuario que está detrás del nick "Solrac" no está habilitado para crear recomendaciones de mercado, gestionar carteras ajenas y ni lo hace ni pretende hacerlo al margen de la Ley. Este usuario, en todo caso, sólo ejerce actividades de inversión acogidas en el artículo 62.3 de la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores como excepciones a la aplicación de dicha Ley. La decisión de invertir es personalísima y autónoma y debe realizarse en un marco responsable por adultos formados.

¿Te ha gustado el artículo?

Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

  1. #1

    Marco Porcio Catón

    Yo sólo veo un pasito. Todo el mundo se ha puesto de acuerdo en que hay que hacer algo, pero a ver si es el vecino el que empieza y yo ya iré por detrás.

    Buenas palabras y poco más. El resto:

  2. #2

    Gurúmarabú

    Excelente articulo,¡Le felicito!.

    Nada más que añadir a su brillante y detallada exposicón,
    sinó mostrar mi total acuerdo con lo expuesto por Vd,y lamentar
    la desidia y tardanza por parte de los gobernantes,y no solo de los
    mayores emisores de gases y contaminantes,sinó del resto de
    paises industrializados.Sin duda por causa de la traida y llevada crisis.

    Pero él caso és que la naturaleza no detiene sus plazos y pronto
    comenzará a '''reclamar su parte''..

    1 recomendaciones
  3. #3

    pizza

    Gracias por el post,este tema es de los mas interesantes que se pueden encontrar,la espera se hara larga para leer los siguientes post sobre este tema.Yo creo que a medida que las renovables vayan siendo mas eficientes y sigan bajando de precio,se iran asentando en la sociedad,no creo que se pueda parar lo que se avecina por mucha fuerza que tengan los lobbys de energías contaminantes.Lo difícil será acertar con los que lo vayan a hacer bien.Creo que dentro de unos años se verán cosas increíbles en el sector energético renovable,IA,biotecnologia,robotica,nanotecnologia...
    En otro sector,el espacio,SpaceX ha conseguido esta noche por primera vez en la historia espacial lanzar un cohete a la orbita y aterrizarlo,de ahora en adelante se hara mas barato enviar cohetes al espacio
    https://www.youtube.com/watch?v=O5bTbVbe4e4
    un saludo

    1 recomendaciones
  4. #4

    1755

    Me decía un colega de trabajo hace tiempo que "benditos problemas".

    Creo que lo de París significa que se le da "la bendición" al sector tecnológico-industrial para que se ponga manos a la obra, pues la necesidad a satisfacer ya está creada.

    Citroën por fin se ha decidido a probar "en real" el coche autónomo haciendo un" piloto" entre Vigo y Villaverde; la prueba fue bien, como no podría ser de otra forma, pues era la marca que más dinero había invertido en eso en los últimos tiempos (http://www.farodevigo.es/economia/2015/11/23/coche-autonomo-historia-vigo/1355943.html)

    Y de ahí a pensar que puede ser interesante ponerle a ese coche motor eléctrico, placas solares, batería eléctrica o pila metal-aire, y que, por ejemplo, el arcén de autopistas y/o autovías sea de paneles solares que alimenta a ese vehículo por inducción mientras se desplaza sobre su carril es trivial.

    Y de ahí pensar que puede ser interesante guiar flotas de vehículos autónomos por autopistas-autovías mediante Galileo y sistemas de balizas también es trivial.

    Pero no hace falta irse tan lejos. Un cambio cotidiano son las bombillas led, que dan la misma luz una bombilla de incandescencia, pero gastando 9 veces menos luz.
    Se calcula que el 18% del gasto eléctrico del hogar se va a iluminación; poniendo bombillas led, éste pasará a ser del 2%.

    Salud.

    1 recomendaciones
  5. #5

    1755

    en respuesta a 1755
    Ver mensaje de 1755

    Sin embargo seguirán siendo necesarios sistemas de back-up (no siempre habrá sol o viento) . Y en ese sentido creo que las gasistas lo van a a seguir haciendo bien, por dos motivos: las centrales eléctricas son baratas de construir y mantener; el coste del KW no es excesivo y emiten menos CO2 que las centrales de carbón, fuel, etc.

    1 recomendaciones
  6. #6

    pizza

    En Nevada les están poniendo las cosa difíciles a SCTY y a las demás compañías solares,veremos como acaba todo esto

    1 recomendaciones
  7. #7

    pizza

    Interesante articulo sobre SCTY en SeekingAlpha
    http://seekingalpha.com/article/3777266-solarcity-cries-of-disaster-are-overblown
    Es curioso,en 2013 el gobernador de Nevada,Sandoval,ayudo a que SolarCity se instalara en Nevada y puso facilidades para que la gente instalara placas solares,tambien hace poco puso facilidades para que Tesla abriera su gigafactory en Nevada y ahora con carácter retroactivo pone exorbitantes cuotas.Me pregunto(modo ironico),tendra algo que ver que NVEnergy fue uno de los que le ayudo economicamente a Sandoval en la campaña electoral?
    No creo que pueda ser legal que se pueda imponer con carácter retroactivo,veremos como acaba este culebrón,yo creo que están intentando retrasar lo inevitable,que piensas de todo esto?
    un saludo

    1 recomendaciones
  8. #8

    Solrac

    en respuesta a pizza
    Ver mensaje de pizza

    Las utilities son muy poderosas. Pero vistos los precedentes, y sabiendo como son los Estados Unidos, apuesto a que esto acabará de una forma similar a Alemania, y no a España.

    No obstante, Nevada no es un mercado tan interesante como otros estados con mucha menor radiación pero mayores precios de la electricidad.

    Saludos

  9. #9

    pizza

    en respuesta a Solrac
    Ver mensaje de Solrac

    Gracias por responder.Yo también creo que terminara de una forma distinta a como ha sucedido en España,aunque me puedo equivocar,veremos...un saludo

    1 recomendaciones
  10. #10

    Siames

    en respuesta a Solrac
    Ver mensaje de Solrac

    Y Trump...no se va a pasar el acuerdo por el forro?

Autor del blog
  • Solrac

    Apuntes de energía y economía con el afán de ayudar a democratizar el mundo de la energía. Especulación con derivados del VIX, opciones. Transición energética en marcha... @Solrac_Solar

Envía tu consulta

https://img1.etsystatic.com/024/1/5430244/il_570xN.494352383_escl.jpg
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar