Ajuste de Cuentas: la familia Simón Valbuena

7

Abordamos en este post el análisis del segundo programa de esta temporada de Ajuste de Cuentas, el dedicado a los Simón Valbuena, programa que ya anticipo es de los más heavy, desde el punto de vista de berridos y tacos, que ha dado el equipo de Vicens y cía. Lo podéis ver en este link.


Estamos ante una familia amplia. Por un lado tenemos a los padres, de 52 años, Antonio y Joaquina. Antonio está jubilado y se levanta 1800 euros de la pensión. Conviven con sus tres hijos, el mayor, Antonio, de 32 años y en desempleo desde hace dos años (180 euros de extras), Jonathan de 29 que también esta en desempleo y convive con su mujer, Chari, de 25 y dos criaturas (en total: esta unidad familiar drena 390 euros), y por último Carlos, de 20 años que supone 139 euros de gastos adicionales). En total 8 personas que viven a cuenta de la pensión del padre, y en los que existe una opinión unánime en afear al hermano mayor por su inactividad.

Los gastos son de 2210 euros. 600 en ocio y ropa, 590 en alimentos y medicinas, 480 en el hipotecario, 370 en tabaco y gastos diarios, 110 de transporte y 60 de un ptmo. personal de Jonathan. El desfase con respecto a los 1800 euros de pensión es evidente, y el mal rollo que se nota en la casa también.

Ya tenemos el planteamiento. Ahora os destaco lo que más me ha llamado la atención de esta emisión.

1. La facilidad con la que se busca un chivo expiatorio. un cabeza de turco, la simpleza con la que se mortifica al hermano mayor. Si, será un vago, no la clava, lo que sea, pero es muy cachondo que esas criticas provengan de personas que tampoco trabajan, que no aportan un euro a la economía familiar. Incluso la nuera, que pretende ir de estupenda, se niega a hacer autocrítica. Me parece bien que el programa les haga ver lo injusto de sus críticas.

AdC insinúa que la familia es una jaula de grillos debido a las tensiones económicas. O eso me parece a mi, siendo lo cierto que yo creo que es más bien al revés. Tienen problemas económicos serios porque son una jaula de grillos. Patriarca sin autoridad, su mujer con una educación más que cuestionable y que combina brotes de furia y mimoseo al hijo mayor (yo te pago los vicios nene).

2. Me encanta el rollo de cámaras ocultas. Si fuese cierto, claro. ¿Pero cómo van a ser ocultas sin se sabe que están ahí? Se atreven a afirmar que las cámaras reflejan lo que pasa. Claro, claro, y lo que estamos viviendo es una leve desaceleración.

3. Lo de Antonio Jr. es un expediente X. El elemento destila buen rollo, pero no se mueve. Y encima tiene el morro de recriminar que sus padres que alternen todas las noches. Joder, que no digo yo que con el marrón que tienen en casa sea lo más deseable, pero teniendo en cuenta que está viviendo a la sopa boba manda narices.

4. El planteamiento del programa me ofrece dudas. La solución consiste en que se vayan todos los hijos de casa, y así reducir los gastos a 1500 euros. Para ello Antonio y Carlos deben buscar trabajo de 850 al mes y alquilar habitaciones. El matrimonio de Jonathan y Chari deben obtener ingresos de 1250 euros, con una nómina de 850 euros y de 400 otro (entiendo que se trata de famosa paga de ZP para desempleados), y con ello buscarse un alquiler de 650 euros.

Lo que me llama la atención es que si todo esto lo hacen bien el premio es irse a la calle, vamos, de alquiler. Es decir, que entran las cámaras de Cuatro y de repente se conciencian de que tienen que buscarse la vida. Increíble.

Llegado este punto, y antes de ponerse en plan John Wayne, recomiendo que la gente se acuerde del llamado derecho de alimentos de los lamentables artículos 142 y ss. del Código Civil. Digo lamentables ya que me parecen impropios de una sociedad moderna, pudiendo conducir a situaciones absolutamente injustas cuando hablamos de mayores de edad. O sea que ojito con las soluciones a lo Jesús Gil, por mucho que te las vendan los de Cuatro.

5. El momento en que cada uno presenta su CV es muy, muy grande. No se con que quedarme. Están las excusas de Antonio (lo tengo en ¡¡¡diskette!!, se me ha roto el ordenador), pero también la cutrez de los de los otros (sin teléfono, con fecha de ¡¡¡¡2005!!!, me gusta salir con mis amigos, etc...). Auténtico minuto de oro de audiencias, que prolongan el tiempo con Chari rellenando impresos o fiando el futuro laboral a los horóscopos

6. Buena muestra de los activos que están, de las ganas que le ponen, es lo de estar sobando de mala manera a las 8 de la mañana. Y ojo,que como se desprende de los comentarios de la madre, el vago oficial de la casa no es el único en levantarse más allá de las 13 horas. Los pelos como escarpias.

7. Lo de soltar a los tres campeones por el polígono buscando a diestra y siniestra será muy efectista, pero creo que poco efectivo. Y para muestra cuando Antonio se ofrece a una empresa de transportes sin tener carné. Creí estar viendo la película de León de Aranoa con aquel chaval repartiendo las pizzas a pie. ¿tan complicado resulta explicar que una vez vista nuestra formación, experiencia y aptitudes hay que centrarse en aquello en lo que tenemos en alguna posibilidad? Quizás es que se trataba de una suerte de taichi laboral, de movilizar las extremidades entumecidas por las horas de sueño.

9. Creo que la experta en entrevistas, Natalia Rubín, pocas veces habrá tenido que aguantarse más la risa que en este programa. Tener que oír que el acostarse tarde es la justificación para levantarse ídem, que le tenían superexplotado y tuvo bronca, casi llegando a las manos, o que había problemas con los compañeros, viene a ser una suerte de catálogo de los horrores. Seguro que Natalia pensaba que estaba en una dimensión desconocida. Pero es que, entre nosotros, no estamos hablando de preparar una entrevista, no, estamos hablando de un mínimo de sentido común del que ellos carecen.

10. Me sorprende esa facilidad que han tenido para encontrar trabajo en la hostelería. Muy mucho. Y también la de Jonathan con el trabajo en una empresa del sector automoción. Creo que hace mucho tiempo que bastantes de nosotros creemos que son finales preparados, y que los curros se los consiguen de aquella manera. Muy poca transparencia. Por cierto, que Chari de trabajar, nada de nada, mejor cobrar del subsidio del paro.

11. Como en todo Ajuste de Cuentas que se precie tenemos el momento del chorrijuego. La verdad, es que tener que montar todo ese numerito para que les entre en la cabeza que tienen que buscarse la vida llama la atención. Claro que voy a aprovechar esto para una segunda lectura.

Curiosamente el mensaje que se transmite de tíos, cada uno debe buscarse las habichuelas, no s el que defiende la cadena Cuatro. Muy bonitos esos lazos que nos atan a los demás y nos impiden avanzar y conseguir nuestros objetivos. Pero entonces, si la suegra de Chari no debe sostenerla financieramente cuál es el motivo para que lo haga yo. Seguro que un servidor también consigue mejor sus objetivos propios si no tiene que cargar con las Charis de España, o pagando 1800 euros a un señor de poco más de 50 años (por cierto, que como fallezca, como bien señalan en burbuja.info, la viuda las va a ver venir con lo que le quede de pensión). Pero claro, ese no es un mensaje progresista, l mensaje progresista de Cuatro es que la Chari cobre sus 400 euracos,y que salga de casa de sus suegra, para que esta pueda disfrutar los 1800 euros que salen del bolsillo de los españoles. ¿A qué es curioso?

12. Como ya he adelantado el final no se lo cree nadie. En el hilo de burbuja.info al respecto se ven claras las inconsistencias temporales, por no hablar de las de fondo. ¿Pero quién va a alquilar un piso al matrimonio Jonathan/Chari?, ¿con qué garantías?, ¿con qué dinero?, ¿les alquilaría tu un piso? En fin, lo importante parece ser poner un bonito final y demostrar que quien la sigue la consigue, y si para ello hay que asesinar a la lógica y a la verdad se acaba con ellas en menos que canta un gallo.

Alguno pensará que mi análisis ha sido un blandiblú, que ha estado exento de miga. Pero chicos, me sentó como el torero al que le sueltan un cabestro. De donde no hay no se puede sacar. Esta claro que cuando los gritos y los insultos toman la pantalla no dejan hueco para la razón y el sentido común. Recapitulando, de lo poco salvable de esta emisión me quedaría con los temas no desarrollados del derecho de alimentos y de su relación con el Estado Social tal y como lo configuran algunos.

  1. #7
    06/03/10 14:11

    Buscándole coherencia a Cuatro y a los defensores del estado de bienestar, qué candidez ;)

    A mí lo que me ofende cada vez más de este programa es ese mensaje que inoculan de que las grandes cagadas de la vida se pueden solucionar en una semana. Osea, que algunos nos hemos pasado la vida estudiando, cometiendo errores y aprendiendo de ellos, trabajando y formándonos al mismo tiempo para poder ir mejorando poco a poco, adquiriendo habilidades y conocimientos en campos diversos (desde nuestro trabajo en particular hasta el ahorro, la inversión y cultura en general) y resulta que en realidad el truco es "ponerse a ello" y tachán, magia potagia. Se puede pasar de la noche a la mañana de no dar ni golpe y no saber hacer la "o" con un canuto a trabajar y emanciparse. Pues la verdad, yo debo ser bastante más tonto de lo que pensaba, o no tengo demasiada suerte.

  2. en respuesta a Jexs71
    -
    #6
    05/03/10 22:24

    Hola Jexs. Y lo pero es que la madre pensará que es una buena madre.

  3. en respuesta a W. Petersen
    -
    #5
    05/03/10 22:23

    Petersen, en el Diario de Patricia creo que hay efectivamente mucho de lo que señalas, pero te garantizo que hay caso reales de frikismo puro, de falta de principios, etc. Me consta. Y es que date cuenta de que lo conocemos de la gente que nos rodea es sólo la punta del iceberg.

  4. en respuesta a Freud66
    -
    #4
    05/03/10 22:21

    Antonio, gracias por el esfuerzo de registrarte. Y como soy un desagradecido algo que se que te va a doler. Este tipo de programas hacen más por la causa liberal y por la desafección hacía el Estado social que 10 editoriales de FJL.

  5. #3
    05/03/10 01:35

    No sé si estan preparado/guionizados o no pero...reflejan lo que ocurre en mas casas de lo que nos imaginamos.

    Yo veo situaciones de estas/peores no voy a decir que a diario pero sí con alarmante frecuencia y son tan lamentables que no sabes quien es peor: el hijo que está todo el día tirado en el sofá en un piso que tienen los padres, viendo la tele por que hace 2 años que no trabaja (ojo, hablo de 2004 no de ahora)...o la madre que iba TODOS los días con el tupper con la comida, a hacerle la cama y a plancharle la ropa. Pa matarlos a ambos a boinazos, vamos.

    Los casos de este programa, repito, parecen de traca pero cuando lo comento con compañeros de otras oficinas/entidades ponemos, al menos, un ejemplo por oficina de clientes que son peores que los que salen aquí, anécdotas como la del que se gastaba 600/mes en la máquina de chocolatinas de la empresa por no llevar un puto bocata al tajo, aparte.

    Saludos

  6. #2
    04/03/10 23:20

    Sigo pensando que estos programas, éste y por ejemplo, el diario de Patricia, y otros "bastantes" más, son actores, o que han acabado los estudios de arte dramático, es que no puede ser de otro modo, uno por la facilidad de arreglar los "pollos" que tú bien indicas, el otro porque no puede haber tanta incultura en España, seguro que algo hay, pero tanto y cada día, me resisto a creer que exista tanto burro por metro cuadrado de superficie, y bueno solo he anotado dos programas ...... En el pueblo donde vivo somos 8.000 almas, y si que hay algún especimen de este calado, pero serán uno, dos o hasta me atrevo con 2 docenas, no más ......., y el resto del estado no son ni más ni menos tonto lavas que en mi pueblo, apostaría a que menos, que aquí somos esto ... de pueblo.

  7. #1
    04/03/10 12:09

    MUy acertado. Me quedo con las ganas de entrar en esa casa y empezar a dar hostias. Y como contribuyente se me queda cara de gilipollas. Vamos que no creo que este programa sea bueno para mi salud.
    Un abrazo,

    www.twitter.com/antoniopamos
    www.arenglonseguido.net

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar