Acceder

Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

414 respuestas
Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones
3 suscriptores
Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones
Página
15 / 28
#211

Re: El BCE dice que el impuesto español a la banca puede lastrar el crédito y pide repercutirlo al cliente

Todo, siempre y desde siempre, se ha repercutido al cliente.

Cuando nos conviertan en animales inteligentes volveremos al trueque.
#212

Re: El BCE dice que el impuesto español a la banca puede lastrar el crédito y pide repercutirlo al cliente

Que bonita tanta diligencia… se echó de menos con las cláusulas suelo que solo gracias a la acción judicial popular se revirtió…
#213

Re: El BCE dice que el impuesto español a la banca puede lastrar el crédito y pide repercutirlo al cliente

es que al BCE los clientes les importan poco, sólo les preocupa la salud financiera de los bancos. Triste pero esa es su misión.
#214

Re: 'FT' advierte del potencial choque entre España y el BCE por el impuesto a los bancos

...no existe esa posible colisión misterpaz...el gobierno no tiene autoridad para imponer esas medidas a los bancos...esto el más tonto lo sabe...cosa diferente es que a los bancos no les interese esa guerra y cedan...un abrazo.

Quien tiene dinero tiene en su bolsillo a quienes no lo tienen

#215

Re: El BCE dice que el impuesto español a la banca puede lastrar el crédito y pide repercutirlo al cliente

Amen droblo.. a estas alturas explicar que los bancos centrales son el sindicato de banqueros....

Quien tiene dinero tiene en su bolsillo a quienes no lo tienen

#216

Lagarde ve mayor riesgo de recesión, pero asegura que no permitirá que "se arraigue" la alta inflación

 
El riesgo de que la economía de la eurozona entre en recesión se ha incrementado, a pesar de que los datos del tercer trimestre hayan superado las expectativas, aunque la contracción estimada de la actividad no parece suficiente como para devolver la inflación a niveles en línea con el mandato del Banco Central Europeo (BCE), que tendrá que subir más los tipos para impedir que la elevada inflación "se arraigue", según ha advertido la presidenta de la institución, Christine Lagarde.

"Aunque los datos recientes del crecimiento del PIB han sorprendido al alza, ha aumentado el riesgo de recesión", ha advertido la banquera central de la eurozona en un acto celebrado en Estonia, donde ha admitido que el deterioro de la actividad económica "podría verse acentuado por el endurecimiento simultáneo de la política monetaria a nivel mundial".

Sin embargo, la presidenta del BCE ha insistido en que no se debe esperar que la desaceleración del crecimiento afecte significativamente a la inflación, al menos a corto plazo, señalando que, el endurecimiento de la política monetaria en Estados Unidos, si bien tiende a reducir la inflación de la zona del euro a medio plazo, en el corto plazo impulsa la inflación por la pérdida de valor del euro frente al dólar y el alza que esto implica para los precios de las materias primas.

De este modo, Lagarde ha subrayado que los bancos centrales "tienen que confiar en su brújula interna" -la lealtad a su mandato- para garantizar la estabilidad de precios y tienen que estar preparados para adoptar las decisiones necesarias, por difíciles que sean, para reducir la inflación, porque las consecuencias de permitir que una inflación demasiado alta se consolide serían mucho peores para todos.

"No debemos permitir, y no permitiremos, que la inflación alta se arraigue", ha asegurado la francesa. "Tenemos el compromiso de que la inflación vuelva a situarse en nuestro objetivo a medio plazo, y la determinación de adoptar las medidas necesarias para hacerlo", ha añadido.

En este sentido, ha defendido que, a pesar de que la inflación se ve estimulada por diferentes perturbaciones de diversa naturaleza, será la política monetaria la que determinará si estas perturbaciones se traducen en una inflación duradera. "Y no permitiremos que esto ocurra", ha reiterado.

"Tendremos que subir los tipos de interés hasta niveles que permitan que la inflación vuelva a nuestro objetivo del 2% a medio plazo (...) aún nos queda camino por recorrer", ha subrayado.

Asimismo, Lagarde ha advertido de que, mientras que la política monetaria no puede impedir los efectos de primera vuelta de muchas de estas perturbaciones, debe asegurarse de que no se produzcan efectos de segunda vuelta que hagan arraigarse una inflación demasiado elevada.

A este respecto, ha destacado que las evidencias que apuntan a una subida de los salarios negociados de aproximadamente un 4% el próximo año no implican, por ahora, efectos de segunda vuelta excesivos y mantienen ancladas las expectativas de inflación a más largo plazo, aunque ha advertido de que, dado que la inflación se mantendrá probablemente elevada durante un período prolongado, será necesario realizar un seguimiento de las negociaciones salariales para asegurar que el aumento salarial no se instale persistentemente en niveles incompatibles con el objetivo del BCE.

Por otro lado, Lagarde ha reconocido que un reparto equitativo entre las rentas salariales y los márgenes empresariales "está claramente justificado", señalando que la política fiscal puede contribuir a distribuir la carga entre los diferentes grupos de renta.

"En el BCE, debido a nuestro mandato de estabilidad de precios, hemos de asegurar que ese proceso no genere una dinámica inflacionista", ha advertido, reiterando que cualquier medida de apoyo fiscal debería ser temporal, focalizada y adaptada para que no impulse demasiado la demanda a medio plazo y para que beneficie a quienes más lo necesitan sin mermar los incentivos para, por ejemplo, reducir la demanda de energía 

#217

El BCE dice que los bancos soportarían un 'shock' de 200 puntos básicos en los tipos, incluso en recesión

 
Los bancos de la zona euro aguantarían una sacudida de 200 puntos básicos del tipo de interés, incluso en un escenario de desaceleración económica como el incluido en las previsiones del Banco Central Europeo (BCE), según ha indicado el presidente del Consejo de Supervisión de la institución, el italiano Andrea Enria.

El supervisor bancario de la zona euro ha indicado que el BCE está finalizando una revisión de las prácticas de gestión del riesgo de tipo de interés y diferenciales de crédito entre una muestra de bancos que están particularmente expuestos a los mismos.

"Desde la perspectiva de la capacidad de los bancos para generar ganancias a corto y medio plazo, el sector bancario de la zona del euro seguiría siendo en general resistente a un 'shock' de tipo de interés clásico de 200 puntos básicos, incluso en un escenario de referencia de desaceleración económica", ha señalado el banquero durante una conferencia organizada por el Bundesbank.

Enria ha destacado que en el escenario de referencia de una desaceleración del crecimiento económico, un cambio de 200 puntos básicos en la curva de rendimiento probablemente tendría un impacto general beneficioso en la rentabilidad de los bancos en un horizonte de tres años y un impacto negativo marginal en su suficiencia de capital.

En este sentido, ha explicado que el efecto sobre el capital reflejaría las pérdidas por revalorización y, en particular, la inflación en los activos ponderados por riesgo impulsada por el aumento de los parámetros de riesgo crediticio.

"Nuestro análisis muestra que las ganancias aumentarían porque el impulso de los ingresos netos por intereses compensaría con creces las pérdidas por revaluación y el aumento demorado del coste del riesgo", ha indicado el italiano, añadiendo que los ingresos comerciales netos también contribuirían positivamente a los beneficios, debido al aumento de los volúmenes de negociación.

"Si bien este análisis confirma el mensaje positivo general, también destaca que podría haber diferencias significativas en cómo un aumento significativo en las tasas de interés afectaría los balances de los bancos individuales, que es lo que importa para un supervisor prudencial", ha puntualizado Enria.

De este modo, ha alertado de "una disonancia preocupante" entre estas expectativas positivas y la combinación única de riesgos a los que se enfrenta la eurozona en un entorno de niveles históricamente altos de endeudamiento y con un espacio reducido para medidas de apoyo monetario y fiscal. "Todos estos son elementos que exigen prudencia, una cuidadosa gestión de riesgos y una mayor supervisión", ha apostillado. 

#218

Re: Reuniones del BCE: seguimiento y opiniones

200 puntos básicos?
#219

El BCE advierte de mayores riesgos para la estabilidad financiera ante una recesión cada vez más probable

 
Los riesgos para la estabilidad financiera en la zona del euro han aumentado en un contexto de subida de los precios de la energía, inflación elevada y bajo crecimiento económico, que hace más probable una recesión técnica, al mismo tiempo que las condiciones financieras se han endurecido a medida que los bancos centrales actúan para controlar la inflación, según advierte el Banco Central Europeo (BCE) en su informe 'Evaluación de la Estabilidad Financiera' de noviembre de 2022.

"Las personas y las empresas ya están sintiendo el impacto del aumento de la inflación y la desaceleración de la actividad económica", ha señalado el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos. "Nuestra evaluación es que los riesgos para la estabilidad financiera han aumentado, mientras que una recesión técnica en la zona del euro se ha vuelto más probable", ha añadido.

En su análisis, el BCE destaca que la evolución reciente está aumentando la vulnerabilidad de los hogares, las empresas y los gobiernos que tienen más deuda, a las que también se suman las tensiones de los mercados financieros, que ponen a prueba la resiliencia de los fondos de inversión, añadiendo que "todas estas vulnerabilidades podrían desarrollarse simultáneamente, reforzándose potencialmente entre sí".

De este modo, los mayores costes de la energía y otros insumos han incrementado los retos para las empresas, cuyas ganancias pueden verse lastradas a medida que aumentan los costes de financiación y si las perspectivas se deterioran aún más, "no se puede excluir un aumento en la frecuencia de los incumplimientos corporativos", en particular entre empresas con un uso intensivo de energía.

En cuanto a los hogares, el BCE advierte de que la inflación, así como el aumento vertiginoso de las facturas de gas y electricidad, también está disminuyendo su poder adquisitivo y reduciendo potencialmente su capacidad para pagar los préstamos, con particular incidencia en las familias de bajos ingresos.

"Dado que a las empresas y los hogares les resulta cada vez más difícil pagar el servicio de sus deudas, los bancos podrían enfrentarse a mayores pérdidas crediticias a medio plazo", señala el BCE, que "señales incipientes" de deterioro de la calidad de los activos, que pueden requerir mayores provisiones.

De esta manera, a pesar de que el sistema bancario de la zona euro en general está bien situado para hacer frente a muchos riesgos, el BCE considera que, dado el deterioro de las perspectivas económicas y financieras, las políticas macroprudenciales específicas, como los colchones de capital, pueden ayudar a fortalecer aún más la resiliencia del sistema financiero.

"Se necesita un progreso urgente en los marcos regulatorios para mejorar la resiliencia del sector, especialmente para abordar los desajustes de liquidez y el apalancamiento", advierte 

#220

El BCE pide a la banca de que no subestime las dificultades ni sea complaciente en la medición de riesgos

 
El miembro del consejo de supervisión del Banco Central Europeo (BCE) Edouard Fernández-Bollo ha advertido de que el sistema financiero no debe subestimar las dificultades ni ser complaciente con el sistema de medición de riesgos, pues lo que hace unos meses se consideraba el escenario adverso es ahora el escenario central.

En la ponencia inaugural de la VIII Jornada de Planes de Pensiones en España, organizada por 'Cinco Días' e Ibercaja, el miembro del BCE ha puesto en valor que la situación de las entidades financieras europeas es mejor que en crisis anteriores.

Asimismo, ha afirmado que la situación actual de subidas de tipos interés no inhibe las capacidades del sistema financiero, como muestra la prueba de esfuerzo realizada por el BCE, que concluyó que un alza de tipos de 200 puntos básicos, junto a un escenario de recesión ligera, no es desfavorable para los bancos, pues si bien estos sufrirían una ligera reducción de sus indicadores de solvencia, también tendrían una oportunidad desde el punto de vista de mejora de la rentabilidad.

Si bien las perspectivas "son buenas" y el alza de tipos de interés "no es negativo, en sí, para el sistema financiero", Fernández-Bollo ha recalcado que no deben subestimarse las dificultades ni ser complaciente, precisamente, con el sistema de medición de riesgos.

"Lo que acabo de decir del impacto de tipos de interés era el impacto de un test de resistencia que hicimos en septiembre, era el escenario adverso, pero el escenario adverso de septiembre es hoy el escenario central, lo cual quiere decir que hay que reconstruir un escenario adverso y no se puede uno contentar con decir que un choque de 200 puntos básicos es perfectamente aceptable, porque ya hemos alzado los tipos en 200 puntos básicos. Y una recesión del 1%, actualmente, ya no es una recesión de test de resistencia, es nuestra hipótesis central para final de año", ha avisado.

En su opinión, lo que ha sucedido desde el año pasado es que los modelos macro y los de gestión de las entidades financieras han subestimado los efectos inflacionarios y recesivos, por lo que no están bien adaptados a la a la situación actual. Como ejemplo de "accidente", el miembro del BCE ha citado la situación de los fondos de pensiones en Inglaterra, donde existía un riesgo que no se había identificado ni modelizado y que "podía haber puesto en entredicho el mercado de deuda pública inglesa".

Por otro lado, Fernández-Bollo ha incidido en que otro de los riesgos fundamentales que deben tratarse en el medio y largo plazo es el riesgo climático. Según ha afirmado, el BCE está siendo muy activo para que los bancos mejoren la capacidad de integrar el riesgo climático en sus estrategias de gestión de riesgos.

"Los bancos se lo están tomando en serio. Realmente están intentando construir no solamente un compromiso general de adaptarse al riesgo climático, sino un sistema interno de gestión y medición de riesgos climáticos, pero les falta información granular y sobre las operaciones y la interrelacion entre el riesgo tradicional y climático. Todavía la medición del riesgo climático es muy poco sofisticada y, por tanto, la estrategia no está tampoco suficientemente operativa", ha reconocido.


LA REPUTACIÓN ES CLAVE PARA LA SOSTENIBILIDAD

El miembro del consejo de supervisión del BCE ha hecho hincapié al término de su intervención en la necesidad de que las entidades acometan una mejora cualitativa de acompañamiento a los clientes, pues este será un factor cada vez más importante en la eficacia de los servicios que prestan las entidades financieras a la sociedad, así como un elemento fundamental de reputación.

"La reputación, ya sea con compromisos con el cambio climático como en la vida corriente y en la relación con los clientes, es algo fundamental para las entidades financieras. Es la condición absoluta de la sostenibilidad y ya vemos que muchas veces los problemas de reputación traen problemas de aceptabilidad social e incluso, a veces, políticos", ha avisado Fernández-Bollo.

Por todo ello, ha resaltado la importancia de que, en el camino hacia una mayor sostenibilidad, los bancos europeos integren también la mejora en los mecanismos de acompañamiento a clientes 

#221

El Banco de España afirma que el BCE seguirá subiendo los tipos hasta un nivel "incierto"

 
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha afirmado que el Banco Central Europeo (BCE) seguirá subiendo los tipos de interés hasta lograr que la inflación converja al objetivo del 2% a medio plazo.

Así lo ha indicado en la Conferencia de la Asociación de Mercados Financieros (AMF), en la que ha analizado las últimas decisiones de política monetaria adoptadas por el Consejo de Gobierno del BCE y la secuenciación del proceso esperado de normalización de la política monetaria.

El gobernador ha recordado que la alta inflación está provocando una rápida pérdida de poder adquisitivo y deteriorando la confianza de los consumidores en el área del euro, lo que unido al endurecimiento progresivo de las condiciones financieras "está debilitando la actividad económica a un ritmo bastante rápido".

El gobernador ha detallado que la ralentización del crecimiento, la reciente corrección de los precios de las materias primas energéticas y las mejoras observadas en las cadenas globales de suministro contribuirán a que la inflación se modere, aunque en organismo supervisor prevé que se mantenga por encima del objetivo "durante un período prolongado".

"Tendremos que subir los tipos de interés en más ocasiones, hasta el punto que permita que la inflación converja a ese objetivo del 2% en el medio plazo, y no hemos llegado al punto final para ese objetivo", ha reconocido.

De Cos ha añadido que, dada la incertidumbre existente sobre las perspectivas de crecimiento e inflación, el nivel concreto que pueden tener que alcanzar los tipos de interés para ser compatibles con este objetivo "es incierto", ya que dependerá por completo de los datos y puede cambiar con el transcurso del tiempo.

Según ha explicado, el BCE tendrá en cuenta en las decisiones futuras las ya adoptadas y su desfase en la transmisión a la actividad y a la inflación.

Asimismo, estas decisiones estarán condicionadas por las perspectivas de inflación, incluidas las perspectivas económicas y, por tanto, de la mayor probabilidad de recesión que se observa en la actualidad.


LA REDUCCIÓN DEL BALANCE DEL EUROSISTEMA DEBE SER GRADUAL

En otro orden de cosas, Hernández de Cos ha reflexionado sobre cómo debería desarrollarse la normalización del balance del Eurosistema, que ya ha comenzado con la desaparición gradual automática de las operaciones TLTRO III acordada en la última reunión del BCE, que espera que incentive los reembolsos anticipados voluntarios de los saldos vivos de las TLTRO III, al incrementar el coste medio esperado de la financiación obtenida en este tipo de operaciones.

En opinión del gobernador, "puede ser conveniente esperar hasta que la amortización de los saldos vivos de las TLTRO III esté suficientemente avanzada antes de iniciar la reducción de la cartera de renta fija", debido a que los "cuantiosos reembolsos" de TLTRO que se esperan en la primera parte de 2023 ofrecerán al BCE una primera impresión de cualquier posible asimetría y no linealidad en los efectos de la reducción del balance en comparación con los generados por su expansión.

Otro motivo que justificaría esperar a ver los posibles efectos de los reembolsos de las TLTRO III en los mercados de bonos antes de iniciar la reducción de la cartera de renta fija es que ello permitirá evaluar el impacto real de la contracción del balance sobre las condiciones financieras.

"Estos argumentos justifican, en mi opinión, que el proceso de reducción del balance en el área del euro sea muy gradual y predecible. También es esencial mantener la posibilidad de adoptar medidas contra la fragmentación, ya sea haciendo uso de la flexibilidad en las reinversiones del PEPP o mediante la activación del TPI si estuviera justificado y fuera necesario", ha señalado De Cos.


LA POLÍTICA FISCAL NO DEBE SER GENERALIZADA

Por otro lado, el gobernador ha avisado de que la política fiscal debe evitar proporcionar un estímulo generalizado para no incrementar más las presiones inflacionistas, pues ello tendría consecuencias adversas para los costes de financiación de las Administraciones Públicas y para la economía en su conjunto.

De Cos ha reconocido que la elevada inflación y la normalización de la política monetaria presentan "un escenario complejo para la política fiscal" y se ha referido a los cuatro criterios que deberían guiar, en opinión, la "respuesta óptima".

Por un lado, De Cos ha apuntado que el tono agregado de las políticas fiscales en el área del euro debería normalizarse en los próximos años, de manera que en los países mantengan una orientación neutral o incluso ligeramente restrictiva en términos agregados, especialmente aquellos "muy endeudados", ya que estos "pueden combinar un tono contractivo en la parte del presupuesto con financiación de origen nacional con una orientación expansiva en los gastos financiados con fondos europeos".

Asimismo, el gobernador ha destacado que la política fiscal debe estar preparada para reaccionar con flexibilidad en caso de que se materialicen escenarios adversos. "Si se produce una desaceleración de la actividad, la mejor forma de dar una respuesta focalizada y rápida es permitir que los estabilizadores automáticos operen libremente. Si se materializan presiones inflacionistas más intensas, podría necesitarse una política presupuestaria más restrictiva", ha señalado.

En tercer lugar, Hernández de Cos ha abogado por que las medidas de política fiscal se centren en los hogares y empresas más vulnerables al encarecimiento de la energía y ayuden a ajustar el lado de la oferta de la economía apoyando proyectos de inversión que incrementen el crecimiento potencial y la capacidad de resistencia a perturbaciones de la economía europea, incluida una mayor integración e interconexión de los mercados energéticos.

Finalmente, el gobernador del Banco de España ha afirmado que las medidas adoptadas deberían ser temporales. "Ello contribuiría a garantizar que el coste presupuestario sea manejable y que no deteriora adicionalmente el déficit público estructural", ha apostillad 

#222

El economista jefe del BCE enfría la expectativa de otra subida de 0,75 puntos en diciembre

 
El economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Philip Lane, ha asegurado que la institución volverá a subir los tipos de interés en su próxima reunión de diciembre, aunque ha rebajado las expectativas respecto del alcance del siguiente incremento, después de dos aumentos consecutivos de 75 puntos básicos, al apuntar que "ya no existe una plataforma" para considerar una subida muy grande.

"En diciembre haremos otra subida", adelanta Lane en una entrevista con 'Market News', aunque advierte de que "ya no existe una plataforma para considerar un aumento muy grande, como 75 puntos básicos".

En este sentido, explica que, si bien el nivel actual está aún por debajo de donde debería, cuanto más se haya subido de forma acumulativa, cambian los pros y los contras de cualquier incremento dado.

"Cuanto mayor sea el nivel de la tasa de interés, menor será la brecha restante a la tasa objetivo (...) cuanto más hayamos hecho, menos tenemos que hacer", apunta.

De este modo, el economista irlandés subraya la necesidad de tener en cuenta la perspectiva de inflación de diciembre y el diferente punto en el que se encuentra la eurozona y reconocer también que hay retrasos en el proceso de transmisión de las decisiones de la política monetaria.

Asimismo, en referencia al proceso de reducción del balance del BCE, conocido como ajuste cuantitativo (QT por sus siglas en inglés), Lane advierte de que no es algo interconectado con las subidas de tipos, aunque admite que se desea lograr "un progreso decente" en el aumento de la tasa antes de comenzar a planificar el QT.

"Para diciembre, habremos hecho un progreso decente en eso", añade, recordando que el Consejo de Gobierno del BCE tiene previsto establecer en diciembre una hoja de ruta, que se convertirá posteriormente en un plan más preciso que permitirá reducir la cartera de bonos adquiridos bajo el programa de compra de activos (APP).

"No creo que vayamos a estar reunión por reunión interconectando la decisión sobre tipos de interés con el ritmo para el próximo mes o dos. Probablemente debería ser más mecánico que eso", explica.

El BCE ha incrementado los tipos de interés en 200 puntos básicos en tres subidas consecutivas, las dos últimas, en septiembre y octubre, de 75 puntos básicos cada una 

#223

El BCE baraja seguir subiendo tipos si se produce una recesión, salvo que esta sea muy profunda

 
El Banco Central Europeo debatió, en su última reunión de política monetaria, celebrada a finales de octubre, sobre seguir subiendo los tipos de interés aunque se produzca una recesión en la zona euro, según se desprende de las actas de dicho encuentro, publicadas este jueves.

"Se argumentó que, en el caso de una recesión superficial, el Consejo de Gobierno debería seguir normalizando y endureciendo la política monetaria, mientras que podría detenerse si hubiera una recesión profunda y prolongada, lo que probablemente frenaría la inflación en mayor medida", recoge el documento, sin especificar cuántos banqueros centrales compartieron esa postura.

En este sentido, durante el cónclave también hubo miembros del Consejo de Gobierno que pusieron el acento sobre la divergencia de la política monetaria, que estaba retirando estímulos, y la política fiscal, que se estaba volviendo más expansiva.

En octubre, el BCE decidió subir los tipos de interés en 75 puntos básicos. Esta medida fue apoyada por una "gran mayoría" de los miembros del Consejo de Gobierno con derecho a voto en la reunión. Además de por la inflación, también se argumentó que una subida por debajo de lo que esperaba el mercado afectaría a la confianza en el propio BCE.

En cambio, otros miembros apostaron por una subida de tan solo 50 puntos básicos, ya que también se iba a anunciar que los aumentos de tipos seguirían en un futuro cercano, se iba a cambiar la remuneración de las reservas mínimas y las condiciones de las subastas TLTRO-III.

También hubo voces que alertaron de que un ritmo "agresivo" de endurecimiento "podría tener repercusiones para la estabilidad financiera, la actividad económica y, en última instancia, la inflación".

El Consejo de Gobierno del BCE se volverá a reunir el 15 de diciembre en lo que será su última reunión de 2022. También publicarán sus proyecciones macroeconómicas trimestrales, por lo que ofrecerán datos sobre la probabilidad de una recesión en 2023 o las nuevas previsiones de inflación 

#224

Lagarde advierte del impacto de la subida de los salarios sobre la inflación

 
La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha señalado que la institución prestará atención a la evolución al alza que están registrando los salarios en la zona euro y sus implicaciones para las perspectivas de inflación a medio plazo.

En su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, la francesa ha destacado que la solidez mostrada por el mercado laboral de la eurozona, donde la tasa de paro se encuentra en mínimos históricos, probablemente respalde salarios más altos.

En este sentido, ha advertido de que los datos entrantes "sugieren que los salarios se están recuperando", señalando que el BCE continuará evaluando las implicaciones de esta evolución para las perspectivas de inflación a mediano plazo.

De este modo, ha recordado que las decisiones del Consejo de Gobierno del BCE en este entorno de gran incertidumbre seguirán dependiendo de los datos manteniendo un enfoque de reunión por reunión.

"Cuánto más debemos avanzar y qué tan rápido debemos llegar allí se basará en nuestra perspectiva actualizada, la persistencia de los shocks, la reacción de los salarios y las expectativas de inflación, así como en nuestra evaluación de la transmisión de nuestra política", ha asegurado.

En este sentido, ha reiterado que el BCE espera seguir subiendo los tipos de interés hasta alcanzar los niveles necesarios para garantizar que la inflación regrese al objetivo de mediano plazo del 2% de manera oportuna.

Asimismo, ha defendido que, a pesar de que la elevada inflación afecta a todos, algunos ciudadanos "lo están sintiendo más que otros", particularmente aquellos con bajos ingresos, que gastan una mayor parte de sus presupuesto en alimentos y energía, mientras que tienen menos reservas financieras para cubrir el aumento del coste de vida.

En este sentido, ha señalado que la brecha entre la tasa de inflación efectiva experimentada por los grupos de ingresos más bajos y más altos se encuentra "en su nivel más alto registrado en la zona del euro".

Además, ha añadido que la divergencia en las tasas de inflación entre los países de la zona euro también se encuentra en un máximo histórico, principalmente debido a los diferentes grados de exposición al shock energético y a la pandemia.

"Estamos monitoreando estas divergencias cuidadosamente y esperamos que se normalicen a medida que el impacto de estos choques se desvanece con el tiempo", ha subrayado.

De tal manera, Lagarde ha reiterado que, en el entorno actual de alta inflación, la política fiscal no debe contribuir a aumentar las presiones inflacionarias, por lo que el apoyo prestado debe ser específico, personalizado y temporal, enfocándose en quienes más lo necesitan al mismo tiempo que los gobiernos deben aplicar políticas fiscales que demuestren su compromiso de reducir gradualmente los altos índices de deuda pública 

#225

De Cos cree que la reducción de la cartera del BCE debe ser "muy gradual" y "predecible"

 
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, considera que la reducción de cartera de valores del Banco Central Europeo (BCE) tiene que realizase de manera "muy gradual" y "lo más predecible posible" para eliminar elementos de incertidumbre.

Así lo ha asegurado durante la clausura de la primera jornada del XIII Encuentro del Sector Financiero organizado por el diario 'Expansión' y KPMG. En concreto, ha alertado de que se trata de la primera reducción de balance que va a realizar el BCE y que, por ello, existe "mucho desconocimiento" sobre los efectos.

En este sentido, ha explicado que hay algunos elementos derivados de potenciales problemas de liquidez o del "enorme" endeudamiento público como consecuencia de la pandemia que hacen que se deba ser "particularmente cauto" en este proceso, según ha sostenido De Cos.

De Cos ha señalado que las autoridades monetarias han endurecido su política en los últimos meses de una forma "bastante apreciable". En el caso del BCE, primero llevó a cabo la finalización de su programa de compra de activos para posteriormente comenzar una subida de tipos hasta el 2%, una senda que todavía "no está en su punto final" ante las perspectivas de elevada inflación.

De Cos ha indicado que el incremento de tipos de interés que ha aprobado el BCE desde julio es "el más rápido desde la creación del euro". Se ha retirado así una parte significativa del estímulo monetario que había en la eurozona, si bien el supervisor todavía no ha percibido un desanclaje de las expectativas de inflación ni de que se estén produciendo efectos de segunda ronda sobre los salarios que retroalimente la inflación.

En cuanto al impacto del aumento de los tipos de interés, De Cos ha indicado que la traslación a los costes de la deuda de los hogares y de las empresas está siendo "más reducida" que en episodios anteriores de subidas, tanto en el nuevo crédito como en el stock, lo cual puede estar condicionado por el "leve incremento" de la remuneración de los depósitos bancarios.

El gobernador del Banco de España ha indicado que, en el crédito para adquisición de vivienda, la traslación de la subida de tipos a las nuevas operaciones (fundamentalmente, préstamos a tipo fijo) ha sido del 30% en relación con los cambios de su tipo de referencia, lo que contrasta con la transmisión superior al 100% que se observó
en el ciclo de subidas de 2010.

En cuanto a la transmisión del Euríbor a 12 meses al coste medio de la deuda vida, entre diciembre de 2021 y septiembre de 2022, esta ha sido también inferior, del 16%, a la registrada en el ciclo de subidas de 2005, del 26%.

En el caso de las empresas, el gobernador ha indicado que el coste medio del saldo vivo se incrementó entre diciembre de 2021 y septiembre de 2022 en un 25% de la variación observada en el tipo de referencia (Euríbor a tres meses), muy por debajo del 61% observado en 2005. El alargamiento de la vida media de la deuda y las operaciones avaladas por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), que tienen plazos relativamente largos y predominancia del tipo fijo, estarían contribuyendo a esta menor velocidad de traslación 

Te puede interesar...
  1. Nvidia impulsa el ‘superciclo’ entre la realidad y la exageración. ¿S&P 6000?
  2. Atención al empleo USA. Bolsas en riesgo?, niveles a vigilar
Brokers destacados