49

Unas nuevas elecciones están ahí mismo, a la vuelta de la esquina y este periodo, que debería ser la gran fiesta de la democracia, vuelve a mostrarse como lo que efectivamente es, el momento en el que los políticos muestran lo que realmente piensan de nosotros, los ciudadanos. Sin duda deben de tomarnos por subnormales a tenor de la inmensa demagogia de la que hacen gala, con esas frases ramplonas y esos mensajes directos a las vísceras de la ciudadanía. La verdad es que dan asco, no entiendo por qué les soportamos.

Y no es que podamos decir que son un mal menor pero que al menos son unos excelentes gestores, nada más alejado de la realidad. Dejando a un lado la penosa gestión gubernamental de la burbuja  -¿alguien se acuerda del famoso aterrizaje suave del que hablaban en el 2006?-  de la pre-crisis y de la crisis, hoy quiero centrarme en los políticos municipales y autonómicos, tan malos o peores que el gobierno central y eso que sus negociados son bastante más sencillos.

No hace falta haber estudiado Ciencias Económicas para entender la diferencia entre gastos corrientes y gastos extraordinarios o entre ingresos corrientes e ingresos extraordinarios. Pongamos un sencillo ejemplo: Los ingresos derivados del cobro de los recibos del IBI son "ingresos corrientes" y los ingresos procedentes de los permisos de construcción son "ingresos extraordinarios", sencillamente porque es fácilmente predecible que no son sostenibles en el tiempo. Por otra parte, la contratación de un 30% más de funcionarios municipales incrementa un 30% los gastos corrientes y, sin embargo la construcción de un parque o el arreglo de la plaza mayor no es más que un gasto extraordinario y no trae aparejados nuevos gastos en años sucesivos.

Pues esto, que parece tan sencillo y que cualquier gestor de empresa privada tiene en cuenta si no quiere verse en la calle en un santiamén, parece que nuestros políticos locales y autonómicos aún no lo han entendido, de manera que después de los tres lustros más asombrosamente afortunados de la historia

 

económica de España, resulta que la inmensa mayoría de los ayuntamientos y comunidades autónomas españolas están al borde de la quiebra, incapaces de pagar sus inmensas deudas y aún ni siquiera de pagar las nóminas de sus desproporcionadas plantillas.

Y esto ha sucedido porque nuestros corruptos y rebuznantes políticos han confundido los conceptos que acabo de mencionar y han gastado los ingresos extraordinarios  -que como su propio nombre indica no iban de ninguna manera a extenderse indefinidamente en el tiempo-,  los han gastado, digo, en obras faraónicas que además de fundirse los ahorros y de comprometer los presupuestos futuros con créditos imposibles de pagar, resulta que también necesitan de nuevos gastos recurrentes para su mantenimiento.

Por ejemplo, si reformas la plazas del pueblo o las aceras, ahí queda la obra para siempre. Lo mismo si arreglas la plaza de toros o si construyes un nuevo puente sobre el río. Pero si construyes un polideportivo, además de tener que endeudarte para pagarlo, resulta que tienes que contratar a un montón de gente para que lo lleven y pagarles el sueldo mes tras mes de forma recurrente. ¿Éramos realmente tan ricos? ¿Era necesario tener un polideportivo en cada pueblo de España? ¿Era imprescindible multiplicar por dos la plantilla de funcionarios?

Gestores que se equivocan tan gravemente (en algo tan sencillo) como para pensar que los efectos beneficiosos de la burbuja inmobiliaria se iban a extender indefinidamente hasta el fin de los tiempos y que los años venideros iban a ser un constante afluir de dinero hacia las arcas públicas no se merecen más que ser paseados en pelotas por las calles mientras los viejos les dan de bastonazos y los niños les cubren de salivazos. En vez de eso, los partidos políticos les vuelven a presentar en sus listas cerradas y aquí les tenemos nuevamente soltando la misma basura por sus negras bocas y tomándonos a todos por lo que realmente sí somos, idiotas que no merecen otra cosa que lo que tienen.

NO LES VOTÉIS. Quedaros en casa el próximo domingo o id a disfrutar de la playa o del campo, pero no les votéis. Y si no podéis evitar el ir a las urnas, al menos sed tan listos como los habitantes de aquel pueblecito del Bajo Egipto que menciona Albert Cossery en "Mendigos y Orgullosos", que hace algún tiempo, durante las elecciones de alcalde:

(...) cuando los empleados del gobierno abrieron las urnas, se dieron cuenta de que la mayoría de los votos tenían el nombre de Bargut. Los empleados del gobierno no conocían aquel nombre; no estaba en la lista de ningún partido. Espantados, acudieron a la oficina de informaciones y cuál no sería su asombro al enterarse de que Bargut era el nombre de un asno, muy considerado en todo el pueblo por su sabiduría. Casi todos los habitantes habían votado por él (...). Eran ignorantes y analfabetos y sin embargo acababan de hacer lo más inteligente que el mundo haya conocido desde que hay elecciones. El comportamiento de esos campesinos perdidos en el fondo de su aldea constituye un reconfortante testimonio sin el cual la vida sería imposible.

Hasta ahora nunca he ido a votar y no pienso hacerlo hasta que haya listas abiertas, pero los que tengáis intención de hacerlo este domingo, seáis de izquierdas o de derechas, hacedlo pensando solo en la gestión y no en los colores.

Sed listos más listos que ellos y  votad a Bargut.

 

  1. #49
    21/05/11 13:39

    Yo, par no tenerr tentaciones de ir a votar, me he venido a pasar el fin de semana a mi pueblo. Como no estoy empadronado aqui, no hay peligro.

  2. en respuesta a Tristán el subastero
    #48
    21/05/11 00:07

    Sí, debido a cómo funciona la ley electoral eso ocurre: los partidos minoritarios pierden representación en favor de los grandes. Si no votas o sigues votando a los que se benefician de ello, esta situación se perpetuará.

    Si más gente vota a los partidos minoritarios tendrán más representación. Seguirá siendo menos de la que les corresponde, pero en términos cuantitativos será más representación, y llegado cierto punto crítico, tendrán capacidad para ponerse de acuerdo entre ellos y forzar una reforma de la ley electoral. No olvides que todos esos partidos, prácticamente sin excepción, están a favor de la reforma.

    ¿Que va a ser complicado?, pues sí, pero entre "complicado" e "imposible" me quedo con lo primero. Imposible será si dejamos las cosas como están.

    Por cierto, la cuestión de la reforma de la ley electoral abarca otros asuntos tanto o más importantes que éste, por ejemplo las listas abiertas y las circunscripciones. La idea última es que los políticos se deban a SUS VOTANTES, en lugar de a sus partidos (que a su vez de seben a las grandes empresas y banca que los financian y que por lo tanto son al final los que gobiernan). Ahí está el meollo del asunto.

  3. #47
    20/05/11 23:18

    Si el problema es la ley electoral solo queda recoger firmas y redactar un proyecto para llevarlo al congreso (creo que son 500.000 firmas) y hace meses lo planteé en algun post. Está claro que habria que darse mucha prisa para llegar a las generales.

    Los partidos minoritarios estan muy bien en la teoria pero cada pueblo que ha votado a uno minoritario ha terminado en tranfugismo o bisagra y cobrando por ello. Si no es un partido con capacidad real de hacer algo es muy alta la tentación de "vender" su acta de concejal.

    Quizas los cambios mas importantes en la ley es , en parte copiar la americana (no las tarjetas perforadas..) y que dependan de los votantes , que sean listas abiertas , que se endurezca el codigo penal , que una imputación de un delito no permita permanecer en las listas y si es falsa se pene al que demanda , etcc. imagino que propuestas mil.

    A la unica persona que votaria por decente (al menos asi me lo parece) y estando en total discordancia con su ideales , seria a Julio Anguita. Pocos me parecen honrados (y uno desconocido de un partido pequeño menos , salvo que tenga una trayectoria profesional conocida e intachable , y de esos no abundan o mejor, no los hay).

    Yo votaré a la actual alcaldesa , que a mi entender , lo hace medianamente bien y en las autonomicas a Upyd para que no haya una mayoria absoluta. Según como respondan , ya veremos en las generales.

    Y un problema que suele darse , es que hacen pensar y se piensa en que son unas generales . El voto de castigo es la insensatez mas absoluta. Yo no castigo , busco una opción mejor (luego tendran que demostrarlo). Ahora votamos alcaldia y autonomia , dentro de un año ya veremos.

    SAludos.

  4. en respuesta a Halatriste
    #46
    20/05/11 20:50

    Muy bueno el video y muy bien explicado

  5. #45
    20/05/11 20:21

    Sé que está en Valenciano, pero se entiende perfectamente. Cómo el voto en blanco o nulo no penaliza a los partidos mayoritarios. Es más en muchos casos no refleja la realidad de la sociedad.

    Así espero aclararlo mejor.

    http://www.youtube.com/watch?v=fD46sl7bHxI&feature=youtu.be

  6. en respuesta a Bizkaitarra
    #44
    20/05/11 19:26

    Estás hablando de una democracia asamblearia, que puede parecer más democracia, pero que suele acabar como el rosario de la aurora.

    Respecto a las listas abiertas, los partidos elegirían a todos los integrantes de sus listas, pero tendrían que tener mucho cuidado en no incluir a políticos de los que se supiera que caen mal a la ciudadanía o imputados en juicios (esto último está muy de moda) porque se arriesgarían a que los ciudadanos sustituyesen esos nombres por los de políticos de otros partidos que les cayesen bien, que tuvieran buena imagen, que tuviesen un historial intachable de seriedad, etc.

    Si yo fuese votante del psoe, a lo mejor querría incluir en mi voto a Ruiz Gallardón o a Rosa Díez, por poner un ejemplo o, si fuese votante del PP, quizá sustituiría a Trillo por José Bono o por Joaquín Leguina. Es decir, habría TRANSVERSALIDAD en las votaciones y eso iría sin ninguna duda en detrimento del sectarismo, que tanto daño hace a la política española; sobre todo a la española, que aquí somos demasiado aficionados a las trincheras.

  7. en respuesta a Tristán el subastero
    #43
    20/05/11 19:15

    aunque fueran listas abiertas, serian los partidos los que decidieran que personas ponen en su lista abierta ¿no?
    En el senado tienes listas abiertas, puedes elegir a quienes votar de tu circunscripcion, y no veo que el senado funcione de manera diferente al congreso.

    Estoy de acuerdo en que sería mejor para los electores (nosotros) que fueran listas abiertas, es más, para las elecciones municipales, debería de haber una segunda vuelta para elegir alcalde (como hacen en Francia) en vez de pactos postelectorales y ya puestos si pudieramos elegir lehendakari (hablo desde las provincias vascas) por sufragio universal, en vez de que lo eligieran los parlamentarios, pues mejor ¿no te parece?
    saludos

  8. en respuesta a Bizkaitarra
    #42
    20/05/11 19:04

    Con las listas abiertas la cosa cambiaría como de la noche al día. Los diputados le deberían el voto a los ciudadanos y no al dedazo de los partidos. Jamás ocurrirían cosas como que diputados de un partido tengan que votar las iniciativas de este teniéndose que tapar la nariz por no estar de acuerdo. ¿Tengo que recordarte la guerra de Irak con el 100% de los diputados del PP votando a favor cuando se sabe que ni la mitad de ellos la apoyaban? ¿O la votación para el Estatuto de Cataluña en el Congreso de los Diputados donde le votaron el 100% de los diputados del PSOE, cuando un gran porcentaje de ellos no estaban de acuerdo?

    Son solo dos ejemplos, uno de cada partido, pero hay docenas de ellos. Si los diputados dependiesen directamente de sus votantes, se cuidarían mucho de traicionar su confianza, cosa que no ocurre ahora mismo.

  9. en respuesta a Tristán el subastero
    #41
    20/05/11 16:57

    claro que si son pocos los que votan a los partidos minoritarios, los mayoritarios se reparten todo el pastel. Pero eso es porque los que no van a votar (o se abstienen) no hacen nada para impedir que los partidos mayoritarios se repartan todo el pastel. Si todos esos que dicen que no van a votar porque no estan de acuerdo con ningun partido votaran a los partidos que no consiguen representacion; al final SÍ que conseguirian representación y eso no les va a gustar a los que tienen el monopolio.
    Pero que la abstencion sea del 30% o del 60% les va a dar lo mismo, siempre que se acaben repartiendo el pastel entre ellos.
    Y con las listas abiertas no creo que cambiara mucho la cosa, al final casi todos los que votan marcarian a todos los del partido que quieren votar. Mira, las elecciones para el senado son con listas abiertas y no suele haber sorpresas.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar