Rankia España
Blog Subastas judiciales
Las subastas judiciales desde la mirada de un subastero

No salgas de tu zona de confort. Solo hazla más grande

 

Hace unos días publiqué un vídeo en YouTube en el que, entre otras cosas, mencionaba la nefasta costumbre de algunos psicólogos y coachers de animar a sus clientes a salir de su zona de confort. 

Aquí el vídeo mencionado: El Curso de Subastas que te llevará a la Libertad Financiera

A partir del minuto 1' 36'' relato lo que me pasó durante un viaje a África en el que me salí de mi zona de confort y casi palmo.

De verdad que es un tremendo error salir de nuestra zona de confort. Cuando actuamos dentro de ella estamos motivados, nos sentimos seguros y dominamos el escenario, pudiendo hacer frente a cualquier situación anómala que se presente. Sin embargo, cuando nos salimos de la zona, nos sentimos como pez fuera del agua y si se presenta una situación anómala entramos en pánico y comenzamos a hacer las tonterías que nos conducen al desastre sin remedio.

Lo que yo recomiendo es trabajar para ampliar nuestra zona de confort. 

Por ejemplo, entre los escaladores se dice mucho esto de salir de la zona de confort para evolucionar más rápido. Pero es un concepto falso. A ningún escalador con dos dedos de frente se le ocurre pasar de hacer bloques de cuatro metros de altura a escalar en Yosemite. Lo que sí hacemos es entrenar y escalar en nuestros límites para que cada día estos sean más amplios. Dicho de otra manera: ampliamos nuestra zona de confort.

El caso es que unos días después de publicado el youtube mencionado me llegó una consultoría alucinante que cuento en este otro vídeo que acabo de publicar en YouTube:

 

 

¿Qué os parece esta adjudicataria que estaba dispuesta a perder un buen montón de dinero porque tenía dudas de si se cancelarían dos embargos posteriores de juzgados de lo social?

Increíble, ¿verdad?

Además hay algo que olvidé contar en el vídeo. La adjudicataria también había ido a hablar con el secretario judicial del juzgado de lo social  de uno de los embargos posteriores para explicarle que se había adjudicado esa propiedad por una hipoteca previa y que por favor le confirmase si ese juzgado insistiría en cobrarle a ella la deuda del anterior propietario. Y alucinantemente el L.A.J. semianalfabeto le dijo que esos embargos no se cancelarían nunca y que el juzgado le reclamaría a ella el pago de esa deuda.

¿Ser puede ser más ignorante y cretino?

Conclusión, queridos amigos y lectores que aún me soportáis con santa paciencia: el negocio de las subastas judiciales está siendo visitado por turistas completamente ignorantes de las normas que lo rigen, novatos que se tiran a la piscina sin saber nadar y sin flotador, inversores de pacotilla que como lo ignoran todo nos desplazan de la adjudicación y si triunfan en sus inversiones es por chiripa.

Creedme, se están dando unas leches de órdago y perdiendo su dinero a espuertas. Lo se porque muchos de ellos, cuando sienten que no hay suelo bajo sus pies, contratan mi consultoría Hello Tristán y para cuando me cuentan sus cuitas ya éstas no suelen tener solución. Están perdiendo mucho dinero y, como yo soy muy mala persona, lo cierto es que me alegro.

En otras actividades no lo se, pero al menos en este negocio de las subastas sí existe una vía fantástica para formarse y ampliar la zona de confort de los novatos. La desarrollé hace tres años y se trata de un curso online de subastas: Triunfa con las Subastas, el súper curso online que te llevará a la Libertad Financiera.

Quien no quiera correr riesgos que se rasque el bolsillo.

 

¿Conoces el curso #SUBASTASdesde0?

¿Qué vas a aprender en el curso #SUBASTASdesde0? Entre el 13 y el 20 de abril recibirás 4 clases online que te ayudarán a crear tu estrategia de inversión para maximizar los beneficios de tus inversiones inmobiliarias . Para ir probando, ¿qué te parece apuntarte a la formación previa gratuita?

¿Te ha gustado el artículo?

Publico todas las semanas mi visión sobre las subastas inmobiliarias. Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog.

Lecturas relacionadas
Parecía una subasta sencillita y se ha montado el pollo
¿Serían más seguras las ascensiones al Everest si se pudiera llegar en tren al campo base?
La pesadilla de una subasta sin anotación de embargo
  1. #3
    mfmelo

    Yo estoy probando contínuamente cosas nuevas y nuevas maneras y organismos a los que ir a comprar, una veces acierto y otras me la pego.

    En años 2.004 al 2.006 en una cuenta bancaria tenía siempre una cantidad de dinero que no usaba (300.000 €) y el director del banco, Santander, siempre estaba dándome la tabarra de que lo invirtiera aquí y allá y yo diciéndole que no, que era dinero que estaba esperando su oportunidad para ser invertido. Llego finales de julio y el señor director, erre que erre y me convenció de meter ese dinero en unos depósitos. Cuando volví de vacaciones en el mes de septiembre tenía ganados más de 40.000 € y por ello decidí seguir con los dineros invertidos. Pero en el mes de noviembre, creo, vi como iba perdiendo dinero de forma acelerada y le dije al Sr. director que sacara/retirara los depósitos inmediatamente y no lo hizo. A la semana iba perdiendo + de 50.000 € y el tipo me decía que no era el momento de retirar, ya que sino cuando volviera a subir no podría compensar fiscalmente lo que ganara. Tuve que amenazarle con llevarle a los tribunales y meterle en prisión, ya que los dineros eran de mis hijas menores de edad y yo su guarda y custodio y no estaba autorizado a arriesgar ni un céntimo de ese dinero. El Sr. director por fin retiró los dineros de los fondos, pero ya había perdido unos 60.000 €. Me consolé al saber más tarde, que si no los hubiera retirado los hubiéramos perdido todo, ya que los fondos fueron un fiasco.

    Posteriormente, más de un Sr. director me ha ofrecido invertir las cantidades que no suelo utilizar y le tengo que para en seco......mete los tuyos, si la operación es tan buena, y me dicen que ellos no tienen esos dineros y yo les digo: ...pues por algo será... tio listo.

    Saludos youtuber.

    2 recomendaciones
  2. en respuesta a Salva Marqués
    - Ver mensaje

    No lo creo, salva. Tirarte directamente a la piscina de hablar al público puede ser un desastre que te deje KO a menos que previamente hayas ensayado docenas de veces frente al espejo, luego haciendo webinars en los que el público está al otro lado pero no le ves, luego grabando vídeos y subiéndolos a YouTube. Es decir, tocando las fronteras de tu zona de confort pero quedándote de este lado. Así poco a poco esas fronteras están cada vez más lejos.

    Si mi grado habitual escalando es el 7b+ y un buen día pruebo un 8a, lo más probable es que me pegue una leche de campeonato. Sin embargo, si estoy todo el día probando mi límite, un día me veré haciendo 7c y meses después, cuando ya tenga hechos muchos 7c, me encontraré probando con posibilidades de éxito el 7c+. Para acabar haciendo ese 8a que hace tiempo me dejó hecho unos zorros.

    Respecto a las inversiones financieras o las subastas, yo creía que estaba en mi zona de confort hasta que en 2009 me encontré con todas las bolsas descalabrándose y yo perdiendo un 50% de mi patrimonio. No entré en pánico inmediato, lo que me permitió esperar a que la pérdida se redujera al 25%. Pero finalmente me salí palmando el 25% de todo mi patrimonio previo. Eso es mucho dinero, una pérdida acojonante que habría evitado de haberme sentido cómodo si de verdad hubiera estado en mi zona de confort, en vez de ser un paracaidista sin ni puta idea de lo que son los mercados financieros, una gacela entre leones, un nenazas entre un comando de marines.

    Pero coincido contigo en que el camino es la formación.

    1 recomendaciones
  3. #1
    Salva Marqués

    Creo que estamos mezclando conceptos, para ampliar nuestra zona de confort necesitamos salirnos de ella. Si queremos aprender a hablar en público y nos cuesta hacerlo el único modo de que la conducta de hablar en público entre en nuestra zona de confort es saliendo de ella hablando en público. Si somos muy reservados y nuestro objetivo es hacer amigos o ligar, la única manera de solucionarlo es saliendo de nuestra zona de confort e intentarlo hasta que esa conducta forme parte de nuestra zona de confort.

    En el caso de las inversiones inmobiliarias o en bolsa, creo que no se trata de zona de confort, ya que nuestro objetivo no es simplemente invertir en bolsa, o participar en las subastas, nuestro objetivo final es ganar dinero, y para ello hay que estudiar primero.

    1 recomendaciones
Autor del blog
  • Tristán el subastero

    Información y opiniones sobre el mundo de las Subastas Judiciales desde la mirada de un subastero.

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar