Rankia España
Blog Subastas judiciales
518 suscriptores
Las subastas judiciales desde la mirada de un subastero

El tonto, el más tonto y el más malo de los malos

Estoy comenzando a escribir las primeras palabras y aún no estoy seguro de contra quién dirigirlas, si contra el estafador o contra el estafado, porque si bien me indignan, y mucho, los golfos que se abren camino estafando al prójimo, no me indignan menos los subnormales que se dejan estafar por éstos.

Y aún peor en el presente caso, cuando el tontaina deja escaparse al estafador vivito y coleando.

La historia comenzó hace unos seis años en Aranda de Duero, cuando Valentín, el propietario de uno de los magníficos restaurantes de la villa, decidió convertir sus ahorros en ladrillos y compró sobre plano dos pisos (3ºA y 3ºB) que estaban siendo construidos por una constructora local, con la idea de que se los entregan convertidos en un único piso de unos 200 m2.

Ignoro la confianza que el tal Valentín pudiera tener en el constructor, otro tipo llamado Agustín, pero el caso es que le pagó trescientos mil euros como quien le da a un vecino dos euros para que le compre el periódico.

Todo esto con bastante antelación a la entrega de llaves.

Y el caso es que cuando se las entregaron y fueron a firmar la compraventa a la notaría se descubrió el pastel de que la casa estaba ya puesta a nombre de un tal José María, socio de la constructora, quien además no solo había escriturado a su nombre el piso sino que además había puesto el piso como garantía de un crédito hipotecario de ciento noventa y tres mil euros.

 

¡Vaya pandilla de golfos!

 

¿Y qué creéis que hizo valentín cuando saltó la liebre?

¿Se fue corriendo al juzgado de guardia a denunciar a los estafadores?

¿Presentó una querella?

Nooooooooo.

Simplemente les creyó cuando le dijeron que se trataba de un error y se sentó a esperar a que solucionaran el papeleo para poder inscribir a su nombre.

 

Y es que hay gente que si hubieran nacido en Esparta habría ido directamente a parar a un pozo.

 

Sin embargo otro vecino a quien le ocurrió exactamente lo mismo se puso burro y ahora disfruta tranquilamente de su propiedad.

Pero Don valentín no.

Para este señor la frase "los mansos heredarán la tierra" es más que un futurible muy lejano en el tiempo.

Por eso cuando una semana antes de la subasta se encontró al constructor comiendo en su restaurante, en vez de echarle a patadas y puñetazos, se limitó a preguntarle cuánto faltaba para tener resueltos sus problemillas para poder escriturar.

Y es que los hay que no aprenden.

Y por eso, cuando yo hablé con él la semana pasada y le conté que su casa estaba siendo subastada en el Portal de Subastas el tipo no acababa de creerme.

Me contó que aunque tenía las llaves de la casa y la había metido medio amueblado, nunca se había decidido a trasladarse definitivamente allí porque él era muy legal y no quería hacerlo hasta haber resuelto las escrituras.

Hay que ser primo.

El resto os lo podéis imaginar.

Pero no del todo, porque por lo visto Valentín no es el único tontaina de este relato.

Si os fijáis en la pestaña de "Información General" de la subasta, estos son los datos:

Tipo de Subasta: 365.939 euros

Cantidad reclamada: 199. 896,05 euros

Puja mínima: 109.781, 70 euros (ya he comentado en alguna ocasión que esto se lo saca el secretario de la manga)

Tramos entre pujas: 10.000 euros (otra tontería que se ha sacado de la chistera el aprendiz de secretario)

Pues bien, el primer y único postor de esta subasta lo primero que ofreció fueron 199.781,70 euros, cifra formada por los tres primeros dígitos de la cantidad reclamada y los cinco últimos dígitos de la puja mínima.

Un error muy comprensible que ha costado muy caro.

Obviamente, el postor quería asegurarse el tiro ofreciendo una puja que cubriese la deuda para asegurarse que el juez la aceptase aunque no cubriera el 70% del tipo de subasta. Sin embargo cometió ese error de principiante y no le quedó más remedio que subsanarlo añadiendo otros diez mil euros para poder cumplir con la chorrada de los tramos entre pujas impuesta por el secretario judicial, aprendiz de mago.

Y así llegamos a los 209.781,70 euros que fueron la puja más alta.     

Y es que hay errores que valen su peso en oro.

¿Y sabéis lo mejor?

Que el sobrante no va a ir a parar al castrato Valentín, sino a su verdugo, el tal José María, único titular de la finca registral y demandado en la ejecución hipotecaria.

Y es que yo siempre he dicho que esto del ladrillo no es para tontos.

 

¿Conoces el curso #SUBASTASdesde0?

¿Qué vas a aprender en el curso #SUBASTASdesde0? Entre el 13 y el 20 de abril recibirás 4 clases online que te ayudarán a crear tu estrategia de inversión para maximizar los beneficios de tus inversiones inmobiliarias . Para ir probando, ¿qué te parece apuntarte a la formación previa gratuita?

¿Te ha gustado el artículo?

Publico todas las semanas mi visión sobre las subastas inmobiliarias. Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog.

  1. #20
    mtlc2012

    En este mundo hay guepardo y gacelas. Somos así. El hecho de vivir en sociedad intenta evitar los conflictos obvios.
    Está claro que nunca nunca un guepardo se comportará como una gacela ni al revés.
    Pero lo que está claro que ante un encontronazo quien tiene las de perder ya sabeis quien es y es por ello que sin convertirse en guepardo tiene que tener claro donde se encuentra este y desconfiar.
    Desgraciadamente, pero este mundo hace que la gente deba ser desconfiada.

  2. en respuesta a delicateshot
    - Ver mensaje

    Lo del vecino fue aún peor porque él era el propietario del solar sobre el que habían levantado el edificio y que le habían prometido el piso en permuta además del dinero que le dieron por adelantado. Es decir, que le habían pagado el solar parte con dinero por adelantado y el resto con un piso en permuta que a la hora de la verdad habían puesto a nombre de uno de los socios de la constructora.

    Se querelló inmediatamente y la cosa tuvo fácil arreglo porque el titular no había corrido a pedir un préstamo, de manera que lo solucionaron simplemente con una visita al notario.

  3. en respuesta a Tristán el subastero
    - Ver mensaje
    #18
    Javivier60

    del agua mansa líbreme dios, que de las bravas ya me encargo yo

    1 recomendaciones
  4. #17
    delicateshot

    ¿Que fue exactamente lo que hizo el otro vecino que se puso burro? ¿Denunció?

  5. en respuesta a Alberto Mh
    - Ver mensaje
    #16
    mfmelo

    Creo que no me puedes contestar, pero yo te voy a decir lo que pienso del tal Valentin: Es un capullo de tomo y lomo; los otros dos son unos fueras de serie, a los que tenía el tal Valentin (estafado) haber denunciado o haber pegado dos tiros, pero como es un gran gilipollas pues que siga esperando. Para terminar sólo pienso lo siguiente: QUE PENA QUE NO ME TROPIECE YO CON GILIPOLLAS COMO EL TAL, PARA DEVORAR UNA PIEZA TAN TIERNA y tan sabrosa en riquezas.
    En cuanto a lo de subastero torero, creo que más que un insulto estan emitiendo y dando una valoración muy positiva del que intentas insultar, ya que ponerse delante de un morlaco no lo hace cualquiera, así que le estas llamando: valiente, arrojado, intrépido, etc. Se nota que no sabes expresarte bien por lo que pienso que tienes que ser un "podemita" y eso si que es un insulto.

    1 recomendaciones
  6. en respuesta a Alberto Mh
    - Ver mensaje

    Ni te imaginas como lamento, Alberto, que te hayas sentido ofendido por mi liberal uso del término peyorativo "subnormal". Aunque lo cierto es que no entiendo por qué algunos os sentís ofendidos en cuanto lo escucháis o leeis.

    Aunque sí, reconozco que la palabra subnormal es muy insultante.

    Y finalmente, también reconozco que no la he empleado contra el malo de la peli (como hace Comstar) sino contra el bueno, contra el manso, contra el estafado en este relato.

    Y no por haberlo sido, sino por haberlo dejado pasar sin hacer absolutamente nada y por haber creído que todo se trataba de un error que iba a ser efectivamente subsanado por los estafadores que le habían robado trescientos mil euracos del ala.

    Y dado que te has expresado con tanta libertad respecto a mi, no puedo ni quiero dejar pasar la oportunidad de agradecértelo devolviéndote el mismo tratamiento.

    Verás que al menos soy agradecido.

    Todo lo que has escrito es erróneo y pusilánime.

    Nauseabundo como el olor a incienso chino.

    Y yo me pregunto, Alberto, cuándo te convertiste en un capullo políticamente correcto. Porque el peor aspecto de la corrección política no es su tontería sino su intolerancia y su tendencia a reprimir la libertad de expresión. Tus palabras no solo despiden el desagradable tufo de la santurronería sino que me han dejado un muy desagradable olor a mojigato.

    Y además considero que es de ser muy maleducado el ir a la casa de los demás a insultarlos.

    No es que llamarme subastero torero sea un gran insulto, ni muy original, pero quien insulta al anfitrión puede llegar a insultar también a sus invitados y lo cierto es que no quiero arriesgarme a eso.

    Y tampoco quiero convertir el post en una serie interminable de respuesta y contrarespuesta

    Sobre todo si, como tu mismo confiesas, no sabes expresarte bien.

    Por eso, Alberto, perdona que sea tan franco, pero prefiero banearte y que no puedas volver a repetir tu hazaña de culo pedo caca moco.

    Y Tristán se marchó dejando detrás de él una amplia sonrisa como la del gato de Cheshire.

    4 recomendaciones
  7. en respuesta a Alberto Mh
    - Ver mensaje
    #14
    Comstar

    En el mundo reducido de la chusma, de los fracasados que no quisieron tomar la escalera del el ascenso social, porque se creían más listos siendo pendencieros, robar es de astutos.
    Pero a como se acerca una persona al éxito, la honestidad es de inteligentes.

    El criminal más efectivo es el que trabaja solo, porque tener socios siempre es un problema.
    Y por estar solo no ve el sesgo que tiene. El sesgo viene de su optimismo, que es como el que juega lotyería y gana y se emociona y vuelve a jugar.
    Los criminales en el mundo de la droga tienen en promedio una esperanza de vida de 20 años dentro del negocio. Eso significa que si se mete tarde al negocio, a los 20 años, morirá a los 40 de una forma poco poética. A los 40 es que mueren los indigentes en Canadá, y es improbable que el que se mete piense en morir a los 40.

    ¿Por qué la honestidad es de inteligentes? En la IV revolución industrial que se anunció en Davos, hacer la vida más fácil al cliente es la clave. Estafarle o imponerle es hacerle la vida dificil al cliente. Y a todo cerdo le llega su navidad. El que dedica a estafar clientes se crea un nombre. Y ese nombre no atrae la buena clientela. Te garantizo que a futuro la honestidad será aún más apreciada que hoy.

    Entras al mundo corporativo y te ganas reputación de honesto, y proteges esa marca a toda costa. Eso significa que cuando tengan que depender de ti los de arriba, lo harán sin dudar. Pueden enfocarse en su trabajo, sabiendo que tu haces el tuyo con toda integridad.

    En cambio alguien se vuelve de esos astutos, de los que se creen muy astutos, que pretende ser honesto, y luego de un cuidadoso ascenso violó las reglas y le vendió mercadería prohibida a un terrorista o a un país con embargo, para ganarse unas comisiones de ventas pensando en "big money"... ay la que le espera... condenado por los jefes, abandonado por los compañeros, perseguido por el auditor y el policía y el fiscal, la pena del arresto en público, el costo de abogados, la estadía indeseada, la multa millonaria del regulador, el decomiso de propiedades, y cuando sale, no tiene donde caer muerto.

    Y si estaba arriba, cae desde más alto.

    El buen piloto es el que vuelve para pelear otro día. Y la honestidad te da la tranquilidad de que no te meterás en líos, que le harás el exorcismo a las malas propuestas, y podrás volver mañana a trabajar con tranquilidad, dando lo mejor de ti mismo.

  8. en respuesta a Comstar
    - Ver mensaje
    #13
    Alberto Mh

    Disculpa Comstar, puede haber parecido que mi comentario iba en respuesta hacia el tuyo pero no es así, al contrario, me parece muy interesante lo que dices y tu punto de vista. Lo que me parece ofensivo e incluso triste es el enfoque que Tristán el Subastero torero dá a este caso y reconozco que me he calentado y no he podido evitar escribir algo al respecto, cosa que no suelo hacer ya que quizás por falta mía no soy capaz de expresar bién lo que pienso o siento, o simplemente puede que no séa facil hacerlo en unas líneas..
    ¿Sabes? Hace un tiempo yo pude ser un "Valentín", conocí a mis particulares "Agustines y Jose Marías" y no sé por qué desconfié de ellos, puede que séa la propia vida de cada cual la que enseñe a hacerlo, no me siento bien por ello, me siento mal por los Agustines y José Marías y por que quizás hoy me parezco un poco mas a estos tipos y un poco menos a Valentín.

  9. en respuesta a Alberto Mh
    - Ver mensaje
    #12
    Comstar

    No hablo de un caso en particular. Y quizás de allí el malentendido.
    En el caso de un estafador en forma generica, siempre lo he visto como como subnormal, porque no comprende lo que es propiedad privada, algo básico en un estado de derecho que no sea de izquierdas.

    Y si la victima entrega dinero a ciegas, porque cree y confía en otros en otros, esto solo me dice que el que entrega, confiaba en la otra persona, y que era menester proteger la confianza del que confiaba, porque al hacerlo creamos un mundo mejor.

    Ahora que puede ser que la víctima fuera mentalmente incapaz, algo que no es pecado, porque hay muchos problemas de salud que causan esto y no es pecado estar enfermo, en cuyo caso tenemos un problema aún peor, porque lo que hizo el estafador es aprovecharse de una discapacidad. Por eso no puedo mirar la estafa conmo algo bueno, ni puedo estar en contra de la víctima. El dramatismo del caso que describes me apunta a un incapaz al que deberían declararle insano en tribunales, para su propia protección contra gentes deshonestas. Es tan malo estafar a un incapaz, como robarle a una persona desmayada.

    La honestidad y la confianza pueden parecer defectos si suponemos que el estafador es "astuto e inteligente". Pero he visto tantas personas ser estafadoras y tontas... El caso más destacado... Conocí a una chica tan bella que hacía que Angelina Jolie pareciera una mujer fea. Se metió en una estafa con tarjetas por $150000 creyendo que no le iban a pillar, y le pillaron. No sólo le quitaron el dinero, sino que aunque lo tuviera no le alcanzaría para el abogado.

    En una gran compañía, la honestidad da presencia de marca. Robales y tendrás una cacería humana contra tí. Estafar es ser un tonto.

    Si un CEO de empresa grande o un don nadie te deja todo el dinero en tus manos, lo menos que puedes hacer es cuidarlo como si fuera ajeno, ser digno de la confianza, y devolverlo cuando sea necesario. Esa persona es valiosísima en un mundo laboral que busca desesperadamente gente confiable cuando se trata de puestos claves.

    Puede que no seas el más sabiondo, que no seas el que tenga más títulos, pero solo el hecho de ser honesto crea una diferencia de personal branding. Llegada la hora de elegir entre un competente y un honesto, habrá quien prefiera al honesto, porque las competencias se ganan con entrenamiento y la tranquilidad del que tiene a un honesto a la par no tiene precio, la deshonestidad cuesta dinero y crea estrés. Para el que contrata, si es inteligente, sabrá evitarse el estrés.

    El estafador es tonto, porque la ganancia a largo plazo de la honestidad es más grande que la ganancia si roba. Es algo así como tragarse 50 condones con droga. La probabilidad de que un condón se rompa es de 99%. Con 50 condones la probabilidad baja a 60%. Así es la matemática del fraude. Y a como tenga éxito con 50 condones y se gane dinero con ese riesgo ridiculo, la próxima lo intentará con 100, y le daremos el premio Darwin como oda a la selección natural.

    1 recomendaciones
  10. en respuesta a Comstar
    - Ver mensaje
    #11
    Alberto Mh

    Reconozco que no me gusta tu post,articulo o lo que séa.. Quizás el "subnormal" Valentín del que tu hablas se ha críado con los padres de los "golfos" Agustín y Jose María (me permito suponer esto al igual que tú te permites opinar de un tema que no conoces en profundidad) o puede que tenga unos principios "diferentes" a los que (voy a suponer de nuevo) tienen personas como tú. Alguien que es capaz de entregar 300000 mil eurazos que posée,me cuesta creer que séa un tontaina si ha sido capaz de conseguirlos. Mas suposiciones... quizás donde nació y se educó el "subnormal" del que tú hablas se podían tener ese tipo de confianzas, pero los tiempos cambian aunque no todo el mundo con ellos.
    Visto que algunos te dan la idea de escribir un libro con este tipo de casos, yo también te doy otra idéa, deja de escribir, o al menos con tu actitud y tu desconocimiento Subastero torero
    "Saludos cordiales" :-)

  11. #10
    Comstar

    En realidad no considero que el tonto sea tan tonto. Hay gente que sabe mucho de algunas cosas, y poco de otras. Lo que ocurre es que solemos valorar más aquellas cosas sobre las que nosotros sabemos más.

    Ese caso lo que me dice es que la víctima es mansa, y los vecinos son los mensos.

    Te voy a contar una anécdota que te dejará frío. A mi me dejó frío. Se trata de un pueblo de Costa Rica que es una rareza, porque allí nadie roba. Uno de los vecinos dejó su motosierra a la entrada de la puerta, y al día siguiente ya no estaba. Eso causó conmoción en el pueblo, un robo. Hubo reunión de la gente del pueblo. El vecino ladrón llamó aparte al vecino víctima, y con actitud de pena le dijo que estaba pasando una mala situación económica, y por eso se robó la motosierra, pero que no se sentía bien con ello, pero no sabía que hacer. El vecino de la motosierra le dijo al ladrón que la dejara donde estaba, y se olvidaban del asunto. Al día siguiente apareció la motosierra donde estaba.

    No considero que la víctima fuera tonta. Considero que el que estafa es un burro. El estafador no entiende el concepto de propiedad privada. Y ni siquiera tiene la decencia de reconocer su subnormalidad. Los vecinos que no entienden la subnormalidad del estafador se creerán estar a salvo, pero en cualquier momento el subnormal atacará de nuevo, y probablemente lo hará con los vecinos.

    Entiendo perfectamente a la víctima. No quiere dedicar su vida a mantener abogados en un proceso interminable en un tribunal.

    En los EUA cuando ha habido casos de injusticias donde hay víctimas a las cuales los vecinos le hacen campaña de crowdfunding para pagar abogado para el reclamo. En Youtube ha ocurrido con casos de copyight que no bajan de los $100 mil si ganas, y si pierdes es más.

    Los vecinos de la víctima son unos tontos, porque tampoco hacen valer el derecho a la propiedad privada, y eso les puede costar la suya a futuro.

    2 recomendaciones
  12. en respuesta a Pecks
    - Ver mensaje

    Desde luego. Sería muy raro que luego el banco hubiera mejorado la postura ofreciendo el 70% porque eso hubiera implicado soltar mucho dinero.

  13. en respuesta a Tristán el subastero
    - Ver mensaje
    #8
    Pecks

    Aunque en este caso el subastero o licitador que pujó se podría haber ahorrado unos buenos miles de euros si en vez de apostar a cubrir la deuda hubiera ido a cubrir el 50% del tipo de subasta. ¿No crees?

  14. en respuesta a Pecks
    - Ver mensaje

    Claro que las aprueban. En muchas ocasiones no les queda más remedio. Y otras veces no les da la gana.

    Ya sabes, según el criterio de cada cual.

  15. #6
    Pecks

    Y hablando de este artículo y esta subasta en concreto, ¿esa puja no debería haber cubierto la deuda más las costas e intereses presupuestados para que pudiera ser aprobada??
    En mis cuentas me salen casi los 260.000€.
    ¿El secretario o el juez aprueban las posturas que no cubren esos mínimos?

  16. en respuesta a Tristán el subastero
    - Ver mensaje
    #5
    Pecks

    Pues sino te es mucha molestia ni un rollo el hacerlo, estaría bien que escribieras un post sobre algunas de las consultas más absurdas o alocadas que te hacen. Sólo por ver que tipo de locuras comete la gente.

  17. en respuesta a Tristán el subastero
    - Ver mensaje
    #4
    CarlosMallorca

    Aunque sean para echarse a llorar, pero por lo menos se preocupan de consultar a un experto. No hay pregunta tonta, hay tontos que no preguntan, el del solar que comento era de los que no preguntan...

  18. en respuesta a Tristán el subastero
    - Ver mensaje
    #3
    Anónimo 162119

    ¿Por qué no haces una recopilación de todas las que consideres interesantes o especialmente absurdas y vas con ellas a un escritor profesional en la sobra (un negro, vaya) que se encargue de darle forma de libro y publicar "las aventuras del sector inmobiliario que nadie se atreve a contar"?

  19. en respuesta a CarlosMallorca
    - Ver mensaje

    Si supieras, Carlos, las consultas que a veces recibo en el correo. Son para echarse a llorar.

    Hay cuellos que piden dentelladas, las piden a gritos.

  20. #1
    CarlosMallorca

    Joder macho, hay historias para hacer un buen thriller.

    Ya no sólo en el ladrillo, en general, si no sabes de un tema o no te asesoras de alguien experto mejor no meterse.

    El otro día, me comenta una funcionaria de subastas de la Agencia Tributaria de una 1ª subasta de un solar tasado en unos 200.000€ con un deposito de unos 40.000€, explican las condiciones de la subasta y al empezar la subasta del solar un señor levanta la mano indicando que él puja, nadie más mejora la oferta y se lo adjudican por el tipo de salida de 200.000€, cuando le llaman para decirle que tiene que hacer el remate, les dice el hombre que ya ha pagado los 40.000€ que ha ofrecido por el solar, la cara que se le debió quedar cuando le explicaron que los 40.000€ era el deposito para participar y que él había ofrecido el tipo de salida de 200.000€ debió ser un poema, evidentemente quebró la subasta y perdió los 40.000€

    En resumen, Manolete si no sabes torear pa' qué te metes.

Autor del blog
  • Tristán el subastero

    Información y opiniones sobre el mundo de las Subastas Judiciales desde la mirada de un subastero.

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar