¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Subastas judiciales

Las subastas judiciales desde la mirada de un subastero

Tristán el Subastero, de profesión okupa

¿Cómo ha podido suceder que a estas alturas de su vida, Tristán el Subastero, de profesión desalmado desahuciador, haya devenido en uno de esos okupas a los que tanto ha criticado desde esta página?

Porque estaréis conmigo en que eso no es normal.

Pues es cierto.

Hace unos días he okupado una vivienda de la que no solo no soy el propietario sino que no lo voy a ser hasta al menos dentro de nueve meses, teniendo el cuenta que por ahora solo soy un simple adjudicatario provisional que solo ha depositado una fianza en un juzgado gestionado por incompetentes de primera categoría.

La explicación no es sencilla.

Resulta que unos días antes de las vacaciones de agosto participé y me adjudiqué provisionalmente la subasta de un piso situado en uno de esos edificios de realojo (hard VPO) en los que los tontainas progres que nos desgobiernan mezclan un diez o veinte por ciento de ciudadanos gitanos con otro diez o veinte por ciento de ciudadanos inmigrantes y con una mayoría mínima de españoles con rentas mínimas o sin rentas.

Estos edificios suelen ser un cachondeo y no importa lo nuevos que sean que a los tres o cuatro años ya parecen la misma pocilga en la que muchos de sus vecinos vivieron siempre.

El vandalismo está a la orden del día y solo unos pocos pagan sus cuotas de la comunidad de propietarios por lo que no dan a basto para ir reparando lo que las pequeñas bestezuelas imberbes de algunos de los vecinos (precisamente los hijos de los que no pagan) van rompiendo.

Y finalmente, como resultado de lo anterior, algunas viviendas comienzan a quedarse vacías y son okupadas inmediatamente por familiares de algunos vecinos. De nuevo, precisamente, de los vecinos que no pagan y que más daños producen a la comunidad.

En resumen, un encanto de edificio.

El lugar ideal donde criar a tus hijos.

Pero resulta que yo no participé en esa subasta para criar a mis hijos en esa casa, sino para especular. Comprar y vender.

Además, aunque fui quien más ofreció en la subasta, lo cierto es que la compré por poco dinero.

Lógico, nadie quiere comprar vivienda en edificios en los que vivan gitanos.

Todos somos muy progres y muy guays hasta que llega el momento de comprar casa.

Entonces enseguida sacamos la lupa y empezamos a juzgar a los demás.

Y me estoy yendo por las ramas.

El caso es que la adjudicación no quedó firme.

Y, dado el juzgado de que se trata, no va a adquirir firmeza hasta por lo menos el próximo mes de diciembre o el de enero.

Pero nadie me va a mejorar la postura porque el demandado le entregó las llaves al banco y luego desapareció allende los mares, de manera que esos hijoputas a los que tanto les gusta birlarle las adjudicaciones a los honestos subasteros no van a tener medios de hacerlo en este caso.

Y me fui de vacaciones sin miedo a que los malos me okuparan el piso porque el banco tuvo la precaución de tapiar la puerta de entrada.

Sí, he escrito tapiar.

Es decir, que sales del ascensor y en vez de dos viviendas solo hay una porque la otra está completamente tapiada con cal y canto. Así, a lo bestia. Es algo que empieza a ser común en esta España que se vandaliza por momentos.

Así que me fui muy tranquilo de vacaciones.

Y la semana pasada, visitando un piso que salía a subasta, me encontré a otro subastero que me preguntó si ya había entrado en aquel piso que compré los últimos días de julio.

Que va, compañero, si la adjudicación no quedó firme y ni siquiera lo he rematado.

Ah, pues resulta que alguien ha tirado la tapia que había porque, como sabes, yo tengo allí un piso en alquiler y hace unos días vi que el tuyo ya no tenía muro que lo cubriera.

¡¡Hostiaaaaas!! Se me han coladoooo.

¿Os imagináis, queridos lectores y amigos, el susto que me llevé?

Ahí mismo dejé al otro subastero con la palabra en la boca y salí echando leches a ver qué había pasado.

Y por el camino iba jurando que nunca más en mi vida iba a comprar un piso en un edificio en el que hubiera gitanos.

Sí, lo lamento, entiendo que queda fatal así escrito en negro sobre blanco pero lo cierto es que eso era exactamente lo que iba mascullando entre juramentos e insultos a este gobierno de mariquitas que es incapaz de hacer respetar la Ley.

 

                                                          

 

Y cuando llegué al piso los vecinos me contaron lo siguiente:

¿Sabéis lo elegantes que se ponen los gitanos cuando van de boda?

¿Lo habéis visto en los programas de Cuatro?

Pues resulta que la primera semana de septiembre se presentaron en la vivienda tres o cuatro señores, bien trajeados y encorbatados y un par de señoras elegantemente vestidas (o eso creían ellas) diciendo que eran ejecutivos del Banco del Santander, que el banco se había adjudicado la subasta de esa vivienda y que iban a proceder a entregarle la posesión a los nuevos inquilinos.

¿Os imagináis a ese grupito, todos vestidos de domingo, con su oro por todas partes y convencidos de que daban el pego como empleados del banco?

Naturalmente no engañaron a nadie.

Además, allí están hartos de okupas. Los odian tanto como yo.

De manera que mientras el albañil tiraba la puerta uno de los vecinos llamó a la policía y ésta llegó cuando ya estaban en la fase de descerrajarla.

O sea, que me salvó la campana.

El agua no llegó al río.

Y ahí estaba yo, con cara de lunático, escuchando el relato de los vecinos mientras los engranajes de mi cerebro funcionaban a toda pastilla.

Hechos:

  1. La casa no es mía
  2. La adjudicación no es firme
  3. Ni siquiera he pagado su precio
  4. Cuando lo pague el juzgado aún tardará meses en entregarme la documentación que me convierte en propietario
  5. Ya no hay tapia que la proteja
  6. La cerradura ya ha sido toqueteada
  7. Ya ha habido un primer asalto okupa
  8. Lo volverán a intentar

Un sudor frío recorría mi espina dorsal mientras pensamientos negativos se agolpaban en mi cabeza.

Solución, para que la okupen ellos la okupo yo.

Y eso es lo que he hecho, ni más ni menos.

 

                                                                    

 

Y además he colocado una puerta acorazada con cerradura anti-bumping de 17 puntos que espero que ni el susurrador de cerraduras pueda descerrajar, al menos no en menos de dos o tres horas de duro trabajo.

Pero ni a mi peor enemigo le deseo la semana que ha transcurrido desde que me enteré de los hechos hasta que finalmente pude tirar la puerta anterior y colocar la nueva.

Simplemente no he dormido.

Ah y pienso mantener mis juramentos.

 

  1. #1

    Jotaerre

    No te hagas tanto el interesante, Tristán ;), que sabes que no es lo mismo: a tí no te va a denunciar ni el propietario ni el banco, y siempre podrás exhibir tu adjudicación provisional para justificarte...

  2. #2

    rasago

    Ya nos decías que estabas por montar un negocio okupa hace tiempo, primero te okupas a ti mismo y luego al que se ponga por delante ¿será adictivo?

    Los políticos a los que te refieres, y sus palmeros, tendrían que estar obligados a vivir y criar a sus hijos en estos espacios de convivencia cultura y socialización que pregonan .................... para otros.

  3. #3

    Tristán el subastero

    en respuesta a Jotaerre
    Ver mensaje de Jotaerre

    Sí, desde luego que tengo un papelito que dice que soy el mejor postor de la subasta del lote-1 compuesto por la finca registral xxxxx, pero ese papelito también dice que la adjudicación queda en suspenso por no haber alcanzado el 70% del tipo de subasta, etc.

    Pero... ¿quién podría reprocharme proteger mi inversión frente a la anarquía que está invadiendo este negocio?

    Si me entraran okupas tendría que esperar a que les lanzara el juzgado, un juzgado muuuuy incompetente y que está muuuuy atascado.

    Además, los gitanos en general no son unos okupas cualquiera. Cuando finalmente se van o son lanzados, previamente a su lanzamiento tratan siempre de extorsionar al propietario para que les de un pastizal a cambio de no llevarse hasta los azulejos del baño. Y además lo cumplen.

  4. #4

    Jotaerre

    Correcto, pero éso no te hace a tí okupa...

  5. #5

    Mikele

    en respuesta a Tristán el subastero
    Ver mensaje de Tristán el subastero

    Jotaerre tiene razon, además creo sinceramente que te has quedado corto solo con una puerta acorazada.

    Gitanos, rumanos, españoles, ecuatorianos......... o de donde coño sean los cabrones que intenten entrar en tu "futura" casa espero que te pillen con el cuchillo jamonero en la mano, generalmente ayuda cuando intentan explicarte que hacen tocando la cerradura, o extorsionarte incluso.

  6. #7

    amgomez

    Me encanta oír a alguien hablar sin tapujos sobre los gitanos. Gracias por no cortarte. A ver si los demás también espabilamos.

  7. #8

    mfmelo

    Tengo una casa alquilada a una familia gitana que lleva sin pagarme el alquiler 7 meses, porque a la que se lo alquilé es a la madre y mientras ella estuvo viviendo en la casa el alquiler me lo pagaba todos los meses sin problemas, pero se peleó con la hija y la hija con dos niños es la que se ha quedado en la casa. Llamo a esta mujer, que es la que tiene el alquiler puesto a su nombre y me dice que eche a la hija, a lo que respondo échala tú, que eres a quien alquile la casa. El alquiler está avalado por un yerno suyo (de la madre) que es payo y que tiene nómina y a los pocos días de haber firmado me dice que si su suegra no paga, él no tiene que responder; pues sí, si tienes que responder de la deuda. Esta mujer tiene 7 hijos y uno de ellos de 19 años, me comentó un día, los gitanos si no te la dan a la entrada, te la dan a la salida; este muchacho estaba bastante enfadado por la venida a España de gitanos de Rumanía y Portugal, porque dice que vienen a coger por la cara lo que a ellos tanto les ha costado ganar (derechos y prebendas).
    He tenido muchos trabajadores, entre ellos gitanos, unos muy buenos y otros muy malos, pero el que no me la dio a la entrada, me la doy a la salida y siempre me porté muy bien con ellos.
    Saludos y, Tristán, como en la mayoría de ocasiones estoy contigo.

  8. #9

    Jotaerre

    Pues servidor no va a alimentar esta deriva: los mayores morosos que he conocido por mi profesión son payos de vida desahogada, y en mi barrio nació El Pescaílla, hay una plaza dedicada al gran Gato Pérez gracias a los "Gitanets de Gràcia" y, aparte de gritar mucho para comunicarse, parte del barrio es de ellos desde hace muchos años, sin problema alguno, antes al contrario, son más catalanes y "graciencs" que la mayoría.
    Saludos,

  9. #10

    Broke

    Si tuvieses algún problema, siempre puedes acudir a la Plataforma Antidesahucios ...

  10. #11

    Tristán el subastero

    en respuesta a Jotaerre
    Ver mensaje de Jotaerre

    Ojo, Jotaerre, que yo no he criticado a los gitanos en general sino solo a aquellos que se meten de okupas en la propiedad ajena y también a los que además te extorsionan con que si no les das la barbaridad que te piden te van a dejar la casa hecha un erial.

    El resto, respetuosos de la Ley y que que viven de su trabajo y que supongo que serán la inmensa mayoría, el resto, digo, son ciudadanos perfectamente respetables y cuentan con mi simpatía.

    Lo que no quita que me haga gracia la imagen que dan en los famosos programas de Cuatro.

  11. #12

    Monday

    Bien hecho Tristan. Putos okupas. Nadie quiere pagar, pero al final siempre lo acaba pagando alguien.

  12. #13

    mfmelo

    en respuesta a Jotaerre
    Ver mensaje de Jotaerre

    Pues yo vuelvo a repetir otra vez lo mismo, he tenido muchos trabajadores y clientes gitanos y, salvo excepciones, sino te la dan a la entrada, te la dan a la salida. No discrimino por el hecho de ser gitanos y le temo más al payo con costumbres llamadas de gitanos. A los gitanos al haber tenido tanto contacto con ellos, les he hecho favores de todo tipo y al final he tenido mucho cuidado de salir bien parado para que no se repitiera una vez mas el dicho: sino te a la sal.
    También he tenido contactos comerciales (en otros tiempos) de bastante calado económico con catalanes a los que compré maquinaria industrial por muchos millones de pesetas y sólo les vendí una vez una maquinaria que me solicitaron y que tenía un cliente mío que me debía dinero, estos catalanes eran payos del municipio de Igualada, fui a cobrarles muchas veces, han pasado ya 28 años y aún no me han pagado, PAYOS CATALANES AGITANADOS CON CORBATA.
    Saludos.

  13. #14

    Franck el Alegre

    ¿¿Pero que estas viviendo alli??? ¿entre gitanos??? que sales por la noche a las hogueras para integrarte??

    Hace tiempo fui con un amigo a ver un piso de "esos" era muy grande y por las fotos estaba estupendo y a un precio ridiculo...
    Él decía que no lo importaba que hubiera gitanos... Total que llegamos el edificio tipo VPO Pero bastante nuevo y parecia que bien hecho.... los porteros automaticos no funcionaban y las puertas estaban abiertas, habia chiquilleria jugando en la calle y en el portal... llamamos por telefono y bajaron a recibirnos... el ascesor tenia los cables pelados y habia que hacer contacto entre ellos para subir... por el descolorido parecia que habian meado muchas veces en el acensor...
    La vivienda estaba de "puta madre"... en la parte trasera del edificio habia un jardin comun.... ¡¡lleno de bolsas de basura , tetrabriks, papeles, etc, que debian tirar directamente desde las casas....

    Eran unos señores mayores muy buenas personas con los que tomamos un cafe muy agradable....
    Al bajar ya estaba atardeciendo... y nos encontramos junto al portal una reunion de 20 personas de "gente de luto"... cada uno con su silla charlando a la "fresca"... supongo que luego vendrian mas...
    Ni mi amigo se vio capaz de pasar esa barrera humana cada dia... el resto de pesadilla...

  14. #16

    mfmelo

    La Ilustrísima Alcaldesa Doña Ada Colau, la veo como la típica PAYA CATALANA AGITANADA y además se ve que le gusta ese folclore y forma de ser y sentir y, como el buen gitano que se aprecie, intenta vivir del esfuerzo de los demás.
    Saludos cordiales.

  15. #17

    tirikos

    hola Tristan
    la verdad que los esfuerzos que haces para salir adelante en tus negocios es para reconocerlo y aplaudirte...en serio.
    bueno ya haz puesto la puerta acorazada ,sino te queria sugerir volver a tapiarla pero ,esta vez ,tartar de camuflarla con el resto del pasillo ,cosa de que pareciese la continuacion de la pared.
    aprovecha la estadia ahi y trapicheo con el mundillo cosa de sacar alguna ventaja y salir en cuatro con tus cadenas de oro.
    un saludo

Autor del blog

  • Tristán el subastero

    Información y opiniones sobre el mundo de las Subastas Judiciales desde la mirada de un subastero.

Envía tu consulta

 


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar